Oriente Medio
Conflicto en Oriente Medio. Potencial escalada bélica y previsibles consecuencias

Mientras el pueblo palestino sufre un genocidio espantoso a manos de Israel, el conflicto amenaza con extenderse
Barcos Ormuz
representación de movimientos marítimos en el Estrecho de Ormuz Juan Carlos Barba
Pedro Prieto, autor del artículo, es ingeniero de telecomunicaciones y experto en temas de energía
8 feb 2024 21:56

Estos aciagos días en que los palestinos sufren un genocidio espantoso, en medio de un silencio tremendo, a manos de los israelíes, convertidos de víctimas en victimarios en pocas décadas y que los ya muy largos conflictos en Siria, Irak y ahora Yemen en el Mar Rojo, se están agudizando, hay cada vez más voces inconscientes en Occidente, que propugnan que “se de una lección a los iraníes”, que son los que están apoyando a milicias en la región que están opuestas al dominio exclusivo y ya de larga data de Estados Unidos en la zona.

Se pide al gobierno más poderoso del planeta que “de una lección a los iraníes” y hay una considerable parte de senadores y congresistas estadounidenses y de la Unión Europea que respaldarían sin pensarlo esta opción.

Hasta el momento, los EE.UU. parece que no han optado por golpear directamente a los iraníes en su territorio y los israelíes, también obsesionados con eliminar el poder o la influencia que Iran ha alcanzado en la zona, apuntan por el mismo camino, aunque igualmente se han mantenido golpeando a lo que consideran son milicias de Oriente Medio, en Irak Siria o Yemen, que existen solo por el apoyo y la influencia iraní.

Esto me ha sugerido volver a revisar la situación en la zona y las consecuencias de una extensión del conflicto, que obligase a los iraníes, como ya han anunciado, que cualquier ataque a su territorio, será respondido con total dureza.

Veamos con algo de detalle, algunas informaciones que se alejan de los discursos fáciles del odio y de la dicotomía simplista del “yo soy bueno por naturaleza y mi enemigo es malo, también por naturaleza”

Decíamos ayer en alguna charla o documento, en términos generales y ya las cifras de detalle empiezan a importar poco, que el mundo está extrayendo entre 90 y 100 millones de barriles diarios de diferentes calidades.

Decíamos también, que de toda esta cantidad que se extrae, en realidad de petróleo disponible para exportar quedaba algo menos de la mitad, entre 40 y 45 millones de barriles diarios (40-45 Mbpd), ya que el resto lo están consumiendo ya los propios países productores, que dividíamos entre países productores que a pesar de todo, necesitan importar para cubrir su consumo y los 40-45 Mbpd es lo que los países productores-exportadores pueden ofrecer al mundo.

La cosa, entrando a los detalles es todavía mucho más compleja, porque, hay países productores que pueden estar exportando crudo y a la vez importando productos refinados derivados del petróleo por no tener capacidad propia de refino, incluso de países netamente importadores.

Pero en general, estas son las cifras gordas que deberían estar en nuestras mentes.

Este combustible fósil sabemos que alimenta el 33% de toda la energía primaria que el mundo consume, pero nada menos que el 95% del transporte mundial (terrestre, marítimo y aéreo).

Y también sabemos que de los 40-45 Mbpd que los extractores/exportadores pueden ofrecer al resto del mundo que necesita importar, nada menos que unos 17 Mbpd pasan por el Estrecho de Ormuz, donde se encuentran los principales extractores/productores con capacidad exportadora.

Esto es nada más y nada menos, que entre el 38 y el 43% de todo el petróleo que todos los importadores mundiales de este esencial producto para sus vidas y para sus transportes, están necesitando.

Todo ello, está pasando ahora por un estrecho o tremendo cuello de botella en Ormuz, entre Irán y Emiratos y Omán, cuya vía navegable tiene apenas dos o tres kilómetros, en cada vía de entrada o salida, por el que está transcurriendo una incesante cantidad de buques llevando hacia el mundo esos 17 millones de barriles diarios, tanto en forma de petróleo crudo como de productos ya refinados, asfaltos y bitumen, productos químicos derivados del petróleo y una considerable cantidad de gas natural licuado y líquidos combustibles del gas natural, que también sale de terminales y puertos de los países exportadores del Golfo Pérsico y entran constantemente también los mismos buques vacíos a volver a rellenar y otros llevan otras mercancías esenciales a los países del golfo Pérsico.

