Palestina
Apoyar la lucha palestina en todas sus formas

Cualquier defensa significativa del pueblo palestino debe defender el derecho a resistir el colonialismo por todos los medios, y apoyar los esfuerzos para eliminar a los grupos de resistencia palestinos de las listas de “organizaciones terroristas”.
Manifestación estatal Palestina Madrid 25 enero 2024 - 2
Cabecera de la manifestación de este sábado, a su paso por Gran Vía hacia Plaza de España. Manuel del Valle
Artículo publicado originalmente en árabe en Al Akhbar
22 may 2024 06:00

Hace cincuenta años, el intelectual palestino Ghassan Kanafani presentó una posición clara sobre el boicot a Israel. Por aquel entonces, Kanafani no era solo un reconocido novelista y escritor de cuentos, también fue uno de los principales portavoces de la revolución armada palestina, en representación del Frente Popular para la Liberación de Palestina .

“Nuestro boicot a Israel no se basa en una posición emocional, sino que proviene de la naturaleza de nuestra confrontación contra este enemigo. El boicot en sí mismo es una declaración ”, escribió Kanafani.

Sus comentarios se produjeron en respuesta a un debate entre estudiantes israelíes y palestinos organizado en Chipre por la BBC. “Sentarse con el enemigo, incluso en un estudio de televisión, es un gran error en la batalla, y no deberíamos considerarlo un problema menor,” dijo Kanafani. “Estamos en un estado de guerra, y al menos para los palestinos, es una cuestión de vida o muerte”.

Las palabras de Kanafani fueron publicadas en la Revista de Asuntos Palestinos en agosto de 1972 tras su asesinato por el Mossad, la agencia de inteligencia de Israel. Su propia vida reflejó el enfoque complementario de la resistencia palestina: lucha armada, trabajo cultural, solidaridad internacional y actividades de boicot fluyendo juntas hacia los objetivos de justicia, liberación y retorno.

Visión unitaria

Comprender esa visión histórica de la liberación integral puede proporcionar lecciones importantes para ayudar a los activistas de hoy por la justicia en Palestina que se enfrentan a nuevos ataques represivos.

Esta visión unitaria de la resistencia palestina ha sido objeto de un ataque cruel y sostenido por parte de órganos de propaganda israelíes como su Ministerio de Asuntos Estratégicos . Hasta principios de este año, este ministerio había sido dirigido por Gilad Erdan , el político de derechas del Likud al que también se le atribuye la retención de los cuerpos de los palestinos asesinados y el recorte de las raciones de agua de los prisioneros palestinos en su papel secundario como ministro de seguridad interna. Erdan ahora está designado para servir como el último criminal de guerra que representa a Israel como su embajador tanto en los Estados Unidos como en las Naciones Unidas.

El Ministerio de Asuntos Estratégicos ha intensificado sus ataques contra los grupos palestinos de derechos humanos que cooperan con la Corte Penal Internacional

Las afirmaciones hechas por estos propagandistas a menudo carecen de fundamento , están poco investigadas y son ridículamente conspiratorias.

El Ministerio de Asuntos Estratégicos ha intensificado sus ataques contra los grupos palestinos de derechos humanos que cooperan con la Corte Penal Internacional, sugiriendo que son grupos que sirven de fachada a partidos políticos proscritos como el Frente Popular para la Liberación de Palestina.

Los aliados de Israel en Europa, Estados Unidos y otros lugares, ellos mismos con sus propias largas historias de colonialismo racista, colonialismo de asentamientos e imperialismo moderno, han respondido positivamente a estas campañas de propaganda. La resistencia palestina en cualquier forma, incluso la simple expresión del derecho a boicotear y rechazar el comercio, la interacción y la explotación por parte de una potencia colonial, se califica de inaceptable, intolerante y potencialmente criminal.

Por ejemplo, la Unión Europea ha impuesto nuevas condiciones a la financiación proporcionada a las organizaciones no gubernamentales palestinas. Estas condiciones requieren que los grupos afirmen que los individuos, empleados y socios involucrados en sus proyectos no están asociados con ninguna de las principales organizaciones políticas palestinas designadas como “grupos terroristas” por la UE, todo mientras la UE recompensa a Israel por sus crímenes.

