Conferencias sobre cambio climático
COP28: una cumbre del clima feminista

En plena COP28, desde Feministas por el Clima nos hemos preguntado de qué se hablaría y a qué acuerdos se llegaría si estas cumbres fueran feministas. Es decir, si hablasen de lo que importa: que todas tengamos vidas dignas dentro de los límites del planeta.
COP28 Madrid - 10
Feministas por el Clima en la movilización climática de Madrid el 3 de diciembre de 2023. Álvaro Minguito

Feministas por el Clima
8 dic 2023 07:30

Cansadas de hacer seguimiento año tras año a las cumbres del clima sin que lleguen a ningún acuerdo relevante para el sostenimiento de la vida, sabedoras de que vivimos una crisis ecosocial en la que la mayoría de los límites del planeta y de las personas ya están traspasados y que necesitamos por tanto acuerdos internacionales verdaderamente transformadores, desde Feministas por el Clima nos hemos preguntado cómo sería una cumbre del clima si fuera feminista.

De qué se hablaría, a qué acuerdos se llegaría en una cumbre en la que las personas participantes se consideraran a sí mismas feministas, ya fueran expertas en economía feminista y ecológica, participasen en movimientos sociales por derechos fundamentales o estuviesen encargadas cotidianamente de reconstruir las vidas en mitad de una inundación o una guerra. 

Punto número 1: La presidencia

Una cumbre del clima feminista nunca estaría presidida por un señoro, obviamente. El Sultán Al Jaber ni estaría ni se le esperaría, a sabiendas de que dirige una petrolera. Le dejaríamos entrar, si se inscribe en tiempo y forma como el resto, pero en la última fila y calladito, por favor. 

La presidencia, en cambio, sería compartida por un grupo de mujeres feministas de diversas procedencias y experiencias vitales. Porque sabemos que evitar los peores escenarios climáticos  no depende de conocimientos técnicos ni de directivos de empresas multimillonarias, sino de reconocer que mientras lo que mueva el mundo, y por ende estas cumbres, sea la acumulación de poder y capitales en lugar del sostenimiento de vidas dignas para todas, será inviable un acuerdo transformador y esperanzador. Para muestra un botón: según un informe de la ONU, los productores de combustibles fósiles del mundo están planeando expansiones de la extracción de carbón, gas y petróleo que duplicarían el presupuesto de carbono del planeta. Y estos mismos, entre otros, presiden esta COP, que tiene como principal objetivo, dicho sea de paso, acordar que no se queme ni una tonelada más de combustible fósil. Con esta doble agenda, igual podrían ahorrarse el viaje hasta Dubai. 

Punto número 2: Las fechas 

Sólo unos señoros pueden convocar sistemáticamente la COP en mitad del puente de diciembre. ¡Hombre, por favor, que ni a la mani se puede ir en condiciones!

Pareciera que tienen urgencia por pavonearse con sus últimas compras realizadas en el día de la glorificación mundial del consumismo: “¡Me acabo de comprar mil misiles probados en combate!”, “¡Yo tengo un proyecto de captura de carbono del aire ultra caro!”, “¡Yo me acabo de comprar un mega parque eólico marino de más de 500 km²!”

Punto número 3: El papel de los movimientos sociales

Cualquiera que haya visto fotos de alguna cumbre del clima se habrá dado cuenta de quiénes son los protagonistas. Básicamente son señores. El summum este año con petroleros de primera división presidiendo la reunión y más lobistas de la industria de los combustibles fósiles que en ninguna cumbre previa. Señores que bien podrían salir fumándose un puro con una copita mientras negocian con el futuro de la humanidad. Si bien es cierto que este tipo de eventos han servido para conformar una red global de activismo climático, esto es algo que cada vez se dificulta más y los espacios que se abren a los movimientos sociales no tienen repercusión. 

