Desahucio Jerónima Llorente - 6
Imagen de la noche previa a un desahucio el pasado mes de noviembre. Jon Imanol Reino

La semana política
Con buena letra

Semana de protagonismo para la Justicia española. La mayoría del Tribunal Constitucional se sube al monte e interviene antes de una votación en el Senado.
Pablo Elorduy
24 dic 2022 06:05

Alguien cortó un fragmento de un vídeo de 2014 y lo subió a Twitter. Aparece el escritor Rafael Chirbes, fallecido hace siete años y autor de dos volúmenes de diarios de aparición reciente y buena acogida. Chirbes habla sobre su novela La buena letra (Anagrama, 1992) y emite este juicio: “Vivimos en una contradicción tremenda. Sin cultura eres un burro, eres un torpe. Cualquiera puede hacer contigo lo que quiera, te engañan. Y con cultura estás a punto de ser un hijo de puta siempre, porque siempre estás a punto de venderte al poder, porque siempre estás en disposición de manejar a los que no la tienen, porque sabes los mecanismos y puedes pulsarlos o no pulsarlos y siempre estás con la tentación de pulsarlos”.

*

Ellos no estaban a punto, estaban más allá. Cinco contra cinco, no es a puños pero es bronco. Acusaciones de golpismo. Discusión entre gente acostumbrada a dictar sentencia. Saben los mecanismos pero es diferente cuando todos los saben y nadie es ajeno al engaño que permite la retórica del derecho. Eso anula el carácter exclusivo de las palabras, las neutraliza, las vacía. La prueba es que la decisión se anuncia pero no se hace pública la doctrina en que se basa. A la mierda engalanar el meollo del asunto con guirnaldas argumentativas: la decisión y punto. Sobran las palabras, se trata solo de una cuestión de aplicación del poder; la mitad más uno, el rodillo. “La Guerra Civil, ¿ha terminado de verdad?”, se preguntaba hace unos años el editor Constantino Bértolo.

La decisión, a estas alturas del día de Nochebuena, la conoce casi todo el mundo. Por primera vez, el Tribunal Constitucional impide que el poder legislativo legisle. Inaudito, insólito, la repanocha. No hay precedentes desde que, en la discusión parlamentaria de la Constitución de 1978, se estableció la inviolabilidad de las Cortes Generales, que no pueden ser “ni interferidas ni coaccionadas”, dijo el ponente de aquella enmienda, Gregorio Peces Barba. Pues ahora ya hay precedentes. El Constitucional adapta un recurso planteado por el PP para la paralización en el Congreso de dos enmiendas y, por el mismo precio, lo aplica contra la ratificación en el Senado de esas dos enmiendas. 

Todo se basa en las formas, pero el fondo es lo que queda. Con la paralización, el tribunal de garantías impide su propia renovación, impide que su presidente, Pedro González-Trevijano, y otro magistrado, Antonio Narváez, salgan del cargo en el que están desde junio con el mandato caducado. Los cinco magistrados de la mayoría conservadora pasan por encima de la recusación de Trevijano y Narváez, pasan por encima de la falta de precedentes, pasan por encima de la propia Constitución. Pasan en patín.

La técnica del Gobierno para presentar esas enmiendas era deficiente, no se correspondía con el espíritu del paquete presentado de inicio. Es cierto. Lo repiten sin reírse los especialistas en leyes con lectura única y trámite de urgencia. Los que sacan leyes ómnibus, como la aprobada el 15 de diciembre en la Asamblea de Madrid, que modifica 33 leyes autonómicas, cinco decretos y 15 disposiciones de una sentada.

Abierta la puerta a la intervención precog por parte del Tribunal Constitucional es arriesgado pensar que no encontrarán palabras para tumbar el proyecto de ley anunciado por el Gobierno

El desacato se extiende, aunque eso ni es noticia ya, al Consejo General del Poder Judicial. Caducado desde hace cuatro años, sus magistrados mantienen la lógica del paréntesis: resistir al Gobierno de coalición es la victoria. Ya llegará el Partido Popular y todo volverá a tomar un formato legal. Ya parecerá que todo está bien hecho, según las normas. Mientras tanto, los cauces no importan, importan los resultados. Sobran las palabras, se trata de imponer el poder. Cuentan con los medios de comunicación, dispuestos a confundir al personal, a los burros, a los torpes. Es el recurso a la polarización: todos los gatos son pardos. Los golpistas son los otros.

