Crónica
O 15 de agosto foi o día máis triste da miña vida

Hai un ano, o 15 de agosto, propagouse a noticia da chegada dos talibán ás portas de Kabul. Ese día eu estaba na cidade coa miña familia e lémbroo perfectamente.
Refugiados Afganistan Talibanes
Unos 400.000 afganos se han visto obligados a abandonar sus hogares desde principios de año. © ACNUR/Edris Lutfi
Tradución: Elena Martin
15 ago 2022 12:12

Agora que escribo este texto, vivo nunha cidade chamada Ourense. Vai unha calor extrema. Abro o meu portátil nunha esquina da habitación e rememoro eses días escuros da chegada dos talibán a Kabul, así como os días difíciles no aeroporto da cidade.

Algunhas veces, pensar neses días pertúrbame moito e, en ocasións, mesmo o son dunha ambulancia pasando pola cidade tráeme recordos das explosións. Outras veces, cando escoito os fogos de artificio, recordo os disparos e a guerra.

Nas últimas décadas, Afganistán estivo en guerra repetidamente. O motivo de máis relevancia para esta realidade é a presenza do grupo terrorista talibán.

O movemento talibán foi fundado no ano 1994 na cidade de Kandahar, en Afganistán. Está organización terrorista tomou pola forza Kabul en 1996, e mantivo o seu poder ata o 2001, ano no que foron derrotados polas forzas da OTAN, dirixidas polos Estados Unidos.

Coa derrota dos talibán, formouse un novo goberno en Afganistán, e moitas persoas refuxiadas afganas regresaron ao seu país. Pero os talibán retomaron as súas agresións de novo uns anos despois, sobre todo mediante ataques suicidas cos que mataron a miles de cidadáns afganos nos últimos 20 anos.

Agora, eses mesmos terroristas que cometeron tantos crimes, formaron goberno en Afganistán. Entraron en Kabul o 15 de agosto do ano pasado. Ese día todo o mundo tiña medo. Todo o mundo buscaba unha ruta de escape. Todo o mundo sabía que os talibán eran brutais*.

Eu, en realidade, nunca imaxinei que os talibán puidesen entrar en Kabul, pero Afganistán fora vendida nun acordo político entre os Estados Unidos e a organización terrorista talibán. De feito, venderon a todas as persoas afganas.

O 15 de agosto do ano pasado foi o día máis amargo da miña vida e o de moitos afganos e afganas. Mentres pasan os días, as semanas e os meses, aínda non podo crer que Kabul estea en mans de terroristas.

Despois da chegada dos talibán, todo o mundo buscada un xeito de escapar. Moitas persoas fuxiron a Irán e Pakistán. Tras a presenza dos talibán, EE.UU tiña o control do aeroporto de Kabul a través dun acordo co cal podían salvar os seus amigos afganos.

Despois de moitos días difíciles, eu e a miña familia puidemos entrar no aeroporto de Kabul, pero como non cooperara coas forzas internacionais no pasado, non tiñamos posibilidade de marchar de Afganistán ata que un reporteiro de Chile me chamou. Preguntoume se lle podía conceder unha entrevista e veu á miña casa para facela. Tras a entrevista, recibín unha chamada do Estado español e enviaron, a min e á miña familia, unha invitación.

Neses días, era difícil entrar no aeroporto, mesmo con pasaporte, visado ou invitación. Miles de persoas esperaban fóra e as forzas estranxeiras só tiñan control do interior e non podían saír. Eu estaba en contacto co capitán español a través de WhatsApp. El sabía que o bebé recén nacido do meu irmán non podía soportar estar baixo o sol abrasador e intentaba axudarnos.

A situación fóra do aeroporto era terrible. Os talibán disparaban e golpeaban coas súas armas a calquera persoa que se achegase. Finalmente, despois de 48 horas, coa axuda das forzas do Estado español, puidemos entrar no aeroporto de Kabul. A diferenza dos talibán, o capitán e os soldados foron amables connosco e fixéronnos sentir benvidos. O capitán abrazoume e dixo: “Es un home forte e salvaches a túa familia. Queres axudarnos a salvar os teus compatriotas?”

Eu dixen que si por vontade propia.

Cooperei con eles no aeroporto durante tres días nos que axudamos a moitas persoas afganas. Foi unha situación moi difícil. Tivemos que atopar entre toda a xente a aquelas persoas que tiñan invitacións do Estado español.

