Referéndum del 1 de octubre
Catalunya, el día uno del post-autonomismo

Crónica del segundo día de movilización en Catalunya. Una jornada que trajo algunas novedades en el perfil de los manifestantes y el mismo empeño de la mayoría de la sociedad catalana por votar en referéndum. 

concentración Hacienda
Miles de personas se han ido acercando a la sede de la consejería catalana de Hacienda en protesta por los registros. Victor Serri
Marc Almodóvar
22 sep 2017 08:45

El día uno del postautonomismo Catalunya se levantó todavía convulsionada y sin acabar de comprender qué sucedió un día antes. Resacosa de represión. Todavía borracha de la misma.
Entre cafés y tertulias en la cola del pan, la gente se preguntaba qué puñetas había pasado el día antes. “Menudo lío se ha montado” dice uno. “Pero esto que quiere hacer el Govern será ilegal?” Pregunta otra. “Algo habrán hecho mal, lo decían en la tele ayer”, espolea. “¡Hacía años que no veía picoletos entrando en las imprentas!” grita una tercera.

Pero la conversación se corta y se zanja de golpe. “Lo que no entiendo es que todo esto sea solo por votar. Que nos dejen votar y basta”. Fin del debate. Todos asienten. Una barra de medio, por favor.

El día uno del postautonomismo, miles de personas se volvieron a congregar frente al Tribunal Superior de Justicia exigiendo la libertad de todos lo detenidos la jornada anterior

El día uno del postautonomismo, Catalunya se levantó a los mismos kilómetros físicos de la Moncloa pero a cientos, miles, millones de millas más lejos a nivel emocional. Por no hablar de la Corte, de la Brunete Mediática, que atiza histriónicamente en sus portadas y editoriales sin darse cuenta de que a cada frase, a cada afirmación, hacen más honda la herida y más grande la distancia. Ni siquiera los medios catalanes cercanos al unionismo, aquellos que han atacado el proceso y denunciado el referéndum, se atreven a entrar en esa dialéctica del odio, y pese a golpear al Govern, no dudan en atizar también la desproporcionalidad de los aparatos del Estado. Y alertar de sus impredecible consecuencias. En Moncloa quizá rían. Pero esa risa no es más que la demostración de que no están palpando la dimensión de lo que sucede aquí. No deberían subestimar lo que pueda pasar a partir de hoy. De antes de ayer, para ser más exactos.

El día uno del postautonomismo, miles de personas se volvieron a congregar frente al Tribunal Superior de Justicia exigiendo la libertad de todos lo detenidos la jornada anterior. Dentro, el despacho del juez Ramírez Sunyer –quien ordenó la actuación policial sin informar a la Fiscalía– se despertó lleno de claveles. Fuera, una nueva marea humana gritando libertad y exigiendo el derecho a voto. Es fruto de esa “movilización permanente” que convocaron las entidades pro-referéndum.

Eso sí, por la mañana, con la gente trabajando, un perfil bastante distinto al congregado el día antes. En este caso, una amalgama de jubilados ANCeros (de la Assamblea Nacional Catalana), con su kit de camiseta fluorescente de la Diada y su estelada siempre al cuello, y adolescentes de sangre caliente siempre dispuestos a gastar las cuerdas vocales con los más enérgicos eslóganes. La combinación es curiosa. Los chavales gritan “Esto con Franco sí pasaba” y los abuelos asienten afirmativamente. Rompen esta curiosa dicotomía un grupo de bomberos que han venido a mostrar su apoyo al satánico referéndum.

Las entidades han montado un escenario para amenizar la jornada. Aseguran que no se irán hasta que el último arrestado esté en la calle. Por ahí van pasando figuras públicas del país. Políticos, sobre todo. Incluso pasa Pere Aragonès, de los pocos del equipo del departamento de Economía de Junqueras que no han dormido en el cuartelillo. Pese a que lo dijeran algunos medios. “Oí que me habían detenido escuchando la radio en el coche”, nos cuenta.

