Ciencia
Corrupción en la investigación científica, un problema estructural

La obtención y gestión de los recursos públicos para la investigación no es todo lo transparente que debería. ¿El mal uso de eso fondos lo podríamos considerar corrupción?

hazard

Un blog sobre ciencia y poder.

15 jul 2019 06:00

La ciencia y la tecnología no son los temas que más interesen a la ciudadanía. Tan sólo un 16.3%, según la FECYT, por debajo de los viajes, y por supuesto los deportes. Sin embargo, más de un 60% de la población considera la ciencia como beneficiosa y sólo un 6% la considera más perjudicial que beneficiosa. Por tanto, se puede asumir que la población española considera que la investigación y el desarrollo, la I+D+i, está infravalorada y sobre todo infrafinanciada. No es para menos, en España se invierte alrededor del 1.2% del PIB, mucho menos del 2% de la media europea.

Ese 60% de la población considera que invertir más en investigación llevará a una sociedad más “avanzada” con una economía diversificada, competitiva y con empleos de calidad. Y eso es lo que vemos en los países europeos con un estado del bienestar más desarrollado. Sin embargo, en mi opinión, esta tesis que presupone una relación simple entre más inversión en I+D y una mejor sociedad es, cuanto menos, “cuestionable". Más bien parece una ensoñación socialdemócrata, que considera que aumentando la “productividad” (con la I+D+i) se conseguirán mejores condiciones sociales a la vez que se sostiene el libre mercado. Esa productividad derivada de las mejoras tecnológicas no significa otra cosa que aumentar la explotación a través de la extracción de plusvalía relativa, es decir, echar las mismas horas produciendo más.

De todas maneras, mucho o poco, España invirtió en el 2018 más de 6000 millones de euros en investigación civil y, como cualquier dinero público que va a manos de servidores públicos, este debe ser auditado y transparente en su uso, y cualquier malversación de esos fondos debería ser considerado corrupción, cosa que no suele ocurrir en investigación.

¿Cómo se consiguen fondos para la investigación?

A los investigadores ya establecidos se les evalúa no sólo el proyecto (su calidad, innovación, realismo, etc.) sino su credibilidad, en base al "peso" (factor de impacto, “calidad” y número) de esas publicaciones.

Formalmente, para recibir financiación, los laboratorios y los investigadores tienen que enviar proyectos que serán revisados por otros investigadores, por “pares”, o por comisiones de expertos de manera teóricamente imparcial y objetiva. La realidad es que, al no ser totalmente anónimos, tanto favoritismos como rencillas afectan cotidianamente a la concesión de esa financiación. Es común saber con antelación si te han concedido o no un proyecto; que se hagan llamadas para que se cambien a última hora los criterios de tal convocatoria pública; que el que evaluó aquel proyecto que te dio una plaza te diga al poco, “oye, muy bueno tu proyecto, no lo olvides”; o lo más típico, proyectos o convocatorias de plaza en universidades ad hoc, las llamadas plazas con bicho (convocatorias a la carta), como denuncia el colectivo de Transparencia universitaria, por ejemplo.

También es muy habitual que el capital privado financie a laboratorios públicos. Un ejemplo reciente es el del escándalo del médico José Baselga, que recibió millones de dólares de farmacéuticas y no declaró el conflicto de intereses. José Baselga pudo olvidar ese “pequeño” detalle porque es visto como algo burocrático. Pero no es de extrañar que apenas cuatro meses después de ser obligado por ese motivo a abandonar el Sloan Kettering termine dirigiendo la sección de oncología de la farmacéutica AstraZeneca, en una clara puerta giratoria científica. Por otro lado, es muy sorprendente que el escándalo se haya centrado en esa no declaración, cuando el problema viene de la financiación per se que sesga tanto los resultados de la investigación como la objetividad a la hora de prescribir un medicamento u otro. La financiación de la investigación está llena de “pequeños” detalles.