Las ecofeministas nos recuerdan que son los cuerpos y los territorios los que sostienen la vida. En una cumbre del clima feminista no serían los mandatarios quiénes estarían negociando, sino los movimientos sociales y colectivos de todo el mundo cuyas vidas están atravesadas por el cambio climático. De aquí emanarían los acuerdos consensuados entre todos los territorios. Luego los mandatarios tendrían que ponerlos en marcha. Parece utópico, naif, y algunos pensarán que hasta ridícula esta forma de imaginar una reunión mundial. Pero realmente creemos  que no difiere delo que ocurre ahora. Unos señores llegan, hablan de sus intereses como si fueran los intereses de todos, les ponen números y plazos y la economía, la política de los Estados, la producción y el consumo tienen que amoldarse a esas decisiones. Estamos hartas de escuchar todo lo que no se puede hacer mientras ese 1% se fuma nuestro futuro.

Punto número 4: La agenda 

Si la COP28 fuera feminista no se estaría discutiendo sobre si dejar o no de quemar combustibles fósiles sino que sería el punto de partida ya aceptado. La cumbre sería el espacio para articular el debate social y global para decidir cómo organizar la transición justa de los sectores con mayor demanda de estos combustibles, de qué actividades económicas prescindir, porque destruyen las bases que nos sostienen (ecosistemas y vínculos), y cómo organizar y repartir todos los trabajos de cuidados que puede acarrear un cambio socioeconómico de tal envergadura, además de los que están acarreando ya las consecuencias del cambio climático. 

Estaríamos hablando también de un Fondo para Daños y Pérdidas, fondo que ya se ha aprobado en esta cumbre pero con mucho, muchísimo, menos dinero del que se sabe necesario. En una cumbre feminista se financiaría básicamente con las fortunas de los ricos puesto que el 1% más rico genera más emisiones de carbono que el 66% más pobre. El lema “quién contamina paga” estaría desterrado de todos los comunicados de prensa y en su lugar se hablaría del principio “no está permitido contaminar más” y se sumaría otro: no está permitido ser rico. Cualquiera que haya visto un terreno quemado, el río de su pueblo mucho más seco en verano, las montañas de su juventud sin nieve o que compre fruta y verdura fresca, sabe que muchísimas cosas esenciales no pueden repararse o sustituirse por mucho dinero que tengas. Además, el uso del fondo nunca se haría en base a la generación de deuda y se nutriría también de las condonaciones de deudas ilegítimas a los países del Sur.

También habría un punto sobre cómo hacer la transición energética y el papel de las energías renovables, como se está hablando en la COP28. Pero no sin antes establecer colectivamente cuánta energía necesitamos para sostener la vida de todas las personas dentro de los límites del planeta. Desarrollar energías renovables por los mismos actores que llevan toda la vida enriqueciéndose con los combustibles fósiles y sin una reducción clara del consumo total de energía, en el que globalmente nos pasamos tres pueblos, no nos sirve. 

Punto número 5: El Acuerdo 

¿Cuáles serían los principales acuerdos de una COP del Clima feminista? 

Para responder a esta pregunta nos hemos preguntado por qué es lo que de verdad importa, que es lo que hace que vivamos todas bien y lo que habría que hacer para cambiar la forma en la que pensamos, imaginamos e intervenimos en el mundo. De esto debería ir una cumbre mundial que pretende no seguir modificando el clima para que la humanidad y el resto de seres vivos puedan sobrevivir. Si esto es lo que está en el centro, el acuerdo de la COP28 incluiría el fin de todas las guerras, con especial atención al cese inmediato del genocidio en Palestina. Como segundo punto, el acuerdo recogería la obligación de todos los países para establecer sistemas públicos de cuidados que repartieran y sacaran de la esfera privada todas las tareas que nos sostienen. ¿Y qué tiene que ver esto con el clima? Tiene que ver todo. Un mundo en paz, libre de los intereses que hay detrás de las guerras y la destrucción y libre de patriarcado, será un mundo que conserve los ecosistemas y no destruya el clima. 

Como colofón, suponemos que en una cumbre del clima feminista comeríamos menú de temporada de huertos agroecológicos, habría menos trajes grises y menos heteronormatividad, bordaríamos en un tapiz de colores gigante todos los acuerdos alcanzados y, por supuesto, no invitaríamos al Papa. 

