Síndrome de alienación parental (SAP)
La fiscal se sitúa de parte de la Diputación de Bizkaia, acusada de prevaricación por aplicar el SAP en el caso de Irune Costumero

La jueza amonestó a la fiscal al mostrarse de parte de la defensa en la primera sesión del juicio. El abogado de la defensa había solicitado la recusación de la sala al abrirse la sesión.
Irune costumero juicio
Irune Costumero en la puerta del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco.

“Ministerio Fiscal, le ruego que se limite a preguntar”, le amonestó la jueza a la fiscal en la primera sesión celebrada ayer del caso por el que se juzga a la Diputación de Bizkaia por prevaricación, maltrato y delitos de lesiones psíquicas hacia Irune Costumero y su hija, debido al arrancamiento de la menor, cuando esta tenía 5 años, ordenado por la Diputación el 4 de agosto de 2017. La institución argumentó que la madre provocó en la niña el Síndrome de Alienación Parental (SAP, en sus siglas), un síndrome inexistente y que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco no ampara, pero que Gobierno vasco recoge en su protocolo Balora, que implementó en 2011 para regular el trabajo de los servicios sociales de base (ayuntamientos) y de los territoriales (diputaciones), y que continúa sin modificar. 

Al abrirse la sesión, el abogado de Irune Costumero pidió la recusación de la sala por haber tomado parte en dos autos previos. La jueza dejó en manos de la fiscalía tomar la decisión. Si ella consideraba, como la defensa, que la sala podía vulnerar el derecho a la tutela judicial efectiva, la sala se disolvería. Le otorgó diez minutos para deliberar y el público se marchó al pasillo durante su reflexión. En el corrillo que se formó en el exterior, las periodistas no entendieron el movimiento del letrado, hasta que la sesión se reanudó y la fiscal, que rechazó la recusación, mostró a lo largo de la sesión subjetividad para con la Diputación, a pesar de que su cargo le implica actuar como acusación pública, no como defensa privada.

“Me arrebataron cuatro años a mi hija por un síndrome que no existe”, expuso Irune Costumero en su interrogatorio

“Su hija, su hija, su hija”

Cuando la fiscal interrogó a Irune Costumero —que no es acusada—, su última pregunta fue:  “¿Cuál fue el resultado del último auto [en el que se modificaron judicialmente las condiciones de la custodia en enero de 2021 y permitieron por primera vez en cuatro años la pernocta de madre e hija]?”. Costumero respondió: “Lo sabe perfectamente: custodia exclusiva para el padre y fines de semana alternos y vacaciones. Me han dado un regalo de Navidad que ha llegado tarde, después de cuatro años. No sé si es madre…”. 

“Lamento muchísimo por lo que está pasando su hija, su hija, su hija. El padre y usted”, respondió airada la fiscal, repitiendo tres veces “su hija”, cada vez con más énfasis que la anterior. Sobre un auto emitido por el juzgado nº5 de Barakaldo, la jueza volvió a recriminar a la fiscal: “Esta pregunta no es pertinente”. 

La acusación particular pide cinco años y seis meses de prisión para los cuatro acusados por los delitos de prevaricación, maltrato y delitos de lesiones psíquicas hacia Irune Costumero y su hija
Juicio Irune costumero
El diputado Sergio Murillo, uno de los cuatro imputados por prevaricación y malos tratos.

La estrategia de la defensa

La defensa y la fiscalía le reprocharon a la madre, como quien reprocha a una mujer violada haber llevado minifalda, que hasta 2019 no denunció a la Diputación. “Yo hice todo lo que me pidieron, asistí a todos los cursos, a todas las terapias, lo firmé todo”, expresó. “Quería recuperar a mi hija”. Cuando perdió la esperanza con el sistema, demandó a la institución pública. 

