Opinión
Queipo de Llano, dos cacerolas y una mula vieja

Hoy, los huesos de Queipo de Llano, ennegrecidos, envueltos en un manto apolillado, con su calavera desencajada por el tiempo, sus cuencas huecas y negras, su carne arrugada y gris, ya no están en la Macarena de Sevilla.
Gonzalo Queipo de Llano
Imagen de Queipo de Llano de la biblioteca del Ministerio de Defensa.

Forcejear y patalear no iba a servirles de nada; ni a las rojas, ni a las anarquistas, ni a los invertidos y afeminados, ni a nadie de quienes, por Dios y por España, Queipo de Llano se quitó de en medio en esos primeros meses de guerra civil. Imagino el terror con el que muchas casas andaluzas sintonizaron Radio Sevilla esos días, sabiendo que, si tocaban la puerta, si te cogían en la calle, si te señalaba algún vecino, lo que vendría después sería terrible y definitivo.

Las arengas radiofónicas de Queipo de Llano no son solo el testimonio sonoro de un militar sanguinario, sino el argumentario político sobre el que se cimentó el régimen franquista. Queipo de Llano no hablaba únicamente de cazar alimañas, de matar como a perros o degollar como cerdos, a granujas, traidoras, marxistas o maricones, no; también hablaba y mucho de embargar bienes, de pagar rentas, o de la importancia y valor de las “fuerzas cívicas” —falangistas, requetés— para la ejecución de sus planes. Queipo de Llano hablaba de la importancia del castigo ejemplar y público como forma de disciplinamiento, del miedo como la mejor de las estrategias políticas, y de la aniquilación sistemática del enemigo como única opción para la victoria. No fue el único. El general Mola, el de la afortunada muerte accidental en avioneta, también dejó claras las bases del régimen y las reglas del juego: “Es necesario crear una atmósfera de terror, hay que dejar sensación de dominio eliminando sin escrúpulos ni vacilación a todo el que no piense como nosotros. Tenemos que causar una gran impresión, todo aquel que sea abierta o secretamente defensor del Frente Popular debe ser fusilado”. 

Las historias de terror sexual en la guerra civil no se contaron en los libros; muchas permanecieron en la vergüenza de las casas donde los requetés entraron a follarte mientras el alcalde miraba

De todas las alocuciones de Queipo de Llano, hay una, la famosa frase en la que animaba a violar prisioneras republicanas, que es especialmente simbólica: “Nuestros valientes legionarios y regulares han enseñado a los cobardes de los rojos lo que significa ser hombre. Y, de paso, también a las mujeres. Después de todo, estas comunistas y anarquistas se lo merecen, ¿no han estado jugando al amor libre? Ahora por lo menos sabrán lo que son hombres de verdad. No se van a librar por mucho que forcejeen y pataleen”. Lo es porque, en esa doble amnesia de nuestra Historia, la violencia política del franquismo contra las mujeres ha necesitado, como afirma Tatiana Donaji, que sus supervivientes hayan sido “historiadoras de sí mismas”, demostrando que esa violencia no fue casual ni esporádica, sino una estrategia de combate e ideológica profundamente deliberada.

Las historias de terror sexual en la guerra civil no se contaron en los libros; muchas permanecieron en la vergüenza de las casas donde los requetés entraron a follarte mientras el alcalde miraba; en el sabor del aceite de ricino que te hizo cagarte encima mientras te paseaban por el pueblo, en el bochorno bajo el pañuelo que cubría la cabeza rapada, en los manoseos en el cuartelillo y en la sacristía. El franquismo ejerció, durante y después de la guerra, una violencia política estructural contra las mujeres que se atrevieron a ser más libres y también contra las que ni siquiera pudieron atreverse pero pagaron las consecuencias. Y así, las rojas permanecieron en el ideario como mujeres grotescas y brutales, como las describió Vallejo-Nájera, feas, putas, “arpías de barrio”, que merecían todos y cada uno de los castigos. Y hasta hoy.

He leído por ahí (ahí significa Twitter) que esa cita es apócrifa, que Queipo de Llano nunca pronunció literalmente esas palabras. Sinceramente, lo dudo, pero si así fuera, eso importa un bledo. Tomando en cuenta lo implacable que debe ser la verdad, sí que lo fueron los 40.000 fusilados desde que entrara en Sevilla, el “café” que dio muerte a García Lorca, las decenas de miles de personas que huyeron de Málaga la Roja, las más de cinco mil que se quedaron muertas por el camino, bajo las bombas de la Legión Cóndor o los riscos que les aplastaban al paso del Crucero Baleares. Como verdad son los testimonios de todas esas “historiadoras de sí mismas”,  que tuvieron que esperar décadas para contarlo y gracias a las cuales vamos, poco a poco, resarciendo esa amnesia colectiva.