Entonces tenemos por un lado dopaje a través de financiación privada, que nunca será exclusiva en la investigación académica y, por otro, directa manipulación de los resultados, que permitirá a esos investigadores publicar antes y “mejor”, con el propósito de conseguir plaza y nuevos proyectos de investigación como veremos en los siguientes ejemplos.

Ejemplos de fraude en el sistema científico español

Esta manipulación, de una gran escala de grises, afecta a la calidad y reproducibilidad de los resultados, imprescindible para que las conclusiones sean sólidas. Por suerte, existen plataformas como Pubpeer que ayudan a desenmascarar los casos de falsificación de resultados más burdos que son probablemente solo la punta del iceberg. Si consultan Retractionwatch, Pubpeer o la página del periodista Leonid Schneider verán que son muchísimos los casos de fraude científico, de lo que no se libran incluso premios Nobel.

Por ejemplo, el Nobel Jack W. Szostak dijo haber descubierto una proteína que podría explicar un misterio del origen de la vida. Sin embargo, esto no pudo ser replicado, debido a que se habían "malinterpretado los resultados". ¿Cómo puede pasar esto? ¿No se supone que los controles en la revisión por pares debería impedir que eso pase? ¿Lo hicieron los investigadores a propósito?

La Dra. Sonia Melo hizo, como yo, la tesis en el Institut d’investigació biomédica de Bellvitge (IDIBELL), de carácter público, bajo la supervisión de Manel Esteller. En 2009, publicó un artículo de investigación en la prestigiosa Nature Genetics. En 2016 Nature retiró el artículo porque tenía unas figuras duplicadas. Aunque es un hecho bastante grave, según las investigaciones internas llevadas a cabo por la revista y el IDIBELL, “las conclusiones del trabajo son todavía válidas”. Siete años se tardó en detectar un error tan burdo. Varios artículos de Melo con Esteller, y de Esteller sin Melo, son sospechosos de manipulación y cuatro han sido retractados. Todos en revistas de gran prestigio.

"El centro de investigación le dijo al periodista Leonid Schneider que no iba a investigar el resto de artículos publicados por Melo y Esteller porque ella ya no trabajaba allí. Sin embargo, es el autor principal, Esteller, el que se estaba beneficiando por esas publicaciones. Esa publicación, y otras que estaban en cuestión, le permitieron a Melo ganarse un buen dinero y prestigio. Melo continuó su carrera investigadora en la Universidad de Texas donde publicó al menos otros cinco artículos con claros signos de “fallos” (manipulación y duplicación) en las imágenes."

Una de las publicaciones, en Nature, llevó a que su jefe de Texas, la universidad, y Melo recibieran, gracias a los supuestos descubrimientos de esa publicación, una inversión de 80 millones de dólares de una empresa. Los mismos coautores de la publicación reconocieron que habían manipulado algunos datos para que encajaran con los resultados esperados.

La EMBO, una organización para la investigación europea que aboga por la excelencia científica, inexplicablemente le concedió a Melo un proyecto de 50 mil € al año por 5 años. Todo por sus excelentes publicaciones científicas. Pero poco después EMBO atiende las acusaciones de manipulación de los datos y fraude, y le retira la financiación.

A pesar de todo esto, un instituto público (I3S) portugués le da una plaza en Oporto. Dos años más tarde, una multinacional farmacéutica, AstraZeneca, y la Sociedad portuguesa de oncología, le conceden un importante premio. Lo que, en palabras del periodista Leonid Schneider, “significa, que no solo la academia portuguesa, sino la gran industria farmacéutica internacional, confían en sus habilidades con el Photoshop”. En mi opinión, la ausencia de control que permite que los que hacen trampas publiquen mejor sin apenas consecuencias alimenta la bola de nieve.
Dicen las malas lenguas que en el laboratorio de Esteller se oye: “Enséñame los resultados de los que hablamos. ¿Qué versión, la original o la buena para el jefe?”

