Memoria histórica
El año del látigo: O´Donnell y el liberalismo esclavista español

El constitucionalismo liberal español legitimó la esclavitud y el racismo en sus posesiones coloniales. Un orden criminal que defendió con brutalidad y extrema violencia.


28 ago 2023 03:09

En el año 1844 el 41% de la población cubana estaba esclavizada. Es decir, cerca de 400.000 personas eran propiedad de otro alguien, se vendían, se compraban, eran mercancía, moneda de cambio. La mayor parte de ellas estaban explotadas en algún punto de la cadena de suministros de plantaciones azucareras como las de Triunvirato o Ácana. No pienses en algo viejo, vetusto, anquilosado en el pasado, en un remanente del antiguo régimen. Estamos hablando de industria puntera. De planes urbanísticos industriales perfectamente diseñados y edificados sobre una infraestructural legal y económica muy elaborada. Cadenas de trabajo, una inmensa logística y una producción en masa plenamente integrada en la economía atlántica, lo que los capitalistas esclavistas a ambos lados del Golfo de México y al otro lado del Atlántico entendían por modernidad y progreso. No hay manera posible de dulcificar esté régimen de lo terrible. Sobre el papel se decían muchas cosas. En 1817 se firmó un tratado con el Imperio Británico por el que en teoría se pondría fin a al comercio de esclavos en 1820. En 1833 y como parte del “Bando de gobernación y policía de la isla de Cuba” (el título es importante, gobierno y policía) se publicaba el “Reglamento de esclavos,” donde se exigía a los explotadores ciertas obligaciones para con el bienestar de sus “propiedades”. Pero era una farsa. La mayor parte de los esclavos entraron en Cuba después que este comercio fuese ilegal. Del mismo modo los códigos negros cubanos solo anunciaban una brutalidad aún más sofisticada y extendida destinada a engrasar la maquinaria capitalista a golpe de látigo. Un régimen de terror legalizado y plenamente constitucional:

 

“Dieron conmigo en tierra sin la menor caridad, como quien tira un fardo que nada siente, uno a cada mano y pie y otro sentado sobre mi espalda. Se me preguntaba por el pollo o capón. Yo no sabía qué decir, pues nada sabía. Sufrí veinticinco azotes. Decía mil cosas diferentes, pues se me mandaba a decir la verdad y yo no sabía cuál. Me parecía que al decir que me lo había hurtado cumplía y cesaría el azote, pero había que decir qué había hecho con el dinero y era otro aprieto. Dije que había comprado un sombrero. “¿Dónde está el sombrero?” Era falso. Dije que compré zapatos; no hubo tal. Dije, y dije y dije tantas cosas por ver con qué me libraba de tanto tormento. Nueve noches padecí este tormento; nueve mil cosas diferentes decían al decirme “di la verdad” y azotarme. Ya no tenía qué decir. Algo que lo pareciese para que no me castigasen.” (Juan Francisco Manzano en “Autobiografía de un esclavo“)

 

Se trabajaba hasta la extenuación bajo la amenaza perpetua del miedo. Se mantenía alejada a la población esclava de toda cultura que no fuese la religiosa, y aún está se daba para afianzar la opresión. Las violaciones no es que fueran sistémicas, eran parte orgánica de un sistema que entendía como negocio legal y legítimo los criaderos de esclavos. Espacios donde las mujeres eran violadas para producir nuevos esclavos, muchas veces perpetradas por sus mismos dueños. Esto tenía lugar con el conocimiento, aquiescencia y participación de las élites, desde las locales criollas, a las distantes en la península (la familia real, como otras muchas poseía esclavos en Cuba) ¿Cómo se mantenía e incluso florecía un comercio internacional formalmente ilegal y que además crecía a la sombra del ejemplo revolucionario de Haití? La respuesta es doble corrupción y violencia.

