Elecciones
Pilar Gónzalez: “Resolver los problemas del día a día de la gente de Andalucía, eso es el andalucismo”

La política histórica del andalucismo, Pilar Gónzalez, es la apuesta de Adelante Andalucía para llevar una “voz propia andaluza” al congreso de los diputados en las próximas elecciones generales
PilarGonzalez
Pilar Gónzalez, candidata de Adelante Andalucía para las próximas elecciones del 23 de julio.

Pilar González(Mérida,1962)lleva desde que llegó a Sevilla para estudiar Historia a principio de los ochenta, haciendo política desde y para Andalucía. Estuvo al frente del Partido Andalucista de 2008 hasta 2012, diputada en el Parlamento Andaluz y senadora en las Cortes Generales estatales hasta mediados de 2022. También ha estado al cargo de una editorial de libros de textos, ha sido docente y ha estado en paro.

Tras su salida del PA abandonó la política y el impulso de Teresa Rodríguez y el proyecto Adelante Andalucía le ha hecho volver a primera línea, tanto que es la candidata de la formación para este 23J que se presenta únicamente en la provincia de Cádiz y busca llevar la voz de Andalucía al Congreso de los diputados del estado español.

González piensa que la medida de Yolanda Díaz de dar 20000 euros a los jóvenes en España es “keynesiana” y prefiere, como indica su partido, otras alternativas como, por ejemplo, crear una autoescuela pública para facilitar el carnet de conducir a los jóvenes.

En los ratos libres que le deja la campaña se está leyendo el último libro de la escritora Rosa Montero, La Desconocida, aunque dice que le gusta más el ensayo y la poesía. Por delante, aún le queda varios días de road trip por todo Cádiz junto a sus compañeras de formación para dar a conocer un programa político pensado “para la Andalucía que trabaja, no la que especula”, que tiene entre sus propuestas: la jornada laboral de 32 horas semanales, jubilación a los 62 años, un Plan de Reindustrialización Sostenible para el territorio, fortalecimiento de los servicios públicos y refuerzo de las políticas feministas y LGTBIQ.

¿Qué estás aprendiendo durante esta campaña?

Todas las campañas son nuevas, todas son diferentes y siempre son muy enriquecedoras en lo personal, por el contacto humano, por la gente, por los aprendizajes que te genera. Y a nivel político también. En esta campaña estoy aprendiendo cosas que no sabía de Cádiz, estoy viviendo el día a día, la vida cotidiana de la gente de la provincia de Cádiz. Es un aprendizaje enriquecedor y ese contacto cercano con la militancia, con las compañeras y los compañeros de Cádiz, es lo más bonito de esta campaña. Sin ninguna duda. Lo peor, el calor.

En una entrevista de 2018 dijiste que decías que “todas las cosas que se han movido en España empezaron en Cádiz”. ¿Sigues pensando lo mismo?

Soy historiadora de formación y para contextualizar esta frase todas las revoluciones de la Edad Contemporánea comienzan en Cádiz. Todas. Y eso es verdad, probablemente porque es un puerto de mar, probablemente por ser un puerto entre dos mares, el Atlántico y el Mediterráneo. Es un territorio que fue muy dado en su momento a que las ideas liberales entraron desde el mar, entraban desde Cádiz. En esta época el Ayuntamiento de Cádiz ha sido un bastión de un proyecto como el de Adelante Andalucía, hasta hace muy poco tiempo, hasta las últimas elecciones municipales, y ha sido uno de los ayuntamientos del cambio, de los que mejor resistió a la reacción que surgió al cambio. Yo creo que hay algo, no sé si es la luz, vinculaba a la lucidez, a la claridad mental a la hora de pensar o a la propia valentía que da esa lucidez entre la gente de Cádiz.

Si Andalucía lo decide de nuevo cambiamos el Estado, no tengo la menor duda. Y eso lo temen los partidos centralistas, los de derecha y los de izquierda

Parece hoy que esa frase cobra un nuevo sentido al ser la única provincia en la que os presentais para estas elecciones generales.

