Palestina
Otra generación de jóvenes palestinos toma las armas, y no tiene nada que perder

Una nueva quinta de palestinos reaviva el espíritu de resistencia contra Israel a través de nuevas milicias armadas y se rebela ante las propias autoridades palestinas.
Nablus Cisjordania - 1
Nablus, anclada en un valle, es uno de los núcleos de la resistencia en Palestina, y donde hace poco ha surgido el grupo armado Guardia de los Leones. Tom Grossman
Nablus, Cisjordania ocupada
27 oct 2022 11:00

“Esta es su sangre”, dice el joven Dirar, mientras señala una mancha roja en la pared. Se refiere a Ibrahim Nabulsi, un miliciano palestino de 18 años que durante meses fue uno de los hombres más buscados por Israel. Escapó de varias emboscadas, hasta que fuerzas de élite israelíes lo atraparon junto a dos compañeros este pasado agosto. Nabulsi se refugiaba en una casa de época otomana entre las estrechas vías de la Ciudad Vieja de Nablus, donde resistió a los ataques hasta caer muerto. Según testigos, el intercambio de fuego duró buen rato, hasta que los soldados lanzaron proyectiles que acabaron con él.

Ahora es un héroe en las calles de Cisjordania, y su historia se hizo viral en redes como Tik Tok o Instagram. El lugar donde lo mataron se convirtió también en destino de peregrinaje. Ahí se conservan uno de los zapatos que llevaba cuando lo mataron, incluso restos de comida y algunos de sus utensilios de cocina. Jóvenes palestinos como Dirar, que cuenta con detalle cómo fueron sus últimos minutos, visitan a menudo la casa, donde algunos dejan flores. Gran parte de la estructura del inmueble se desplomó por el duro ataque israelí. Las paredes interiores también están repletas de marcas de bala.

Morir por Palestina

Nabulsi murió, pero su figura reforzó el espíritu de resistencia entre una nueva generación que quiere seguir su modelo: sacrificarse por Palestina. Como Dirar, muchos son adolescentes o apenas han alcanzado la mayoría de edad. Han crecido en condiciones precarias en la Ciudad Vieja de Nablus o el campo de refugiados de Jenín, principales urbes del norte cisjordano que concentran los grandes núcleos de resistencia del área.

En lo que llevamos de 2022, las incesantes redadas israelíes se han saldado ya con la muerte de más de 130 palestinos, la cifra más alta en Cisjordania de los últimos años

Ahí han sufrido los estragos de la ocupación israelí desde pequeños, sus circunstancias económicas y laborales son malas y no tienen grandes perspectivas de futuro. Por ello no es casualidad que estos puntos sean también el actual foco de tensión del conflicto palestino-israelí. Este 2022, las incesantes redadas israelíes —que en muchos casos derivan en choques con grupos locales— se han saldado ya con la muerte de más de 130 palestinos, la cifra más alta en Cisjordania de los últimos años. La vida de parte de los fallecidos fue corta: muchos habían nacido este mismo siglo o eran pequeños durante duros períodos como la Segunda Intifada.

“Estos jóvenes no tienen nada que perder”, asegura Ghassan Hamdan, coordinador de la Sociedad Palestina de Socorro Médico en Nablus. Esta urbe, antigua y enclavada en un valle abrupto, es la segunda más habitada de Cisjordania y crece a base de edificios que se alzan en un perímetro reducido, rodeado por la presencia israelí. “Si la población sale de la ciudad, se topa con controles militares, vías cortadas o asentamientos. Los colonos les lanzan piedras en la carretera. Israel sigue confiscando tierras y los palestinos no controlan ni sus propios recursos. Todo ello ha dejado a la gente sin esperanza, sobre todo a la juventud”, explica Hamdan.

Nablus Cisjordania - 3
Lugar donde las fuerzas israelíes mataron al joven miliciano Ibrahim Nabulsi, ahora un punto que visitan muchos palestinos. Tom Grossman

Enfrentados a la Autoridad Palestina

Según añade, las nuevas generaciones encarnan una forma de resistencia que busca revivir la lucha armada contra la colonización israelí, pero también se rebelan contra la propia Autoridad Palestina (AP). Su reacción evidencia la frustración por el fracaso del proyecto nacional palestino y de la solución de dos Estados. También es síntoma del creciente malestar generalizado hacia su organismo de autogobierno y el partido oficialista, el nacionalista Fatah. Muchos los consideran corruptos, autoritarios y servidores de los intereses de Israel, con quién mantienen estrechos vínculos de seguridad en virtud de los Acuerdos de Oslo (1993-95).

