Elecciones
Ana Pontón: “Nos dejan una Galicia envenenada. Acabaremos con el clientelismo y salvaremos servicios públicos”

La líder del BNG está convencida de que el domingo habrá “un cambio histórico en el país” y señala las prioridades en cuanto “la primera mujer presidenta” entre en la Xunta: salvar la Atención Primaria, levantar la economía y legislar sobre vivienda.
Ana Pontón 18F - 1
Ana Pontón, líder del BNG. Elena Martín

Nunca antes en la historia, el soberanismo gallego había tenido una base social tan amplia. Una de las mayores responsables es Ana Pontón (Sarria, Lugo, 1977), que no sólo salvó al partido del que es portavoz nacional de ser devorado por el auge de las mareas en 2016 cuando apenas obtuvo seis diputados, sino que fue capaz de colocar al Bloque Nacionalista Galego (BNG) liderando la oposición y con las expectativas más altas que jamás habían imaginado: el CIS pronostica que podrían optar hasta 31 escaños en el Parlamento de Galicia.

Aunque Pontón explica que “no es momento” de hablar de estructuras de un potencial Gobierno que, si las cosas no cambian, sería por lo menos en coalición con el PSdeG, sí que desgrana su hoja de ruta si llega a San Caetano: un plan de rescate para la Atención Primaria, ampliación de recursos para la enseñanza pública, legislar en materia de vivienda, modernizar el tejido productivo y “devolverle la Televisión de Galicia” a gallegos y gallegas.

El CIS acaba de colocarla como potencial presidenta. Con los pocos días que restan de campaña, ¿hay posibilidades reales de que el BNG gane las elecciones?
Creo que estamos en unas elecciones en las que el resultado va a depender de una presa de votos. Una presa de votos puede hacer que el Gobierno de la Xunta sea de un presidente que se apellide Rueda o de una presidenta que se apellide Pontón. Por lo tanto, la clave de este 18 de febrero es que se movilice el voto del cambio, que no se pierda ningún voto y que se concentre en la papeleta del BNG porque si concentramos todo el voto de cambio en la papeleta del BNG, vamos a ser imparables y sí, habrá una presidenta.

¿Qué diferencia a este BNG, ahora presidenciable, de todos los anteriores?
Yo nunca veo en que nos diferenciamos. Sencillamente, aprendimos. Llegamos hasta aquí gracias al trabajo que se hizo antes, que fue un aprendizaje continuo. También es evidente que estamos en un momento muy diferente a todos los anteriores. Por primera vez, el BNG tiene la posibilidad real de dirigir este país. Creo que esto es el resultado de que la sociedad gallega es consciente de que si queremos tener resultados diferentes, necesitamos hacer algo distinto y qué hay más novedoso que una mujer y del BNG en la presidencia. En estos 43 años hemos tenido seis presidentes y fueron todos hombres y todos de fuerzas estatales. Es cierto que mayoritariamente con gobiernos del Partido Popular, pero todos ellos ya nos demostraron que no son capaces de construir una Galicia que aproveche todo su potencial. Hay esperanza depositada en el BNG. Yo te aseguro que nunca había vivido una campaña con toda la emoción que estamos sintiendo. Veo a la gente con muchas ganas. En los mítines hay tanta emoción que es desbordante, la verdad. Este es un movimiento de cambio que va a ser imparable y el mejor síntoma de que es así es el nerviosismo del Partido Popular. Creo que, a estas alturas, ya sólo les falta por decir que yo, por las mañanas, desayuno niños y niñas.

No sé si usted también tiene la sensación de que las expectativas de cambio de Gobierno en la Xunta se multiplicaron con el comienzo de la campaña.
A pesar de que el PP hizo un debate a medida de su diseño de campaña, fueron pasando los días y la gente vio que no tienen nada que ofrecer, que no son capaces de defender su gestión y que, además, en frente, hay una alternativa. Vimos a un candidato que estuvo dos horas debatiendo sin presentar un balance, sin ser capaz de poner medidas sobre la mesa. Y, al frente, tenía una candidata del BNG que lo que dejó claro, lo que intenté dejar claro, es cuál era el balance del Partido Popular que además es irrefutable porque son sus propios actos oficiales. Son 15 años de una Galicia que va a menos, que va a peor. Además nosotros tenemos un proyecto para poder levantar este país para defender la sanidad pública, la educación pública, para defender la igualdad de las mujeres, para darle futuro a la gente joven, para apostar por un nuevo modelo de cuidados, para poner la energía al servicio de la sociedad y para acabar con este expolio eólico. Pienso que ahí se resumió lo que realmente el Partido Popular es: un proyecto agotado, sin ideas, que no tiene nada que ofrecerle a los gallegos y a las gallegas. A estas alturas, imagino que el PP ya ha activado el botón de pánico.

