Ecofeminismo
8M ecofeminista y pacifista

Con motivo del 8M, el área de Ecofeminismos de Ecologistas lanza un manifiesto ecofeminista y pacifista, contra el genocidio de Gaza, las guerras y el militarismo
Mujer palestina con su bebé asesinado
Trabajo de Escif sobre foto de Mahmoud Bassam, en Unmute Gaza Mahmoud Bassam Escif
Área de Ecofeminismo
8 mar 2024 08:09

ALZAMOS NUESTRAS VOCES POR UN FUTURO VERDE Y SIN VIOLENCIA 

La Tierra hoy es un lugar hostil y peligroso para muchas personas, en especial para niñas, niños, mujeres y toda persona en situación de vulnerabilidad. Más de 30 conflictos armados y guerras por el control de los recursos y el territorio están en curso; colosales daños a los ecosistemas, a la biodiversidad y a los procesos bioproductivos de la Tierra retroalimentan la confluencia de la crisis climática, ecológica, económica y energética, haciendo más difícil la vida de millones de personas y seres vivos cada día.

POR ESO ALZAMOS NUESTRAS VOCES CON ESTE MANIFIESTO ECOFEMINISTA Y PACIFISTA

En este contexto violento y beligerante, de creciente desigualdad y destrucción ecológica extremas, cobra importancia recordar los orígenes del pensamiento ecofeminista cuando Petra Kelly, activista pacifista y ecologista alemana, luchaba por la esperanza hacia un futuro verde y sin violencia. Desde entonces, las ecofeministas nos hemos declarado no solo antimilitaristas sino pacifistas y, como tal, denunciamos el capitalismo, el racismo y el patriarcado porque son sistemas depredadores que están acabando con los bienes naturales, la biodiversidad y las formas de vida en todo el planeta. Tanto en el Sur Global como en el Norte Global, las culturas locales están librando una lucha desigual por defender sus entornos y sus medios de vida autóctonos, libres de los intereses destructivos de las grandes empresas energéticas, agroalimentarias y turísticas cuya voracidad es incompatible con los valores de la vida buena, la equidad, la suficiencia y frugalidad que propugnamos las personas ecofeministas en un planeta finito, empobrecido y herido.

Históricamente las guerras las declaran los varones, pero las padecen la naturaleza y las sufren especialmente las mujeres, sus hijos e hijas y todas las personas con vidas más precarizadas y cruzadas por otros sistemas de opresión (racismo, lgtbfobia, capacitismo o clasismo). En las condiciones más adversas de muerte, destrucción, pobreza y violación de todos sus derechos, las niñas y las mujeres (y más las mujeres migrantes, rurales, racializadas, entre otras) son además víctimas agravadas de diferentes formas de violencia sexista, como violación sexual, esclavitud sexual, torturas, embarazos o abortos forzados, entre otras.

Sabemos que el sistema neoliberal global productivista, empujado por los valores heteropatriarcales, los racistas y los antropocéntricos de separación, devaluación y dominio de la naturaleza en todas sus formas, provoca conflictos y guerras extractivistas que sacrifican territorios, biodiversidad y poblaciones humanas con sus formas de vida en aras de la codicia de un sistema ecocida y etnocida. Todo ello nos aboca a la autodestrucción y al colapso colectivo, lo que afecta de lleno a las mujeres —con toda sus diversidades—  por ser, debido al sistema patriarcal, las principales encargadas del sostenimiento de la vida humana y del mantenimiento de la naturaleza y el resto de seres vivos.

Desgraciadamente, las luchas armadas y las guerras se están normalizando como formas de actuación de Estados, corporaciones y empresas con el fin de ocupar y controlar territorios y recursos. Es el colonialismo del futuro. En este contexto cada año son asesinadas cientos de defensoras del territorio en todo el planeta, siendo víctimas de prácticas de creciente expropiación individual y colectiva, militarismo y securitización de territorios y fronteras. Los gobiernos y las grandes empresas son cómplices, por acción o por inacción y, por tanto, son corresponsables.

Por ello, EXIGIMOS que respondan ante la ciudadanía y también ante los tribunales.

En los territorios ocupados de Palestina la población vive desde hace 75 años bajo la ocupación del Estado de Israel, sometida a violencia sistemática, desplazamiento forzoso y pobreza. Desde octubre de 2023, asistimos horrorizadas a unos ataques que ponen en evidencia la intención de Israel de provocar el genocidio del pueblo palestino en la Franja de Gaza, su aniquilación. Hay hambruna, más de 30.000 personas han sido asesinadas, decenas de miles desaparecidas o heridas y el 90 % de las familias han sido desplazadas numerosas veces. No hay suministro de energía ni agua. No hay alimentos. No hay medicinas. Toda la ayuda ha sido bloqueada.