 

Corrupción y capitalismo

 

Cuba era tras el Imperio Británico el segundo exportador de mercancías a los Estados Unidos, por su parte Cuba dependía de las manufacturas, tecnologías e incluso producción agrícola de la excolonia. Eran un circuito económico integrado, y la esclavista industria azucarera cubana era la pieza fundamental en este organigrama. Ilegal o no un masivo comercio tenía lugar la complicidad y participación de amplios sectores coloniales españoles y estadounidenses. Banqueros como Moses Taylor (uno de los fundadores del Citigroup) y aseguradoras avanzaban capitales y garantizaban la viabilidad económica de los armadores negreros. Partían desde Boston, Nueva York, Baltimore, hacia el oeste africano. Mercadeaban, a veces eran apresados por barcos británicos, por ello tenemos conocimiento por ejemplo que entre un 20 y un 40% de la “carga” moría o eran asesinados en el camino.

 

 Una vez en las costas de Matanzas o la Habana, los esclavos eran introducidos en pequeños botes mientras los sobornados ejército y policía, hacían la vista gorda. Los esclavos eran distribuidos por una red de trata donde había plantadores, clérigos, autoridades para finalmente entrar en el circuito de la producción. Esto no era desconocido. Tanto las autoridades españolas como las estadunidenses participaban activamente en el comercio (el propio cónsul estadounidense en la década de los 40 tenía el mismo plantaciones). Para la primera, aparte de los beneficios económicos colectivos e individuales, era el mecanismo político para tener sujeta a una aristocracia criolla negrera que de otro modo ya se hubiera independizado. Para la segunda defender la esclavitud era defender los intereses geopolíticos de su nación, de su modelo productivo, de su sistema financiero e industrial, de su régimen de supremacía blanca.

 

Una dictadura violenta y racista

 

Por mucho que el revisionismo imperialista, y la retórica de la época trataran a Cuba de provincia o de tierra hermana lo cierto es que la isla estuvo gobernada por una dictatura militar compinchada con la cleptocracia esclavista. En la cúspide estaba un Capitán General con poder absoluto. Organizaba el gobierno y la represión de los enemigos del imperio mediante una Comisión Militar Ejecutiva Permanente. Una institución que tendrá un largo porvenir después incluso de su muerte formal. Creada en 1825, surgió como un tribunal militar de excepción, destinado a reprimir solo los casos más graves y complejos de delitos organizados y crímenes políticos. Un tribunal militar rápido y quirúrgico desgajado de la lenta administración y destinado a prevenir la expansión revolucionaria. La Comisión incorporaba a la administración del régimen esclavista cotidiano los desarrollos jurídicos y teóricos devenidos de la legislación de guerra tales como el estado de sitio. Esto se traducía en dos cosas fundamentales, amplios poderes políticos y gubernamentales para los militares, y la creación de un sistema de justicia sumaria destinado a reprimir con agilidad y sin obstáculos administrativos a los enemigos. ¿Pero quiénes eran esos enemigos para los cuales era necesario suspender la autoridad civil en beneficio de la militar? Los enemigos claro está pasaron a ser todos los que cuestionaran el régimen productivo de la esclavitud, desde los intelectuales que se atrevieran a cuestionar el yugo colonial y opresor, hasta los esclavos que se alzasen contra los trabajos forzados y la violencia sexual. Esto convertía a la mayor parte de la población en sospechosa, En consecuencia, la herramienta de excepción se convirtió en la tecnología gubernamental fundamental del capitalismo racial español en Cuba. Una maquinaria de guerra legal dispuesta a llevar una causa general contra abolicionistas y separatistas, los enemigos del imperio. En palabras de la historiadora Alicia Castellanos Rubio:

“Así, las funciones de la Comisión se reformaron, por ampliaciones sucesivas, hasta convertirse en un tribunal de promoción de una disciplina social y política que garantizase el funcionamiento del sistema de dominio colonial, el cual dependía de la productividad de una economía esclavista y del pacto de seguridad y garantías productivas entre las elites locales y el gobierno militar.”