Mientras que la estrategia del ministerio público fue comprometer las habilidades maternales de Irune Costumero y calificar de “muy grave” la situación en la que se encontraba la niña antes del arrancamiento, la abogada de la defensa se afanó en andamiar un escenario proclive para sus cuatro clientes ante una sentencia condenatoria: ¿los acusados firmaron la orden de la Diputación Foral [para el arrancamiento]?, les preguntó. ¿Por qué la firmaron y qué responsabilidades tenían realmente? ¿Firmaron por firmar? Los cuatro acusados argumentaron que, o bien firmaron por firmar —alguien tenía que hacerlo—, o bien que firmaron porque estaban sustituyendo las vacaciones de un compañero —era 4 de agosto de 2017— o incluso que “se firman 80.000 órdenes al año en la Diputación”, esgrimió Sergio Murillo, y esa orden era una de ellas. 

Anclado el escenario de la no responsabilidad individual en un proceso que aseguran colectivo, la abogada de la defensa insistió en que sus clientes no prevaricaron, sino que se ciñeron a ejecutar el programa Balora implementado por el Gobierno vasco y que recoge el Síndrome de Alienación Parental en uno de sus ítems para situar al menor en situación de desprotección, por el que se insta a la intervención. El Gobierno vasco no está imputado.

Tras dos casos de malos tratos archivados por falta de pruebas, se impuso la custodia compartida pero la niña rehusó ir con el padre; el padre denunció a la madre, a quien la Diputación le arrancó a la hija y le otorgó la guarda y estancia al progenitor

La psicóloga que no aplica el SAP no fue consultada

Solo tres testigos de la sesión de ayer eran testimonios que no eran de parte: una psicóloga clínica del Servicio Vasco de Salud y dos técnicos de Educación de Barakaldo. Izaskun Etxebarria explicó que trató a la niña entre 2016 y 2019. La pediatra le derivó el caso al “observar un cambio en el comportamiento de la niña, cuando esta tenía cuatro años”. La psicóloga estableció “como hipótesis de diagnóstico un trastorno de adaptación con predominio de otras emociones, basado en nuestro sistema de valoración y el CIE-10, aprobado por la Organización Mundial de la Salud”. Dicho organismo no reconoce el SAP. 

La sanitaria sostuvo que, “ante una separación de gran conflicto, la niña se siente tironeada por ambas partes, lo cual es normal, y por pura supervivencia busca una solución y es lo que vemos en sus expresiones, verbalizaciones y dibujos de amatxu es buena y aita malo”. Definió esta situación como de riesgo para la menor, ya que supone una regresión en su desarrollo, que es el que iba a tratar. 

A continuación, su relato aportó un detalle significativo, al descalificar indirectamente a Bizgarri, a la Diputación y a los Servicios Sociales de Barakaldo: antes del arrancamiento, los servicios sociales de base del Ayuntamiento no se pusieron en contacto con ella, tampoco el Servicio de Infancia de la Diputación, con quien se reunió en noviembre de 2017, tres meses después del arrancamiento.

La defensa y la fiscal le reprocharon también a la madre el absentismo escolar de su hija cuando esta cursaba educación infantil, una etapa no obligatoria, por lo que no hay absentismo. Los Servicios Sociales de base requirieron un informe sobre absentismo a los dos técnicos de Educación del municipio, que indicaron que las faltas de la niña en enero de 2016 fueron del 26%. La madre había explicado previamente que la niña tuvo varios episodios de cistitis, coincidiendo con la etapa de pérdida de control de esfínteres que había referido también en el punto de encuentro.

La psicóloga clínica del Servicio Vasco de Salud descalificó indirectamente a Bizgarri, a la Diputación y a los Servicios Sociales de Barakaldo: antes del arracamiento no se pusieron en contacto con ella, que era quien trataba a la niña sin hacer concesiones al SAP

Qué es Bizgarri

Ayer también declaró una técnico de Bizgarri, una de las responsables de la redacción de dos informes de esta asociación que tiene la licitación pública del programa especializado de intervención familiar con casos de desprotección infantil y se ocupó de la gestión de la tutela de la hija de Irune Costumero. 

La orden foral de arrancamiento la firmaron funcionarios de Diputación, pero quién redactó el informe que derivó en esa decisión fue la asociación Bizgarri. Una asociación que compite en los concursos de licitaciones públicas para gestionar los puntos de encuentro de Bizkaia en separaciones conflictivas o casos de violencia machista. 

