Actualidad LGTBIQ+
“¡Dolores guapa!”, un mosaico de sentimientos al puro estilo del mariquita andaluz y cofrade

El largometraje de Jesús Pascual y Antonio Bonilla ha recibido una cálida bienvenida en el Festival de Cine Europeo de Sevilla y viaja ahora hasta Madrid para proyectarse esta noche en el Festival de Cine LGTBI.
Dolores guapa portada
"La Macarena, mi madre y yo", fotograma de la película.
12 nov 2021 12:00

“Dolores, guapa”, “El barrio entero para ti”, “La reina del Martes Santo”. Sevilla, Año 2019. Estas declaraciones de unos jóvenes que veían pasar a la Virgen de su Hermandad fueron recogidas en un vídeo que se viralizó en redes sociales. Minutos más tarde comenzaron los comentarios. Mensajes —en gran medida— con tintes homófobos y clasistas. No se concebía el júbilo que estos chicos desprendían al ver a su Virgen por las calles de su barrio. Mensajes que ridiculizan y tenían como objeto de burla sus maneras y expresiones. 

Y es que esta forma de sentir, de expresar, aún se mira con extrañeza, sin que se comprenda por parte de algunos sectores de la población las vivencias de esta fiesta popular. Para visibilizar esta manera de concebir la Semana Santa de Sevilla y dar voz a las nuevas identidades disidentes; Jesús Pascual (Alcalá de Guadaira, 1997), como director, y Antonio Bonilla (Los Corrales, 1991), como productor, han estrenado en la 18ª edición del Festival de Cine Europeo, el largometraje de ¡Dolores guapa! dentro de la sección ‘Panorama Andaluz’.

¡Dolores guapa! no solo ha triunfado en el SEFF, sino que viaja más allá de Despeñaperros para proyectarse en el Festival Internacional de Cine LGTBI en Madrid, LesGaiCineMad, a partir de las 21.00 horas en la Sala Berlanga. 

Dolores guapa 1
Costaleros preparándose, fotograma de la película.

Codo con codo

Jesús Pascual y Antonio Bonilla lo tenían claro desde el minuto uno. Ellos sabían cuáles eran sus pretensiones con este nuevo trabajo. “Enunciar una realidad que no nos hemos inventado. Una realidad que pasa por la gente del colectivo LGTBI, quienes siempre han estado ahí y han formado parte de esta festividad”, explica Pascual. Incluso, el joven alcalareño añade que “existe mucho más de todo lo que aparece en la película, pero lo que se pretende es poner voz a los protagonistas a través de sus historias”.

Los quehaceres no cesaron desde que comenzaran con las labores de documentación, pese a que, como admiten, “no había apenas escritos ni vídeos sobre este tema”. Siempre trabajando mano a mano, codo con codo Bonilla cuenta que “nos hemos comprometido con mucho respeto y generosidad”. El productor resalta que, además de encontrarse inconvenientes como el  hecho de no poder rodar los cultos, ni procesiones a causa de la pandemia de la COVID-19; lo más complejo fue el momento del montaje. Al ser “tantos temas y tan variopintos fue difícil unirlos para que tengan una cohesión y parezca que estamos contando una historia” concluye.

Pese a ello y como si de un todo se tratase, Pascual cerciora que “no ha quedado nada atrás, porque este documental se ha ido dando forma solo”. Entrevista, tras entrevista la obra se iba modificando, cambiando como si fuese masilla que se moldea con las manos. Aunque resulte complejo, el director también afirma “que este es un trabajo que hay que leer entre líneas, no hay que dejar que las imágenes e historias te cuenten, sino que todo lo que no aparece, también te diga algo”. Ejemplo de lo anterior es una de las dificultades con los que se toparon a la hora de rodar. “Lo primero que dije fue que íbamos a coger la cámara y meternos en las casas de Hermandad porque seguro que nos iban a dejar entrar”, asevera Jesús Pascual. Para sorpresa de los dos, “la realidad fue que nos dijeron que no, que ninguna Hermandad se quería significar de esa manera”, ultima.

