Opinión
Es tiempo de unión

A pesar de que esa suma de partidos quizá no nos convenza a nadie en su totalidad, ni siquiera a sus creadores, es necesario remar en esa dirección, porque de lo contrario significará la pérdida de derechos conquistados y la vuelta a lugares a los que nunca más deberíamos volver en este país.
Yolanda Díaz e Irene Montero
Yolanda Díaz e Irene Montero. Dani Gago
5 jun 2023 12:49

Las encuestas lo han vuelto a decir. O vamos en unidad o nos comemos un colín. Así de claro. Que eso tendría consecuencias muy graves para la mayoría de la sociedad es una obviedad a estas alturas, pero quizá debamos volver a repetirlo por si no ha quedado lo suficientemente claro. Debemos conseguir la unidad de las izquierdas, nos va la vida en ello, especialmente a las más vulnerables de la sociedad, que necesitan de esta responsabilidad por parte de los líderes de la izquierda de nuestro país. Os necesitamos, y sé que es complejo, que hay rencillas, crispaciones, problemas personales y demás obstáculos, pero nadie dijo que esta sería una tarea fácil y más cuando teníamos tanto en contra.

Lo que realmente nos interesa a la ciudadanía de a pie es representantes que sean capaces de conseguir o al menos pelear por que se ponga la vida en el centro

Pero si ustedes están en política es porque creen que es posible conseguir un mundo más habitable y sostenible, y por muchos problemas que les frenen, siempre será más importante y necesaria construir una unidad que incluya todas las sensibilidades y a las distintas familias. Porque sólo así será creada una unidad real y no una diseñada según determinados intereses partidistas o personales. Esa unidad a medias, que descartara a activos y fuerzas importantes, no sería suficiente para ilusionar a la mayoría de votantes de izquierdas, que vieron en Sumar la posibilidad de abarcar todas las ilusiones de construir un país mejor.

Cuando le preguntan a Pepe Mujica por el éxito que tuvo el Frente Amplio en Uruguay suele responder que se debió a la generosidad y a la mirada amplia que tuvieron sus compañeros y compañeras a la hora de soñar una herramienta política de unidad. Nuestros hermanos uruguayos tuvieron claro que “a pesar de las diferencias ideológicas, era necesario estar de acuerdo en que hay que construir igualdad y defender la soberanía y la democracia. Si no confluimos, no cambiamos la realidad”, en palabras del ex presidente Mujica.

A pesar de que esa suma de partidos quizá no nos convenza a nadie en su totalidad, ni siquiera a sus creadores, es necesario remar en esa dirección, porque de lo contrario significará la pérdida de derechos conquistados y la vuelta a lugares a los que nunca más deberíamos volver en este país. Es necesario pensar y trabajar en un programa de mínimos, consensuado por todas las formaciones políticas y remar en esa dirección, a partir de ahí todo lo demás son adornos o florituras, pero lo que realmente nos interesa a la ciudadanía de a pie es representantes que sean capaces de conseguir o al menos pelear por que se ponga la vida en el centro. Quien esté en las negociaciones debería tener muy claro algo que no lo parece tanto, la idea de país y de proyecto político debe estar por encima de las discrepancias personales o políticas, y si es al revés quizá quien opte por el ruido debería hacerse a un lado para que el resto pueda trabajar en la dirección que pedimos los y las votantes. No estamos para odios, ni rencillas ni rencores, estamos para construir y trabajar por el bien común. Seguro que seremos capaces si dejamos de lado nuestras discrepancias por legítimas que sean y nos centramos en lo que nos une.

No lloverá a gusto de todos pero son tiempos para mandar obedeciendo, teniendo claro el porqué de la política institucional, los motivos que les llevaron ahí, si fue servir al bien común o a sus propios beneficios. Un buen político, y me viene a la memoria inevitablemente la imagen de Julio Anguita, es aquel que se olvida de sus propios intereses personales para servir a los demás, especialmente a los más desfavorecidos, y eso es lo que estamos esperando quienes ansiamos esta esperada unidad, que esperemos sea la unidad definitiva que la sociedad merece. Liderar el proyecto no será fácil, pero si posible si se lleva a cabo con generosidad y respeto a lo que representan todas las fuerzas llamadas a lograr acuerdos.

Algo que me resulta clave y ya por ir finalizando, es el convencimiento de que todas las fuerzas deben hacer un esfuerzo para que sea una izquierda sin exclusión. Cuando las izquierdas se juntan y no se fraccionan es posible tener más fuerza para luchar y ganar el partido. Después de eso, nos tocará a las demás fuerzas, las de la calle y todos los demás actores de izquierdas de la sociedad, remar en esa misma dirección y seguir trabajando por el tejido social tan necesario para repercutir directamente en la política institucional y en los cambios necesarios para conseguir la ansiada igualdad y justicia social.