Su liderazgo —encabezado por el viejo e impopular Mahmud Abás— está cada vez más alejado de la población a pie de calle, y “esta distancia se hace aún más grande con las nuevas generaciones”, destaca Raed Debiy, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad An-Naja de Nablus. Mucha juventud no se siente representada por la Autoridad Palestina, un órgano que permanece sin grandes cambios en sus estructuras de poder y no celebra elecciones presidenciales ni parlamentarias desde 2005 y 2006.

Este caldo de cultivo hace que las armas circulen cada vez más entre jóvenes de Nablus o Jenín, que buscan organizarse más allá de una afiliación política concreta o de las milicias tradicionales. Son grupos que han tomado fuerza recientemente e intentan actuar por su cuenta, sin tutela de las facciones palestinas de toda la vida ni de los movimientos islamistas Hamás o Yihad Islámica. Algunos de sus integrantes proceden o tienen lazos con la amplia amalgama de células armadas ya existentes, como las Brigadas Mártires de Al Aqsa —brazo armado de Fatah—, Al Qassam —ala militar de Hamás— o Al Quds –perteneciente a Yihad Islámica—, pero parecen realizar acciones de forma autónoma y no estarían directamente sometidos a estos grupos, según analistas.

La irrupción de Guarida de los Leones

Un grupo creado hace poco y denominado Guarida de los Leones —al que pertenecía Nabulsi y que integran docenas de jóvenes— hizo recular a las fuerzas de seguridad de la AP de la Ciudad Vieja de Nablus, donde estas ya no entran. En lugares como el campo de refugiados de Jenín —donde en 2021 se creó otro grupo llamado Brigadas de Jenín—, las fuerzas palestinas casi no acceden desde hace años, otra prueba del "creciente vacío de poder de la AP, que está siendo llenado por nuevos actores”, opina Debiy.

Estos movimientos, aún incipientes pero en crecimiento, toman métodos de acción más radicales, “no se inspiran en los referentes históricos de la causa palestina y miran el futuro de forma distinta”, agrega el docente. “Creen que son la generación del sacrificio, luchan hasta la última bala y están dispuestos a morir”, señala Debiy. En los últimos meses, se les ha atribuido el aumento de ataques contra objetivos militares y de colonos israelíes en el norte de Cisjordania, donde Israel ha detenido a más de 2.000 palestinos en medio año.

Ante este escenario, la principal preocupación de Israel se ha centrado últimamente en Guarida de los Leones. Esta milicia no se organiza en una jerarquía estructurada clara y actúa con capacidades operativas limitadas, pero ha retado a las fuerzas israelíes en la zona de Nablus y este mes mató a un soldado israelí en un tiroteo.

Según expertos, el Estado judío recurre de nuevo a los asesinatos selectivos como modo de aplacar la resistencia en Cisjordania, una práctica que no usaba en este territorio desde la Segunda Intifada

Algunos de sus miembros lo han pagado ya con su vida en emboscadas que también suelen dejar gran cantidad de heridos. El 23 de octubre, una explosión sacudió las calles de la Ciudad Vieja de Nablus después de que una bomba lapa hiciera estallar la moto de Tamer al Kilani, miembro de alto rango del grupo que murió en el incidente. Israel no se pronunció al respecto, pero analistas vincularon el ataque a sus cuerpos de inteligencia. Según expertos, el Estado judío recurre de nuevo a los asesinatos selectivos como modo de aplacar la resistencia en Cisjordania, una práctica que no usaba en este territorio desde la Segunda Intifada.

Poco después, este 25 de octubre, fuerzas de élite israelíes irrumpieron de noche en Nablus para una operación que derivó en fuertes choques armados. Se saldó con cinco palestinos muertos y más de veinte heridos. Israel allanó un supuesto laboratorio improvisado de explosivos y liquidó a Wadi al Houth, considerado uno de los cabecillas de Guarida de los Leones. Sus funerales atrajeron a miles de asistentes y se declaró huelga. Por otro lado, no parece casualidad que estos contundentes operativos coincidan con la campaña electoral en Israel, que este 1 de noviembre irá a sus quintos comicios en menos de cuatro años.

