Líbano
La impunidad israelí amenaza a los periodistas en Líbano: llevar PRESS en el coche no te salva de un bombardeo

Los múltiples ataques que Israel ha lanzado contra quienes exponen sus crímenes sobre suelo libanés son parte de la lucha del ejecutivo sionista por el control del relato.
Periodistas Gaza
El camarógrafo Rabih Maamari y la periodista Farah Omar, asesinados por israel.

Lo único que quedó en pie fue el trípode que sostenía la cámara de televisión, que quedó derretida por la bola de fuego. A pocos metros de distancia había un cráter en el suelo y la tierra estaba quemada. Un misil caído desde el cielo había aniquilado al acto a la periodista Farah Omar y al camarógrafo Rabih Maamari, que poco antes acababan de terminar una conexión en directo. El atentado era una nueva declaración de intenciones por parte de Israel. Aquello no era Gaza, sino Líbano. Aunque las autoridades israelíes dicen estar enzarzadas en una ofensiva para terminar con Hamas en Gaza, sus tropas volvían a disparar con tecnología militar de precisión contra periodistas en el país vecino del norte.

Omar tenía 25 años y Maamari 44. Ambos trabajaban para la cadena de televisión al-Mayadeen. Esta emisora está vinculada al movimiento político de Hezbollah, el grupo libanés en pie de guerra con Israel desde octubre. El 13 de noviembre, Israel había tomado la decisión de suspender la emisión de al-Mayadeen dentro del país acusando la emisora de dañar la seguridad nacional. Ocho días después, el gobierno de guerra israelí apostó por asesinar Omar y Maamari.

El 13 de octubre, cuando no hacía ni tan solo una semana desde el inicio de la guerra, las tropas israelíes bombardearon un grupo de seis periodistas desplegados en el sur de Líbano

Ambos informadores iban debidamente identificados en el momento de su muerte, pero sabían que eso podía resultar insuficiente. Desde el 7 de octubre, día en el que Israel inició su ofensiva vengativa en Gaza tras el atentado de Hamás, Omar y Maamari habían trabajado en la cobertura de atentados anteriores contra periodistas en Líbano. De hecho, el ejecutivo de guerra israelí, con Benyamin Netanyahu a la cabeza, se encargó de marcar el tono desde el minuto uno. El 13 de octubre, cuando no hacía ni tan solo una semana desde el inicio de la guerra, las tropas israelíes bombardearon un grupo de seis periodistas desplegados en el sur de Líbano. El primer misil mató al camarógrafo Issam Abdallah e hirió a otros informadores. El segundo, que llegó 37 segundos después, hizo volar por los aires el vehículo de Al Jazeera. A Christina Assi, de la Agencia France Press, le tuvieron que amputar una pierna. Otros periodistas recibieron heridas de distinta consideración.

Antes de morir, Omar y Maamari habían tenido que narrar incluso el asesinato de familiares de periodistas en suelo libanés. Lo hicieron acudiendo al esqueleto de un vehículo calcinado en una carretera de Aynata, a apenas 10 kilómetros de la frontera con Israel. Los vecinos habían rodeado los vestigios del coche con flores como señal de duelo y de rechazo. Horas antes, un dron israelí había lanzado un misil contra el vehículo, aniquilando cuatro personas que viajaban en él. Eran tres hermanas, de entre 10 y 14 años de edad, junto con su abuela. El tío de las niñas, el libanés Samir Ayoub, es periodista en el sur del Líbano. Su coche viajaba por delante del de las niñas. “Las pequeñas gritaban desde dentro del coche, no sabía qué hacer”, contaría luego impotente Ayoub a la prensa. El periodista sí pudo sacar del vehículo en llamas a Huda, la madre de las hermanas y única superviviente del ataque. Ayoub y Huda no pudieron hacer nada para sacar a las niñas de dentro del vehículo. Las fuerzas de élite israelíes publicaron al día siguiente imágenes en las que se veía un vehículo atacado desde el cielo en Líbano. El vídeo, editado por el mismo ejército israeli, anunciaba el ataque contra “un vehículo sospechoso” con “varios terroristas” a bordo. Las tres niñas y su abuela se encontraban precisamente en marcha hacia Beirut, tratando de dejar el sur en búsqueda de algún lugar seguro.

Líbano
Líbano Un terror conocido asalta el sur de Líbano
La destrucción, el desplazamiento masivo y la incertidumbre que causan los bombardeos israelíes son la última tragedia contra una población civil que desde el establecimiento de Israel ha sufrido guerras, ocupaciones y hostilidades militares.