Otro caso de corrupción muy sonado fue el de Susana González, muy parecido al de Sonia Melo. La gran diferencia es que González sigue trabajando como funcionaria, ascendida a “Vicepresidencia de Investigación Científica y Técnica, dependiente del presidente del CSIC” como se relata en esta noticia de El País.

Otro escándalo más reciente ha generado mucho debate: el del investigador López-Otín.
En marzo del 2017 publiqué un artículo donde casualmente utilizaba como ejemplo de pensamiento mágico en la ciencia la reflexión de uno de los investigadores más prominentes de España, Carlos López Otín:

“La vida será muy distinta dentro de 100 o 200 años. Jugando con la imaginación, podemos decir que el ser humano tendrá los ojos mucho más grandes como corresponderá a una cultura visual; contará con menos memoria y dispondrá de unos dedos más estilizados para adaptarse a los teclados, a la digitalización del lenguaje”.

Este pensamiento es propio de charlatanes, creacionistas y curanderos, no de científicos. Pero es muy común. Demasiado. Y es que López-Otín parece que tiene mucha imaginación. Algo que ha llevado a que se le retiren 8 publicaciones en las que figuraba como autor principal. El motivo, según la revista JBC (en la cual fueron publicados), es que se habían encontrado algunas imágenes manipuladas o duplicadas de manera inapropiada. Todo un eufemismo para decir que durante más de una década su grupo de investigación había estado utilizando en 23 publicaciones distintas la misma imagen de un experimento.

Los investigadores dicen que los artículos retirados han sido fruto de una persecución y un error. Otros, que él no estaba al tanto y no puede controlar la veracidad de todo lo que se publica, que es algo normal en laboratorios tan grandes.

En realidad, resulta bastante común que en los laboratorios el jefe llegue con los resultados dibujados a partir de una hipótesis que se ha montado a partir de un experimento, que cuadra muy bien con una teoría más general, que has vendido estupendamente a la agencia financiadora de turno. Por ello, pides una y otra vez a tu investigador predoctoral o estudiante de máster (estos además pagan por trabajar) que repita el experimento “todas las veces que sea necesario” porque “¿no será que te has equivocado?”. Estos trabajadores saben que su carrera depende de esa “banda”, una mancha un poco más oscura en una radiografía. De ese resultado que se pide. Y hay mil formas de darle el gusto al jefe.

El culebrón López-Otín sigue de manera esperpéntica e inverosímil. Al mismo tiempo que esos artículos eran retirados por falta de credibilidad, el instituto de López-Otín en Oviedo sacrifica toda su colonia de ratones, 6000 en total, (algunos, modelos utilizados en todas esas publicaciones) por una infección, con un coste de cientos de miles de euros de dinero público, sin contar el despropósito ético que supone.

Con todo esto, la academia, en vez de denunciar y pedir explicaciones por esta competencia desleal, cerró filas en torno al investigador. El argumentario de sus “pares” fue: “Los errores no invalidan la ciencia”, “es un investigador de prestigio e íntegro” o “han ido claramente a por él”. Y cuando Otín volvió de su retiro en París lo recibieron como a un héroe. A Leonid Schneider, el periodista alemán, al que en la Universidad de Oviedo llaman “el ruso” y que destapó el escándalo, le intentaron sonsacar el nombre del informante y es que la represión hacia aquellas personas que osan desafiar al poder establecido es una constante en la ciencia española. Es importante citar este artículo del blog Investigadores en paro donde analizan más en profundidad el asunto.

Si piensan que esto es una de esas manzanas podridas, unos datos: Entre 1973 y 2012 se ha multiplicado por 10 el número de artículos retirados (del inglés “retracted” ), solo el 21% se debía a errores, el resto a fraude. El 2% de los investigadores admite haber falseado resultados y el 34% otras prácticas cuestionables. Y se calcula que el 70% de los investigadores no puedan reproducir resultados de otros o incluso propios.

