Laboral
La muerte de una trabajadora del hogar activa la demanda para la inclusión de este colectivo en la ley de prevención de riesgos laborales

La muerte de una mujer al caer mientras limpiaba las ventanas de la casa en la que trabajaba reaviva la demanda de incorporar a las trabajadoras del hogar en la ley de prevención de riesgos laborales, así como de contar con inspecciones de trabajo dentro de las casas que velen por la efectividad de sus derechos.

Mujer hogar
Una trabajadora de hogar, limpiando las ventanas. David F. Sabadell
La Directa
15 may 2020 06:00

La muerte de una trabajadora del hogar en Arenys de Mar al caer mientras limpiaba el ventanal de una casa, el pasado viernes, ha puesto en evidencia el vacío de prevención frente a riesgos laborales en que se encuentran las 600.000 trabajadoras que se ocupan de limpiar, planchar, cocinar, lavar, acompañar, atender y velar por el bienestar de pequeñas y mayores en hogares de todo el Estado.

“Ha sido una muerte totalmente evitable”, lamenta Isabel Otxoa, miembro de la Asociación de Trabajadoras del Hogar de Vizcaya (ATH-ELE), que recuerda un caso similar en el País Vasco. “La trabajadora había puesto un taburete ante la ventana abierta para llegar más arriba y más lejos, y esta es una maniobra muy peligrosa que no está pautada, no hay indicaciones ni de cómo ni con qué instrumentos realizarla sin peligro”, denuncia.

La ley de prevención de riesgos laborales, de 1995, excluye explícitamente la relación laboral de “carácter especial” del servicio del hogar familiar y delega la responsabilidad de “cuidar que el trabajo de las trabajadoras se realice en las condiciones correctas de seguridad e higiene” a las familias contratantes. “Cuando utilizamos determinados productos químicos, como el aguafuerte, deberíamos hacerlo con mascarilla, ya que te generan mareos, y no te dan. De hecho, ¡tienes suerte si te dan guantes!”, denuncia Rocío Echeverría, miembro del Sindicato de Trabajadoras del Hogar (Sindihogar), que reivindica que “los gobiernos no pueden dejar en manos de quien te emplea juzgar cómo deben ser las condiciones adecuadas para trabajar con seguridad ”. “Las tareas que hacemos son muy diversas, con diferentes grados de intensidad y de riesgo”, remarca.

La ley de prevención de riesgos laborales, de 1995, excluye explícitamente la relación laboral de “carácter especial” del servicio del hogar familiar

También el real decreto que, desde 2011, regula la relación laboral “de carácter especial” del servicio del hogar familiar, establece que la persona empleadora es quien tiene la obligación de “cuidar que el trabajo de la trabajadora del hogar se realice en las adecuadas condiciones de seguridad y salud ”. Una obligación que resulta papel mojado, al igual que lo resultan, a menudo, las condiciones establecidas en los contratos laborales de este sector, marcado por la precariedad y el aislamiento de las trabajadoras, además de prácticamente blindado a Inspección de Trabajo.

“Desde el punto de vista jurídico, la exclusión del trabajo del hogar en la ley de prevención de riesgos laborales no tiene ninguna explicación, es una discriminación flagrante”, afirma Alex Tisminetzky, abogado especialista en salud laboral y prevención de riesgos. El por qué, según el letrado, radica en quiénes son las personas que trabajan en este sector. “Son un colectivo muy feminizado, con muchas mujeres de origen extranjero, muchas sin papeles, por lo cual el sistema se aprovecha de estas trabajadoras”, detalla el abogado del Colectivo Ronda, al tiempo que destaca la gran dificultad para sindicarse y también de llegar a hacer una reclamación jurídica “por falta de estabilidad en el puesto de trabajo y de red social”.

La exclusión de la ley de prevención de riesgos laborales es una de las láminas del abanico de discriminaciones que sufren las trabajadoras del hogar y los cuidados respecto al resto de trabajadoras, tales como no tener derecho a percibir la prestación de desempleo, quedar excluidas del fondo de garantía salarial (FOGASA) o ser sujetos de despido por desistimiento, es decir, sin causa objetiva.