 

Este régimen de explotación dependía de la violencia. Mas allá de Haití, las revueltas esclavas, grandes o pequeñas era frecuentes, cotidianas. He empezado esté artículo con una fecha, 1844. No ha sido por azar. No es una fecha cualquiera, es el año en que fue erradicada la llamada “Conspiración de la Escalera”. Un levantamiento urdido entre criollos y mulatos libres y esclavos que pretendía eliminar de un golpe la tiranía colonial y la esclavista. No se sabe con certeza si esta fue una verdadera conspiración, exagerada y convenientemente instrumentalizada por el imperio español, pero si se conocen las gigantescas dimensiones de la represión. Se llamó de la escalera porque a los sospechosos de haber estado en la conspiración se los amarraba de la baranda de una escalera y se los golpeaba con un látigo muchas veces hasta la muerte. Los relatos de la época hablan de paredes cubiertas de sangre, restos de carne humana, hedor, miedo, gritos. A esas fechas también se la conoce por otro nombre, el año del látigo. Miles, murieron así, bajo el mandato de alguien que a muchos os sonará, Leopoldo O’Donnell. Sí, es el mismo que da nombre a la importante calle madrileña que bordea el parque de El Retiro y se confunde con la calle Alcalá. El que da nombre a una parada de metro que nadie se cuestiona. El egregio Capitán General de Cuba usó las prerrogativas que le confirió la liberal y constitucional ley española para ordenar la tortura y el asesinato de miles de personas sospechosas de “conspirar” contra la esclavitud y el colonialismo. Un alto mando militar, un noble, “duque de Tetuán”, título conferido tras participar en otra agresión colonial. Un héroe de España, recordado en calles, plazas y paradas de metro mientras sus víctimas se hunden el olvido.

 

O´Donnell no se inventó el sistema, pero fue clave en su expansión en Marruecos. Mas aún, conspiró para inyectar el germen dictatorial de excepción en el tejido jurídico legal de la península. Esto es importante. Fue esté modelo de gobierno colonial militar, este régimen de excepción, el que más tarde utilizarían los africanistas en el protectorado de Marruecos. El que más tarde impondrían tras su victoria en la Guerra Civil los fascistas. Pero esto es mucho adelantar. ¿Qué hacer con la memoria de estos crímenes de estado? ¿Retirarle la calle, la parada de Metro? Tal vez. Preferiría otras cosas. Un mural en toda la estación de Metro con los nombres de sus víctimas, con escenas de sus torturas. Una serie de placas informativas explicando los crímenes imperialistas cometidos por el Estado español. Disculpas de las autoridades y pago de reparaciones. Y desde luego una profunda tarea pedagógica que, comenzando en las escuelas, se tomase en serio qué hizo y hasta donde llegó el colonialismo español. Pero esto son ideas para un futuro mejor. Uno donde la presidenta de la Comunidad de Madrid no use fondos públicos para defender los crímenes de España. Mientras tanto ya sabes que Metro, que calle, están dedicadas a un criminal de estado.  Uno entre tantos.

