Juegos olímpicos
La participación del Equipo Olímpico de Refugiados en París 2024 pone en evidencia la neutralidad del COI

La máxima institución del deporte mundial pone en el foco la crisis de refugiados que se vive desde hace años en el planeta, aunque no denuncia a los responsables de cada conflicto.
Refugee Olympic Team
Integrantes del Equipo Olímpico de Refugiados en las Olimpiadas de 2020. Foto: UNHCR

París 2024 será su tercera participación en unos Juegos Olímpicos y desfilarán en la ceremonia inaugural en segundo lugar, por detrás de Grecia, histórico fundador de la competición. Hablamos del Equipo Olímpico de Refugiados, un proyecto del Comité Olímpico Internacional (COI) puesto en marcha en 2015 en colaboración con la Organización de Naciones Unidas (ONU).

En su debut en Río 2016 fueron diez los deportistas que formaron parte de este equipo. Entre ellos había víctimas de la guerra de Siria, de Sudán del Sur o de la República Democrática del Congo. La cifra subió a 29 atletas para Tokyo 2020, con los conflictos armados de Siria o Sudán del Sur como las causas más frecuentes detrás de la condición de refugiado de los deportistas, aunque también se incluía la persecución política en países como Irán o Afganistán.

Serán 36 los atletas, 13 mujeres y 23 hombres, procedentes originalmente de 11 países y acogidos por 15 comités olímpicos nacionales quienes representarán en París a los 117 millones de desplazados

Para la edición de París, el COI ha invitado a 35 atletas y completa el equipo la boxeadora camerunesa Cindy Ngamba, primera deportista del equipo de refugiados que ha logrado su plaza a través de los torneos preolímpicos. En total, serán 36 los atletas, 13 mujeres y 23 hombres, procedentes originalmente de 11 países y acogidos por 15 comités olímpicos nacionales quienes representarán en París a los 117 millones de desplazados (incluyendo a quienes se ven obligados a hacerlo dentro de su propio país) que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) contabilizaba en todo el mundo a finales de 2023.

Buena parte de los miembros del equipo tienen el respaldo del programa de becas para atletas refugiados de la Fundación Refugio Olímpico (ORF, en sus siglas en inglés), creada en 2017 en colaboración entre el COI y la ONU para facilitar el acceso al deporte a los refugiados y becar a aquellos que muestren un alto nivel, cubriendo los costes de su entrenamiento y su participación en las competiciones internacionales. En total, la ORF tiene concedidas actualmente 74 becas a deportistas refugiados de todo el mundo.

En la presentación del equipo en mayo, Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, declaró que “el Equipo Olímpico de Refugiados debería recordarnos la resiliencia, el coraje y las esperanzas de todos aquellos desplazados por la guerra y la persecución”. Thomas Bach, presidente del COI, destacó “el valor emocional que supone enviar este símbolo de esperanza a los más de cien millones de personas que, lamentablemente, tienen que migrar y concienciar al mundo de la magnitud de esta crisis”.

El COI acostumbra a obviar que detrás de cada uno de los miembros de este equipo se esconden historias en las que han sido víctimas de conflictos armados o de persecuciones por orientación sexual, racial o religiosa

Con estas palabras, los dirigentes de ACNUR y el COI destacaban la importancia de la iniciativa y ponían de manifiesto la magnitud de un problema que, desde la creación del equipo para los JJ OO de Río 2016, ha duplicado las cifras de refugiados en el mundo. Sin embargo, a la hora de hablar del Equipo Olímpico de Refugiados, el COI acostumbra a obviar que detrás de cada uno de los miembros de este equipo se esconden historias en las que han sido víctimas de conflictos armados o de persecuciones por orientación sexual, racial o religiosa y que tienen responsables con nombres propios. Hablamos de guerras como la de Siria, Afganistán o Eritrea, de personas que han debido huir de sus países, atravesando desiertos y que han sufrido la violencia de las mafias que se aprovechan de sus dificultades, para llegar al mar Mediterráneo o a las fronteras de Europea y encontrarse con el rechazo de las políticas migratorias de la Unión Europea.

