Laboral
Un peón de almacén de construcción de Gipuzkoa cobra un 90% más que una trabajadora de residencias

El sindicato vasco LAB alerta en su informe 'Análisis sobre la brecha salarial en Hego Euskal Herria' de las enormes diferencias salariales entre peones de la misma categoría en distintos sectores.

¿Qué cuesta más? ¿Levantar un saco de cemento de 25 kilos, un saco de patatas de 25 kilos o un anciano con movilidad reducida de 90 kilos? Socialmente, un saco de cemento de 25 kilos. Porque quien lo levanta, históricamente ha sido un hombre —y sigue siéndolo: el 98,5% de los trabajadores de la construcción en 2021 eran hombres, según el INE—. El sindicato vasco LAB alerta en su informe Análisis sobre la brecha salarial en Hego Euskal Herria de las enormes diferencias salariales entre peones de la misma categoría en distintos sectores. La más alta se encuentra entre el salario que cobra un peón del almacén de la construcción y una trabajadora de la misma categoría de las residencias de mayores en Gipuzkoa. Él cobra 28.667 euros brutos anuales; ella, 15.064. La diferencia es del 90% de su sueldo: 13.603 euros. 

Para cuantificar la brecha salarial en función del género, la secretaría de feminismos de LAB ha escogido los convenios colectivos de sectores masculinizados y feminizados y ha analizado los salarios acordados en ellos. Los sectores masculinizados son la construcción, el metal y la limpieza viaria. Mientras que en los feminizados han estudiado los convenios de las residencias de mayores, comercios de alimentación y limpieza de edificios, dado que las categorías entre estos sectores realizan “trabajos similares”, señalan. 

¿Qué cuesta más? ¿Levantar un saco de cemento de 25 kilos, un saco de patatas de 25 kilos o un anciano con movilidad reducida de 90 kilos? Socialmente, un saco de cemento de 25 kilos
Brecha salarial
Esto es la brecha salarial: un 30% menos de salario si barres en el interior

Un barrendero que escoba las calles de Bilbao cobrará este mes 1.477 euros, frente a los 1.028 euros de quien barre el interior de los edificios municipales. Ellos se ocupan del espacio público visible. Ellas, del invisible.


El informe ha tomado como referencia las condiciones salariales de las mujeres y ha calculado cuánto mayor es la nómina anual de los hombres. “En lugar de calcular cuánto menos cobramos las mujeres, nos resulta más interesante mostrar la dirección del cambio que hay que hacer para superar la brecha salarial real”, apunta el informe.

La responsable de feminismos en LAB, Maddi Isasi, resume que los resultados son “escandalosos”. Son mucho más altos que ese habitual 24% que los organismos públicos señalan cada año en el día de hoy, que se celebra la efeméride de la Igualdad Salarial. “Hay que analizar el origen”, que da como resultado esa media del veintitantos por ciento, y las “raíces se anclan en la división sexual del trabajo”. “El mercado de trabajo devalúa el trabajo que hacen las mujeres sistemática y estructuralmente, y lo rentabilizan”, añade. 

“Dicho de otro modo: se otorga diferente valor a la realización del mismo trabajo en función del género de la persona que lo realiza”, Maddi Isasi

Análisis brecha salarial by Gessamí Forner on Scribd

Entre las comparaciones, destaca la diferencia de la nómina entre un oficial de primera de la construcción y una vendedora de primera del comercio de alimentos de Araba: él cobra 28.003 euros, ella 15.324. La diferencia es de 12.678, los oficiales de la construcción cobran un 83% más que las vendedoras de supermercados y tiendas de alimentación.

En la limpieza, barrer una calle está entre un 32 y 33% mejor pagado si eres un hombre que si eres mujer y friegas el baño de un hospital, pero si se comparan los convenios provinciales, el porcentaje se dispara al 64% en Gipuzkoa.

En el metal, los navarros cobran un 81% más que las navarras que se ocupan de los cuidados de los ancianos en las residencias de los mayores. De media, en este sector masculinizado las nóminas son un 40% más altas en los cuatro territorios. 