Reflexión

Estos son ejemplos, no manzanas podridas, de un sistema tecnocientífico que está saturado. El cuello de botella es muy estrecho, son pocos los doctores que pueden terminar trabajando como investigadores. Además, la saturación y la mercantilización de la investigación en forma de publicación y patente llevan a una competencia feroz por ser el primero. Unos pelearán por un proyecto y otros por un contrato; y ambos lo necesitan para seguir empujando la rueda.
No se puede pretender que el trabajador de la ciencia resista toda esa presión únicamente con la ética. Esto no quiere decir que a los investigadores no les queda otra que ser corruptos. Pero el fraude es mayor de lo que se piensa y es de una amplia gama de grises. Se produce a través de una multitud de técnicas que van desde el maquillaje estadístico o la repetición de experimentos que consigue la obtención del resultado esperado, hasta el más puro y vil engaño.

Manipular un resultado para publicar mejor se llama fraude, pero cuando lo enfocamos desde fuera, desde la sociedad, se le debe llamar corrupción.

El modo de producción del conocimiento en la actualidad, mercantilista, reduce la calidad epistemológica al someter a sus trabajadores a una gran presión por producir y eso incentiva el fraude. El filósofo Javier Echeverría dice: “las teorías científicas devienen capital y el conocimiento y las innovaciones basadas en ciencia se convierten en mercancía.”

Así es: esa mercancía se materializa en el sistema público en forma de patente y/o artículo, que capitalizará el grupo de investigación que lo publica. Cuanto “mejor publicado” esté el artículo, más índice de impacto, más valor tendrá el artículo, más financiación recibirá el grupo, que podrá reinvertirlo en más medios de producción para seguir siendo el primero en publicar “mejor”. Además, se penaliza la publicación (socialización) de los resultados que no lleven a mejoras tecnológicas, quedándose en los cajones piezas imprescindibles para formar el puzle de la naturaleza.

La ciencia necesita controles de evaluación, pero los incentivos deben fundamentarse en el servicio público, el descubrimiento o el prestigio académico basado en la honestidad. Los incentivos deberían estar libres de mercantilización o presión económica. Y es que al presionar a los investigadores a que salgan únicamente los resultados que les van a dar más fama y financiación, estos trabajadores de la ciencia son obligados a dejar la vocación en pos del mercado minando la credibilidad del sistema científico en la sociedad.

Arquivado en: Corrupción Ciencia
Sobre o blog
Un blog colectivo sobre ciencia y poder.
Ver todas as entradas
Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

PNV
Opinión Más allá de la corrupción
Lo que parece perturbar al PNV es la posibilidad de que se establezca un sistema que priorice los derechos y el bienestar de la ciudadanía sobre sus intereses partidistas y clientelares
Galicia
Redes clientelares Todas las veces que la Xunta de Feijóo contrató a sus familiares y a los de otros altos cargos
Mientras Sánchez reflexiona sobre su dimisión tras el ‘lawfare’ contra su mujer, el líder del PP ha prometido que no consentiría a su pareja contratar con un Gobierno del que él formase parte, pero sí lo permitió con su hermana, su prima y su cuñado.
Análisis
Análisis Del ‘PfizerGate’ al ‘PieperGate’: Von der Leyen, el enchufismo y el poder del dinero
A sesenta días de las elecciones europeas, la candidata del PPE para ser reelegida Presidenta de la Comisión Europea enfrenta dos nuevos escándalos por presunta corrupción.
#43161
14/11/2019 14:09

Leyendo los comentarios casi me retiro al hecho de comentar, valga la redundancia. Esto parece un plató de Salsa Rosa Científica... el caso es que el artículo empezaba bastante bien, creo que ya es hora de que se agite el tema de como algunas "supuestas" estrellas del sistema científico patrio, meten la mano en los resultados. El problema, y es mi humilde opinión, es que el autor deja ir una cierta inquina casi al final contra Melo y Esteller principalmente. El hecho de que el autor haya trabajado en el IDIBELL o que recurra al "dicen las malas lenguas que en laboratorio de Esteller se oye:", ya da pábulo a la conversación de bar que se genera aquí.

