Memoria histórica
Antonio Miguel Bernal: uno de los nuestros

Amigos, compañeros y familiares del recientemente fallecido historiador rindieron el pasado viernes un emotivo homenaje a Bernal, en el que se destacó su compromiso con la recuperación rigurosa de la memoria histórica
Homenaje a Antonio Miguel Bernal
Homenaje a Antonio Miguel Bernal Mario Daza Delgado


31 oct 2023 10:20

El Canal del Bajo Guadalquivir reconduce agua del río desde Peñaflor hasta el noreste de Lebrija, desembocando en el Embalse de Don Melendo. Recorre alrededor de ciento cincuenta y ocho kilómetros y riega unas cincuenta y seis mil hectáreas de regadío, convirtiendo en un lucrativo vergel de algodón, remolacha y azúcar, lo que antes eran principalmente cultivos de secano y eriales. Tierras de segunda, transformadas por una obra colosal que tardó más de veinte años en ser terminada. Los grandes beneficiarios fueron los latifundistas, dueños de estos terrenos, que recibieron un ticket dorado a la cima sobre la espalda de cientos de presos republicanos que construyeron el canal, más conocido como el Canal de los Presos.

Con el mismo río que alimenta el canal de fondo, amigos y compañeros de Antonio Miguel Bernal homenajean su vida. El historiador dedicó su prolífica carrera profesional al estudio del trabajo agrario en Andalucía y del comercio colonial español. En la biblioteca municipal de la calle Torneo, la tarde del viernes veintisiete de octubre, se celebró no solo su carrera, sino su compromiso con la memoria. Bernal no era solo historiador, además era miembro del consejo de todoslosnombres.org, un proyecto colaborativo que busca crear una base de datos que recoja la información de los represaliados por el franquismo en Andalucía, Extremadura y el Norte de África. Puede resultar extraño pensar que, antes de 2006, cuando el proyecto se hizo accesible al público, si querías saber algo sobre un familiar represaliado, tu mejor opción era preguntar poco menos que “al aire” hasta que alguien supiese algo, lo que fuese. El proyecto busca concretar toda la información en un solo lugar, una base de datos que, a día de hoy, recopila 118.008 víctimas y más de 1000 microbiografías.

El homenaje a Bernal se convirtió, también, a un canto a la memoria y al trabajo riguroso sobre el pasado

En el homenaje, amigos y compañeros de Bernal hablan de su vida, de su carácter, de su sentido del humor y de su concepción de la historia como justicia. El hijo de Bernal confiesa a Cecilio Gordillo, uno de los fundadores de Todos los nombres, que no esperaba un acto tan sentido. Según su padre, a estos actos académicos se viene por compromiso. Pero los invitados que hablan, algunos de espaldas al ventanal y otros desde el público, mirando hacia el río, cuentan anécdotas, ríen, lloran y, en definitiva, celebran la vida de un hombre que se ofreció, en palabras de Gonzalo Acosta, como batería, como fuente. Empezaron, explica, “con el tema del canal”, del cual escribieron un libro entre cuatro autores y que no podría haberse llevado a cabo sin la participación clave de Bernal.

El hombre, el historiador y el canal

La carrera como historiador de Bernal y su compromiso con la memoria están intrínsicamente relacionadas. El catedrático y premio nacional de historia de España participó en el 50 aniversario del “incidente” de Casas Viejas, del brutal aplastamiento, por parte del gobierno de Azaña, de los anarquistas que se levantaron en 1933, y desde entonces mantuvo una estrecha relación con el grupo de investigación Recuperando la Memoria de la Historia Social de Andalucía (CGT-Andalucía). Sin embargo, un punto que representa especialmente esta relación y marca el principio de su colaboración con la organización Todos los Nombres es el trabajo sobre el Canal de los Presos. Bernal fue una fuente indispensable para el libro “El Canal de los Presos: De la represión política a la explotación económica” escribiendo, además, el prólogo del mismo. En él se recogen la vida, la penuria y la explotación de millares de presos políticos, convertidos en esclavos, que abrieron con pico y pala una vena al río Guadalquivir, vena que alimentó y sigue alimentando los cultivos de regadío de un puñado de familias latifundistas.