Hoy, los huesos de Queipo de Llano, ennegrecidos, envueltos en un manto apolillado, con su calavera desencajada por el tiempo, sus cuencas huecas y negras, su carne arrugada y gris, ya no están en la Macarena de Sevilla. Décadas de lucha de los movimientos memorialistas lo han sacado de allí, y ahora, quien quiera llorarle, llevarle flores, o escupir sobre su tumba, tendrá que hacerlo en privado. Pero como a los muertos hay que dejarlos tranquilos, como dicen Feijoo y tantos otros, podemos pasar a los vivos.

La nieta del general, Genoveva, que tiene una cátedra de Historia en la UNED, nada menos, también es de la tesis de dejar en paz los huesos, de que hubo barbaridades en los dos bandos, y de que hay que ver qué manía tienen algunos con cambiar los nombres de las calles. Con ese nivel, a la próxima cátedra de historiadora me presento yo, aunque creo que me faltan guiones entre los apellidos. Otra nieta, Pilar, preguntada en su día, dijo que las guerras, guerras son, que tampoco hay que ser tan radicales. Y otro nieto más, Gonzalo, como su abuelo, no dice tanto, pero acepta el marquesado que Franco otorgó a su abuelo y que el Gallardón le renovó en 2012, en algún hueco que encontraría el ministro por aquel entonces mientras se afanaba por prohibir de nuevo el aborto en España, por cierto.

Con tanto hablar de un muerto viejo se nos olvida que todos los vivos cuyo privilegio se sustenta sobre el franquismo, el saqueo y el robo

Queipo de Llano, que siempre fue un wannabe de señorito, de cacique andaluz, hizo su sueño realidad al final de la guerra, cuando Franco se lo sacó de encima con un retiro dorado rodeado de su expolio: fincas, ganado, cotos de caza, arroz, cáñamo y frutales. Mientras España se moría de hambre en la posguerra, Queipo de Llano legaba a sus cuatro hijos hectáreas y hectáreas de tierra robada que ahora gestionan sus nietos. La Fundación Queipo de Llano para la Infancia ha funcionado, de hecho, para hacerlo, heredera de la Fundación Benéfico-Social-Agraria con la que la familia manejó años y años su patrimonio. Lo de la caridad y la infancia desvalida es, lógicamente, un parapeto de esos que gustan mucho también a los Vallejo-Masterchef y a tantos otros herederos del golpismo, que limpian su nombre y sus cuentas bancarias donando un puñado de arroz o unos cuantos marcapasos.

Las arengas de Queipo de Llano sirvieron no solo para el terror y el exterminio, sino, también y sobre todo, para desplegar su insaciable hambre recaudatoria y organizar el saqueo de bienes, de tierras, de infraestructuras, que financiaron la economía de guerra y que llenaron los bolsillos de los genocidas. No se cuanto terreno agrícola poseen los Queipo de Llano, ni cuantas sociedades, fundaciones e inmuebles han acumulado, pero con teclear el apellido en cualquier base de datos es fácil rastrearlo, claro que para eso no me pagan a mí, a ver si se pone a ello Bolaños.

Los edictos de incautaciones y confiscaciones de los franquistas, esos que la nueva Ley de Memoria Democrática promete organizar y publicar, reflejan que la reparación económica, el llamado dinero rojo, importa tanto o más que el reconocimiento simbólico a las víctimas. Porque con tanto hablar de un muerto viejo se nos olvida que todos los vivos cuyo privilegio se sustenta sobre el franquismo, el saqueo y el robo. Se nos olvida que un cuarto de millón de españoles fueron expedientados por el Tribunal de Responsabilidades Políticas para ser desposeídos de sus bienes, como castigo a su lealtad al régimen republicano, se nos olvida que llegaron incluso a encausar a los ya fusilados, se nos olvida que, en los edictos de incautación de bienes de los franquistas aparece listada su rapiña, que se llevaron de las casas el dinero, pero también la vajilla, y las cacerolas, las ollas, los naipes, las cunas, los mostradores de los comercios, y hasta la mula vieja que quedaba en el establo.

Me imagino el terror de alguna de esas familias cuando los fascistas entraron a su casa, cuando les llevaron al cuartel y al paseíllo, mientras les hurgaban entre los cajones y bajo las camas, miserables, carroñeros.  ¡Virgen de la Macarena, si hasta las cacerolas se llevaron, figúrate qué no harían con las fincas, los pequeños comercios, las casas y los ahorros!  O bueno, igual no es necesario figurarlo, porque es obvio: gracias a Queipo de Llano, por ejemplo, la empresa de construcción Entrecanales y Távora contó en Sevilla con un campo de concentración de trabajadores esclavos, y tras casi un siglo levantando prósperas infraestructuras, esa empresa hoy se llama Acciona.