Adelante Andalucía asume el riesgo de presentarse en un único territorio de Andalucía después de hacer un análisis serio sobre la situación. No es una ni es una decisión caprichosa ni tomada a la ligera. Sí, a la velocidad que requería la situación, pero no tiene que ver con la frivolidad con la que se toman algunas decisiones en política, lo debatimos, estudiamos los resultados. Básicamente, los resultados de las andaluzas de hace un año nos sitúan como la primera fuerza de la izquierda a la izquierda del PSOE, con lo que pensábamos que era posible. Si repetimos esos resultados entramos en el Congreso de los Diputados. Ese fue un argumento de peso, es un argumento racional que unido al recuerdo reciente del Ayuntamiento y si me apuras el recuerdo un poco más lejano del peso del andalucismo en el territorio de Cádiz.

Todo eso, de alguna manera, configuraba el escenario de Cádiz como el mejor para conseguir el objetivo que una voz andaluza esté en el Congreso de los Diputados. Y como todas las revoluciones de la Edad contemporánea, ojalá en esta ocasión también este renacimiento de Andalucía, ese poder andaluz en las Cortes Generales, esa presencia y voz andaluza en el centro de la toma de decisiones también comience en Cádiz.

¿Y porque cree que en el momento político actual es tan importante llevar una voz andaluza propia al congreso de los diputados?

Podemos coger cualquier indicador que se te ocurra, el del PIB per cápita, el de desempleo, el de desempleo juvenil, el de la medida de las pensiones, que deberían ser indicadores objetivos. El PIB siempre está un poco en relación con la riqueza que se produce, pero las pensiones, que es una política asistencial del Estado igual para todos y para todas, debería ser igual en todo el territorio. Sin embargo, las pensiones de las y los andaluces es un 20% inferior a la pensión a la media de la pensión del Estado. A la media, no a quienes más pensión cobran. ¿Por qué se produce eso? Porque la cotización de las trabajadoras y de los trabajadores andaluces ha sido menor durante toda su vida laboral, por eso lo que les queda después de su vida laboral es menor. Hay tantas razones objetivas y todas son fruto o consecuencia de decisiones políticas.

Ojalá en esta ocasión también este renacimiento de Andalucía, ese poder andaluz en las Cortes Generales, esa presencia y voz andaluza en el centro de la toma de decisiones también comience en Cádiz

No es una maldición, ni es una condena bíblica, ni tenemos nada de malo la gente de Andalucía que nos haga peores de cualquier otro territorio del Estado. Eso hay que remediarlo, por eso es tan importante que haya un partido andaluz que reivindique dónde se hacen los Presupuestos Generales del Estado alguna negociación que traiga a Andalucía las inversiones necesarias. La disposición Adicional Tercera del Estatuto de Autonomía de Andalucía establece que el Estado debe invertir en nuestra comunidad un porcentaje equivalente al peso de la población de Andalucía en el conjunto del estado, un 19%. Bueno, eso se consignó en los Presupuestos Generales del Estado durante los dos últimos años. Pero es que en el último año la ejecución del presupuesto del año 2022, es de un 42% luego, ¿De qué sirve que consignen una cifra que equivale al 19% de las inversiones del Estado territorializado y se ejecuten menos de la mitad? Esa misma ejecución en la Comunidad de Madrid alcanza el 184%.

Hay miles de razones que justifican la necesidad de un partido andaluz, que se deba a la gente de Andalucía, que vaya allí a representar y a defender los intereses de la gente de Andalucía. Mandamos 61 diputados y diputadas andaluces al Congreso. Sería el grupo territorial más numeroso de todo el Congreso. Lo que ocurre es que cada uno va a un grupo político. Pues durante estos cuatro últimos años, en esa última legislatura de Andalucía, en el Congreso de los Diputados se ha hablado solo en cuatro ocasiones.


Se ha criticado vuestra decisión de no ir junto a Sumar para esta convocatoria. ¿Cómo lo justificáis? 

