De esta salimos juntas
Mil razones para suscribirte a El Salto

Hay mil razones para suscribirte a El Salto. Elige la tuya.
Bandera foto
Otra razón: si te suscribes este mes te llevas esta bandera de defensa de los servicios públicos para fardar de balcón.
21 dic 2022 09:00

Hay muchos motivos para hacerte socia/o de El Salto. Aquí te enumeramos algunos.  

Por su mirada. El Salto ofrece una mirada distinta de la actualidad, apegada a los movimientos que trabajan sobre el terreno, a las preocupaciones de la calle, a la cultura que nos moviliza y nos inspira. Porque es un medio feminista, anticapitalista, ecologista, antirracista, antifascista, un medio que defiende que las transformaciones más importantes y duraderas son las que vienen de abajo.

Por quién está detrás. El Salto solo se debe a sus más de miles de socios/as. El 76% de sus ingresos viene de las suscripciones. 

Por su coherencia. El Salto no acepta publicidad de empresas que violan derechos humanos, sociales, laborales o ambientales. Nos tomamos la independencia en serio.

Por su forma de funcionar. Las decisiones se toman en común y sus 25 empleadas/os cobran el mismo salario. No tenemos consejos de dirección ni jefes.

Porque es de propiedad colectiva. Y no es una forma de hablar. En la cooperativa que gestiona El Salto, el 40% del voto lo tienen las personas socias. Para cambiar una línea roja (por ejemplo, aceptar publicidad de El Corte Inglés), haría falta un referéndum vinculante con todas las socias.

Por cómo entiende el periodismo. El Salto no admite contenido patrocinado ni publicidad encubierta. Nos enorgullece rechazar a la semana decenas de propuestas de falsas noticias pagadas.

Por su estructura descentralizada. Más de la mitad del dinero de las nuevas suscripciones en los territorios con nodos territoriales se destinan a contenidos locales gestionados por los propios nodos. 

Por las ventajas las socias. Ofrecemos a nuestras socias todos los meses descuentos en libros, cursos y formaciones. Todos los meses realizamos sorteos solo para socias con libros y productos de empresas de la economía social. Las personas socias puedes navegar sin publicidad, comentar sin moderación previa, recibir la revista en su domicilio y acceder a la Zona Socias de la web.

Porque no tiene muros de pago. El Salto ofrece todo su contenido en abierto. Si puedes permitírtelo, tu suscripción hace posible que la información crítica llegue más lejos.

Por su revista. La revista de El Salto ofrece contenido reposado, análisis y reportajes con claves para ayudar a comprender el mundo y herramientas para transformarlo. En enero, sale el primer número de una nueva época, con un nuevo formato, un nuevo diseño y nuevas secciones.  

Por los contenidos de El Salto TV. Las suscripciones y los bonos de apoyo a la producción audiovisual hacen posible el desarrollo de entrevistas, coberturas y reportajes en vídeo, decenas de programas en Twitch así como la elaboración de grandes proyectos, como fue la película documental ‘Anatomía de las Fronteras’, estrenada hace pocos meses. 

Por los podcast de El Salto Radio. La contribución de las socias, con sus cuotas y el bono de apoyo a la radio, dan alas a la producción radiofónica de El Salto, con decenas de podcast y coberturas en directo.

Por su historia. El Salto lleva estando ahí, con distintos nombres, más de tres décadas. De salto en salto, de Molotov a Diagonal y de Diagonal a El Salto, siempre con la misma idea: construir un gran medio de comunicación que funcione con otras reglas, financiado por la gente.

Porque ha estado allí cuando más se lo necesitaba y ahora te necesita... ¿Se te ocurre otra razón para suscribirse a El Salto? 

Sobre o blog
El Salto es un proyecto formado por cerca de 200 personas y más de 9.300 socios/as que apuesta por un periodismo radicalmente diferente: sin financiación de empresas del Ibex35, democrático, descentralizado y de propiedad colectiva
Ver todas as entradas
Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Blog Salto de Carro
Comunidad El Salto Estas fiestas, alimenta tu lado crítico con El Salto
Hazte socia si quieres llevar una dieta informativa sana, sin noticias procesadas por las multinacionales y libre de medias verdades.
De esta salimos juntas
El nuevo trimestral de El Salto aterriza en València
El próximo 31 de enero a las 19:30h tendrá lugar en el espacio autogestionado El Punt la presentación del nuevo trimestral de El Salto junto a varios colectivos de la ciudad de València
De esta salimos juntas
De esta salimos juntas Así fue la presentación de la nueva revista de El Salto en Madrid
Ante más de 150 personas socias y colaboradoras, llenando el aforo de la Sala Mirador, el pasado domingo presentamos la nueva revista de El Salto. Estas son algunas de las imágenes que dejó el evento.
Javier Gallardo Vía
13/1/2023 14:13

…Aunque ninguna de las razones que aducís me convencen, cuando preguntáis al final sobre otra posible razón, se me ocurre algo que el capitalismo habitual NO hace, y podría ser bueno para vuestra publicación: ¿cómo demonios se es tan cutre -en general- para constreñir UNA suscripción a UN lector-a? Tal como anda el tema… a mí me parecería buena idea que vuestras suscripciones abarcaran a DOS lectores/e-mails. Sería una forma de proselitismo, se os leería más, podría hacer más fácilmente una “cadeneta”. (Intentemos pensar distinto a las editoras tradicionales!).
A mí no me convence vuestra línea editorial, no me suele fascinar ningún redactor-a… PERO quiero que haya prensa como la vuestra. Me gustan las miradas distintas, aunque no coincidan con la mía.

