Líbano
Líbano: “Estamos en una encrucijada”

Las ondas de la tragedia de lo que se vive en Gaza desde el 7 de octubre se han extendido al Líbano. Mientras los refugiados palestinos recuperan la esperanza y Hezbollah prepara sus armas, la población libanesa tiembla ante la perspectiva de verse envuelta en una guerra total. Crónica de un mes en el que se tambaleó el destino del País de los Cedros.
Beirut, protestas bombardeo Gaza - 9
Jóvenes protestando por el bombardeo en Gaza del hospital Bautista Al-Ahli contra la embajada de Estados Unidos en Beirut Laurent Perpigna Iban

Youssef, de 32 años, no oculta su amargura. Este refugiado palestino vino a nuestro encuentro a las afueras del campo de Ain al-Hilweh, en los límites de la ciudad portuaria de Saida. Desde hace semanas, el acceso al campamento —estrictamente controlado por el ejército libanés— está bloqueado por la dramática situación en su interior.

A lo largo del verano, los enfrentamientos entre dos grupos islamistas y fuerzas vinculadas al partido palestino al Fatah causaron una treintena de muertos y centenares de desplazados, dejando el campo en una situación cercana al punto de no retorno. Rodeado por un grueso muro de hormigón, este campo de 60.000 habitantes, descrito a menudo como “la capital de los refugiados palestinos”, es fuente de temor para las autoridades libanesas desde hace dos décadas.

Líbano
Líbano Ein el Helwe, un campo de refugiados palestino convertido en zona de guerra
La población del campo de refugiados palestinos más grande de Líbano intenta preservarse de la violencia que comenzó el pasado sábado y ha dejado ya al menos 13 víctimas mortales.

“Aquí no tenemos al enemigo enfrente como los grupos de Cisjordania. Por eso, las facciones están más interesadas en el control y el poder que en luchar como una sola. Lo que hemos sufrido durante mucho tiempo ha sido la ausencia de unidad en el movimiento palestino. Se ha perdido tanto tiempo...”, lamenta Youssef.

Es 6 de octubre. El joven aún no lo sabe, pero estamos en vísperas de un terremoto regional que volverá a situar la cuestión palestina en el centro de la atención mundial.

Los palestinos recuperan la esperanza

Los cerca de 200.000 palestinos que viven en los doce campos de refugiados del Líbano padecen mil males: duramente golpeados por la crisis económica —el 90% de ellos vive en la pobreza, según la ONU— y por una inseguridad total, también tienen que hacer frente a una serie de restricciones, sobre todo en el sector laboral. Pero para estos hombres y mujeres hay algo aún peor: la sensación de haber sido olvidados a lo largo de los años.

Así, desde la ofensiva de Hamás del 7 de octubre, se respira un ambiente casi insurreccional en los míseros callejones de estos campos. También roza la esquizofrenia, porque aunque el luto y la preocupación por la tragedia que se desarrolla en Gaza son claramente visibles en los rostros, parece haber vuelto el optimismo.

Beirut, protestas bombardeo Gaza - 2
Manifestación convocada por el FPLP en el campo de refugiados palestinos de Sabra y Shatila en Beirut Laurent Perpigna Iban

Tomamos el camino hacia el campo de Sabra y Shatila, en el centro de Beirut, tristemente conocido por la masacre perpetrada en 1982 por las milicias cristianas libanesas, con el beneplácito del ejército israelí que ocupaba entonces la capital.

Nasser, de 54 años, nos recibe en un laberinto de callejuelas escasas y malolientes, donde una tela de araña de cables eléctricos cuelga en el aire, tapando la luz en algunos lugares. Con su Kheffieh blanco y negro al cuello, este líder local del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) parece reavivado por el momento: “Por supuesto, la nueva generación palestina aquí en Líbano está profundamente conmovida y frustrada por lo que está sucediendo en Gaza, y está dispuesta a hacer cualquier cosa para poder enfrentarse a un enemigo que para nosotros está muy lejos y es invisible a simple vista. No es sólo un nuevo capítulo el que se abre aquí, es mucho más que eso”.