Pequeña guía para tratar de entender en qué situación estamos

Existe una herramienta muy útil, llamada “vesselfinder” o buscadores de barcos, que utilizaremos aquí para hacernos mejor una idea de la magnitud de un posible conflicto que conllevase alteraciones importantes y prolongadas de ese enorme flujo marítimo a través del Estrecho de Ormuz.

Daré unas pequeñas claves como ayuda para mejorar la búsqueda y entender mejor qué está pasando y circulando por el Estrecho de Ormuz y lo que se mueve dentro del Golfo Pérsico, todo el perfectamente al alcance de los sistemas militares iraníes.

Por tanto, si entramos en esta página y vamos hacia el golfo Pérsico y el Estrecho de Ormuz veremos una nube de barcos de todo tipo y condición, en pleno movimiento.

Este sistema es bastante completo y ofrece la localización de todos los barcos (que se atienen a los sistemas del conocido como Satellite AIS o Sistema de Identificación Automática por Satélite y aportan sus datos). El sistema diferencia muchos tipos de barco o buque, en función de si son de cargo de bienes o materiales, si son buques tanqueros o petroleros, generalmente con líquidos combustibles o derivados, si son de pasajeros simples o combinados con carga o con vehículos y un gran grupo de “otros” donde se encuentran desde los pesqueros, barcos de recreo, buques militares, remolcadores, dragadores u otros. Y finalmente muestra un grupo no despreciable, que cada vez aumenta más de “desconocidos” (unknown). La lista es la que se muestra en la tabla de más abajo:

Tabla 1. Clasificación de barcos navegando por el mundo, según el sistema “Vesselfinder”


Al entrar al sistema, si nos fijamos en concreto en el área posiblemente más delicada del mundo en sentido geoestratégico podemos observar la marea de movimientos de buques de todo tipo fluyendo.

Esta información se ofrece casi en tiempo real, con refrescos de la posición de los barcos a cada pocos minutos. Es un mapa muy dinámico de seguimiento

Para ayudar a la localización, solo hay que hacer “zoom” o ampliar el mapa en el sector deseado y luego pinchar en cada punto que señala el mapa.

Los indicadores en forma de flecha, informan generalmente de barcos en movimiento y la flecha suele indicar la dirección o sentido del mismo

Figura 1. Extracto de representación de movimientos marítimos en el Estrecho de Ormuz

Los puntos suelen identificar barcos estacionados, bien amarrados a puerto o fondeados en el mar, en muchos casos a la espera de acceso a los puertos, en verdaderos “parkings” o estacionamientos a la espera para poder cargar, como en el caso, por ejemplo, del puerto de Ras Laffan, en Qatar, como se muestra aquí

Figura 2. Detalle de barcos fondeados en las cercanías del puerto de Ras Laffan en Qatar

Los colores suelen identificar el tipo de barco o buque en relación con su actividad y

función principal. Dado que la variedad de funciones excede la de los colores disponibles en una paleta normal, suelen agrupar los colores por funciones básicas.

Por ejemplo:

El color naranja suele ser un tanquero o un buque tanque o petrolero.

Los amarillos suelen ser buques de cargas diversas y no se excluye que transporten derivados del petróleo.

Una amplia disponibilidad de grises anuncia barcos de función o tipo desconocido o “unknown”

Los azules se identifican con servicios auxiliares varios, en general los del último grupo de la tabla 1.

Los verdes suelen identificar barcos de pasajeros.

Los morados suelen ser veleros o barcos de recreo, como se puede apreciar en las estructuras artificiales que ha creado Dubai en la zona y donde han construido cientos, quizá miles de chalets y se ven como una palmera desde el espacio (ver figura 3)

Los militares suelen aparecer en rojo y aquí seguramente hay que hacer una considerable notación: hay extremadamente pocos barcos o buques que aparezcan en este color y generalmente son los Search and Rescue ships (Barcos de identificación y control, como por ejemplo, los que detectan fugas de combustibles sobre el mar o los que acuden al rescate en casos de accidentes. Es obvio que la inmensa mayoría de los grupos de combate navales no llevan los sistemas de Identificación Automática activados por Satélite de los civiles y muchos menos los submarinos, ahora que aparecen noticias, por ejemplo, de un submarino israelí de la clase Delfín que algún medio ha anunciado está patrullando por el golfo.