0
0
Sobre o blog
El Salto es un proyecto formado por cerca de 200 personas y más de 9.300 socios/as que apuesta por un periodismo radicalmente diferente: sin financiación de empresas del Ibex35, democrático, descentralizado y de propiedad colectiva
Ver todas as entradas
O Salto medra contigo
Palestina nun puño Fagamos que o corazón de Palestina latexe máis forte que nunca
Logo da gran acollida da portada do noso último número, encargamos 250 bolsas de tea serigrafiadas con ela para apoiar simbólica e economicamente ao pobo palestino.
Ocupación israelí
Genocidio EE UU bloquea una condena del Consejo de Seguridad contra Israel por la matanza de civiles hambrientos
Washington vuelve a blindar a Israel ante cualquier iniciativa del Consejo de Seguridad de la ONU mientras Biden empuja para enviar más ayuda a su aliado. Ultraderechistas israelís penetran en Gaza con la intención de establecer un asentamiento.
Genocidio
Genocidio Junts se alinea con PP y Vox y vota en contra del fin del comercio de armas con Israel
El PSOE y el número dos de Sumar por Madrid en las pasadas elecciones votan en contra de suspender las relaciones bilaterales de España con Israel. La derecha tumba tres mociones para interrumpir el suministro de armas al Estado sionista.
Genocidio
Genocidio Colombia suspende la compra de armamento israelí tras la matanza de personas que esperaban comida
Gustavo Petro, presidente de Colombia, ha anunciado el cese de relaciones de comercio armamentístico con Israel. Se trata de una decisión tomada tras la matanza de cien personas al suroeste de la ciudad de Gaza.
Política
Posverdad Sobre la neoliberalización de la verdad: ¿qué tienen en común Trump, Ayuso o Netanyahu?
En el neoliberalismo de las narrativas, con ‘lobbies’ propagandísticos, medios y algoritmos de tu parte, cada cual adapta su discurso a su ‘target’ de consumo y se monta su propia película, que ya habrá un público que se la compre.

Últimas

Análisis
Análisis Cómo Alemania aprendió a amar la bomba
Un 71% de los alemanes se muestra contrario a acceder a la posesión de una arma nuclear propia y en ninguno de los partidos políticos los porcentajes favorables llegan al 40%, aun así, la idea se ha abierto paso en el debate político.
Libertad de expresión
OMC Represión y detenciones en la conferencia de la Organización Mundial del Comercio en Abu Dabi
Las organizaciones de la sociedad civil que han asistido a la conferencia denuncian que los miembros de seguridad están coartando su libertad de expresión, realizando detenciones y les prohíben vestir la kufiya.
Más noticias
Minería
Mina polémica La mina de Aguablanca, en el aire
La caducidad de su Declaración de Impacto Ambiental, denunciada por Ecologistas en Acción, pone en cuestión la licitud de la reapertura de la mina de níquel de Monesterio (Badajoz).
Opinión
Opinión Las políticas de progreso que no lo son
El mejor camino para construir la paz es promover procesos de seguridad común entre países que facilite la multipolaridad, la confianza mutua, y el apoyo entre estados para alcanzar una seguridad compartida.
Feminismos
HACIA EL 8M en Madrid Una cadena humana feminista contra el genocidio del pueblo palestino
Más de 3.000 mujeres participarán el sábado 2 de marzo en una cadena humana organizada por la Comisión 8M de Madrid para denunciar la ocupación y el apartheid que sufre Palestina por parte del Estado de Israel.
Tribuna
Tribuna ¿El final del mayor caso de criminalización de la solidaridad en las fronteras? El juez decide
Casi 8 años después desde que empezara la investigación contra la tripulación del barco de rescate iuventa, el juez decidirá este sábado 2 de marzo si cierra el caso o si las acusadas deberán enfrentarse al juicio principal.

Recomendadas

Argentina
Elizabeth Gómez Alcorta “Milei quiere volver a 1921 con la derogación de la ley del aborto”
Ex ministra de Mujeres, Género y Diversidad de Argentina durante el último gobierno, esta abogada feminista y por la defensa de los derechos humanos, desgrana la situación social y económica después de tres meses de Gobierno de Javier Milei.
Pensiones
Pensiones El Gobierno deja en manos de la patronal la jubilación anticipada de los trabajadores en sectores de riesgo
El Ministerio de Seguridad Social contraviene al Tribunal Supremo, que en 2023 dictaminó que no es necesaria la presencia de la patronal para incoar el procedimiento de estudio para la aplicación de los coeficientes reductores, como CGT demandaba.
Madrid
Gran Premio de España El escondite Ifema: la sombra del pufo valenciano sobrevuela la F1 de Ayuso y Almeida
Las cinco ediciones del Gran Premio de Europa que acogió Valencia costaron a las arcas públicas 308 millones de euros. Como en el circuito que Madrid pretende montar, los dirigentes regionales hablaron entonces de “coste cero” para el erario público.
Literatura
Javier Gallego “Es más necesario que nunca que haya una información al margen de lo que ocurre en el centro”
El comunicador Javier Gallego debuta en la novela con ‘La caída del imperio’, el relato de un frenético y largo fin de semana que concluye con el estallido del 15M.