Guerra en Ucrania
Las consecuencias económicas de la invasión de Ucrania

De todos los estudios que se han hecho al albor de la invasión rusa, permítanme compartir con ustedes un análisis realizado antes de la invasión.
Población civil Ucrania - 2
Colas en un supermercado de Sievierodonetsk, dentro del óblast de Lugansk. Diego Herrera
3 mar 2022 06:35

El horror a las puertas. Cualquier vida humana vale más que todas y cada una de las estratagemas geopolíticas desplegadas por los distintos gobernantes del planeta. Putin cruzó una línea roja, de no retorno, desde el momento que diseñó la invasión de un país con la muerte y destrucción que ello implica. Los grandes damnificados, los ciudadanos ucranianos. Todos aquellos que nos consideramos antiimperialistas no podemos sentir más que repugnancia. Hace mucho tiempo, algunos veníamos reclamando un gran acuerdo euro-asiático, desde España hasta la mar de China, que asumiera la multilateralidad del planeta, donde los europeos fuéramos abandonando la dependencia insana de la anglosfera. Ahora ya es tarde, nos introducimos en un mundo mucho más peligroso. Nos adentramos en un pulso entre imperios nucleares con Ucrania como víctima y objeto. Casi todos los países, además de las miles de vidas humanas que se perderán por el camino, vamos a perder.

La invasión de Rusia va a tener consecuencias económicas relevantes. De todos los estudios que se han hecho al albor de la invasión rusa, permítanme compartir con ustedes un análisis realizado antes de la invasión por los economistas del banco holandés Rabobank: The Macro Impact of Ukraine War Sanctions donde se modelizan distintos escenarios económicos de guerra. Asumen que se produce una guerra corta y que Rusia gana. A partir de ahí, sólo ven tres escenarios realistas para probar en términos de su impacto macroeconómico. El escenario A supone una guerra corta y perturbadora; el escenario B, una guerra y sanciones efectivas a Rusia; y el escenario C, una guerra, sanciones efectivas a Rusia y sanciones secundarias a otros que todavía comercian con Rusia.

Supuestos detrás de cada escenario

A continuación aclaran los distintos supuestos que hacen para los mercados clave como inputs para su modelización macro. Comienzan con los escenarios A y B, antes de pasar al escenario C por separado.

Flujos comerciales mundiales

El primer supuesto se refiere a los flujos comerciales mundiales. El escenario A, la guerra, perturba el comercio mundial durante un máximo de seis meses. Suponen una caída significativa de los flujos comerciales entre la UE y Rusia en particular. El escenario B, guerra y sanciones efectivas, supone lo mismo, y que se imponen sanciones a Rusia, la Ucrania ocupada y Bielorrusia por parte de EE.UU., la UE, Australia, Nueva Zelanda, Japón y Corea, lo que altera los patrones del comercio mundial. Sin embargo, algunos países tratarán de eludir dichas sanciones: China ha declarado que trabajará con Rusia para hacerlo. Por lo tanto, suponen que los 100.000 millones de dólares de comercio de productos básicos que antes se realizaban entre los países sancionadores y Rusia se desvían a China con un descuento, mientras que otros países pagan precios más altos. En el escenario C, asumen que Occidente también impone sanciones secundarias efectivas a China y a otras economías incumplidoras.

La guerra provocará una agitación en los mercados financieros mundiales, y los temores a la guerra ya han presionado a la baja a la renta variable mundial

Prima de riesgo

El supuesto segundo se refiere a las primas de riesgo. La guerra provocará una agitación en los mercados financieros mundiales, y los temores a la guerra ya han presionado a la baja a la renta variable mundial. Para calibrar este cambio, elevan las primas de inversión en los distintos escenarios modelo para reflejar mayores diferenciales entre los tipos de interés sin riesgo y la rentabilidad de los activos de riesgo.

En el escenario A, guerra, adoptan un aumento global relativamente pequeño de la prima de riesgo de inversión global, comparable al aumento observado tras la anexión de Crimea en 2014. En el escenario B, guerra y sanciones efectivas, aumentan la prima de riesgo de inversión global para igualar el aumento observado durante la segunda Guerra del Golfo en 2003. Sin embargo, no todos los países se verían afectados por igual. Para simplificar cuáles lo harían y en qué medida, se centran en el impacto macroeconómico directo de los precios de la energía como medida estandarizada. El grado de aumento de la prima de riesgo por país depende entonces de su exposición a las importaciones energéticas rusas. Los exportadores netos de energía se dejan fuera de la ecuación, ya que se consideran mejor aislados; continuación, examinan la parte de las importaciones de energía dentro de las importaciones totales; finalmente, observan la proporción de las importaciones energéticas rusas dentro de las importaciones energéticas. Por supuesto, puede haber otros mecanismos de transmisión del riesgo financiero, como los tipos de interés -donde los bancos centrales ya se enfrentan a dilemas de inflación/crecimiento- y una pérdida de los “animal spirits”.