Estamos también con la población Saharaui, refugiada en su propia tierra y expulsada  de los territorios ocupados por Marruecos desde 1976.

Desde el área Ecofeminista de Ecologistas en Acción, hoy, DÍA INTERNACIONAL DE LAS MUJERES:

APELAMOS al deber moral y legal de los gobiernos y de las instituciones multilaterales de garantizar la vida, los derechos y el bienestar de la ciudadanía global.

EXIGIMOS EL INMEDIATO ALTO EL FUEGO EN GAZA Y EL FIN DE LA OCUPACIÓN DE PALESTINA.

NOS OPONEMOS A LAS GUERRAS Y AL MILITARISMO.  

PROPUGNAMOS una redistribución justa y suficiente de los bienes y recursos planetarios junto a la preservación y cuidados necesarios para cubrir las necesidades básicas de todos los seres humanos, dentro de los límites que nos impone el planeta Tierra y las exigencias de la sostenibilidad de todas las formas de vida y sus redes simbióticas.

Porque no bastan las declaraciones retóricas de emergencia climática, sino que es necesario dejar de subvencionar las actividades hipercontaminantes o directamente destructivas que atentan contra la vida y el bienestar de las mayorías sociales, y que incluso son innecesarias, como es el caso de la industria bélica.

EXIGIMOS mayor urgencia y ambición en las políticas de mitigación del sobrecalentamiento climático, y de contención y adaptación a sus múltiples efectos ecosociales devastadores que comportan unas condiciones de vida y un porvenir mucho más difícil y trágico.

DENUNCIAMOS la violencia económica y laboral —agravada en el caso de las mujeres racializadas, empobrecidas, migrantes, personas LGTBQ+ y aquellas en situación de mayor vulnerabilidad—y EXIGIMOS una igualdad efectiva de derechos laborales que ponga fin a la brecha salarial de género y promueva un acceso en igualdad de oportunidades a todo puesto de representatividad y toma de decisiones en el ámbito laboral. Sin ello, el sistema perpetuará una discriminación económica que se traduce en una feminización de la pobreza condenando a miles de mujeres a vivir en situación de extrema precariedad.

REIVINDICAMOS la necesidad de trabajar menos para vivir mejor, de recuperar tiempos para la vida y su disfrute. Ha llegado el momento de compartir la responsabilidad de la reproducción social de la especie, y, por tanto, de repartir los trabajos de cuidado, dado que el derecho y la obligación de cuidar compete a todas las personas.

QUEREMOS GENERAR culturas que defiendan valores entretejidos con la cotidianidad de la vida teniendo en cuenta las necesidades de otros seres y espacios.

QUEREMOS REVITALIZAR los valores comunitarios, sociales y ambientales.

APOSTAMOS POR UNA TRANSICIÓN ECOSOCIAL JUSTA orientada por una Economía de los Cuidados donde el sistema socioeconómico prioricen los trabajos esenciales y necesarios para el sostenimiento de todas las vidas y la reproducción social de los seres humanos, de los ecosistemas y la biodiversidad.  Ante ello nos sentimos apeladas a llevar a cabo una acción planificada y ordenada respecto a la asignación presupuestaria y la reordenación de tiempos y jornadas laborales, repartiéndolos entre los sexos, las generaciones, los agentes sociales (empresas, comunidad, familias),  dentro de los ámbitos público, privado y comunitario.

LUCHAMOS por el reconocimiento pleno de derechos de las mujeres migrantes en situación irregular en España, sobre cuyo trabajo invisible, desvalorizado y precarizado se sustentan las cadenas internacionales de cuidados. Sobre ellas recaen gran parte de las tareas de cuidado en nuestra sociedad, llevados a cabo frecuentemente en condiciones ilegales, los que mantienen en funcionamiento del sistema económico-productivo capitalista. La regularización de sus situaciones administrativas, así como el reconocimiento del derecho de asilo de mujeres que huyen de las guerras, de las consecuencias del cambio climático y de los abusos del patriarcado en sus países de origen, junto con el amparo a las menores migrantes no acompañadas, son asignaturas pendientes que tiene la democracia y el estado de derecho español.

DENUNCIAMOS la violencia política e institucional que están llevando a cabo varios gobiernos locales y regionales reaccionarios constituidos a partir del 28 de mayo de 2023, al eliminar o rebajar de nivel administrativo de los organismos de defensa y promoción de las mujeres. Al mismo tiempo, están infra financiando las políticas que favorecen la igualdad, y privatizando los servicios sociales públicos dirigidos a la atención a mujeres, menores de edad, personas ancianas y dependientes.

ALERTAMOS de que la extrema derecha que gobierna en numerosas instituciones y países banaliza las formas de discriminación estructural que padecen las mujeres en todo el mundo, al tiempo que niega las violencias machistas y la violencia del cambio climático sobre los ecosistemas y la Tierra.  Sus intentos de retrotraernos a modelos de desigualdad incompatibles con los derechos de las mujeres  perpetúan y generar nuevas formas de violencia sexual, cosificación y explotación de las mujeres ante otras formas de ejercicio del poder.

