Análisis
Milei y la irrupción de los anarcocapitalistas

Ayer eran poco más que un meme y hoy gobiernan en Argentina. Los “anarcocapitalistas” están logrando éxitos en la “batalla cultural” y aspiran a tomar posiciones en otros escenarios como España o Chile.

Parece como si un lustro hubiera pasado, pero no hay que ir más allá de noviembre del año 2023 para recordar la victoria de Javier Milei en las elecciones presidenciales en Argentina. Aquel ballotage fue relativamente sorprendente, aunque no podía ya en aquella fecha decirse que el triunfo del provocativo “economista liberal-libertario” fuera inesperado. En realidad, la cita electoral que desconcertó enormemente a la mayoría de encuestadoras y analistas fue la de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (P.A.S.O.) del 13 de agosto, en las que La Libertad Avanza obtuvo prácticamente el 30% de los sufragios, consolidando la primera posición. Eran unas elecciones primarias que no atribuían cargo público alguno, pero su desenlace alteró enteramente la política nacional en general y las elecciones de octubre y noviembre en particular. Hasta aquel 13 de agosto, el “fenómeno Milei” era percibido como una identidad relativamente marginal, capaz de “dar un susto” al ecosistema de partidos en Argentina, pero poco más. Hoy, es desbordante la evidencia de que numerosos analistas se equivocaron.

No hace tanto, eran poco más que un meme

Es 1899 en el minúsculo municipio de Rhodes, en la región de Scarlett Meadows (Estados Unidos). En la única armería del pueblo, el atormentado dueño del local ha colgado una bandera amarilla con una serpiente de cascabel como emblema. Bajo ella, un lema que nos habla mucho del pasado y de las tendencias ideológicas del personaje: “Don’t tread on me” (“No me pises”). Esta pintoresca escena no es real, sino que corresponde al videojuego Red Dead Redemption 2, estrenado en 2018. La bandera en cuestión, inesperada para los jugadores de esta aventura del sello Rockstar Games, es el estandarte de Gadsden, cuyo nombre hereda de su diseñador, Christopher Gadsden, un esclavista de Carolina del Sur que falleció en 1805. Esta no es la única referencia cultural a la bandera. Ron Swanson, emblemático personaje de la sitcom estadounidense Parks and Recreation, la lucía también en su despacho. En la serie, Ron vive en una cabaña en el bosque e intenta irradiar su discurso antiestado desde dentro de las instituciones públicas en las que trabaja.

No hace tanto, el anarcocapitalismo era una identidad marginal reservada a foros virtuales en los que jóvenes de la derecha radical compartían sus memes anti estado y, a menudo, racistas y misóginos

La insignia empapa de su chillón amarillo la sede del Partido Libertario en Argentina, así como ondeó durante el Asalto al Capitolio estadounidense en enero del año 2021. Su presencia en ambos ámbitos no es casual, pues la bandera de Gadsden es uno de los símbolos centrales del movimiento anarcocapitalista, cuyo dogma ha sido replicado una y otra vez por Javier Milei en numerosos discursos públicos: el liberalismo, punto de partida teórico de las vertientes libertarias y anarcocapitalistas, “es el respeto irrestricto del proyecto de vida del prójimo, basado en el principio de no agresión y en el derecho a la vida, a la libertad y a la propiedad”. A partir de este manido mantra, replicado por influencers y militantes de las nuevas derechas radicales liberales, los “libertarios” resumen su postura política: anti estado, anti “colectivismo” y anti justicia social.

No hace tanto, el anarcocapitalismo era una fuerza de arrastre cuasi nulo, una identidad marginal reservada a foros virtuales en los que jóvenes de la derecha radical compartían sus memes anti estado y, a menudo, racistas y misóginos. Allí, en aquellos espacios de socialización ideológica mediada por pantallas, estos grupúsculos compartían contenido sin siquiera vislumbrar un futuro en el que gozasen de relevancia política. En Estados Unidos, estos sectores se agrupaban alrededor de la retórica conspiracionista de grupos ultraderechistas y junto a otros núcleos como Blue Lives Matter. En Argentina, sin embargo, el “humor” ultraderechista del que se empapaban amplias capas de juventud “libertaria” se fundaba en referencias antiperonistas, antifeministas e incluso alusiones a los Falcon verde (el vehículo empleado por la dictadura argentina para el secuestro de militantes a lo largo del país). En cada país, las alianzas simbólicas de los ancap difieren, así como lo hacen sus referencias históricas. Sin embargo, comparten el foco en la “batalla cultural” y la insistencia en sus valores fundacionales: anti impuestos, anti estado, anti comunismo.