El sirio Alaa Maso formará parte del Equipo Olímpico de Refugiados por segunda vez, después de haber estado presente en la edición de Tokyo 2020. Allí participó también su hermano Mohamed, aunque con el equipo de Siria. Ambos habían huido en 2015 de una Alepo destruida por la guerra. Atravesaron Líbano y Turquía, para llegar en una balsa hasta Lesbos (Grecia). Allí se dividieron los caminos de los dos hermanos. Alaa llegó a Alemania, donde vive y entrena actualmente.

La atleta de 1.500 metros, Farida Abaroge, debutará en unos Juegos Olímpicos en esta edición de París. El mes pasado explicaba a France24 que dejó Etiopía en 2016 “por motivos políticos que no puedo desvelar”, pero que “me pasaron muchas cosas”. Una vez que dejó su país, debió atravesar el Sahara, cruzando Sudán, Egipto y Libia, para llegar finalmente a Francia.

Antes hablábamos de la boxeadora camerunesa Cindy Ngamba, que dejó su país con 11 años para empezar una nueva vida en Bolton (Reino Unido). Sufrió acoso escolar por su condición de inmigrante y por su homosexualidad. Quince años después sigue sin tener la nacionalidad británica. En 2019 fue arrestada y estuvo a punto de ser deportada cuando fue a la oficina de inmigración a firmar sus papeles. En el boxeo encontró un refugio y un estímulo, además de permitirle demostrar su gran nivel. Aun así, no pudo participar en competiciones internacionales hasta que en 2021 fue reconocida como refugiada por no poder volver a Camerún, donde la homosexualidad está tipificada como un delito.

La jefa de misión del equipo de refugiados en los Juegos de París será la ciclista afgana Masomah Ali Zada, quien decidió dejar su país después de que un hombre la agrediera por andar en bicicleta y de las presiones que sufría, que la obligaron a no salir a entrenar si no iba acompañada. En Tokyo se convirtió en la primera mujer afgana en tomar parte en una prueba de ciclismo de los Juegos Olímpicos.

Son algunos ejemplos de las historias que hay detrás de los 36 deportistas del Equipo Olímpico de Refugiados, cuya actividad deportiva se ha visto impulsada por la iniciativa del COI y de ACNUR.

La máxima institución del deporte mundial pone en el foco la crisis de refugiados que se vive desde hace años en el planeta, aunque no denuncia a los responsables de cada conflicto, siguiendo la política de neutralidad que ha defendido en sus casi 130 años de historia y que se incluye expresamente en la Carta Olímpica. En este texto se establece que el COI debe “adoptar medidas para reforzar la unidad del Movimiento Olímpico, proteger su independencia, mantener y promover su neutralidad política, y salvaguardar la autonomía del deporte”.

Este ha sido uno de los principios que han contribuido al éxito de los Juegos Olímpicos y que le han permitido convertirse en un evento de referencia a nivel mundial. También la paz figura entre los objetivos del COI y, por eso, el pasado 21 de noviembre, la ONU renovó la resolución que, en cada edición de los JJ OO desde 1992, “insta a los Estados Miembros a que observen la tregua olímpica de manera individual y colectiva, en el marco de la Carta de las Naciones Unidas, durante todo el período comprendido entre el séptimo día anterior a la inauguración de los Juegos de la XXXIII Olimpiada y el séptimo día posterior a la clausura de los XVII Juegos Paralímpicos”.

La tregua y la Carta Olímpica se han utilizado como base argumental para obligar a que los deportistas rusos y bielorrusos participen como miembros del equipo de Atletas Individuales Neutrales, sin poder ser representados por su bandera e himnos nacionales. Tampoco se invitará a los JJ OO de París a miembros del gobierno de estos países.