Cierro estas líneas recordando uno de los lemas del Frente Amplio: “la acción nos une, las palabras nos separan”. Pasemos a la acción, con humildad y unidad. Adelante.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Opinión
Opinión Las políticas de progreso que no lo son
El mejor camino para construir la paz es promover procesos de seguridad común entre países que facilite la multipolaridad, la confianza mutua, y el apoyo entre estados para alcanzar una seguridad compartida.
Opinión
Junta de Andalucía La Administración, el Estado, el campo y la buena fe
La caspa andaluza, desde luego no ha sido eliminada por el estatuto de Andalucía del 28 de febrero ni por su posterior reforma
Opinión
Opinión ¿Qué ocurrió realmente en Galicia?
Los análisis post-electorales conservadores y progresistas trasladan una misma imagen falaz de Galicia como un caso perdido y de los gallegos y gallegas como víctimas desamparadas.
Paco Caro
6/6/2023 1:55

La gilipollez que yo achaco a las izquierdas, es ese tiquismiquismo que les impide reconocer avances, que están dispuestas a perder, con la excusa de que no se consiguen otros. Es decir, hay quien reconoce las subidas del SMI como algo objetivamente bueno, pero se indigna por no derogar la Ley Mordaza, y decide no votar. O hay patriotas de izquierda, que reconocen el progreso de la eutanasia, pero si no ven represión del independentismo, no van a votar. O quien agradece el esfuerzo por controlar los precios de la vivienda, pero como a la vez se apoya a Ucrania, no va a votar. O quien agradece la salida de Franco de Cuelgamuros, pero como no se convoca un referéndum por la República, no va a votar. Y así, muchísimos más ejemplos, que los lectores pueden, sin duda, mejorar. Lo malo es que, si no votas, no se derogará la ley Mordaza, pero se derogará la eutanasia, se reprimirá el independentismo para incendiar el Norte, se favorecerá la gentrificación de las ciudades, y se aprobará una “Ley de Símbolos” ( y muchas cosas más). A partir de los logros iniciales, se puede seguir luchando por ampliar el espectro de progreso. Pero cualquier retroceso, lo será en todos los ámbitos. ¿Hasta cuándo? Un poco de cabeza, y menos corazón. Al revés que la derecha.

1
3
Sirianta
Sirianta
6/6/2023 11:54

Coincido con su análisis. Ese ha venido siendo mi punto de vista desde hace varios años.
Ya que una inmensa mayoría de personas que se dicen de izquierda continúa fiel al PSOE, no nos queda otra más que arañarle migajas a este partido claramente de derechas, a mi modo de ver.
Lo que pasa es que la deriva que está tomando Sumar hacia el "centro" me hace temer convertirme en una de esas que se dicen de izquierda pero vota a la derecha. Y por ahí no quiero pasar.

3
0
Preocupado
5/6/2023 21:53

Me sorprende que un grupo político exclusivamente madrileño ( Más Madrid ) sea el eje de las negociaciones a nivel de toda España para definir la izquierda.

6
2
Preocupado
5/6/2023 15:06

disculpas por mi repetición, no he sabido como funciona esto de "enviar"

0
0
Preocupado
5/6/2023 15:04

Pienso que dimisiones tiene que haber en todos los grupos de izquierda dado el fracaso electoral. Es más importante la unidad que la imposición de nombres por los lados que competen. Los nombres propios nunca pueden ser el aspecto principal de una negociación. Este debate es muy madrileño, como dice Ayuso Madrid es España y eso es lo que parece creer esta izquierda jacobina.

1
2
Preocupado
5/6/2023 14:59

Es más importante en estos momentos la unidad por encima de nombres propios, tanto de Podemos como de Más Madrid, pienso que en ambas organizaciones hay dimisiones más que justificadas. El fracaso va unido tanto a Podemos a Más Madrid. O alguien se puede creer otra cosa. Este debate parece hecho para Madrileños. Como dice Ayuso Madrid es España, un concepto asumido por toda la izquierda de madrileña. En el resto de España tenemos otro debate.

