Laboral
Secciones sindicales fuertes, democráticas y combativas

Corren malos tiempos para el sindicalismo en España. Hacen falta nuevas ideas para responder a la situación actual.
Desayuno elecciones TERE


Enfermero, militante del sindicato TERE - Trabajadores en Red La Paz - Área Norte
27 mar 2024 07:00

Corren malos tiempos para el sindicalismo en España. El desprestigio de los grandes sindicatos es evidente, al sindicalismo alternativo tampoco le va muy bien y apenas se producen victorias o avances en las luchas laborales. Hacen falta nuevas ideas para responder a la situación actual.

Por otra parte, en los últimos años estamos viendo victorias muy sonadas de sindicatos de otros países, especialmente en Estados Unidos y Alemania. Allí se está produciendo un renacimiento sindical en el que todas las victorias comparten una serie de características: las conquistan sindicatos combativos de reciente creación, o corrientes internas dentro de grandes sindicatos que alcanzan la dirección de su organización y la transforman. Otra característica fundamental es que las conquistas no se logran mediante negociaciones sin participación de los trabajadores, sino con el compromiso militante de una gran proporción de los trabajadores de los centros de trabajo afectados. Además, en ninguna de estas luchas falta un carácter democrático de base, de manera que son los trabajadores en lucha quienes eligen a sus representantes y ratifican los acuerdos que finalmente se negocian.


Si queremos avanzar en esta dirección, para llevar a cabo un sindicalismo combativo que tenga posibilidades de conquistar mejoras laborales es fundamental que las secciones sindicales en cada centro de trabajo sean fuertes, democráticas y combativas. Esto depende en gran medida, a veces enteramente, de la forma de actuar de los delegados sindicales. Además, puesto que cuentan con crédito horario, los delegados sindicales son quienes suelen presentarse y salir elegidos para participar en los órganos ejecutivos y de decisión de los sindicatos, federaciones y confederaciones, ya que tienen disponibilidad para hacer campaña entre sus compañeros y para acudir a las reuniones y congresos. La mala fama de los grandes sindicatos empieza a este nivel, con casos de delegados que no consiguen mejoras en sus centros de trabajo o que directamente hacen mal uso de las horas sindicales, que convierten en tiempo libre pagado por la empresa. Por otra parte, es igual de cierto que en todos los sindicatos, también en los más grandes, hay decenas de miles de delegados que dedican tiempo, esfuerzo y disgustos a la causa común. ¿Cómo puede ser que en una misma organización convivan personajes completamente corruptos con compañeros de comportamiento intachable? ¿Hay alguna forma de conseguir que aumente la proporción de delegados honrados y combativos, y de librarse del resto? Veamos un sistema que estamos llevando a cabo los sindicatos TERE y RT en los hospitales públicos madrileños Ramón y Cajal y La Paz.

Los delegados sindicales deben reunir dos condiciones: ser personas respetadas por sus compañeros de trabajo, y ser además personas que estén dispuestas a dedicar tiempo y esfuerzo a su labor.

Con el objetivo de conseguir que nuestros delegados cumplan con ambas condiciones, implementamos un sistema de primarias, seguido por mecanismos de control del desempeño, adaptados a nuestra realidad sindical y normativa.


¿Cómo nos aseguramos de que los candidatos a delegados sean personas activas y respetadas? ¿Cómo podemos dar a conocer la candidatura y generamos oportunidades para que los compañeros de trabajo empiecen a implicarse en la lucha?

Las elecciones sindicales se llevan a cabo cada cuatro años. Para poder participar, cada candidatura tuvo que presentar al menos tantos candidatos como puestos se iban a cubrir. Por ejemplo, para un comité de empresa de 13 miembros, deben presentarse al menos 13 personas por candidatura. En nuestro caso, con Juntas de Personal (el equivalente al Comité de Empresa para funcionarios) de 44 y 49 miembros respectivamente, cada persona que quería participar en las primarias debió aportar al menos 10 candidatos.

¿Cómo fomentamos que los candidatos reuniesen la mayor cantidad posible de firmas?

