Turquía
La izquierda turca se conjura para echar a Erdogan del poder

Ante el temor de no conseguir representación en el Parlamento, la mayoría de las formaciones de izquierda han decidido pedir el voto para el centro-izquierdista Kemal Kiliçdaroglu, principal rival del actual presidente.
Elecciones en Turquía - 1
Celebración del 1 de mayo en Estambul Ricard González
8 may 2023 06:00

Como cada primero de mayo de la última década, la izquierda turca se dio cita en el parque de Maltepe, en un suburbio de la zona asiática de Estambul. Entre los 80.000 asistentes a la concentración, no figuraba toda la militancia. Los más valientes intentaron congregarse en la mítica plaza Taksim, el lugar habitual para esta celebración desde que el 1 de mayo de 1977 la policía masacrara a 34 manifestantes. Allí, en el centro, se solían congregar hasta 500.000 personas. Para evitarlo, el Gobierno del islamista AKP incluso cerró las paradas de metro más céntricas, como viene haciendo desde las protestas de Gezi, en 2013. La jornada terminó con algunos disturbios y el arresto de 35 personas. En la Turquía de Erdogan, la izquierda ni tan siquiera puede elegir dónde celebrar su fiesta anual.   

Así pues, no es de extrañar que la izquierda turca, en toda su variedad de acentos e historias, se haya conjurado para expulsar a Recep Tayyip Erdogan de la presidencia del país en las elecciones presidenciales y legislativas del próximo 14 de mayo. Este objetivo estuvo en presente en pancartas y consignas, también en los parlamentos desde el estrado de la dirigencia. “Tenemos que librarnos de este sistema maligno de una vez por todas. Hagamos una promesa, vamos a eliminar el Gobierno de los tiranos”, proclamó Arzu Çerkezoglu, secretaria general de DISK, el sindicato turco más potente, que instó al pueblo turco a escoger entre “despotismo y libertades”. No mencionó a Erdogan, pero no hizo falta, todo el mundo lo entendió. 

La izquierda ha sufrido los estragos de una ley electoral que, para evitar la entrada al Parlamento de los partidos nacionalistas kurdos, ha contado tradicionalmente con un umbral electoral del 10% de los votos para poder entrar en el Parlamento

La enorme importancia de los comicios, en plena deriva autoritaria del Gobierno, no escapa a los dirigentes, ni a la base. Y ello requiere medidas excepcionales, como la adoptada por el Partido Comunista de Turquía (TKP). “Por primera vez en la historia, el partido no boicoteará las elecciones, sino que llamará a votar por Kemal Kiliçdaroglu”, comenta Jan, un joven de melena larga y rizada, recién graduado de la universidad que hace más de cuatro años que milita en el TKP. Kiliçdaroglu es el líder del CHP, de centro-izquierda, principal partido de la oposición, y será el candidato a las presidenciales de una coalición de seis partidos que incluye el derechista IYI, así como tres partidos islamistas, unas compañías que todavía acentúan la excepcionalidad del paso dado por el TKP. 

Sidecar
El terremoto del Estado en Turquía
Al igual que ha hecho con las crisis de precios que ha sufrido Turquía en los últimos años, el gobierno de Erdoğan intenta culpar de este desastre a «empresarios malvados». Sin embargo, el propio Estado también es culpable.

El TKP es un pequeño partido extraparlamentario, como la mayoría de la veintena que hacían ondear sus banderas esta soleada mañana de primavera a orillas del Mar de Mármara. No obstante, en unas elecciones que pueden decidirse por un puñado de votos, todos los apoyos son imprescindibles. A falta de poco más de una semana, varias encuestas pronosticaban un empate técnico entre Kiliçdaroglu y Erdogan.  

La izquierda ha sufrido especialmente los estragos de una severa ley electoral que, para evitar la entrada al Parlamento de los partidos nacionalistas kurdos, ha contado tradicionalmente con un umbral electoral del 10% de los votos a nivel nacional para poder entrar en el Parlamento. Después de muchos lustros de ostracismo, la izquierda del CHP más pragmática ha aprendido a gestionar sus diferencias y a pactar la creación de amplias coaliciones electorales. En los últimos años, el partido HDP, última versión electoral del histórico movimiento nacional kurdo, ha sido la columna vertebral de estas coaliciones de izquierda. En las elecciones de 2018, obtuvo 57 diputados con cerca del 12% de los votos. 

A medida que se acercaban las elecciones, ha ido aumentando la represión de los activistas kurdos con el arresto de más de 130 de ellos a finales de abril, incluido algún candidato a las elecciones legislativas

Esta vez, sin embargo, ni tan siquiera se presentará en la coalición progresista “Alianza de la Libertad y el Trabajo” bajo sus siglas, sino las del Yesil, un pequeño partido ecologista. La razón es su posible ilegalización por parte de la Corte Suprema a causa de sus presuntos vínculos con el PKK —la milicia que lucha desde 1984 por la soberanía del pueblo kurdo—, algo que sus dirigentes niegan. A medida que se acercaban las elecciones, ha ido aumentando la represión de los activistas kurdos con el arresto de más de 130 de ellos a finales de abril, incluido algún candidato a las elecciones legislativas. El líder del HDP, Salahatin Demirtas, continúa preso a pesar de una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos exigiendo su liberación. Asimismo, en los últimos años, han sido disueltos casi 60 consistorios municipales en manos del HDP. 