Creemos que es un ejercicio de responsabilidad, que es la razón para tomar la decisión de presentarlo en un único territorio. Es nuestro derecho presentado en todos los territorios de Andalucía. Es sentido de la responsabilidad en el contexto en el que estamos, de que la derecha avanza y la izquierda se repliega.

Hemos tomado la decisión responsable para no dividir el voto de la izquierda. También podían haber decidido ellos no presentarse en Cádiz porque quedaron detrás de nosotros en las andaluzas. A lo mejor en Cádiz quien divide a la izquierda no somos nosotros. Ese ejercicio de generosidad y de responsabilidad que nosotros hemos hecho, yo creo que eso la gente sí que lo ha entendido. Creo que nosotros hemos hecho un ejercicio de responsabilidad y si me apuras, de lealtad con el conjunto de la izquierda y la lealtad. Hombre, que menos que sea recíproca, porque si no es servidumbre.


¿Por qué la voz de Andalucía no ha tenido una representación constante en el congreso de los diputados, como sí las ha tenido otras comunidades autónomas históricas del estado español?

Probablemente a la situación de la propia Andalucía. Fue una irrupción brillante la voz andaluza que significó el PSA en los años de la Transición, tan brillante que consiguió el desbloqueo del 28 de febrero la iniciativa autonómica en el territorio de Almería, que, como sabes, no alcanzó aquella pérfida ley de modalidades de referéndum que pactaron los centralistas, PSOE y la UCD. Una ley para un día de la historia. En ningún otro territorio de toda España se ha aplicado la ley de modalidades del referéndum más que en Andalucía, que requería el 51% del censo, no de los votantes, en 1980, con toda la gente emigrada y con lo censo mal hecho.

El PSA se convirtió en el PA y en Andalucía gobernó el PSOE durante 37 años consecutivos. Creo que le vino muy bien la figura de Rafael Escudero para propulsar a Felipe González a la Moncloa en 1982. Y a partir de ahí, el PSOE andaluz inicia un repliegue sobre todo lo que había sido el andalucismo. Una vez que el PSOE se instala en el gobierno de la Junta de Andalucía, va desenchufando todas aquellas cuestiones que tenían que ver con el acceso a la autonomía, que tenían que ver con la identidad, que tenían que ver con la vida material.

El andalucismo, no solo es lo simbólico, tiene que ver con la vida material. Lo simbólico es muy bonito y nos pone la carne de gallina, pero que la vida material y resolver los problemas del día a día de la gente de Andalucía, eso es el andalucismo. Esa desactivación de todos esos componentes, alguno tan anecdótico como el flamenco, en 1980 se empiezan a hacer en Andalucía unas unidades didácticas de flamenco para que en las aulas los niños chicos se familiarizan, aprendieran y conocieran lo que significaba el flamenco, hasta eso lo desactivo el PSOE cuando se instala en Andalucía. El PSOE en el Gobierno andaluz se va dedicando a desactivar todo lo que tenía que ver con una reivindicación específicamente andaluza, con el analfabetismo, que entonces era enorme, había 2 millones de personas analfabetas en Andalucía. Por eso la célebre deuda histórica en la disposición adicional segunda del Estatuto de Autonomía y todo eso se va desmontando desde el propio Gobierno andaluz, se va como adormeciendo toda esa conciencia que despertó lo que estalló el 4 de diciembre y el 28 de F. Instalados en el poder, se olvidan de todo lo que les había llevado al poder y gobierna en Andalucía como sin atender a las singularidades y a las especificidades. Eso va de alguna manera desactivando esa conciencia andaluza inicial.

PilarGonzalez2
Pilar Gónzalez, candidata de Adelante Andalucía para las próximas elecciones del 23 de julio.

Y en ese sentido, ¿Crees que también el del gobierno de España se le tiene miedo o se le tiene más recelo a la andaluza que a otra?


