Neoliberalismo
Libertad, igualdad y fraternidad, o barbarie

Vox es la consecuencia final lógica de un sistema de gobernanza que ya ha fracasado, el neoliberalismo, pero que, para perpetuarse en el poder se acaba quitando la careta.
Se repetirá la foto de de la Plaza de Colón
Se repetirá la foto de de la Plaza de Colón
21 feb 2022 10:00

Desde estas líneas, hace bien poco, advertíamos de que en nuestro país, Vox sería la gran sorpresa en los distintos procesos electorales. Aún más, predijimos que daría el sorpasso a un PP en caída libre. Las elecciones de Castilla y León han puesto encima de la mesa una realidad que algunos ocultaban, demoscópicamente hablando, y, otros, especialmente quienes les auparon mediáticamente, ignoraban. Vox está ya en condiciones de disputar al Partido Popular la hegemonía en las derechas patrias, especialmente tras la desaparición de ese experimento gaseoso superfluo llamado Ciudadanos. No es un fenómeno específicamente español, aunque, es cierto, aquí ha llegado con cierto retardo.

Nuestras previsiones, y nuestras quejas, hacían referencia, a esa mezcla entre hilaridad y bochorno que provocaban las actuaciones e interpretaciones de los dirigentes populares, desde su líder Pablo Casado, pasando por su secretario general, y terminando en la vacuidad y zafiedad que representa Isabel Díaz Ayuso. Todos ellos son fieles herederos de lo que representa el otrora presidente del Gobierno de España, José María Aznar. Parafraseando al historiador Paul Preston, “corrupción, incompetencia política y división social”. La elección de Pablo Casado, frente a quien sin duda encarnaba una tradición democratacristiana, Soraya Sainz de Santamaría, en el origen de tanta ignominia y vacio intelectual.

Advertíamos además que tampoco les iba a la zaga la inacción de un gobierno que no acababa de darse cuenta de lo básico. Es cierto que, desde Unidas Podemos, se ha presionado para subir el SMI o para reformar algo el mercado laboral, pero el destrozo de décadas de abandono a los más débiles, de años de implementar una política económica distópica hace que a fecha de hoy solo sean remiendos, que ayudan, pero poco más. La situación económica de muchas familias españolas no deja de empeorar, tal como recogía el último informe de la Fundación Foessa de Caritas, Evolución de la cohesión social y consecuencias del COVID-19 en España, que ya detallamos, aspecto que se puede extender a todo occidente, porque es cierto que, tal como recogía el último trabajo de investigación de Oxfam Intermon, Las desigualdades matan.

Los problemas del acceso a la vivienda, el encarecimiento de los precios de los alimentos y de la luz, la ausencia del ascensor social, la desprotección de la infancia y la juventud, la bajada de los salarios -en nombre de una farsa llamada competitividad-, las reglas fiscales ad hoc de la Unión Monetaria Europea, la deuda privada descomunal,… todo ha supuesto un ataque inmisericorde contra la inmensa mayoría de la ciudadanía, mientras unos pocos se enriquecían saqueando al Estado. Me refiero a una súper élite, profundamente egoísta, de naturaleza intrínsecamente psicópata.

Las razones últimas del auge de un nuevo totalitarismo, sin complejos, es una consecuencia lógica del sistema político surgido al albor del neoliberalismo

Del Totalitarismo invertido al Totalitarismo, a secas

La consolidación de Vox tiene rasgos comunes con el ascenso de las fuerzas iliberales en el entorno de las otrora democracias liberales. Las razones últimas del auge de un nuevo totalitarismo, sin complejos, es una consecuencia lógica del sistema político surgido al albor del neoliberalismo. Nos referimos a la farsa de la democracia actual, donde lo que importa es la opinión de unos pocos, eso que Sheldon Wolin denominó Totalitarismo invertido. El Totalitarismo invertido es el momento político en el que el poder corporativo se despoja finalmente de su identificación como fenómeno puramente económico y se transforma en una coparticipación globalizadora con el Estado. El sentir de los ciudadanos es irrelevante, sus anhelos despreciados, la democracia secuestrada. Se promueve la antidemocracia, figura que no adopta la forma de ataques explícitos a la idea del gobierno por el pueblo.

Todo es mucho más sibilino. Significa alentar la “desmovilización cívica”, condicionando al electorado a entusiasmarse por períodos breves, controlando su lapso de atención y promoviendo luego la distracción o la apatía. Para ello se utiliza sin escrúpulos la inseguridad laboral como fórmula para la desmovilización política, para privatizar la ciudadanía. Malditas todas y cada una de las reformas laborales cuyo único objetivo era crear ciudadanos temerosos, dóciles. El miedo a perder el trabajo y el sustento de las familias condiciona cualquier petición de mejora, de justicia, de democracia.

Crisis económica
La hora de actuar es ya, no mañana
La situación económica de muchas familias españolas ha vuelto a empeorar de manera significativa, tal como recogen los informes de Caritas y Oxfam.

