Desahucio Jerónima Llorente - 6
Imagen de la noche previa a un desahucio el pasado mes de noviembre. Jon Imanol Reino

La semana política
Con buena letra

Semana de protagonismo para la Justicia española. La mayoría del Tribunal Constitucional se sube al monte e interviene antes de una votación en el Senado.
Pablo Elorduy
24 dic 2022 06:05

Alguien cortó un fragmento de un vídeo de 2014 y lo subió a Twitter. Aparece el escritor Rafael Chirbes, fallecido hace siete años y autor de dos volúmenes de diarios de aparición reciente y buena acogida. Chirbes habla sobre su novela La buena letra (Anagrama, 1992) y emite este juicio: “Vivimos en una contradicción tremenda. Sin cultura eres un burro, eres un torpe. Cualquiera puede hacer contigo lo que quiera, te engañan. Y con cultura estás a punto de ser un hijo de puta siempre, porque siempre estás a punto de venderte al poder, porque siempre estás en disposición de manejar a los que no la tienen, porque sabes los mecanismos y puedes pulsarlos o no pulsarlos y siempre estás con la tentación de pulsarlos”.

*

Ellos no estaban a punto, estaban más allá. Cinco contra cinco, no es a puños pero es bronco. Acusaciones de golpismo. Discusión entre gente acostumbrada a dictar sentencia. Saben los mecanismos pero es diferente cuando todos los saben y nadie es ajeno al engaño que permite la retórica del derecho. Eso anula el carácter exclusivo de las palabras, las neutraliza, las vacía. La prueba es que la decisión se anuncia pero no se hace pública la doctrina en que se basa. A la mierda engalanar el meollo del asunto con guirnaldas argumentativas: la decisión y punto. Sobran las palabras, se trata solo de una cuestión de aplicación del poder; la mitad más uno, el rodillo. “La Guerra Civil, ¿ha terminado de verdad?”, se preguntaba hace unos años el editor Constantino Bértolo.

La decisión, a estas alturas del día de Nochebuena, la conoce casi todo el mundo. Por primera vez, el Tribunal Constitucional impide que el poder legislativo legisle. Inaudito, insólito, la repanocha. No hay precedentes desde que, en la discusión parlamentaria de la Constitución de 1978, se estableció la inviolabilidad de las Cortes Generales, que no pueden ser “ni interferidas ni coaccionadas”, dijo el ponente de aquella enmienda, Gregorio Peces Barba. Pues ahora ya hay precedentes. El Constitucional adapta un recurso planteado por el PP para la paralización en el Congreso de dos enmiendas y, por el mismo precio, lo aplica contra la ratificación en el Senado de esas dos enmiendas. 

Todo se basa en las formas, pero el fondo es lo que queda. Con la paralización, el tribunal de garantías impide su propia renovación, impide que su presidente, Pedro González-Trevijano, y otro magistrado, Antonio Narváez, salgan del cargo en el que están desde junio con el mandato caducado. Los cinco magistrados de la mayoría conservadora pasan por encima de la recusación de Trevijano y Narváez, pasan por encima de la falta de precedentes, pasan por encima de la propia Constitución. Pasan en patín.

La técnica del Gobierno para presentar esas enmiendas era deficiente, no se correspondía con el espíritu del paquete presentado de inicio. Es cierto. Lo repiten sin reírse los especialistas en leyes con lectura única y trámite de urgencia. Los que sacan leyes ómnibus, como la aprobada el 15 de diciembre en la Asamblea de Madrid, que modifica 33 leyes autonómicas, cinco decretos y 15 disposiciones de una sentada.

Abierta la puerta a la intervención precog por parte del Tribunal Constitucional es arriesgado pensar que no encontrarán palabras para tumbar el proyecto de ley anunciado por el Gobierno

El desacato se extiende, aunque eso ni es noticia ya, al Consejo General del Poder Judicial. Caducado desde hace cuatro años, sus magistrados mantienen la lógica del paréntesis: resistir al Gobierno de coalición es la victoria. Ya llegará el Partido Popular y todo volverá a tomar un formato legal. Ya parecerá que todo está bien hecho, según las normas. Mientras tanto, los cauces no importan, importan los resultados. Sobran las palabras, se trata de imponer el poder. Cuentan con los medios de comunicación, dispuestos a confundir al personal, a los burros, a los torpes. Es el recurso a la polarización: todos los gatos son pardos. Los golpistas son los otros.

La movida abre una crisis sin precedentes del sistema democrático. Lo dice el presidente del Senado, la institución vulnerada por la decisión del Constitucional. La presidenta del Congreso, Meritxell Batet no llega hasta el mismo punto. La crisis será crisis hasta donde quiera llevarla el PSOE. Los magistrados progresistas del Tribunal Constitucional se podrían haber levantado, haber roto el quorum necesario para la votación. No lo hicieron, prefirieron el relato épico de la minoría en desacuerdo. El partido socialista opta por acatar y regresar con una proposición de ley. Abierta la puerta a la intervención precog por parte del Tribunal Constitucional es arriesgado pensar que, llegado el momento, no encuentren palabras para tumbar ese proyecto.