En los campos palestinos de refugiados en Líbano, aunque el luto y la preocupación por la tragedia que se desarrolla en Gaza son claramente visibles en los rostros, parece haber vuelto el optimismo

Como casi todas las tardes desde el 7 de octubre, los militantes de su partido desfilan por las estrechas calles del campamento. “Claro que tengo esperanza, ir a Palestina es lo más importante para mí, el único sentido de mi vida”, explica Khalil, de 18 años, en una esquina de un callejón.

“¿Creen que somos felices aquí? Líbano es un país magnífico, pero nos falta agua, nos falta electricidad, estamos abandonados en estos lugares de basura. El Estado libanés no nos ayuda, no nos quiere”, se conmueve Wafa, una mujer de unos cincuenta años.

Beirut, protestas bombardeo Gaza - 1a
El entusiasmo y la esperanza inundan las calles del campo de refugiados palestino de Sabra y Shatila Laurent Perpigna Iban

Nasser, por su parte, alaba las “excelentes relaciones” que unen a los palestinos de Líbano con el grupo chií libanés Hezbollah, patrocinado por Irán. “Creedme, si tiene que ocurrir algo en el sur del Líbano, todo el mundo está preparado. Llevamos demasiado tiempo esperando esta batalla. Iremos al frente. La guerra es inevitable”.

Acercamiento estratégico Hamas-Hezbollah

A lo largo de la frontera, los enfrentamientos entre los milicianos de Hezbollah y el ejército israelí son cotidianos. Desde el 8 de octubre, el Partido de Dios ha abierto un “frente de apoyo” a Hamás.

Este movimiento responde directamente a un acercamiento estratégico entre ambas partes: si bien la guerra civil siria había complicado sus relaciones “se habían encontrado en bandos opuestos, el régimen sirio respaldado por Hezbollah y la oposición por Hamás”, un ciclo de debates iniciado en los últimos años ha modificado las líneas. Los intelectuales del partido palestino, que abandonaron Estambul en 2017 después de que Turquía renovara sus lazos con el Estado de Israel, se dirigieron poco a poco a Beirut e iniciaron un acercamiento con el partido chií.

Bajo la égida de Irán, Hamás se integró plenamente en 2021 al “eje de resistencia”, la mumanaa, que une a la República Islámica y a sus representantes en Oriente Próximo, desde las milicias iraquíes Hach el-Shaabi hasta los Houthis yemeníes, pasando por una miríada de grupos en Siria y, por supuesto, el Hezbollah libanés. En 2022, como consecuencia de cambios internos, Hamás incluso renovó sus vínculos con el régimen de al-Assad.

Beirut, protestas bombardeo Gaza - 1
Jóvenes confrontan a la policía libanesa delante de la embajada francesa en Beirut Laurent Perpigna Iban

“La cercanía ideológica y política entre Irán y Hamás es evidente desde hace mucho tiempo”, explica Karim el-Mufti, profesor de Ciencias Políticas. “De hecho, desde los años de Oslo, cuando Irán no veía con buenos ojos estos acuerdos y pretendía sabotearlos. Hoy asistimos a un punto de inflexión operativo, que permite además romper el confinamiento chií de la mumanaa con los grupos suníes palestinos. Todo ello bajo la apariencia de una especie de ecumenismo islámico”.

Una luna de miel que tomó las calles de Beirut de forma espectacular: el 18 de octubre, al día siguiente del ataque israelí que causó una matanza en un hospital de Gaza, los dos grupos protagonizaron una revuelta frente a la embajada estadounidense en la capital.

En un momento en que la situación era candente en toda la región, las embajadas occidentales y árabes empezaron a retirar a su personal no esencial y pidieron a sus nacionales que abandonaran el país lo antes posible. Aunque por el momento Hezbollah mantiene el misterio sobre sus intenciones, el aumento de la tensión en la frontera sur y las declaraciones marciales de las autoridades israelíes — un general llegó a amenazar con convertir Beirut en la nueva Gaza— hacen temer lo peor.