Los medios de comunicación dominantes han actuado como el brazo tonto del establishment, con sus medias verdades, infundiendo miedo en la ciudadanía. Las élites manipulan, enfangan y ponen sus sucias manos en los conceptos más románticos, en los sueños presentes en el subconsciente de los más desfavorecidos, los despreciados, los humillados. Y para ello no dudan en acusar a estos grupos, los más desfavorecidos, a aquellos que sufren cada día la indignidad de sus políticas, de ser quienes “nos están quitando al pastel” al resto de la ciudadanía. ¡Falso! Son la avaricia e ineficacia de los más poderosos y de las grandes corporaciones quienes están secuestrando el porvenir de los ciudadanos. Cuando escuchaba y aún escucho los argumentos contra el salario mínimo de ciertos individuos, y de algunos economistas, inicialmente sentía rabia, tristeza infinita, pero ahora ya no. Simplemente, voy a combatirlos con el ánimo de erradicar todos y cada uno de sus falsos argumentos.

Lo han conseguido. Nos han dividido, nos han enfrentado. Frente al desorden que para ellos representamos todos aquellos que venimos denunciando la ineficacia, la desigualdad, y la corrupción del actual sistema de gobernanza global, han recurrido al miedo. Me refiero a ese miedo antropológico que saca lo peor de la condición humana, y que está devorando a una clase media desnortada, empobrecida y esquilmada.

Mientras que sus propuestas suponen un retroceso en términos de libertades y derechos civiles, su programa económico lleva a niveles extremos la protección de los que más tienen

Vox es la consecuencia final lógica de un sistema de gobernanza que ya ha fracasado, el neoliberalismo, pero que, para perpetuarse en el poder, a las élites me refiero, con el apoyo de cierta clase media, y la inoperancia de la izquierda, se acaba quitando la careta. Pasamos de esta manera del Totalitarismo Invertido al Totalitarismo a secas. Porque Vox, al igual que Bolsonaro en Brasil, o el propio Trump en los Estados Unidos, son neoliberales en stricto sensu, que no liberales. Mientras que sus propuestas suponen un retroceso en términos de libertades y derechos civiles, su programa económico lleva a niveles extremos la protección de los que más tienen. Supone consolidar una combinación de políticas económicas, sociales, educativas,… claramente regresivas, ineficaces e injustas, desplegadas en las últimas tres décadas por el establishment político y económico, y vociferadas como verdades absolutas por su aparato mediático. Ambas concepciones, neoliberalismo y liberalismo, no son equivalentes, aunque la deriva de muchos liberales, social-liberales e incluso socialdemócratas acabe en una confusión de confusiones.

Debemos construir una alternativa “a lo Roosvelt”, inclusiva, destinada al 90% de la ciudadanía, creíble, con los mejores, donde sea la propia defensa de la condición humana el centro de la reacción frente a la barbarie del Totalitarismo. Hoy más que nunca es necesaria una nueva hoja de ruta que, en primer lugar, como condición necesaria, pase por recuperar el poder y la democracia para la ciudadanía, ahora en manos de unos pocos multimillonarios, caprichosos, egoístas, psicópatas. Esto va de libertad, de igualdad y de fraternidad. Todo lo demás, barbarie.

Relacionadas

Tren de alta velocidad
Diego García-Mejuto “El TAV es una forma de integrarse en el proyecto neoliberal de Europa, no de ganar soberanía para Euskadi”
Entre otros temas, el autor reflexiona sobre cómo los discursos en torno a la Y vasca, con su 175 kilómetros de recorrido, se insertan en la ideología dominante del capitalismo y la manera en que la división entre centro-periferia obliga a las élites vascas a diseñar estrategias de construcción nacional para mantener su hegemonía.
Salud
Sanidad vasca Grant Thornton, la consultora detrás del plan para desmantelar la Atención Primaria de Osakidetza
Esta firma recibió 40.000 euros para dar soporte a la Consejería de Gotzone Sagardui en la nueva estructura organizativa y la distribución de los recursos del servicio público.
yermag
yermag
21/2/2022 11:58

"recuperar el poder y la democracia para la ciudadanía". -->Oye majo, y ¿cuando ha estado el poder en manos de la "ciudadania"? El ciudadanismo de ciencia-ficción flipa. Tomar el poder?, ¿recuperarlo? Mejor destruir el poder, difuniarlo, distribuirlo.

1
0
MARIELA
21/2/2022 10:46

Yo creo que más que dividirnos nos han traicionado. Me parece un eufemismo eso de la "inoperancia de la izquierda" todos los líderes que se dicen izquierda son una parte más de este totalitarismo. Con nuestra famosa ley mordaza (otra que no se deroga sino que se reforma) está complicado resurgir de las cenizas.