Llevar PRESS en el pecho, en la espalda o en el vehículo ya no protege como solía hacerlo. Por lo menos, eso es lo que ocurre en los territorios donde Israel se siente legitimado para abrir fuego sin dar explicaciones a nadie. En la franja de Gaza van más de 100 periodistas asesinados y se sabe que al menos 22 de ellos han sido atacados de forma deliberada o mientras hacían su trabajo. Pero estas no son las únicas voces que han tenido que dejar de informar. La violencia explícita contra periodistas en Gaza lleva reporteros a reunir el dinero suficiente para abandonar la franja ante el peligro propio y el ajeno. Varios periodistas en el enclave palestino han lamentado el miedo que les da a sus seres queridos pasar tiempo con ellos ante la posibilidad de que la presencia de un reportero se traduzca en un ataque contra todo el grupo. 

Diego Ibarra Sánchez, fotoperiodista aragonés radicado en Líbano, ha trabajado en el sur del país en repetidas ocasiones desde el estallido de las hostilidades entre Israel y Hezbollah. Ibarra se muestra preocupado por la guerra por el relato en un momento en el que la sociedad civil libanesa sufre: “si no se cuenta, no existe”, denuncia el fotógrafo: “y a día de hoy este intercambio [de ataques] está dejando un número de víctimas cada día mayor, sean civiles o periodistas, además de infraestructuras clave dañadas, como por ejemplo instalaciones eléctricas”. 

Ejemplo de ello son los ataques que Israel lanzó la pasada semana. El martes 26, un proyectil contra el municipio de Mis al Yabal mató al menos a dos personas, según la agencia de noticias estatal de Líbano. Otro misil lanzado ese mismo día en Rad el Thalathine dejó averiado el generador de energía que nutría la región. Múltiples ataques israelíes han buscado destrozar la red de infraestructuras que sostiene la vida civil, dejando miles de residentes sin servicios básicos. El miércoles 27, el bombardeo contra un centro de salud en Hebbariye dejó siete paramédicos muertos, todos ellos voluntarios y con edades de entre 20 y 25 años de edad. Israel asegura que el centro era en realidad un punto de interés militar, pero la gente del municipio lo niega, alegando que el ejército israelí busca expulsar la población civil para crear una suerte de zona de seguridad. Partes como estos, con unas cuantas bajas y algunos destrozos materiales, ocurren casi a diario en Líbano desde el pasado octubre, pero la comparativa con el cataclismo en Gaza los suele dejar fuera de los medios de comunicación. El diario libanés L’Orient Today calcula que los ataques israelíes han matado más de 320 personas en Líbano desde el 8 de octubre. La mayoría son miembros de Hezbollah. Al menos 50 serían civiles.

periodista selfie
Issam Abdallah, camarógrafo de Reuters asesinado por Israel.

Temblor, gritos y humo

El atentado israelí del 13 de octubre en el que murió el camarógrafo Issam Abdallah fue un golpe duro contra la comunidad periodística del país. “Podíamos haber sido cualquiera”, lamenta Ibarra en declaraciones a El Salto Diario: “Nadie esperaba que se cruzaran estas líneas. Jamás pensé que vería a uno de mis mejores amigos cubierto de sangre en una silla de ruedas. Somos periodistas, no combatientes”.

El misil que mató a Abdallah, que tenía 37 años de edad, llegó mientras este trabajador de Reuters ofrecía señal en directo del fuego que llegaba desde Israel. Miembros de la agencia francesa explican que la cámara apuntaba hacia una colina cuando una explosión sacudió el dispositivo, dejando paso a gritos y a humo. La propia Reuters, Amnistía Internacional y Human Rights Watch han elaborado investigaciones independientes acerca del ataque. Todas ellas coincidieron en indicar que los proyectiles los disparó el ejército israelí, que los periodistas y sus vehículos iban debidamente identificados con las letras PRESS y TV, y que los informadores no se encontraban cerca de ningún combate activo que justificara un posible daño colateral.

Amnistía Internacional y HRW aseguran que el incidente parece deliberado y exigen que sea investigado como un posible crimen de guerra. Dylan Collins, videógrafo de AFP y superviviente de aquél ataque, concede que el disparo de un solo misil podría haberse cometido por error, pero descarta ese escenario porque hubo dos disparos, “y eso no puede ser un accidente”. El mismo Najib Mikati, primer ministro de Líbano, ha denunciado los ataques israelíes contra periodistas en el país. El mandatario afirma que suponen “una demostración de la falta de límites” por parte de Israel, cuyo objetivo sería “silenciar los medios de comunicación que exponen sus crímenes”.

prensa Beirut
Carmen Joukhadar, reportera de Al Jazeera y víctima del ataque israelí del 13 de octubre. Foto: Robin Grassi, RSF

Reporteros Sin Fronteras abre sede en Líbano

La guerra originada en Gaza es la urgencia que ha llevado a la organización a actuar, pero la sede que abren en Beirut tiene intención de apoyar a los periodistas que informan sobre cualquier asunto en Oriente Medio. Es el mensaje que emitió Rebecca Vincent, directora de Campañas de Reporteros Sin Fronteras, durante la inauguración del espacio que esta entidad de protección a periodistas pone a disposición de los informadores en la capital del Líbano.