Líbano
“El Estado libanés está dispuesto a todo para contener las manifestaciones”

Con miles de heridos, arrestos y procesos judiciales iniciados contra manifestantes, ya a sus espaldas, el Estado libanés lo ha dejado claro: está dispuesto a todo con tal de reducir a silencio el movimiento de protesta iniciado en octubre de 2019. Un levantamiento cuyo fantasma todavía flota sobre un país herido, y que tardará mucho tiempo en recuperarse de un año definitivamente trágico.

Hezbollah solo en control

En Líbano se ha producido un cambio espectacular: la población libanesa parece, de todas las tendencias y confesiones, haber hecho suya la causa de la cuestión palestina. Sin embargo, la idea de ir a la guerra dista mucho de contar con un apoyo unánime. Y por una buena razón: totalmente desangrado, Líbano se enfrenta a un colapso económico sin precedentes para un país en tiempos de paz, y lleva un año sin Presidente de la República y sin gobierno.

Este contexto interno confiere a Hezbollah y a su Secretario General, el misterioso Hassan Nasrallah, la estatura de un verdadero jefe de Estado, capaz de decidir por sí solo sobre la guerra y la paz en el país.

Beirut, protestas bombardeo Gaza - 4
El ejército libanés tiró gas lacrimógeno como medida disuasoria contra los manifestantes delante de la embajada estadounidense Laurent Perpigna Iban

Sería quedarse corto decir que esta omnipotencia está causando escalofríos a algunas personas en Líbano. Hadi, de 35 años, fue una de las figuras detrás del levantamiento de 2019 en Nabatiyeh, bastión de Hezbollah en el sur del país. “Como revolucionario, soy de los que dicen que el Estado es la única entidad que puede decidir sobre la guerra o la paz”, protesta.

Para Rana, de 30 años, que también se manifestaba en el sur del país en 2019, la situación es ahora crítica: ”Estamos en un barco a la deriva, en el que el único capitán a bordo es Hezbollah. Lo que está ocurriendo en Gaza es atroz, pero corresponde al pueblo libanés decidir si va o no a la guerra. Y, obviamente, en el contexto actual, si lo hacen, puede que nuestro país nunca se recupere”.

“En crisis anteriores con Israel, el Estado libanés era capaz de tomar iniciativas diplomáticas decisivas. Hoy ya no es así. Líbano ni siquiera fue invitado a la cumbre de El Cairo”

El grupo chiíta patrocinado por Irán, que cuenta con una considerable fuerza humana de ataque y un amplio y sofisticado arsenal militar, es más que nunca el amo del juego, relegando al ejército libanés a una posición muy alejada de sus competencias en materia de seguridad nacional.

Ali, chiíta de cuarenta años, prosigue: “Esta cuestión de soberanía se plantea a varios niveles. En crisis anteriores con Israel, el Estado libanés era capaz de tomar iniciativas diplomáticas decisivas. Hoy ya no es así. Líbano ni siquiera fue invitado a la cumbre de El Cairo, a pesar de que somos el segundo país más afectado por estos acontecimientos. Y la actitud de Israel aumenta considerablemente el riesgo de escalada”.

Beirut, protestas bombardeo Gaza - 3
Los disturbios delante de la embajada de Estados Unidos siguieron por horas antes que el ejército libanés los disolviera Laurent Perpigna Iban

Esta es otra de las cuestiones que están en juego en esta angustiosa crisis del Líbano: ¿cómo, en un contexto así, se puede preservar la unidad nacional en un país que ya está fragmentado? Ante la gravedad de la situación, varios políticos libaneses —encabezados por el líder druso Walid Jumblatt— están adoptando una postura clara en un intento de evitar que el sentimiento anti-Hezbollah se extienda por todo el país. Por el momento, esta estrategia parece estar dando sus frutos.

Un activista de Beirut de 2019, que pidió el anonimato, añadió: “Hezbollah estaba en el gobierno durante la guerra de 2006, pero había un equilibrio político en aquel momento. Teníamos un gobierno bastante ampliamente prooccidental, y eso significó que Beirut se salvó durante la guerra. Hoy, esa situación se ha invertido, con el Partido de Dios reinando, y eso podría volver a Occidente contra nosotros. No necesitamos eso. ”

“¿El Estado? ¡Está ausente!”