Sobre o blog
Saltamontes es un espacio ecofeminista para la difusión y el diálogo en torno al buen vivir. Que vivamos bien todas y todos y en cualquier lugar del mundo, se entiende. También es un espacio para reflexionar acerca de la naturaleza, sus límites y el modo en que nos relacionamos con nuestro entorno. Aquí encontrarás textos sobre economía, extractivismo, consumo, ciencia y hasta cine. Artículos sobre lugares desde donde se fortalece cada día el capitalismo, que son muchos, y sobre lugares desde donde se construyen alternativas, que cada vez son más. Queremos dialogar desde el ecofeminismo, porque pensamos que es necesario anteponer el cuidado de lo vivo a la lógica ecocida que nos coloniza cada día.
Ver todas as entradas
Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Crisis climática
Análisis Jugando con el clima en Bonn
Aunque muchos gobiernos puedan creer que ganan algo con sus posiciones, la realidad es que están atrapados en una versión climática del dilema del prisionero.
Sobre o blog
Saltamontes es un espacio ecofeminista para la difusión y el diálogo en torno al buen vivir. Que vivamos bien todas y todos y en cualquier lugar del mundo, se entiende. También es un espacio para reflexionar acerca de la naturaleza, sus límites y el modo en que nos relacionamos con nuestro entorno. Aquí encontrarás textos sobre economía, extractivismo, consumo, ciencia y hasta cine. Artículos sobre lugares desde donde se fortalece cada día el capitalismo, que son muchos, y sobre lugares desde donde se construyen alternativas, que cada vez son más. Queremos dialogar desde el ecofeminismo, porque pensamos que es necesario anteponer el cuidado de lo vivo a la lógica ecocida que nos coloniza cada día.
Ver todas as entradas
Caso Carioca
Caso Carioca O caso Carioca a través dunha migrante explotada sexualmente: indemnización mínima e complot policial
O garda civil Armando aliábase con proxenetas e abusaba sexualmente de mulleres prostituídas facendo uso da súa capacidade para regularizar a súa situación.
Unión Europea
Unión Europea Von der Leyen es reelegida como presidenta de la Comisión Europea gracias a un acuerdo con Los Verdes
La presidenta de la Comisión Europea es reelegida con 401 votos a favor. Su discurso incluye nuevas medidas de securitización de las fronteras, entre otras la multiplicación por tres del polémico Frontex.
Ocupación israelí
Derechos humanos Amnistía Internacional pide a Israel que ponga fin a la detención masiva y a la tortura de palestinos en Gaza
Un nuevo informe de esta organización de derechos humanos recoge testimonios de 27 exdetenidos entre ellos un niño de 14 años sobre torturas en los centros de detención israelíes.
Madres protectoras
Madres protectoras Un niño y su madre llevan dos años criminalizados por un fallo que dicta su vuelta de Chile a España
Una madre chilena lleva dos años ocultándose con su hijo, a quien reclama el progenitor en España. El Comité de los Derechos del Niño de la ONU dio la razón a la madre sin que ninguna autoridad vele por el cumplimiento de este dictamen.
O Salto medra contigo
O Salto medra contigo Eles por diñeiro, nós por un futuro mellor: subscríbete ao Salto
Sempre que unha multinacional ou un goberno intentaron cometer un atentado medioambiental no noso territorio estivemos alí para contalo. Puidemos facelo porque a nós sostennos a nosa comunidade, pero queremos chegar máis lonxe e por iso precisámoste.
PSOE
Polémica en Igualdad El señalamiento por los contratos a su pareja pone en jaque a la directora del Instituto de las Mujeres
La ministra de Igualdad pide explicaciones y Sumar una comparecencia en la Comisión de Igualdad de Isabel García tras la publicación de información sobre supuestos amaños de contratos. García se defiende en un comunicado.

