Opinión
Alvise, Milei, Llados y el fracaso de la política para ofrecernos un futuro

La falta de expectativas, la precariedad y el descrédito de las instituciones y del periodismo impulsa a los monstruos que se alimentan de la desesperación y la desinformación.
Yago Álvarez Barba

@EconoCabreado

Coordinador de la sección de economía

11 jun 2024 11:40

La irrupción con tanta fuerza en las elecciones europeas de un agitador xenófobo, que basa su discurso en esparcir bulos, ha cogido por sorpresa a todo el espectro electoral. Gran parte de este ni conocía la cara de este señor. Pero el fenómeno va mucho más allá de nuestras fronteras: responde a la falta de opciones de futuro, al descrédito de la política y de los medios de comunicación, al fracaso de las fuerzas políticas tradicionales y al poco recorrido efectivo que han tenido las nuevas.

La falta de expectativas, de proyectos creíbles y propuestas diferentes que muestren que existen esos futuro posibles, es lo que alimenta la desesperación de esas personas que acaban en las manos de estos vendedores de humo. Da igual que te llames Javier Milei, Amadeo Llados o Alvise Pérez. Los tres responden a un mismo hartazgo y una misma tesis: “Lo que has tenido hasta ahora no te ha funcionado, pues yo te ofrezco algo nuevo”. Y en ese punto da igual lo que ofrezcan, siempre habrá gente que, ante la desesperación y un futuro incierto, caiga en sus redes y se crean su discurso.

Para los más jóvenes, y para muchos de los no tan jóvenes, también han sido falsas las soluciones propuestas por el bipartidismo en los últimos 40 años y lo han sido también las promesas de la nueva política

Los discursos que dicen que vas a ser rico por levantarte a las 5 de la mañana a hacer burpees, que la economía va a ir mejor si se eliminan los impuestos y el Estado o que se va a acabar la fiesta de los políticos y vas a conseguir trabajos por votar a un difusor de bulos racistas que dice que va a expulsar a los inmigrantes tienen algo en común: nadie lo ha aplicado antes. Son nuevos. Se alejan de todo lo que has visto e intentado hasta ahora.

¿Son las tres falsas? Sí, ¿y qué? Para los más jóvenes, y para muchos de los no tan jóvenes, también han sido falsas las soluciones propuestas por el bipartidismo en los últimos 40 años y lo han sido también las promesas de la nueva política. Entonces, llegado ese momento, ¿por qué no probar algo nuevo? Si el kirchnerismo y el macrismo ha fallado estrepitosamente, ¿por qué no probar la motosierra de un zumbado? Si estudiar una carrera o tener un trabajo no te asegura ni tan siquiera que puedas pagar el alquiler y tener una vida digna, ¿por qué no probar a levantarme a las cinco de la mañana a matarme en el gimnasio como hace un tipo que luce un Lamborghini? Si los partidos hasta ahora no me han mejorado la vida ni mostrado un futuro posible que sea algo mejor que el de nuestros padres, ¿por qué no votar a un racista que viene con absurdas recetas para que se les acabe la fiesta a esos que te prometieron cosas que no se cumplen? 

Si dices que vas a reducir los precios de la vivienda, a reducir la desigualdad y a asegurarles un trabajo digno y no lo consigues, has fracasado y ahí es donde aparecen los monstruos

Desde que la socialdemocracia abrazó la tesis del libre mercado y de la privatización de los servicios públicos tras el éxito de Thatcher y Reagan, los bipartidismos de todo el planeta han dejado en manos del capital la acumulación del beneficio mientras se pauperiza la vida de las mayorías sociales. Unos y otros han tratado la vivienda como un bien de mercado, contenido las mejoras laborales, dejado que las grandes empresas arrasen a las pequeñas, privatizado y pauperizado los servicios públicos, empeorado la enseñanza pública en favor de la concertada y privada, cargado sobre las espaldas de los de abajo los rescates y crisis que provocaron unos pocos y, en general, han cercenado las posibilidades de un futuro digno a las jóvenes generaciones y a las no tan jóvenes que se han quedado descolgadas en las crisis y en las recetas de austeridad que llevamos sufriendo desde 2008.