Rumbo al sur. Miles de desplazados han encontrado refugio en Tiro, dentro del territorio controlado por la milicia chií. En el momento de escribir estas líneas, más de 30.000 personas que viven en la zona fronteriza han tenido que abandonar precipitadamente sus hogares.

Issam Hashim, de 48 años, director de la organización Disaster Risk Reduction (DRR) y natural de Tiro, nos recibe en la universidad de ciencias de la ciudad, donde se han refugiado cientos de personas: “La situación es muy difícil, casi todos los pueblos fronterizos han sido evacuados. Estamos recibiendo mucha ayuda de la población local. Casi 8.000 personas se alojan en casas de vecinos que les han abierto las suyas. Esto es notable. Pero también plantea interrogantes: ¿cómo podrán seguir acogiendo a estas desafortunadas familias que ya carecen de todo si la situación se deteriora? ¿Cómo podrán seguir cuidando de ellas si la situación perdura?”.

Beirut, protestas bombardeo Gaza - 5
Miles de personas se han desplazado en busca de refugio a causa de la tensión en la frontera Laurent Perpigna Iban


Desde la improvisada sala de crisis de una oficina universitaria, un voluntario exclamaba: “¿El Estado? Como era de esperar, no está ahí. No estaba allí después de la explosión en el puerto de Beirut, así que ¿tenemos algo que esperar de él? No lo creo, y creo que nos esperan días difíciles”.

Chaouki, de 73 años, ha visto su pueblo completamente vaciado. “Fuimos testigos de los ataques con fósforo blanco con nuestros propios ojos. ¿Qué está haciendo la comunidad internacional? Son responsables de lo que nos está ocurriendo. No sabemos cuándo volveremos a ver a nuestros vecinos, ni en qué estado estarán. En cuanto a nuestras plantaciones y nuestras tierras, quedarán devastadas durante mucho tiempo”.

La comparecencia de Sayyed

Silencioso desde el 7 de octubre, el líder de Hezbollah tiene previsto hablar el 3 de noviembre. Es un discurso tan esperado como temido: mientras Israel despliega un salvajismo indecible en Gaza, ayudado en gran medida en su trabajo sucio por el laissez-faire occidental, todo el mundo en Líbano teme que el destino del país pueda estar en peligro.

Beirut, protestas bombardeo Gaza - 7
La gente espera con emoción la aparición de Hassan Nasrallah Laurent Perpigna Iban

En los días previos al discurso de Sayyed, la tensión era máxima: Beirut era una ciudad muerta, sumida en el miedo.

La prensa, si era bienvenida a cubrir el acto, tenía que mostrar sus credenciales. Recibidos en un edificio búnker de los suburbios del sur, nos trasladan en vehículos de miembros del partido al lugar reservado para nosotros. La tensión era extrema.

“No estamos en contra de los judíos. Estamos contra el sionismo y el genocidio que están cometiendo en Palestina”

Dos horas antes del discurso, la plaza Achoura, en los suburbios del sur de la capital, está abarrotada de gente. El lugar estaba sitiado: además de los francotiradores visibles en los tejados, había múltiples controles establecidos por la milicia chií.

Los hombres y las mujeres, cada uno ocupando un lado del estrado, gritaban consignas de un lado a otro. “Destruid, destruid, el sionismo”, gritaban los primeros. “¡Hezbollah, Hezbollah, ya vamos!”, contestaban las mujeres al otro lado. “Nasrallah, responde a tu llamada”, voceaban los hombres, antes de que la otra parte de la asamblea respondiera: “Gaza, respondemos a tu llamada”.

“No estamos en contra de los judíos. Estamos contra el sionismo y el genocidio que están cometiendo en Palestina”, explica Rana, una libanesa de 16 años. “Por supuesto que la posibilidad de una guerra me asusta, pero no creo que tengamos elección”.

Beirut, protestas bombardeo Gaza - 8
Las mujeres vitorean en el momento de la aparición del líder chíta Laurent Perpigna Iban

De repente, Hassan Nasrallah aparece en una pantalla gigante. La multitud estalla en vítores y las ráfagas de armas automáticas resuenan por todo el barrio. Los disparos continuaron durante todo el discurso del Sayyed.