Precios de materias primas

El supuesto tercero hace referencia a los precios del petróleo y del gas natural. En el escenario A, la guerra, haría que el Brent se disparara debido al acaparamiento, el aumento de los costes de tránsito y el aumento de la prima de riesgo geopolítico. La última gran interrupción del suministro de petróleo a Europa se produjo durante la guerra civil libia de 2011, cuando sus exportaciones de petróleo se colapsaron debido a las luchas internas: cuando la producción de petróleo libia cayó de 1,5 mb/d a cero, los precios del Brent se dispararon de 90 a más de 125 dólares en cuatro meses. El escenario B, guerra y sanciones efectivas, situaría el petróleo en 135 dólares y más durante mucho más tiempo.

El escenario A supone 175 dólares por barril de petróleo equivalente y en el escenario B 215 dólares, y durante mucho más tiempo

La situación es aún más grave en lo que respecta al gas natural, dado que Europa y Asia ya están sufriendo una escasez de suministro que ha disparado los precios por encima de los 200 dólares por barril de equivalente de petróleo. No se puede predecir hasta dónde podrían llegar los precios del gas natural en caso de interrupción del suministro, dado lo elevados que ya son los precios en relación con la historia, pero en el escenario A supone 175 dólares por barril de petróleo equivalente y en el escenario B 215 dólares, y durante mucho más tiempo. Pero además, la guerra tendría un gran impacto en los cereales, los aceites vegetales y los fertilizantes.

Hay un escenario C no cuantificable. Significa una guerra, la imposición por parte de Occidente de sanciones efectivas a Bielorrusia/Rusia y, a continuación, sanciones secundarias efectivas a China y a otras economías que tratan con Rusia. Lo más importante es que esto tendría un efecto tan perturbador en los flujos comerciales mundiales que los modelos macroeconómicos no pueden captarlo: ningún modelo de la economía internacional globalizada actual puede describir su bifurcación político-económica más cercana a la que prevalecía durante la Guerra Fría. La conclusión es que los mercados no están preparados para tales resultados

Impacto macroeconómico

Una vez extraídos los dos escenarios cuantificables A y B, y los supuestos clave para los inputs, describen los resultados del modelo. En términos de inflación, el escenario A, la guerra, vería una significativa revisión al alza de la inflación interanual del IPC en 2022, que oscilaría entre 0,6 y 1,6 puntos porcentuales, y luego una revisión a la baja de 0,7 puntos porcentuales en 2023. Esto se habría considerado en su día como un choque inflacionista importante, pero en el contexto actual parece leve o una continuación de la tendencia reciente, lo que habla de la magnitud de las presiones inflacionistas actuales.

El escenario B, guerra y sanciones efectivas, supondría revisiones al alza de la inflación interanual del IPC en 2022, que oscilarían entre 1,3 y 3,5 puntos porcentuales, y luego otros 1,4 y 5,9 puntos porcentuales en 2023. Esto supone una importante continuación de nuestro actual choque de inflación. Mientras tanto, el impacto en las economías más pobres -en particular de los precios de los alimentos- podría resultar desestabilizador desde el punto de vista socioeconómico.

PIB

Respecto al crecimiento del PIB, el escenario A, la guerra, prevé un menor consumo e inversión privados y, por tanto, revisiones a la baja del crecimiento del PIB en 2022 y 2023 en relación con cualquier escenario base. En el bloque del dólar, estos efectos son moderados, ya que en EE.UU. el crecimiento se reducirá en 0,2 puntos porcentuales en 2022 y se mantendrá prácticamente sin cambios en 2023. En Europa, el impacto es mayor. El crecimiento de la zona euro es 0,3 puntos porcentuales inferior en 2022 y 2023. En el Reino Unido, el crecimiento en 2022 y 2023 es inferior en 0,2 puntos porcentuales. En los mercados emergentes, el crecimiento de la India se reduce en 0,7 puntos porcentuales en ambos años debido a su mayor tasa de crecimiento del PIB, mientras que China se ve afectada en 0,5 puntos porcentuales por la misma razón. México y Brasil no se ven relativamente afectados.