Argentina
De Argentina a España De España a Argentina: la neurosis de la extrema derecha
Entre el ultraliberalismo autoritario de Milei y las neurosis disolutivas de la caverna españolista, las posiciones de extrema derecha ganan posiciones.

Focos y expectativas

El 6 de enero de 2021, cientos de cibermilitantes de la diversa esfera del trumpismo asaltaron el Capitolio de Estados Unidos. Fue un hecho de una enorme conmoción, a pesar de que no lograron desviar el devenir institucional de las elecciones del año 2020 en las que Joe Biden logró la presidencia del país. En aquel tumulto, la bandera de Gadsden sobresalía como un emblema insurreccional al que el ex presidente Trump legitimó tras su histórico discurso: “We love you, you’re very special… but go home”. Donald Trump hizo suya la conspiración del fraude electoral que empujó a aquellos envalentonados conspiracionistas a tomar el Capitolio, legitimando así no solo el diagnóstico de estos grupos sino sus conjuras futuras. Aquel evento constató que las bases ultraderechistas, entre las que se encontraban los anarcocapitalistas, son capaces de marcar la agenda de la principal figura política del Partido Republicano.

Como dinámica general, es posible plantear que las derechas radicales están cooptando los espacios discursivos y políticos de la derecha en múltiples territorios como Europa o América Latina

Tres años después, por primera vez un economista declaradamente anarcocapitalista se hizo con el Ejecutivo de toda una nación, Argentina. Previamente a las P.A.S.O., era inimaginable que un economista “filosóficamente” abierto al debate sobre la compra-venta de niños fuese presidente de un país de casi 50 millones de habitantes. Y, sin embargo, ocurrió. Como dinámica general, es posible plantear que las derechas radicales están cooptando los espacios discursivos y políticos de la derecha en múltiples territorios como Europa o América Latina. En particular, la “forma” que tome dicha derecha radical dependerá de las condiciones históricamente dadas en un país en específico, y ello definirá también el peso de los “libertarios”, así como sus alianzas específicas. En Argentina, el anarcocapitalismo ha impulsado alianzas tácticas con diversos sectores sobre la base del antikirchnerismo; en España, por contra, es el ecosistema voxero el que está incorporando los planteamientos anarcocapitalistas, en particular aquellos que se producen y difunden en la esfera virtual.

Además de Argentina y Estados Unidos, hay muchos escenarios donde el anarcocapitalismo aspira a expandirse, como España o Chile. Numerosos “referentes” del presidente Milei son españoles y están ganando relevancia a través de creadores de contenido vertical de rápido consumo: Youtube Shorts, Tiktok, etc. A través de la insistente “batalla cultural”, Jesús Huerta de Soto o el profesor Miguel Anxo Bastos están acumulando vistas en numerosas plataformas, están siendo replicados por influencers y están siendo escuchados por amplias capas de una juventud plenamente mediatizada por estos nuevos formatos de comunicación no reflexiva. En Chile, el influencer liberal Axel Kaiser ha ido cosechando importantes niveles de seguimiento y podría llegar a dar el salto a la política nacional en un contexto de crisis de representación en el país andino.

Opinión
Asalto al Capitolio Esto puede pasar aquí

Aunque el golpe o mascarada haya fracasado, la última provocación trumpiana ha sumido de lleno a toda la institucionalidad estadounidense en un dilema radical y traumático: o bien dejar pasar esto y esperar que la llegada de Biden calme las aguas, o hacer caer con ánimo ejemplarizante todo su peso sobre el todavía inquilino de la Casa Blanca.

Los anarcocapitalistas se han venido inspirando en los “padres” de la doctrina antiestado, la cual ha surgido eminentemente en países centrales del régimen global capitalista. Curiosamente, estas economías se sirvieron del valiosísimo aparato estatal en todas sus fases de desarrollo: en su fase imperialista, el capitalismo empleó al aparato estatal para dominar a las periferias y asegurar núcleos de extracción y explotación que fueron determinantes en los procesos de acumulación de capital de Europa y otros focos de desarrollo capitalista. A su vez, fue el estado quien, a través de mecanismos regulacionistas, logró coordinar la actividad de los grandes capitales, rescató a las empresas en momentos de quiebra y limitó el empuje revolucionario de las grandes capas trabajadoras a través de políticas redistribucionistas y, en ocasiones, de severos procesos de represión sindical y anticomunista.