“Feijóo concibió las elecciones gallegas como una especie de premio de consolación por su fracaso en la Moncloa. Galicia no puede ser el premio de consolación de nadie”

En un potencial Gobierno bipartito cambiarían las posiciones con las que lo formaron en 2005. ¿Qué cosas cambiarían además de la distribución de las fuerzas?
Creo que tenemos que cambiar la gobernanza de este país. Galicia necesita un gobierno que se ponga a trabajar desde el primer minuto para darle un futuro mejor a las personas. Un gobierno que tenga impulso, que quiera defender la sanidad pública y, por eso, entre las primeras medidas, va a estar el plan de rescate a Atención Primaria. Para que pongamos las bases que nos permitan acabar con las listas de espera, con la falta de pediatras y con esa sensación que tienen muchas personas de que en la sanidad pública no tienen la atención que necesitan. La segunda prioridad va ser levantar la economía del país. Necesitamos ir a un nuevo modelo que sea un modelo sostenible, productivo, donde apostemos por la ciencia y por la innovación y también reforzar todas las políticas que tienen que ver con darle oportunidades a la gente joven, por ejemplo, haciendo política de vivienda. Vamos a tener mucho trabajo porque es cierto que el Partido Popular nos deja una herencia envenenada, pero nosotros también tenemos la ilusión y la confianza suficiente en Galicia como para saber que las cosas van a ir a mejor si nosotros tenemos la oportunidad de gobernar.

¿Cómo le explicaría a una persona de fuera de Galicia que una persona que votó a Alberto Núñez Feijóo en el 2020 pueda votar el domingo a Ana Pontón como parecen decir las encuestas?
Quizás en esta campaña y en estos últimos dos años, lo que mucha gente vio es que el PP usa Galicia al servicio de sus intereses partidistas. Esto no le gusta a mucha gente. De hecho, en esta campaña creo que Feijóo concibió las elecciones gallegas como una especie de premio de consolación por su fracaso en la Moncloa. Galicia no puede ser el premio de consolación de nadie. Muchos gallegos y gallegas, además tienen un sentimiento de pertenencia muy importante. Más allá de lo que voten en cada elección, se sienten gallegos, quieren defender este país, quieren una fuerza que lo represente desde el orgullo en lo que somos. Es cierto que ahí el Partido Popular tiene votos y creo que mucha de esa gente va a coger la papeleta del BNG. Hay muchas formas de sentirse gallego, de sentirse gallega, y todas son necesarias para el cambio. Da igual lo que hayan votado en otras ocasiones, toda la gente que quiere una Galicia mejor tiene en la del BNG su papeleta.

“El PP habla de Cataluña para no tener que hablar de las listas en Atención Primaria, de cómo triplicaron la deuda o de la emigración de 200.000 jóvenes”

Justo en esa línea, después de lo que se vio en el debate y en el resto de la estrategia del PP durante las últimas semanas, ¿cree que le está saliendo bien la españolización de la campaña?
El Partido Popular quiere hablar de Cataluña porque así no hablamos de las listas de espera en Atención Primaria. Quiere hablar de ETA para que no hablemos de cómo es posible que hayan triplicado la deuda pública mientras recortaban en sanidad y educación. Quiere hablar de Cataluña porque así no tiene que responder ante la emigración de 200.000 jóvenes. En el fondo, lo que están trasladando es que su gestión es un desastre y por eso quieren hablar de cualquier cosa menos de Galicia y estas elecciones van de la vida de los gallegos y gallegas.

¿Qué principales diferencias abordaría su Gobierno en comparación con los últimos 15 años del Partido Popular a nivel estructural? ¿Cuáles son las prioridades?
Hay que pasar de estar en el Gobierno a ser Gobierno. Galicia necesita un Gobierno que haga algo más que administrar recursos. Tiene que tener un proyecto de país, tiene que tener impulso, tiene que tener capacidad. Un segundo gran cambio es tener un Gobierno que trate a todo el mundo con equidad, donde se acabe con los favoritismos, los sectarismos. Acabar con esa división de las personas entre las que te apoyan y las que no. En tercer lugar, otra de las claves es que haya un impulso desde el primer momento a acción del gobierno, porque el país va a necesitar romper la inacción de estos 15 años y por eso nosotros queremos superar esa visión de compartimentos estancos y cómo funciona la Xunta. Queremos apostar por crear dos grandes áreas de coordinación que, por un lado, sea el impulso a toda actividad económica, la creación de empleo, la modernización de nuestro tejido productivo y el cuidado del medio ambiente y, de otro, que cuide los servicios públicos y el bienestar de las personas.