El movimiento de periodistas que han viajado a Líbano para cubrir la situación bélica en el sur del país, con más de 300 informadores llegados desde el extranjero, ha sido un elemento clave para que RSF apostara por Beirut a la hora de elegir una base para sus actividades en la región. Vincent admitió que la organización se había planteado la apertura de un centro similar en la Cisjordania ocupada, y lamentó no poder hacerlo en el interior de la franja de Gaza a causa del “cierre de fronteras” al que Israel somete el enclave.

En un discurso en el que Vincent denunció la actuación de las tropas israelíes contra los reporteros y en el que calificó el conflicto actual como “el más mortífero para los periodistas en toda la historia”, la representante de RSF anunció que la nueva sede en Líbano será un espacio de reunión y de trabajo para los periodistas sobre el terreno, pero también un punto de referencia donde recibir cascos a prueba de bala y chalecos, así como apoyo legal y psicológico.

La adquisición de un chaleco y de un casco antibalas puede estar valorada por miles de euros en el mercado, y resultan de muy difícil acceso para periodistas independientes sin un medio de comunicación detrás

La apertura del centro en Beirut llega de la mano de Samir Kassir Foundation, entidad de referencia en Líbano en la defensa de la libertad de prensa. Malek Mrowa, líder de la organización libanesa, sacó pecho de los recursos a los que podrán recurrir los periodistas en el país. “Este material es muy caro” decía en referencia al equipo de protección: “pero los reporteros los podrán tomar prestados sin coste alguno”. La adquisición de un chaleco y de un casco antibalas puede estar valorada por miles de euros en el mercado, y resultan de muy difícil acceso para periodistas independientes sin un medio de comunicación detrás, que es el modo de relación laboral más común hoy en día.

Periodistas supervivientes del atentado israelí en Líbano en el que Issam Abdallah perdió la vida estaban presentes en el acto. Dyllan Collins lo hacía como oyente y Carmen Joukhadar como ponente. “Hay colegas periodistas que no son conscientes de la importancia de este equipo de seguridad”, decía Joukhadar en declaraciones a El Salto Diario: “me dicen que Issam llevaba casco y armilla y que murió de todos modos. Pero yo les digo que Elie Brakhya, Dylan Collins y yo misma también llevábamos casco y armilla. Hubo tantísima metralla que solo este equipo nos podía proteger”.

Joukhadar, que trabaja para Al Jazeera, exigió que Israel rindiera cuentas por el ataque del 13 de octubre contra el grupo de periodistas. Lo dijo ante las cámaras de múltiples cadenas de televisión libanesas y árabes, presentes en el acto de RSF en Beirut. Pero esta reportera, miembro de una cadena de televisión que las autoridades israelíes trabajan para cerrar dentro del país después de haber hecho lo propio con al-Mayadeen, se mostró pesimista: “la impunidad —clamó Joukhadar— es el carácter de Israel”.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

PSOE
Polémica en Igualdad El señalamiento por los contratos a su pareja pone en jaque a la directora del Instituto de las Mujeres
La ministra de Igualdad pide explicaciones y Sumar una comparecencia en la Comisión de Igualdad de Isabel García tras la publicación de información sobre supuestos amaños de contratos. García se defiende en un comunicado.
Migración
Migracións Burocracia para os 'refuxiados de segunda': sete rapaces malianos ante o bloqueo do Estado ao pedir asilo
Presos da guerra, chegan a un novo territorio en procura de mellores oportunidades, pero son presos de temporalidades e trámites administrativos, minguando o seu estado anímico e deixándolles estancados nun limbo temporal que os anula como cidadáns.
Caso Carioca
Caso Carioca O caso Carioca a través dunha migrante explotada sexualmente: indemnización mínima e complot policial
O garda civil Armando aliábase con proxenetas e abusaba sexualmente de mulleres prostituídas facendo uso da súa capacidade para regularizar a súa situación.
Reforma laboral
Trabajo y precariedad Europa da la razón a UGT y fuerza al Gobierno a mejorar las condiciones de los despidos
Tras el fallo del Comité Europeo de Derechos Sociales sobre despidos improcedentes, Yolanda Díaz convoca a sindicatos y patronal para reformar la ley.
Estados Unidos
Elecciones EE UU Netanyahu afirma que Israel y EE UU seguirán siendo aliados sea quien sea el próximo presidente
La candidata designada por el presidente Joe Biden ha defendido el derecho de Israel a “defenderse” y los principales argumentos del sionismo. Sin embargo, en los últimos meses ha elevado el tono de crítica a los ataques sobre la Franja de Gaza.
O Salto medra contigo
O Salto medra contigo Eles por diñeiro, nós por un futuro mellor: subscríbete ao Salto
Sempre que unha multinacional ou un goberno intentaron cometer un atentado medioambiental no noso territorio estivemos alí para contalo. Puidemos facelo porque a nós sostennos a nosa comunidade, pero queremos chegar máis lonxe e por iso precisámoste.
Turismo
Organización social El turismo de masas revuelve a la España costera: un verano de movilizaciones contra la gentrificación
Las personas que viven en las zonas del Estado con los procesos de turistificación más avanzados han dicho basta. Baleares, Canarias, Cantabria, Cataluña o Valencia prometen un estío de protestas sin precedentes para reclamar un cambio de modelo.