En el discurso anarcocapitalista, el enemigo es descrito a menudo en forma amplia y trivial: los “colectivistas”. En esta categoría, Milei y el resto de militantes y divulgadores ancap engloban no solo al socialismo, sino a cualquier vertiente que no se oponga frontalmente al criterio de la justicia social y de la regulación estatal -en algún grado- de la actividad económica. Todos son “socialistas”, malos o menos malos, pero “socialistas” al fin y al cabo: comunistas, trotskistas, socialdemócratas, socioliberales, conservadores, etc. El auge de la retórica anarcocapitalista merece un firme seguimiento: sus ideas fuerza se están consolidando en el imaginario colectivo de la mano de asfixiantes campañas en redes sociales y del auge de influencers que directa o indirectamente las difunden. Los youtubers libertarios, los criptobros y los analistas antiimpuestos -en general- forman parte de un ancho engranaje que ya ha logrado colapsar los consensos históricos de la política argentina y que aspira a hacer lo propio en otras latitudes.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

País Vasco
Los audios del PNV Itxaso Atutxa, sobre adjudicar un contrato: “Deben ser tres empresas de confianza del partido"
Hordago publica audios exclusivos grabados en Sabin Etxea que muestran a la presidenta del Bizkai Buru Batzar domesticando al entonces alcalde de Mundaka para acatar la disciplina del partido en materia de contratación pública en el consistorio.
Análisis
Polarización Una inflación de insultos y demagogia
En este clima de enfrentamiento que es ya el único referente de socialización política para algunas generaciones, el ciudadano parece tener que elegir entre qué mal es menos punible e inmoral.
País Vasco
Los audios del PNV Las presiones de Unai Rementeria a un alcalde: “Le tienes que exigir que se pringue"
Hordago destapa nuevos audios sobre una operación del PNV para torcer el brazo de un funcionario de la administración local y un técnico de la Diputación Foral de Bizkaia y revestir de legalidad contrataciones públicas.
Agus
25/2/2024 9:02

El triunfo de la Ignorancia Artificial, la manipulación de los procesos electorales y el hartazgo social por una socialdemocracia fake aliada secreta del neoliberalismo

1
0
yermag
yermag
24/2/2024 14:14

Claro, claro, Milei ha acabado con el Estado, en Argentina ya no hay policía, ni ejército, ni carceleros, ni funcionarios del Estado, porque los "anarcocapitalistas" (¡porque no comunistas-capitalistas? como el PC Chino) han disuelto el Estado. ¿Y si tuvieramos un mínimo de precisión terminológica? ¿No es mejor "capitalista salvaje" que comprarle el oxímoron "anarcocapitalista"? El capitalismo salvaje recorta gasto social, y REFUERZA el Estado al aumentar el presupuesto militar, adelgaza el "estado social" engordando el estado represivo. Eso no tiene nada de anarco. Lo que si tiene mucho de anarco es la revolución de Rojava, en el norte de Siria, pero ¿para que va a citarla el autor si lo que quiere es usar la basura terminológica del enemigo? Con artículos como este damos el salto a la nada.

0
0
Investigación
Migracións Mulleres á fronte dende o sur global
Nace unha iniciativa de investigación, intervención e acción participativa na Galiza para potenciar o diálogo e intercambio de saberes entre as voces subalternizadas das mulleres do sur global.
Elecciones
Elecciones europea Las europeas agudizan las contradicciones de Sumar y el lugar de IU sigue en disputa
Fuentes de la coalición aseguran que el puesto de Izquierda Unida en la lista de europarlamentarios todavía no está claro. Yolanda Díaz sueña con recuperar a Palop, veta a Manu Pineda y tensa la cuerda al máximo con Más Madrid.
Ocupación israelí
Ocupación israelí Acusan a una agencia pública catalana de complicidad con el apartheid y el genocidio en Palestina
Un reciente informe denuncia a ACCIÓ, la agencia gubernamental para la competitividad de las empresas catalanas, por impulsar relaciones económicas con Israel a pesar del “riesgo plausible de complicidad con genocidio y crímenes contra la humanidad”.
Catalunya
Antirracismo Las muchas voces de Catalunya: identidades diversas, segregación y más de 300 idiomas
En las últimas décadas la sociedad catalana se ha transformado con la llegada de personas migrantes, que ya suponen un 21% de la población. Aunque la exclusión y el racismo siguen ahí, en el día a día lenguas, experiencias e identidades se mezclan.
Análisis
Polarización Una inflación de insultos y demagogia
En este clima de enfrentamiento que es ya el único referente de socialización política para algunas generaciones, el ciudadano parece tener que elegir entre qué mal es menos punible e inmoral.