Según el contrato administrativo especial que consta en el área de contrataciones de la Diputación, con fecha de 2010 —no hay posteriores en el portal—, que otorgó la licitación a Bizgarri el presupuesto hasta 2012 era de 2,18 millones de euros. Por prestación de servicio en intervención familiar con casos de desprotección infantil, Bizgarri recibe 4.600 euros sin IVA al mes, 605 euros mensuales por intervención familiar y 58 por cada sesión de terapia. 

Una terapeuta de Bizgarri empezó a tratar a la menor, en paralelo a la psicóloga de la sanidad pública, hasta que en 2019 esta profesional consideró que la niña tenía más apego con la terapeuta de Bizgarri.

Por cada prestación de servicio de intervención familiar con casos de desprotección infantil, Bizgarri recibe 4.600 euros sin IVA al mes de la Diputación de Bizkaia

El relato de la trabajadora social

Entre los relatos de los cuatro acusados, destacó el de la trabajadora social Maika Urutxurtu, quien aseguró que “volvería a hacer lo que se hizo, la niña tuvo una oportunidad de conocer a su padre y de que las cosas estén mejor en el colegio y en su entorno”. Aseguró que no se llevó a la niña a la fuerza y que se despidió de ella con un beso. 

No obstante, por si la explicación almibarada no era del todo creíble, su abogada trató de sembrar dudas en su ronda de preguntas sobre la grabación del arrancamiento, tratando de desacreditar la prueba y sugiriendo que está manipulada. 

Contexto

Costumero denunció a su exmarido por maltrato antes de separase. La fiscalía pedía dos años de cárcel, pero el caso quedó sobreseído por falta de pruebas.  Ya separados y con custodia compartida forzosa, hasta en tres ocasiones a instancias del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza), los juzgados abrieron una causa por posible maltrato del padre hacia la hija. También fue archivado por falta de pruebas. Cuando la fiscal insistió en el archivo de las causas, la madre le recordó: “Que se hayan sobreseído no implica que no lo hayamos vivido”.

La niña se negó a ver a su padre en los puntos de encuentro entre 2015 y 2016, donde vomitaba, se meaba y se cagaba encima. La madre no dejó de llevarla y trabajadoras sociales le reprendieron: debía conseguir que la niña se portara bien. Fue entonces cuando el padre denunció a su exmujer por desobediencia y la maquinaria de los Servicios Sociales de Barakaldo se pusieron en marcha en 2016. Un auto firme de la Audiencia de Bizkaia señaló en 2018 que no hubo desobediencia por parte de Irune Costumero, y cuestionó que el interés superior de la menor implicase obligarle a estar con su padre si ella no lo deseaba. Pero ya era tarde, la maquinaria burocrática había arrancado a la niña de su madre, asumido la tutela y otorgado la guarda y custodia exclusiva al padre. “Me arrebataron cuatro años a mi hija por un síndrome que no existe”, expuso en su interrogatorio.

La defensa trató de andamiar un escenario en el que, ante una sentencia condenatoria, no quede clara de quién es la responsabilidad de firmar la orden foral de arrancamiento de la menor

Juicio histórico

La sesión del juicio continuará hoy y mañana. Se trata de un juicio histórico en el País Vasco, para el cual se habilitó la sala grande, destinada normalmente a homicidios y asesinatos, ante la avalancha de acreditaciones por parte de medios de comunicación. Al público que no estaba acreditado no se le dejó entrar en el juzgado aduciendo medidas sanitarias. Se quedaron fuera feministas, pero también asesores de la Diputación.

Es la primera vez que en el País Vasco se juzga a una institución pública por prevaricación al aplicar el SAP, contradiciendo criterios jurídicos y arrojándose la potestad de asumir la tutela de una menor. Por ello el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco le impuso a la Diputación de Bizkaia una fianza de 600.000 euros a depositar en 24 horas y abrió instrucción para investigar un posible caso de prevaricación y malos tratos hacia Irene Costumero y su hija. La acusación particular solicita cinco años y seis meses de prisión y 15 años de inhabilitación especial para cargo público a los cuatro acusados.