“Hay que darle transparencia a la relación de la Xunta con la financiación de los medios privados. Hay que objetivar los criterios de reparto y tratar por igual a todo el mundo”

Hay otra derivada en esas redes clientelares de las que habla que son los medios de comunicación y su financiación. ¿Va a acabar el BNG con el reparto arbitrario de dinero público a medios en base a intereses políticos?
Una de las cosas que nos jugamos el 18 de febrero es la regeneración de la democracia. Vemos cómo la Xunta se puso al servicio de los intereses de un partido de una forma escandalosa. También vemos cómo se están manipulando los medios públicos de una forma nunca vista. Para mí ya no existe la CRTVG, se ha convertido en TelePP. Es un secuestro de los medios públicos que además llevan denunciando sus trabajadores y trabajadoras en estos últimos cinco años. Creo que este puede ser el último ‘viernes negro’ de los trabajadores y de las trabajadoras porque nosotros vamos a devolverle a la televisión a sus legítimos propietarios que son los gallegos y las gallegas.

Eso con los públicos, pero yo le hablaba de los privados.
Creo que también hay que darle transparencia a la relación con los medios privados. Hay que objetivar los criterios de reparto y tratar por igual a todo el mundo.

“Tenemos que desarrollar políticas que nos permitan que el gallego gane espacios de los que está excluido. Sólo el 1% de las sentencias está escrita en gallego y uno de cada tres estudiantes no lo domina”

Hay ciertas reminiscencias a 2009 por parte del PP con la conflictividad con la lengua gallega. ¿Cuál es la hoja de ruta real del BNG para frenar la pérdida de hablantes y derechos lingüísticos que constatan todos los indicadores?
Es muy triste que tengamos a un presidente en contra del gallego. Primero tuvimos a Feijóo, que nos prohibió las matemáticas y la física en gallego, que trató el gallego como una lengua de segunda y ahora tenemos a Rueda, que tiene una foto que retrata a la perfección cuál es su trato para el idioma, con los sectores más ultras en contra del gallego y que, hace muy pocos meses, votaba en contra de que el gallego se pudiese emplear en el Congreso. Esto es una vergüenza. Nosotros defendemos que ganemos igualdad en el conocimiento para que haya libertad de elección. Hoy el cien por cien de los niños y niñas que acaba el sistema educativo dominan el castellano. Sin embargo, uno de cada tres dice que no dominan el gallego, nuestra lengua propia. Tenemos que cambiar el modelo educativo para garantizar esa igualdad en el conocimiento y también tenemos que desarrollar políticas que nos permitan que el gallego gane espacios de los que ahora mismo está excluido. Sólo se emplea en el 1% de las sentencias y tenemos un software que no permite el uso del gallego en la Administración de Justicia. Tenemos una discriminación evidente en los medios de comunicación y en el mundo audiovisual en el que tenemos que potenciar que el gallego gane espacios de los que fue excluido precisamente para trabajar por la igualdad.

Aunque ya comenzó en la campaña del 23 de julio, ¿cómo está viviendo la reconciliación con Anova y con Xosé Manuel Beiras?
Somos muchas las personas que estamos contentas y pensamos que este es el momento de multiplicar. Dejar de lado lo que pasó hace mucho tiempo y mirar hacia el futuro. Yo agradezco mucho lo que hizo Anova y las personas que la dirigen. Sé que tuvieron un papel muy importante tanto Xosé Manuel Beiras como Martiño Noriega. Fue una imagen y un momento que a mucha gente le dio mucha esperanza porque es otra forma de hacer política. No hablamos de nombres en una lista, hablamos de poner por delante los intereses de la gente. Eso a mí me parece que también tiene un efecto movilizador y multiplicador muy importante.

Martiño Noriega explicaba durante aquel primer día donde se supo públicamente de la reconciliación que esto era el comienzo de un camino. ¿Va a trabajar el BNG para seguir agrupando esas fuerzas y ensanchar el espacio de base?
Si ves la trayectoria de los últimos ocho años y, si me permites, casi es un empeño personal mío, venimos diciendo que uno de los grandes retos que tenemos es ensanchar el BNG. Tenemos que llegar a más gente. Tenemos que llegar a más sectores y tenemos que aglutinar en el BNG a todas las personas que tienen a Galicia en la cabeza y en el corazón. En ese camino vamos a seguir con la mano tendida a todas las personas que realmente quieran participar con nosotros de esa estrategia que es la de poner los intereses de Galicia por delante y defender, desde aquí, un futuro mejor para las mayorías sociales.

Ana Pontón 18F - 2
Ana Pontón, líder del BNG. Elena Martín

¿Cuál cree que es la herida más grande que le queda al país después de estos 15 años de gobiernos de derechas?
Dejan la herida de una crisis demográfica que cada vez es mayor. En el pasado año tuvimos la cifra más baja de nacimientos en Galicia desde que hay registros. Nos dejan una Galicia que tiene los servicios públicos tocados con una peor sanidad y una enseñanza pública que ha sufrido muchos recortes. Nos dejan una herida en nuestro corazón productivo que tenemos que ser capaces de revertir.