Conversaciones al corazón

“En Sevilla, la Semana Santa define tu identidad. Mi primer acercamiento con esta celebración fue cuando tuve novio”, asegura Antonio Bonilla. “No me di cuenta de que era capillita hasta que de repente él me viene una Madrugada, cangrejeando en la Macarena y llorando esmorecido”. Justo en ese momento, fue cuando “me hizo click la cabeza y empecé a tomarme todo esto como una realidad” relata.

En el caso de su compañero, Pascual admite que él no nació “en una familia cofrade”. Aún así, esto no sirvió de impedimento para que sintiera fascinación por este acto. “Recuerdo a mis padres comprarme las cintas de VHS que venían con el periódico, me gustaba bastante la película de Gutiérrez Aragón de Semana Santa, la tenía quemadísima de tanto rebobinarla” cuenta. Además, explica no podía faltar a la cita de todos los años, “mis padres me llevaban a ver las procesiones y con mis tíos visitaba a las imágenes en las Iglesias”.

“Este largometraje va desde los que viven la Semana Santa de una manera más ortodoxa hasta quienes se centran más en la estética y humanizan a las Vírgenes”

Esta es una fiesta que se puede percibir desde infinidades de ópticas. No hay una sola manera de verla, vivirla o comprenderla. Todo esto se resume en las diversas declaraciones que dan los distintos testimonios que aparecen en ¡Dolores guapa!. Algunas de las personas que participan son Carlos Atalaya, Alejandra Puelles, Jesús Romanov, Lola Arnozán, Bachi Delgado, Antonio Millán o Bruno Halcón, entre otros. Ninguno sigue un perfil, un patrón. Este largometraje va desde los que viven la Semana Santa de una manera más ortodoxa hasta quienes se centran más en la estética y humanizan a las Vírgenes con familiares o allegados, así como otros que llevan tatuado en el brazo a la Macarena al puro estilo folclórico, convirtiéndola en todo un icono de la cultura pop.

Tanto Jesús, como Antonio lo tenían claro: “nuestra idea era buscar una amalgama de perfiles que fuese desde la edad, el espectro político, barrio y nivel económico”. Esto demostraba que esta celebración “tenía una realidad transversal” y no seguía una pauta fija.

Dolores guapa 3
Creadores de la película durante el rodaje.

“Los que han salido en la película nos han abierto su casa y nos han enseñado su corazón totalmente”, expresa Antonio Bonilla. “A todos les decíamos que podían llegar hasta donde ellos quisieran. Si no quieres contar esto, no lo hagas”. Y es aquí donde dejaron parte de su marca de identidad: “creo que el sello que hemos dejado es el de dejarles hablar, no hemos coartado la libertad y el discurso de nadie. No nos interesaba posicionarnos en nada”, explica Antonio.

Entenderlo desde fuera

“El documental está hecho para que alguien de fuera conozca que la Semana Santa no es solo una celebración religiosa. Si no que va mucho más allá, ya que tiene que ver con tu barrio, tu familia, el sentimiento de sevillanía, tus amigos y, también con tu postura religiosa”, revela Antonio. Además, él admite que no dudaron de que tenían que “hacer una película para Sevilla y para fuera de la ciudad a la misma vez, para que así entiendan cómo somos y la manera en la que lo sentimos”.

“Cuando se dice en Madrid, por ejemplo, devoción o fe, me da la impresión que no se entiende igual que aquí. Como que hay unas connotaciones distintas”

A lo largo de toda la geografía española, el concepto de devoción obtiene múltiples significados. Diferentes interpretaciones. “Cuando se dice en Madrid, por ejemplo, devoción o fe, me da la impresión que no se entiende igual que aquí. Como que hay unas connotaciones distintas”, justifica Jesús Pascual. Además, añade que “mucha gente vive esta fiesta de manera religiosa, aunque no católica. Pero sí que hay algo que tiene que ver con la espiritualidad, esa forma de hablar con la divinidad”.

En la misma línea, el antropólogo Rafael Cáceres Feria, profesor dentro del Departamento de Antropología Social, Psicología Básica y Salud Pública en la Pablo de Olavide, afirma que “la Semana Santa de Sevilla no se vive con los parámetros oficiales. Y aunque esté ligada a la jerarquía eclesiástica, a la institución religiosa, esta es una fiesta popular donde se hace una interpretación de la religión católica”. Es así, que “aquí se encuentran personas que no creen en Dios, son antirreligiosos y participan en Hermandades”. Por un tiempo, la ideología política, la identidad sexual o las creencias pasan a un segundo plano para que todos y todas formen parte de esta celebración.