Todas las personas que firmaron la candidatura tenían derecho a votar en las primarias. Este detalle es importante: la votación no es abierta a todos los trabajadores, y tampoco se restringe a los afiliados puesto que cada firmante podrá votar, y es esperable que lo haga por quien le convenció de firmar. Puesto que cada persona que quiera ser delegada es responsable de reunir firmas que la avalen, estas primarias siguen un sistema de listas abiertas: cada votante distribuye sus apoyos entre las personas que considera, sin tener que votar por una lista cerrada que incluya personas valiosas y otras que no lo son tanto.


Para garantizar una representatividad lo más justa posible, evitando que una posible corriente mayoritaria acaparase todos los puestos, o que lo hiciesen los trabajadores de un departamento especialmente grande dentro del centro de trabajo (en el hospital La Paz el servicio de urgencias cuenta con más de 300 trabajadores, mientras algunas plantas tienen 15), seguimos el sistema Dowdal. Cada votante podía apoyar a un máximo de cinco candidatos, por orden de prioridad. Su primera opción recibió 100 puntos, la segunda 50 puntos (la mitad), la tercera 33 puntos (un tercio), la cuarta 25 puntos (un cuarto), y así sucesivamente.


Con las puntuaciones obtenidas en la votación se decidió el orden de la candidatura para las elecciones sindicales.

Tras las elecciones, es fundamental que los delegados rindan cuentas de su labor ante los afiliados y activistas, en lugar de recibir un cheque en blanco para los próximos cuatro años. Todas las personas que hacen uso de las horas sindicales presentan un informe mensual explicando en qué las han empleado, qué días y en qué horario. Estos informes son accesibles para todos los trabajadores del lugar de trabajo. Cada año celebraremos una nueva votación. Según la legislación española, las elecciones sindicales se llevan a cabo cada cuatro años, por lo que no sería posible cambiar los nombres que aparecen en la candidatura. Por lo tanto, las votaciones anuales son un referéndum revocatorio: si un delegado recibe más votos negativos que positivos, debe dimitir de su puesto en el Comité de Empresa o la Junta de Personal. Además de los delegados que salen elegidos para Comités y Juntas, las secciones sindicales tienen derecho a nombrar delegados de sección sindical y delegados de Prevención de Riesgos Laborales. Estos dos tipos de delegados sindicales pueden ser nombrados y destituidos por las secciones sindicales entre todos los miembros de la plantilla, por lo que para estos puestos, nuestras votaciones anuales sí que son abiertas a quien quiera presentarse, aunque no formase parte de la candidatura inicial a las elecciones.


Por último, los cargos de delegado sindical están sujetos a una revocabilidad permanente: pueden ser destituidos en cualquier momento si así lo decide la asamblea de afiliados.


Implantar procedimientos como este en los sindicatos puede servir como garantía para evitar su burocratización: si son los afiliados quienes deciden quién es delegado, también están decidiendo quién va a tener disponibilidad para participar en los órganos de decisión del sindicato. Elegir a los delegados mediante un sistema proporcional garantiza el derecho a la tendencia, que es fundamental para que puedan existir corrientes renovadoras dentro de las grandes organizaciones. No es casualidad que el artículo 72 a) de los Estatutos Confederales de UGT prohíba expresamente la existencia de tendencias organizadas, o que su Reglamento de la Sección Sindical estipule en su artículo 5 c) que los nombres que contienen las candidaturas a las elecciones sindicales pueden ser vetados por la federación.