Estos mismos principios podrían ser utilizados para evitar que Israel utilice los JJ OO como herramienta política, mientras continúa con los ataques indiscriminados sobre la población palestina. La institución que creó el Equipo Olímpico de Refugiados en 2015 para poner de manifiesto su dramática situación haría una importante contribución a su causa presionando a Israel para poner freno al genocidio en Gaza y evitar que sus víctimas se conviertan en potenciales miembros del equipo de refugiados en los próximos Juegos Olímpicos.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Tecnología
Tecnología “Sólo quedan máquinas chocando entre sí”
El proyecto de “Olimpiadas Aumentadas” pone en primer plano la tendencia a romper con los límites inherentes al ser humano, en una tendencia narcisista que se extiende también al erotismo.
Videovigilancia
Derechos y libertades Videovigilancia algorítmica en nombre de la seguridad de los Juegos Olímpicos de París
Aunque las autoridades francesas aseguran que no se utilizará el reconocimiento facial durante los Juegos Olímpicos de París, existe el temor de que el uso de la videovigilancia algorítmica se convierta en permanente.
Deportes
Jules Boykoff “Si Madrid se va a tomar en serio la candidatura de JJ OO en 2036, debería haber un referéndum”
Jules Boykoff considera que los Juegos Olímpicos son, ante todo, una máquina de generar desigualdades. Su visión crítica subraya que estos eventos se financian con dinero público pero los beneficios recaen en unas pocas empresas privadas.
Migración
Migracións Burocracia para os 'refuxiados de segunda': sete rapaces malianos ante o bloqueo do Estado ao pedir asilo
Presos da guerra, chegan a un novo territorio en procura de mellores oportunidades, pero son presos de temporalidades e trámites administrativos, minguando o seu estado anímico e deixándolles estancados nun limbo temporal que os anula como cidadáns.
Caso Carioca
Caso Carioca O caso Carioca a través dunha migrante explotada sexualmente: indemnización mínima e complot policial
O garda civil Armando aliábase con proxenetas e abusaba sexualmente de mulleres prostituídas facendo uso da súa capacidade para regularizar a súa situación.
Palestina
Genocidio España tratará a 15 niños y niñas palestinas mientras quedan 10.000 pacientes que necesitan evacuación
El director general de la OMS agradece el gesto mientras pide evacuaciones médicas ampliadas, ya que solo 5.000 palestinos y palestinas han sido trasladados desde que comenzara la ofensiva israelí el pasado 7 de octubre.
Ocupación israelí
Ocupación israelí Israel declara “terrorista” a la UNRWA y le prohíbe operar en el país
Días después de que Reino Unido reinicie el financiamiento de la agencia de refugiados de la ONU, el Parlamento israelí aprueba tres leyes que prohíben la actividad de esta organización y criminaliza a sus 30.000 trabajadores.
Venezuela
Elecciones presidenciales Venezuela hacia el 28J: unas elecciones en las que por primera vez en una década cualquier cosa puede pasar
La oposición de derechas concurre sin exclusiones, vetos ni llamadas a la abstención con un candidato de consenso, Edmundo González, que podría arrebatar el poder a Nicolás Maduro.
Sphera
Sphera Cómo ser trans en Grecia: existir, resistir
Las historias de Ari, Kassiope y Paola muestran la situación de las personas trans en Grecia. Un reportaje de El Salto Vídeo para Sphera Network.
O Salto medra contigo
O Salto medra contigo Eles por diñeiro, nós por un futuro mellor: subscríbete ao Salto
Sempre que unha multinacional ou un goberno intentaron cometer un atentado medioambiental no noso territorio estivemos alí para contalo. Puidemos facelo porque a nós sostennos a nosa comunidade, pero queremos chegar máis lonxe e por iso precisámoste.