La movida abre una crisis sin precedentes del sistema democrático. Lo dice el presidente del Senado, la institución vulnerada por la decisión del Constitucional. La presidenta del Congreso, Meritxell Batet no llega hasta el mismo punto. La crisis será crisis hasta donde quiera llevarla el PSOE. Los magistrados progresistas del Tribunal Constitucional se podrían haber levantado, haber roto el quorum necesario para la votación. No lo hicieron, prefirieron el relato épico de la minoría en desacuerdo. El partido socialista opta por acatar y regresar con una proposición de ley. Abierta la puerta a la intervención precog por parte del Tribunal Constitucional es arriesgado pensar que, llegado el momento, no encuentren palabras para tumbar ese proyecto.


Mientras tanto, el Tribunal Constitucional tiene en su carpeta de temas pendientes recursos sobre la reforma laboral, la ley rider, la equiparación de los permisos de paternidad y maternidad, sobre el impuesto de patrimonio, el ingreso mínimo vital o la ley antidesahucios de la Generalitat de Catalunya. Tiene decisiones en su mano que, en fin, pueden complicar la vida de alguien, normalmente de las personas sin buena letra. El Constitucional de Pedro González-Trevijano debe decidir, por ejemplo, sobre la revocación del decreto que prohíbe los desahucios a personas económicamente vulnerables, recurrido en noviembre de 2021 por Vox. 

*

La prohibición de los desahucios estará vigente hasta mayo de 2024. Pero la prohibición no ha terminado con los desahucios, solo ha puesto una sordina sobre el problema de los desahucios. El jueves, dos días antes de Nochebuena, un dispositivo de antidisturbios sacaba de su nueva casa a Rosario Gómez-Limón, “Charo”, una señora de 76 años del barrio de Vallecas, desahuciada en 2018 del inmueble en el que vivió durante 60 años. El desalojo había sido aplazado del 22 de diciembre al 11 de enero por orden del Juzgado número 47 de Madrid. La Comisión Judicial ejecutó una resolución previa a la del juzgado, que facilitó que el desahucio de la mujer se realizase sin el apoyo de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca del barrio. Alguien con cultura, que hoy disfrutará de una buena cena de Nochebuena, con algún lujo y de buen gusto, decidió que el 22 de diciembre era el mejor día para ejecutar el lanzamiento. Fue tan fácil como pulsar el mecanismo necesario y Charo se quedó sin casa.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Solo para socias
Solo para socias Nueva carta mensual: “Redactor en crisis”, por Pablo Elorduy
Después de La Semana Política, el coordinador de Política de El Salto regresa a un formato periódico.
La semana política
La semana política Lo que pasó, pasó
Hora de algunas despedidas. Ada Colau tiene difícil volver a ser alcaldesa de Barcelona y la izquierda tiene difícil volver a convocar el espíritu de una época en la que pudieron cambiar muchas cosas.
La semana política
La Semana Política La nave del misterio electoral
La compra de votos en Melilla y otros puntos del Estado agita la última semana de campaña y muestra el auge del conspiracionismo.
#96711
30/12/2022 17:12

"Los magistrados progresistas del Tribunal Constitucional se podrían haber levantado, haber roto el quorum necesario para la votación. No lo hicieron, prefirieron el relato épico de la minoría en desacuerdo."
Esto lo sabe cualquier estudiante de derecho y hasta cualquier opositor a lo que sea. No lo vi en los medios.

0
0
O Salto medra contigo
Palestina nun puño Fagamos que o corazón de Palestina latexe máis forte que nunca
Logo da gran acollida da portada do noso último número, encargamos 250 bolsas de tea serigrafiadas con ela para apoiar simbólica e economicamente ao pobo palestino.
Ocupación israelí
Genocidio EE UU bloquea una condena del Consejo de Seguridad contra Israel por la matanza de civiles hambrientos
Washington vuelve a blindar a Israel ante cualquier iniciativa del Consejo de Seguridad de la ONU mientras Biden empuja para enviar más ayuda a su aliado. Ultraderechistas israelís penetran en Gaza con la intención de establecer un asentamiento.
Genocidio
Genocidio Junts se alinea con PP y Vox y vota en contra del fin del comercio de armas con Israel
El PSOE y el número dos de Sumar por Madrid en las pasadas elecciones votan en contra de suspender las relaciones bilaterales de España con Israel. La derecha tumba tres mociones para interrumpir el suministro de armas al Estado sionista.
Genocidio
Genocidio Colombia suspende la compra de armamento israelí tras la matanza de personas que esperaban comida
Gustavo Petro, presidente de Colombia, ha anunciado el cese de relaciones de comercio armamentístico con Israel. Se trata de una decisión tomada tras la matanza de cien personas al suroeste de la ciudad de Gaza.
Política
Posverdad Sobre la neoliberalización de la verdad: ¿qué tienen en común Trump, Ayuso o Netanyahu?
En el neoliberalismo de las narrativas, con ‘lobbies’ propagandísticos, medios y algoritmos de tu parte, cada cual adapta su discurso a su ‘target’ de consumo y se monta su propia película, que ya habrá un público que se la compre.
Cine
Almudena Carracedo y Robert Bahar “Esta película puede ayudar a cerrar muchas conversaciones negacionistas”
Netflix estrena el 1 de marzo ‘No estás sola’, un documental riguroso y situado de la violencia sexual.