Una pena, porque me hubiera gustado, o espero que el autor ahonde en el tema posteriormente, que se hubiera hablado de la presión del predoc cuando a su Boss Star se le mete entre ceja y ceja de que su hipótesis previa ha de salir si o si.

Un saludo

2
0
#40694
9/10/2019 5:25

El autor de este articulo es en general, o un ignorante, o un envidioso, porque al menos el caso de Otin lo conozco de cerca y esta comentado aquí con una "imparcialidad" que seria graciosa si no fuera tan ofensiva, Me crea 0 confianza en otros artículos de este medio ver que cualquiera puede hacer su opinión como noticia.

0
0
Isa07
20/7/2019 13:33

Afortunadamente, más tarde o más temprano, el método científico se lleva por delante a los tramposos. Otro asunto son los aspectos institucionales, que más bien dependen de la moral de la sociedad y que en un país como España están muy degradados .....

1
2
#37388
18/7/2019 22:15

Me parece muy bien cuestionar si una foto en una revista ha sido retocada. Pero donde sobre todo debería cuestionarse la ética de los investigadores es cuando se apropian del trabajo y las ideas de su equipo, coartando y reduciendo carreras brillantes por la codicia, la falta de ética y de integridad.

2
0
#37226
17/7/2019 12:59

Creo que no habéis visto muy bien mi comentario. Del autor conozco sus "andanzas" por el IDIBELL, y creo que no es quién para criticar vista su actividad científica

5
14
#37194
16/7/2019 11:12

Hombre, y lo dice alguien que tiene en su lista de publicaciones de PubMed, un erratum y un corrigendum, vaya vaya...
Una cosa es denunciar y otra moverse desde la envidia y el resentimiento. Tus únicas dos publicaciones de primero son en revistas de medio pelo, el resto, como decimos en la jerga "de palo". Será que no te pusiste a trabajar cuando tocaba y en vez de eso te dedicaste a hacer de pseudo-sindicalista con condiciones nefastas para un grupo de compañeros del IDIBELL que se fueron a la calle gracias a tus denuncias?

7
23
#37195
16/7/2019 12:39

Claro que lo puede decir alguien que incluso y además de lo que expones, tenga parásitos intestinales, pero ¿lo que dice se corresponde con la realidad? ¿los datos son ciertos? porque él será lo que sea, pero anda que los que falsean y photoshopean... no se le quedan a la zaga.

6
6
KropotkinEchaUnaMano
16/7/2019 15:14

Sin saber de qué narices habla este comentarista, alguien que comentara desde fuera podría pensar que:

I. Ha pasado completamente de la lectura y de los hechos que en el texto se exponen para pasar al ataque personal. Una actitud típica de científicos (¡ah no, espera!).

II. Si a un trabajador lo despiden por las denuncias de otro, no hay que culpar al dedo que señala, si no al que despide. Por el comentario veo que tienes alergia a los sindicatos. No te preocupes. Cualquier día puedes ser tu el siguiente y ahí estarán los trabajadores organizados para echarte una mano.

III. Publicar en revista de éxito es equivalente a autoridad. Precisamente, querido comentarista, de eso va el texto. Y otro que se ha publicado en este medio el mismo día. El tema está candente.

https://www.elsaltodiario.com/universidad/papers-y-mas-papers-las-sombras-en-la-industria-de-las-publicaciones-cientificas

6
1
#37229
17/7/2019 13:10

Publicar en una revista de éxito es autoridad ciertamente, lo qu no quiere decir que el sistema esté podrido. Pero basta de llorar publicando en revistas debajo de IF 6 y quejarse de que todo el que publica en más de 15 está en el ajo o hace trampas, una actitud bastante mediocre e ibérica como pocas

2
7
#37227
17/7/2019 12:59

Si, los trabajadores organizados van hacer muchísimo, sobretodo los liberados

1
7
#37340
18/7/2019 11:24

Tú sigue tragando muchísimo, parece que se te da bien.