Muchos partidarios de la milicia chiíta parecían esperar que Hezbollah entrara en una guerra total. Hassan Nasrallah esquivó esta cuestión candente, sin ofrecer una respuesta clara y escudándose en que su partido ya estaba plenamente comprometido en la batalla desde el 8 de octubre.

Sin embargo, como sugiere la actitud de su partido, que parece contentarse con un “frente de apoyo” limitado contra Israel, no parece probable ningún cambio inmediato en el conflicto actual.

“Una escalada en el frente libanés depende de dos cosas: la evolución de la situación en Gaza y el comportamiento del enemigo sionista hacia Líbano”, explicó Nasrallah

Al menos de momento: “Una escalada en el frente libanés depende de dos cosas: la evolución de la situación en Gaza y el comportamiento del enemigo sionista hacia Líbano. Lo digo con total transparencia y cierto secretismo: todas las opciones en nuestro frente están abiertas y se están examinando, y podemos recurrir a ellas en cualquier momento”, explicó Hassan Nasrallah.

Tras la declaración, los partidarios de Hezbollah se mostraron satisfechos, aunque muchos esperaban más. “Sí, esperaba que entráramos de lleno en la guerra. Pero el Sayyed sabe lo que hace. Estaremos a su lado cuando lo decida. Muerte a Estados Unidos, muerte a Israel”, concluyó Ali, de 20 años, mientras abandonaba el lugar.

Un Hezbollah aún más fuerte

Aunque este discurso no aportó nada nuevo a una situación regional ya candente, fue sin embargo un tour de force, ya que situó al Partido de Dios en el centro de las preocupaciones mundiales.

Karim Emile Bitar, científico libanés, explica: “El discurso de Nasrallah fue menos virulento de lo que podíamos temer. Parece haberse dado cuenta de que en Líbano hay muy pocas ganas de abrir un segundo frente. También declaró que Hezbollah no tenía conocimiento previo del atentado de Hamás del 7 de octubre, lo que permite mantener una cierta separación y recuerda que es esencialmente Hamás quien maniobra”.

Beirut, protestas bombardeo Gaza - 6
El discurso de Hassan Nasrallah alivió la los sentimientos de incertidumbre entre la población libanesa Laurent Perpigna Iban

Y aunque muchos de los detractores de Hezbollah se declaran “aliviados” por ver que su país se libra por el momento de una guerra total, el futuro sigue siendo motivo de preocupación. Un activista, que habla bajo condición de anonimato, explica: “Hezbollah dirige nuestro barco en solitario, y aunque no lance al país a la guerra, saldrá fortalecido: podrá presumir de haber preservado la razón de Estado y la estabilidad del Líbano”.

Zeina, una mujer de cuarenta años de Beirut, está de acuerdo: “Si hay guerra aquí, saldremos perdiendo. Pero si vuelve la calma, también saldremos perdiendo. Hezbollah va a sacar un enorme beneficio político de este episodio, y destruirá la perspectiva de poder construir algún día un Estado soberano y estable”.

Jana, de 26 años, continúa: “Me siento atrapada por el dominio de Hezbollah sobre el futuro de Líbano. Es inaceptable que decisiones tan importantes se tomen fuera de cualquier marco democrático. Es frustrante. Estamos en una encrucijada y el camino a seguir es muy incierto”.

Sin embargo, a pesar de sus profundas divisiones, los libaneses parecen unidos por un sentimiento: que la actual crisis de Oriente Medio tiene visos de durar, y que tendrá importantes consecuencias para su destino común.


Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Palestina
Palestina La ocupación israelí de los territorios palestinos es ilegal según la Corte Internacional de Justicia
Israel viola la convención de Ginebra con su política de asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este. Medidas como demoler propiedades palestinas y reasignarlas a colonos israelíes no son de carácter provisional y el efecto es irreversibles.
Palestina
Palestina Madrid vuelve a exigir ruptura de relaciones con Israel y embargo de armas
Una concentración de urgencia logró reunir en Madrid a unas 200 personas para exigir que pare el genocidio palestino, después de los crueles bombardeos de Al Mawasi y Abu Araban por parte de Israel.
Genocidio
Genocidio La “masacre interminable” de Israel en Gaza deja uno de los fines de semana más mortales desde el 7 de octubre
Las Fuerzas Armadas Israelíes (FDI) ejecutaron el sábado un ataque con cinco misiles y cinco bombas que causaron al menos 90 muertes. El domingo, Israel atacó una escuela de la UNRWA.
#100674
10/11/2023 12:44

Este artículo me ha parecido sumamente interesante al poder "escuchar" las voces de personas libanesas exponiendo su punto de vista. A veces me descubro cayendo en la trampa de defender -en mi cabeza, internamente- a grupos como Hamás o Hezbollah, por ser resistencia en contra del imperialismo y colonialismo de Europa/USA. Sin embargo, al momento recuerdo que se trata de grupos religiosos y mis alarmas se disparan, pues considero indispensable la separación total de la religión de la esfera pública en cualquier sociedad que se diga igualitaria o democrática.
Por eso las palabras de personas como Zeina o Jana me resultan refrescantes y una guía para no perder el norte.
Gracias.

0
0
Hodei Alcantara
Hodei Alcantara
8/11/2023 17:01

La situación del Líbano es tremenda, y se debe a varios factores, como la agresión permanente que han sufrido por parte de Israel a lo largo de su historia, como la falta de construcción de un estado plural y laico, en el que ninguna religión se imponga a otra.
La falta de contundencia de un gobierno libanés que no hizo nada frente a la invasion sionista en el 2006, ni las crisis sociales que ha vivido el país, ha hecho que la gente vuelque su apoyo en un grupo-milicia islamista pero con ciertos rasgos sociales e identitarios.
Esto también es culpa de Occidente y sus políticas neocoloniales, pues han destrozado el estado libanés para saquearlo a su gusto.

0
0
Migración
Migracións Burocracia para os 'refuxiados de segunda': sete rapaces malianos ante o bloqueo do Estado ao pedir asilo
Presos da guerra, chegan a un novo territorio en procura de mellores oportunidades, pero son presos de temporalidades e trámites administrativos, minguando o seu estado anímico e deixándolles estancados nun limbo temporal que os anula como cidadáns.
Caso Carioca
Caso Carioca O caso Carioca a través dunha migrante explotada sexualmente: indemnización mínima e complot policial
O garda civil Armando aliábase con proxenetas e abusaba sexualmente de mulleres prostituídas facendo uso da súa capacidade para regularizar a súa situación.
Turismo
Organización social El turismo de masas revuelve a la España costera: un verano de movilizaciones contra la gentrificación
Las personas que viven en las zonas del Estado con los procesos de turistificación más avanzados han dicho basta. Baleares, Canarias, Cantabria, Cataluña o Valencia prometen un estío de protestas sin precedentes para reclamar un cambio de modelo.
Pueblos originarios
Pueblos originarios Cien años de la Masacre de Napalpí
El 19 de julio de 1924, las fuerzas de seguridad estatales argentinas asesinaron a más de 500 personas de los pueblos indígenas de Qom y Moqoit.
O Salto medra contigo
O Salto medra contigo Eles por diñeiro, nós por un futuro mellor: subscríbete ao Salto
Sempre que unha multinacional ou un goberno intentaron cometer un atentado medioambiental no noso territorio estivemos alí para contalo. Puidemos facelo porque a nós sostennos a nosa comunidade, pero queremos chegar máis lonxe e por iso precisámoste.
Movimientos sociales
Instituto de las Mujeres Colectivos de personas trans pierden la paciencia con Isabel García: “Debe ser cesada de inmediato”
Plataforma Trans pide medidas contra la directora del Instituto de las Mujeres tras varias informaciones esta semana que apuntan a supuestos amaños en favor de la empresa de su mujer. FELGTBI+ espera una reacción del Ministerio Igualdad.

