Música
Revolución en la sombra: postrock británico en los años 90

Los años 90 británicos siempre serán recordados por el revival britpop abanderado por grupos como Oasis o Blur. Sin embargo, desde el otro extremo, quienes sí atisbaron el futuro fueron formaciones como Hood, Disco Inferno, Laika o Bark Psychosis. Tres décadas después, su labor de vanguardia pop sigue siendo fuente de inspiración para nombres tan ilustres como Foals, These New Puritans y los mismísimos Radiohead.
Bark Psychosis
El grupo Bark Psychosis, en 1992.
16 feb 2024 06:00

Las formaciones catalogadas como postrock en los años 90 cumplieron una función similar a la de las bandas pospunk de finales de los 70 en plena explosión new wave. La historia se repetía. Mientras estas últimas se dedicaban a vanagloriar el pasado musical británico, bandas como Public Image Limited y The Fall se propusieron hacer una lobotomía a los significantes pop. Su cometido, provocar una descarga sin cicatrización posible. Esto fue posible gracias al hecho de fundir pulsión krautrock con profundidad dub.

Los grupos postrock se dedicaron a ejecutar una máxima: tocar con instrumentos rock para crear algo que no fuera rock

Los grupos postrock también tomaron esta herencia, y se dedicaron a ejecutar una máxima: tocar con instrumentos rock para crear algo que no fuera rock. Dicha teoría fue expuesta por el célebre periodista británico Simon Reynolds a propósito de su crítica de Hex (1994), LP de Bark Psychosis, el cual suena como si los últimos Talk Talk hubieran sido absorbidos por una profunda melancolía jamaiquina.

Mientras las bandas britpop copaban todas las portadas y titulares, la música británica estaba viviendo una nueva época dorada. Para empezar, Londres llevaba años siendo el corazón de la revolución rave y, durante 1994 y 1995, el nuevo lenguaje que se había apropiado de los clubes era el jungle. Goldie lo certificó mediante su obra magna, Timeless (1995).

Grupos como Laika, Techno Animal y Disco Inferno se sirvieron de las innovaciones rítmicas del hip hop, el techno y el tribalismo ciber-funk para moldear una explanada sonora que convivía entre un fondo de pulsaciones arrítmicas, pero contundentes, y la reverberación dub.

En cierta manera, el postrock fue una bifurcación del britpop. Si bien artistas pertenecientes al C86 y al shoegaze como Ride, The Wedding Present y Luke Haines, abrazaron la inmediatez del britpop, otros como Tim Gane (McCarthy) y David Callahan (The Wolfhounds) decidieron adentrarse en una ruta invisible, saltándose el peaje del britpop. Mientras este último acabó resurgiendo con Moonshake, Tim Gane cambiaría el jangle pop marxista que facturaba con McCarthy por una empresa mayor, Stereolab, con la que decidió que el viaje al pasado tenía que ser diametralmente opuesto al del britpop, que había fijado su meta en los Beatles, Ziggy Stardust y los Kinks. En el caso de Stereolab y sus compañeros de espeleología pop, el objetivo estaba puesto en el corpus del krautrock: Can, Neu! y Faust.

Dentro de las diferentes variables del postrock británico gestado en aquellos tiempos, otras formaciones como Hood fueron señalando las coordenadas que derivaron hacia la indietrónica dominante en el cambio de milenio. De hecho, su LP más conocido, Cold House (2001), es el monolito de toda esta deriva sonora, aunque sus dos álbumes anteriores ya fueron básicos en la conformación de una estela que, por coincidencia o influencia, llegó a Abel Hernández, miembro de Migala, Emak Bakia y El Hijo.

Música
El Hijo: “No creo que Mariah Carey sea menos política que Nacho Vegas”

Dice Abel Hernández, El Hijo, que su nuevo disco, Capital desierto, es un acercamiento sin prejuicios a los sonidos dominantes en la música pop actual, aunque demasiado retorcido como para acabar de hilo musical en unos grandes almacenes o en el ascensor de la oficina. El resultado es tan raro como sugerente e instiga preguntas sin ofrecer respuestas. De eso se encarga el autor, y lo hace prescindiendo de filtros.

Él mismo cuenta cómo este disco dejó poso en Emak Bakia, tanto en el EP Un cuerpo extraño como en su último LP, Frecuencias de un rojo devastador. “Cold House lo he utilizado de manera más consciente —reconoce Hernández— para intentar hablar con músicos que igual estaban más lejos de lo experimental, de la electrónica, y ver adónde podíamos llevar cosas suyas con elementos que ellos tenían para intentar hacerlas más interesantes y sofisticadas, ¿por qué no? Este disco fue muy importante a la hora de explicar qué buscaba cuando produje Tú nunca morirás, de McEnroe, especialmente en la canción ‘Los veranos’ y alguna más, para las cuales les expliqué cómo tratar estos temas resampleando elementos de la canción, cambiando los ritmos, haciendo producción por ordenador. Lo que, finalmente, es crucial con este disco es la idea de hacer electrónica a partir de rock homologable, o sea, pospunk”.


