Bosnia y Herzegovina
Democracia y libertad, unas lápidas rotas en el corazón de Mostar

En el Memorial Partisano de Mostar suenan los ecos de otro tiempo de solidaridad e internacionalismo pese a que el presente ha visto retornar también los discursos de la extrema derecha.
Memorial Mostar  - 3
El Memorial Partisano de Mostar fue atacado por neonazis hace un año.
1 jul 2023 05:46

En la mirada de Dragan no se atisba un mínimo de rencor o de ira. Ni siquiera impotencia. La inexpresividad de su rostro destila desconcierto, tal vez cierta desesperanza. Cada mañana, llegando el mediodía, cruza la Nadbiskupa Čule y sube por el caminito de piedras y hierba que llega serpenteando hacia el Memorial Partisano de Mostar. El lugar, solitario y silencioso, no invita a adentrarse en él a nadie que no sepa qué esconde. La hierba lo invade todo, y solo los muros que dibujan a los pies del monte una gran puerta carcomida por la humedad y el abandono hacen pensar que más allá hay algo importante. Con las manos a la espalda, avanza lentamente dejando atrás zanjas, agujeros e islotes de basura. Ya arriba, en la zona donde hace menos de un año se encontraban las tumbas de los héroes yugoslavos que, como su padre, combatieron al fascismo en la II Guerra Mundial, pasea de un lado a otro al borde de los pequeños bancales donde hoy permanecen esparcidas miles de pequeñas piezas de mármol y hormigón.

1.664 brigadistas yugoslavos participaron activamente en la Guerra Civil, en batallas como la de Madrid o en el frente de Aragón

El Memorial Partisano de Mostar fue concebido por el militante comunista y partisano Džemal Bijedić, nacido en esta ciudad bosnia y quien llegaría a ser presidente del Consejo Ejecutivo Federal de Yugoslavia. Con el diseño del prestigioso arquitecto Bogdan Bogdanović, y tras cinco años de trabajos bajo la dirección de Ahmet Ribica, fue inaugurado por el presidente Josip Broz “Tito” el 25 de septiembre de 1965, en el 20 aniversario de la liberación de la ciudad.

Memorial Mostar  - 4
Dragan sube todos los días al Memorial de Mostar.


La magnitud de la obra y la presencia de Tito, quien había sido Comandante en Jefe del Ejército Popular de Liberación y Destacamentos Partisanos de Yugoslavia, pretendían poner en valor la dimensión histórica de la lucha y el sacrificio del que llegara a ser el cuarto ejército más importante de Europa para la derrota del fascismo. El papel de los partisanos fue clave en la liberación de Yugoslavia tras una compleja guerra, internacional y civil al mismo tiempo, en la que, tras la invasión alemana del Reino de Yugoslavia en abril de 1941, se dieron todo tipo de alianzas y enfrentamientos entre las potencias del eje fascista, los aliados, los nacionalistas monárquicos serbios “chetniks”, los nacionalistas nazis croatas “ustacha”, o los propios partisanos.

Historia
Historia Titomanía: Así se forjó el mito de Yugoslavia
El 4 de mayo de 1980 murió el que fuera considerado arquitecto de Yugoslavia tras la segunda guerra mundial. Carismático y de un liderazgo arrollador, dejó tras de sí un rastro de dolor inenarrable y una reacción diplomática sin precedentes.


Pero para encontrar el origen partisano hay que trasladarse a la Guerra de España tras el golpe fascista de 1936. En ella llegaron a tomar parte 1.664 brigadistas yugoslavos, que participaron activamente en batallas como la de Madrid o en el frente de Aragón. Algunos de ellos, como Koča Popovic, Danilo Lekić, Peko Dapčević, Kosta Nađ o Petar Drapšin, acabaron siendo altos cargos del Ejército Partisano que derrotaría posteriormente a los nazis en Yugoslavia. El acervo guerrillero y la experiencia militar adquirida en tierras españolas, junto con la convicción de la envergadura del enemigo que se cernía sobre Europa, fueron claves en su conformación y posterior desarrollo.

