Palestina
El caso de Ahmad Manasra, o cómo destruir la vida de un joven palestino

Preso desde los 13 años, el joven palestino ha desarrollado graves trastornos mentales consecuencia del trato recibido en prisión. Las autoridades israelís ignoran las peticiones para su liberación.
Ahmad Manasra Palestina
Ahmad Manasra, preso por Israel desde los 12 años de edad.
5 ago 2022 07:53

El pasado miércoles 3 de agosto, el Servicio Penitenciario Israelí rechazó la petición de los abogados del joven preso palestino Ahmad Manasra para que le permitiesen abandonar el régimen de aislamiento en el que se encuentra desde hace ocho meses. La causa de Manasra, quien sufre trastornos mentales graves tras seis años de prisión, se ha convertido en un símbolo internacional del sufrimiento al que Israel somete a la población palestina. El próximo 16 de agosto se celebrará una nueva audiencia para valorar si el joven de 21 años sigue sujeto a este régimen de detención. Según denunciaba Amnistía Internacional el mismo 3 de agosto, el abogado de Manasra: “Su vida está en peligro real, y las repetidas extensiones de su confinamiento solitario le están destrozando”. 

Ahmad Manasra nació el 22 de enero de 2002 en Jerusalén Este. Desde su nacimiento convivió con el apartheid, la segregación y las humillaciones del régimen ocupante y sus vecinos colonos. En otoño de 2015 Ahmad estaba junto a su primo Hassan Manasra, dos años mayor, cuando este atacó con un cuchillo a dos colonos israelíes. Su primo fue abatido inmediatamente al ser disparado por un colono, mientras que  Ahmad fue gravemente herido al ser atropellado deliberadamente por un civil isrealí, ataque por el que sufrió ruptura de cráneo y hemorragias internas.

El vídeo en el que el adolescente, tumbado en una charco de sangre, es acosado, agredido e insultado por un grupo de colonos que le desean la muerte se viralizó en las redes sociales. Detenido en aquel momento Ahmad no volvería a ver su familia por siete años, pasando los primeros meses esposado en el hospital donde trataron sus heridas. También fue ampliamente difundido en las redes sociales el vídeo mostrando el interrogatorio al que fue sometido, acusado de terrorismo, un interrogatorio en el sufrió maltrato e intimidación sin la presencia de sus padres o asistencia legal alguna. Aunque la justicia israelí aceptó que el joven no participó en el apuñalamiento, fue condenado por intento de homicidio.

Así, en 2016 Ahmad se sumó a los 170 niños retenidos en cárceles isrealíes, de un total de 4.700 palestinos detenidos, junto a 640 en detención administrativa, es decir, sin haber pasado por ningún juicio.  Tenía 14 años, y fie condenado a 12 años, una pena que posterioremente se redujo a nueve años y medio. Encarcelado en el centro de detención Eshel, en Bir Al Sabe —escenario de frecuentes protestas y huelgas de hambre por el maltrato que sufren los internos—  el joven ha crecido en condiciones de abuso y violencia que le habrían afectado hasta el punto de desarrollar un trastorno mental grave. Su diagnóstico, en noviembre de 2021, lejos de contribuir a su liberación han agravado el castigo, al decidir las autoridades penitanciarios su aislamiento.

“La encarcelación de Ahmad por casi seis años le ha privado de infancia, entorno familar, protección y de todos los derechos que se le debían haber garantizado como niño”, denuncia Naciones Unidas

El pasado abril, el caso de Manasra sería revisado, retirándose la acusación de terrorismo, sin embargo, meses después, en junio, su expediente volvería a situarse en este marco, una maniobra que desbarata la petición de la familia que solicita la liberación del joven tras haber completado dos tercios de su condena. Lejos de permitir la salida de Manasra, las autoridades penitenciarias han seguido prorrogando su aislamiento.

El pasado 14 de julio expertos en Derechos Humanos de las Naciones Unidas urgieron al gobierno israelí para que libere al joven. “La encarcelación de Ahmad por casi seis años le ha privado de infancia, entorno familar, protección y de todos los derechos que se le debían haber garantizado como niño”, afirmaban. En el comunicado también recuerdan que las autoridades israelíes contravinieron su propia regulación cuando retuvieron a Ahmad hasta que, una vez cumplió 14, en 2016, dejó de estar protegido por la ley israelí que impide que los menores de esa edad puedan ir a la cácel. 