Cuando sube Xavier Domènech al escenario, un grupo de chavales le pregunta por Coscubiela, mientras otros le piden que vote que sí el día uno. Eduardo Reyes, diputado y presidente de Súmate, la asociación de independentistas en lengua española, se suma. La presidenta del Parlament, Carme Forcadell le reprime con un golpecito en la mano. Domènech se reafirma: esto no va de independencia. Y lleva toda la razón del mundo.

Gabriel Rufián se dirige a los concentrados en Hacienda.

El día uno del postautonomismo, las protestas rebasaban las concentraciones en la calle. Se paralizaron las universidades, se cortaron accesos a las grandes ciudades y se organizaron manifestaciones espontáneas.

Los estibadores del puerto de Barcelona se reunieron a las siete de la mañana para acordar en asamblea que, a la policía, ni agua. Los cruceros contratados por el ministerio de Interior para el despliegue policial extraordinario de este estado de no excepción excepcional, fueron catalogados como “los barcos de la represión” por los trabajadores, que acordaron no abastecer a los mismos. Pocas horas más tarde se añadían sus compañeros de Tarragona, donde se encuentra el tercer crucero de la polémica. Pese a todo, el servicio todavía no había sido requerido.

En paralelo, policías se quejaban de lo claustrofóbico de los camarotes y la cuenta del Sindicato Unificado de Policía, criticaba a Soraya Saenz de Santamaria la mala calidad del desayuno. Lo hacían al poco de felicitarse por un acuerdo que iba a mejorar los 73 euros de dietas prometidos a los más de 4.000 efectivos desplazados. Todo por la patria. Alojados irónicamente en estos cruceros turísticos con publicidad de Piolín “he visto un lindo gatito”.

El día uno del postautonomismo miles de vecinos se reunieron en sus pueblos y barrios para coger cola y llenar las paredes de los carteles prohibidos. Impresos a escondidas, en casa, al más puro impresora vietnamita de la era franquista, vaya. En mi barrio, anarquistas con indepes dejan de lado su rencilla mientras algún que otro partidario del 'no' demuestra que esto va mucho más allá de bandera alguna. Los cláxones resuenan al ver los grupos, algún grito de "Arriba España", no nos engañaremos, y decenas de vecinos que horas antes ni se conocían aprovechan la ocasión para coordinarse de cara a lo que venga. “Mañana asamblea” dicen.

El día uno del postautonomismo y la Moncloa sigue sin darse por aludida. Cree que esto lo van a parar a golpes. Que se van a amedrentar. Pero llega Puigdemont a media tarde y lanza una web para que todo el mundo sepa donde le toca votar. En mi vida había visto tanto fervor por saber, a diez días de las votaciones, en qué mesa le toca ir a uno. Durante tiempo esa fue la gran duda entre los independentistas de izquierdas: hasta donde llegarían los políticos convergentes por el Procés. Cuándo se bajarían del barco. Ahora parece casi imposible que haya vuelta atrás.

Por si acaso llega De Guindos triunfal tras la jornada de ayer y ofrece diálogo por un nuevo pacto fiscal si los separatistas se disuelven y entregan las urnas. Lo dice en el Financial Times. “Los comentarios muestran el intento del Gobierno por tomar una postura de palo y zanahoria con Catalunya” firma el rotativo. Es el enésimo golpe a una situación que ya comienza a alertar a la comunidad internacional. Su entrevista provoca las risas entre los concentrados frente al TSJC. El pobre no se da cuenta que, como los coches de la Guardia Civil, apenas tiene autoridad allí.