La ratificación del Convenio 189 de la OIT es reclamada por organizaciones de trabajadoras del hogar como el instrumento internacional que obligaría al Estado español a equiparar sus derechos a los del resto de sectores laborales. En materia de prevención de riesgos, supondría la obligatoriedad de adoptar “medidas eficaces” para asegurar la seguridad y la salud en el trabajo del hogar por parte del Estado. Pese reconocerlas como trabajadoras esenciales bajo la pandemia del Covid-19, hasta ahora las declaraciones de buenas intenciones del gobierno de coalición en relación con la firma del convenio no han pasado de ser un anuncio.

¿Derecho a la intimidad o precariedad?

Intoxicaciones y malestares a raíz de utilizar productos químicos y lesiones cervicales, de la columna y en las extremidades, son problemas de salud comunes entre las mujeres ocupadas como trabajadoras del hogar, enumeran desde Sindihogar, que detectan también cómo muchas mujeres que trabajan desde hace años en el sector padecen fibromialgia, una enfermedad feminizada de la que no se conoce la causa. “Cuesta mucho que se les reconozca la enfermedad y conseguir la baja”, lamenta Echeverría.

“Las lesiones de las que cuidan personas en situación de dependencia son físicas y también psíquicas”, añade Otxoa, que remarca, además de los problemas de salud desencadenados por el esfuerzo de mover personas sin mecanismos de apoyo, en casas no adaptadas las necesidades de personas en situación de dependencia, y por falta de descanso; los efectos en la salud que derivan de las largas jornadas, la soledad, la falta de reconocimiento del trabajo que hacen y la ausencia de límites horarios. 

Empleo hogar
Las trabajadoras del hogar siguen sufriendo la invisibilidad en las legislaciones laborales Candela Fernández


“La ley de prevención de riesgos laborales establecería la obligación legal de controlar las condiciones de cada puesto de trabajo y de proporcionar a la trabajadora formación y medios para evitar los riesgos; ahora bien, la ley por sí misma no eliminaría el problema, porque es característico del sector que la Administración pública pueda llegar a reconocerle derechos formales, pero luego no ponga los medios para que se cumplan”, remacha Otxoa, por quien, en síntesis, “el problema es que no hay salud laboral posible si las condiciones laborales son las que son”.

Siguiendo las estadísticas del último año recogidas a partir de más de 600 trabajadoras atendidas por ATH-ELE, menos de la mitad de las externas (quienes no viven en el hogar que las emplea) llegaban al salario mínimo correspondiente a su jornada. En el caso de las internas, tres de cada diez reciben un salario menor al mínimo correspondiente a 40 horas semanales, aunque, en la práctica, las jornadas laborales son mucho más largas. En el caso de las trabajadoras en situación irregular, son más de la mitad las que no obtienen el mínimo salarial.

A partir de los casos atendidos, desde ATH-ELE constatan que no es excepcional el estrés derivado del maltrato, concretado en frases despectivas, comentarios racistas y acercamientos y proposiciones sexuales no deseados

A partir de los casos atendidos, constatan que no es excepcional el estrés derivado del maltrato, concretado en frases despectivas, comentarios racistas y acercamientos y proposiciones sexuales no deseados. “Las autoridades laborales no han dispuesto de mecanismos de intervención real y práctica en defensa de las trabajadoras”, apuntan desde ATH-ELE, que también denuncian que las trabajadoras del hogar están cubriendo “la necesidad de atención a la vejez y la enfermedad a un precio muy bajo ”.

De los datos recogidos por la asociación de Vizcaya, un 98% de las trabajadoras internas tienen como trabajo principal cuidar personas, casi todas dependientes por edad avanzada, diversidad funcional o enfermedad. En el caso de las externas, el cuidado de personas es una tarea principal en cerca de la mitad de las trabajadoras.

“Las administraciones saben perfectamente que entre un 30-35% estamos en situación irregular, sin contrato, por una ley de extranjería que nos obliga a trabajar en las condiciones que sea, y no les importa, porque sin derechos estamos aportando igualmente a la economía y a la sociedad con nuestro trabajo ”, critica Echeverría.

hacer la Vista gorda con las vulneraciones

Además de los cambios legislativos para equipar los derechos al sector, desde Sindihogar piden que las iniciativas para favorecer la salud laboral de las trabajadoras del hogar se dirijan a las personas empleadoras para responsabilizarlas. Señalan que no se las puede tratar como trabajadoras autónomas, porque por norma no establecen ni el qué ni el cómo del trabajo en las casas donde trabajan.

