La internacional Sonora
Frontera búlgara: el primer encuentro con la violencia europea

Activistas de No Name Kitchen y refugiados nos informan sobre la situación de violación de DDHH en la frontera europea de Bulgaria.
Campo de retención de solicitantes de asilo del gobierno búlgaro en Harmanli
Campo de retención de solicitantes de asilo del gobierno búlgaro en Harmanli

Bulgaria es el primer país europeo para la mayoría de las personas que intentan realizar la ruta balcánica, huyendo principalmente de países como Siria, Irak, Afganistán, Pakistán, Bangladesh, Nepal, Somalia, Marruecos y el norte de África. Por lo general los inmigrantes y refugiados acceden a la visa turca. En Turquía intentan cruzar la primera frontera a Bulgaria y luego tratan de llegar a Serbia para, por fin llegar a la frontera con la UE.

Actualmente se ha convertido en uno de los países más peligrosos de la ruta de los Balcanes, en el que Europa ha invertido miles de euros para evitar la entrada de refugiados. Principalmente debido a la violencia que ejerce la policía contra las personas en tránsito para después devolverlas a Turquía. Además, Bulgaria sistemáticamente detiene a solicitantes de protección internacional e inmigrantes en campos de detención, para después trasladarlos a centros de tránsito y si se admite la solicitud a otros centros para solicitantes de asilo. Todos estos centros, se caracterizan por su régimen similar al de una prisión y por las condiciones infrahumanas.

Para saber más sobre la actualidad en las fronteras del país balcánico, entrevistamos a Bárbara Bécares, coordinadora de comunicación de la organización social No Name Kitchen y a los activistas que están trabajando en la defensa de DDHH en las fronteras búlgaras, Stanislas Yahi y Letizia di Palo. Por último, también escuchamos el testimonio anónimo de un inmigrante que está realizando la ruta migratoria y ha sido víctima de tortura y violaciones de DDHH básicos por parte de la policía búlgara.

Fotos cedidas por la fotógrafa Emanuella Zampa para elSaltodiario.com

Campo de retención de solicitantes de asilo del gobierno búlgaro en Harmanli, donde se ha reportado violaciones de DDHH y condiciones de vida infrahumanas.