Últimas

Movimientos sociales
Instituto de las Mujeres Colectivos de personas trans pierden la paciencia con Isabel García: “Debe ser cesada de inmediato”
Plataforma Trans pide medidas contra la directora del Instituto de las Mujeres tras varias informaciones esta semana que apuntan a supuestos amaños en favor de la empresa de su mujer. FELGTBI+ espera una reacción del Ministerio Igualdad.
Análisis
Análisis La última batalla de Mr. Islington
El 4 de julio, el candidato laborista en la circunscripción de Islington North sacó 16.873 votos, un 34,4% del electorado. Su contrincante independiente, 24.120, equivalente al 49,2%- Ese independiente es Jeremy Corbyn.
Libertades
Derechos y libertades Oleada de suicidios y revueltas en las cárceles italianas
En la cárcel de Trieste, 257 personas se hacinan en un espacio previsto para 150. Allí se desencadenaba la revuelta carcelaria más intensa de una oleada que dio inició hace pocas semanas.
La vida y ya
La vida y ya Mantas doradas
Denuncian la responsabilidad de los gobiernos y empresas europeas en las muertes de personas que quieren llegar a Europa.
Más noticias
La Colmena
Ilustración ¿Quién juzga a los jueces?
La libertad de expresión o del sindicalismo a secas choca con un Poder judicial que ha olvidado el significado de la palabra justicia, con minúsculas, que es el primero que señala el diccionario.
Turismo
Baleares 20.000 personas se manifiestan en Mallorca contra el turismo de masas
La plataforma “Canviem el rumb” califica de éxito la convocatoria y pide al Govern Balear que tenga en cuenta sus demandas.
Palestina
Palestina La ocupación israelí de los territorios palestinos es ilegal según la Corte Internacional de Justicia
Israel viola la convención de Ginebra con su política de asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este. Medidas como demoler propiedades palestinas y reasignarlas a colonos israelíes no son de carácter provisional y el efecto es irreversibles.
Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)
30 aniversario del levantamiento del EZLN Los viajes de la Montaña. Arte, política y simbolismos de la lucha Zapatista
En este noveno texto de la serie, la autora nos propone una mirada a través del arte para entender la dinámica de construcción de la lucha zapatista en México y cómo se articula con las redes de resistencia europeas

Recomendadas

Personas con discapacidad
Itxi Guerra Itxi Guerra, activista anticapacitista: “Lo 'diska' muestra dónde falla el capitalismo y cómo dinamitarlo”
En 'Ruptura y reparación de la máquina', esta referente del anticapacitismo argumenta la potencialidad política de la discapacidad y da pautas para convivir en un sistema discapacitante: “Las redes entre personas nos permiten vivir con la máquina rota”
Arte
Arte Miguel Ángel, Crisanto Domínguez y la blanquitud
En julio se llevará a cabo la Biena de Esculturas en la ciudad de Resistencia. Como acto previo a la bienal, el 6 de marzo pasado se emplazó una replica del David de Miguel Ángel donde debía estar situada una estatua de los pueblos originarios.
Historia
Historia Chipre recuerda los 50 años de invasión turca
Se cumple medio siglo del ataque, seguido por la división y ocupación de la isla a manos del ejército turco. La izquierda chipriota critica el estancamiento de las negociaciones de paz y la falta de interés de Bruselas.
Infancia
Sira Rego “La palabra ‘mena’ deshumaniza al otro y nos negamos a deshumanizar a las infancias”
El Ministerio de Juventud e Infancia, creado en noviembre de 2023, tiene el reto de sacar adelante la propuesta para que se produzca la acogida de los 6.000 niños y niñas no acompañados que se encuentran en Canarias.