Argelia
Yetnahaw Gaâ! La resistencia democrática de Argelia

El miedo que impidió a los argelinos unirse a los levantamientos en Medio Oriente y norte de África en 2011 se ha roto ahora.
aniversario hirak argelia
Manifestación por el primer aniversario del hirak. 22 de febrero Zoheir Aberkane
21 feb 2021 07:45

El 16 de febrero de 2019, en Kherrata (Argelia), la ciudad donde tropas coloniales francesas llevaron a cabo una infame masacre de manifestantes por la liberación en 1945, cientos de personas tomaron las calles de nuevo para expresar su ira. El movimiento fue provocado por el anuncio de ese mes de la intención del presidente Abdelaziz Bouteflika de presentarse a un quinto mandato, que los manifestantes vieron como la última humillación.

Tras un derrame unos años antes, Bouteflika no podía hablar o moverse sin su silla de ruedas. En la práctica había dejado la escena política y evitado cualquier presencia en los medios. Sus apariciones personales eran ya extremadamente raras antes de su aislamiento, después del cual fueron sustituidas por su retrato oficial, en un marco. Cuando el régimen mostró el marco del cuadro en una ceremonia oficial y anunció su candidatura a las elecciones presidenciales, la gente explotó.

La revuelta se expandió rápidamente a varias ciudades en el este del país, antes de barrer toda la nación el 22 de febrero.

Catalizador de la rabia

El uso de la fotografía de Bouteflika en su ausencia impactó profundamente a los argelinos, cristalizando su rabia y llevando a que enormes cantidades participaran en las manifestaciones pacíficas de 2019. Esta rabia se volvió el principal catalizador para el Hirak (el Movimiento) y dio forma a su principal demanda: la marcha de Bouteflika.

Pedían la dimisión de Bouteflika los jóvenes, los no tan jóvenes, mujeres y hombres, que tomaron las calles por millones. Diversas clases sociales se encontraron en la misma lucha, exigiendo la retirada de todos aquellos que les dominan. El eslogan ‘Yetnahaw Gaâ (‘Que se vayan todos’) se volvió el principal leitmotif del Hirak.

La Década Negra minó el potencial para cualquier resistencia importante por parte del pueblo argelino en los años siguientes

Muchas de las manifestaciones estaban lideradas por mujeres que se declararon iguales a los hombres y desafiaron tanto el denominado código de familia, una ley que institucionaliza su inferioridad, como los códigos sociales que les confinan a un estatus subalterno.

Una larga lucha por la liberación

El Hirak es la última de una larga serie de revueltas en Argelia desde los ‘disturbios’ de octubre de 1988. Entonces, miles de jóvenes tomaron las calles para denunciar su miseria y demandar una mejora en sus deplorables condiciones de vida. Los políticos utilizaron la oportunidad creada por la revuelta para exigir la introducción de un sistema pluripartidista.

Desde la independencia en 1962, sólo el Frente de Liberación Nacional, (FLN), el partido dirigente, tenía el derecho de existir hasta que la revuelta de octubre llevó al nacimiento de un sistema electoral más ‘abierto’. En 1991 el Frente Islámico de Salvación (FIS) ganó la primera ronda de las elecciones pero esta victoria duró poco. Un golpe liderado por el Ejército llegó poco después y sumió a Argelia en diez años de violencia. Esto se conoció como la ‘Década Negra’, durante la que cientos de miles de personas murieron.

La pandemia de covid-19 se ha mostrado como una oportunidad de oro para le Pouvoir, que aprobó unas restricciones más políticas que sanitarias

La Década Negra minó el potencial para cualquier resistencia importante por parte del pueblo argelino en los años siguientes. La memoria reciente de la guerra civil fue un factor clave que impedía la difusión del tipo de levantamientos de gran escala que barrieron Oriente Medio y el norte de África desde 2011. ‘Le Pouvoir’ (‘el Poder’, como se conoce comúnmente a la clase dirigente) surfeó esta ola de miedo para imponer su mando, como había hecho durante los 20 años del reinado de Bouteflika. Pero la humillación sentida por el ‘retrato enmarcado’ como único candidato en las elecciones presidenciales rompió este miedo, y llevó a millones de argelinos a las calles.

Aunque el Hirak tuvo éxito en conseguir la marcha de Bouteflika del escenario político en abril de 2019, así como la cancelación de las elecciones presidenciales, el Ejército utilizó este momento como una oportunidad de recuperar el control mediante su jefe de personal, Gaïd Salah. Se volvió el hombre fuerte del Estado argelino. Este secuestro del Hirak fue el ataque más serio a la demanda clave del movimiento: ‘Dewla madania machi askaria’ (‘Un Estado civil, no militar’).

