Genocidio
Almacenes llenos de ayuda en El Cairo esperan la luz verde para entrar en Gaza

El bloqueo israelí de los pasos fronterizos impide que la solidaridad de miles de egipcios encuentre su vía hacia la Franja, dejando retenidos miles de alimentos y otros enseres de ayuda humanitaria.
El Cairo ayuda Gaza - 8
No solo son bienes de primera necesidad los que se reciben, pues las donaciones vienen de todo tipo de empresas y particulares. En este caso, Gumua ordena una gran cantidad de cajas de galletas que permitirían apaciguar el estrés generado por la situación. Josep Boada

Filas de cajas con suministros de alimentos, medicamentos y ropa listas para ser transportadas a Gaza reposan formando altas columnas en un garaje de oficinas en las afueras de El Cairo.

Ahmed Gebrel, jefe de los convoyes de ayuda en la organización benéfica egipcia Mersal, comprueba si se encuentran en buen estado tras su regreso de El Arish hace alrededor de dos semanas: el cierre del paso de Rafah desde el 6 de mayo ha hecho que ONG humanitarias como la suya vean cómo sus recursos son devueltos y puestos en espera de manera indefinida.

Y es que el comienzo de los ataques israelíes a principios de mayo sobre la ciudad fronteriza de Rafah, el último trozo de tierra en el que alrededor de un millón de desplazados de toda Gaza se refugian en aglomeradas tiendas de campaña, ha llevado al parón de los ya escasos camiones suministrando ayuda a la Franja. Mientras, organismos internacionales para la seguridad alimentaria advierten de que el riesgo de hambruna es inminente.

El Cairo ayuda Gaza - 1
Ahmed, coordinador de la fundación Mersal, en el centro, atiende una llamada. Rodeado de cajas y recursos que han sido devueltos al no poder entrar en Gaza, espera la indicación por parte de las autoridades para volver a hacer los envíos. Josep Boada


Hace ocho meses, al principio de la ofensiva, el bullicio de los voluntarios transportando donaciones de un estrecho al otro llenaban la actual tensa calma del garaje. “Tan pronto como empezó la guerra, empezamos a enviar ayuda,” asegura Ahmed con orgullo. “En un fin de semana recolectamos 830 bolsas de apoyo, esos días trabajamos hasta las dos o tres de la mañana sin descanso.”

El joven de 31 años ya no pasa mucho tiempo aquí. Explica que después de haber organizado una de las campañas de ayuda más grandes de Egipto, debido a la escala del conflicto y gracias al aumento de contribuciones, decidieron trasladarse a una nave industrial con mayor capacidad de suministros. Sin embargo, hoy, después de más de tres semanas desde que se detuvo el transporte de camiones, ni siquiera el nuevo espacio de 1.100 metros cuadrados es suficiente para cubrir la cantidad de ayuda humanitaria que espera ser entregada.

“Todo el mundo intenta ayudar: el que puede dona con dinero; y el que no puede, dona su ropa, su mercancía, o viene a ayudar a cargar cajas,” explica Ahmed

Debido a la saturación de la nave, el antiguo garaje acoge de nuevo algunas de esas cajas que deberían haberse abierto hace semanas. Desde su entrada, un aire acerbo ha recubierto el espacio, volviendo aún más amarga la taza de café turco del señor Gamal, quien vigila los suministros desde su humilde despacho formado por una mesa, unas sillas medio rotas y un sofá.

El Cairo ayuda Gaza - 12
Gamal, el vigilante del garaje se sienta en el espacio que se usaba como oficina en los inicios de las actividades de la fundación. Los recursos, por aquel entonces, eran más limitados. No por ello se les impidió dar lo máximo y luchar por unas mejores instalaciones y condiciones para hacer llevar los suministros. Josep Boada


Mientras que las negociaciones entre el presidente estadounidense Joe Biden y su homólogo egipcio Abdel Fatah El-Sisi parecieron haber resultado en la habilitación del cruce israelí de Kerem Shalom el pasado viernes 25 de mayo, escasos camiones han sido vistos entrando en la Franja en los últimos días. El paso de Rafah sigue cerrado desde el lado Egipcio hasta que Israel retire sus tropas y vuelva a entregar el control a los Palestinos.

Ahmed y sus compañeros del almacén —Gumua y Mostafa— intentan anticiparse a la llegada de cualquier nueva orden y reorganizan cajas en el almacén. La mayoría de ellas, ya precintadas, contienen alimentos envasados básicos para alimentar a una familia de manera modesta durante dos semanas. No obstante, la nave también alberga colchones y mantas donadas, así como dátiles que agricultores egipcios de la zona han regalado a la organización. “Todo el mundo intenta ayudar: el que puede dona con dinero; y el que no puede, dona su ropa, su mercancía, o viene a ayudar a cargar cajas,” explica Ahmed. “Si se trata de Gaza, cualquier persona, cualquier ser humano corriente, quiere ayudar como sea posible”.