¿Y los nuevos partidos? Pues algunos no han sabido llevar sus promesas a realidad en un marco global donde los Estados cada vez tienen menos competencias, donde los poderes judiciales están diseñados para proteger a las élites y donde ni una mayoría absoluta como la que obtuvo Syriza te da la oportunidad de salirse del redil marcado por los mercados y las instituciones supranacionales a su servicio. Tampoco hay que olvidar que muchos se han preocupado más de vender los parches como avances gigantes para seguir sacando rédito político y asegurarse la reelección. Es decir, si dices que vas a reducir los precios de la vivienda, a reducir la desigualdad y a asegurarles un trabajo digno y no lo consigues, has fracasado. Da igual que hayas conseguido pequeños avances. Has fracasado y ahí es donde aparecen los monstruos para sacar rédito de tu fracaso y de la desesperación de la gente.

No es una cuestión de “los jóvenes se tragan todos los bulos”, sino de que las promesas políticas de las últimas décadas por parte de todos los espectros políticos han resultado un fracaso

Si la izquierda te dice que subiendo algunos impuestos o con una insulsa ley de vivienda se repartirá más la riqueza, bajarán los precios de la vivienda y viviremos mejor, pero no funciona; si la derecha te dice que bajar algunos, liberar suelo y atrayendo inversiones se conseguirán esos mismos objetivos y resulta ser un desastre, pues es normal que venga alguien que dice que “eliminando los impuestos y el Estado” es como se lograrán esas metas y haya gente que, ante la desesperación, apoye esas nuevas opciones. El fracaso de la política que han presenciado hasta el momento les deja a los pies del caballo.

No es una cuestión de “los jóvenes se tragan todos los bulos”, sino de que las promesas políticas de las últimas décadas por parte de todos los espectros políticos han resultado un fracaso y, por lo tanto, esos jóvenes las leen como noticias falsas que se tragaron en su día o que se han tragado los que siguen votando a los viejos partidos. Se ven como portadores de una nueva verdad, la buena.

Una de las cosas que sí que tengo claro es que debemos dejar de insultar al votante encandilado por opciones de ultraderecha

El sesgo de confirmación, ese que hace que creas los mensajes que coinciden con lo que tú ya piensas con anterioridad, también funciona para afirmaciones simplonas como “todos los políticos son iguales”,  “tú vales mucho, el culpable de que no te vaya bien es lo que te rodea” o “si no triunfas es por culpa del Estado y sus impuestos”. La nueva extrema derecha, trumpista y youtuber, ha sabido jugar bien esas cartas y se han montado una buena fiesta particular a base de engañar a la gente, polarizar a la sociedad y generar un mayor descrédito en las instituciones tradicionales.

¿Y qué hacemos?

Eso es lo que me pregunto cada día. Y no sólo tras los resultados de las europeas, sino porque nos come el avance de la extrema derecha y porque me revuelve por dentro ver que entre la juventud se haya puesto de moda ser de derechas y reaccionario como si fuera lo punky, lo transgresor y contrario al sistema. El racismo, el machismo, la homofobia y el más puro conservadurismo rancio se han convertido en formas de rebeldía en le imaginario de las nuevas generaciones. Eso es muy peligroso y deja totalmente descolocado a la izquierda.

Una de las cosas que sí que tengo claro es que debemos dejar de insultar al votante encandilado por opciones de ultraderecha, a los chavales que se levantan por la mañana a hacer burpees, a los que alaban la cultura de los criptopelotazos o a los que se tragan un bulo. Hay que apuntar a los discursos, pero no disparar a los que se los tragan. Decir que tragarte un bulo en la era de la desinformación, del descrédito total de la prensa convencional y de los algoritmos que juegan con tus sesgos cognitivos es ser un idiota es despreciar la maquinaria ideológica a la que nos enfrentamos y es alejar, cada vez más, a aquellos que necesitamos para darle la vuelta a esta endemoniada tortilla. Pero, sobre todo, es no empatizar y entender lo que pasa por las cabezas de esos chavales o de los no tan chavales que sólo ven un futuro incierto. Hace falta más empatía, ser más didácticos en vez de pasarnos el día en una eterna confrontación que nos aleja más de ellos.