“Antonio Miguel Bernal tenía la concepción de la historia como justicia”

Los presos no solo fueron responsables de la construcción del canal, sino que construyeron los propios campos de trabajo donde se alojaban en pésimas condiciones. Además, el Servicio de Colonias Penales Militarizadas (SCPM) solicitó al Ministerio de Justicia presos con profesiones concretas: aparejadores, ingenieros, cocineros, transportistas… como quien pide las piezas del cerdo en una carnicería. Las condiciones de trabajo eran pésimas. En un principio, los trabajadores dormían en el suelo y a lo largo de la construcción hubo numerosos casos de paludismo y tuberculosis. La comida era escasa y también lo era la higiene.

Los españoles más jóvenes están a dos generaciones del hambre, el terror y la opresión. Las consecuencias de la guerra, del expolio del bando vencedor, que veía a los presos republicanos como mano de obra o como fuente de ingresos, aún pueden sentirse hoy en día. Sin embargo, en el homenaje, los más jóvenes allí somos los periodistas. Existe, a ojos de algunos de los asistentes y de los míos propios, un desinterés por la memoria por parte de los españoles más jóvenes. José Luis Gutiérrez Molina, uno de los autores del libro acerca del Canal de los Presos, opina que no es una cuestión de convencer a los jóvenes de que tengan interés: “La culpa no es suya”, explica, “en este país hay un problema institucional.” Según él, son necesarios dos elementos clave: la información y la voluntad de aprender. El último, evidentemente, depende del primero: “¿Cómo van a tener interés por algo que ni siquiera saben que existe?”

Existe una falta de información y educación en estos asuntos que el grupo se esfuerza en solucionar, aún con la falta de respaldo por parte de las instituciones. Cecilio Gordillo tiene un sinfín de anécdotas sobre desencuentros con las instituciones académicas: “Una vez en tu facultad, la de periodismo, fuimos a dar una charla y nos vimos los cuatro que íbamos a darla y dos más”, ríe secamente. En otra ocasión, el profesor que le había invitado a dar la charla le ofreció dinero, pero solo a él, porque veía como un escándalo darle dinero a “una organización política”.

La historia, la justicia y la verdad

A lo largo del encuentro, se repite que Antonio Miguel Bernal era “uno de los nuestros”. Que tenía un gran sentido del humor. Que entendía la historia como una forma de justicia. Lejos de la concepción de Alberto Núñez Feijoo para el que la Guerra Civil fue “una pelea entre nuestros abuelos”. Uno tiene que buscar poco en internet para encontrar un sinfín de vejaciones y opiniones mal intencionadas sobre movimiento memorialista. Tenemos a Feijoo, a Roberto Da Silva, que dijo que todo lo de la memoria era para “cobrar 400 euritos” o a Casado diciendo que los de izquierda eran unos “carcas que estaban todo el día pensando en la guerra del abuelo o la fosa de nosequien”. Posturas cínicas y palabras envenenadas, que revelan un deseo de golpear en la cabeza al país entero hasta que la memoria colectiva de una generación desaparezca, algo contra lo que Bernal y Todos los nombres pelearon y pelean.