El Partido Nacionalista Vasco gobierna en coalición con el PSE tanto el Gobierno vasco como la Diputación Foral de Bizkaia. Sigue sin modificar el protocolo Balora. La ONU pidió explicaciones a España por el arrancamiento de la hija de Irene Costumero. La ministra de Igualdad, Irene Montero, mostró ayer su solidaridad con la madre y urgió a la Justicia a dejar de aplicar el SAP, tal y como insta la Ley de Infancia recién aprobada.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

PNV
PNV Los vínculos del alcalde de Bilbao con la trama de corrupción en Alonsotegi
Pese a los intentos de Sabin Etxea, la acusación popular está intentando que Juan Mari Aburto testifique por haber firmado, cuando era diputado foral de Bizkaia, una subvención que terminó siendo desviada a la trama de prevaricación. El actual regidor también adjudicó tres contratos a José Luis Erezuma cuando estaba imputado.
Medio ambiente
Medio ambiente Zaldibar contrata a un abogado del PNV para defenderse contra Verter Recycling
Javier Aldamiz Etxebarria, el consultor que ha fichado el consistorio, fue socio del exarquitecto municipal que dictó las normas para la instalación del vertedero. Ambos protagonizaron un polémico proyecto urbanístico tumbado por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco y el Tribunal Supremo.
Privatizaciones
Puertas giratorias Las puertas giratorias entre el PNV y el oligopolio energético
El salto de la Administración pública a la empresa privada en el sector energético llega a una treintena de casos. Entre los más destacados, el número 2 del PNV, varios extesoreros, dos exvicelehendakaris, un expresidente del Parlamento Vasco y otros tantos exconsejeros del Gobierno Vasco.
#91960
8/6/2021 11:22

Pero porque tenemos que negar el SAP… para muchas separaciones dolosas es un impulso poner en contra a los hijos y como coincide la custodia con la madre en mas ocasiones pues ahi esta el tema. Después se puede arrepentir de intentar ponerla de su parte cuando el juicio no va como esperaba pero negar el SAP es como cuando van dos en un ascensor y uno se tira un pedo, puedes hacer ver que no pero el pedo ahi esta. El SAP lo puedes negar pero ahi esta, cuando lo hace el padre le cambiais el nombre y ahi si que quereis que se tenga en cuenta para el juicio. Una cosa es feminismo y otra desigualdades.

14
10
#92233
10/6/2021 22:54

Si. Como las niñas de Tenefire. A guardar minutos y mierdas y bla bla. Desde aquí un abrazo a su madre ... Uno no... Mil

0
0

Destacadas

Crisis climática
Crisis climática Las montañas que vienen: más áridas, con menos nieve y sin glaciares
El cero térmico aumentará de cota, gran parte del manto de nieve se perderá y los ecosistemas se verán significativamente transformados. Radiografía de unos entornos de montaña ibéricos que ya se están viendo seriamente afectados por la crisis climática.
Laboral
Laboral Nueva huelga de las dependientas de Inditex al considerar “humillante” la subida salarial del 3%
El 11 de febrero la CGT ha convocado una nueva huelga estatal en la que demandan una subida salarial como la de la provincia de A Coruña, será su tercera jornada de huelga de un conflicto que empezó en noviembre
Análisis
Propuestas para la reforma del mercado de la electricidad en la Unión Europea
La financiarización está detrás de los repuntes de inflación experimentados en los últimos meses y del mal funcionamiento del mercado eléctrico.
Catalunya
Presupuestos 2023 Más cemento, más aviones, más casinos y menos humoristas, Catalunya negocia sus presupuestos
El mismo día que ERC vota a favor de la moción socialista para construir un tramo del Cuarto Cinturón, en un intento de alcanzar un acuerdo presupuestario con Salvador Illa, TV3 despide al humorista Manel Vidal por un gag sobre el PSC.
Actualidad árabe
Actualidad árabe (y más) Sin derechos en el Mediterráneo
Palestina y Líbano continúan sufriendo a costa de regímenes que no rinden cuentas por sus crímenes contra la humanidad, mientras una investigación destapa las deportaciones ilegales que Italia ejerce desde hace años en los bajos de embarcaciones privadas.
Fútbol
Ignacio Pato “Los estadios son catedrales banales muy parecidas a los centros comerciales”
Asegura el periodista Ignacio Pato que firmaría ya que en su ciudad utópica no haya estadios de fútbol. Crítico con el estado actual del espectáculo deportivo, visitó varias ciudades europeas para encontrar brotes de resistencia y esperanza que detalla en su primer libro, ‘Grada popular’.
Opinión
VV.AA.
¿Qué medidas puede tomar EE UU para fomentar las conversaciones de paz en Ucrania?
No sólo Rusia y Ucrania deben considerar qué pueden aportar a la mesa para poner fin a la guerra. Estados Unidos también debe considerar qué medidas puede tomar para resolver el conflicto subyacente con Rusia.