2
3
O Salto medra contigo
Palestina nun puño Fagamos que o corazón de Palestina latexe máis forte que nunca
Logo da gran acollida da portada do noso último número, encargamos 250 bolsas de tea serigrafiadas con ela para apoiar simbólica e economicamente ao pobo palestino.
Genocidio
Genocidio Junts se alinea con PP y Vox y vota en contra del fin del comercio de armas con Israel
El PSOE y el número dos de Sumar por Madrid en las pasadas elecciones votan en contra de suspender las relaciones bilaterales de España con Israel. La derecha tumba tres mociones para interrumpir el suministro de armas al Estado sionista.
Genocidio
Genocidio Colombia suspende la compra de armamento israelí tras la matanza de personas que esperaban comida
Gustavo Petro, presidente de Colombia, ha anunciado el cese de relaciones de comercio armamentístico con Israel. Se trata de una decisión tomada tras la matanza de cien personas al suroeste de la ciudad de Gaza.
Pensiones
Pensiones El Gobierno deja en manos de la patronal la jubilación anticipada de los trabajadores en sectores de riesgo
El Ministerio de Seguridad Social contraviene al Tribunal Supremo, que en 2023 dictaminó que no es necesaria la presencia de la patronal para incoar el procedimiento de estudio para la aplicación de los coeficientes reductores, como CGT demandaba.
Madrid
Gran Premio de España El escondite Ifema: la sombra del pufo valenciano sobrevuela la F1 de Ayuso y Almeida
Las cinco ediciones del Gran Premio de Europa que acogió Valencia costaron a las arcas públicas 308 millones de euros. Como en el circuito que Madrid pretende montar, los dirigentes regionales hablaron entonces de “coste cero” para el erario público.

Últimas

Libertad de expresión
OMC Represión y detenciones en la conferencia de la Organización Mundial del Comercio en Abu Dabi
Las organizaciones de la sociedad civil que han asistido a la conferencia denuncian que los miembros de seguridad están coartando su libertad de expresión, realizando detenciones y les prohíben vestir la kufiya.
Minería
Mina polémica La mina de Aguablanca, en el aire
La caducidad de su Declaración de Impacto Ambiental, denunciada por Ecologistas en Acción, pone en cuestión la licitud de la reapertura de la mina de níquel de Monesterio (Badajoz).
Opinión
Opinión Las políticas de progreso que no lo son
El mejor camino para construir la paz es promover procesos de seguridad común entre países que facilite la multipolaridad, la confianza mutua, y el apoyo entre estados para alcanzar una seguridad compartida.
Feminismos
HACIA EL 8M en Madrid Una cadena humana feminista contra el genocidio del pueblo palestino
Más de 3.000 mujeres participarán el sábado 2 de marzo en una cadena humana organizada por la Comisión 8M de Madrid para denunciar la ocupación y el apartheid que sufre Palestina por parte del Estado de Israel.
Más noticias
Tribuna
Tribuna ¿El final del mayor caso de criminalización de la solidaridad en las fronteras? El juez decide
Casi 8 años después desde que empezara la investigación contra la tripulación del barco de rescate iuventa, el juez decidirá este sábado 2 de marzo si cierra el caso o si las acusadas deberán enfrentarse al juicio principal.
Memoria histórica
Memoria histórica Los Merinales, lugar de memoria
Los Merinales fue el campo de concentración desde el que el franquismo construyó el canal de riego del bajo Guadalquivir
Salud Pública
PRIVATIZACION Osakidetza externalizará 85 millones del servicio de ambulancia a la firma de un candidato del PNV
Aunque todavía no se ha resuelto, la falta de concurrencia y el proceso de adjudicación indican que dos de los tres lotes licitados irán a parar a La Pau, dirigida en Euskadi por Yeray Del Río, que aparecía en la lista electoral de los jeltzales.

Recomendadas

Literatura
Literatura África y la novela negra se citan en el festival Aridane Criminal
África, sus culturas y su ciudadanía se relacionan con la novela negra en España a través de experiencias como Aridane Criminal y la obra de autores como Antonio Lozano, Carmen J. Nieto o Jon Arretxe, vinculados todos a Alexis Ravelo.
Residencias de mayores
Protocolos de la vergüenza Ayuso, el archivo de querellas por lo ocurrido en las residencias y la falta de investigación en los juzgados
Los juzgados que archivan las querellas contra Ayuso por las residencias lo hacen sin investigarla, mientras la Audiencia ha dado hasta tres “toques” a los tribunales por no abrir diligencias contra cargos políticos. Algunas demandas siguen su curso.
Guerra en Ucrania
Dos años de la invasión rusa Volodymyr Ishchenko: “Zelensky ya no es el dirigente más popular en Ucrania”
Entrevista con el sociólogo ucraniano Volodymyr Ishchenko sobre la situación política y social en Ucrania, dos años después del estallido de la guerra
Palestina
Ocupación israelí El colonialismo israelí está desnudo
La “victoria” genocida del sionismo sobre el pueblo nativo de Palestina o un horizonte de descolonización con una Palestina libre del río al mar, parecen ser los dos únicos finales posibles a una herida colonial que nunca acaba de cerrarse.