Por cierto, el día uno del postautonomismo, en medio de toda esta vorágine surrealista que se vive en Catalunya, llega el Congreso de los Diputados y reconoce la existencia de las brigadas políticas en la España del Siglo XXI. En la de Jorge Fernández Díaz, más concretamente. El que afinaba fiscales en lugar de guitarras. Ya no es que lo digamos los de siempre. Ya no es que lo diga un panfleto anarquistoide que nadie quiere leer o que lo griten cuatro perroflautas desafinando canciones . Es que lo ha dicho el Congreso de los Diputados con 172 votos de 172 diputados. Ni Ciudadanos se ha atrevido a votar en contra. Se abstuvo. Porque, como dice el PP, “la comisión de investigación se ha usado de forma partidista”. No te jode.

Y mientras, en Zaragoza, la Diputación decide que no le cede un local a Podemos para organizar su cumbre de cargos electos. El argumento: es una cumbre pre-referéndum. Ergo, un aquelarre donde se invocará el diablo en persona. O algo por el estilo. Vuelve a tener razón Domènech. Esto no va de independencia. ¿Alguien se suma a la fiesta?

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Libertades
Libertades La sentencia contra Dani Gallardo ubica los altercados en una zona distinta al registro gráfico
Testimonios y vídeos publicados en redes sociales la noche en que Gallardo fue detenido desmontan la versión reflejada en la resolución condenatoria.
Procés
Represión Hasta cuatro años de prisión por manifestarse a favor de la amnistía en 2019
Llega el juicio para tres activistas que se manifestaron en Madrid a favor de la amnistía en 2019, detenidos mientras se dirigían a su casa y con el único testimonio acusatorio de la policía.
Cinturónrojo
22/9/2017 20:01

Cada uno viste como quiere. Has visto a los lindos gatitos en el barco

1
0
gurutxurtu
22/9/2017 17:45

El palabro "posautonomía" es genial. Me encantan tús crónicas, tanto que me parece estar viviéndolo como estando presente. Impaciente para la siguente entrega. Saludos a l@s enterradores del Régimen 78 y nuev@s vecin@s republican@s.

4
0
#242
22/9/2017 15:55

¿Por qué ahora Rufián lleva cazadora bomber? #Dudasexistenciales.

1
4
Represión
Antifascismo Una manifestación exige la libertad de los seis de Zaragoza tras cumplirse dos meses en prisión
La plataforma convocante de la manifestación, habla de “presos políticos” porque el único hecho probado es la participación en una manifestación ante la extrema derecha.
CNT
Sindicalismo ‘Morala’: “Como las seis de La Suiza, fuimos condenados para dar escarmiento por unos hechos que no cometimos”
Miles de personas saldrán a la calle en Xixón para recordar que ´El sindicalismo no es delito. Tras el mitin de apoyo a las cinco sindicalistas de CNT y una trabajadora, actuarán Nacho Vegas y el Coru Antifascista Al Altu La Lleva.
Personas refugiadas
Refugiados Una cafetería para ser libre en el campamento de refugiados palestinos de Beddawi
Hatem Mekdadi abrió Achefak, que significa ‘Lo que tú quieras’, ante la falta de espacios de encuentro en los campos donde desde hace décadas se hacinan los hijos de la Nakba.
Catalunya
Catalunya La celebración de la Copa América de Vela desata el malestar en Barcelona
El 22 de agosto dará inicio la Copa América de Vela en la capital catalana; un evento de dos meses de duración e inversiones millonarias que destroza el tejido vecinal de los barrios de la costa.
Cine
VEINTE AÑOS DE PORNO FEMINISTA Erika Lust: “La pornografía es política”
Erika Lust es un referente del porno feminista y del porno ético, aunque ella hace algunas puntualizaciones sobre esas etiquetas. Celebra veinte años de carrera con la publicación de un libro que recoge su trabajo.
Racismo
Movimientos sociales Por un antirracismo que no dependa del gran capital 
La sostenibilidad de muchas organizaciones antirracistas de América Latina y el Caribe depende, en gran medida, de la ayuda al desarrollo de la cooperación internacional o del supuesto altruismo o filantropía de las élites económicas.
República
Manifestación Desafío republicano en el décimo aniversario de la coronación de Felipe de Borbón
Más de 130 organizaciones sociales y políticas convocan una marcha en Madrid el 16 de junio. El manifiesto 'Felipe VI: diez años bastan' ha sido firmado por cuatro mil personas.