LAB concluye el informe alertando de que la brecha salarial, de la que hoy se celebra su día, es “mucho más alta de lo que nos dice la media general y los datos oficiales”. Por ello reclama que “hay que desmontar el lema de igual trabajo, igual salario, porque por hacer el mismo trabajo no se cobra, en absoluto, el mismo salario. Dicho de otro modo: se otorga diferente valor a la realización del mismo trabajo en función del género de la persona que lo realiza. Esto es estructural y tiene una aceptación social muy alta, ya que a la gente le parece normal cobrar más en la construcción que por cuidar a una persona mayor”.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Bizkaia
Bizkaia Las limpiadoras subcontratadas de Diputación pactan un aumento salarial del 24% tras seis jornadas de huelga
El eslogan de esta huelga era sencillo: “A igual trabajo, igual salario”. La brecha salarial de las limpiadoras subcontratadas con las trabajadoras directas era del 36%.
Brecha salarial
Laboral El sindicato ELA denuncia que los trabajadores de origen extranjero cobran un 45% menos al año
La Hacienda de Gipuzkoa es la única institución de Hego Euskal Herria que analiza esta brecha salarial con los datos del IRPF. Los últimos, de 2021, señalan que los trabajadores de origen extranjero ganan 12.625 euros menos al año que los autóctonos.
Pensiones
Brecha de género Los hombres cobran al mes 465 euros más de pensión que las mujeres
El movimiento pensionista demanda más medidas para acabar con una brecha de género superior al 32% causada por el desigual reparto del trabajo de cuidados, realizado mayoritariamente por mujeres.
Andariegu
4/3/2023 8:38

Muy bien apuntado hacia dónde se debe de dirigir la justicia redistributiva. Pero hay que apuntar aún más allá, porque el asunto tiene más enjundia, hasta el punto que socava las raíces del Patriarcado y su violencia. La misma violencia que escandalosamente en su inconsciencia asume cualquier obrero de la construcción echándose sobre sus espaldas sacos de cemento de 35 kg, hasta hace poco eran de 50, pero claro es muy importante ser un hombre capaz de hacer esas brutalidades y destrozarse su propia vida y destrozar la de los demás.
El asunto es que está infravalorado, despreciados, los trabajos que tienen que ver con los cuidados de las personas, los feminizadas, los que tienen que ver con los cuidados, nada menos, de la VIDA.
El caminar en esa dirección no sólo es un acto de Justicia con mayúsculas, estaremos cuestionando obscenidades y sin sentidos como son las guerras, trituradoras de vidas, también una labor muy masculina y patriarcal, hacia la que se destinan el grueso de los recursos de la Humanidad

0
0
olepintoeslm@gmail.com
22/2/2023 10:44

No niego la mayor del artículo, pero todas las comparaciones de salarios son de trabajos distintos. Puede que no las mujeres no quieran trabajar en la construcción o no las dejen, o que no puedan barrer en la calle. Pero eso sería otro artículo.

1
0
Andariegu
4/3/2023 8:53

Sí, también sería objeto de otro artículo la indecencia del trabajo de la construcción, donde seres humanos se someten a la inhumanidad de un trabajo de múltiples agresiones que destrozan sus vidas. Si pusiéramos en primer término y como prioridad la óptica de los cuidados, de la propia vida, no sólo trabajaríamos en dignificar y hacer justicia con los trabajos feminizados sino que mejoraríamos las condiciones laborales de los propios empleos que hoy se consideran propios de lo masculino.
El que alguien se destroce la vida en la construcción o en una guerra no es argumento para que sea mejor pagado y considerado. El argumento con sentido es si ese oficio, en esas condiciones, debemos de sustentarlo y de consentir que siga existiendo

0
0
jamtmiranda
jamtmiranda
23/2/2023 15:54

Yo soy hombre, y trabajo en un oficio feminizado. El que haya trabajos en los que difícilmente entra a trabajar una mujer, se debe más al machismo de la sociedad, que a que las mujeres no quieran dedicarse a ello.
Lo que sí es cierto, que en los oficios más feminizados, los hombres no solemos entrar al estar mucho peor pagados. Lo sé por propia experiencia.
Quién va a querer trabajar por poco más del SMI?

1
0
Literatura
Pedro Feijoo “A crispación é a emoción na que máis se inviste. Aos medios interésalles que teñamos un inimigo”
O escritor gañou hai uns meses o Premio Xerais con 'Ninguén contará a verdade', unha ficción ancorada na historia recente do poder político e a corrupción na que calquera pode atopar referentes reais: de Feijóo a Rueda pasando polos seus fontaneiros.
Argentina
Extrema derecha Milei recibe dos medallas en Madrid en un nuevo viaje “no oficial” sufragado con dinero público
El presidente argentino vuelve a España entre acusaciones cruzadas con el Gobierno de Sánchez, medallas de Díaz Ayuso y la extrema derecha y una concentración para denunciar la crisis social que ha desencadenado su gestión ultraliberal.
Alquiler
Alquileres Barcelona anuncia que no renovará más de 10.000 licencias de pisos turísticos
Collboni ha explicado que antes de noviembre de 2028, fecha máxima en la que caducan las licencias turísticas, se convertirán en pisos residenciales.
Personas refugiadas
Personas refugiadas 120 millones de desplazadas: cada vez más gente debe irse de su tierra, la comunidad internacional no responde
Mientras crecen los factores de expulsión que empujan a la gente a dejar su hogar, los estados fallan a la hora de atender las necesidades de las personas refugiadas, dificultando el acceso a la protección internacional.
Pensamiento
Guy Standing “La izquierda debe reinventarse o tendremos otro periodo fascista”
Con una mirada aguda sobre las relaciones laborales o los mecanismos de acumulación del neoliberalismo, Standing llama a propuestas radicales que ofrezcan a las personas un futuro mejor, frente a las fallidas fórmulas de la socialdemocracia.