Mientras tanto, el Tribunal Constitucional tiene en su carpeta de temas pendientes recursos sobre la reforma laboral, la ley rider, la equiparación de los permisos de paternidad y maternidad, sobre el impuesto de patrimonio, el ingreso mínimo vital o la ley antidesahucios de la Generalitat de Catalunya. Tiene decisiones en su mano que, en fin, pueden complicar la vida de alguien, normalmente de las personas sin buena letra. El Constitucional de Pedro González-Trevijano debe decidir, por ejemplo, sobre la revocación del decreto que prohíbe los desahucios a personas económicamente vulnerables, recurrido en noviembre de 2021 por Vox. 

*

La prohibición de los desahucios estará vigente hasta mayo de 2024. Pero la prohibición no ha terminado con los desahucios, solo ha puesto una sordina sobre el problema de los desahucios. El jueves, dos días antes de Nochebuena, un dispositivo de antidisturbios sacaba de su nueva casa a Rosario Gómez-Limón, “Charo”, una señora de 76 años del barrio de Vallecas, desahuciada en 2018 del inmueble en el que vivió durante 60 años. El desalojo había sido aplazado del 22 de diciembre al 11 de enero por orden del Juzgado número 47 de Madrid. La Comisión Judicial ejecutó una resolución previa a la del juzgado, que facilitó que el desahucio de la mujer se realizase sin el apoyo de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca del barrio. Alguien con cultura, que hoy disfrutará de una buena cena de Nochebuena, con algún lujo y de buen gusto, decidió que el 22 de diciembre era el mejor día para ejecutar el lanzamiento. Fue tan fácil como pulsar el mecanismo necesario y Charo se quedó sin casa.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

La semana política
Paz sin honra
La escalada en el envío de armas aprobada esta semana aleja un poco más la perspectiva de un final a corto plazo de la guerra. La izquierda española sigue paralizada un año después de la invasión rusa.
La semana política
Derecha contorsionista
El globo sonda lanzado por Vox en Castilla y León pone en evidencia la ambivalencia del Partido Popular respecto a la interrupción voluntaria del embarazo.
La semana política
Tipos como tú
Una dosis de contenido blando para contrarrestar con el duro informe de los asesinatos machistas en este comienzo de año.
#96711
30/12/2022 17:12

"Los magistrados progresistas del Tribunal Constitucional se podrían haber levantado, haber roto el quorum necesario para la votación. No lo hicieron, prefirieron el relato épico de la minoría en desacuerdo."
Esto lo sabe cualquier estudiante de derecho y hasta cualquier opositor a lo que sea. No lo vi en los medios.

0
0

Destacadas

Culturas
Errores e incidencias El complicado camino para gastar los 400 euros del Bono Cultural Joven
Los primeros meses de aplicación del Bono Cultural Joven han estado plagados de errores e incidencias que han dificultado el acceso a la iniciativa y su disfrute, tanto para beneficiarios como para establecimientos adheridos.
Espionaje
Un policía infiltrado durante tres años en movimientos sociales Cinco mujeres se querellan por abusos sexuales contra el policía infiltrado en los movimientos sociales
Cinco de las mujeres que tuvieron relaciones con D.H.P., policía que estuvo infiltrado durante tres años en los movimientos sociales catalanes, le acusan de abusos sexuales, delitos contra la integridad moral, revelación de secretos e impedimento del ejercicio de los derechos cívicos.
El Salto Twitch
El Salto Twitch Salvar a Juan Roig y otros titulares marca Hacendado
En el programa Economía Cabreada de este pasado lunes 30 de enero se hizo un repaso a los datos de inflación y un recorrido sobre artículos en defensa de Mercadona y su presidente tras el señalamiento por parte de Unidas Podemos

Últimas

Educación
Construir ciudadanía y crear comunidad desde la escuela
Resumen de un debate todavía abierto acerca de cómo crear comunidad y ciudadanía libre desde (y con) la Escuela como herramienta de transformación.
Política
Política municipal No prospera en el pleno de Badajoz la reprobación de su alcalde tránsfuga
Ignacio Gragera, alcalde electo por Ciudadanos, había anunciado su pase al PP y encabezar su candidatura en las próximas elecciones locales. El tripartito de gobierno pacense se sustenta, a su vez, sobre otro tránsfuga ultraderechista.
Sanidad pública
Sanidad Pública Denuncian que el proyecto de Ayuso para desatascar la Atención Primaria no arranca
La Consejería de Sanidad se había comprometido a limitar las agendas médicas en 22 centros de salud a partir de este lunes 30 de enero. Desde el sindicato médico AMYTS denuncian que este plan aún no ha empezado.
Navarra
Separados pero iguales: la desigualdad escolar en Navarra
Uno de los argumentos principales a favor de la segregación educativa de hoy en día –el preferido por las administraciones navarras– no se aleja demasiado de una lógica de autodefensa de la clase media.

Recomendadas

Perú
Multinacionales Un año después del derrame de Respol en Perú: ni limpieza ni reparación
Los colectivos de pescadores y otros grupos de afectados por la fuga de crudo ocasionada por Repsol el 15 de enero de 2022 denuncian la falta de una vía efectiva de compensación por los daños causados, la pasividad de las instituciones competentes a la hora de intervenir a favor de las víctimas y la persistencia de los remanentes del desastre en el fondo marino y en zonas de difícil acceso.