La izquierda necesita imaginar nuevos retos, futuros y metas que sean creíbles y atractivas

Apunta al criptogurú o al burpeesgurú que engaña a esa gente joven que no ve un futuro, pero no insultemos al que cae en sus redes. A esa gente hay que ofrecerles un futuro, un camino que seguir, unos movimientos valientes que den resultados palpables o, por qué no, nuevas utopías que nos ayuden a marcar el camino a seguir. Pero tienen que ser creíbles y nuevas, las que se dicen en campaña pero no se ejecutan en el BOE no sirven ya para nada.

La izquierda necesita recomponer sus metas y sus vías para conseguirlas. Somos muy buenos haciendo análisis y balance de situación, pero estamos totalmente perdidos a la hora de proponer caminos para lograr la consecución de futuros que iluminen un poco la precaria oscuridad en la que se encuentran algunos. La izquierda institucional no puede dedicarse a poner parches a los problemas y la izquierda de la calle no puede quedarse quieta a la espera de que la institucional se lo solucione. La izquierda necesita imaginar nuevos retos, futuros y metas que sean creíbles y atractivas (competir contra un Lamborghini y una mansión en Miami no es fácil) y se tiene que hacer pronto, porque Argentina nos muestra hasta dónde pueden llegar los monstruos y Europa está lleno de ellos.

Elecciones
Elecciones La fiesta de Alvise Pérez acaba de empezar (y se mantendrá alejada de los juzgados)
El agitador ultra alcanza su objetivo de conseguir el aforamiento judicial para entorpecer sus causas penales pendientes. En la actualidad, se enfrenta a dos procesos judiciales.
Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Extrema derecha
Política Andalucía: medio millón de ultraderechistas y 3,5 millones de abstencionistas, ¿cómo hemos llegado hasta aquí?
En los comicios europeos 500.000 andaluzas votaron a formaciones de ultraderechas y 3,5 millones ni siquiera fueron a las urnas, un mapa que se lleva construyendo años, analizamos el por qué con activistas, partidos y expertas
Migración
Regularización La ILP Regularización vence al primer asalto de la ultraderecha en el Congreso
Vox se queda solo en la votación de su enmienda a la totalidad de la Iniciativa Legislativa Popular por la regularización extraordinaria de al menos 500.000 personas migrantes.
Argentina
Argentina Milei consigue que el Senado apruebe su principal proyecto legislativo entre protestas y cargas policiales
La Ley Bases, que pretende dar poderes extraordinarios al presidente, recortar derechos laborales y privatizar empresas públicas, es aprobada en el Senado argentino. El paquete debe volver a pasar por Diputados para su aprobación final.
aguila
11/6/2024 21:02

Hay algo que me parece muy importante en el artículo, y que se menciona como de pasada, y es " la maquinaria ideológica a la que nos enfrentamos" que obedece a la lógica del Capital (con mayúsculas) y tiene un poder abrumador, mayor que en ninguna otra época.
La gente, los jóvenes, no son tontos, pero tenemos (todos) una losa encima que nos hace creer en una realidad diferente de la "Real" y nos mantiene en un marasmo de confusión, desinformación y desunión.
Con esa ventaja juegan (siempre lo han hecho) y por eso nos pasa lo que nos pasa.
¿Que hacer? La pregunta no es nueva y, por desgracia (de momento) no tiene respuesta clara: Cada uno lo que pueda.