¿Qué Galicia imagina después del 18F?
Imagino que el 18 de febrero podemos hacer historia y que vamos a hacer historia. Vamos a hacer historia todas las personas que defendemos la sanidad pública, los servicios públicos fuertes, una vejez tranquila, el futuro para gente joven, el medio ambiente, la defensa del feminismo. Vamos a hacer historia también para que el 18 de febrero puedan entrar por la puerta de la Presidencia todas las mujeres de este país. Todas las que lucharon antes para que nosotros estemos aquí, todas las que seguiremos luchando para tener una Galicia de mujeres libres e iguales, y todas las que van a venir después. Estoy segura.

O Salto medra contigo
O Salto medra contigo Galicia necesita más que nunca un periodismo libre que esté financiado por las mayorías sociales
El 18 de febrero, en las elecciones, la deriva conservadora y neoliberal de Galicia puede cambiar. Por eso, te ofrecemos seguir trabajando en contenidos críticos que fiscalicen el poder político y económico. Te necesitamos. Suscríbete a O Salto.

Elecciones
Ana Pontón: “Déixannos unha Galiza envelenada. Acabaremos co clientelismo e salvaremos os servizos públicos”

A líder do BNG está convencida de que o domingo haberá “un cambio histórico no país” e sinala as prioridades en canto “a primeira muller presidenta” entre na Xunta: salvar a Atención Primaria, levantar a economía e lexislar sobre vivenda.
Ana Pontón 18F - 1
Ana Pontón, líder do BNG. Elena Martín

Nunca antes na historia, o soberanismo galego tivera unha base social tan ampla. Unha das maiores responsables é Ana Pontón (Sarria, Lugo, 1977), que non só salvou ao partido do que é voceira nacional de ser devorado polo auxe das mareas en 2016 obtendo apenas seis deputados, senón que foi quen de colocar ao Bloque Nacionalista Galego (BNG) liderando a oposición e coas expectativas máis altas que xamais imaxinaran: o CIS prognostica que poderían optar ata 31 escanos no Parlamento de Galiza.

Aínda que Pontón explica que “non é momento” de falar de estruturas dun potencial Goberno que, se as cousas non mudan, sería polo menos en coalición co PSdeG, si que debulla a súa folla de ruta se chega a San Caetano: un plan de rescate para a Atención Primaria, ampliación de recursos para o ensino público, lexislar en materia de vivenda, modernizar o tecido produtivo e “devolverlle a Televisión de Galiza” a galegos e galegas.

O CIS vén de colocala como potencial presidenta. Cos poucos días que restan de campaña, hai posibilidades reais de que o BNG gañe as eleccións?
Creo que estamos nunhas eleccións nas que o resultado vai depender dunha presa de votos. Unha presa de votos poden facer que o Goberno da Xunta sexa dun presidente que se apelide Rueda ou dunha presidenta que se apelide Pontón. Polo tanto, a clave deste 18 de febreiro é que se mobilice o voto do cambio, que non se perda ningún voto e que se concentre na papeleta do BNG porque se concentramos todo o voto de cambio na papeleta do BNG, imos ser imparables e si, haberá unha presidenta.

Que diferenza a este BNG presidenciable de tódolos anteriores?
Eu nunca vexo en que nos diferenciamos. Sinxelamente, aprendimos. Chegamos ata aquí grazas ao traballo que se fixo antes, que foi unha aprendizaxe continua. Tamén é evidente que estamos nun momento moi diferente a tódolos anteriores. Por primeira vez, o BNG ten a posibilidade real de dirixir este país. Creo que isto é o resultado de que a sociedade galega é consciente de que se queremos ter resultados diferentes, precisamos facer algo distinto e que hai máis novidoso que unha muller e do BNG na presidencia. Nestes 43 anos tivemos seis presidentes e foron todos homes e todos de forzas estatais. É certo que maioritariamente con gobernos do Partido Popular, pero todos xa nos demostraron que non son quen de construír unha Galiza que aproveite todo o seu potencial. Hai esperanza depositada no BNG. Eu asegúroche que nunca vivira unha campaña con toda emoción que estamos sentindo. Vexo á xente con moitas ganas. Nos mítines hai tanta emoción que é desbordante, a verdade. Este é un movemento de cambio que vai ser imparable e o mellor síntoma de que é así é o nerviosismo do Partido Popular. Creo que, a estas alturas, xa só lles falta por dicir que eu, polas mañás, almorzo nenos e nenas.