Palestina
Ocupación israelí Ataques a ONG, bombas en Gaza y mano dura: otra campaña electoral en Israel
Se multiplican las muestras de solidaridad y apoyo con las ONG clausuradas por el ejército israelí mientras este sigue golpeando al pueblo palestino sin tener que rendir cuentas.

Cada vez más populares

A su vez, muchas de las operaciones israelíes de este 2022 han causado la muerte de civiles desarmados, como fue el caso de la periodista palestina Shireen Abu Akleh el pasado mayo. Pero la represión no mengua la popularidad de los jóvenes, sino al contrario. Como en muchos lugares de Cisjordania, la Ciudad Vieja de Nablus está repleta de carteles e imágenes en homenaje a Nabulsi y otros milicianos muertos. Adolescentes como Dirar lucen colgantes con rostros de sus mártires, y se nutren del contenido que estos grupos difunden por las redes, donde son muy activos. “Son respetados por toda la población, también entre adultos, y por ahora son considerados puros” porque se les identifica como defensores del pueblo llano, remarca Debiy.

Nablus Cisjordania - 2
Un Corán, puesto encima del lugar donde fuerzas israelíes mataron a Ibrahim Nabulsi. Tom Grossman

Según prevé, en estas circunstancias, los jóvenes dispuestos a recurrir a la lucha armada irán cada vez a más. El fenómeno, más allá de Nablus o Jenín, se extiende poco a poco a otras ciudades y campos de refugiados depauperados, donde el desasosiego de la juventud ante la dura realidad es general. En Cisjordania —sin incluir Gaza, donde la situación es aún más trágica— el desempleo ronda el 43% entre jóvenes de 20 a 29 años.

Sin perspectivas para el fin de la larga ocupación israelí, que también les somete económicamente, a muchos solo les queda la opción de trabajar como mano de obra barata en Israel o las colonias judías. Otra posibilidad es ganar un sueldo muy bajo en empleos palestinos que tienden a ser precarios o inestables, pero hay jóvenes del eslabón más débil que quizás no alcancen ni este punto. Dirar, de 15 años, ya dejó la escuela y se pasea por Nablus sin muchas expectitivas más allá de esta: seguir los pasos de Nabulsi y sus compañeros milicianos.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Palestina
Palestina “Mi victoria sobre mi carcelero”: el legado del revolucionario Walid Daqqa
Daqqa enriqueció el campo de los estudios penitenciarios (en el que ahora se le considera una referencia) con novelas, artículos, cartas y dibujos que describen las realidades cotidianas de los presos palestinos en las cárceles sionistas.
anap
anap
29/10/2022 17:40

Fotos, pósters y pancartas de mártires ha habido desde que ha habido mártires. O al menos desde los 2000 que estuve allí. Este artículo no describe una situación menos desesperante para la juventud que la de entonces. Igual han tenido tiempo de organizarse mejor en estas décadas. Me parece más probable la hipótesis de que ahora el ejército israelí se ha puesto a matar a más palestinos por semana (porque, muertes violentas y arbitrarias a manos del ejército israelí hay cada semana, y también por eso no salen en los medios) simplemente porque tienen sus elecciones.

0
0
Hodei Alcantara
Hodei Alcantara
27/10/2022 16:14

Los crímenes que comete el sionismo son tales, y la falta de accion internacional es tal, que al pueblo palestino no le queda otra que jugarse la vía en busca de una vía armada para la liberación de su patria. Nuestros gobiernos capitalistas dan asco con su apoyo al colonialismo Israelí.

1
0
1976
9/9/2023 23:27

"Los crímenes que comete el Estado español son tales, y la falta de accion internacional es tal, que al pueblo vasco no le queda otra que jugarse la vía en busca de una vía armada para la liberación de su patria. Nuestros gobiernos capitalistas dan asco con su apoyo al colonialismo español."

Lo podría haber firmado ETA.