2
1
Doctor rerum naturalium
16/7/2019 15:16

menuda inquina destila tu comentario #37194, me da que no es que seas especialmente buena gente (intuición, no hecho experimental comprobado, pero mi intuición te la calculo en probabilidades en base a tus afirmaciones y me aproximo a la realidad de manera científica). Por otro lado comparte tu nombre verdadero, a ver qué tal andas tú de artículos y prestigio académico, puesto que en España los más bocas casi siempre son los que más tienen que callar y los que menos aportan a cualquier atisbo de avance y superación... qué no?

12
4
#37228
17/7/2019 13:08

Compartirás tú el tuyo?

1
1
Doctor rerum naturalium est retrorsum
17/7/2019 16:05

por supuesto, eso sí después de ti si eres el del comentario #37194, ya que al fin y al cabo "lanzaste tú la primera piedra" mejor dicho "abriste primero la boca", no te parece lógico y justo? Usar el nombre del articulista para ponerle a caldo muy gratuitamente (con independencia de lo buen/mal científico que sea) y tú "esconder la mano" qué loable y honroso, cierto? Cuantas actitudes como la tuya habré observado en España (en ciencia y en cualquier ámbito social), pues trillones de ellas... Para ir abriendo "bocas" que sepas que yo curro (sí un currela de la ciencia, qué pasa?) en un Max-Planck, te parece bien o qué?

2
1
#37288
17/7/2019 16:09

Yo soy un cuñado y trabajo en un bar, de hecho aquí estoy con el carajillo y el palillo entre los dientes mientras que me regodeo en el cieno de artículos de tercera

0
0
Sobre o blog
Un blog colectivo sobre ciencia y poder.
Ver todas as entradas
Laboral
Laboral El Consejo de Ministros aprueba la prevalencia de los convenios colectivos autonómicos y provinciales
La medida entrará en vigor el miércoles 22 de mayo cuando el BOE publique el decreto. Las patronales españolas, Comisiones Obreras y UGT apostaban por la estatalización de los convenios colectivos.
Genocidio
Genocidio Karim Khan: el tipo duro que ha puesto contra las cuerdas a Netanyahu y de los nervios a Biden
La decisión de la Fiscalía del Tribunal Penal Internacional de solicitar órdenes de detención contra los jerarcas israelíes responsables de la masacre de Gaza genera división entre los países europeos e indigna al gobierno de Estados Unidos.
Biodiversidad
Biodiversidad Natura 2000: una red de protección medioambiental amenazada por la agricultura
La pieza central de las políticas de protección medioambiental ha sido incapaz de frenar el avance de la agricultura intensiva en zonas sensibles. Visitamos tres ecosistemas protegidos en España, Portugal y Alemania para comprobar su impacto
Alemania
Extrema derecha “Es imposible confiar en el Estado alemán y su policía en la lucha contra los neonazis”
En Alemania, el movimiento antifascista se enfrenta a una oleada de represión, mientras que las elecciones de septiembre auguran la victoria del partido de extremaderecha Alternativa para Alemania en diferentes estados.
Contigo empezó todo
El Salto libros El Salto lanza su propia línea editorial con un libro sobre la otra historia de España
El Salto Libros se estrena con el volumen ‘Contigo empezó todo’, del periodista Eduardo Pérez, otra visión de la historia de España a través de 30 episodios olvidados. Suscríbete y te lo enviamos gratis.
Congreso de los Diputados
Congreso de los diputados Solo el voto en contra del PP evitaría que pasara su primer trámite la ley del PSOE contra el proxenetismo
Al primer partido del gobierno le bastaría una mayoría simple para comenzar el trámite de la propuesta del ley que presentó en solitario al Congreso de diputados. Aún y con ello grupo popular no les regalará el sí directamente en este primer pulso. Sumar hecho público su 'no' ya que considera que la propuesta del PSOE no aborda ninguna solución.
Análisis
Neoliberalismo Aquelarre fascista en Madrid: el auge de la aporofobia
El desaguisado argentino, VOX, Meloni, Le Pen, Trump, Bolsonaro, … son la consecuencia final lógica de un sistema de gobernanza que ya ha fracasado, el neoliberalismo.