El escenario B, guerra y sanciones efectivas, es más dramático. El crecimiento de EE.UU. es 0,4 y 0,6 puntos porcentuales menor en 2022 y 2023, y el resto del bloque del dólar ve el crecimiento 0,2-0,3 puntos porcentuales menor en 2022 y 0,2-0,6 menor en 2023, siendo Nueva Zelanda la más afectada. El crecimiento del PIB de la eurozona es 0,6 puntos porcentuales inferior en 2022 y 1,1 puntos porcentuales en 2023, donde el crecimiento del PIB general es de sólo el 1,1% anual. En los mercados emergentes, el PIB de la India es inferior en 1,1 a 1,2 puntos porcentuales, el de China en 0,7 a 1,2 puntos porcentuales, el de México ligeramente inferior en ambos años y el de Brasil en 0,1 puntos porcentuales en 2022 pero en 0,3 puntos porcentuales en 2023.

A partir de estos previsiones, los analistas del banco holandés tratan de medirlo en términos de cuánto disminuiría el crecimiento del PIB per cápita (en dólares constantes en paridad de poder adquisitivo, PPA) en los escenarios A y B en relación con si no hubiera habido guerra. En el escenario A, la guerra, supone una “pérdida” de PIB per cápita en 2022-23 en relación con nuestro caso base, aunque no se trata de una pérdida directa de los niveles reales de PIB per cápita de 2021, sino más bien de una oportunidad perdida. Ven una gama que va desde -33 dólares en Brasil y México hasta +951 dólares en Rusia. En el escenario B, guerra con sanciones efectivas, la pérdida de oportunidades en relación al escenario base es mucho mayor. Ven una gama que va desde +25 dólares en Brasil hasta unos enormes -1.440 dólares en Rusia. Una vez más, insisten en que no se trata de un descenso en dólares nominales desde el nivel de 2021, sino de una oportunidad perdida medida en dólares constantes en PPA.

Bajo el escenario A, la guerra, el modelo del banco holandés muestra que el ruso medio mejoraría en 951 dólares (en dólares constantes de la PPA) si ganan la guerra, y esto no incluye el control de las fértiles tierras de cultivo de Ucrania, ni los beneficios psicológicos, geopolíticos o geoestratégicos no cuantificables. Puede resultar incómodo, pero es el resultado de la subida de los precios de las materias primas para una economía tan expuesta a ellas.

Sin embargo, bajo el escenario B, la guerra y las sanciones efectivas, obligarían a que el PIB per cápita ruso descendiera un enorme 5,2%, es decir, 1.440 dólares. Por lo tanto, sólo si se dan sanciones “efectivas” contra Rusia, tras la decisión de invasión, les repercutiría negativamente. No se puede recompensar la agresión geopolítica (escenario A). Nos encaminamos, en definitiva, a una economía global más bifurcada para tratar de detenerla (escenario B o C). Cualquiera de los dos resultados promete futuros choques macroeconómicos desagradables.

Relacionadas

Guerra en Ucrania
Oihana Goiriena, esposa del periodista Pablo González “Sánchez no está con Pablo, apoya a Polonia”
El domingo han recordado a Pablo González en el Zinemaldi Alternativo de Donostia, el periodista que lleva casi siete meses preso en Polonia.
Guerra en Ucrania
Seis meses de guerra El contraataque ucraniano arrincona al Kremlin (y eso lo hace más peligroso)
La retirada de Rusia desvela los restos de una posible matanza en la ciudad de Izium. China e India aprovechan una cumbre para trasladar sus inquietudes a Vladimir Putin.
La semana política
Vacío
Visto con las lentes de la Unión Europea, el nuevo contexto geopolítico arroja un escenario claro: la autocracia amenaza a la democracia. Mirado con un poco más de detalle se aprecia la fragilidad de esa dicotomía.

Destacadas

Italia
Elecciones generales Los herederos del fascismo obtienen el 26,2% del voto y podrán gobernar en Italia
Giorgia Meloni, de Fratelli d'Italia, obtiene uno de cada cuatro votos y contará con el apoyo externo de la coalición que completan Matteo Salvini y Silvio Berlusconi.
Gas natural
Gas natural licuado, la solución energética para Europa que pone al mundo al límite
Casi el 70% del gas que se consume en la UE viene a través de gasoductos, y el resto viene del gas natural licuado. Ante el peligro del cierre del grifo desde Moscú, Europa lleva meses intentando incrementar el volumen de gas natural licuado que compra desde el extranjero.
Opinión
Los huevos de la serpiente
La victoria de Fratelli d'Italia supone una amenaza para todos los pueblos europeos.
Monarquía
La despedida de Isabel II, un show que refuerza a las monarquías
El funeral de la reina ofrece un balón de oxígeno al resto de monarquías occidentales, entre ellas la española. Un extremadamente largo velatorio para justificar y reforzar la anomalía histórica de su institución.
Opinión
En diálogo con el movimiento socialista: tesis para la organización que viene
Dentro del contexto del debate organizativo en curso —donde están entrando en diálogo posiciones autónomas y socialistas— este texto se busca ahondar en algunos puntos ya puestos sobre la mesa y rescatar otros tantos que quizás no se han tratado con la suficiente profundidad. Se enuncia desde lugares autónomos, mas no se toman estos como casillas inamovibles. El deseo es que circule y pueda abrir ventanas interesantes dentro de la actual y nutrida discusión.
Migración
Migraciones Marlaska, Melilla y la violencia en la frontera sur
La continuidad del ministro de Interior tras los hechos del pasado 24 de junio normaliza la impunidad ante las muertes en la frontera.