No es la única irregularidad que denunciaron los expertos, que aducen que cuando Israel se acoge a la ley anti terrorista para denegar a Ahmad la reducción de la pena, está apelando a una legislación posterior a los hechos que le imputan, pues dicha legislación entró en vigor en noviembre de 2016, mientras que las enmiendas que prohiben la liberación anticipada para quienes hayan cometido crímenes graves relacionados con el terrorismo no se introdujeron hasta diciembre de 2018. Así los expertos ponen en el punto de mira la ley anti-terrorista que consideran ha generado “arbitrariedad y abuso”, y en particular su aplcación retroactiva en el caso de Ahmad Manasra.


Los expertos de Naciones Unidas instaban a las autoridades irsraelíes a la liberación inmediata del joven, que a sus 21 años, quien sufriría esquizofrenia, para que pueda volver con su familia y recibir el tratamiento y la terapia necesarias. Además recuerdan que el trato dado a Ahmad vulnera los estándares internacionales de protección a la infancia y critican especialmente la presión a menores que acaban autoinculpándose mediante coerción. “El caso de Ahmad provee clara evidencia de las prácticas deliberadas de Israel para someter a los palestinos, incluyendo a los niños, a detenciones arbitrarias, tortura y trato inhumano, a medida camufladas como una respuesta anti-terrorista legítima”, afirmaron los expertos. 

A lo largo de estos años, el joven Ahmad se ha convertido en un símbolo de los abusos de la ocupación israelí. Con el lanzamiento de la campaña #freeAhmadMansara el pasado marzo, la Palestine-Global Mental Health Network (PGMHN) publicó un comunicado llamando a la liberación inmediata del joven. En su manifiesto, en el que se denunciaba el trato degradante recibido por el joven como el causante de sus trastornos mentales, y se calificaba el aislamiento de tortura, señalaba el silencio de la comunidad internacional. Esta red por la salud mental lanzó asimismo una petición que tras acumular más de medio millón de firmas, llegó hasta las autoridades israelís a finales de junio, sin conseguir alterar la suerte de Manasra. “El caso de Ahmad es una parte integral del sistema de venganza y colonial que cada año detiene aprozimadamente a entre 500 y 700 niños palestinos, hasta de 12 años de edad, que son detenidos y juzgados ante juzgados militares isrealís, denunciabam desde el PGMHN. 

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Análisis
Análisis La tortura: causar el mayor daño posible al pueblo palestino
Las imágenes de soldados de la ocupación israelíes humillando a hombres palestinos en calzoncillos, con las manos atadas a las espaldas y ojos vendados, nos recuerdan que la tortura persiste en nuestras sociedades. No solo eso, ya no se esconde.
Palestina
Palestina Desalojan el intento de acampada propalestina de Plaça Catalunya
La Guardia Urbana de Barcelona ha desalojado las tiendas de campaña y ha denunciado y multado a quince personas esta madrugada.
Minería
Mina de Touro A Xunta oculta desde xaneiro a solicitude dun novo megaproxecto mineiro en Touro
Cobre San Rafael solicita ademais que sexa considerado Proxecto Industrial Estratéxico para “facilitar a súa tramitación exprés e impedir a participación pública”, segundo indican máis dun cento de colectivos nun comunicado conxunto.
Aborto
Derecho al aborto El Constitucional tumba el recurso de Vox contra la reforma de la ley del aborto
La mayoría progresista de este tribunal asegura que la Ley 1/2023 de salud sexual y reproductiva es constitucional y avala, entre otros aspectos, que mujeres de 16 y 17 años puedan abortar sin la necesidad de consentimiento paterno.
Frontera sur
Masacre de Melilla Melilla-Nador, 24 de junio de 2022: anatomía de un crimen racista
Setenta personas permanecen desaparecidas dos años después de la masacre que tuvo lugar en el paso fronterizo que une Marruecos y España. Un informe aporta pruebas de que se trató de una trampa premeditada contra los migrantes.
Francia
Francia El Frente Popular se pone en manos de la movilización y el miedo a la ultraderecha
La coalición unitaria de las izquierdas confía en que una mayor participación, sobre todo de los jóvenes, contrarreste las tensiones internas y la demonización mediática en la campaña de las legislativas en Francia.
Genocidio
Genocidio Crece el boicot a empresas que trabajan con Israel: Barclays, excluido de los festivales británicos
La multinacional Intel anuncia que congela una inversión de 25.000 millones de dólares en Israel. Crecen los problemas financieros e internos para el régimen de Benjamin Netanyahu.
Biodiversidad
Consejo Europeo Luz verde a la Ley de la Restauración de la Naturaleza tras meses de bloqueo
El cambio de postura de la ministra de Medio Ambiente austriaca, que ha votado en contra de la opinión de su canciller, y la abstención de Bélgica han sido claves para acabar con el bloqueo de conservadores y ultras al paquete medioambiental.
Migración
Fronteras Libia-Creta, la nueva ruta migratoria del Mediterráneo Oriental
Recientemente, una nueva ruta migratoria se ha dibujado en los mapas del Mediterráneo Oriental, la que une Libia con las islas griegas de Creta y Gavdos, ajenas antes al trasiego migratorio.