Fun testemuña da axuda e rescate dos meus compatriotas. Fun o único civil que estivo cerca das portas do aeroporto cos soldados. Utilizaba o meu móbil para chamar a calquera persoa que tivese unha invitación do Estado español, buscábaos entre a multitude e púñaos en contacto cos soldados para que os axudaran.

O proceso continuou ata que me sobrepasei, debido á calor extrema e ás escenas desagradables que presenciei. Cando me volvín sentir mellor, quería seguir axudando, pero o capitán non me deixou. Pediume que fora xunto á miña familia, bebese auga e comese ata que me atopase mellor.

Fun coa miña familia, baixo o sol abrasador e esperamos un voo para marchar do país, instalándonos no espazo máis próximo á aeronave militar. Por fin, chegou o momento de marchar . Nese intre, mentres me dirixía ao avión militar, tiña unha sensación agridoce. Estaba feliz por salvar a miña familia, pero triste polo meu país.

Cando chegamos a Madrid, non podía deixar de pensar na miña irmá, á que deixaramos atrás, nas portas do aeroporto. Cando vin un post de Facebook no que se falaba dunha explosión no aeroporto de Kabul, entrei en choque. Pero finalmente, despois dun tempo, conseguín falar con ela. Estaba ben e fora capaz de escapar á súa casa tras a explosión. A mesma na que centos de persoas foron feridas e asasinadas, entre elas dous xornalistas amigos meus.

Dende cativo, son fan do Real Madrid e quería viaxar a Madrid, pero nunca imaxinei que viaxaría a esta cidade deste xeito: con roupa sucia, pelo descoidado e mesmo sen equipaxe. Estaba tan canso que esquecín que chegara a unha cidade que sempre quixera visitar.Este é o resumo da miña historia de migración.

Agora, un ano despois, quero dicir que son feliz de estar no Estado español. Un país con persoas amables e unha historia ancestral. Gústame a xente e quero empezar unha nova vida.

Estou aprendendo español. Pregúntome se un día poderei continuar o meu traballo xornalístico desde este país.

Perdino todo e quero recuperalo aquí. Fareino o mellor que poida para lograr os meus obxectivos.

Espero que un día a paz volva a Afganistán e as guerras rematen en todo o mundo.

Grazas á xente deste país. Que a paz continúe.

Relacionadas

Migración
Migraciones Reagrupación familiar: otro derecho de las personas migrantes vulnerado
Denuncian los obstáculos con los que se encuentran las personas migrantes y refugiadas para conseguir traer a sus familias, a pesar de cumplir con todas las condiciones.
Personas refugiadas
Día internacional de la persona refugiada Ucrania, Afganistán y las “clases” entre las personas refugiadas
Una directiva europea de 2001 ha sido activada para dar respuesta a la emergencia migratoria de Ucrania, pero, a pesar de que las entidades lo exigieron, no lo fue para la emergencia de Afganistán y otros paises.
Actualidad árabe
Actualidad árabe (y más) Ocupación criminal, pena de muerte a un deportado por España e imposición del burka
El ejército israelí asesina a la periodista palestina Shireen Abu Akleh, los talibanes avanzan en la marginalización de las mujeres y Argelia condena con la pena máxima a un activista a quien Interior deportó en marzo, mientras Líbano vota por segunda vez en 14 años.

Destacadas

Italia
Elecciones generales Los herederos del fascismo obtienen el 26,2% del voto y podrán gobernar en Italia
Giorgia Meloni, de Fratelli d'Italia, obtiene uno de cada cuatro votos y contará con el apoyo externo de la coalición que completan Matteo Salvini y Silvio Berlusconi.
Gas natural
Gas natural licuado, la solución energética para Europa que pone al mundo al límite
Casi el 70% del gas que se consume en la UE viene a través de gasoductos, y el resto viene del gas natural licuado. Ante el peligro del cierre del grifo desde Moscú, Europa lleva meses intentando incrementar el volumen de gas natural licuado que compra desde el extranjero.
Opinión
Los huevos de la serpiente
La victoria de Fratelli d'Italia supone una amenaza para todos los pueblos europeos.
Monarquía
La despedida de Isabel II, un show que refuerza a las monarquías
El funeral de la reina ofrece un balón de oxígeno al resto de monarquías occidentales, entre ellas la española. Un extremadamente largo velatorio para justificar y reforzar la anomalía histórica de su institución.
Opinión
En diálogo con el movimiento socialista: tesis para la organización que viene
Dentro del contexto del debate organizativo en curso —donde están entrando en diálogo posiciones autónomas y socialistas— este texto se busca ahondar en algunos puntos ya puestos sobre la mesa y rescatar otros tantos que quizás no se han tratado con la suficiente profundidad. Se enuncia desde lugares autónomos, mas no se toman estos como casillas inamovibles. El deseo es que circule y pueda abrir ventanas interesantes dentro de la actual y nutrida discusión.
Migración
Migraciones Marlaska, Melilla y la violencia en la frontera sur
La continuidad del ministro de Interior tras los hechos del pasado 24 de junio normaliza la impunidad ante las muertes en la frontera.