No tengo la menor duda. Los socialistas de los años 80 definieron a Andalucía como el león dormido. Temen el despertar del pueblo andaluz. Carlos Cano lo cantaba “Si en vez de pajaritos fuéramos tigres de bengalas a ver quién era el guapito que nos mete en una jaula”. Desde propia experiencia, cuando a la hora de tomar posesión en el Senado se promete la Constitución, van llamando de uno en uno. Antes de que me tocara a mí, senadores de Esquerra Republicana hacían su promesa en catalán por la República catalana, por la libertad de los presos, por lo que ellos consideraban oportuno. Los vascos, exactamente igual, tanto los del PNV como los de Bildu. Tomaba posesión el euskera haciendo un alegato a favor de lo que cada uno de ellos quería. Llego yo y digo “sea por Andalucía Libre”, una frase del himno de Andalucía. Y fue cuando se revolvieron en sus asientos, sobre todo los senadores del Partido Popular, les hice rebotar en el asiento, seguramente no se lo esperaban.

Pero, también por el peligro de que una comunidad como Andalucía, que tiene casi la población de Portugal, decida hacer diferente el sistema político, lo cambia todo. La propia irrupción de Andalucía como nacionalidad histórica cambie el diseño del Estado autonómico, dicho por un constitucionalista como Miguel Herrero Rodríguez de Miñón, toda una autoridad que ni siquiera es de izquierda. Si Andalucía lo decide de nuevo cambiamos el Estado, no tengo la menor duda. Y eso lo temen los partidos centralistas, los de derecha y los de izquierda



Estamos viviendo un resurgir del andalucismo,¿Qué similitudes y diferencias encuentras con el andalucismo que representaba el PSA y el Partido Andalucista? 

Permanece el fondo de la dignidad y la reivindicación de lo propio. Y en este andalucismo de la tercera ola me encanta el lenguaje porque es muy joven, muy fresco, No tiene el menor complejo en escribir, en hablar, en cantar, en rapear, en pintar, en hacer ilustración, en lo que quiera que sea, hacerlo en andaluz. En la candidatura, por ejemplo, nos acompaña José Camacho, un compañero de Arcos de la Frontera, que es ceceante, Ojalá pudiera en el Congreso de los Diputados hablar un andaluz que cecea porque el seseo ya lo han admitido. Pero el ceceo o el jejeo suena muy mal fuera de Andalucía. Y eso, el poner eso en valor, es muy actual, es muy contemporáneo. En la época anterior lo que se reivindicaba tenía que ver con la alfabetización de las personas analfabetas, con temas económicos. Pero en esta ocasión la eclosión cultural y la reivindicación de lo propio y el sacudirse los complejos con un ímpetu tan joven me parece una maravilla.

Entonces, ¿crees que se ha perdido algo en esta ola andalucista? 

Intuitivamente, te diría que sí, pero tendría que darle una pensada para definirlo. Las condiciones de partida en la transición, las condiciones materiales eran horribles. Había pueblos en Andalucía, sin los desagües, sin carreteras. Era un desastre, no había centros de salud ni ambulatorios en los pueblos, no había instituto, no había colegios en muchos pueblos. Durante la Transición y durante los años 80 se reivindicaban esas cuestiones.

¿Cuáles cree que son las deudas históricas que tiene el Estado español con Andalucía?

Las reconocidas, aunque también hay invisibles. La Disposición adicional segunda del Estatuto, que eran esas condiciones en las que Andalucía se hace cargo de las competencias transferidas sin tener recursos para ello. Había 17 maestros de adultos para alfabetizar a 2 millones de personas analfabetas. Esa era la deuda histórica para resolver esos déficits de servicios públicos. Era la disposición adicional segunda, que se traducía con unos ingresos anuales en los Presupuestos Generales del Estado consignados específicamente para ir compensando esa situación de Andalucía. Bueno, pues nos acabaron pagando consuelo con el solar de la Feria de Sevilla, por ejemplo, como si no tuviéramos suelo de sobra en una comunidad autónoma, en un territorio que tienen más de casi 90.000 kilómetros cuadrados, nos pagaron con solares en vez de con servicios públicos o con dinero para que el Gobierno andaluz hubiera podido mejorar los servicios públicos.