Non sei se vostede tamén ten a sensación de que as expectativas de cambio de Goberno na Xunta multiplicáronse co comezo da campaña.
Malia que o PP fixo un debate a medida do seu desexo de campaña, foron pasando os días e a xente viu que non teñen nada que ofrecer, que non son quen de defender a súa xestión e que, ademais, en frente hai unha alternativa. Vimos a un candidato que estivo dúas horas debatendo sen presentar un balance, sen ser quen de poñer medidas sobre a mesa. E, ao frente, tiña unha candidata do BNG que o que deixou claro, o que tentei deixar claro, é cal era o balance do Partido Popular que ademais é irrefutable porque son os seus propios actos oficiais. Son 15 anos dunha Galiza que vai a menos, que vai a peor e que ademais nós temos un proxecto para poder levantar este país para defender a sanidade pública, a educación pública, para defender a igualdade das mulleres, para darlle futuro a xente moza, para apostar por un novo modelo de coidados, para poñer a enerxía ao servizo da sociedade e para acabar con este espolio eólico. Penso que aí se simplificou o que realmente o Partido Popular é: un proxecto esgotado, sen ideas, que non ten nada que ofrecerlle aos galegos e ás galegas. A estas alturas, imaxino que o PP xa ten activado o botón de pánico.

“Feijóo concibiu as eleccións galegas como unha especie de premio de consolación polo seu fracaso na Moncloa. Galiza non pode ser o premio de consolación de ninguén”

Nun potencial Goberno bipartito mudarían as posicións coas que o formaron en 2005. Que cousas mudarían ademais da distribución das forzas?
Creo que temos que cambiar a gobernanza deste país. Galiza necesita un goberno que se poña a traballar desde o primeiro minuto para darlle un futuro mellor ás persoas. Un goberno que teña impulso, que queira defender a sanidade pública e, por iso, entre as primeiras medidas, vai estar o plan de rescate a Atención Primaria. Para que poñamos as bases que nos permitan acabar coas listas de espera, coa falta de pediatras e con esa sensación que teñen moitas persoas de que na sanidade pública non teñen a atención que necesitan. A segunda prioridade vai ser levantar a economía do país. Necesitamos ir a un novo modelo que sexa un modelo sostible, produtivo, onde apostemos pola ciencia e pola innovación e tamén reforzar todas as políticas que teñen que ver con darlle oportunidades á xente moza, por exemplo, facendo política de vivenda. Imos ter moito traballo porque é certo que o Partido Popular déixanos unha herdanza envelenada, pero nós tamén temos a ilusión e a confianza suficiente en Galiza como para saber que as cousas van ir a mellor se nós temos a oportunidade de gobernar.

Como explicaría a unha persoa de fóra de Galiza que unha persoa que votou a Alberto Núñez Feijóo no 2020 poda votar o domingo a Ana Pontón como din as enquisas?
Quizais nesta campaña e nestes últimos dous anos, o que moita xente viu é que o PP usa Galiza ao servizo dos seus intereses partidistas. Isto non lle gusta moita xente. De feito, nesta campaña creo que Feijóo concibiu as eleccións galegas como unha especie de premio de consolación polo seu fracaso na Moncloa. Galiza non pode ser o premio de consolación de ninguén. Moitos galegos e galegas, ademais teñen un sentimento de pertenza moi importante. Máis alá do que voten en cada elección, séntense galegos, queren defender este país, queren unha forza que o represente desde o orgullo no que somos. É certo que aí o Partido Popular ten votos e creo que moita desa xente vai coller a papeleta do BNG. Hai moitas formas de sentirse galego, de sentirse galega, e todas son necesarias para o cambio. Dá igual o que votaras noutras ocasións, toda a xente que quere unha Galiza mellor ten na do BNG a súa papeleta.

“O PP fala de Cataluña para non ter que falar das listas en Atención Primaria, de como triplicaron a débeda ou da emigración de 200.000 mozos e mozas” 

Xusto nesa liña, logo do que se viu no debate e no resto da estratexia do PP durante as últimas semanas, cre que lle está a saír ben a españolización da campaña?
O Partido Popular quere falar de Cataluña porque así non falamos das listas de espera en Atención Primaria. Quere falar de ETA para que non falemos de como é posible que triplicaran a débeda pública mentres recortaban en sanidade e educación. Quere falar de Cataluña porque así non ten que responder ante a emigración de 200.000 mozos e mozas. No fondo o que están a trasladar é que a súa xestión é un desastre e por iso queren falar de calquera cousa menos de Galiza e estas eleccións van da vida dos galegos e galegas.

