Italia
Meloni proyecta su modelo ultraderechista sobre Europa

Todas las encuestas indican que Hermanos de Italia se impondrá en las elecciones a la Eurocámara con un 27% de los votos. Su líder se presenta como cabeza de lista en los comicios, aunque renunciará a su acta.
Propaganda fascista Meloni - 3
Carteles de una manifestación en Roma contra el gobierno de Giorgia Meloni.
7 jun 2024 23:58

“La Europa que cambia”. Este es uno de los principales eslóganes de campaña de la primera ministra de Italia, la ultraderechista Giorgia Meloni, que no se ve debilitada tras más de un año y medio en el poder y se presenta a los comicios europeos del 8 y 9 de junio como favorita. Todas las encuestas indican que su formación, el partido posfacista Hermanos de Italia, se impondrá en las elecciones a la Eurocámara con un 27% de los votos. Muy por detrás, en cuarta y quinta posición, con un 8% de sufragios cada una, se prevé que estén las fuerzas socias de su Gobierno en Roma, la conservadora Forza Italia del difunto Silvio Berlusconi y la ultraderechista Liga de Matteo Salvini. Sin embargo, en el cómputo global, las tres fuerzas que hoy forman la coalición más derechista de la historia de Italia desde finales del fascismo se harán con una abrumadora mayoría que podría rozar el 45% de apoyos.

Meloni —antigua militante neofascista y desde su juventud cara visible en la escena ultra romana— es uno de los máximos exponentes de la Italia de estos tiempos, cada vez más escorada hacia una hegemonía ideológica de extrema derecha y conservadora que ella misma aupó y capitalizó en beneficio propio.

Distintos analistas estiman que la abstención en estas europeas podría superar la mitad de la población con derecho a voto, un nivel nunca visto

Tras ganar las elecciones de octubre de 2022 y asumir el poder, Meloni pasó a ser el mayor referente ultraderechista del país, desbancando de esta posición a Salvini. Pese a mantener rasgos propios de su corriente ideológica —una crítica blanda al fascismo, un discurso ultranacionalista, políticas xenófobas contra la migración o mayor coerción hacia la prensa independiente—, tiene un estilo más bien pragmático con el que busca perfilarse como una conservadora que respeta el estado de derecho. También dejó de lado el euroescepticismo que marcó la trayectoria histórica de su corriente política, y su aceptación del statu quo vigente aplacó preocupaciones entre las élites europeas.

Unión Europea
Elecciones Cuando el sionismo sedujo a la extrema derecha europea
La extrema derecha se muestra rocosa en su apoyo al Gobierno de Netanyahu: comparten la agenda de islamofobia y ha permitido al régimen sionista integrarse a la dinámica de las políticas “como siempre” de la UE.


Internamente, Meloni se presenta como una líder que muestra seriedad en la gobernanza y por ahora ha logrado mantener el poder pese a la inestabilidad política crónica de Italia. A nivel exterior, se alineó con las posiciones de la UE al apoyar Ucrania frente a la Rusia de Putin, un viejo amigo de la ultraderecha italiana del que se ha querido desmarcar. También ha mantenido a Italia dentro de la corriente atlantista, respalda las políticas de la OTAN y ha enviado armamento a Kiev. Todo esto le ha consolidado en ámbito interno e internacional. Con ello, ante los comicios para Bruselas, pretende proyectar su modelo ultraderechista más allá del país de la bota y extender su influencia a Europa, donde las fuerzas de extrema derecha podrían conseguir hasta el 25% de votos.

“Un punto de inflexión”, así es como describe estos comicios la dirigente italiana, que en un reciente acto de campaña apeló a “mandar de una vez por todas a las izquierdas a la oposición” y defendió una UE que “debe ser socio de los Estados nacionales, no una superestructura que los asfixie”. Meloni plantea cambiar la correlación de fuerzas y acercar el grupo que preside —Conservadores y Reformistas Europeos (ECR)— con la centro-derecha del Partido Popular Europeo (PPE). Espera ser un actor clave en la determinación de una nueva alianza hasta ahora inaudita en las instituciones europarlamentarias. La presidenta en funciones de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, ya avanzó que ve un pacto con Meloni como opción plausible para revalidar el cargo, otra muestra de la normalización de la ultraderecha por parte de unos conservadores que la necesitan para gobernar.