El andalucismo, no solo es lo simbólico, tiene que ver con la vida material. Lo simbólico es muy bonito y nos pone la carne de gallina, pero que la vida material y resolver los problemas del día a día de la gente de Andalucía, eso es el andalucismo

La deuda de financiación autonómica lleva un retraso acumulado de años. Creo que es de 2009, la última renovación del sistema de financiación autonómica que desde el propio Parlamento de Andalucía se exigía. Cuando a consejera de Hacienda era María Jesús Montero, reivindico al gobierno nacional del Partido Popular el pago de la infra financiación andaluza. Incluso evaluaron en alrededor de 5 mil millones de euros esa deuda por falta de inversión. Eso no se ha pagado, sino que se sigue incrementando y que ahora que Montero es la ministra de Hacienda ya no reivindica con tanta firmeza que el Estado invierta en Andalucía o que resuelva el problema de la financiación andaluza. Esa es otra deuda, real y material, que lastra la calidad de los servicios públicos que se prestan a las andaluzas.

En el último Gobierno de coalición que sí han consignado estas partidas presupuestarias que no ha llegado a la mitad de ejecución. Luego tenemos deuda histórica, financiación autonómica, déficit de inversión o de ejecución de las inversiones previstas. Esas son las deudas cuantificables y además compromisos asumidos porque los Presupuestos Generales del Estado se publican en el BOE y lo que se publica en el BOE es una ley que decir que no es un acuerdo, una reivindicación, una promesa incumplida, es una ley que no se cumple con Andalucía.

“Para estar en una institución o para estar en política tendrían que darse dos requisitos: haber trabajado antes en la calle, en lo que sea y haber estado en paro,así nunca te equivocas a la hora de tomar según qué decisiones”

Otros déficits que son estructurales, que tienen que ver, por ejemplo, con el ferrocarril que tiene, que todo eso son también inversiones, pero que ni siquiera se consignan porque nadie piensa que es necesario esas estructuras en Andalucía. Otro mucho más sencillo es el bono térmico, acabamos de vivir la segunda ola de calor de este verano. Hay un bono térmico en el conjunto del Estado que ayuda para pagar la calefacción. Es una ayuda para personas en situación de vulnerabilidad y de vez en cuando algún consejero del Gobierno de Ayuso de Madrid también lo cobra. Pero hay una persona en situación de vulnerabilidad, apagar la calefacción, la mitad de Andalucía, el valle del Guadalquivir, sobre todo lo que necesita ayuda para pagar la refrigeración, no ya el aire acondicionado, por lo menos ventiladores quiero.

Bueno, pues eso. ¿Por qué no piensan esas cosas en Madrid? Porque no ve a Andalucía. Eso también es una deuda con Andalucía que requieren de alguna respuesta del Estado que no sea únicamente asistencial. Más allá de la M-30, no se ve que hay territorios que tienen singularidades y necesidades propias y que requieren de un tratamiento específico. Insisto que no queremos que sea asistencial. Andalucía no es pobre, tiene un problema de pobreza, pero la causa es la desigualdad, básicamente, y a eso se le pone remedio políticamente.

Y para enfocarnos en la actualidad. ¿Qué deudas o que promesas incumplidas tiene en el último gobierno de Andalucía?

La derogación de la reforma laboral que en vez de derogar la reforma laboral, la de Zapatero primero y la de Rajoy después, cambió el nombre de alguno de los contratos. Está bien que todo lo que sea siquiera mínimo, pero avance en los derechos de los trabajadores no parece bien. Pero los contratos que ahora se pueden llamar indefinidos, antes eran fijos discontinuos, pero la gente las siguen despidiendo porque el despido es muy barato, porque la inspección de trabajo no funciona. El primer problema que tiene Andalucía, es el paro. Esa es una deuda del gobierno progresista con el conjunto del Estado, pero si me apuras particularmente con Andalucía por las cifras de paro. Dice ayer la ministra de Trabajo que aprueban un plan de empleo de 50 millones de euros para Andalucía en campaña electoral. No es baladí el asunto, es el mismo Plan de empleo para Andalucía, que anunció justo un año antes, en víspera de las elecciones andaluzas. En ese mismo Consejo de Ministros se aprobó una ayuda para las federaciones deportivas de 187 millones de euros en tres anualidades que sale a más financiación al año que un plan de empleo para remediar el principal problema que tiene Andalucía.