El mariquita andaluz

Rafael Cáceres, autor junto a José María Valcuende del Río de ‘Globalización y diversidad sexual, gais y mariquitas en Andalucía’, concibe al mariquita andaluz como un “modelo que tiene sus rasgos, al igual que los hay dentro de la homosexualidad Mediterránea”. Unas disimilitudes que aún perduran y que “no se definen tanto por el sexo, sino por el género”. Es decir, “sus gestos, roles o manera de comportarse”. Asimismo, hay que añadirle el plus de las tradiciones y costumbres que definen a esta región al sur de España: “los festejos, el gracioso, folclore o la espiritualidad”.

“Aquí en Andalucía, el homosexual ha estado muy ligado a la religión. Las Hermandades les han dado cobijo y ellos han encontrado una manera de expresarse, recibiendo así un rol y un protagonismo”, explica Cáceres Feria. Una relevancia que solo se quedaba en ese terreno, ya que “luego quedaban en un rincón”. La sociedad los invisibilizaba por el hecho de querer a una persona de su mismo sexo.Pero los tiempos han cambiado y muestra de ellos son las palabras que ofrece Rafael. “El papel del mariquita ha cambiado. No es contradictorio ser gay, tener tu pareja e irte al día del Orgullo a una cabalga y luego formar parte de una Hermandad y hacer vida con ella”.

Maneras de vivir, maneras de ser y es que al hilo de “¡Dolores guapa!”, el antropólogo se ha sorprendido -gratamente- por todas las personas que aparecen manifestando su sexualidad y hablando claro sobre lo que significa para ellos la Semana Santa de Sevilla. “Esta fiesta no sería lo mismo sin los homosexuales”, confiesa.

Una puerta que se ha abierto, que ha comenzado con este film aunque ya de antes se haya hecho algún que otro trabajo. “Espero que esto no se convierta -desde el colectivo heteronormativo- en la película de los capillitas mariquitas, sino que sea una de las muchas que habla de esta fiesta, y que esta abra debates, que se tengan conversaciones sobre un tema poco estudiado”, reflexiona Jesús Pascual.

“Espero que esto no se convierta en la película de los capillitas mariquitas, sino que sea una de las muchas que habla de esta fiesta”

Colectivo LGTBI y fiestas populares de base religiosa. Quizás algunos lo conciban como el agua y el aceite. Otros, como una realidad que puede ir unida de la mano. “Ojalá a la gente le empiece a interesar, incluso a los productores para que muestren interés por estos contenidos”, concluye Antonio Bonilla.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Opinión
ASEXUALIDAD La A de LGTBIAQ+ no es de amigas: apuntes de un hiperromántico ace
La alonorma impone que todas las personas sienten atracción sexual o romántica y deja de lado otras vivencias. Conocer el espectro asexual y arromántico permitiría desarticular la narrativa que nos dice cómo, cuánto y con quién nos relacionamos.
LGTBIAQ+
Consejo de Ministros El PSOE reincide en su afrenta a las personas trans al nombrar a Carmen Calvo presidenta del Consejo de Estado
La designación de Calvo se produce un mes después de que la ministra de Igualdad colocara a Isabel García, también señalada por sus posiciones transexcluyentes, como directora del Instituto de las Mujeres.
O Salto medra contigo
Palestina nun puño Fagamos que o corazón de Palestina latexe máis forte que nunca
Logo da gran acollida da portada do noso último número, encargamos 250 bolsas de tea serigrafiadas con ela para apoiar simbólica e economicamente ao pobo palestino.
Genocidio
Genocidio Junts se alinea con PP y Vox y vota en contra del fin del comercio de armas con Israel
El PSOE y el número dos de Sumar por Madrid en las pasadas elecciones votan en contra de suspender las relaciones bilaterales de España con Israel. La derecha tumba tres mociones para interrumpir el suministro de armas al Estado sionista.
Genocidio
Genocidio Colombia suspende la compra de armamento israelí tras la matanza de personas que esperaban comida
Gustavo Petro, presidente de Colombia, ha anunciado el cese de relaciones de comercio armamentístico con Israel. Se trata de una decisión tomada tras la matanza de cien personas al suroeste de la ciudad de Gaza.
Pensiones
Pensiones El Gobierno deja en manos de la patronal la jubilación anticipada de los trabajadores en sectores de riesgo
El Ministerio de Seguridad Social contraviene al Tribunal Supremo, que en 2023 dictaminó que no es necesaria la presencia de la patronal para incoar el procedimiento de estudio para la aplicación de los coeficientes reductores, como CGT demandaba.
Madrid
Gran Premio de España El escondite Ifema: la sombra del pufo valenciano sobrevuela la F1 de Ayuso y Almeida
Las cinco ediciones del Gran Premio de Europa que acogió Valencia costaron a las arcas públicas 308 millones de euros. Como en el circuito que Madrid pretende montar, los dirigentes regionales hablaron entonces de “coste cero” para el erario público.