La estela de esta reinvención de la electrónica a través de patrones pospunk llega a grupos como Roldán, de quienes Juan Carlos Roldán explica que “me gusta la idea de la no-canción, los loops rizomáticos. Estados en suspensión. Para nosotros, igual tiene interés en cuanto a sonido y producción, y en la idea de usar recursos sonoros sin un origen concreto, no se sabe si son guitarras, voces o máquinas. Aunque nosotros seguimos en la esfera de la canción con estructura ‘clásica’ (estrofa/puente/estribillo), creo que vamos mutando o desearíamos mutar a esas formas rizomáticas. Al menos en directo lo estamos intentando hacer”.

Moonshake fueron otro buen ejemplo de la diversidad idiosincrática del postrock. Para empezar, su código genético nacía de una colisión total de visiones. En la misma coctelera se encontraba el avant-funk de Can, la paranoia dub de PIL, la agresión sexual de The Stooges, la distorsión onírica de My Bloody Valentine y la pausa rítmica de Eric B & Rakim. Por supuesto, tal diversidad de perspectivas no fueron el mejor ticket hacia el estrellato. Ni falta que hacía.

Tras dos álbumes fascinantes y un mini, la banda se partió en dos. De la salida de Margaret Fiedler junto a John Fernett surgió una ramificación nueva: Laika. Esta escisión de Moonshake acabó convirtiéndose en la banda más conocida del postrock británico, Stereolab aparte. Su primer LP, Silver Apples Of The Moon (1996), sigue siendo una obra muy infravalorada a día de hoy. Laika crearon un microuniverso donde cabía el espíritu aguerrido de Young Gods, el exotismo tropical, el jazz experimental y el lado oscuro del dub. Su nombre en honor a la perra Laika es totalmente consecuente con sus pretensiones cósmicas. De hecho, sonaban como un viaje espacial hacia un planeta de naturaleza amazónica.


Durante aquellos años, hubo otras bandas que ampliaron el espectro de sensaciones regeneradoras. Tal fue el caso de Scorn, Papa Sprain, Main, Labradford, Pram o Seefel.

En la década de los 90, el pop británico buscaba nuevos tejidos, nebulosas sonoras emparentadas directamente con una sensación de turbación hipnagógica en el oyente. De las formaciones perdidas entre los estertores del olvido, si hay una que merece una reivindicación mayor, esta es Disco Inferno.

Al igual que ocurrió con Stereolab, Disco Inferno invocaron un mensaje de descontento muy emparentado con el pospunk. Si bien la influencia musical más evidente provenía de Joy Division, el brote aguerrido de su mensaje tenía más que ver con el brainstorming envenenado de Mark E. Smith; eso sí, con matices. No obstante, lo más sorprendente de su posicionamiento provenía de su mismo planteamiento musical.

Disco Inferno representan el what if? más estimulante, en relación a cómo podrían haber sonado Joy Division en plenos años 90. En particular, una canción como “Disorder” es la máxima representación sobre la que se marca la pauta de las pretensiones sonoras de Disco Inferno. La búsqueda de un entramado ambiental de sonidos urbanos que se suceden a lo largo del tema de Joy Division fue tomada por este trío británico, que descontextualizó su esencia y la tradujo en una nueva gramática sonora a través del sampler “no musical”. A este recurso hay que añadir su proverbial uso del MIDI, mediante el que Disco Inferno lograron sacarle nuevas vías de expresión deconstructivas a la guitarra, y su interés por los patrones rítmicos de Bomb Squad: los ingenieros del ritmo industrial que se propaga con paso marcial a lo largo de los imprescindibles cuatro primeros álbumes de Public Enemy.


En su momento, pocos supieron ver la grandeza de la misión llevada a cabo por Disco Inferno. Su imagen abúlica no vendía. Estaban en la franja entre el rock y la experimentación, que solo Radiohead supo vender gracias a su binomio mágico: Kid A (2000) y Amnesiac (2001).

De Disco Inferno también brota una rama que conecta con otro de los troncos más consistentes de la generación post. En consecuencia, antes de que Disco Inferno alcanzaran su plenitud musical, uno de sus miembros, Daniel Gish, partió hacia Bark Psychosis, otra de las bandas más inquietas de aquella época, además de ser el puente más sólido entre Talk Talk y bandas actuales como These New Puritans.


Perfeccionistas crónicos, Bark Psychosis tardaron ocho años en publicar Hex (Circa, 1994), su primer LP. Vistos sus sobrecogedores resultados, tanta espera quedó plenamente justificada.

Tras varios años de inspiración perenne, la falta de apoyo y casi nula repercusión de ventas de estos grupos provocó que solo unos pocos de esta generación perdida, como Stereolab y Scorn, pudieran sobrevivir a la llegada del nuevo siglo. Uno en el que su eco no ha dejado de crecer con los años. Desde las sombras, pero siempre creciendo.