0
0
Urbanismo
Urbanismo salvaxe A Universidade de Vigo construíu sen licenza un centro de investigación na illa de Toralla
A institución, que gastou medio millón na obra, recoñece que non ten título habilitante, pero argumenta que “non o necesita”. Nin o Concello de Vigo nin Facenda teñen rexistro algún da construción malia tela empezado en 2017.
Política
Barómetro de julio El CIS relanza al PSOE a costa de Sumar mientras mantiene estables a las derechas
Podemos sigue en ascenso consiguiendo el 4% de los votos y el partido del agitador de extrema derecha Alvise llegaría ya al 2,7%.
Vox
Vox Vox rompe con el PP y abandona los gobiernos autonómicos
Los de Abascal cumplen con la amenaza y anuncian que “los acuerdos están rotos” con el partido de Núñez Feijóo.

Últimas

Machismo
Machismo institucional Catro concellos galegos esixen certificados de non embarazo ás mulleres que aspiran a brigadistas
O sindicato CIG recorre as bases de varios concursos públicos dos municipios do Irixo, Val do Dubra, Carballo e Santa Comba por discriminar ás mulleres que queren examinarse nas probas físicas das traballadoras contra incendios.
Palestina
Palestina “Mi victoria sobre mi carcelero”: el legado del revolucionario Walid Daqqa
Daqqa enriqueció el campo de los estudios penitenciarios (en el que ahora se le considera una referencia) con novelas, artículos, cartas y dibujos que describen las realidades cotidianas de los presos palestinos en las cárceles sionistas.
Violencia machista
Feminicidios Más allá de la denuncia: detectar la violencia de género en el sistema sanitario
Mientras la ministra de Igualdad plantea una coordinación con Sanidad para subsanar los fallos del sistema Viogen, profesionales de Atención Primaria demandan más recursos para poder acompañar a las víctimas.
Corrupción
Corrupción La ‘policía patriótica’ espió a los diputados de Podemos durante el Gobierno de Rajoy
Utilizando las bases de datos del Ministerio de Interior, la llamada “policía patriótica” rastreó sin aval judicial a los representantes del partido morado.
Galicia
Galicia El Supremo abre juicio contra Baltar por conducir a 215 kilómetros por hora
El expresidente de la Diputación de Ourense e integrante de la saga familiar que presidió dicha administración durante 36 años, renunció a ser reelegido para la misma el pasado junio.
Más noticias
Opinión
Soberanía Alimentaria Por una ley de protección pública para los sistemas alimentarios locales
Necesitamos un sistema alimentario más democrático dónde la ciudadanía tengamos derecho a definir nuestro modelo y no que lo decida un oligopolio de cinco grandes cadenas de distribución.
Música
Música y censura Hortaleza se queda sin su Luis Aragofest: “Al Ayuntamiento de Madrid no le gustan los punkis”
El colectivo Hortaleza Punks vio denegado su permiso apenas unos días antes del evento, que tuvo lugar en el CSO La Animosa. Consideran que tras el Ayuntamiento hay una motivación política que denosta la contracultura.
Memoria histórica
Memoria ‘El Delfín’, uno de los barcos del arroz
VV.AA.
‘Estás más perdido que el barco del arroz’ es una expresión que pertenece al acervo popular. Su origen es incierto, pero la historia de ‘El Delfín’, un barco de avituallamiento hundido por los fascistas en Málaga, puede estar detrás de esta frase.
Euskal Herria
Euskal Herria Bilbao gentrifica a las rentas altas del Casco Viejo y Ensanche para ofrecer el centro de la ciudad al turismo
Constan 937 pisos turísticos en la ciudad, el 67% concentrados en el centro. Ofertan 3.968 plazas, según el estudio de Ekologistak Martxan que ha mapeado la información registrada en los portales turísticos.

Recomendadas

Capitalismo
Juan Ponte “Si el socialismo va de restaurar una comunidad perdida, el socialismo es una mierda”
El autor nos invita a pensar la política no como algo armónico, sino como un ejercicio abierto y en disputa. “La revolución la hacen los seres humanos como son. El que quiera armonía celestial, que se vaya al cielo”, diría Manuel Sacristán.
Argentina
Pablo Semán “La popularidad de Milei se mantiene por el espanto que causa la oposición”
Este sociólogo profundiza en las razones que llevaron a Milei al Gobierno y que hacen que su popularidad no caiga pese a los ajustes y recortes.