Estos intentos van de la mano con los esfuerzos por criminalizar el boicot a Israel.

Los ejemplos incluyen la resolución anti-BDS del parlamento alemán, así como las restricciones de financiación adicionales en Dinamarca , los Países Bajos y otros lugares que prohíben específicamente las subvenciones a las organizaciones palestinas que abogan por el boicot, la desinversión y las sanciones.

Análisis
Genocidio Armas y recursos para los palestinos y sus aliados
Es imposible escuchar ninguna petición de ayuda material, militar y económica para la resistencia armada palestina, o para sus aliados regionales, por parte de la izquierda global.

Esta campaña represiva tiene como objetivo criminalizar la resistencia y la organización política palestina. También busca reorientar las prioridades palestinas, amenazando el sustento financiero de grupos que, por ejemplo, persiguen los crímenes de guerra israelíes en la Corte Penal Internacional , desafían la limpieza étnica en Jerusalén o defienden a los prisioneros políticos palestinos de la tortura, el abuso y la detención injusta.

Fundamentalmente, también busca aislar tanto al movimiento de boicot internacional como a la resistencia armada palestina del apoyo internacional más amplio y entre sí, tratando de abrir una brecha política de repudio entre los dos con el fin de asestar un golpe combinado contra ambos.

Desde las colaboracionistas “Village Leagues” hasta la “coordinación de seguridad” de la Autoridad Palestina bajo los acuerdos de Oslo, Israel y sus socios imperialistas han buscado repetidamente forzar a las organizaciones y movimientos palestinos a rehacerse a sí mismos a la imagen del colonizador.

En este caso, exigen que el movimiento de boicot, los colectivos de la sociedad civil y las campañas de solidaridad descarten, rechacen y renuncien a todos los vínculos con los propios movimientos y combatientes que han mantenido vivo al pueblo palestino y su causa.

Manteniendo toda resistencia

Para socavar eficazmente este ataque, es necesario no solo desacreditar las afirmaciones falsas, sino rechazar su base misma. La asociación con la resistencia armada palestina y sus partidos políticos no es motivo de vergüenza ni justificación para la represión.

Un ejemplo de esto se encuentra en la campaña palestina para rechazar la financiación condicional ; organizaciones han rechazado subvenciones de millones de dólares con el fin de mantener claros estos principios.

Otro ejemplo se encuentra en el Líbano. Samah Idriss, miembro fundador de la Campaña para Boicotear a los Partidarios de Israel en el Líbano , señala: “El boicot popular es parte integral de la ‘resistencia total’, que también incluye la resistencia armada. Ambas formas de resistencia, civil y armada, son complementarias y no deben considerarse mutuamente excluyentes”.

El posible alivio momentáneo que se encuentra al distanciarse o negar la resistencia armada es, en el mejor de los casos, fugaz.

Más significativamente, juega directamente en la campaña para deslegitimar, criminalizar y aislar a quienes están en la línea del frente de la lucha palestina. Israel y sus aliados nunca han aceptado ninguna forma de resistencia palestina, y las campañas de boicot y la organización popular no son alternativas a la resistencia armada sino tácticas de lucha interdependientes.

Cualquier defensa significativa del pueblo palestino debe defender claramente el derecho a resistir el colonialismo por todos los medios, incluida la lucha armada, y apoyar los esfuerzos para eliminar a los grupos de resistencia palestinos de las listas de “organizaciones terroristas”. Las campañas políticas y mediáticas por la causa palestina deben trabajar conscientemente para defender la legitimidad y normalizar la resistencia armada.

Los mismos estados europeos que ahora buscan criminalizar y deslegitimar la resistencia palestina celebran como héroes a sus propios combatientes de la resistencia de la Segunda Guerra Mundial

La legitimidad de la lucha armada para liberar a un pueblo de la dominación colonial y extranjera está además bien reconocida en el derecho internacional. De hecho, los mismos estados europeos que ahora buscan criminalizar y deslegitimar la resistencia palestina celebran como héroes a sus propios combatientes de la resistencia de la Segunda Guerra Mundial. La Unión Europea también celebra oficialmente a Nelson Mandela, un practicante sin complejos de la lucha armada .