Así pues, y solo por el placer de escuchar a Paqui Maqueda gritar con dignidad en la cara de los fascistas, sacar el cadáver de Queipo de Llano de la Macarena no ha sido en vano.  Como acto simbólico no está mal, pero está lejos de reparar el dolor y el daño, el futuro robado y la historia perdida. Así que perdona, Virgen de la Macarena, a quienes no se conforman con los huesos y las canciones, a quienes queremos de vuelta hasta la última cacerola, hasta la última mula vieja.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Memoria histórica
Movilizaciones memorialistas Primera marcha al campo de concentración de Casas de Don Pedro (Badajoz)
La iniciativa “Al Alba de la Memoria” pretende recoger el impulso memorialista en la comarca, a la vez que reivindica el 15 de mayo como fecha histórica de la represión y del reconocimiento popular a sus víctimas.
Exhumación de fosas comunes
Memoria histórica Víctimas de la fosa de Paterna se querellan por desaparición forzosa
CEAQUA presenta una nueva demanda judicial en la que cuatro víctimas del franquismo alegan que el asesinato de sus familiares fueron crímenes de lesa humanidad.
LIBERTAD, VERDAD, DEMOCRACIA
4/11/2022 15:30

Tiene razón en lo que explica el comentarista Max Montoya -(en sus dos comentarios)-.

Lo de "crear una atmósfera de terror, sensación de dominio, etc., etc." es básicamente lo mismo que decía otro de estos repugnantes megacriminales organizados en ORGANIZACIÓN CRIMINAL DE TERRORISMO DEL ESTADO, cuando decían: "la calle es mía".

Vemos ahora a no pocos individuos que tienen el estatus de Funcionarios Públicos se dedican a organizarse para expandir masivamente sus marcos mentales y sus discursos racistas, aporófobos, clasistas, supremacistas, violentos, matoniles, liberticidas o demofóbicos; estos individuos con estatus de Funcionarios Públicos deben ser expulsados de igual manera que a un pedófilo se le expulsaría y se le mantendría alejado de cualquier proximidad con infantes, por ejemplo.

Es así de simple; y que esos individuos sigan teniendo ese estatus, lo que demuestra es la putrefacción de este Vigente Régimen, pues se permite que esos Funcionarios Públicos se comporten y permitan y alienten, etc. los clichés, los prejuicios, la hostilidad criminal, etc. contra los pobres, los inmigrantes, los demócratas, los protestadores, etc., etc.

0
0
Max Montoya
Max Montoya
4/11/2022 14:59

«[G]racias a Queipo de Llano, por ejemplo, la empresa de construcción Entrecanales y Távora contó en Sevilla con un campo de concentración de trabajadores esclavos, y tras casi un siglo levantando prósperas infraestructuras, esa empresa hoy se llama Acciona». Brutalísimo.

0
0
Max Montoya
Max Montoya
4/11/2022 14:36

«Es necesario crear una atmósfera de terror, hay que dejar sensación de dominio eliminando sin escrúpulos ni vacilación a todo el que no piense como nosotros. Tenemos que causar una gran impresión, todo aquel que sea abierta o secretamente defensor del Frente Popular debe ser fusilado». La Doctrina del Shock (cf. Naomi Klein).

0
0
Represión
Antifascismo Una manifestación exige la libertad de los seis de Zaragoza tras cumplirse dos meses en prisión
La plataforma convocante de la manifestación, habla de “presos políticos” porque el único hecho probado es la participación en una manifestación ante la extrema derecha.
CNT
Sindicalismo ‘Morala’: “Como las seis de La Suiza, fuimos condenados para dar escarmiento por unos hechos que no cometimos”
Miles de personas saldrán a la calle en Xixón para recordar que ´El sindicalismo no es delito. Tras el mitin de apoyo a las cinco sindicalistas de CNT y una trabajadora, actuarán Nacho Vegas y el Coru Antifascista Al Altu La Lleva.
Personas refugiadas
Refugiados Una cafetería para ser libre en el campamento de refugiados palestinos de Beddawi
Hatem Mekdadi abrió Achefak, que significa ‘Lo que tú quieras’, ante la falta de espacios de encuentro en los campos donde desde hace décadas se hacinan los hijos de la Nakba.
Catalunya
Catalunya La celebración de la Copa América de Vela desata el malestar en Barcelona
El 22 de agosto dará inicio la Copa América de Vela en la capital catalana; un evento de dos meses de duración e inversiones millonarias que destroza el tejido vecinal de los barrios de la costa.
Cine
VEINTE AÑOS DE PORNO FEMINISTA Erika Lust: “La pornografía es política”
Erika Lust es un referente del porno feminista y del porno ético, aunque ella hace algunas puntualizaciones sobre esas etiquetas. Celebra veinte años de carrera con la publicación de un libro que recoge su trabajo.
Racismo
Movimientos sociales Por un antirracismo que no dependa del gran capital 
La sostenibilidad de muchas organizaciones antirracistas de América Latina y el Caribe depende, en gran medida, de la ayuda al desarrollo de la cooperación internacional o del supuesto altruismo o filantropía de las élites económicas.
República
Manifestación Desafío republicano en el décimo aniversario de la coronación de Felipe de Borbón
Más de 130 organizaciones sociales y políticas convocan una marcha en Madrid el 16 de junio. El manifiesto 'Felipe VI: diez años bastan' ha sido firmado por cuatro mil personas.