1
0

Destacadas

Italia
Elecciones generales Los herederos del fascismo obtienen el 26,2% del voto y podrán gobernar en Italia
Giorgia Meloni, de Fratelli d'Italia, obtiene uno de cada cuatro votos y contará con el apoyo externo de la coalición que completan Matteo Salvini y Silvio Berlusconi.
Gas natural
Gas natural licuado, la solución energética para Europa que pone al mundo al límite
Casi el 70% del gas que se consume en la UE viene a través de gasoductos, y el resto viene del gas natural licuado. Ante el peligro del cierre del grifo desde Moscú, Europa lleva meses intentando incrementar el volumen de gas natural licuado que compra desde el extranjero.
Monarquía
La despedida de Isabel II, un show que refuerza a las monarquías
El funeral de la reina ofrece un balón de oxígeno al resto de monarquías occidentales, entre ellas la española. Un extremadamente largo velatorio para justificar y reforzar la anomalía histórica de su institución.
Opinión
En diálogo con el movimiento socialista: tesis para la organización que viene
Dentro del contexto del debate organizativo en curso —donde están entrando en diálogo posiciones autónomas y socialistas— este texto se busca ahondar en algunos puntos ya puestos sobre la mesa y rescatar otros tantos que quizás no se han tratado con la suficiente profundidad. Se enuncia desde lugares autónomos, mas no se toman estos como casillas inamovibles. El deseo es que circule y pueda abrir ventanas interesantes dentro de la actual y nutrida discusión.

Últimas

Literatura
Juan Pinilla “La biografía de Saramago es la de los donnadies y los desheredados”
El investigador y cantaor Juan Pinilla publica con la editorial Atrapasueños el libro ‘Saramago. El Nobel de lo imposible’, un laborioso y profundo estudio sobre el escritor portugués que llega a las librerías en pleno centenario de su nacimiento.
Opinión
Vuelva usted mañana: la enfermedad crónica de la administración en la era digital
A la e-administración le queda mucho camino por recorrer: sigue siendo poco más que una fantasiosa quimera, una distante utopía con la que los usuarios más críticos no dejan de soñar.
Chile
A Fronteira Insistirmos, persistirmos, resistirmos
O rexeitamento en Chile exixe unha lectura que se afaste das antinomías tradicionais e atenda unha memoria americana común.
Migración
Migración València se manifiesta por tercera ocasión para exigir justicia por la Masacre de Melilla
El movimiento antirracista de València se concentra una vez más para exigir una investigación independiente y protección para las supervivientes en espera de juicio en Marruecos.
El Salto Radio
Que No Te Lo Cuenten De ecología y humanidad
VV.AA.
Nueva edición del noticiero quincenal de El Salto
Antifascismo
Antirracismo El mundialito que resiste a la metrópoli
El Mundialito mixto antirracista de Bilbao cumplió su sexta edición, mientras que en Iruñea preparan su estreno.

Recomendadas

Fascismo
Las elecciones en Italia como espejo en el que mirarse
Recordar los desmadres de Berlusconi o la base social del fascismo histórico puede parecer un ejercicio infructuoso, pero lo cierto es que permite abordar la cuestión aportando la perspectiva de la memoria. Y tal vez la memoria sea lo único que nos pueda salvar.
Extrema derecha
Italia, año cero
A las crisis cíclicas y de difícil explicación hasta para la propia ciudadanía italiana, se suman los formateos políticos que el sistema sufre en cada elección desde hace más de una década.
Elecciones
Elecciones 2023 Las municipales y Sumar, el nuevo órdago de Podemos
El partido a la izquierda del PSOE que cambió la historia de la política moderna de España sigue buscando su rumbo tras la era Iglesias. Las autonómicas y municipales de mayo próximo ya están sobre la mesa y está por verse cómo será la relación con IU y con los de Yolanda Díaz. La marca electoral de los morados, en el ojo del huracán.
La vida y ya
Principio de reciprocidad
¿Cuándo olvidamos el principio de reciprocidad, ese que dice que si cojo frutos devuelvo semillas?
Literatura
Literatura Alejandra Pizarnik, de la A a la Z
Hace 50 años que se echa de menos la voz de la poeta única, singularísima, que fue Alejandra Pizarnik. Nació en Buenos Aires, en 1936, en una familia de inmigrantes y desde muy niña sus pasiones fueron leer, escribir, escandalizar un poco... Comenzó estudios de Filosofía y Letras que no acabó, tomó clases de pintura, leyó desaforadamente, viajó, volvió… y siempre escribió poesía, narraciones y diarios de donde se han extraído la mayor parte de las entradas de este diccionario, que intenta recomponer algunos fragmentos de ese puzle llamado Alejandra Pizarnik.
Represión
Miles de personas se concentran en Madrid en apoyo a las sindicalistas de la Pastelería Suiza condenadas a prisión
La manifestación convocada por el sindicato CNT ha reunido en la capital a alrededor de 10.000 personas con el objetivo de “denunciar la criminalización de la acción sindical” y exigir la “inmediata absolución” de las seis sindicalistas condenadas a prisión en la Pastelería Suiza de Xixón.
Migración
Surge en València el Movimiento Fuerza Migrante para motivar el voto
El Movimiento Fuerza Migrante (MFM) se ha presentado recientemente en la ciudad de València con el objetivo claro de movilizar el voto migrante y organizarse de cara a los comicios del 2023.