Como un eco de aquel “¡Muerte al fascismo, libertad al pueblo!” que gritó Stjepan Filipović en el patíbulo mientras los nazis le ponían una soga en el cuello, la fortaleza y resistencia del simbolismo partisano como elemento esencial para entender la derrota del fanatismo y la barbarie en Europa quedó significada para siempre en un área monumental como el Memorial de Mostar, que incluso pudo recuperarse de los peores años de conflicto en los Balcanes durante el proceso de desintegración de Yugoslavia en la década de los 90 del siglo pasado. Sin ir más lejos, resultó fuertemente dañado durante la guerra Croata-Bosnia de 1993 y, sin embargo, diez años después, gracias al empeño del propio Bogdan Bogdanović, fue restaurado y abierto nuevamente al público.

Durante una madrugada de junio de 2022, un grupo de ultras croatas destruyeron las 650 tumbas del Memorial haciendo irrecuperables las lápidas e inidentificables los enterramientos

Reconstruirlo y dignificarlo tras las guerras yugoslavas representaba, ante todo, la necesidad de preservar la memoria de lo que costó, en ingentes cantidades de sufrimiento y dolor, en un inmenso sacrificio de vidas humanas, en un impacto directo y brutal en historias familiares como la de Dragan, recuperar la libertad arrebatada por el fascismo en Europa. El respeto a la memoria de cada una de las personas que entregaron su futuro por legarnos a las generaciones posteriores un mundo más justo formaba parte de un consenso institucionalmente constituido y socialmente respetado tras la Segunda Guerra Mundial. Consenso por el que se asumía que cualquier opción tenía cabida en una democracia con la excepción totalitaria y criminal del fascismo; y según el cual todas las personas que dieron su vida para luchar contra la tiranía fascista, más allá de su ideología concreta, se consideraban héroes en la Europa de la segunda mitad del siglo XX.

Memorial Mostar  - 2
La maleza ha tomado el Memorial Partisano de Mostar.


Sin embargo, el abandono y la degradación del Memorial también sirven como alegoría del olvido y la ruptura de dicho consenso. El ascenso del neofascismo y las cuotas de influencia que está ganando en los Estados europeos gracias, sobre todo, a la benevolencia de unas derechas que han asumido parte de su discurso, a una socialdemocracia demasiado cobarde y pacata, y a unas instituciones que ejecutan gran parte del programa nacionalista, racista y xenófobo sobre propaganda y marcos liberales, se muestran como esa misma hierba que crece sin control, como esa basura esparcida por el pasto, o como la humedad que corroe la piedra de unas estructuras democráticas aparentemente sólidas.

Este nacionalismo consentido y exacerbado desde el poder internacional en los Balcanes, que ha calado hasta el tuétano de una sociedad hastiada que trata de recuperar cierto horizonte incluso desde discursos retrógrados y peligrosos, forma también parte de esa podredumbre que ha apuntalado la ruptura del consenso antifascista y democrático.

Memorial Mostar  - 1
Vista de la ciudad de Mostar desde el memorial.


Durante una madrugada de junio de 2022, un grupo de ultras croatas destruyeron las 650 tumbas del Memorial haciendo irrecuperables las lápidas, ilegibles las inscripciones grabadas en ellas, e inidentificables los enterramientos. La simbología nazi y ustacha pintada en los muros del conjunto monumental, más allá de refrendar la impunidad de los actos vandálicos y terroristas de la derecha nacionalista, representan perfectamente la profanación definitiva de una idea de convivencia democrática que condenaba a quienes trajeran desde el recuerdo y la nostalgia los peores pasajes de la historia de Europa, frente a los que se erigió el puño digno de los partisanos. Puño al que le debemos la libertad y la democracia, hoy, en plena decadencia liberal.

Porque como denunciaron varias organizaciones y ONG de Móstar tras conocer estos actos, los gobiernos locales y regionales del partido croata liberal HDZ-BiH llevan años mirando hacia otro lado ante a las denuncias de vandalismo y violencia fascista en la ciudad y en toda la Federación de Bosnia y Herzegovina (entidad habitada mayoritariamente por croatas y bosniacos que, junto con la República Srpska, forman la República de Bosnia y Herzegovina). El propio Memorial ha sido dañado en otras ocasiones ante la pasividad de las autoridades y el silencio de los medios. Y es precisamente esta indiferencia, cuando no condescendía, la que ha colmado la sensación de impunidad de un fascismo que permanece ajeno al señalamiento y la crítica. El proceso no es nuevo ni sorprende. Es el mismo que venimos padeciendo en las últimas décadas en toda Europa.