Mientras, a medida que se afianza la extrema derecha, la desafección hacia la política también es patente en Italia: distintos analistas estiman que la abstención en estas europeas podría superar la mitad de la población con derecho a voto, un nivel nunca visto. Todo ello, coinciden expertos, es una evidencia más de la despolitización ahondada de la sociedad italiana, un proceso que culminó en los tiempos de auge del poder e imperio mediático de Berlusconi. El cavaliere contribuyó a reconocer a las fuerzas de raíz fascista como socios válidos, fue el primer valedor de Meloni y acabó de arrinconar a los grupos izquierdistas en el país que antes tuvo el partido comunista más grande de Europa Occidental.

Política
Política El último baile de Berlusconi y sus pasos en España
La hospitalización de Berlusconi en Italia y los movimientos de su familia y sus socios de cara al futuro llegan a España en forma de especulación sobre el interés de Mediaset en comprar la Cadena Ser.


“La derecha usó el miedo, la crispación y los problemas causados por la globalización” y avanzó en un contexto de crisis política, social y económica con “mensajes simples y un discurso centrado en cuestiones como la oposición a la migración”, hasta llegar al momento de hoy, dice Nicola Fratoianni, parlamentario de la Alianza Verdes-Izquierda, principal grupo izquierdista en el Parlamento de Italia.

En 2024 no hay necesidad de ir a buscar a los fascistas quién sabe dónde: están en los palacios de poder, legitimados”, cuenta Paolo Berizzi

Esta realidad larvada por décadas de berlusconismo se percibe también en la carrera para las europeas, muy marcada por discursos derechistas y el personalismo en torno a Meloni. Esta, que pese a presentarse candidata renunciará a su escaño europeo, tiene un peso preeminente también ante formaciones centro-izquierdistas como el Partido Demócrata (PD) o Movimiento 5 Estrellas. Ninguna de las dos ha logrado dar golpes de efecto en campaña, y su influencia es menor, aunque las encuestas prevén que sean segunda y tercera fuerza con el 21% y 16% de votos respectivamente.

La líder del PD y de la oposición italiana, Elly Schlein, también concurre como candidata. Insta a una “Europa social” donde se garanticen cuestiones básicas como un salario mínimo, la educación y sanidad públicas o los derechos de la comunidad LGTBQ+, pero no acapara la atención que tiene Meloni. A su vez, ante parte de la ciudadanía con puntos de vista más izquierdistas, encarna un modelo socioliberal y edulcorado que atrae poco. Salvo sorpresas de última hora, difícilmente dará el sorpasso ante una Meloni que usará las europeas para reforzar su hegemonía en Italia y más allá.

“Meloni gana porque sabe comunicarse con fuerza ante muchos italianos, sobre todo ante fascistas —hay aún muchos— y berlusconianos. Les hace creer que tiene un proyecto y revivir viejas emociones, a diferencia de su contraparte de izquierda del PD, sin capacidad de comunicación ni contenido”, dice Sara Cimmino, antigua periodista y coordinadora de una ONG de voluntariado internacional. Según agrega, pese a los datos de crecimiento que los mercados registran en Italia, “las medidas económicas de Meloni no mejoraron las cosas” y muchos siguen enfrentando una realidad precaria.

Mientras, el Gobierno Meloni ha acabado de normalizar el marco de la teoría racista conspirativa del gran reemplazo, muy común en las actuales ultraderechas. Establece que la población blanca europea está siendo sustituida por poblaciones no occidentales —sobre todo de religión musulmana— a través de la migración, y da vía libre a una islamofobia cada vez más presente en el discurso oficial. Esto se acompaña con la defensa de un catolicismo a ultranza que la primera ministra intenta revivir, el freno a la llegada de migrantes con pactos con regímenes autoritarios como Libia o Túnez o la coerción a las ONG de rescate claves para salvar a personas a la deriva en el Mediterráneo central.