Últimas

Libertad de expresión
OMC Represión y detenciones en la conferencia de la Organización Mundial del Comercio en Abu Dabi
Las organizaciones de la sociedad civil que han asistido a la conferencia denuncian que los miembros de seguridad están coartando su libertad de expresión, realizando detenciones y les prohíben vestir la kufiya.
Minería
Mina polémica La mina de Aguablanca, en el aire
La caducidad de su Declaración de Impacto Ambiental, denunciada por Ecologistas en Acción, pone en cuestión la licitud de la reapertura de la mina de níquel de Monesterio (Badajoz).
Opinión
Opinión Las políticas de progreso que no lo son
El mejor camino para construir la paz es promover procesos de seguridad común entre países que facilite la multipolaridad, la confianza mutua, y el apoyo entre estados para alcanzar una seguridad compartida.
Feminismos
HACIA EL 8M en Madrid Una cadena humana feminista contra el genocidio del pueblo palestino
Más de 3.000 mujeres participarán el sábado 2 de marzo en una cadena humana organizada por la Comisión 8M de Madrid para denunciar la ocupación y el apartheid que sufre Palestina por parte del Estado de Israel.
Más noticias
Tribuna
Tribuna ¿El final del mayor caso de criminalización de la solidaridad en las fronteras? El juez decide
Casi 8 años después desde que empezara la investigación contra la tripulación del barco de rescate iuventa, el juez decidirá este sábado 2 de marzo si cierra el caso o si las acusadas deberán enfrentarse al juicio principal.
Memoria histórica
Memoria histórica Los Merinales, lugar de memoria
Los Merinales fue el campo de concentración desde el que el franquismo construyó el canal de riego del bajo Guadalquivir
Salud Pública
PRIVATIZACION Osakidetza externalizará 85 millones del servicio de ambulancia a la firma de un candidato del PNV
Aunque todavía no se ha resuelto, la falta de concurrencia y el proceso de adjudicación indican que dos de los tres lotes licitados irán a parar a La Pau, dirigida en Euskadi por Yeray Del Río, que aparecía en la lista electoral de los jeltzales.

Recomendadas

Literatura
Literatura África y la novela negra se citan en el festival Aridane Criminal
África, sus culturas y su ciudadanía se relacionan con la novela negra en España a través de experiencias como Aridane Criminal y la obra de autores como Antonio Lozano, Carmen J. Nieto o Jon Arretxe, vinculados todos a Alexis Ravelo.
Residencias de mayores
Protocolos de la vergüenza Ayuso, el archivo de querellas por lo ocurrido en las residencias y la falta de investigación en los juzgados
Los juzgados que archivan las querellas contra Ayuso por las residencias lo hacen sin investigarla, mientras la Audiencia ha dado hasta tres “toques” a los tribunales por no abrir diligencias contra cargos políticos. Algunas demandas siguen su curso.
Guerra en Ucrania
Dos años de la invasión rusa Volodymyr Ishchenko: “Zelensky ya no es el dirigente más popular en Ucrania”
Entrevista con el sociólogo ucraniano Volodymyr Ishchenko sobre la situación política y social en Ucrania, dos años después del estallido de la guerra
Palestina
Ocupación israelí El colonialismo israelí está desnudo
La “victoria” genocida del sionismo sobre el pueblo nativo de Palestina o un horizonte de descolonización con una Palestina libre del río al mar, parecen ser los dos únicos finales posibles a una herida colonial que nunca acaba de cerrarse.