Últimas

Comunidad El Salto
Comunidad El Salto Las cuentas de El Salto 2023-2024: cada vez más, un gran medio financiado por la gente
El Salto supera el millón de euros anuales de ingresos y aumenta su plantilla hasta llegar a las 28 personas empleadas. Todo eso con criterios éticos de financiación, funcionamiento horizontal y una cooperativa de propiedad colectiva.
Palestina
Palestina Desalojan el intento de acampada propalestina de Plaça Catalunya
La Guardia Urbana de Barcelona ha desalojado las tiendas de campaña y ha denunciado y multado a quince personas esta madrugada.
Laboral
Laboral Luxemburgo vuelve a dar la razón a los interinos: la fijeza sin oposiciones es una medida válida
La respuesta del Tribunal de Justicia de la Unión Europea supone un duro varapalo al Tribunal Supremo, quien en mayo sentenció que rechazaba la fijeza automática para los interinos en abuso de temporalidad.
Cine
Desigualdad en el cine En el cine español siguen mandando los hombres: dirigieron siete de cada diez películas en 2023
Aunque aprecia mejoras en la lucha contra la desigualdad, el informe de 2023 de la Asociación de Mujeres Cineastas (CIMA) pone de manifiesto que los hombres siguen acaparando los puestos de poder y mayores presupuestos en el cine español.
Más noticias
Migración
Regularización La ILP Regularización vence al primer asalto de la ultraderecha en el Congreso
Vox se queda solo en la votación de su enmienda a la totalidad de la Iniciativa Legislativa Popular por la regularización extraordinaria de al menos 500.000 personas migrantes.
Desahucios
Barcelona El caso de Joana: a juicio tras recibir una paliza de un mosso en un desahucio ilegal
La joven, activista del movimiento por la vivienda en el Raval, iba a visitar a una amiga cuando se encontró que la estaban echando de casa, aún con el procedimiento archivado. “Van a golpear a la gente organizada”, dice.
Ocupación israelí
Acampadas propalestinas A Policía desaloxa o alumnado acampado no Reitorado e na Facultade de Historia da USC
A primeira hora desta mañá, máis dunha decena de furgóns policiais chegaron ás instalacións universitarias para expulsar o alumnado que se manifestaba desde hai máis dun mes en protesta polo masacre israelí de Gaza
Lanaren Ekonomia
Lanaren Ekonomia Mecaner enpresan itxieratik harago, trantsizio ekosozialista da bidea
VV.AA.
Mecaner Urdulizeko metalgintza enpresak jarduera guztia eten du, greba mugagabe baten ostean sindikatuen porrota ekarriz

Recomendadas

Italia
Historia Cincuenta años de Piazza della Loggia: memoria de una masacre fascista, de Estado y de la OTAN
La masacre de Piazza della Loggia EN 28 de mayo de 1974 se convertirá en un episodio fundamental para entender los años de plomo de la democracia italiana.
Migración
Fronteras En pausa frente al Mediterráneo: cientos de personas migrantes esperan en un hotel de la Costa del Sol
El centro de estancia temporal extraordinario para personas migrantes de Torrox (Málaga), se ha convertido en un ejemplo positivo frente a los intentos fallidos propuestos en otros municipios.
Inteligencia artificial
Inteligencia Artificial y cine ¿Sueñan los cineastas con ovejas eléctricas?
El debate sobre la adopción de la Inteligencia Artificial por las principales disciplinas artísticas sigue candente. La irrupción de Sora vuelve a poner el foco sobre los beneficios y riesgos que conlleva su uso en la generación de imágenes.