0
0
chemange52
11/6/2024 15:48

OPINIÓN
Alvise, Milei, Llados y el fracaso de la política para ofrecernos un futuro.
Me ha parecido un análisis acertado a la vez que esclarecedor de la situación política que se está viviendo en una gran parte de la Europa del desarrollo postbélico del siglo XX. La Europa que, tras la conflagración mundial, acertó a levantarse de entre las ruinas de una civilización,que a punto estuvo de sucumbir ante los totalitarismos; un modelo de progreso económico y social que no ha tenido parangón en ningún otro rincón del orbe. Si entonces nos fue posible despegar desde un territorio devastado, resulta incomprensible que ahora - que somos uno de los lugares del mundo con más desarrollo (económico, social y cultural)- no podamos ajustar un modelo de desarrollo sostenible e ilusionante para la mayoría de los europeos y resto de personas que llegan a nuestros países con la esperranza de un proyecto de vida illusionante y comprometido con nuestro modelo. ¿No será que el capital se ha ensoberbecido y ha entendido que no necesita ninguna corrección de tipos social? ¿Es todo el campo orégano para hacer caja, caiga quien caiga? Lamentable, verdad?

0
0
Rubén_1983
11/6/2024 14:48

La izquierda lo que debe de hacer es terminar de una vez el duelo por la caída del muro de Berlín y los errores que cometió el régimen soviético y asumir que, aunque sea desde posiciones "reformistas" debe recuperarse la proyección al futuro del comunismo cambiando lo que haya que cambiar. Ya vale de medianías o conceptos "anticapitalistas" o "anarquizantes" desprovistos de capacidad teórica. Puede que sea doloroso en un primer momento, que se nos aparte, pero a largo plazo el ser claro y decir la verdad debería ser positivo, al fin y al cabo. como dijo Rosa, solo hay dos opciones reales: Socialismo o Barbarie.

1
0
yermag
yermag
11/6/2024 12:10

La "izquierda" sería bueno que dejara de coaligarse con el partido del creador de los GAL, y un tal Alfonso Guerra que dijo; "bueno Hitler tendría sus cosillas pero acabó con el paro...". ¿Y si abanderamos la bajada de impuestos previa supresión de subvenciones a iglesias, partidos y sindicatos? la "izquierda" debe vivir de sus propias cuotas de afiliación o desaparecer: "será una izquierda autofinanciada o no será".

0
0
aguila
11/6/2024 20:53

La izquierda no está para bajar impuestos, sino para que estos sirvan para el reparto justo de la riqueza.
A estas alturas parece que no hemos entendido nada.
No me extraña lo que nos ocurre.

3
0
Sirianta
Sirianta
11/6/2024 13:52

Pues me parece una propuesta muy interesante y de relevancia.

0
0
Minería
Mina de Touro A Xunta oculta desde xaneiro a solicitude dun novo megaproxecto mineiro en Touro
Cobre San Rafael solicita ademais que sexa considerado Proxecto Industrial Estratéxico para “facilitar a súa tramitación exprés e impedir a participación pública”, segundo indican máis dun cento de colectivos nun comunicado conxunto.
Biodiversidad
Consejo Europeo Luz verde a la Ley de la Restauración de la Naturaleza tras meses de bloqueo
El cambio de postura de la ministra de Medio Ambiente austriaca, que ha votado en contra de la opinión de su canciller, y la abstención de Bélgica han sido claves para acabar con el bloqueo de conservadores y ultras al paquete medioambiental.
Violencia policial
Racismo Dos policías locales de Madrid, a juicio por agresión racista
Los agentes golpearon al único menor racializado que saltó la verja del recinto ferial de la Vaguada el pasado 13 de octubre.
América Latina
Raúl Zibechi “Gaza es el fin de la humanidad. Hay un proyecto de exterminio de los pueblos molestos”
Raúl Zibechi es uno de los pensadores latinoamericanos que mejor ha explicado desde su labor como ensayista y periodista las transformaciones experimentadas en las últimas décadas y el papel de los movimientos en el pasado y futuro de la región.
Justicia
Problemas con la justicia Joaquín Urías: “La mayor campaña de desprestigio de la judicatura la están haciendo los propios jueces”
Desde 2017, una serie de jueces parecen haberse subido al monte. El jurista Joaquín Urías desgrana en su último libro las circunstancias de este destape y las consecuencias que esto puede tener para la democracia en su conjunto.
Series
Series Los Chochos voladores vienen por ti
Ha vuelto ‘We are Lady Parts’, alhamdulillah, pero igual no te gusta lo que tienen que decir. ¡Un, dos, tres, cuatro!