Que principais diferenzas teñen en comparación cos últimos 15 anos do Partido Popular a nivel estrutural? Cales son as prioridades?
Hai que pasar de estar no Goberno a ser Goberno. Galiza necesita un Goberno que faga algo máis que administrar recursos. Ten que ter un proxecto de país, ten que ter impulso, ten que ter capacidade. Un segundo gran cambio é ter un Goberno que trate a todo o mundo con equidade, onde se acaden os favoritismos, os sectarismos. Acabar con esa división das persoas entre as que che apoian e as que non. En terceiro lugar, outra outra das claves é que haxa un impulso desde o primeiro momento a acción do goberno, porque o país vai necesitar romper a inacción destes quince anos e por iso nós queremos superar esa visión de compartimentos estancos e como funciona a Xunta. Queremos apostar por crear dúas grandes áreas de coordinación que, por un lado, sexa o impulso a toda actividade económica, a creación de emprego, a modernización do noso tecido produtivo e o coidado do medio ambiente e, doutro, que coide os servizos públicos e o benestar das persoas.

“Hai que darlle transparencia á relación da Xunta coa financiación dos medios privados. Hai que obxectivizar os criterios de reparto e tratar por igual a todo o mundo”

Hai outra derivada nesas redes clientelares das que fala que son os medios de comunicación e o seu financiamento. Vai acabar o BNG co reparto arbitrario de diñeiro público a medios en base a intereses políticos?
Unha das cousas que nos xogamos o 18 de febreiro é a rexeneración da democracia. Vemos como a Xunta púxose ao servizo dos intereses dun partido dunha forma escandalosa. Tamén vemos como se está manipulando os medios públicos dun xeito nunca visto. Para min xa non existe a CRTVG, convertiuse en TelePP. É un secuestro dos medios públicos que ademais levan denunciando os seus traballadores e traballadoras nestos últimos cinco anos. Creo que este pode ser o último venres negro dos traballadores e das traballadoras porque nós vamos a devolverlle á televisión aos seus lexítimos propietarios que son galegos e as galegas.

Medios de comunicación
Medios de comunicación A Xunta do PP repartiu dous millóns a dedo a medios amigos unha semana despois de convocar eleccións
O Diario Oficial de Galicia recolleu o 29 de decembro o groso da adxudicación a La Voz de Galicia, Faro de Vigo, La Región e El Progreso, unha semana despois do anuncio electoral do presidente galego Alfonso Rueda.

Iso cos públicos, pero eu faláballe dos privados.
Creo que tamén hai que darlle transparencia á relación cos medios privados. Hai que obxectivizar os criterios de reparto e tratar por igual a todo o mundo.

“Temos que desenvolver políticas que nos permitan que o galego gañe espazos dos que está excluído. Só o 1% das sentenzas está escrita en galego e un de cada tres estudantes non o domina”

Hai certas reminiscencias a 2009 por parte do PP coa conflitividade coa lingua galega. Cal é a folla de ruta do BNG para frear a perda de falantes e dereitos lingüísticos que constatan todos os indicadores?
É moi triste que teñamos a un presidente en contra do galego. Primeiro tivemos a Feijóo, que nos prohibiu as matemáticas e a física en galego, que tratou o galego como unha lingua de segunda e agora temos a Rueda, que ten unha foto que retrata á perfección cal é o seu trato para o idioma, cos sectores máis ultras en contra do galego e que, hai moi poucos meses, votaba en contra de que o galego se puidera empregar no Congreso. Isto é unha vergonza. Nós defendemos que gañemos igualdade no coñecemento para que haxa liberdade de elección. Hoxe o cen por cen dos nenos e nenas que acaba o sistema educativo dominan o castelán. Porén, un de cada tres din que non dominan o galego, a nosa lingua propia. Temos que cambiar o modelo educativo para garantir esa igualdade no coñecemento e tamén temos que desenvolver políticas que nos permitan que o galego gañe espazos dos que agora mesmo está excluído. Só se emprega no 1% das sentenzas e temos un software que non permite o uso do galego na Administración de Xustiza. Temos unha discriminación evidente nos medios de comunicación e no mundo audiovisual no que temos que potenciar que o galego gañe espazos dos que foi excluído precisamente para traballar pola igualdade.

Aínda que xa comezou na campaña do 23 de xullo, como está a vivir a reconciliación con Anova e con Xosé Manuel Beiras?
Somos moitas as persoas que estamos contentas e pensamos que este é o momento de multiplicar. Deixar de lado o que pasou hai moito tempo e mirar cara ao futuro. Eu agradezo moito o que fixo Anova e as persoas que a dirixen. Sei que tiveron un papel moi importante tanto Xosé Manuel Beiras coma Martiño Noriega. Foi unha imaxe e un momento que a moita xente lle deu moita esperanza porque é outra forma de facer política. Non falamos de nomes nunha lista. Falamos de poñer por diante os intereses da xente. Iso a min paréceme que tamén ten un efecto mobilizador e multiplicador moi importante.

Partidos políticos
Política BNG e Anova escenifican o reencontro do nacionalismo galego para concentrar o voto nas eleccións á Xunta
Ana Pontón, Martiño Noriega e Xosé Manuel Beiras pechan un acordo para tratar de colocar o Goberno galego ao servizo dos “intereses nacionais e de clase” de Galiza.