El Cairo ayuda Gaza - 6
Una caja está preparada para abastecer una familia. Contiene productos alimenticios como conservas, legumbres o leche, así como libretas para los infantes, dulces, etc. Josep Boada
Hace dos semanas agencias de Naciones Unidas repetían que se necesitan al menos unos 500 camiones de suministros al día para cubrir las necesidades de la Franja

Habiendo trabajado como voluntario en organizaciones benéficas desde que estudiaba en la universidad, Ahmed sabe que la situación económica y social en Egipto no es nada fácil. En agosto de 2023, la inflación anual alcanzó la cifra récord del 39,7%, y el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional el pasado marzo llevó a devaluar la moneda local de 30 libras egipcias a casi 50 respecto al valor del dólar: una pérdida de valor de casi el 70 por ciento. Es por eso que Mersal también se dedica a realizar campañas de ayuda en pueblos del Egipto rural, así como a apoyar a hospitales y a pacientes con dificultades para acceder a atención médica dada la grave crisis económica. Son estos proyectos locales los que Ahmed también supervisa desde el teléfono mientras se pasea por el mar de cajas.

Egipto
Egipto Al-Sisi celebra una década en el poder en Egipto con una farsa electoral
El presidente egipcio busca revalidar su cargo en las urnas, en un contexto de profunda crisis económica y dura represión ante cualquier crítica.


Cada llamada entrante que suena desde su bolsillo rompe el silencio del gran almacén: “¿Serán por fin las autoridades egipcias dándonos la autorización de seguridad necesaria para volver a ponernos en marcha?” De momento nada, esa llamada aún no ha llegado; las declaraciones institucionales se quedaron en meras palabras. El viernes 31 de mayo por la noche, Joe Biden anunció un nuevo posible pacto para el cese total de las hostilidades, asegurando que “es hora de que la guerra acabe”. El plan propuesto empezaría por una retirada del ejército israelí de las zonas ocupadas en Gaza y por el arranque efectivo de la ayuda humanitaria.

El Cairo ayuda Gaza - 3
Aún teniendo un espacio de más de 1000m2, no hay más remedio que amontonar las cajas de suministros. Comida, ropa, productos de higiene... Todo se mezcla en la nave a la espera de ser transportada a los necesitados. Josep Boada

Hace dos semanas agencias de Naciones Unidas repetían que se necesitan al menos unos 500 camiones de suministros al día para cubrir las necesidades de la Franja, deplorando que desde que comenzaron los ataques israelíes sobre Rafah tan sólo 906 habían llegado a su destino. A día de hoy, la institución intergubernamental sigue pidiendo un acceso humanitario total sin trabas para proteger las vidas de la población de Gaza.

Pese a los tira y afloja que escuchan cada mañana desde la radio, Ahmed y sus compañeros no creerán ninguna palabra hasta que no reciban esa confirmación por parte de las fuerzas egipcias ni hasta que sus camiones se encuentren recorriendo esos 350 kilómetros de carretera que separan El Cairo de Gaza. Mientras tanto, la esperanza no les abandona. Las hojas con aleyas del Corán y hadíces escritos por los primeros voluntarios que participaron en la campaña de ayuda siguen colgando en las paredes de los almacenes como un recordatorio constante de que la solidaridad no puede parar.

El Cairo ayuda Gaza - 7
Es necesario tener organizadas los productos por categoría para estar listos y ser lo más eficiente posible en el momento en que lleguen los camiones. Debido al calor de la zona, han decidido instalar ventiladores a lo largo de la nave para favorecer la corriente de aire y mantener los productos frescos. Josep Boada


“Los creyentes son como una sólida construcción de ladrillos; se apoyan y se sostienen los unos en los otros,” dice uno de ellos, evocando —en un momento en el que los propios gobiernos árabes restringen las muestras de apoyo a Palestina— la inmortal idea de que sólo el pueblo salva al pueblo.

El Cairo ayuda Gaza - 11
Las actividades de la fundación empezaron en el garaje de un edificio de oficinas a unos pocos kilómetros de la nave industrial. Con el aumento de trabajo y, consecuentemente, más movimiento de voluntarios en la zona, decidieron trasladarse a un espacio más amplio. En este antiguo garaje todavía se almacenan algunos recursos y siguen colgando los hadices del Corán que animaban a los voluntarios a no desfallecer. Josep Boada
El Cairo ayuda Gaza - 5
Gumua y Mostafa, mientras no pueden enviar los recursos, hacen periódicas revisiones de las cajas de suministros. Josep Boada
Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Palestina
Palestina “Mi victoria sobre mi carcelero”: el legado del revolucionario Walid Daqqa
Daqqa enriqueció el campo de los estudios penitenciarios (en el que ahora se le considera una referencia) con novelas, artículos, cartas y dibujos que describen las realidades cotidianas de los presos palestinos en las cárceles sionistas.
Genocidio
Mapas Ghassan Abu Sittah: “La historia acabará identificando a CNN y BBC como portavoces de un proyecto genocida”
El cirujano y rector de la Universidad de Glasgow Ghassan Abu Sittah estuvo en Gaza 43 días entre octubre y noviembre de 2023. En esta entrevista explica quienes estaban realmente en los hospitales atacados por Israel.
Hodei Alcantara
Hodei Alcantara
5/6/2024 7:18

Miserables los sionistas y los regímenes árabes que los apoyan. Los pueblos árabes siguen solidarizandose con sus hermanos palestinos.