Últimas

Personas con discapacidad
Discapacidade Unha guía para empoderar ás persoas con discapacidade: “Coa nova lei, pasamos de ser persoas mortas a vivas”
A federación Dano Cerebral Galicia busca axudar ás familias e as persoas con discapacidade a entender os cambios legais que implicou a nova lei 8/2021, publicando a “Guía legal para persoas con dano cerebral adquirido”.
Sindicatos
Represión Más de una veintena de convocatorias en una jornada estatal en apoyo a las seis de La Suiza
Después de una rueda de prensa histórica que congregó a ocho sindicatos, crece la solidaridad con las seis jóvenes encausadas tras defender a una trabajadora que denunció acoso sexual en la cafetería La Suiza de Gijón.
Madres protectoras
Acuerdos internacionales Así es el convenio sobre sustracción de menores que cuestiona la ONU por el caso de un niño chileno-español
El tratado de 1980 sobre sustracción internacional de menores rige hoy en 103 países y está en plena campaña de expansión por África. Un dictamen del Comité de los Derechos del Niño de la ONU amenaza su credibilidad, pero cumple dos años silenciado.
Justicia
Transparencia Un fallo judicial aporta más intriga a la reelección de Von der Leyen como presidenta de la Comisión Europea
El TJUE determina que la alta instancia comunitaria no veló por los derechos ciudadanos a la transparencia al ocultar demasiada información sobre los contratos con las farmacéuticas para obtener vacunas contra el covid-19.
Sidecar
Sidecar Control de daños en la República Islámica de Irán
El Estado iraní se enfrenta a una plétora de contradicciones estructurales. La elección de Masoud Pezeshkian, un reformista, representa el modo elegido para intentar superar esta crisis múltiple.
Más noticias
Libertades
Medios, jueces y mordazas Pedro Sánchez anuncia su plan de regeneración sin tocar el frente ultra del poder judicial
El presidente del Gobierno anuncia un paquete de medidas para regenerar la vida política que incluye una reforma de la ley de publicidad institucional y el fin de los delitos de injurias.
Educación infantil
Educación a la madrileña Alimentos podridos, agua marrón e impagos de nóminas: una escuela infantil pública de Madrid, al límite
En la Escuela Infantil Señor Don Gato, situada en Valdebernardo, ni la empresa que gestiona el centro ni la Consejería de Educación dan soluciones a su preocupante situación y muchas familias ni siquiera pueden dejar ya a sus hijas e hijos.
Ley de Extranjería
Migraciones “No son cromos”: colectivos piden que se respeten los derechos de los menores no acompañados en su reparto
Mientras el Gobierno presentan una proposición de ley para repartir a los niños y niñas no acompañados que han llegado a las costas de Canarias, colectivos ven la medida como necesaria pero recuerdan que es solo un “parche”.
Fiestas populares
Euskal Herria Las txosnas de Gasteiz se plantan ante la Diputación por la obligación de TicketBAI
A pocas semanas del inicio de las fiestas, las txosnas se han plantado ante la Diputación Foral de Álava: “Quieren equiparar las txosnas con cualquier actividad privada que tenga como objetivo el beneficio económico. Si no cambiamos esta situación, este año no podremos poner txosnas”, han señalado.

Recomendadas

Infancia
Sira Rego “La palabra ‘mena’ deshumaniza al otro y nos negamos a deshumanizar a las infancias”
El Ministerio de Juventud e Infancia, creado en noviembre de 2023, tiene el reto de sacar adelante la propuesta para que se produzca la acogida de los 6.000 niños y niñas no acompañados que se encuentran en Canarias.
Mediterráneo
Fauna marina Compartir playa con tortugas marinas
En los últimos años se ha observado un aumento significativo de la anidación de la tortuga marina, y se espera que esta tendencia continúe en el futuro
Urbanismo
Urbanismo salvaxe A Universidade de Vigo construíu sen licenza un centro de investigación na illa de Toralla
A institución, que gastou medio millón na obra, recoñece que non ten título habilitante, pero argumenta que “non o necesita”. Nin o Concello de Vigo nin Facenda teñen rexistro algún da construción malia tela empezado en 2017.