“Apoyo al Yesil porque creo que encontrar una solución a la cuestión kurda es el principal problema del país”, comenta Bahadir, un estudiante de Ciencias Políticas que luce una gorra con una imagen del Che Guevara. Sentado a su lado en el césped, Emre, un compañero de clase, asiente y añade que la paz en el Kurdistán es un problema más urgente para la izquierda que una subida salarial acorde a la inflación. Sorprendentemente, ninguno de los dos es kurdos. “Aparte de esto, los partidos kurdos tienen una mentalidad más abierta en muchos aspectos, y no solo en los derechos de las minorías. Por ejemplo, en cuestiones de feminismo”, asevera Emre. 

En Turquía, la clasificación de los partidos en el eje izquierda-derecha se complica porque está atravesada por la cuestión nacional y el rol del islam en la vida pública. “En muchos aspectos, el CHP de Kiliçdaroglu es asimilable a los partidos socialdemócratas franceses o alemanes. Son keynesianos, laicos y progresistas en cuestiones morales. Ahora bien, son muy nacionalistas y han tenido a menudo un discurso anti-kurdo”, sostiene el politólogo Omer Taspitar. En la concentración del 1 de mayo, enviaron una pequeña delegación que palidecía frente a la partidos minúsculos y extraparlamentarios. Tampoco subió al estrado ninguno de sus dirigentes más conocidos. 

Elecciones en Turquía - 3
Candidatos del partido troskista IDP Ricard González

“La mayoría de partidos de izquierda de la coalición ‘Alianza de la Libertad y el Trabajo’, incluido el HDP, decidieron no presentar candidato y apoyar a Kiliçdaroglu. Nosotros no estábamos de acuerdo. Creíamos que teníamos que presentar una plataforma progresista en la primera vuelta de las presidenciales, y apoyar a Kiliçdaroglu en la segunda”, explica Görkem Duru, candidato al Parlamento por Estambul del IDP, un partido trotskista. Según sus cálculos, los pequeños partidos de izquierda coaligados con el HDP pueden representar un 3% del electorado. 

“Las políticas de un gobierno de Kiliçdaroglu no creo que sean muy de izquierdas, la verdad. No solo porque el CHP es centrista, sino por los otros partidos de la coalición”, presagia Duru, que señala el incremento de las desigualdades como el principal problema del país. El año pasado, la lira turca se depreció más de un 50%, y la inflación se disparó hasta el 85%, siendo la clase trabajadora la que ha pagado un mayor precio. “Pero ahora, la prioridad es librarnos de Erdogan y garantizar la supervivencia de la democracia. Luego, ya nos movilizaremos por las luchas sociales”, dice este político, que debe rondar la cuarentena. Esta reflexión la comparten ahora estalinistas, trotskistas y maoístas turcos. Lo que ha unido el islamista Erdogan no lo han podido separar ni las peleas por las cuotas en las listas conjuntas. Un auténtico milagro.

Arquivado en: Elecciones Turquía
Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Elecciones
Elecciones catalanas El triunfo de Sánchez e Illa en el embrollo catalán
Los socialistas derrotan con claridad al independentismo, pero lo tendrán complicado para formar gobierno y la derechización de la política catalana no es una buena noticia para el PSOE.
Generalitat de Catalunya
Elecciones Catalunya Pere Aragonés abandona la primera línea política tras el batacazo electoral
El candidato de ERC ha asegurado que no recogerá el acta para ser diputado en el futuro parlamento catalán, después de bajar hasta los 20 escaños y asegurar que su partido estará en la oposición.
Catalunya
Elecciones Mayo de 2024 La izquierda en Catalunya pasa un mal trago aunque suma para un posible gobierno del PSC
A falta de un 2% del escrutinio, la suma de PSC, ERC y Comuns Sumar llega al mínimo de 68 diputados para que Illa intente formar Gobierno. Mala noche para la izquierda en Catalunya, que obtiene sus peores resultados en una década.
Laboral
Laboral El Consejo de Ministros aprueba la prevalencia de los convenios colectivos autonómicos y provinciales
La medida entrará en vigor el miércoles 22 de mayo cuando el BOE publique el decreto. Las patronales españolas, Comisiones Obreras y UGT apostaban por la estatalización de los convenios colectivos.
Genocidio
Genocidio Karim Khan: el tipo duro que ha puesto contra las cuerdas a Netanyahu y de los nervios a Biden
La decisión de la Fiscalía del Tribunal Penal Internacional de solicitar órdenes de detención contra los jerarcas israelíes responsables de la masacre de Gaza genera división entre los países europeos e indigna al gobierno de Estados Unidos.
Biodiversidad
Biodiversidad Natura 2000: una red de protección medioambiental amenazada por la agricultura
La pieza central de las políticas de protección medioambiental ha sido incapaz de frenar el avance de la agricultura intensiva en zonas sensibles. Visitamos tres ecosistemas protegidos en España, Portugal y Alemania para comprobar su impacto
Alemania
Extrema derecha “Es imposible confiar en el Estado alemán y su policía en la lucha contra los neonazis”
En Alemania, el movimiento antifascista se enfrenta a una oleada de represión, mientras que las elecciones de septiembre auguran la victoria del partido de extremaderecha Alternativa para Alemania en diferentes estados.
Contigo empezó todo
El Salto libros El Salto lanza su propia línea editorial con un libro sobre la otra historia de España
El Salto Libros se estrena con el volumen ‘Contigo empezó todo’, del periodista Eduardo Pérez, otra visión de la historia de España a través de 30 episodios olvidados. Suscríbete y te lo enviamos gratis.
Congreso de los Diputados
Congreso de los diputados Solo el voto en contra del PP evitaría que pasara su primer trámite la ley del PSOE contra el proxenetismo
Al primer partido del gobierno le bastaría una mayoría simple para comenzar el trámite de la propuesta del ley que presentó en solitario al Congreso de diputados. Aún y con ello grupo popular no les regalará el sí directamente en este primer pulso. Sumar hecho público su 'no' ya que considera que la propuesta del PSOE no aborda ninguna solución.
Análisis
Neoliberalismo Aquelarre fascista en Madrid: el auge de la aporofobia
El desaguisado argentino, VOX, Meloni, Le Pen, Trump, Bolsonaro, … son la consecuencia final lógica de un sistema de gobernanza que ya ha fracasado, el neoliberalismo.