A la inversa, la histórica huelga de 2023 de trabajadores de la industria automotriz de Estados Unidos tiene su origen en una sentencia judicial que, tras décadas de burocratización y varias condenas por corrupción, obligaba al sindicato del sector UAW (United Auto Workers) a celebrar un referéndum para que los afiliados decidiesen si los altos cargos del sindicato se eligen por votación directa. Tras adoptarse esta medida, salió elegido como presidente del sindicato Shawn Fain, miembro de la corriente Unite All Workers for Democracy (UAWD). A continuación, y con pocos meses de preparación, este sindicato llevó a cabo la mayor huelga en 25 años, conquistando aumentos de sueldo del 25% (y del 50% en el caso de los trabajadores eventuales) en los convenios colectivos de los tres mayores fabricantes de automóviles del país. En la misma línea, Sean O’Brien fue elegido presidente del sindicato Teamsters en el año 2022 con el apoyo de la corriente TDU (Teamsters for a Democratic Union), rompiendo así una racha de varias décadas de control del sindicato por parte del infame Jimmy Hoffa (tan corrupto que una película sobre la corrupción sindical lleva su nombre) y de su hijo, James Hoffa Jr. La nueva dirección del sindicato encaró las negociaciones del convenio colectivo con la empresa UPS preparando a sus 340,000 afiliados para la huelga, incluso llevando a cabo “piquetes de práctica”. Los directivos de UPS, viendo que la amenaza de huelga era creíble, accedieron a firmar un convenio colectivo histórico que supuso aumentos de sueldo y mejoras en las condiciones laborales por valor de 30.000 millones de dólares.

La pluralidad y la democracia interna de los sindicatos empiezan en cada sección sindical, en cada centro de trabajo. Garantizar la pluralidad en los sindicatos proporciona oportunidades para que incluso las organizaciones más grandes, burocratizadas y corruptas puedan recuperarse y volver a ser una herramienta útil para los trabajadores.


Sobre o blog
En las luchas sociales en la que vivimos, la desorganización es sinónimo de fracaso. Y, el fracaso, es sinónimo de pérdida de derechos. De calidad de vida. De dignidad. Este blog explora, a través de las experiencias y reflexiones de distintos colectivos y sindicatos, alternativas a la mera canalización del descontento social y distintas metodologías para organizar realmente a las personas y construir poder popular.
Ver todas as entradas
Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Laboral
Lento pero seguro se gana la carrera La gente se involucra poco a poco
No puedes convertir en organizadora, con una sola conversación, a alguien que se muestra distante, pero tal vez sí la puedes convertir de simpatizante a activista.
Laboral
Sindicalismo de base La organización sindical comienza por el respeto
Cuando uno respeta a sus compañeras de trabajo, valora sus experiencias y sabe que tienen algo importante que aportar a la estrategia de lucha sindical.
Opinión
MOVILIZACIONES Jardineras de Barcelona en lucha: síntoma de un tiempo de reivindicación sindical y ecológica
El Ayuntamiento quiere implantar un nuevo turno de tarde a las trabajadoras para regar el arbolado, que justifica por la siatuación de emergencia por la sequía.
Sobre o blog
En las luchas sociales en la que vivimos, la desorganización es sinónimo de fracaso. Y, el fracaso, es sinónimo de pérdida de derechos. De calidad de vida. De dignidad. Este blog explora, a través de las experiencias y reflexiones de distintos colectivos y sindicatos, alternativas a la mera canalización del descontento social y distintas metodologías para organizar realmente a las personas y construir poder popular.
Ver todas as entradas
Investigación
Migracións Mulleres á fronte dende o sur global
Nace unha iniciativa de investigación, intervención e acción participativa na Galiza para potenciar o diálogo e intercambio de saberes entre as voces subalternizadas das mulleres do sur global.
Elecciones
Elecciones europea Las europeas agudizan las contradicciones de Sumar y el lugar de IU sigue en disputa
Fuentes de la coalición aseguran que el puesto de Izquierda Unida en la lista de europarlamentarios todavía no está claro. Yolanda Díaz sueña con recuperar a Palop, veta a Manu Pineda y tensa la cuerda al máximo con Más Madrid.
Ocupación israelí
Ocupación israelí Acusan a una agencia pública catalana de complicidad con el apartheid y el genocidio en Palestina
Un reciente informe denuncia a ACCIÓ, la agencia gubernamental para la competitividad de las empresas catalanas, por impulsar relaciones económicas con Israel a pesar del “riesgo plausible de complicidad con genocidio y crímenes contra la humanidad”.
Catalunya
Antirracismo Las muchas voces de Catalunya: identidades diversas, segregación y más de 300 idiomas
En las últimas décadas la sociedad catalana se ha transformado con la llegada de personas migrantes, que ya suponen un 21% de la población. Aunque la exclusión y el racismo siguen ahí, en el día a día lenguas, experiencias e identidades se mezclan.
Análisis
Polarización Una inflación de insultos y demagogia
En este clima de enfrentamiento que es ya el único referente de socialización política para algunas generaciones, el ciudadano parece tener que elegir entre qué mal es menos punible e inmoral.