Últimas

Comunidad El Salto
Comunidad El Salto Las cuentas de El Salto 2023-2024: cada vez más, un gran medio financiado por la gente
El Salto supera el millón de euros anuales de ingresos y aumenta su plantilla hasta llegar a las 28 personas empleadas. Todo eso con criterios éticos de financiación, funcionamiento horizontal y una cooperativa de propiedad colectiva.
Palestina
Palestina Desalojan el intento de acampada propalestina de Plaça Catalunya
La Guardia Urbana de Barcelona ha desalojado las tiendas de campaña y ha denunciado y multado a quince personas esta madrugada.
Laboral
Laboral Luxemburgo vuelve a dar la razón a los interinos: la fijeza sin oposiciones es una medida válida
La respuesta del Tribunal de Justicia de la Unión Europea supone un duro varapalo al Tribunal Supremo, quien en mayo sentenció que rechazaba la fijeza automática para los interinos en abuso de temporalidad.
Cine
Desigualdad en el cine En el cine español siguen mandando los hombres: dirigieron siete de cada diez películas en 2023
Aunque aprecia mejoras en la lucha contra la desigualdad, el informe de 2023 de la Asociación de Mujeres Cineastas (CIMA) pone de manifiesto que los hombres siguen acaparando los puestos de poder y mayores presupuestos en el cine español.
Más noticias
Migración
Regularización La ILP Regularización vence al primer asalto de la ultraderecha en el Congreso
Vox se queda solo en la votación de su enmienda a la totalidad de la Iniciativa Legislativa Popular por la regularización extraordinaria de al menos 500.000 personas migrantes.
Desahucios
Barcelona El caso de Joana: a juicio tras recibir una paliza de un mosso en un desahucio ilegal
La joven, activista del movimiento por la vivienda en el Raval, iba a visitar a una amiga cuando se encontró que la estaban echando de casa, aún con el procedimiento archivado. “Van a golpear a la gente organizada”, dice.
Ocupación israelí
Acampadas propalestinas A Policía desaloxa o alumnado acampado no Reitorado e na Facultade de Historia da USC
A primeira hora desta mañá, máis dunha decena de furgóns policiais chegaron ás instalacións universitarias para expulsar o alumnado que se manifestaba desde hai máis dun mes en protesta polo masacre israelí de Gaza
Lanaren Ekonomia
Lanaren Ekonomia Mecaner enpresan itxieratik harago, trantsizio ekosozialista da bidea
VV.AA.
Mecaner Urdulizeko metalgintza enpresak jarduera guztia eten du, greba mugagabe baten ostean sindikatuen porrota ekarriz

Recomendadas

Italia
Historia Cincuenta años de Piazza della Loggia: memoria de una masacre fascista, de Estado y de la OTAN
La masacre de Piazza della Loggia EN 28 de mayo de 1974 se convertirá en un episodio fundamental para entender los años de plomo de la democracia italiana.
Migración
Fronteras En pausa frente al Mediterráneo: cientos de personas migrantes esperan en un hotel de la Costa del Sol
El centro de estancia temporal extraordinario para personas migrantes de Torrox (Málaga), se ha convertido en un ejemplo positivo frente a los intentos fallidos propuestos en otros municipios.
Inteligencia artificial
Inteligencia Artificial y cine ¿Sueñan los cineastas con ovejas eléctricas?
El debate sobre la adopción de la Inteligencia Artificial por las principales disciplinas artísticas sigue candente. La irrupción de Sora vuelve a poner el foco sobre los beneficios y riesgos que conlleva su uso en la generación de imágenes.