Últimas

Industria
Transición ecosocial El sindicato ELA se prepara para demandar a la multinacional Stellantis por el cierre de la fábrica Mecaner
Considera que Stellantis ha podido vulnerar derechos básicos como la tutela judicial efectiva y la libertad sindical al empujar a los trabajadores a elegir una indemnización que triplica el mínimo y que implica renunciar a una demanda colectiva.
Crisis climática
Overshoot Day España entra en déficit ecológico
Este 20 de mayo se cumple el Día de la Sobrecapacidad de la Tierra en España, lo que significa que el país ya ha consumido el límite de recursos naturales por año que permitiría al planeta regenerarse.
Más noticias
En saco roto (textos de ficción)
En saco roto Tamujas
Lo que ocurrió fue que nos limitamos a escribir sobre una página en blanco la fecha del día, el nombre de la asignatura y las palabras que el profesor había escrito en el encerado. Eso fue todo.
Laboral
Convenio colectivo UGT, LAB y CC OO aceptan formalizar el contrato fijo discontinuo parcial en los polideportivos de Bizkaia
El preacuerdo atiende la reivindicación de la semana de 35 horas, por lo que, junto con los incrementos salariales, el valor de la hora de trabajo aumenta en un 20,8%. ELA ha rechazado el preacuerdo y mantiene la huelga en al menos 18 centros.
Irán
Irán La muerte del presidente de Irán sacude un escenario internacional convulso
Teherán comunica la muerte de su jefe de Gobierno, Ebrahim Raisi, y su ministro de exteriores, Hossein Amirabdollahian, después de que su helicóptero se estrellara en la tarde del domingo.
Movimiento BDS
Palestina La Universidad Autónoma de Barcelona y la ciencia europea al servicio de Israel
Una investigación destapa los lazos entre la universidad catalana y el entramado universitario israelí, así como sus vínculos con tecnologías armamentísticas.
Medio ambiente
Contra la planta de biogás La Coronada vuelve a movilizarse contra la planta de biogás
La Coronada (Badajoz) alberga ya un macrovertedero y sería la principal perjudicada por la planta de biogás proyectada en la vecina localidad de Villanueva de la Serena.

Recomendadas

Literatura
Día das Letras Galegas As poetas queer ante Luísa Villalta: “A poesía é unha ferramenta para poder cambiar o espazo que habitamos”
Afra Torrado, Cinthia Romero e Lara Boubeta, tres poetas disidentes galegas, xúntanse para reflexionar sobre o seu vínculo coa poesía, a importancia de referentes na literatura e a implicación que ten o Día das Letras Galegas.
Feminismos
Feminismos Ana Requena y June Fernández: periodistas, feministas… e intensas
Estas dos comunicadoras comparten amistad, oficio y edad: cumplirán este año los temidos cuarenta. Por fortuna, en las presentaciones del último libro de Ana Requena, ‘Intensas’, las señoras suelen contar que una se libera con los años.
Migración
Migraciones Patera vacía: navegando en la necropolítica migratoria
Seguimos a un grupo de gente que se resiste a aceptar el designio de la suerte y del azar que hace que haya víctimas o supervivientes de manera injustamente aleatoria.
Periodismo
Jesús Cintora “Nunca había estado tanto tiempo fuera de la televisión o la radio... no sé por qué será”
El expresentador de Las mañanas de Cuatro publica ‘El precio de la verdad’ (Editorial B, 2024), un ensayo sobre el estado actual del periodismo español.