Francia
El Frente Popular se pone en manos de la movilización y el miedo a la ultraderecha

La coalición unitaria de las izquierdas confía en que una mayor participación, sobre todo de los jóvenes, contrarreste las tensiones internas y la demonización mediática en la campaña de las legislativas en Francia.
Front Populaire Frente Popular Francia
Protesta contra la extrema derecha en la plaza de la República de París (Foto: La France Insoumise)
18 jun 2024 05:56

“Tengo la impresión de que hemos traicionado nuestros valores, los más profundos. Pienso en mis abuelos y ellos no resistieron a los nazis para que ahora dejemos a sus herederos en el poder”. Agathe Mougel, de 27 años y que trabaja en el sector de la moda, lo tiene claro: en las elecciones legislativas anticipadas está en juego la identidad de Francia, amenazada por una posible llegada al poder de la ultraderecha de Marine Le Pen. “Estoy muy preocupada, sobre todo por mis padres que son de origen argelino. La Reagrupación Nacional (RN, extrema derecha) se opone a la doble nacionalidad y podría obligarlos a regresar a su país”, reconoce Anaïs Cheik, de 23 años, una estudiante universitaria en lenguas extranjeras.

Eran las siete de la tarde del sábado y testimonios como estos abundaban entre las decenas de miles de personas que llegaba a la Plaza de la Nación, en París. Entre 640.000 personas (según los sindicatos) y 250.000 (policía) se habían manifestado ese día en contra de la extrema derecha en el conjunto del territorio galo. Convocadas por los principales sindicatos —desde la moderada CFDT hasta la combativa CGT—, esas protestas, especialmente concurrida la de la capital francesa, representaron un buen pistoletazo de salida para la campaña del Frente Popular Ecológico y Social.

La Francia Insumisa conserva su rol de fuerza motriz (se presentará en 230 circunscripciones), pero gana peso el Partido Socialista (175) respecto a la coalición NUPES de 2022

La reanudación de una alianza unitaria de la izquierda ha sido el movimiento más destacado de unos últimos diez días de vértigo informativo en el país vecino. El Frente Popular ha arrancado la campaña como la principal alternativa a Le Pen. Según los últimos sondeos, que se deben coger con pinzas, esta coalición cuenta con una intención de voto de entre el 28,5% y el 25% y sigue de cerca a la ultraderecha (35-29,5%). Pese a tratarse de una alianza frágil y sin un liderazgo claro, el miedo a la ultraderecha y la voluntad unitaria del electorado progresista, así como los indicios de una mayor movilización de los jóvenes y las clases populares, nutren la esperanza de los partidarios del Frente Popular.

“Ha resultado posible por el miedo”

“Esta coalición ha resultado posible por el miedo. Si no había una unión de las izquierdas, podía darse por descontada una victoria de RN”, explica a El Salto el politólogo Christophe Bouillaud. Ante la amenaza real de que en julio haya un Ejecutivo de cohabitación con Jordan Bardella (mano derecha de Le Pen) como primer ministro, la Francia Insumisa (afines a Podemos o Sumar), el Partido Socialista, los verdes y los comunistas dejaron de lado sus divisiones y rencores.

Salvo casos puntuales, fruto de disidencias internas, en la gran mayoría de las 577 circunscripciones habrá un único candidato de la gauche. Evitar la dispersión del voto resulta clave en un sistema electoral a doble vuelta, aún más teniendo en cuenta la actual tripartición del paisaje político galo (derecha radical, izquierda y macronismo). La Francia Insumisa conserva su rol de fuerza motriz (se presentará en 230 circunscripciones), pero gana peso el Partido Socialista (175) respecto a la coalición NUPES de 2022. Para que viera la luz el Frente Popular, el insumiso Jean-Luc Mélenchon ha dado un paso al lado, aunque no renuncia a convertirse en primer ministro.