Desde ATH-ELE plantean, además de la formación por parte de trabajadoras y empleadoras, la necesidad de limitar las jornadas laborales para que no se dejen la salud cuidando a otros. “¿Una persona con Alzheimer con una sola cuidadora? Es inadmisible. Y las que gestiona la ley de la dependencia y visitan las casas ya saben lo que hay”, denuncia Otxoa.

En el caso de las trabajadoras internas (las que residen en el hogar donde trabajan), la gran mayoría realiza su trabajo en condiciones ilegales en cuanto a duración de la jornada y en cuanto a insuficiencia de descansos, según detecta año tras año ATH- ELE. Ocho de cada diez trabajan más de 60 horas semanales, siguiendo los datos orientativos que ha facilitado esta entidad. A partir de las 80 horas semanales, es muy superior la presencia de trabajadoras en situación irregular. No llegan a ser tres de cada diez las trabajadoras que disponen de las horas de descanso semanal obligatorio.

A pesar de las reiteradas denuncias públicas respecto a cómo los abusos atraviesan el sector, hasta ahora el control público de las condiciones de trabajo en que se encuentran las empleadas del hogar y los cuidados es prácticamente inexistente

A pesar de las reiteradas denuncias públicas respecto a cómo los abusos atraviesan el sector, hasta ahora el control público de las condiciones de trabajo en que se encuentran las trabajadoras del hogar y los cuidados es prácticamente inexistente. “No hay ninguna diferencia real, jurídicamente, porque Inspección de Trabajo no entra en los domicilios que son espacios de trabajo. La única explicación es la voluntad del legislador de mantener aparte las trabajadoras del hogar ”, afirma Tisminetzky, crítico con la idea de que“ dentro de casa no pueden entrar las relaciones laborales ”y que la relación con las trabajadoras del hogar sea leída como “una relación del ámbito privado”, tal como históricamente ha sido considerada.

“El derecho a la intimidad del domicilio debe estar limitado cuando tienen contratadas trabajadoras”, reclama Otxoa, que propone explorar vías para garantizar la protección de sus derechos, tales como que el contrato no sea con la familia, sino con un servicio de atención. “La situación cambiaría. Sólo hay que ver que en los servicios de ayuda a domicilio funciona la prevención de riesgos ”, plantea la integrante de ATH-ELE, para quien la contratación individual de servicios del hogar y los cuidados “no es una solución que pueda garantizar derechos a las trabajadoras”, denuncia.

La directa
Artículo publicado originalmente en La Directa. 

Arquivado en: Feminismos Laboral
Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Turismo
Derechos Laborales Huelga en la Costa del Sol: 180 trabajadoras exigen la permanencia de sus puestos de trabajo en un hotel
La clausura de gran parte de las estancias del hotel insignia de la cultura del ladrillazo en Marbella, Guadalpín Banús, a causa de un conflicto empresarial pone en peligro los puestos de trabajo de cientos de personas en pleno verano
Laboral
Laboral No digas nada: el CSIC se amarra al silencio cuando gestiona el acoso sexual
CC OO, UGT, CSIF y la CIG denuncian el ERE a la tripulación del buque García del Cid, del que desapareció una tripulante en alta mar. El CSIC ha aprobado un protocolo que insta a firmar una declaración de confidencialidad.
#60823
17/5/2020 8:58

El articulo es un despropósito, porque todo lo que critica son concesiones que se han hecho a este colectivo para que sobreviva. Existen empresas de limpieza, vayan y trabajen allí, pero eso no interesa. Por cierto la ley de Prevención de Riesgos Laborales no incluye a ningún autónomo, a ninguno.

0
3
#61143
20/5/2020 10:17

Las empresas de limpieza, en su inmensa mayoría, no incluyen trabajo en hogares entre los servicios que prestan, sino en otras empresas, un saludo

0
0
#60754
16/5/2020 15:00

Yo trabajo 17 horas al dia y ahora q me dan de baja medica me entero q no me pagan ni media jornada de.seguridad social y encima me hacen un contrato donde no dice realmente mis horas de trabajo y mis responsabilidades y ahora q reclame mis derechos me dicen q sino me gusta q me vaya asi de sencillo,es muy deprimente saber q cumples cn el trabajo y no te valoran.