Últimas

Gobierno de coalición
Transfobia y contratos irregulares El silencio en el PSOE y la presión de los colectivos precipitan el cese de Isabel García
La directora del Instituto de las Mujeres fue elegida en noviembre de 2023 por la ministra de Igualdad, Ana Redondo. Su nombramiento lanzó un mensaje de cambio de rumbo en el Ministerio por los posicionamientos transexcluyentes de García.
Infancia migrante
Menores que migran solos Cuatro claves para seguir el debate sobre la reforma de la Ley de Extranjería
Durante la jornada de hoy martes 23 de julio, se debate en el Pleno del Congreso la toma en consideración de la reforma de la Ley de Extranjería que incluye un mecanismo obligatorio de “reparto” territorial de la infancia migrante.
Desahucios
Desahucio Una amplia movilización vecinal no consigue detener el desahucio de Zohra en Lavapiés en el tercer intento
Convocadas por el Sindicato de Inquilinas de Madrid, y poniendo literalmente el cuerpo, hasta cien personas han intentado frenar por tercera vez el desalojo y de Zohra y su marido, con diferentes grados de incapacidad. Esta vez no lo han conseguido.
Opinión
Análisis Átomos, tabaco, armamento y fascismo en el Campo Arañuelo
Un análisis de la problemática laboral, ecológica y productiva en Campo Arañuelo, comarca del norte de Cáceres atravesada por múltiples contradicciones.
Más noticias
Sanidad pública
Recortes Denuncian la propuesta de retirada de los conductores de ambulancias en los centros de salud extremeños
La Plataforma por la Sanidad Pública de Extremadura critica el desamparo y la desatención en la que quedaría gran parte de la ciudadanía en una comunidad con altas tasas de envejecimiento y dependencia.
Ecoembes
Reciclaje La CNMC se harta del monopolio de Ecoembes y Ecovidrio
El organismo vuelve a señalar a las dos empresas de reciclaje copan el mercado y pide más transparencia y control sobre ellas.
Reforma laboral
Trabajo y precariedad Europa da la razón a UGT y fuerza al Gobierno a mejorar las condiciones de los despidos
Tras el fallo del Comité Europeo de Derechos Sociales sobre despidos improcedentes, Yolanda Díaz convoca a sindicatos y patronal para reformar la ley.
Turismo
Vivienda Pintadas contra pisos y hoteles: el Sindicato de Vivienda de Urola Kosta denuncia la turistificación
Desde 2018, los locales de uso turístico se han incrementado un 181,8% en Zarautz y un 158,3% en Zumaia. La construcción de dos nuevos hoteles incrementará el precio de los alquileres.

Recomendadas

Arte político
Soledad Urzúa “Utilizar un desecho agrícola para crear obras de arte permite transmitir un mensaje de amor”
Llega a Madrid “Metáfora Vegetal”, una exposición de la artista chilena Soledad Urzúa. Sus obras, creadas armónicamente con colores de óleo y materiales desechados como hojas de maíz, despiertan los sentidos.
Ocupación israelí
Ocupación israelí El teatro de la libertad de Yenín: resistencia a través del arte
Una iniciativa de teatro social en medio de la ocupación y las incursiones armadas israelíes en Cisjordania.
Personas con discapacidad
Itxi Guerra Itxi Guerra, activista anticapacitista: “Lo 'diska' muestra dónde falla el capitalismo y cómo dinamitarlo”
En 'Ruptura y reparación de la máquina', esta referente del anticapacitismo argumenta la potencialidad política de la discapacidad y da pautas para convivir en un sistema discapacitante: “Las redes entre personas nos permiten vivir con la máquina rota”
Arte
Arte Miguel Ángel, Crisanto Domínguez y la blanquitud
En julio se llevará a cabo la Biena de Esculturas en la ciudad de Resistencia. Como acto previo a la bienal, el 6 de marzo pasado se emplazó una replica del David de Miguel Ángel donde debía estar situada una estatua de los pueblos originarios.