Sobre o blog
Blog donde pensar lo político desde la filosofía. Nuestra intención es la de difundir y compilar pensamiento politico construido desde, entre y para los pueblos de las periferias del Estado Español. Enfocaremos el blog desde sus problemáticas mas específicas. Sin ser extensivos y a modo de ejemplo: Luchas por los territorios, procesos de comunalización, colonialismo interno, despoblamiento de los territorios rurales, reapropiación del patrimonio histórico, artístico y natural, maternidades, desarrollos productivos.
Ver todas as entradas
Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Esclavitud
Esclavitud La esclavitud y la guerra digital
Solo conocemos dos tipos de minería: la basada en el diésel y la realizada por esclavos. La rebelión y la desobediencia se han vuelto obligaciones morales para toda criatura que aún se considere humana
América Latina
Caribe Haití: el fracaso neocolonial y el “eterno castigo de su dignidad”
La crisis de gobernabilidad que vive Haití después del alzamiento paramilitar que liberó a más de 3.600 presos y expulsó al primer ministro es un capítulo más de una historia colonialismo y dependencia.
Esclavitud
Martín Rodrigo y Alharilla, profesor de Historia Contemporánea en la UPF “No podemos entender las sociedades vascas o catalanas de hoy en día sin su pasado colonial y esclavista”
El investigador abordó en su último libro el pasado esclavista de Catalunya y Euskal Herria, y de figuras como los Goytisolo, los Txopitea o Julián Zulueta.
fmadrazogo
29/8/2023 11:22

Gracias por el artículo y su contenido, ahora ya podremos profundizar más en este tema pero, una crítica ques espero que sea tomada como constructiva, es que se debería revisar la ortografía y la gramática un poco más. Gracias de nuevo

2
0
Nuda Vida
30/8/2023 3:38

Mi hiperactividad me permite escribir a toda velocidad y embarcarme en mil asuntos, pero soy absolutamente incapaz de reconocer, aprender y lidiar con ortografía y gramática. Simplemente mi mente no procesa esas normas, y me disculpo por ello, pero ya he desistido para terror de mis editorxs presentes y futuros (en este blog como puedes imaginar no los hay). ;)

1
0
Sobre o blog
Blog donde pensar lo político desde la filosofía. Nuestra intención es la de difundir y compilar pensamiento politico construido desde, entre y para los pueblos de las periferias del Estado Español. Enfocaremos el blog desde sus problemáticas mas específicas. Sin ser extensivos y a modo de ejemplo: Luchas por los territorios, procesos de comunalización, colonialismo interno, despoblamiento de los territorios rurales, reapropiación del patrimonio histórico, artístico y natural, maternidades, desarrollos productivos.
Ver todas as entradas
Represión
Antifascismo Una manifestación exige la libertad de los seis de Zaragoza tras cumplirse dos meses en prisión
La plataforma convocante de la manifestación, habla de “presos políticos” porque el único hecho probado es la participación en una manifestación ante la extrema derecha.
CNT
Sindicalismo ‘Morala’: “Como las seis de La Suiza, fuimos condenados para dar escarmiento por unos hechos que no cometimos”
Miles de personas saldrán a la calle en Xixón para recordar que ´El sindicalismo no es delito. Tras el mitin de apoyo a las cinco sindicalistas de CNT y una trabajadora, actuarán Nacho Vegas y el Coru Antifascista Al Altu La Lleva.
Personas refugiadas
Refugiados Una cafetería para ser libre en el campamento de refugiados palestinos de Beddawi
Hatem Mekdadi abrió Achefak, que significa ‘Lo que tú quieras’, ante la falta de espacios de encuentro en los campos donde desde hace décadas se hacinan los hijos de la Nakba.
Catalunya
Catalunya La celebración de la Copa América de Vela desata el malestar en Barcelona
El 22 de agosto dará inicio la Copa América de Vela en la capital catalana; un evento de dos meses de duración e inversiones millonarias que destroza el tejido vecinal de los barrios de la costa.
Cine
VEINTE AÑOS DE PORNO FEMINISTA Erika Lust: “La pornografía es política”
Erika Lust es un referente del porno feminista y del porno ético, aunque ella hace algunas puntualizaciones sobre esas etiquetas. Celebra veinte años de carrera con la publicación de un libro que recoge su trabajo.
Racismo
Movimientos sociales Por un antirracismo que no dependa del gran capital 
La sostenibilidad de muchas organizaciones antirracistas de América Latina y el Caribe depende, en gran medida, de la ayuda al desarrollo de la cooperación internacional o del supuesto altruismo o filantropía de las élites económicas.
República
Manifestación Desafío republicano en el décimo aniversario de la coronación de Felipe de Borbón
Más de 130 organizaciones sociales y políticas convocan una marcha en Madrid el 16 de junio. El manifiesto 'Felipe VI: diez años bastan' ha sido firmado por cuatro mil personas.