Leal a su política autoritaria, el Ejército pasó a detener manifestantes en masa, e impuso nuevas elecciones en diciembre de 2019, contra la voluntad de las calles. Estas elecciones fueron, al final, boicoteadas en gran parte, pero el Ejército —sordo ante las demandas de los manifestantes— las utilizaron para llevar a cabo una feroz represión, encerrando a cientos de argelinos.

Un movimiento resiliente

La pandemia de covid-19 se ha mostrado como una oportunidad de oro para le Pouvoir, que aprobó unas restricciones más políticas que sanitarias. Principalmente, aplicó una prohibición sobre todas las reuniones y manifestaciones públicas, que habían estado teniendo lugar cada viernes durante más de un año. El régimen también prohibió todos los viajes, con la intención de acabar con el Hirak.

El régimen siguió poniendo a los manifestantes como objetivo, arrestando a periodistas que estaban comprometidos con la lucha. El reciente encarcelamiento de Khaled Drareni, un periodista internacionalmente reconocido que había estado cubriendo las protestas argelinas desde que empezaron, ilustra la determinación del Estado para silenciar al Hirak. A pesar de su enfoque de mano dura, la resistencia no ha sido vencida y la gente se mantiene resiliente.

El Hirak está esperando al levantamiento oficial de las restricciones para tomar las calles de nuevo. Le Pouvoir es consciente de esto y está ganando tiempo prolongando las medidas excepcionales.

La fuerza del Hirak descansa en su capacidad de movilizar a los argelinos en torno a su demanda de una transformación completa y contundente del sistema político existente. Cada simbólica ‘rama de olivo’ hecha por el régimen, que ha incluido la detención de antiguas figuras políticas, incluyendo al hermano del ex presidente, Said Bouteflika, ha sido rechazada como insuficiente por los manifestantes.

Sin embargo, el talón de Aquiles del Hirak es la falta de un liderazgo político capaz de federar las diferentes corrientes políticas que existen en su interior. Sólo cuando esto se haya establecido mediante el apoyo de sindicatos representativos, movimientos juveniles y organizaciones de mujeres podremos alentar el nacimiento del poder social necesario para conseguir la demanda del Hirak: Yetnahaw Gaâ (¡que se vayan todos!).

Sobre la autora
Sanhaja Akrouf es una activista feminista argelina, miembro de APEL Égalité y cofundadora de la asociación Actuar por el Cambio y la Democracia en Argelia y el Foro Social Argelino. Artículo original: Yetnahaw Gaâ! Algeria’s democratic resistance, publicado en Red Pepper y traducido por Eduardo Pérez para El Salto.
Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Sáhara Occidental
Sahara Occidental Fisahara: 17 años rasgando el olvido
El Festival Internacional de Cine del Sahara Occidental se celebró un año más en los campamentos de refugiados saharauis. Cultura y política se abrazan en un evento marcado por la guerra y la alienación del gobierno español con la propuesta marroquí de autonomía.
Argelia
Entrevista a Lydia Saïdi El archivo que guarda la historia de las luchas de las mujeres en Argelia
La fotógrafa Lydia Saïdi es una de las fundadoras del Archivo de luchas de las mujeres en Argelia, un ambicioso proyecto que recupera una memoria que no aparece en la historia oficial argelina.
#83199
21/2/2021 17:10

Los sistemas que "gobiernan" estos países no cederán ante los pueblos, si cediesen, algo imposible, y habría un democracia, una transición, algo imposible, perderán el poder y serán juzgados, el tiempo no no nos dirá nada, no es necesario esperar.