Últimas

Comunidad El Salto
Comunidad El Salto Las cuentas de El Salto 2023-2024: cada vez más, un gran medio financiado por la gente
El Salto supera el millón de euros anuales de ingresos y aumenta su plantilla hasta llegar a las 28 personas empleadas. Todo eso con criterios éticos de financiación, funcionamiento horizontal y una cooperativa de propiedad colectiva.
Cine
Cine ‘Alumbramiento’, una ficción recupera la historia real de las madres de Peñagrande (y de los bebés robados)
La segunda película del director Pau Teixidor aborda el internamiento en centros de adolescentes embarazadas y el robo de recién nacidos en un Madrid que celebraba la victoria electoral del PSOE de Felipe González.
Análisis
Análisis La tortura: causar el mayor daño posible al pueblo palestino
Las imágenes de soldados de la ocupación israelíes humillando a hombres palestinos en calzoncillos, con las manos atadas a las espaldas y ojos vendados, nos recuerdan que la tortura persiste en nuestras sociedades. No solo eso, ya no se esconde.
Agricultura
Agricultura de próximidad València deniega el permiso a un mercado que denuncia los bajos precios agrícolas
El Ayuntamiento suprime la próxima edición del “Mercado de Precios Justos”, impulsada por Per L'Horta, amparándose en una ordenanza que no impidió realizar las dos ediciones anteriores.
Derecho a la vivienda
Derecho a la vivienda El Sindicato de Inquilinos cifra en 17.000 los pisos turísticos de Madrid
Este colectivo llama a identificar los pisos turísticos en los barrios de Madrid y presionar para que vuelvan al mercado residencial. Solo seis de cada 100 son legales.

Recomendadas

Alimentación
Claudia Polo “Nunca ha habido tanta información sobre el comer y nunca hemos estado tan desconectados de la alimentación”
En su nuevo libro, ‘Entorno’, la comunicadora gastronómica Claudia Polo invita a analizar la relación que tenemos con la comida, redescubrirla y acercarnos con intuición a la cocina.
América Latina
Raúl Zibechi “Gaza es el fin de la humanidad. Hay un proyecto de exterminio de los pueblos molestos”
Raúl Zibechi es uno de los pensadores latinoamericanos que mejor ha explicado desde su labor como ensayista y periodista las transformaciones experimentadas en las últimas décadas y el papel de los movimientos en el pasado y futuro de la región.
Justicia
Problemas con la justicia Joaquín Urías: “La mayor campaña de desprestigio de la judicatura la están haciendo los propios jueces”
Desde 2017, una serie de jueces parecen haberse subido al monte. El jurista Joaquín Urías desgrana en su último libro las circunstancias de este destape y las consecuencias que esto puede tener para la democracia en su conjunto.
Personas refugiadas
Refugiados Una cafetería para ser libre en el campamento de refugiados palestinos de Beddawi
Hatem Mekdadi abrió Achefak, que significa ‘Lo que tú quieras’, ante la falta de espacios de encuentro en los campos donde desde hace décadas se hacinan los hijos de la Nakba.