Por todo ello,  HOY 8M DE 2024, DÍA INTERNACIONAL DE LAS MUJERES, SEGUIMOS TEJIENDO REDES grandes, fuertes y llenas de sororidad con mujeres, disidencias y ecofeministas a lo largo y ancho del planeta. Disidencias de todas las edades y condiciones seguimos manifestándonos en favor de un mundo feminista, con justicia ecosocial y climática y sin guerras.

Porque el futuro será ECOFEMINISTA Y PACIFISTA, O NO SERÁ.

Sobre o blog
Saltamontes es un espacio ecofeminista para la difusión y el diálogo en torno al buen vivir. Que vivamos bien todas y todos y en cualquier lugar del mundo, se entiende. También es un espacio para reflexionar acerca de la naturaleza, sus límites y el modo en que nos relacionamos con nuestro entorno. Aquí encontrarás textos sobre economía, extractivismo, consumo, ciencia y hasta cine. Artículos sobre lugares desde donde se fortalece cada día el capitalismo, que son muchos, y sobre lugares desde donde se construyen alternativas, que cada vez son más. Queremos dialogar desde el ecofeminismo, porque pensamos que es necesario anteponer el cuidado de lo vivo a la lógica ecocida que nos coloniza cada día.
Ver todas as entradas
Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Ecofeminismo
Análisis La perspectiva ecofeminista en un nuevo horizonte ecosocial
El enfoque ecofeminista es fundamental en el planteamiento de un paradigma para un nuevo horizonte ecosocial por su capacidad de fomentar soluciones sinérgicas.
Ecofeminismo
Ecofeminismo Lecturas veraniegas
Como lectoras ávidas que somos todas las que andamos detrás de Saltamontes, nos hemos juntado estos días para hacer nuestro listado de lecturas para este verano. Nuestras amigas María y Elvira nos han ayudado a completarlo.
Ecofeminismo
Novela gráfica Ecotopías
“Importa qué historias contamos para crear historias, importa qué historias crean mundos y qué mundos crean historias.”
Sobre o blog
Saltamontes es un espacio ecofeminista para la difusión y el diálogo en torno al buen vivir. Que vivamos bien todas y todos y en cualquier lugar del mundo, se entiende. También es un espacio para reflexionar acerca de la naturaleza, sus límites y el modo en que nos relacionamos con nuestro entorno. Aquí encontrarás textos sobre economía, extractivismo, consumo, ciencia y hasta cine. Artículos sobre lugares desde donde se fortalece cada día el capitalismo, que son muchos, y sobre lugares desde donde se construyen alternativas, que cada vez son más. Queremos dialogar desde el ecofeminismo, porque pensamos que es necesario anteponer el cuidado de lo vivo a la lógica ecocida que nos coloniza cada día.
Ver todas as entradas
Migración
Migracións Burocracia para os 'refuxiados de segunda': sete rapaces malianos ante o bloqueo do Estado ao pedir asilo
Presos da guerra, chegan a un novo territorio en procura de mellores oportunidades, pero son presos de temporalidades e trámites administrativos, minguando o seu estado anímico e deixándolles estancados nun limbo temporal que os anula como cidadáns.
Caso Carioca
Caso Carioca O caso Carioca a través dunha migrante explotada sexualmente: indemnización mínima e complot policial
O garda civil Armando aliábase con proxenetas e abusaba sexualmente de mulleres prostituídas facendo uso da súa capacidade para regularizar a súa situación.
Turismo
Organización social El turismo de masas revuelve a la España costera: un verano de movilizaciones contra la gentrificación
Las personas que viven en las zonas del Estado con los procesos de turistificación más avanzados han dicho basta. Baleares, Canarias, Cantabria, Cataluña o Valencia prometen un estío de protestas sin precedentes para reclamar un cambio de modelo.
Movimientos sociales
Instituto de las Mujeres Colectivos de personas trans pierden la paciencia con Isabel García: “Debe ser cesada de inmediato”
Plataforma Trans pide medidas contra la directora del Instituto de las Mujeres tras varias informaciones esta semana que apuntan a supuestos amaños en favor de la empresa de su mujer. FELGTBI+ espera una reacción del Ministerio Igualdad.
Palestina
Palestina La ocupación israelí de los territorios palestinos es ilegal según la Corte Internacional de Justicia
Israel viola la convención de Ginebra con su política de asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este. Medidas como demoler propiedades palestinas y reasignarlas a colonos israelíes no son de carácter provisional y el efecto es irreversibles.
Libertades
Derechos y libertades Oleada de suicidios y revueltas en las cárceles italianas
En la cárcel de Trieste, 257 personas se hacinan en un espacio previsto para 150. Allí se desencadenaba la revuelta carcelaria más intensa de una oleada que dio inició hace pocas semanas.
O Salto medra contigo
O Salto medra contigo Eles por diñeiro, nós por un futuro mellor: subscríbete ao Salto
Sempre que unha multinacional ou un goberno intentaron cometer un atentado medioambiental no noso territorio estivemos alí para contalo. Puidemos facelo porque a nós sostennos a nosa comunidade, pero queremos chegar máis lonxe e por iso precisámoste.
Crisis climática
Cine y crisis climática Muyuna Fest, cine selvático para aprender a flotar en un mundo que se hunde
La primera muestra de cine flotante de la historia emerge sobre las aguas del barrio de Belén, en la ciudad de Iquitos (Perú) para fomentar la conservación de la Amazonía y la soberanía audiovisual de los pueblos originarios.