2
0
Urbanismo
Urbanismo salvaxe A Universidade de Vigo construíu sen licenza un centro de investigación na illa de Toralla
A institución, que gastou medio millón na obra, recoñece que non ten título habilitante, pero argumenta que “non o necesita”. Nin o Concello de Vigo nin Facenda teñen rexistro algún da construción malia tela empezado en 2017.
Política
Barómetro de julio El CIS relanza al PSOE a costa de Sumar mientras mantiene estables a las derechas
Podemos sigue en ascenso consiguiendo el 4% de los votos y el partido del agitador de extrema derecha Alvise llegaría ya al 2,7%.
Vox
Vox Vox rompe con el PP y abandona los gobiernos autonómicos
Los de Abascal cumplen con la amenaza y anuncian que “los acuerdos están rotos” con el partido de Núñez Feijóo.

Últimas

Machismo
Machismo institucional Catro concellos galegos esixen certificados de non embarazo ás mulleres que aspiran a brigadistas
O sindicato CIG recorre as bases de varios concursos públicos dos municipios do Irixo, Val do Dubra, Carballo e Santa Comba por discriminar ás mulleres que queren examinarse nas probas físicas das traballadoras contra incendios.
Palestina
Palestina “Mi victoria sobre mi carcelero”: el legado del revolucionario Walid Daqqa
Daqqa enriqueció el campo de los estudios penitenciarios (en el que ahora se le considera una referencia) con novelas, artículos, cartas y dibujos que describen las realidades cotidianas de los presos palestinos en las cárceles sionistas.
Violencia machista
Feminicidios Más allá de la denuncia: detectar la violencia de género en el sistema sanitario
Mientras la ministra de Igualdad plantea una coordinación con Sanidad para subsanar los fallos del sistema Viogen, profesionales de Atención Primaria demandan más recursos para poder acompañar a las víctimas.
Corrupción
Corrupción La ‘policía patriótica’ espió a los diputados de Podemos durante el Gobierno de Rajoy
Utilizando las bases de datos del Ministerio de Interior, la llamada “policía patriótica” rastreó sin aval judicial a los representantes del partido morado.
Galicia
Galicia El Supremo abre juicio contra Baltar por conducir a 215 kilómetros por hora
El expresidente de la Diputación de Ourense e integrante de la saga familiar que presidió dicha administración durante 36 años, renunció a ser reelegido para la misma el pasado junio.
Más noticias
Opinión
Soberanía Alimentaria Por una ley de protección pública para los sistemas alimentarios locales
Necesitamos un sistema alimentario más democrático dónde la ciudadanía tengamos derecho a definir nuestro modelo y no que lo decida un oligopolio de cinco grandes cadenas de distribución.
Música
Música y censura Hortaleza se queda sin su Luis Aragofest: “Al Ayuntamiento de Madrid no le gustan los punkis”
El colectivo Hortaleza Punks vio denegado su permiso apenas unos días antes del evento, que tuvo lugar en el CSO La Animosa. Consideran que tras el Ayuntamiento hay una motivación política que denosta la contracultura.
Memoria histórica
Memoria ‘El Delfín’, uno de los barcos del arroz
VV.AA.
‘Estás más perdido que el barco del arroz’ es una expresión que pertenece al acervo popular. Su origen es incierto, pero la historia de ‘El Delfín’, un barco de avituallamiento hundido por los fascistas en Málaga, puede estar detrás de esta frase.
Euskal Herria
Euskal Herria Bilbao gentrifica a las rentas altas del Casco Viejo y Ensanche para ofrecer el centro de la ciudad al turismo
Constan 937 pisos turísticos en la ciudad, el 67% concentrados en el centro. Ofertan 3.968 plazas, según el estudio de Ekologistak Martxan que ha mapeado la información registrada en los portales turísticos.

Recomendadas

Capitalismo
Juan Ponte “Si el socialismo va de restaurar una comunidad perdida, el socialismo es una mierda”
El autor nos invita a pensar la política no como algo armónico, sino como un ejercicio abierto y en disputa. “La revolución la hacen los seres humanos como son. El que quiera armonía celestial, que se vaya al cielo”, diría Manuel Sacristán.
Argentina
Pablo Semán “La popularidad de Milei se mantiene por el espanto que causa la oposición”
Este sociólogo profundiza en las razones que llevaron a Milei al Gobierno y que hacen que su popularidad no caiga pese a los ajustes y recortes.