El rápido acuerdo de la izquierda ha desbaratado los planes de Emmanuel Macron. Ante el batacazo de su partido en las europeas —apenas el 14,6% de los votos, menos de la mitad que el lepenismo (31,4%)—, el presidente francés convocó esa misma noche estos comicios anticipados para el 30 de junio (primera vuelta) y el 7 de julio (segunda). Confiaba en aprovecharse de la fragmentación en el espacio progresista, que marcó la campaña en Francia para la Eurocámara. “La izquierda necesitará mucha suerte si quiere mantenerse unida”, dijo Macron el 9 de junio por la noche a sus asesores, según el semanario L’Express.

“Que Macron creyera que va a remontar en estos comicios es un pensamiento casi suicida, ya que los jóvenes y las categorías populares irán más a votar y esto probablemente le perjudique”, añade Boulliaud

Organizando los comicios en el plazo mínimo permitido por la ley, apenas tres semanas de campaña, el presidente confiaba con coger con el pie cambiado a sus adversarios. Pero, en realidad, ha creado una trampa a su propio partido. Con unas intenciones de voto del 19-18%, el macronismo ha quedado descolocado. Casi en fuera de juego. Hasta el punto de que algunos de sus dirigentes, como Aurélien Rousseau, que dimitió como ministro de Sanidad en diciembre a causa de una dura ley migratoria, formarán parte de las listas del Frente Popular.

Análisis
Francia Una reforma migratoria a la medida de la extrema derecha
El 20 de diciembre, la Asamblea Nacional francesa aprobó la reforma migratoria impulsada por el Gobierno. El voto de Rassemblement national fue determinante para que saliera adelante esta ley que elimina derechos de las personas migrantes.


La coalición presidencial, según los sondeos, quedará tercera en muchas de las circunscripciones y no se clasificaría para la segunda vuelta en muchas de ellas. En las legislativas, hace falta un apoyo mínimo del 12,5% de los inscritos en las listas electorales de la respectiva circunscripción para acceder al escrutinio final. Aunque Macron esperaba beneficiarse de las tensiones internas en Los Republicanos (LR, afines al PP), el pacto secreto y unilateral del presidente de esa formación con la ultraderecha, contestado por la mayoría de los barones conservadores, ha abocado la decadente derecha republicana a una escisión, cuyas consecuencias son imprevisibles.

El presidente “ha impulsado unas elecciones anticipadas en un momento en que las intenciones de voto de su partido son extremamente bajas. Esto debería haber evitado que se lanzara a una aventura de este estilo”, sostiene Bouillaud. “Que Macron creyera que va a remontar en estos comicios es un pensamiento casi suicida, ya que los jóvenes y las categorías populares irán más a votar y esto probablemente le perjudique”, añade este profesor en Sciences Po Grenoble respecto a unas categorías hostiles al macronismo, debido a sus reformas neoliberales (en el caso de los obreros), así como sus medidas de corte claramente conservador, como la dura ley migratoria o la obligatoriedad de una especie de ‘mili’ (en el caso de los jóvenes).

La irrupción de Mbappé, Thuram y los influencers

“He venido para representar a una juventud movilizada”, afirmaba Iléa, de 17 años, durante la protesta del sábado. “Los medios son mucho más críticos con la izquierda que con la ultraderecha”, lamentaba su compañero de instituto Clovis, de 18 años, también presente en esa manifestación parisina, que destacó por la gran presencia de jóvenes. Uno de los cánticos más repetidos fue “la juventud enmierda al Frente Nacional (histórico nombre del partido de los Le Pen)”. A diferencia del tópico repetido por los medios mainstream, los jóvenes franceses no se decantan por el ultranacionalismo y la xenofobia, sino por las ideas progresistas.

El 31% de los menores de 24 años votaron a la Francia Insumisa en las europeas, es decir, más del triple que la media nacional (10%). En el caso de RN, recibió el 25% de los apoyos de esa categoría, seis puntos menos que en el conjunto de las edades (31,4%). La movilización en las urnas resultará clave para que las fuerzas progresistas impidan una mayoría absoluta de Le Pen. De momento, los estudios de opinión apuntan a una participación del 62%, 15 puntos superior a las legislativas de 2022.