Últimas

Ley de Memoria Histórica
Memoria democrática La ofensiva legislativa de PP y Vox contra la verdad, justicia y reparación
Las asociaciones memorialistas del estado hacen frente común en la Unión Europea y no descartan acudir a los tribunales para defender los derechos de las víctimas del franquismo.
Cine
Cine RTLM, la radio del odio que alentó el genocidio en Ruanda
Cuando se cumple el 30º aniversario de la tragedia en Ruanda, llega a las pantallas ‘Hate Songs’, que se estrena el viernes 19 de abril, una metaficción que transcurre en los estudios de la emisora controlada por los hutus.
Laboral
Laboral CC OO, UGT y USO rechazan firmar el convenio de Decathlon al no incluir la cláusula de garantía salarial
Decathlon ha firmado el acuerdo con el sindicato mayoritario, SGICD, auspiciado por la propia empresa. El convenio para 2024-26 incluye un incremento salarial del 15%, que recupera la pérdida del 12% de los dos anteriores.
País Vasco
Los audios del PNV Itxaso Atutxa, sobre adjudicar un contrato: “Deben ser tres empresas de confianza del partido"
Hordago publica audios exclusivos grabados en Sabin Etxea que muestran a la presidenta del Bizkai Buru Batzar domesticando al entonces alcalde de Mundaka para acatar la disciplina del partido en materia de contratación pública en el consistorio.
ETA
Opinión Mis relaciones con ETA
Hay quien sigue empeñado en utilizarlo como espantajo electoral, pero es un argumento que no durará. Eso no quiere decir que debamos olvidar lo que pasó, pero sí evitar utilizar la memoria como arma de guerra y confrontación
Más noticias
Italia
Italia El gobierno Meloni allana el camino a los antiabortistas
La Cámara de Diputados italiana ha aprobado por amplia mayoría una ley que permite a las organizaciones anti-elección entrar a los centros de asesoramiento público donde acuden mujeres que están pensando en interrumpir su embarazo.
Violencia policial
Violencia institucional Iridia consigue reabrir judicialmente el caso de una muerte por pistola taser policial
Es uno de los 56 casos en los que ha litigado la entidad de derechos humanos en 2023 y en los que hay un total de 156 agentes o funcionarios encausados.
Genocidio
Rumbo a Gaza La Flotilla de la Libertad se prepara para zarpar hacia Gaza
Un carguero con 5.500 toneladas de ayuda humanitaria y tres barcos más cargados con cientos de personas, entre ellas observadores de los derechos humanos, personal médico, periodistas y políticos —incluida Ada Colau—, integrarán la Flotilla.
Personas sin hogar
Personas sin hogar “Una noche por todas sus noches” en protesta por las personas sin hogar en Granada
El cierre de un centro de acogida nocturno en el centro de la ciudad, que acogía a más de 50 personas, ha agravado la ya precaria situación de acogida de las personas sin hogar

Recomendadas

Cuba
Proyectos artísticos en la isla El arte y la cultura como válvula de escape para resistir la crisis en Cuba
Entre todos los desafíos que enfrenta Cuba, el arte y la cultura se mantienen como refugios de creatividad y resiliencia.
Anticapitalistas
Miguel Urbán “En el inicio de Podemos dijimos que sin autoorganización nos iban a hacer mierda... y nos han hecho mierda”
El eurodiputado más longevo de la llamada política del cambio no repetirá en las elecciones de junio. Miguel Urbán repasa los asuntos más importantes del espacio de la izquierda institucional y las perspectivas de futuro de la Unión Europea.
Especulación urbanística
Turistificación Canarias dice basta: activistas organizan una movilización histórica en las islas frente a la turistificación
Precarización, pobreza, desigualdad y dificultad de acceso a la vivienda, así como la enorme contaminación de los espacios naturales causada por el modelo turístico, son algunas de las problemáticas por las que Canarias sale a la calle el próximo 20 de abril.