Arquivado en: Reino Unido Rock Música
Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Música
Música y política Israel gana Eurovisión 2024 antes de la final
Tímidos gestos de protesta de los artistas, actos de censura por parte de la organización y llamamientos al boicot en la semana grande de Eurovisión, un evento que se dice apolítico para justificar la participación de Israel.
Música
La revuelta La fiesta y la revuelta
Del Congo Square de las comunidades negras de Nueva Orleans a los carnavales del Movimiento de los sublevados de la tierra, la música y la fiesta han ido de la mano de la subversión política y social.
Literatura
Día das Letras Galegas As poetas queer ante Luísa Villalta: “A poesía é unha ferramenta para poder cambiar o espazo que habitamos”
Afra Torrado, Cinthia Romero e Lara Boubeta, tres poetas disidentes galegas, xúntanse para reflexionar sobre o seu vínculo coa poesía, a importancia de referentes na literatura e a implicación que ten o Día das Letras Galegas.
Gobierno de coalición
Gobierno de coalición Sumar pisa el acelerador y se anima al choque con Sánchez
En el grupo parlamentario están decididos a aprovechar la crisis de los “días de reflexión” para marcar perfil propio y recobrar iniciativa con medidas de agenda “social y democratizadora”.
LGTBIfobia
Lesbicidio Cientos de personas en vigilia ante la embajada argentina: “Fue lesbicidio”
Una vigilia en el centro de Madrid señala la responsabilidad del gobierno de Milei en el asesinato de tres mujeres lesbianas en Buenos Aires que fueron quemadas vivas el pasado 6 de mayo: “Es el responsable”.

Últimas

Ocupación israelí
Xenocidio Estudantes de Santiago de Compostela arrincan a primeira acampada galega en solidariedade con Palestina
Varias ducias de alumnos e alumnas universitarias concéntranse desde o martes na Facultade de Historia da USC na capital galega para protestar contra o xenocidio cometido polo Estado israelí.
Medio rural
Enerxías renovables A empresa eólica que explota o monte Acibal segue traballando malia a paralización decretada polo TSXG
A plataforma Amil sen Eólicos e a organización ecoloxista Adega demandan ao Tribunal Superior que dispoña forzas de seguridade pública na zona para verificar que tipo de tarefas están a realizarse e se cumpren co auto de paralización.
Sanidad pública
Sanidad Pública Madrid ha aumentado un 140% el presupuesto dedicado a privatizaciones sanitarias en la última década
Catalunya lidera el porcentaje de gasto en conciertos, con un 22,6%, seguida de Madrid, con un 12,3%, mientras el nuevo proyecto de ley no blinda los contratos con entes privados.
Entrevista La Poderío
Cristina Consuegra “La cultura es aquello que te posiciona contra la barbarie”
A Cristina Consuegra es difícil encajarla en una cosa. Consuegra es un torbellino de colores que lo lleva to' palante. Lo mismo organiza un festival de cine de índole nacional en los barrios, que la escuchas en la radio, por citar algo. Consuegra es mucha Cristina y Cristina es demasiada Consuegra.
Movimientos sociales
Opinión Garanticemos la autonomía de los movimientos
Hay que establecer unas relaciones sanas de respeto mutuo y de no injerencia con los partidos y sindicatos que postulan un cambio social profundo
Más noticias
Palestina
Acampadas pro palestinas La acampada de la Universitat de València cambia de estrategia
La asamblea anuncia que levanta la ocupación permanente de un espacio del campus y que seguirán realizando acciones de protesta.
Opinión
Geopolítica El efecto mariposa en la geopolítica de nuestro tiempo
El planeta se encuentra inmerso en cuatro encrucijadas, cada una de las cuales por sí misma, tiene la potencia para dislocar el mundo que conocimos.
Genocidio
Derecho internacional Sudáfrica exige que la Corte Internacional de Justicia haga explícita la orden de alto el fuego contra Israel
La campaña de exterminio sobre Rafah centra la audiencia de la Corte Internacional de Justicia convocada por solicitud de Sudáfrica. Los abogados africanos denuncian la “intención genocida” de Israel y piden un llamamiento explícito de alto el fuego.
Sidecar
Sidecar Robert Fico en el punto de mira
La política de Fico, salpicada de conservadurismo y ramalazos contra “la ideología de género”, le ha granjeado muchos enemigos entre los atlantistas liberales europeos por su posición respecto a Ucrania y Gaza.

Recomendadas

Cuidados
Darcy Lockman “Antes de los niños no hay mucho que hacer y la desigualdad se tolera más fácilmente”
La psicóloga explica con datos en ‘Toda la rabia’ por qué la crianza intensifica la desigualdad en las parejas pese a todos los incentivos para que los hombres cuiden.
Movimiento obrero
Alex Gourevitch “La gran victoria del capitalismo es resignificar la idea de libertad legitimando relaciones de dominación”
Alex Gourevitch, politólogo y profesor en la Universidad de Brown, es el autor del ensayo histórico ‘La República Cooperativista. Esclavitud y libertad en el movimiento obrero’.