Colectivos como Attac o Extinction Rebellion han abandonado su clásica posición apartidista y han pedido el voto para el Frente Popular

Desde el 9 de junio, han proliferado los influencers, como Squeezie (con 18 millones de seguidores en YouTube), que piden votar contra el lepenismo. Ha crecido la audiencia de los streamers políticos de izquierdas, como Jean Massiet o Usul. A eso se le han sumado las llamadas a frenar la extrema derecha de las estrellas francesas de los Bleus, como Ousmane Dembélé, Marcus Thuram o Kylian Mbappé. “Como ciudadanos, tenemos que luchar para que no gane RN”, dijo el sábado Thuram, hijo del mítico Lilian, campeón del mundo en 1998 y conocido por su compromiso antirracista. “Comparto los mismos valores que Marcus”, como “la tolerancia, el respeto y la diversidad”, insistió el domingo el nuevo jugador del Real Madrid.

Además de una mayor movilización de los jóvenes, la gauche cuenta con una mayor implicación del tejido sindical y asociativo en esta campaña. Colectivos como Attac o Extinction Rebellion han abandonado su clásica posición apartidista y han pedido el voto para el Frente Popular. La CGT, segundo sindicato con un mayor número de afiliados, decidirá hoy martes si da una consigna electoral parecida, rompiendo así su costumbre en las últimas décadas de no posicionarse entre los distintos partidos.

Una alianza frágil y sin un líder claro

El nombre de Frente Popular evoca al Gobierno de izquierdas entre 1936 y 1938, liderado inicialmente por el socialista Léon Blum. Entonces, las huelgas multitudinarias resultaron clave para conseguir grandes avances sociales, como las vacaciones pagadas o las 40 horas de trabajo semanal, en un periodo marcado, asimismo, por el auge del fascismo en Europa. “El Frente Popular no somos nosotros (los políticos), sino la gente que trabaja y pide justicia social”, dijo François Ruffin, un mediático diputado y electrón libre de la Francia Insumisa que ha tenido un rol clave en la irrupción de la coalición unitaria, así como en las tensiones internas.

Hasta el viernes por la noche todo había ido sobre ruedas para las formaciones progresistas. Mientras el macronismo seguía atónito por la decisión (¿suicida?) del presidente de organizar los comicios y la derecha republicana inmersa en un patético culebrón, la gauche había actuado con pragmatismo. No solo se había puesto de acuerdo con las circunscripciones, sino también en un ambicioso programa socio-ecológico y de ruptura con el neoliberalismo. Para los primeros 100 días, propone aumentar el salario mínimo hasta 1.600 euros netos (actualmente es de casi 1.400), bloquear los precios de la energía y los productos de primera necesidad y derogar la impopular reforma de las pensiones.

Francia
Francia Seis lecciones del semestre de intensa contestación contra la reforma de las pensiones de Macron
Pese a no haber impedido la subida de 62 a 64 años de la edad de jubilación, los sindicatos franceses quieren ver el vaso medio lleno tras haber protagonizado la movilización más multitudinaria en la Europa pospandemia.


En lugar de hablar de estas propuestas, sin embargo, la actualidad del Frente Popular ha estado marcada desde el sábado por sus tensiones internas. La Francia Insumisa ha decidido apartar a cuatro diputados disidentes que presionan desde 2022 para que Mélenchon abandone el liderazgo del espacio en beneficio de otros perfiles, como Ruffin o Clementine Autain, ambos muy cercanos a esos disidentes y al ala izquierda del PS.

También ha suscitado polémica la candidatura, finalmente abortada, de Adrien Quatennens, un diputado insumiso muy cercano a Mélenchon y condenado en el otoño de 2022 a una pena de cuatro meses de prisión condicional por haber maltratado a su mujer. Por no hablar de François Hollande. Sin haber informado al secretario general del PS, Olivier Faure, el expresidente se presentará en su histórica circunscripción de Corrèze (centro de Francia). Y lo hará bajo la etiqueta del Frente Popular, es decir, defendiendo un programa a las antípodas de las medidas neoliberales aplicadas durante su mandato.