2
0
Represión
Antifascismo Una manifestación exige la libertad de los seis de Zaragoza tras cumplirse dos meses en prisión
La plataforma convocante de la manifestación, habla de “presos políticos” porque el único hecho probado es la participación en una manifestación ante la extrema derecha.
CNT
Sindicalismo ‘Morala’: “Como las seis de La Suiza, fuimos condenados para dar escarmiento por unos hechos que no cometimos”
Miles de personas saldrán a la calle en Xixón para recordar que ´El sindicalismo no es delito. Tras el mitin de apoyo a las cinco sindicalistas de CNT y una trabajadora, actuarán Nacho Vegas y el Coru Antifascista Al Altu La Lleva.
Personas refugiadas
Refugiados Una cafetería para ser libre en el campamento de refugiados palestinos de Beddawi
Hatem Mekdadi abrió Achefak, que significa ‘Lo que tú quieras’, ante la falta de espacios de encuentro en los campos donde desde hace décadas se hacinan los hijos de la Nakba.
Catalunya
Catalunya La celebración de la Copa América de Vela desata el malestar en Barcelona
El 22 de agosto dará inicio la Copa América de Vela en la capital catalana; un evento de dos meses de duración e inversiones millonarias que destroza el tejido vecinal de los barrios de la costa.
Cine
VEINTE AÑOS DE PORNO FEMINISTA Erika Lust: “La pornografía es política”
Erika Lust es un referente del porno feminista y del porno ético, aunque ella hace algunas puntualizaciones sobre esas etiquetas. Celebra veinte años de carrera con la publicación de un libro que recoge su trabajo.
Racismo
Movimientos sociales Por un antirracismo que no dependa del gran capital 
La sostenibilidad de muchas organizaciones antirracistas de América Latina y el Caribe depende, en gran medida, de la ayuda al desarrollo de la cooperación internacional o del supuesto altruismo o filantropía de las élites económicas.
República
Manifestación Desafío republicano en el décimo aniversario de la coronación de Felipe de Borbón
Más de 130 organizaciones sociales y políticas convocan una marcha en Madrid el 16 de junio. El manifiesto 'Felipe VI: diez años bastan' ha sido firmado por cuatro mil personas.

Últimas

Comunidad El Salto
Comunidad El Salto Las cuentas de El Salto 2023-2024: cada vez más, un gran medio financiado por la gente
El Salto supera el millón de euros anuales de ingresos y aumenta su plantilla hasta llegar a las 28 personas empleadas. Todo eso con criterios éticos de financiación, funcionamiento horizontal y una cooperativa de propiedad colectiva.
Palestina
Palestina Desalojan el intento de acampada propalestina de Plaça Catalunya
La Guardia Urbana de Barcelona ha desalojado las tiendas de campaña y ha denunciado y multado a quince personas esta madrugada.
Laboral
Laboral Luxemburgo vuelve a dar la razón a los interinos: la fijeza sin oposiciones es una medida válida
La respuesta del Tribunal de Justicia de la Unión Europea supone un duro varapalo al Tribunal Supremo, quien en mayo sentenció que rechazaba la fijeza automática para los interinos en abuso de temporalidad.
Cine
Desigualdad en el cine En el cine español siguen mandando los hombres: dirigieron siete de cada diez películas en 2023
Aunque aprecia mejoras en la lucha contra la desigualdad, el informe de 2023 de la Asociación de Mujeres Cineastas (CIMA) pone de manifiesto que los hombres siguen acaparando los puestos de poder y mayores presupuestos en el cine español.
Más noticias
Migración
Regularización La ILP Regularización vence al primer asalto de la ultraderecha en el Congreso
Vox se queda solo en la votación de su enmienda a la totalidad de la Iniciativa Legislativa Popular por la regularización extraordinaria de al menos 500.000 personas migrantes.
Desahucios
Barcelona El caso de Joana: a juicio tras recibir una paliza de un mosso en un desahucio ilegal
La joven, activista del movimiento por la vivienda en el Raval, iba a visitar a una amiga cuando se encontró que la estaban echando de casa, aún con el procedimiento archivado. “Van a golpear a la gente organizada”, dice.
Ocupación israelí
Acampadas propalestinas A Policía desaloxa o alumnado acampado no Reitorado e na Facultade de Historia da USC
A primeira hora desta mañá, máis dunha decena de furgóns policiais chegaron ás instalacións universitarias para expulsar o alumnado que se manifestaba desde hai máis dun mes en protesta polo masacre israelí de Gaza
Lanaren Ekonomia
Lanaren Ekonomia Mecaner enpresan itxieratik harago, trantsizio ekosozialista da bidea
VV.AA.
Mecaner Urdulizeko metalgintza enpresak jarduera guztia eten du, greba mugagabe baten ostean sindikatuen porrota ekarriz

Recomendadas

Italia
Historia Cincuenta años de Piazza della Loggia: memoria de una masacre fascista, de Estado y de la OTAN
La masacre de Piazza della Loggia EN 28 de mayo de 1974 se convertirá en un episodio fundamental para entender los años de plomo de la democracia italiana.
Migración
Fronteras En pausa frente al Mediterráneo: cientos de personas migrantes esperan en un hotel de la Costa del Sol
El centro de estancia temporal extraordinario para personas migrantes de Torrox (Málaga), se ha convertido en un ejemplo positivo frente a los intentos fallidos propuestos en otros municipios.
Inteligencia artificial
Inteligencia Artificial y cine ¿Sueñan los cineastas con ovejas eléctricas?
El debate sobre la adopción de la Inteligencia Artificial por las principales disciplinas artísticas sigue candente. La irrupción de Sora vuelve a poner el foco sobre los beneficios y riesgos que conlleva su uso en la generación de imágenes.