Últimas

Infancia
Infancia Un registro modifica la mención al sexo de un niño de 10 años por orden de la Dirección General
El cambio fue denegado por entender que no existía suficiente madurez y sin evaluar al niño. La Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública esgrime que el Constitucional insta a evaluar cada caso sin límite de edad y ordena rectificar el registro.
PNV
PNV Los vínculos del alcalde de Bilbao con la trama de corrupción en Alonsotegi
Pese a los intentos de Sabin Etxea, la acusación popular está intentando que Juan Mari Aburto testifique por haber firmado, cuando era diputado foral de Bizkaia, una subvención que terminó siendo desviada a la trama de prevaricación. El actual regidor también adjudicó tres contratos a José Luis Erezuma cuando estaba imputado.
Opinión
El capitalismo despiadado y la melodía de Mercadona
No es que sea muy de números ni de ciencias, pero no hace falta serlo para saber que nos toman por idiotas y que nos roban en nuestra cara.
Sanidad pública
Sanidad en precario La huelga en Atención Primaria de Madrid se extiende a otras categorías
Todas las categorías profesionales que trabajan en los centros de salud, así como las que ejercen en las urgencias extrahospitalarias, convocan un paro por horas el próximo 2 de febrero. Para acompañar esta huelga se hace un llamamiento a vecinas y vecinos para que se concentren en las puertas de los Centros de Salud a las 13:00 y a las 18:30 horas.
Minería
Extractivismo Cómo y por qué vuelve la amenaza de mina a cielo abierto en la comarca de Olivenza
Ante la pasividad connivente de diferentes Administraciones, Atalaya Minning PLC confirma el anunciado cierre en falso del proyecto extractivista y pone en marcha todos los recursos para materializarlo en el plazo más breve posible.
Lanaren Ekonomia
Lanaren Ekonomia Euskal oasiaren mitoa sutan
VV.AA.
Bilbo Hiria irratia, El Salto Radio, Hordago eta Argia elkarlanean, lanaren munduko analisia egiten

Recomendadas

Perú
América Latina La revuelta por la dimisión de Boluarte se expande y llega a Lima
Después de sufrir 50 muertos y 600 heridas por la represión de la fuerza pública a la población racializada de las regiones andinas, la movilización peruana se desplaza hacia la capital donde el Gobierno de Boluarte ha intensificado la criminalización de la protesta
Sanidad pública
El estallido del sector sanitario catalán
El cansancio y el hartazgo de las profesionales no es por falta de vocación o por situaciones individuales, es un agotamiento estructural de un modelo sanitario basado en la mercantilización de derechos y la competencia entre capitales.
Maltrato animal
Maltrato animal La reforma del Código Penal propone multas en vez de cárcel para delitos graves de maltrato animal
La reforma, que afronta su última fase en el Congreso, ha sido tachada por organizaciones de juristas como “el mayor retroceso” en la normativa desde su creación en 2003.
Inseguridad alimentaria
No vas a comer sano en tu puñetera vida
No se trata solamente de que la alimentación está totalmente en manos del sector privado, sino de que este opera en forma de oligopolio en todas y cada una de las fases de la cadena alimentaria.
Laboral
Críticas a la negociación sindical Descontento en las dependientas de Inditex tras la subida salarial del 3%
Pese a las movilizaciones por todo el Estado y reclamar una subida como la conseguida en A Coruña, las dependientas de Inditex apenas ven subido su sueldo 30 euros al mes tras el pacto con CCOO y UGT. La CiG y CGT, organizadoras de las manifestaciones lo critican.
Análisis
El diferencial de la muerte
La pandemia no ha hecho sino acelerar una tendencia inscrita en la evolución de nuestras sociedades.