Últimas

Literatura
Juan Pinilla “La biografía de Saramago es la de los donnadies y los desheredados”
El investigador y cantaor Juan Pinilla publica con la editorial Atrapasueños el libro ‘Saramago. El Nobel de lo imposible’, un laborioso y profundo estudio sobre el escritor portugués que llega a las librerías en pleno centenario de su nacimiento.
Opinión
Vuelva usted mañana: la enfermedad crónica de la administración en la era digital
A la e-administración le queda mucho camino por recorrer: sigue siendo poco más que una fantasiosa quimera, una distante utopía con la que los usuarios más críticos no dejan de soñar.
Chile
A Fronteira Insistirmos, persistirmos, resistirmos
O rexeitamento en Chile exixe unha lectura que se afaste das antinomías tradicionais e atenda unha memoria americana común.
Migración
Migración València se manifiesta por tercera ocasión para exigir justicia por la Masacre de Melilla
El movimiento antirracista de València se concentra una vez más para exigir una investigación independiente y protección para las supervivientes en espera de juicio en Marruecos.
El Salto Radio
Que No Te Lo Cuenten De ecología y humanidad
VV.AA.
Nueva edición del noticiero quincenal de El Salto
Antifascismo
Antirracismo El mundialito que resiste a la metrópoli
El Mundialito mixto antirracista de Bilbao cumplió su sexta edición, mientras que en Iruñea preparan su estreno.

Recomendadas

Fascismo
Las elecciones en Italia como espejo en el que mirarse
Recordar los desmadres de Berlusconi o la base social del fascismo histórico puede parecer un ejercicio infructuoso, pero lo cierto es que permite abordar la cuestión aportando la perspectiva de la memoria. Y tal vez la memoria sea lo único que nos pueda salvar.
Extrema derecha
Italia, año cero
A las crisis cíclicas y de difícil explicación hasta para la propia ciudadanía italiana, se suman los formateos políticos que el sistema sufre en cada elección desde hace más de una década.
Elecciones
Elecciones 2023 Las municipales y Sumar, el nuevo órdago de Podemos
El partido a la izquierda del PSOE que cambió la historia de la política moderna de España sigue buscando su rumbo tras la era Iglesias. Las autonómicas y municipales de mayo próximo ya están sobre la mesa y está por verse cómo será la relación con IU y con los de Yolanda Díaz. La marca electoral de los morados, en el ojo del huracán.
La vida y ya
Principio de reciprocidad
¿Cuándo olvidamos el principio de reciprocidad, ese que dice que si cojo frutos devuelvo semillas?
Literatura
Literatura Alejandra Pizarnik, de la A a la Z
Hace 50 años que se echa de menos la voz de la poeta única, singularísima, que fue Alejandra Pizarnik. Nació en Buenos Aires, en 1936, en una familia de inmigrantes y desde muy niña sus pasiones fueron leer, escribir, escandalizar un poco... Comenzó estudios de Filosofía y Letras que no acabó, tomó clases de pintura, leyó desaforadamente, viajó, volvió… y siempre escribió poesía, narraciones y diarios de donde se han extraído la mayor parte de las entradas de este diccionario, que intenta recomponer algunos fragmentos de ese puzle llamado Alejandra Pizarnik.
Represión
Miles de personas se concentran en Madrid en apoyo a las sindicalistas de la Pastelería Suiza condenadas a prisión
La manifestación convocada por el sindicato CNT ha reunido en la capital a alrededor de 10.000 personas con el objetivo de “denunciar la criminalización de la acción sindical” y exigir la “inmediata absolución” de las seis sindicalistas condenadas a prisión en la Pastelería Suiza de Xixón.
Migración
Surge en València el Movimiento Fuerza Migrante para motivar el voto
El Movimiento Fuerza Migrante (MFM) se ha presentado recientemente en la ciudad de València con el objetivo claro de movilizar el voto migrante y organizarse de cara a los comicios del 2023.