Todas estas controversias han evidenciado las costuras de una frágil coalición. “Cuando crearon la NUPES, pensábamos que resultaría un éxito, pero fuimos demasiado utopistas y esa alianza terminó estallando. Sin embargo, ahora debe ganar la izquierda, no nos queda otra opción”, afirma Mougel, quien dice no ser “para nada radical”. Desde los socialdemócratas moderados hasta los militantes antifascistas más combativos, afrontan los comicios de este verano con un único objetivo: evitar una mayoría absoluta de Le Pen.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Sidecar
Sidecar Victoria aplazada de la izquierda francesa
Al disolver la Asamblea Nacional, Macron, el 'enfant roi' del Elíseo ha roto sus juguetes y ha pedido a otros que los arreglen.
Francia
Análisis La izquierda frena a la ultraderecha en Francia: ¿y ahora qué?
La extrema derecha es la gran perdedora de las elecciones debido a las altas expectativas electorales. Sin embargo, Reagrupación Nacional obtiene 53 diputados más y sigue ganando terreno electoral.
Sidecar
Sidecar ¿Gaucho-lepénisme?
¿A qué se deben los buenos resultados de RN en zonas del país que hasta ahora se habían resistido a la extrema derecha?
nelo181191
19/6/2024 0:21

Un Frente Popular se construye cuando hay voluntad de renunciar en lo personal y y dar prioridad a lo colectivo y vulnerable

4
0
HERRIBERO
18/6/2024 18:21

Más bien se puede decir que la "izquierda" reacciona por el empuje mediático de las oligarquías reaccionarias. Toda acción genera una "reacción! En este supuesto país, las revoluciones son "golpistas" militares que en unión al fascismo y nazismo, implantaron una dictadura ¡Dura! Que eliminaron durante cuarenta años y otros cuarenta de propina, la ¡Memoria! Nos educaron con el "nacionalcatolicismo" y nos trajeron una monarquia (sin monárquicos), golpes como el 23 F, que todavía estamos esperando al ¡Elefante blanco!
El "bipartidismo" de cloacas, el "turnismo" entre la derecha (lease UCD, F/N, AP, PP, C´S VOX y ese supuesto P$0E) Han ignorado todo codigo ético y han entrado a obedecer a los grupos de presión social, contra esa mayoría. . . ¡Que debe de reaccionar Ya!
Podemos, fue la herramienta que ha hecho valer algún cambio y ha sido combatido ¡Hasta por sus amigos! Con procesos judiciales inventados y el silencio de cualquier medio para lograr callar silenciando sus mensajes.
Puestos de nuevo en pie, esperemos que en la "casa común" de Europa, NO nos importa si Melenchón riñó a su mujer, sino que partidos que se las dan de izquierda y que están en el actual Gobierno, han hecho cosas peores en política. . . ¡Romper la herramienta popular! Alinearse con los "verdes" prosionistas, como NO encabezar ningún movimiento Pro República.
Ahí, es donde tenemos que fijarnos los que votamos, si cumplen aquello que dijeron que iban a realizar.
Por lo tanto, hay que hacer un seguimiento y votar siempre. . . ¡¡En defensa propia!!


2
1
Hodei Alcantara
Hodei Alcantara
18/6/2024 15:44

El primer paso debe de ser el derrotar a la extrema derecha. Pero el Frente Popular no se debe de quedar hay y tiene que aplicar su profundo programa de intervención económica: Aumento de salario mínimo, impuesto por contaminación, justicia fiscal, vacunas y sistema farmacéutico público, participación obrera en las empresas, reindustrialización...

5
0
Asanuma
19/6/2024 22:46

Cierto, el Frente Popular no se debe quedar ahí, debe realizar cambios en todo lo que pueda y lanzar el mensaje de que merece la pena ir a votarles.