2
1
#74902
22/11/2020 19:50

Por eso es importante exigir primero; ver y leer el contrato a tes de firmar. Así uno podrá reclamar en el momento, su no está de acuerdo con lo que dice por escrito el contrato. Siempre tenemos que exigir nuestros derechos laborales, estemos documentados o indocumentados

0
0
#60719
16/5/2020 11:32

Es un colectivo que hace tiempo se tendria que a ver regulado facilitandoles permiso de trabajo ya que en los varios de gran capital es donde más se encuentra este colectivo y luego son los que se Dan golpes en el pecho y gritando ESPAÑA más cotización mejores servicios publicos

0
0
#60708
16/5/2020 10:20

Deberíamos tener derecho al paro.Unparo de todas las trabajadoras de hogar por una semana y verian,un mes y verian el caos q les genera a cada quien.

3
0
#60684
15/5/2020 22:35

A los q quieren q vengan a facilitarles la vida haciendo todas las tareas del hogar y/o el cuidado de sus familiares, no les interesan q tengan mas derechos y esten mejor pagadas. Vivimos en una sociedad clasista y esclavista, indistintamente de si el o la empleador/avive en un barrio humilde, en una urbanizacion o un chalet de lujo....Me repungna tal mentalida, q hacen q miles de menires y mujeres en este pais, autoctonas y extranjeras, sean explotadas, menospreciadas, estafadas y maltratadas laboralmente
Pero nadie hace nada, pq no interesa

8
5
#60756
16/5/2020 15:04

Se debería regular, pero parte de esa regulación es que el empleador, como en cualquier otro trabajo se pudiera desgranar los gastos que le ocasiona tener un empleado. Si fuera así, todo el mundo tendría dada de alta a su empleada, que es uno de los primeros problemas a tratar, la economía sumergida. Sin lugar dudas l vid de una persona es lo que más vale pero para defenderla hay que empezar por lz base de nada nos vale reconocerles derechos, si están en la economía sumergida

1
1
Migración
Migracións Burocracia para os 'refuxiados de segunda': sete rapaces malianos ante o bloqueo do Estado ao pedir asilo
Presos da guerra, chegan a un novo territorio en procura de mellores oportunidades, pero son presos de temporalidades e trámites administrativos, minguando o seu estado anímico e deixándolles estancados nun limbo temporal que os anula como cidadáns.
Caso Carioca
Caso Carioca O caso Carioca a través dunha migrante explotada sexualmente: indemnización mínima e complot policial
O garda civil Armando aliábase con proxenetas e abusaba sexualmente de mulleres prostituídas facendo uso da súa capacidade para regularizar a súa situación.
Turismo
Organización social El turismo de masas revuelve a la España costera: un verano de movilizaciones contra la gentrificación
Las personas que viven en las zonas del Estado con los procesos de turistificación más avanzados han dicho basta. Baleares, Canarias, Cantabria, Cataluña o Valencia prometen un estío de protestas sin precedentes para reclamar un cambio de modelo.
Pueblos originarios
Pueblos originarios Cien años de la Masacre de Napalpí
El 19 de julio de 1924, las fuerzas de seguridad estatales argentinas asesinaron a más de 500 personas de los pueblos indígenas de Qom y Moqoit.
O Salto medra contigo
O Salto medra contigo Eles por diñeiro, nós por un futuro mellor: subscríbete ao Salto
Sempre que unha multinacional ou un goberno intentaron cometer un atentado medioambiental no noso territorio estivemos alí para contalo. Puidemos facelo porque a nós sostennos a nosa comunidade, pero queremos chegar máis lonxe e por iso precisámoste.
Movimientos sociales
Instituto de las Mujeres Colectivos de personas trans pierden la paciencia con Isabel García: “Debe ser cesada de inmediato”
Plataforma Trans pide medidas contra la directora del Instituto de las Mujeres tras varias informaciones esta semana que apuntan a supuestos amaños en favor de la empresa de su mujer. FELGTBI+ espera una reacción del Ministerio Igualdad.