Martiño Noriega explicaba durante aquel primeiro día onde se soubo publicamente da reconciliación que isto era o comezo dun camiño. Vai traballar o BNG para seguir agrupando esas forzas e ensanchar o espazo de base?
Se ves a traxectoria dos últimos oito anos e, se me permites, case é un empeño personal meu, vimos dicindo que un dos grandes retos que temos é ensanchar o BNG. Temos que chegar a máis xente. Temos que chegar a máis sectores e temos que aglutinar no BNG a todas as persoas que teñen a Galiza na cabeza e no corazón. Nese camiño imos seguir coa man tendida a todas as persoas que realmente queiran participar con nós desa estratexia que é a de poñer os intereses de Galiza por diante e defender, desde aquí, un futuro mellor para as maiorías sociais.

Cal cre que é a ferida máis grande que lle queda ao país logo destes 15 anos de gobernos de dereitas?
Deixan a ferida dunha crise demográfica que cada vez é maior. No pasado ano tivemos a cifra máis baixa de nacementos en Galiza desde que hai rexistros. Déixannos unha Galiza que ten os servizos públicos tocados cunha peor sanidade e un ensino público que sufriu moitos recortes. Déixannos unha ferida no noso corazón produtivo que temos que ser capaces de reverter.

Ana Pontón 18F - 2
Ana Pontón, líder do BNG. Elena Martín

Que Galiza imaxina despois do 18F?
Imaxino que o 18 de febreiro podemos facer historia e que imos facer historia. Imos facer historia todas as persoas que defendemos a sanidade pública, os servizos públicos fortes, unha vellez tranquila, o futuro para xente moza, o medio ambiente, a defensa do feminismo. Imos facer historia tamén para que o 18 de febreiro poidan entrar fora pola porta da Presidencia todas as mulleres deste país. Todas as que loitaron antes para que nós esteamos aquí, todas as que seguiremos loitando para ter unha Galiza de mulleres libres iguais e todas as que van vir despois. Estou segura.

O Salto medra contigo
O Salto medra contigo Galiza precisa máis que nunca un xornalismo libre que estea financiado polas maiorías sociais
Depois das eleccións do 18 de febreiro, a deriva conservadora e neoliberal do país continúa. Por iso, ofrecémosche seguir traballando en contidos críticos que fiscalicen o poder político e económico. Para iso, precisámoste. Subscríbete ao Salto.


Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Extrema derecha
Política Andalucía: medio millón de ultraderechistas y 3,5 millones de abstencionistas, ¿cómo hemos llegado hasta aquí?
En los comicios europeos 500.000 andaluzas votaron a formaciones de ultraderechas y 3,5 millones ni siquiera fueron a las urnas, un mapa que se lleva construyendo años, analizamos el por qué con activistas, partidos y expertas
Análisis
María Eugenia Rodríguez Palop “El hiperliderazgo no sirve como herramienta de cambio”
Repasamos con María Eugenia Rodríguez Palop las pasadas elecciones europeas, el papel del europarlamento, la situación de la izquierda española y el equilibrio entre institución e impugnación en un contexto de crisis.
HERRIBERO
17/2/2024 11:03

Es la hora "D", de hacer, de "deshacer" la impunidad de tantos años de franquismo y "botafumeiro". Es la hora de que "todas" las siglas de progreso arropan a la fuerza que encabecen las urnas, trabajo, trabajo y más trabajo.
Como ejemplo, ahí está EH Bildu, en su nacionalidad y en el Congreso y Senado haciendo "equidad" social. GALEUSCA debe de echar andar de nuevo y con otros intereses sociales.

1
0
HERRIBERO
15/2/2024 17:07

Estamos viendo una sociedad agobiada, adormecida y sin "desclasificar". Hombre, que uno que se postula para representar a su Comunidad NO "debata", y espere premio. Mucha adormidera de los medios, fáctico mediáticos, inyectada en vena desde el golpe militar al Estado de la República Española.

6
0
Sirianta
Sirianta
15/2/2024 12:19

Les deseo mucha fuerza a Ana y a todo el equipo, la necesitarán si de verdad las elecciones van a su favor. Destruir tamaña red clientelar será una tarea titánica.