Dragan repite cada día el mismo recorrido, con los brazos entrelazados camina al ritmo tranquilo que marca el silencio del memorial. No parece que se haga muchas preguntas. En su gesto afable, en sus palabras directas y orgullosas, se constata un hecho presente, real y concreto: la agresión a su memoria no es más que la bajada a tierra, la prueba definitiva, del derrumbe de un paradigma civilizatorio. Desde el borde de la terraza superior del monumento, con esa ciudad partida en dos a los pies, el horizonte que se dibuja hoy parece el mismo que había hace ochenta años, y el mismo que había hace treinta. Pero no así la plaza de lápidas destruidas que queda detrás, en la umbría. Tras años de esperanza y bienestar socialista, su vida ha transcurrido por periodos de guerra fraternal azuzada por los intereses del poder, y una presunta paz construida sobre el infértil sustrato de desigualdad y crisis infinita que deja el neoliberalismo. Nacionalismo y neoliberalismo: un abono perfecto sobre el que han germinado y crecido con fuerza nuevos modelos de fascismo que hoy actúan cómodamente y acumulan poder en toda Europa. Parece que solo unos pocos quieren evitar la repetición, la farsa.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Memoria histórica
Memoria ‘El Delfín’, uno de los barcos del arroz
VV.AA.
‘Estás más perdido que el barco del arroz’ es una expresión que pertenece al acervo popular. Su origen es incierto, pero la historia de ‘El Delfín’, un barco de avituallamiento hundido por los fascistas en Málaga, puede estar detrás de esta frase.
Migración
Migracións Burocracia para os 'refuxiados de segunda': sete rapaces malianos ante o bloqueo do Estado ao pedir asilo
Presos da guerra, chegan a un novo territorio en procura de mellores oportunidades, pero son presos de temporalidades e trámites administrativos, minguando o seu estado anímico e deixándolles estancados nun limbo temporal que os anula como cidadáns.
Caso Carioca
Caso Carioca O caso Carioca a través dunha migrante explotada sexualmente: indemnización mínima e complot policial
O garda civil Armando aliábase con proxenetas e abusaba sexualmente de mulleres prostituídas facendo uso da súa capacidade para regularizar a súa situación.
Turismo
Organización social El turismo de masas revuelve a la España costera: un verano de movilizaciones contra la gentrificación
Las personas que viven en las zonas del Estado con los procesos de turistificación más avanzados han dicho basta. Baleares, Canarias, Cantabria, Cataluña o Valencia prometen un estío de protestas sin precedentes para reclamar un cambio de modelo.
Pueblos originarios
Pueblos originarios Cien años de la Masacre de Napalpí
El 19 de julio de 1924, las fuerzas de seguridad estatales argentinas asesinaron a más de 500 personas de los pueblos indígenas de Qom y Moqoit.
O Salto medra contigo
O Salto medra contigo Eles por diñeiro, nós por un futuro mellor: subscríbete ao Salto
Sempre que unha multinacional ou un goberno intentaron cometer un atentado medioambiental no noso territorio estivemos alí para contalo. Puidemos facelo porque a nós sostennos a nosa comunidade, pero queremos chegar máis lonxe e por iso precisámoste.
Movimientos sociales
Instituto de las Mujeres Colectivos de personas trans pierden la paciencia con Isabel García: “Debe ser cesada de inmediato”
Plataforma Trans pide medidas contra la directora del Instituto de las Mujeres tras varias informaciones esta semana que apuntan a supuestos amaños en favor de la empresa de su mujer. FELGTBI+ espera una reacción del Ministerio Igualdad.