La ley mordaza, si me apuras, también nunca se ha recuperado. En Andalucía, cuando protestan los trabajadores del metal de Cádiz, le mandan una tanqueta. Recuerdo que durante la pandemia en la calle Claudio Coello de Madrid, en el barrio de Salamanca, salieron personas que viven en el barrio de Salamanca, sin mascarilla y con palos de golf, a la calle a protestar contra el Gobierno y no tuvo esa represión. Y encima ese mismo ministro encabeza la lista del PSOE en Cádiz, debería darles una mijita de vergüenza.

¿Cómo ves el ambiente político actual en el estado español?

Veo que la derecha avanza sin complejos y sin ninguna vergüenza. Eso me preocupa, pero me preocupa aún más que la izquierda retroceda y se repliegue. La izquierda se repliega, no planta cara. Nosotros creemos que no podemos estar replegados y a la defensiva, que hay que salir a la ofensiva porque el riesgo es grande. El riesgo de los derechos para las personas LGTBI, por ejemplo, la famosa lona, es un ejercicio de chulería de la derecha. La actitud no es replegarse ni meterse otra vez en los armarios, no solo las personas LGBTQI, sino el resto de personas que pensamos de otra manera o el resto de fuerzas políticas. Antes creía que hay derechos que son irreversibles y ahora pienso que no hay ningún derecho que sea irreversible, eso sí que me preocupa.

PilarGonzalez3
Pilar Gónzalez y Teresa Rodríguez se besan en un acto de campaña contra la LGTBIFobia

A nivel ecológico, ¿cuáles cree qué son los grandes problemas de Andalucía?

Doñana, primero de todo, no solo de Andalucía. Es un problema de Estado. En alguna ocasión decía en el Senado, cuando la Ley de Transición Ecológica, que la transición ecológica debería empezar por orden alfabético por la de A de Andalucía. Tenemos Doñana como un problema fundamental en lo simbólico y en lo material, que además está perjudicando a los agricultores que hacen las cosas bien por amparar a quienes roban el agua. Está el vertedero de Nerva y el Cabril. En Nerva nos tragamos todos los residuos peligrosos de cualquier lugar, empezó siendo un vertedero para residuos de Andalucía, ya vienen hasta de Montenegro. El Cabril, no hay ningún otro cementerio de residuos nucleares en el conjunto del Estado. Toda la basura que se genera en el conjunto del Estado viene a ser depositada en la Sierra de Hornachuelos, en Córdoba, y se considera inversión del Estado parte de lo que está consignado como inversión tiene que ver con la ampliación del cementerio nuclear de El Cabril. ¿Alguien puede explicar en qué mejora la vida de la gente?

La fábrica de uranio radiactivo en Andújar. Hay un montón de puntos negros en lo medioambiental en Andalucía que hay que resolver. Echo en falta cierta pedagogía y cierta firmeza a la hora de tomar decisiones para ir haciendo una prevención de lo que se avecina y para resolver los puntos negros.

Empezaste tu carrera política en el movimiento estudiantil y a lo largo de tu carrera has pasado por diversos movimientos sociales. ¿Por qué crees que es importante que una figura política parlamentaria haya estado en los movimientos de base?

Cuando no estás en los movimientos de base y llegas a una institución, la institución te puede confundir. Para estar en una institución o para estar en política tendrían que darse dos circunstancias: haber trabajado antes en la calle, en lo que sea. Y dos, y haber estado en paro. Es fundamental haber estado en paro, porque así nunca te equivocas a la hora de tomar según qué decisiones. 





Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Andalucismo
Tercera ola andalucista La continuidad de la tercera ola andalucista
El andalucismo se encuentra en un punto de inflexión en el cual debe decidir qué objetivos perseguirá a futuro como movimiento.
Adelante Andalucía
Tercera ola andaluza El nacionalismo andaluz y la voz propia andaluza
El nacionalismo andaluz desde Blas Infante ha reclamado para sí la voz propia en la defensa de Andalucía.
Andalucismo
Tercera ola andalucista La juventud andaluza ante el pulso de Europa
Andalucía necesita de su juventud, decía Blas Infante, y estaba en lo cierto. Los jóvenes andaluces somos esenciales, necesarios, para construir una sociedad presente y futura que sea consciente de la realidad cultural y la identidad social de nuestr
yermag
yermag
21/7/2023 13:43

Ja, ja, ja, que graciosa la historiadora esta, o historietista porque decir que todas las revoluciones han empezao en Cadiz tiene la gracia de olvidar la mayor revolución social de la historia mundial: La revolución que anarquistas y socialistas (del sector revolucionario de la UGT de entonces) hicieron en el 36 en Barcelona y después en amplias zonas de Levante, Andalucía (no precisamente en Cadiz), Aragón y Castilla La Mancha. Pero claro, esto a esta señora se la trae al pairo, ella a lo suyo a decir el discursito socialdemócrata nazionalista típico, que si Andalucia recibe menos inversiones, competencias, infraestructuras,... Y para conseguirlas censura la revolución social libertaria y se dedica a pedir a la gente que meta papeletas en urnas. ¿Nos extraña que suba la ultraderecha con esta señora contrahecha (que cuenta patrañas históricas)??

0
0
Migración
Migracións Burocracia para os 'refuxiados de segunda': sete rapaces malianos ante o bloqueo do Estado ao pedir asilo
Presos da guerra, chegan a un novo territorio en procura de mellores oportunidades, pero son presos de temporalidades e trámites administrativos, minguando o seu estado anímico e deixándolles estancados nun limbo temporal que os anula como cidadáns.
Caso Carioca
Caso Carioca O caso Carioca a través dunha migrante explotada sexualmente: indemnización mínima e complot policial
O garda civil Armando aliábase con proxenetas e abusaba sexualmente de mulleres prostituídas facendo uso da súa capacidade para regularizar a súa situación.
Turismo
Organización social El turismo de masas revuelve a la España costera: un verano de movilizaciones contra la gentrificación
Las personas que viven en las zonas del Estado con los procesos de turistificación más avanzados han dicho basta. Baleares, Canarias, Cantabria, Cataluña o Valencia prometen un estío de protestas sin precedentes para reclamar un cambio de modelo.
Pueblos originarios
Pueblos originarios Cien años de la Masacre de Napalpí
El 19 de julio de 1924, las fuerzas de seguridad estatales argentinas asesinaron a más de 500 personas de los pueblos indígenas de Qom y Moqoit.
O Salto medra contigo
O Salto medra contigo Eles por diñeiro, nós por un futuro mellor: subscríbete ao Salto
Sempre que unha multinacional ou un goberno intentaron cometer un atentado medioambiental no noso territorio estivemos alí para contalo. Puidemos facelo porque a nós sostennos a nosa comunidade, pero queremos chegar máis lonxe e por iso precisámoste.
Movimientos sociales
Instituto de las Mujeres Colectivos de personas trans pierden la paciencia con Isabel García: “Debe ser cesada de inmediato”
Plataforma Trans pide medidas contra la directora del Instituto de las Mujeres tras varias informaciones esta semana que apuntan a supuestos amaños en favor de la empresa de su mujer. FELGTBI+ espera una reacción del Ministerio Igualdad.