Últimas

Ley de Memoria Histórica
Memoria democrática La ofensiva legislativa de PP y Vox contra la verdad, justicia y reparación
Las asociaciones memorialistas del estado hacen frente común en la Unión Europea y no descartan acudir a los tribunales para defender los derechos de las víctimas del franquismo.
Cine
Cine RTLM, la radio del odio que alentó el genocidio en Ruanda
Cuando se cumple el 30º aniversario de la tragedia en Ruanda, llega a las pantallas ‘Hate Songs’, que se estrena el viernes 19 de abril, una metaficción que transcurre en los estudios de la emisora controlada por los hutus.
Laboral
Laboral CC OO, UGT y USO rechazan firmar el convenio de Decathlon al no incluir la cláusula de garantía salarial
Decathlon ha firmado el acuerdo con el sindicato mayoritario, SGICD, auspiciado por la propia empresa. El convenio para 2024-26 incluye un incremento salarial del 15%, que recupera la pérdida del 12% de los dos anteriores.
País Vasco
Los audios del PNV Itxaso Atutxa, sobre adjudicar un contrato: “Deben ser tres empresas de confianza del partido"
Hordago publica audios exclusivos grabados en Sabin Etxea que muestran a la presidenta del Bizkai Buru Batzar domesticando al entonces alcalde de Mundaka para acatar la disciplina del partido en materia de contratación pública en el consistorio.
ETA
Opinión Mis relaciones con ETA
Hay quien sigue empeñado en utilizarlo como espantajo electoral, pero es un argumento que no durará. Eso no quiere decir que debamos olvidar lo que pasó, pero sí evitar utilizar la memoria como arma de guerra y confrontación
Más noticias
Italia
Italia El gobierno Meloni allana el camino a los antiabortistas
La Cámara de Diputados italiana ha aprobado por amplia mayoría una ley que permite a las organizaciones anti-elección entrar a los centros de asesoramiento público donde acuden mujeres que están pensando en interrumpir su embarazo.
Violencia policial
Violencia institucional Iridia consigue reabrir judicialmente el caso de una muerte por pistola taser policial
Es uno de los 56 casos en los que ha litigado la entidad de derechos humanos en 2023 y en los que hay un total de 156 agentes o funcionarios encausados.
Genocidio
Rumbo a Gaza La Flotilla de la Libertad se prepara para zarpar hacia Gaza
Un carguero con 5.500 toneladas de ayuda humanitaria y tres barcos más cargados con cientos de personas, entre ellas observadores de los derechos humanos, personal médico, periodistas y políticos —incluida Ada Colau—, integrarán la Flotilla.
Personas sin hogar
Personas sin hogar “Una noche por todas sus noches” en protesta por las personas sin hogar en Granada
El cierre de un centro de acogida nocturno en el centro de la ciudad, que acogía a más de 50 personas, ha agravado la ya precaria situación de acogida de las personas sin hogar

Recomendadas

Cuba
Proyectos artísticos en la isla El arte y la cultura como válvula de escape para resistir la crisis en Cuba
Entre todos los desafíos que enfrenta Cuba, el arte y la cultura se mantienen como refugios de creatividad y resiliencia.
Anticapitalistas
Miguel Urbán “En el inicio de Podemos dijimos que sin autoorganización nos iban a hacer mierda... y nos han hecho mierda”
El eurodiputado más longevo de la llamada política del cambio no repetirá en las elecciones de junio. Miguel Urbán repasa los asuntos más importantes del espacio de la izquierda institucional y las perspectivas de futuro de la Unión Europea.
Especulación urbanística
Turistificación Canarias dice basta: activistas organizan una movilización histórica en las islas frente a la turistificación
Precarización, pobreza, desigualdad y dificultad de acceso a la vivienda, así como la enorme contaminación de los espacios naturales causada por el modelo turístico, son algunas de las problemáticas por las que Canarias sale a la calle el próximo 20 de abril.