Últimas

Libertades
Derechos y libertades Oleada de suicidios y revueltas en las cárceles italianas
En la cárcel de Trieste, 257 personas se hacinan en un espacio previsto para 150. Allí se desencadenaba la revuelta carcelaria más intensa de una oleada que dio inició hace pocas semanas.
Palestina
Palestina La ocupación israelí de los territorios palestinos es ilegal según la Corte Internacional de Justicia
Israel viola la convención de Ginebra con su política de asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este. Medidas como demoler propiedades palestinas y reasignarlas a colonos israelíes no son de carácter provisional y el efecto es irreversibles.
Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)
30 aniversario del levantamiento del EZLN Los viajes de la Montaña. Arte, política y simbolismos de la lucha Zapatista
En este noveno texto de la serie , la autora nos propone una mirada a través del arte para entender la dinámica de construcción de la lucha zapatista en México y cómo se articula con las redes de resistencia europeas
Crisis climática
Cine y crisis climática Muyuna Fest, cine selvático para aprender a flotar en un mundo que se hunde
La primera muestra de cine flotante de la historia emerge sobre las aguas del barrio de Belén, en la ciudad de Iquitos (Perú) para fomentar la conservación de la Amazonía y la soberanía audiovisual de los pueblos originarios.
Fronteras
Fronteras La nueva Comisión Europea triplica su apuesta de militarización de las fronteras
La presidenta de la Comisión Europea anuncia un nuevo impulso para el Frontex y la creación de una cartera para las relaciones con los países del Mediterráneo.
Más noticias
Tecnología
Oligopolio tecnológico Un fallo de Microsoft provoca una caída internacional de servicios de transportes, bancos y emergencias
Una interrupción del servicio vinculada a la firma de ciberseguridad Crowdstrike y Windows ha paralizado la actividad de decenas de miles de empresas públicas y privadas poniendo de relieve la dependencia del oligopolio tecnológico.
Unión Europea
Unión Europea Von der Leyen es reelegida como presidenta de la Comisión Europea gracias a un acuerdo con Los Verdes
La presidenta de la Comisión Europea es reelegida con 401 votos a favor. Su discurso incluye nuevas medidas de securitización de las fronteras, entre otras la multiplicación por tres del polémico Frontex.
Arte
Cristina Peña “Mi referente es la artesanía que nos dieron nuestros antepasados”
La cerámica artesana de Casa Peña Slow Atelier no iba a escapar de la turistificación. Su taller se traslada desde Churriana (Málaga), a un nuevo espacio en Úbeda, ciudad de tradición artesana que acoge la marca, sus ideas, y a la propia artista.
Migración
Migraciones Burocracia para los ‘refugiados de segunda’: siete jóvenes malienses ante el bloqueo del Estado al pedir asilo
Presos de la guerra, llegan a un nuevo territorio en búsqueda de mejores oportunidades, pero son presos de temporalidades y trámites burocráticos, mermando su estado anímico y dejándoles estancados en un limbo temporal que los anula como ciudadanos.

Recomendadas

Personas con discapacidad
Itxi Guerra undefined
En 'Ruptura y reparación de la máquina', esta referente del anticapacitismo argumenta la potencialidad política de la discapacidad y da pautas para convivir en un sistema discapacitante: “Las redes entre personas nos permiten vivir con la máquina rota”
Arte
Arte Miguel Ángel, Crisanto Domínguez y la blanquitud
En julio se llevará a cabo la Biena de Esculturas en la ciudad de Resistencia. Como acto previo a la bienal, el 6 de marzo pasado se emplazó una replica del David de Miguel Ángel donde debía estar situada una estatua de los pueblos originarios.
Historia
Historia Chipre recuerda los 50 años de invasión turca
Se cumple medio siglo del ataque, seguido por la división y ocupación de la isla a manos del ejército turco. La izquierda chipriota critica el estancamiento de las negociaciones de paz y la falta de interés de Bruselas.
Infancia
Sira Rego “La palabra ‘mena’ deshumaniza al otro y nos negamos a deshumanizar a las infancias”
El Ministerio de Juventud e Infancia, creado en noviembre de 2023, tiene el reto de sacar adelante la propuesta para que se produzca la acogida de los 6.000 niños y niñas no acompañados que se encuentran en Canarias.