6
0
Personas refugiadas
Personas refugiadas 120 millones de desplazadas: cada vez más gente debe irse de su tierra, la comunidad internacional no responde
Mientras crecen los factores de expulsión que empujan a la gente a dejar su hogar, los estados fallan a la hora de atender las necesidades de las personas refugiadas, dificultando el acceso a la protección internacional.
Palestina
PALESTINA Petiscos para pedir o cese do apoio da USC a Israel
A Asemblea Internacionalista do Estudantado de Compostela organiza unha xornada de portas abertas na xerencia da USC para pedir que se aproben as demandas contra o xenocidio.
Grecia
Personas refugiadas Grecia, cuando las personas con estatuto de refugiadas no acceden a ninguna protección
Procedentes del Congo y Camerún, Rosario y Virginie fueron víctimas de matrimonio forzoso, de tortura, de trata de personas con fines de explotación sexual, de la guerra. Sus historias revelan la crueldad de las políticas europeas.
Memoria histórica
Memoria Histórica Protestas dentro y fuera del Parlament balear por el arrebato autoritario de su presidente
El Gobierno estudia si toma medidas legales contra Gabriel Le Senne mientras los mallorquines salen a la calle para defender a las víctimas del franquismo.
Personas refugiadas
Personas refugiadas Aumenta el número de profesionales de la información que deben abandonar sus países en busca de refugio
Los conflictos armados, la persecución de la prensa, o las tensiones políticas son los principales motivos que empujan a cada vez más periodistas al exilio, considera la organización Reporteros Sin Fronteras.

Últimas

Comunidad El Salto
Comunidad El Salto Las cuentas de El Salto 2023-2024: cada vez más, un gran medio financiado por la gente
El Salto supera el millón de euros anuales de ingresos y aumenta su plantilla hasta llegar a las 28 personas empleadas. Todo eso con criterios éticos de financiación, funcionamiento horizontal y una cooperativa de propiedad colectiva.
Urbanismo
Urbanismo Los pisos turísticos se disparan en Galicia: multiplican por 20 su presencia en las ciudades desde 2017
A Coruña y Vigo, ambas gobernadas por el PSOE, son las ciudades con mayor incremento en este tipo de negocios turísticos en la última década. La normativa más restrictiva, la de Santiago de Compostela, ha logrado mantener controlada su presencia.
Tribuna
En defensa de las residencias públicas No es país para Florencio
Crónica de un debate sobre el desmantelamiento de las residencias públicas en una región pobre y envejecida.
Más noticias
Gobierno vasco
Gobierno Vasco Un trámite de investidura para Pradales
El jeltzale será nombrado hoy lehendakari en el Parlamento Vasco gracias a la mayoría absoluta de PNV y PSE. Se enfrenta al reto de recuperar a los votantes que ya no confían en la gestión neoliberal y clientelista de su partido
Palestina
GENOCIDIO EN GAZA El campus de Gipuzkoa de la UPV/EHU no firmará nuevos acuerdos con CAF
El vicerrector del campus de Gipuzkoa de la Universidad del País Vasco no firmará ningún nuevo acuerdo con la empresa CAF mientras continúe participando en el proyecto del tren ligero de Jerusalén.
Cuidados
PRIVATIZAR EL CUIDADO El pacto vasco para un nuevo modelo de cuidados: 50 millones a empresarios del PNV en dos años
Antes siquiera de firmar el acuerdo de Gobierno Vasco entre Imanol Pradales y Eneko Andueza, cuyo contenido aún es desconocido, las instituciones públicas habían externalizado la gestión de residencias, centros de día y servicios de ayuda a domicilio
Contaminación
Informe 'Calidad del Aire 2023' Dos tercios de la población de España respiraron aire demasiado contaminado en 2023
El informe ‘Calidad del aire 2023’, elaborado por Ecologistas en Acción, remarca que España incumple tanto los niveles máximos de contaminación atmosférica recomendados por la OMS como los nuevos límites aprobados por la UE.

Recomendadas

Renta básica
Ingreso Mínimo Vital Resultados limitados y mucho sufrimiento: España deberá responder por el IMV ante el Consejo de Europa
Colectivos y personas afectadas han presentado una reclamación colectiva contra la administración por infringir la Carta Social Europea por su gestión de una prestación que, denuncian múltiples actores, tiene un alcance muy inferior al prometido.
Unión Europea
Unión Europea El giro von der Leyen en política de fronteras y el 'modelo Ruanda'
La actual estrategia de Bruselas se basa en pagar a terceros países en África y Asia para que contengan la llegada de migrantes sin garantizar que se respeten los derechos humanos.
Migración
Fronteras Libia-Creta, la nueva ruta migratoria del Mediterráneo Oriental
Recientemente, una nueva ruta migratoria se ha dibujado en los mapas del Mediterráneo Oriental, la que une Libia con las islas griegas de Creta y Gavdos, ajenas antes al trasiego migratorio.
Alimentación
Claudia Polo “Nunca ha habido tanta información sobre el comer y nunca hemos estado tan desconectados de la alimentación”
En su nuevo libro, ‘Entorno’, la comunicadora gastronómica Claudia Polo invita a analizar la relación que tenemos con la comida, redescubrirla y acercarnos con intuición a la cocina.