Últimas

Comunidad El Salto
Comunidad El Salto Las cuentas de El Salto 2023-2024: cada vez más, un gran medio financiado por la gente
El Salto supera el millón de euros anuales de ingresos y aumenta su plantilla hasta llegar a las 28 personas empleadas. Todo eso con criterios éticos de financiación, funcionamiento horizontal y una cooperativa de propiedad colectiva.
Comunidad de Madrid
Análisis La trampa de Ayuso en la Ley Mbappé: no obliga a los ricos a invertir en España
La deducción del IRPF por inversiones de nuevos contribuyentes procedentes del extranjero no asegura que se genere ni un sólo empleo ni se invierta ni un sólo euro en la Comunidad de Madrid ni en el país.
Comunidad de Madrid
Sierra de Madrid Vecinos de El Boalo, Cerceda y Mataelpino marchan contra el año de gobierno ‘de la motosierra’
Más de 300 vecinos de Bocema se manifestaron contra la cancelación de numerosos servicios a la ciudadanía, tras el año de gobierno de derechas.
Crisis climática
Análisis Jugando con el clima en Bonn
Aunque muchos gobiernos puedan creer que ganan algo con sus posiciones, la realidad es que están atrapados en una versión climática del dilema del prisionero.
Palestina
PALESTINA Petiscos para pedir o cese do apoio da USC a Israel
A Asemblea Internacionalista do Estudantado de Compostela organiza unha xornada de portas abertas na xerencia da USC para pedir que se aproben as demandas contra o xenocidio.
El Salto Radio
El Salto Radio Señales de Humo: recopilatorio de la temporada
Ofrecemos en este último programa de la temporada un recopilatorio y resumen de lo que ha dado de si la temporada de Señales de Humo, la primera que se difunde en El Salto Radio.
Ecología
Euskal Herria La expansión del Guggenheim a Urdaibai avanza con la demolición de la histórica fábrica Dalia
Las obras para el desmantelamiento de la histórica cubertera ya están en marcha. Vecinas y asociaciones siguen luchando para detener un proyecto que, antes de las elecciones, había quedado en stand by.
Gobierno vasco
Gobierno Vasco Imanol Pradales ya es Lehendakari
La legislatura del Parlamento Vasco echa a andar con un parlamento igualitario donde el Lehendakari será un hombre y el jefe de la oposición también.
Ocupación israelí
Universidad pública La UPV/EHU ante el genocidio de Israel en Palestina
La masacre 'high-tech' es posible por las complicidades políticas, académicas y empresariales de una gran parte de estados que se autoproclaman democráticos

Recomendadas

Grecia
Personas refugiadas Grecia, cuando las personas con estatuto de refugiadas no acceden a ninguna protección
Procedentes del Congo y Camerún, Rosario y Virginie fueron víctimas de matrimonio forzoso, de tortura, de trata de personas con fines de explotación sexual, de la guerra. Sus historias revelan la crueldad de las políticas europeas.
Renta básica
Ingreso Mínimo Vital Resultados limitados y mucho sufrimiento: España deberá responder por el IMV ante la UE
Colectivos y personas afectadas han presentado una reclamación colectiva contra la administración por infringir la Carta Social Europea por su gestión de una prestación que, denuncian múltiples actores, tiene un alcance muy inferior al prometido.
Unión Europea
Unión Europea El giro Von der Leyen en política de fronteras y el 'modelo Ruanda'
La actual estrategia de Bruselas se basa en pagar a terceros países en África y Asia para que contengan la llegada de migrantes sin garantizar que se respeten los derechos humanos.
Migración
Fronteras Libia-Creta, la nueva ruta migratoria del Mediterráneo Oriental
Recientemente, una nueva ruta migratoria se ha dibujado en los mapas del Mediterráneo Oriental, la que une Libia con las islas griegas de Creta y Gavdos, ajenas antes al trasiego migratorio.