1
0
fllorentearrebola
18/6/2024 14:24

Veáse más abajo como nuestros forofos peninsulares de la nanoizquierda del capital aprovechan las noticias de Francia para seguir con sus vendettas. En vez de aprender algo. Así somos y así nos va

3
3
Hodei Alcantara
Hodei Alcantara
18/6/2024 15:46

Es lamentable. Este artículo va de Francia y del compromiso revolucionario que ha tomado la izquierda. También es cierto que la posición ideológica del partido socialista francés es claramente socialdemócrata, no como la de nuestro PSOE.

1
0
teodoro.hdez
18/6/2024 11:37

Impresionante, ahora resulta que el deterioro continuado elección tras elección de UP fue por la colaboración fundamental de los ministros de Consumo y Universidades.

1
2
Álvaro*
18/6/2024 12:29

Recuerdas alguna medida o política digna de mención de esos ministerios? pareciera más bien que solo buscaban sillón, como ver al de universidades haciendo campaña por Illa, y a Garzón queriendo coger puerta giratoria.

De esa peña que se llama de izquierda pero no toma medidas de izquierda, ni hacia el pueblo, y atacan a los que si las toman, dejandoles en evidencia el nulo trabajo que han hecho en 40 años.
De esos polvos, estos lodos.

3
1
Álvaro*
18/6/2024 10:58

Programa, programa, progama... Aquí teniamos unidas podemos que funcionaba y consiguio cambiar leyes y politicas, y se decidio acabar con ellos, con la colaboración de los partidos de los ministros mas inutiles que hubo en ese periodo, consumo y universidades.

3
1
Migración
Migracións Burocracia para os 'refuxiados de segunda': sete rapaces malianos ante o bloqueo do Estado ao pedir asilo
Presos da guerra, chegan a un novo territorio en procura de mellores oportunidades, pero son presos de temporalidades e trámites administrativos, minguando o seu estado anímico e deixándolles estancados nun limbo temporal que os anula como cidadáns.
Caso Carioca
Caso Carioca O caso Carioca a través dunha migrante explotada sexualmente: indemnización mínima e complot policial
O garda civil Armando aliábase con proxenetas e abusaba sexualmente de mulleres prostituídas facendo uso da súa capacidade para regularizar a súa situación.
Palestina
Genocidio España tratará a 15 niños y niñas palestinas mientras quedan 10.000 pacientes que necesitan evacuación
El director general de la OMS agradece el gesto mientras pide evacuaciones médicas ampliadas, ya que solo 5.000 palestinos y palestinas han sido trasladados desde que comenzara la ofensiva israelí el pasado 7 de octubre.
Ocupación israelí
Ocupación israelí Israel declara “terrorista” a la UNRWA y le prohíbe operar en el país
Días después de que Reino Unido reinicie el financiamiento de la agencia de refugiados de la ONU, el Parlamento israelí aprueba tres leyes que prohíben la actividad de esta organización y criminaliza a sus 30.000 trabajadores.
Venezuela
Elecciones presidenciales Venezuela hacia el 28J: unas elecciones en las que por primera vez en una década cualquier cosa puede pasar
La oposición de derechas concurre sin exclusiones, vetos ni llamadas a la abstención con un candidato de consenso, Edmundo González, que podría arrebatar el poder a Nicolás Maduro.
Sphera
Sphera Cómo ser trans en Grecia: existir, resistir
Las historias de Ari, Kassiope y Paola muestran la situación de las personas trans en Grecia. Un reportaje de El Salto Vídeo para Sphera Network.
O Salto medra contigo
O Salto medra contigo Eles por diñeiro, nós por un futuro mellor: subscríbete ao Salto
Sempre que unha multinacional ou un goberno intentaron cometer un atentado medioambiental no noso territorio estivemos alí para contalo. Puidemos facelo porque a nós sostennos a nosa comunidade, pero queremos chegar máis lonxe e por iso precisámoste.