Últimas

Libertades
Derechos y libertades Oleada de suicidios y revueltas en las cárceles italianas
En la cárcel de Trieste, 257 personas se hacinan en un espacio previsto para 150. Allí se desencadenaba la revuelta carcelaria más intensa de una oleada que dio inició hace pocas semanas.
Palestina
Palestina La ocupación israelí de los territorios palestinos es ilegal según la Corte Internacional de Justicia
Israel viola la convención de Ginebra con su política de asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este. Medidas como demoler propiedades palestinas y reasignarlas a colonos israelíes no son de carácter provisional y el efecto es irreversibles.
Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)
30 aniversario del levantamiento del EZLN Los viajes de la Montaña. Arte, política y simbolismos de la lucha Zapatista
En este noveno texto de la serie, la autora nos propone una mirada a través del arte para entender la dinámica de construcción de la lucha zapatista en México y cómo se articula con las redes de resistencia europeas
Crisis climática
Cine y crisis climática Muyuna Fest, cine selvático para aprender a flotar en un mundo que se hunde
La primera muestra de cine flotante de la historia emerge sobre las aguas del barrio de Belén, en la ciudad de Iquitos (Perú) para fomentar la conservación de la Amazonía y la soberanía audiovisual de los pueblos originarios.
Fronteras
Fronteras La nueva Comisión Europea triplica su apuesta de militarización de las fronteras
La presidenta de la Comisión Europea anuncia un nuevo impulso para el Frontex y la creación de una cartera para las relaciones con los países del Mediterráneo.
Más noticias
Tecnología
Oligopolio tecnológico Un fallo de Microsoft provoca una caída internacional de servicios de transportes, bancos y emergencias
Una interrupción del servicio vinculada a la firma de ciberseguridad Crowdstrike y Windows ha paralizado la actividad de decenas de miles de empresas públicas y privadas poniendo de relieve la dependencia del oligopolio tecnológico.
Unión Europea
Unión Europea Von der Leyen es reelegida como presidenta de la Comisión Europea gracias a un acuerdo con Los Verdes
La presidenta de la Comisión Europea es reelegida con 401 votos a favor. Su discurso incluye nuevas medidas de securitización de las fronteras, entre otras la multiplicación por tres del polémico Frontex.
Arte
Cristina Peña “Mi referente es la artesanía que nos dieron nuestros antepasados”
La cerámica artesana de Casa Peña Slow Atelier no iba a escapar de la turistificación. Su taller se traslada desde Churriana (Málaga), a un nuevo espacio en Úbeda, ciudad de tradición artesana que acoge la marca, sus ideas, y a la propia artista.
Migración
Migraciones Burocracia para los ‘refugiados de segunda’: siete jóvenes malienses ante el bloqueo del Estado al pedir asilo
Presos de la guerra, llegan a un nuevo territorio en búsqueda de mejores oportunidades, pero son presos de temporalidades y trámites burocráticos, mermando su estado anímico y dejándoles estancados en un limbo temporal que los anula como ciudadanos.

Recomendadas

Personas con discapacidad
Itxi Guerra Itxi Guerra, activista anticapacitista: “Lo 'diska' muestra dónde falla el capitalismo y cómo dinamitarlo”
En 'Ruptura y reparación de la máquina', esta referente del anticapacitismo argumenta la potencialidad política de la discapacidad y da pautas para convivir en un sistema discapacitante: “Las redes entre personas nos permiten vivir con la máquina rota”
Arte
Arte Miguel Ángel, Crisanto Domínguez y la blanquitud
En julio se llevará a cabo la Biena de Esculturas en la ciudad de Resistencia. Como acto previo a la bienal, el 6 de marzo pasado se emplazó una replica del David de Miguel Ángel donde debía estar situada una estatua de los pueblos originarios.
Historia
Historia Chipre recuerda los 50 años de invasión turca
Se cumple medio siglo del ataque, seguido por la división y ocupación de la isla a manos del ejército turco. La izquierda chipriota critica el estancamiento de las negociaciones de paz y la falta de interés de Bruselas.
Infancia
Sira Rego “La palabra ‘mena’ deshumaniza al otro y nos negamos a deshumanizar a las infancias”
El Ministerio de Juventud e Infancia, creado en noviembre de 2023, tiene el reto de sacar adelante la propuesta para que se produzca la acogida de los 6.000 niños y niñas no acompañados que se encuentran en Canarias.