Últimas

Libertades
Derechos y libertades Oleada de suicidios y revueltas en las cárceles italianas
En la cárcel de Trieste, 257 personas se hacinan en un espacio previsto para 150. Allí se desencadenaba la revuelta carcelaria más intensa de una oleada que dio inició hace pocas semanas.
Palestina
Palestina La ocupación israelí de los territorios palestinos es ilegal según la Corte Internacional de Justicia
Israel viola la convención de Ginebra con su política de asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este. Medidas como demoler propiedades palestinas y reasignarlas a colonos israelíes no son de carácter provisional y el efecto es irreversibles.
Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)
30 aniversario del levantamiento del EZLN Los viajes de la Montaña. Arte, política y simbolismos de la lucha Zapatista
En este noveno texto de la serie, la autora nos propone una mirada a través del arte para entender la dinámica de construcción de la lucha zapatista en México y cómo se articula con las redes de resistencia europeas
Crisis climática
Cine y crisis climática Muyuna Fest, cine selvático para aprender a flotar en un mundo que se hunde
La primera muestra de cine flotante de la historia emerge sobre las aguas del barrio de Belén, en la ciudad de Iquitos (Perú) para fomentar la conservación de la Amazonía y la soberanía audiovisual de los pueblos originarios.
Fronteras
Fronteras La nueva Comisión Europea triplica su apuesta de militarización de las fronteras
La presidenta de la Comisión Europea anuncia un nuevo impulso para el Frontex y la creación de una cartera para las relaciones con los países del Mediterráneo.
Más noticias
Tecnología
Oligopolio tecnológico Un fallo de Microsoft provoca una caída internacional de servicios de transportes, bancos y emergencias
Una interrupción del servicio vinculada a la firma de ciberseguridad Crowdstrike y Windows ha paralizado la actividad de decenas de miles de empresas públicas y privadas poniendo de relieve la dependencia del oligopolio tecnológico.
Unión Europea
Unión Europea Von der Leyen es reelegida como presidenta de la Comisión Europea gracias a un acuerdo con Los Verdes
La presidenta de la Comisión Europea es reelegida con 401 votos a favor. Su discurso incluye nuevas medidas de securitización de las fronteras, entre otras la multiplicación por tres del polémico Frontex.
Arte
Cristina Peña “Mi referente es la artesanía que nos dieron nuestros antepasados”
La cerámica artesana de Casa Peña Slow Atelier no iba a escapar de la turistificación. Su taller se traslada desde Churriana (Málaga), a un nuevo espacio en Úbeda, ciudad de tradición artesana que acoge la marca, sus ideas, y a la propia artista.
Migración
Migraciones Burocracia para los ‘refugiados de segunda’: siete jóvenes malienses ante el bloqueo del Estado al pedir asilo
Presos de la guerra, llegan a un nuevo territorio en búsqueda de mejores oportunidades, pero son presos de temporalidades y trámites burocráticos, mermando su estado anímico y dejándoles estancados en un limbo temporal que los anula como ciudadanos.

Recomendadas

Personas con discapacidad
Itxi Guerra Itxi Guerra, activista anticapacitista: “Lo 'diska' muestra dónde falla el capitalismo y cómo dinamitarlo”
En 'Ruptura y reparación de la máquina', esta referente del anticapacitismo argumenta la potencialidad política de la discapacidad y da pautas para convivir en un sistema discapacitante: “Las redes entre personas nos permiten vivir con la máquina rota”
Arte
Arte Miguel Ángel, Crisanto Domínguez y la blanquitud
En julio se llevará a cabo la Biena de Esculturas en la ciudad de Resistencia. Como acto previo a la bienal, el 6 de marzo pasado se emplazó una replica del David de Miguel Ángel donde debía estar situada una estatua de los pueblos originarios.
Historia
Historia Chipre recuerda los 50 años de invasión turca
Se cumple medio siglo del ataque, seguido por la división y ocupación de la isla a manos del ejército turco. La izquierda chipriota critica el estancamiento de las negociaciones de paz y la falta de interés de Bruselas.
Infancia
Sira Rego “La palabra ‘mena’ deshumaniza al otro y nos negamos a deshumanizar a las infancias”
El Ministerio de Juventud e Infancia, creado en noviembre de 2023, tiene el reto de sacar adelante la propuesta para que se produzca la acogida de los 6.000 niños y niñas no acompañados que se encuentran en Canarias.