La constitución actual de Suecia incluso obliga explícitamente a los funcionarios públicos a “actuar de la manera que mejor sirva al esfuerzo de defensa y las actividades de resistencia” en caso de que el país sea ocupado. Entonces, ¿cuál es la base para negar este derecho solo a los ocupados y colonizados por Israel, aparte de la aprobación racista de tal opresión?

La visión clara y la vida ejemplar de Kanafani nos brindan un enfoque significativo para enfrentar la represión y defender Palestina. La lucha popular, la resistencia armada, el movimiento de boicot árabe e internacional y los movimientos de masas globales y las luchas por la liberación fluyen, como corrientes de agua, a través de diferentes tierras y a lo largo de diferentes rutas, para unirse en la corriente apresurada de un futuro revolucionario palestino.


Khaled Barakat es un escritor y activista palestino. Fue sometido a un acoso político y expulsado de Alemania por su actividad política y su defensa de Palestina.
Sobre o blog
El blog de luchas sociales a lo largo del planeta, conflictos internacionales y propuestas desde abajo para cambiar el mundo. El Salto no comparte necesariamente las opiniones volcadas en este espacio.
Ver todas as entradas
Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Palestina
Genocidio Israel crea en Gaza un “cementerio” para la infancia
Mientras más del 40% de las personas asesinadas en la Franja de Gaza son niños y niñas, UNICEF denuncia que 17.000 han quedado huérfanos y la UNRWA avisa de que más de 50.000 sufren desnutrición aguda.
Análisis
Análisis La tortura: causar el mayor daño posible al pueblo palestino
Las imágenes de soldados de la ocupación israelíes humillando a hombres palestinos en calzoncillos, con las manos atadas a las espaldas y ojos vendados, nos recuerdan que la tortura persiste en nuestras sociedades. No solo eso, ya no se esconde.
Sobre o blog
El blog de luchas sociales a lo largo del planeta, conflictos internacionales y propuestas desde abajo para cambiar el mundo. El Salto no comparte necesariamente las opiniones volcadas en este espacio.
Ver todas as entradas
Minería
Mina de Touro A Xunta oculta desde xaneiro a solicitude dun novo megaproxecto mineiro en Touro
Cobre San Rafael solicita ademais que sexa considerado Proxecto Industrial Estratéxico para “facilitar a súa tramitación exprés e impedir a participación pública”, segundo indican máis dun cento de colectivos nun comunicado conxunto.
Palestina
Genocidio Israel crea en Gaza un “cementerio” para la infancia
Mientras más del 40% de las personas asesinadas en la Franja de Gaza son niños y niñas, UNICEF denuncia que 17.000 han quedado huérfanos y la UNRWA avisa de que más de 50.000 sufren desnutrición aguda.
Unión Europea
Unión Europea El giro von der Leyen en política de fronteras y el 'modelo Ruanda'
La actual estrategia de Bruselas se basa en pagar a terceros países en África y Asia para que contengan la llegada de migrantes sin garantizar que se respeten los derechos humanos.
Artes escénicas
Artes escénicas María San Miguel quiere hacer un teatro “que te pase por el cuerpo, hasta la arcada si es necesario”
La actriz, directora y productora afronta con su compañía Proyecto 43-2 un montaje documental que parte de Federico García Lorca y entra de lleno en la cuestión de la memoria histórica, las fosas comunes del franquismo y el teatro que se hace hoy.
Aborto
Derecho al aborto El Constitucional tumba el recurso de Vox contra la reforma de la ley del aborto
La mayoría progresista de este tribunal asegura que la Ley 1/2023 de salud sexual y reproductiva es constitucional y avala, entre otros aspectos, que mujeres de 16 y 17 años puedan abortar sin la necesidad de consentimiento paterno.
Sidecar
Sidecar Tras el euroescepticismo: la extrema derecha y la Unión Europea
Lo que se está produciendo en la Unión Europea, es un giro a la derecha en la composición del Parlamento, pero el euroescepticismo estridente ha sido sustituido por un reformismo tibio.
Frontera sur
Masacre de Melilla Melilla-Nador, 24 de junio de 2022: anatomía de un crimen racista
Setenta personas permanecen desaparecidas dos años después de la masacre que tuvo lugar en el paso fronterizo que une Marruecos y España. Un informe aporta pruebas de que se trató de una trampa premeditada contra los migrantes.