Últimas

Industria
Transición ecosocial El sindicato ELA se prepara para demandar a la multinacional Stellantis por el cierre de la fábrica Mecaner
Considera que Stellantis ha podido vulnerar derechos básicos como la tutela judicial efectiva y la libertad sindical al empujar a los trabajadores a elegir una indemnización que triplica el mínimo y que implica renunciar a una demanda colectiva.
Crisis climática
Overshoot Day España entra en déficit ecológico
Este 20 de mayo se cumple el Día de la Sobrecapacidad de la Tierra en España, lo que significa que el país ya ha consumido el límite de recursos naturales por año que permitiría al planeta regenerarse.
Más noticias
En saco roto (textos de ficción)
En saco roto Tamujas
Lo que ocurrió fue que nos limitamos a escribir sobre una página en blanco la fecha del día, el nombre de la asignatura y las palabras que el profesor había escrito en el encerado. Eso fue todo.
Laboral
Convenio colectivo UGT, LAB y CC OO aceptan formalizar el contrato fijo discontinuo parcial en los polideportivos de Bizkaia
El preacuerdo atiende la reivindicación de la semana de 35 horas, por lo que, junto con los incrementos salariales, el valor de la hora de trabajo aumenta en un 20,8%. ELA ha rechazado el preacuerdo y mantiene la huelga en al menos 18 centros.
Irán
Irán La muerte del presidente de Irán sacude un escenario internacional convulso
Teherán comunica la muerte de su jefe de Gobierno, Ebrahim Raisi, y su ministro de exteriores, Hossein Amirabdollahian, después de que su helicóptero se estrellara en la tarde del domingo.
Movimiento BDS
Palestina La Universidad Autónoma de Barcelona y la ciencia europea al servicio de Israel
Una investigación destapa los lazos entre la universidad catalana y el entramado universitario israelí, así como sus vínculos con tecnologías armamentísticas.
Medio ambiente
Contra la planta de biogás La Coronada vuelve a movilizarse contra la planta de biogás
La Coronada (Badajoz) alberga ya un macrovertedero y sería la principal perjudicada por la planta de biogás proyectada en la vecina localidad de Villanueva de la Serena.

Recomendadas

Literatura
Día das Letras Galegas As poetas queer ante Luísa Villalta: “A poesía é unha ferramenta para poder cambiar o espazo que habitamos”
Afra Torrado, Cinthia Romero e Lara Boubeta, tres poetas disidentes galegas, xúntanse para reflexionar sobre o seu vínculo coa poesía, a importancia de referentes na literatura e a implicación que ten o Día das Letras Galegas.
Feminismos
Feminismos Ana Requena y June Fernández: periodistas, feministas… e intensas
Estas dos comunicadoras comparten amistad, oficio y edad: cumplirán este año los temidos cuarenta. Por fortuna, en las presentaciones del último libro de Ana Requena, ‘Intensas’, las señoras suelen contar que una se libera con los años.
Migración
Migraciones Patera vacía: navegando en la necropolítica migratoria
Seguimos a un grupo de gente que se resiste a aceptar el designio de la suerte y del azar que hace que haya víctimas o supervivientes de manera injustamente aleatoria.
Periodismo
Jesús Cintora “Nunca había estado tanto tiempo fuera de la televisión o la radio... no sé por qué será”
El expresentador de Las mañanas de Cuatro publica ‘El precio de la verdad’ (Editorial B, 2024), un ensayo sobre el estado actual del periodismo español.