Últimas

Literatura
Juan Pinilla “La biografía de Saramago es la de los donnadies y los desheredados”
El investigador y cantaor Juan Pinilla publica con la editorial Atrapasueños el libro ‘Saramago. El Nobel de lo imposible’, un laborioso y profundo estudio sobre el escritor portugués que llega a las librerías en pleno centenario de su nacimiento.
Opinión
Vuelva usted mañana: la enfermedad crónica de la administración en la era digital
A la e-administración le queda mucho camino por recorrer: sigue siendo poco más que una fantasiosa quimera, una distante utopía con la que los usuarios más críticos no dejan de soñar.
Chile
A Fronteira Insistirmos, persistirmos, resistirmos
O rexeitamento en Chile exixe unha lectura que se afaste das antinomías tradicionais e atenda unha memoria americana común.
Migración
Migración València se manifiesta por tercera ocasión para exigir justicia por la Masacre de Melilla
El movimiento antirracista de València se concentra una vez más para exigir una investigación independiente y protección para las supervivientes en espera de juicio en Marruecos.
El Salto Radio
Que No Te Lo Cuenten De ecología y humanidad
VV.AA.
Nueva edición del noticiero quincenal de El Salto
Antifascismo
Antirracismo El mundialito que resiste a la metrópoli
El Mundialito mixto antirracista de Bilbao cumplió su sexta edición, mientras que en Iruñea preparan su estreno.

Recomendadas

Fascismo
Las elecciones en Italia como espejo en el que mirarse
Recordar los desmadres de Berlusconi o la base social del fascismo histórico puede parecer un ejercicio infructuoso, pero lo cierto es que permite abordar la cuestión aportando la perspectiva de la memoria. Y tal vez la memoria sea lo único que nos pueda salvar.
Extrema derecha
Italia, año cero
A las crisis cíclicas y de difícil explicación hasta para la propia ciudadanía italiana, se suman los formateos políticos que el sistema sufre en cada elección desde hace más de una década.
Elecciones
Elecciones 2023 Las municipales y Sumar, el nuevo órdago de Podemos
El partido a la izquierda del PSOE que cambió la historia de la política moderna de España sigue buscando su rumbo tras la era Iglesias. Las autonómicas y municipales de mayo próximo ya están sobre la mesa y está por verse cómo será la relación con IU y con los de Yolanda Díaz. La marca electoral de los morados, en el ojo del huracán.
La vida y ya
Principio de reciprocidad
¿Cuándo olvidamos el principio de reciprocidad, ese que dice que si cojo frutos devuelvo semillas?
Literatura
Literatura Alejandra Pizarnik, de la A a la Z
Hace 50 años que se echa de menos la voz de la poeta única, singularísima, que fue Alejandra Pizarnik. Nació en Buenos Aires, en 1936, en una familia de inmigrantes y desde muy niña sus pasiones fueron leer, escribir, escandalizar un poco... Comenzó estudios de Filosofía y Letras que no acabó, tomó clases de pintura, leyó desaforadamente, viajó, volvió… y siempre escribió poesía, narraciones y diarios de donde se han extraído la mayor parte de las entradas de este diccionario, que intenta recomponer algunos fragmentos de ese puzle llamado Alejandra Pizarnik.
Represión
Miles de personas se concentran en Madrid en apoyo a las sindicalistas de la Pastelería Suiza condenadas a prisión
La manifestación convocada por el sindicato CNT ha reunido en la capital a alrededor de 10.000 personas con el objetivo de “denunciar la criminalización de la acción sindical” y exigir la “inmediata absolución” de las seis sindicalistas condenadas a prisión en la Pastelería Suiza de Xixón.
Migración
Surge en València el Movimiento Fuerza Migrante para motivar el voto
El Movimiento Fuerza Migrante (MFM) se ha presentado recientemente en la ciudad de València con el objetivo claro de movilizar el voto migrante y organizarse de cara a los comicios del 2023.