Últimas

Comunidad El Salto
Comunidad El Salto Las cuentas de El Salto 2023-2024: cada vez más, un gran medio financiado por la gente
El Salto supera el millón de euros anuales de ingresos y aumenta su plantilla hasta llegar a las 28 personas empleadas. Todo eso con criterios éticos de financiación, funcionamiento horizontal y una cooperativa de propiedad colectiva.
Palestina
Palestina Desalojan el intento de acampada propalestina de Plaça Catalunya
La Guardia Urbana de Barcelona ha desalojado las tiendas de campaña y ha denunciado y multado a quince personas esta madrugada.
Laboral
Laboral Luxemburgo vuelve a dar la razón a los interinos: la fijeza sin oposiciones es una medida válida
La respuesta del Tribunal de Justicia de la Unión Europea supone un duro varapalo al Tribunal Supremo, quien en mayo sentenció que rechazaba la fijeza automática para los interinos en abuso de temporalidad.
Cine
Desigualdad en el cine En el cine español siguen mandando los hombres: dirigieron siete de cada diez películas en 2023
Aunque aprecia mejoras en la lucha contra la desigualdad, el informe de 2023 de la Asociación de Mujeres Cineastas (CIMA) pone de manifiesto que los hombres siguen acaparando los puestos de poder y mayores presupuestos en el cine español.
Más noticias
Migración
Regularización La ILP Regularización vence al primer asalto de la ultraderecha en el Congreso
Vox se queda solo en la votación de su enmienda a la totalidad de la Iniciativa Legislativa Popular por la regularización extraordinaria de al menos 500.000 personas migrantes.
Desahucios
Barcelona El caso de Joana: a juicio tras recibir una paliza de un mosso en un desahucio ilegal
La joven, activista del movimiento por la vivienda en el Raval, iba a visitar a una amiga cuando se encontró que la estaban echando de casa, aún con el procedimiento archivado. “Van a golpear a la gente organizada”, dice.
Ocupación israelí
Acampadas propalestinas A Policía desaloxa o alumnado acampado no Reitorado e na Facultade de Historia da USC
A primeira hora desta mañá, máis dunha decena de furgóns policiais chegaron ás instalacións universitarias para expulsar o alumnado que se manifestaba desde hai máis dun mes en protesta polo masacre israelí de Gaza
Lanaren Ekonomia
Lanaren Ekonomia Mecaner enpresan itxieratik harago, trantsizio ekosozialista da bidea
VV.AA.
Mecaner Urdulizeko metalgintza enpresak jarduera guztia eten du, greba mugagabe baten ostean sindikatuen porrota ekarriz

Recomendadas

Italia
Historia Cincuenta años de Piazza della Loggia: memoria de una masacre fascista, de Estado y de la OTAN
La masacre de Piazza della Loggia EN 28 de mayo de 1974 se convertirá en un episodio fundamental para entender los años de plomo de la democracia italiana.
Migración
Fronteras En pausa frente al Mediterráneo: cientos de personas migrantes esperan en un hotel de la Costa del Sol
El centro de estancia temporal extraordinario para personas migrantes de Torrox (Málaga), se ha convertido en un ejemplo positivo frente a los intentos fallidos propuestos en otros municipios.
Inteligencia artificial
Inteligencia Artificial y cine ¿Sueñan los cineastas con ovejas eléctricas?
El debate sobre la adopción de la Inteligencia Artificial por las principales disciplinas artísticas sigue candente. La irrupción de Sora vuelve a poner el foco sobre los beneficios y riesgos que conlleva su uso en la generación de imágenes.