Últimas

Libertades
Derechos y libertades Oleada de suicidios y revueltas en las cárceles italianas
En la cárcel de Trieste, 257 personas se hacinan en un espacio previsto para 150. Allí se desencadenaba la revuelta carcelaria más intensa de una oleada que dio inició hace pocas semanas.
Palestina
Palestina La ocupación israelí de los territorios palestinos es ilegal según la Corte Internacional de Justicia
Israel viola la convención de Ginebra con su política de asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este. Medidas como demoler propiedades palestinas y reasignarlas a colonos israelíes no son de carácter provisional y el efecto es irreversibles.
Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)
30 aniversario del levantamiento del EZLN Los viajes de la Montaña. Arte, política y simbolismos de la lucha Zapatista
En este noveno texto de la serie, la autora nos propone una mirada a través del arte para entender la dinámica de construcción de la lucha zapatista en México y cómo se articula con las redes de resistencia europeas
Crisis climática
Cine y crisis climática Muyuna Fest, cine selvático para aprender a flotar en un mundo que se hunde
La primera muestra de cine flotante de la historia emerge sobre las aguas del barrio de Belén, en la ciudad de Iquitos (Perú) para fomentar la conservación de la Amazonía y la soberanía audiovisual de los pueblos originarios.
Fronteras
Fronteras La nueva Comisión Europea triplica su apuesta de militarización de las fronteras
La presidenta de la Comisión Europea anuncia un nuevo impulso para el Frontex y la creación de una cartera para las relaciones con los países del Mediterráneo.
Más noticias
Tecnología
Oligopolio tecnológico Un fallo de Microsoft provoca una caída internacional de servicios de transportes, bancos y emergencias
Una interrupción del servicio vinculada a la firma de ciberseguridad Crowdstrike y Windows ha paralizado la actividad de decenas de miles de empresas públicas y privadas poniendo de relieve la dependencia del oligopolio tecnológico.
Unión Europea
Unión Europea Von der Leyen es reelegida como presidenta de la Comisión Europea gracias a un acuerdo con Los Verdes
La presidenta de la Comisión Europea es reelegida con 401 votos a favor. Su discurso incluye nuevas medidas de securitización de las fronteras, entre otras la multiplicación por tres del polémico Frontex.
Arte
Cristina Peña “Mi referente es la artesanía que nos dieron nuestros antepasados”
La cerámica artesana de Casa Peña Slow Atelier no iba a escapar de la turistificación. Su taller se traslada desde Churriana (Málaga), a un nuevo espacio en Úbeda, ciudad de tradición artesana que acoge la marca, sus ideas, y a la propia artista.
Migración
Migraciones Burocracia para los ‘refugiados de segunda’: siete jóvenes malienses ante el bloqueo del Estado al pedir asilo
Presos de la guerra, llegan a un nuevo territorio en búsqueda de mejores oportunidades, pero son presos de temporalidades y trámites burocráticos, mermando su estado anímico y dejándoles estancados en un limbo temporal que los anula como ciudadanos.

Recomendadas

Personas con discapacidad
Itxi Guerra Itxi Guerra, activista anticapacitista: “Lo 'diska' muestra dónde falla el capitalismo y cómo dinamitarlo”
En 'Ruptura y reparación de la máquina', esta referente del anticapacitismo argumenta la potencialidad política de la discapacidad y da pautas para convivir en un sistema discapacitante: “Las redes entre personas nos permiten vivir con la máquina rota”
Arte
Arte Miguel Ángel, Crisanto Domínguez y la blanquitud
En julio se llevará a cabo la Biena de Esculturas en la ciudad de Resistencia. Como acto previo a la bienal, el 6 de marzo pasado se emplazó una replica del David de Miguel Ángel donde debía estar situada una estatua de los pueblos originarios.
Historia
Historia Chipre recuerda los 50 años de invasión turca
Se cumple medio siglo del ataque, seguido por la división y ocupación de la isla a manos del ejército turco. La izquierda chipriota critica el estancamiento de las negociaciones de paz y la falta de interés de Bruselas.
Infancia
Sira Rego “La palabra ‘mena’ deshumaniza al otro y nos negamos a deshumanizar a las infancias”
El Ministerio de Juventud e Infancia, creado en noviembre de 2023, tiene el reto de sacar adelante la propuesta para que se produzca la acogida de los 6.000 niños y niñas no acompañados que se encuentran en Canarias.