Últimas

Gobierno de coalición
Transfobia y contratos irregulares El silencio en el PSOE y la presión de los colectivos precipitan el cese de Isabel García
La directora del Instituto de las Mujeres fue elegida en noviembre de 2023 por la ministra de Igualdad, Ana Redondo. Su nombramiento lanzó un mensaje de cambio de rumbo en el Ministerio por los posicionamientos transexcluyentes de García.
Infancia migrante
Menores que migran solos Cuatro claves para seguir el debate sobre la reforma de la Ley de Extranjería
Durante la jornada de hoy martes 23 de julio, se debate en el Pleno del Congreso la toma en consideración de la reforma de la Ley de Extranjería que incluye un mecanismo obligatorio de “reparto” territorial de la infancia migrante.
Desahucios
Desahucio Una amplia movilización vecinal no consigue detener el desahucio de Zohra en Lavapiés en el tercer intento
Convocadas por el Sindicato de Inquilinas de Madrid, y poniendo literalmente el cuerpo, hasta cien personas han intentado frenar por tercera vez el desalojo y de Zohra y su marido, con diferentes grados de incapacidad. Esta vez no lo han conseguido.
Opinión
Análisis Átomos, tabaco, armamento y fascismo en el Campo Arañuelo
Un análisis de la problemática laboral, ecológica y productiva en Campo Arañuelo, comarca del norte de Cáceres atravesada por múltiples contradicciones.
Más noticias
Sanidad pública
Recortes Denuncian la propuesta de retirada de los conductores de ambulancias en los centros de salud extremeños
La Plataforma por la Sanidad Pública de Extremadura critica el desamparo y la desatención en la que quedaría gran parte de la ciudadanía en una comunidad con altas tasas de envejecimiento y dependencia.
Ecoembes
Reciclaje La CNMC se harta del monopolio de Ecoembes y Ecovidrio
El organismo vuelve a señalar a las dos empresas de reciclaje copan el mercado y pide más transparencia y control sobre ellas.
Reforma laboral
Trabajo y precariedad Europa da la razón a UGT y fuerza al Gobierno a mejorar las condiciones de los despidos
Tras el fallo del Comité Europeo de Derechos Sociales sobre despidos improcedentes, Yolanda Díaz convoca a sindicatos y patronal para reformar la ley.
Turismo
Vivienda Pintadas contra pisos y hoteles: el Sindicato de Vivienda de Urola Kosta denuncia la turistificación
Desde 2018, los locales de uso turístico se han incrementado un 181,8% en Zarautz y un 158,3% en Zumaia. La construcción de dos nuevos hoteles incrementará el precio de los alquileres.

Recomendadas

Arte político
Soledad Urzúa “Utilizar un desecho agrícola para crear obras de arte permite transmitir un mensaje de amor”
Llega a Madrid “Metáfora Vegetal”, una exposición de la artista chilena Soledad Urzúa. Sus obras, creadas armónicamente con colores de óleo y materiales desechados como hojas de maíz, despiertan los sentidos.
Ocupación israelí
Ocupación israelí El teatro de la libertad de Yenín: resistencia a través del arte
Una iniciativa de teatro social en medio de la ocupación y las incursiones armadas israelíes en Cisjordania.
Personas con discapacidad
Itxi Guerra Itxi Guerra, activista anticapacitista: “Lo 'diska' muestra dónde falla el capitalismo y cómo dinamitarlo”
En 'Ruptura y reparación de la máquina', esta referente del anticapacitismo argumenta la potencialidad política de la discapacidad y da pautas para convivir en un sistema discapacitante: “Las redes entre personas nos permiten vivir con la máquina rota”
Arte
Arte Miguel Ángel, Crisanto Domínguez y la blanquitud
En julio se llevará a cabo la Biena de Esculturas en la ciudad de Resistencia. Como acto previo a la bienal, el 6 de marzo pasado se emplazó una replica del David de Miguel Ángel donde debía estar situada una estatua de los pueblos originarios.