Últimas

Comunidad El Salto
Comunidad El Salto Las cuentas de El Salto 2023-2024: cada vez más, un gran medio financiado por la gente
El Salto supera el millón de euros anuales de ingresos y aumenta su plantilla hasta llegar a las 28 personas empleadas. Todo eso con criterios éticos de financiación, funcionamiento horizontal y una cooperativa de propiedad colectiva.
Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)
30 años del levantamiento del EZLN Los cambios en la Autonomía Zapatista
La autora hace un análisis sobre cómo el zapatismo concibe la Autonomía y los diversos cambios organizativos que han realizado a lo largo de tres décadas.
Infancia
Infancia sin toros Duras críticas al palco infantil en la feria taurina de Badajoz
La Fundación Franz Weber califica de preocupante y aberrante la propuesta empresarial de habilitar un espacio para la infancia en la plaza de toros.
Ayuntamiento de Madrid
Campamentos de verano en Madrid Sin campamento urbano a menos de una semana del fin del cole
250 familias de Puente de Vallecas se enteran en el último momento de que la primera semana después del fin de curso escolar no habrá campamento infantil urbano por un retraso en la licitación del servicio.
Alquiler
Alquiler La subida del alquiler en la Comunidad Madrid es más del triple de la media nacional
Mientras que la subida de los alquileres ha sido del 4% de media desde mayo del año pasado, los precios en la Comunidad de Madrid han escalado un 14,2%.
Más noticias
Minería
Minería en Galicia La Xunta oculta desde enero la solicitud de un nuevo megaproyecto minero en Touro
Cobre San Rafael solicita además que sea considerado Proyecto Industrial Estratégico, según indican más de un ciento de colectivos en un comunicado conjunto, para “facilitar su tramitación exprés e impedir la participación pública”.
CNT
Sindicalismo ‘Morala’: “Como las seis de La Suiza, fuimos condenados para dar escarmiento por unos hechos que no cometimos”
Miles de personas saldrán a la calle en Xixón para recordar que ´El sindicalismo no es delito. Tras el mitin de apoyo a las cinco sindicalistas de CNT y una trabajadora, actuarán Nacho Vegas y el Coru Antifascista Al Altu La Lleva.
La vida y ya
La vida y ya Sacar de raíz
Arrancar: Sacar de raíz (como cuando se arranca un árbol o una planta). Sacar con violencia algo del lugar a que está adherido o sujeto, o de que forma parte. Quitar con violencia.
Racismo
Movimientos sociales Por un antirracismo que no dependa del gran capital 
La sostenibilidad de muchas organizaciones antirracistas de América Latina y el Caribe depende, en gran medida, de la ayuda al desarrollo de la cooperación internacional o del supuesto altruismo o filantropía de las élites económicas.
República
Manifestación Desafío republicano en el décimo aniversario de la coronación de Felipe de Borbón
Más de 130 organizaciones sociales y políticas convocan una marcha en Madrid el 16 de junio. El manifiesto 'Felipe VI: diez años bastan' ha sido firmado por cuatro mil personas.

Recomendadas

Personas refugiadas
Refugiados Una cafetería para ser libre en el campamento de refugiados palestinos de Beddawi
Hatem Mekdadi abrió Achefak, que significa ‘Lo que tú quieras’, ante la falta de espacios de encuentro en los campos donde desde hace décadas se hacinan los hijos de la Nakba.
Cine
VEINTE AÑOS DE PORNO FEMINISTA Erika Lust: “La pornografía es política”
Erika Lust es un referente del porno feminista y del porno ético, aunque ella hace algunas puntualizaciones sobre esas etiquetas. Celebra veinte años de carrera con la publicación de un libro que recoge su trabajo.
Catalunya
Catalunya La celebración de la Copa América de Vela desata el malestar en Barcelona
El 22 de agosto dará inicio la Copa América de Vela en la capital catalana; un evento de dos meses de duración e inversiones millonarias que destroza el tejido vecinal de los barrios de la costa.