Italia
Fronteras El gobierno de Meloni construirá una cárcel italiana para personas migrantes en Albania
Antes de la próxima primavera entrarán en funcionamiento dos estructuras: una para identificar y otra para retener a las personas migrantes.


“El retorno de la bestia”, así es como el periodista italiano experto en ultraderecha Paolo Berizzi describe los tiempos de Meloni. “En 2024 no hay necesidad de ir a buscar a los fascistas quién sabe dónde: están en los palacios de poder, legitimados”, cuenta en un libro de este año el reportero, protegido por escolta desde 2019 por amenazas de grupos neofascistas. Según advierte, todo ello ilustra “una fascistización de la mentalidad dominante” en un nuevo tipo de “fascismo pop” que cala en la sociedad y “legitima el odio hacia el distinto, hacia las minorías a las que hacer sentir débiles”.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Libertades
Derechos y libertades Oleada de suicidios y revueltas en las cárceles italianas
En la cárcel de Trieste, 257 personas se hacinan en un espacio previsto para 150. Allí se desencadenaba la revuelta carcelaria más intensa de una oleada que dio inició hace pocas semanas.
Italia
Italia Treinta años de San Precario
Presentamos en estas páginas algunos testimonios, análisis, escritos, hechos y acontecimientos ligados a la acción de San Precario veinte años después de su aparición en Milán el 29 de febrero de 2004.
Italia
Italia La izquierda italiana sale de la UVI
La movilización juvenil en las pasadas europeas impulsa a un “sanchizado” Partido Democrático y a la Alianza de Verdes e Izquierda, tras años en los que se llegó a sentenciar la muerte de la izquierda italiana.
Migración
Migracións Burocracia para os 'refuxiados de segunda': sete rapaces malianos ante o bloqueo do Estado ao pedir asilo
Presos da guerra, chegan a un novo territorio en procura de mellores oportunidades, pero son presos de temporalidades e trámites administrativos, minguando o seu estado anímico e deixándolles estancados nun limbo temporal que os anula como cidadáns.
Caso Carioca
Caso Carioca O caso Carioca a través dunha migrante explotada sexualmente: indemnización mínima e complot policial
O garda civil Armando aliábase con proxenetas e abusaba sexualmente de mulleres prostituídas facendo uso da súa capacidade para regularizar a súa situación.
Ocupación israelí
Ocupación israelí Israel declara “terrorista” a la UNRWA y le prohíbe operar en el país
Días después de que Reino Unido reinicie el financiamiento de la agencia de refugiados de la ONU, el Parlamento israelí aprueba tres leyes que prohíben la actividad de esta organización y criminaliza a sus 30.000 trabajadores.
Venezuela
Elecciones presidenciales Venezuela hacia el 28J: unas elecciones en las que por primera en una década cualquier cosa puede pasar
La oposición de derechas concurre sin exclusiones, vetos ni llamadas a la abstención con un candidato de consenso, Edmundo González, que podría arrebatar el poder a Nicolás Maduro.
Gobierno de coalición
Transfobia y contratos irregulares El silencio en el PSOE y la presión de los colectivos precipitan el cese de Isabel García
La directora del Instituto de las Mujeres fue elegida en noviembre de 2023 por la ministra de Igualdad, Ana Redondo. Su nombramiento lanzó un mensaje de cambio de rumbo en el Ministerio por los posicionamientos transexcluyentes de García.
O Salto medra contigo
O Salto medra contigo Eles por diñeiro, nós por un futuro mellor: subscríbete ao Salto
Sempre que unha multinacional ou un goberno intentaron cometer un atentado medioambiental no noso territorio estivemos alí para contalo. Puidemos facelo porque a nós sostennos a nosa comunidade, pero queremos chegar máis lonxe e por iso precisámoste.
Arte político
Soledad Urzúa “Utilizar un desecho agrícola para crear obras de arte permite transmitir un mensaje de amor”
Llega a Madrid “Metáfora Vegetal”, una exposición de la artista chilena Soledad Urzúa. Sus obras, creadas armónicamente con colores de óleo y materiales desechados como hojas de maíz, despiertan los sentidos.