Últimas

Comunidad El Salto
Comunidad El Salto Las cuentas de El Salto 2023-2024: cada vez más, un gran medio financiado por la gente
El Salto supera el millón de euros anuales de ingresos y aumenta su plantilla hasta llegar a las 28 personas empleadas. Todo eso con criterios éticos de financiación, funcionamiento horizontal y una cooperativa de propiedad colectiva.
Genocidio
Genocidio Crece el boicot a empresas que trabajan con Israel: Barclays, excluido de los festivales británicos
La multinacional Intel anuncia que congela una inversión de 25.000 millones de dólares en Israel. Crecen los problemas financieros e internos para el régimen de Benjamin Netanyahu.
Ecología
Euskal Herria La expansión del Guggenheim a Urdaibai avanza con la demolición de la histórica fábrica Dalia
Las obra para el desmantelamiento de la histórica cubertera ya están en marcha. Vecinas y asociaciones siguen luchando para detener un proyecto que, antes de las elecciones, había quedado en stand by.
Biodiversidad
Consejo Europeo Luz verde a la Ley de la Restauración de la Naturaleza tras meses de bloqueo
El cambio de postura de la ministra de Medio Ambiente austriaca, que ha votado en contra de la opinión de su canciller, y la abstención de Bélgica han sido claves para acabar con el bloqueo de conservadores y ultras al paquete medioambiental.
Más noticias
Cine
Cine ‘Alumbramiento’, una ficción recupera la historia real de las madres de Peñagrande (y de los bebés robados)
La segunda película del director Pau Teixidor aborda el internamiento en centros de adolescentes embarazadas y el robo de recién nacidos en un Madrid que celebraba la victoria electoral del PSOE de Felipe González.
Análisis
Análisis La tortura: causar el mayor daño posible al pueblo palestino
Las imágenes de soldados de la ocupación israelíes humillando a hombres palestinos en calzoncillos, con las manos atadas a las espaldas y ojos vendados, nos recuerdan que la tortura persiste en nuestras sociedades. No solo eso, ya no se esconde.

Recomendadas

Migración
Fronteras Libia-Creta, la nueva ruta migratoria del Mediterráneo Oriental
Recientemente, una nueva ruta migratoria se ha dibujado en los mapas del Mediterráneo Oriental, la que une Libia con las islas griegas de Creta y Gavdos, ajenas antes al trasiego migratorio.
Alimentación
Claudia Polo “Nunca ha habido tanta información sobre el comer y nunca hemos estado tan desconectados de la alimentación”
En su nuevo libro, ‘Entorno’, la comunicadora gastronómica Claudia Polo invita a analizar la relación que tenemos con la comida, redescubrirla y acercarnos con intuición a la cocina.
América Latina
Raúl Zibechi “Gaza es el fin de la humanidad. Hay un proyecto de exterminio de los pueblos molestos”
Raúl Zibechi es uno de los pensadores latinoamericanos que mejor ha explicado desde su labor como ensayista y periodista las transformaciones experimentadas en las últimas décadas y el papel de los movimientos en el pasado y futuro de la región.
Justicia
Problemas con la justicia Joaquín Urías: “La mayor campaña de desprestigio de la judicatura la están haciendo los propios jueces”
Desde 2017, una serie de jueces parecen haberse subido al monte. El jurista Joaquín Urías desgrana en su último libro las circunstancias de este destape y las consecuencias que esto puede tener para la democracia en su conjunto.