Últimas

Análisis
Análisis Cómo Alemania aprendió a amar la bomba
Un 71% de los alemanes se muestra contrario a acceder a la posesión de una arma nuclear propia y en ninguno de los partidos políticos los porcentajes favorables llegan al 40%, aun así, la idea se ha abierto paso en el debate político.
Tribuna
La derecha contra el Pacto Verde Restaurar la naturaleza: por el mar corren las liebres, por el monte las sardinas
La derecha europea, contra la Ley de Restauración de la Naturaleza y en defensa de la agroindustria extractivista y la insostenibilidad ambiental.
Más noticias
Libertad de expresión
OMC Represión y detenciones en la conferencia de la Organización Mundial del Comercio en Abu Dabi
Las organizaciones de la sociedad civil que han asistido a la conferencia denuncian que los miembros de seguridad están coartando su libertad de expresión, realizando detenciones y les prohíben vestir la kufiya.
Minería
Mina polémica La mina de Aguablanca, en el aire
La caducidad de su Declaración de Impacto Ambiental, denunciada por Ecologistas en Acción, pone en cuestión la licitud de la reapertura de la mina de níquel de Monesterio (Badajoz).
Opinión
Opinión Las políticas de progreso que no lo son
El mejor camino para construir la paz es promover procesos de seguridad común entre países que facilite la multipolaridad, la confianza mutua, y el apoyo entre estados para alcanzar una seguridad compartida.
Feminismos
HACIA EL 8M en Madrid Una cadena humana feminista contra el genocidio del pueblo palestino
Más de 3.000 mujeres participarán el sábado 2 de marzo en una cadena humana organizada por la Comisión 8M de Madrid para denunciar la ocupación y el apartheid que sufre Palestina por parte del Estado de Israel.
Tribuna
Tribuna ¿El final del mayor caso de criminalización de la solidaridad en las fronteras? El juez decide
Casi 8 años después desde que empezara la investigación contra la tripulación del barco de rescate iuventa, el juez decidirá este sábado 2 de marzo si cierra el caso o si las acusadas deberán enfrentarse al juicio principal.

Recomendadas

Argentina
Elizabeth Gómez Alcorta “Milei quiere volver a 1921 con la derogación de la ley del aborto”
Ex ministra de Mujeres, Género y Diversidad de Argentina durante el último gobierno, esta abogada feminista y por la defensa de los derechos humanos, desgrana la situación social y económica después de tres meses de Gobierno de Javier Milei.
Pensiones
Pensiones El Gobierno deja en manos de la patronal la jubilación anticipada de los trabajadores en sectores de riesgo
El Ministerio de Seguridad Social contraviene al Tribunal Supremo, que en 2023 dictaminó que no es necesaria la presencia de la patronal para incoar el procedimiento de estudio para la aplicación de los coeficientes reductores, como CGT demandaba.
Madrid
Gran Premio de España El escondite Ifema: la sombra del pufo valenciano sobrevuela la F1 de Ayuso y Almeida
Las cinco ediciones del Gran Premio de Europa que acogió Valencia costaron a las arcas públicas 308 millones de euros. Como en el circuito que Madrid pretende montar, los dirigentes regionales hablaron entonces de “coste cero” para el erario público.
Literatura
Javier Gallego “Es más necesario que nunca que haya una información al margen de lo que ocurre en el centro”
El comunicador Javier Gallego debuta en la novela con ‘La caída del imperio’, el relato de un frenético y largo fin de semana que concluye con el estallido del 15M.