Últimas

Ecoembes
Reciclaje La CNMC se harta del monopolio de Ecoembes y Ecovidrio
El organismo vuelve a señalar a las dos empresas de reciclaje copan el mercado y pide más transparencia y control sobre ellas.
Reforma laboral
Trabajo y precariedad Europa da la razón a UGT y fuerza al Gobierno a mejorar las condiciones de los despidos
Tras el fallo del Comité Europeo de Derechos Sociales sobre despidos improcedentes, Yolanda Díaz convoca a sindicatos y patronal para reformar la ley.
Violencia machista
Violencia de género El sistema puede proteger a las mujeres también sin denuncia (y Marlaska debería saberlo)
El sistema Atenpro o la posibilidad de acceder a un título habilitante de víctima para poder solicitar algunas ayudas son dos formas de búsqueda de salidas a una situación de violencia. Además, desde 2021 las policías cuentan con un protocolo.
Bangladesh
Asia Los estudiantes de Bangladesh ponen contra las cuerdas al Gobierno de Sheikh Hasina
Estudiantes universitarios combaten en las calles contra una ley que reserva al entorno del gobierno la mayoría de los puestos públicos, en una revuelta que apunta contra la pobreza extrema que afrontan cientos de miles de jóvenes.
Redes sociales
Influencers conservadoras ‘Tradwives’: las redes sociales ponen de moda el ideal de mujer del fascismo
Estee Williams, en EE UU, o Roro, en España, son algunas de las caras del fenómeno de las ‘tradwives’, que defienden, estetizan y monetizan el confinamiento de las mujeres en el espacio privado, máxima de cualquier régimen autoritario.
Más noticias
Estados Unidos
Elecciones EE UU Netanyahu afirma que Israel y EE UU seguirán siendo aliados sea quien sea el próximo presidente
La candidata designada por el presidente Joe Biden ha defendido el derecho de Israel a “defenderse” y los principales argumentos del sionismo. Sin embargo, en los últimos meses ha elevado el tono de crítica a los ataques sobre la Franja de Gaza.
Andalucía
Medio Ambiente Las playas de Andalucía, a punto de desaparecer según un informe de Greenpeace
50 playas andaluzas se encuentran en peligro de desaparecer por la subida del nivel del mar en diez años, Greenpeace denuncia como uno de los causantes los megaproyectos turísticos en el litoral.
Opinión
Opinión Trump y la profecía
Cualquiera que haya prestado atención a la historia de la humanidad sabe que siempre se puede ir a peor. Desde hace tiempo es ahí hacia donde vamos.
Palestina
Palestina Sobre Ghassan Kanafani, los fedayines y los torturados en Gaza
El pasado 13 de julio se cumplían 52 años del asesinato de Ghassan Kanafani. Su memoria y enseñanzas siguen vivas.

Recomendadas

Ocupación israelí
Ocupación israelí El teatro de la libertad de Yenín: resistencia a través del arte
Una iniciativa de teatro social en medio de la ocupación y las incursiones armadas israelíes en Cisjordania.
Personas con discapacidad
Itxi Guerra Itxi Guerra, activista anticapacitista: “Lo 'diska' muestra dónde falla el capitalismo y cómo dinamitarlo”
En 'Ruptura y reparación de la máquina', esta referente del anticapacitismo argumenta la potencialidad política de la discapacidad y da pautas para convivir en un sistema discapacitante: “Las redes entre personas nos permiten vivir con la máquina rota”
Arte
Arte Miguel Ángel, Crisanto Domínguez y la blanquitud
En julio se llevará a cabo la Biena de Esculturas en la ciudad de Resistencia. Como acto previo a la bienal, el 6 de marzo pasado se emplazó una replica del David de Miguel Ángel donde debía estar situada una estatua de los pueblos originarios.
Historia
Historia Chipre recuerda los 50 años de invasión turca
Se cumple medio siglo del ataque, seguido por la división y ocupación de la isla a manos del ejército turco. La izquierda chipriota critica el estancamiento de las negociaciones de paz y la falta de interés de Bruselas.