Últimas

Tecnología
Oligopolio tecnológico Un fallo de Microsoft provoca una caída internacional de servicios de transportes, bancos y emergencias
Una interrupción del servicio vinculada a la firma de ciberseguridad Crowdstrike y Windows ha paralizado la actividad de decenas de miles de empresas públicas y privadas poniendo de relieve la dependencia del oligopolio tecnológico.
Unión Europea
Unión Europea Von der Leyen es reelegida como presidenta de la Comisión Europea gracias a un acuerdo con Los Verdes
La presidenta de la Comisión Europea es reelegida con 401 votos a favor. Su discurso incluye nuevas medidas de securitización de las fronteras, entre otras la multiplicación por tres del polémico Frontex.
Arte
Cristina Peña “Mi referente es la artesanía que nos dieron nuestros antepasados”
La cerámica artesana de Casa Peña Slow Atelier no iba a escapar de la turistificación. Su taller se traslada desde Churriana (Málaga), a un nuevo espacio en Úbeda, ciudad de tradición artesana que acoge la marca, sus ideas, y a la propia artista.
Migración
Migraciones Burocracia para los ‘refugiados de segunda’: siete jóvenes malienses ante el bloqueo del Estado al pedir asilo
Presos de la guerra, llegan a un nuevo territorio en búsqueda de mejores oportunidades, pero son presos de temporalidades y trámites burocráticos, mermando su estado anímico y dejándoles estancados en un limbo temporal que los anula como ciudadanos.
Más noticias
Sidecar
Sidecar El mismo filo de la navaja: Starmer contra la izquierda
Desde el principio de su liderazgo, Starmer y su equipo decidieron confundir el apoyo acrítico a Israel con una postura ecuánime contra el antisemitismo para poder utilizar esta confusión como un arma con la que matar a la izquierda.
Ocupación israelí
Derechos humanos Amnistía Internacional pide a Israel que ponga fin a la detención masiva y a la tortura de palestinos en Gaza
Un nuevo informe de esta organización de derechos humanos recoge testimonios de 27 exdetenidos entre ellos un niño de 14 años sobre torturas en los centros de detención israelíes.
Explotación laboral
Explotación laboral CC OO se persona contra Nacho Cano por dos posibles delitos contra los trabajadores
El sindicato ha confirmado este viernes que se personará como acusación contra el empresario Nacho Cano, investigado por traer a 17 bailarines mexicanos y mexicanas para trabajar en su espectáculo Malinche de manera irregular.
Opinión
Opinión Nacho Cano y la aplicación selectiva de la Ley de Extranjería
Las autoridades saben que más del 25% de las trabajadoras que atienden personas en situación de dependencia no tiene papeles, y no hay campañas de la policía o de la Inspección de Trabajo para encontrarlas.
Mugimendu Sozialista
Violencia policial La Ertzaintza desaloja el centro socialista Aresti de Bilbao
Decenas de jóvenes se manifestaron frente a los juzgados de la capital vizcaína para denunciar la actuación represiva del cuerpo policial

Recomendadas

Historia
Historia Chipre recuerda los 50 años de invasión turca
Se cumple medio siglo del ataque, seguido por la división y ocupación de la isla a manos del ejército turco. La izquierda chipriota critica el estancamiento de las negociaciones de paz y la falta de interés de Bruselas.
Infancia
Sira Rego “La palabra ‘mena’ deshumaniza al otro y nos negamos a deshumanizar a las infancias”
El Ministerio de Juventud e Infancia, creado en noviembre de 2023, tiene el reto de sacar adelante la propuesta para que se produzca la acogida de los 6.000 niños y niñas no acompañados que se encuentran en Canarias.
Mediterráneo
Fauna marina Compartir playa con tortugas marinas
En los últimos años se ha observado un aumento significativo de la anidación de la tortuga marina, y se espera que esta tendencia continúe en el futuro