Es razonable preguntarse que significa ser “uno de los nuestros”. No es una cuestión académica, dado que solo la memoria histórica conecta las trayectorias de los presentes en el homenaje. Habrá quien diga que es por la ideología, pero la memoria es una parte intrínseca del ser humano y enterrar a los muertos propios uno de los derechos más fundamentales y antiguos que existen. A fin de cuentas, ser “uno de los nuestros” significa ser parte del movimiento memorialista. Esto implica un compromiso con la historia, con la justicia y con la verdad. Bernal no era uno de los académicos de las anécdotas de Gordillo. Era uno más. Una gota más, una corriente más en un río que fluye en la dirección contraria al que sirve de paisaje del homenaje. Un río que fluye cuesta arriba, constantemente en contra de la gravedad y del olvido promovido por el tiempo y el poder.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Palestina
Acampadas Universitarias Palestina “El rector tiene las manos manchadas de sangre”: Sevilla arropa a las estudiantes de la US represaliadas
Más de 500 personas arropan a las estudiantes de la Acampada pro Palestina de la Universidad de Sevilla frente a la represión por parte del rector y exigen su dimisión
Sevilla
Acampadas propalestinas Antidisturbios desalojan con violencia a las estudiantes encerradas en la Universidad de Sevilla
Las estudiantes de la acampada en apoyo a Palestina en Sevilla han ocupado el rectorado de la Universidad ante las medidas “absolutamente insuficientes” de la institución con respecto a las ruptura de relaciones con Israel
Palestina
Acampadas Universitarias Palestina Las estudiantes de Andalucía siguen presionando a sus universidades para que cesen las relaciones con Israel
Las estudiantes en las acampadas andaluzas siguen presionando a las instituciones académicas para que cesen relaciones con Israel como ya han hecho la UGR y la UJA
Minería
Mina de Touro A Xunta oculta desde xaneiro a solicitude dun novo megaproxecto mineiro en Touro
Cobre San Rafael solicita ademais que sexa considerado Proxecto Industrial Estratéxico para “facilitar a súa tramitación exprés e impedir a participación pública”, segundo indican máis dun cento de colectivos nun comunicado conxunto.
Aborto
Derecho al aborto El Constitucional tumba el recurso de Vox contra la reforma de la ley del aborto
La mayoría progresista de este tribunal asegura que la Ley 1/2023 de salud sexual y reproductiva es constitucional y avala, entre otros aspectos, que mujeres de 16 y 17 años puedan abortar sin la necesidad de consentimiento paterno.
Frontera sur
Masacre de Melilla Melilla-Nador, 24 de junio de 2022: anatomía de un crimen racista
Setenta personas permanecen desaparecidas dos años después de la masacre que tuvo lugar en el paso fronterizo que une Marruecos y España. Un informe aporta pruebas de que se trató de una trampa premeditada contra los migrantes.
Francia
Francia El Frente Popular se pone en manos de la movilización y el miedo a la ultraderecha
La coalición unitaria de las izquierdas confía en que una mayor participación, sobre todo de los jóvenes, contrarreste las tensiones internas y la demonización mediática en la campaña de las legislativas en Francia.
Genocidio
Genocidio Crece el boicot a empresas que trabajan con Israel: Barclays, excluido de los festivales británicos
La multinacional Intel anuncia que congela una inversión de 25.000 millones de dólares en Israel. Crecen los problemas financieros e internos para el régimen de Benjamin Netanyahu.
Biodiversidad
Consejo Europeo Luz verde a la Ley de la Restauración de la Naturaleza tras meses de bloqueo
El cambio de postura de la ministra de Medio Ambiente austriaca, que ha votado en contra de la opinión de su canciller, y la abstención de Bélgica han sido claves para acabar con el bloqueo de conservadores y ultras al paquete medioambiental.
Migración
Fronteras Libia-Creta, la nueva ruta migratoria del Mediterráneo Oriental
Recientemente, una nueva ruta migratoria se ha dibujado en los mapas del Mediterráneo Oriental, la que une Libia con las islas griegas de Creta y Gavdos, ajenas antes al trasiego migratorio.

Últimas

Comunidad El Salto
Comunidad El Salto Las cuentas de El Salto 2023-2024: cada vez más, un gran medio financiado por la gente
El Salto supera el millón de euros anuales de ingresos y aumenta su plantilla hasta llegar a las 28 personas empleadas. Todo eso con criterios éticos de financiación, funcionamiento horizontal y una cooperativa de propiedad colectiva.
Cine
Cine ‘Alumbramiento’, una ficción recupera la historia real de las madres de Peñagrande (y de los bebés robados)
La segunda película del director Pau Teixidor aborda el internamiento en centros de adolescentes embarazadas y el robo de recién nacidos en un Madrid que celebraba la victoria electoral del PSOE de Felipe González.
Análisis
Análisis La tortura: causar el mayor daño posible al pueblo palestino
Las imágenes de soldados de la ocupación israelíes humillando a hombres palestinos en calzoncillos, con las manos atadas a las espaldas y ojos vendados, nos recuerdan que la tortura persiste en nuestras sociedades. No solo eso, ya no se esconde.
Agricultura
Agricultura de próximidad València deniega el permiso a un mercado que denuncia los bajos precios agrícolas
El Ayuntamiento suprime la próxima edición del “Mercado de Precios Justos”, impulsada por Per L'Horta, amparándose en una ordenanza que no impidió realizar las dos ediciones anteriores.
Derecho a la vivienda
Derecho a la vivienda El Sindicato de Inquilinos cifra en 17.000 los pisos turísticos de Madrid
Este colectivo llama a identificar los pisos turísticos en los barrios de Madrid y presionar para que vuelvan al mercado residencial. Solo seis de cada 100 son legales.

Recomendadas

Alimentación
Claudia Polo “Nunca ha habido tanta información sobre el comer y nunca hemos estado tan desconectados de la alimentación”
En su nuevo libro, ‘Entorno’, la comunicadora gastronómica Claudia Polo invita a analizar la relación que tenemos con la comida, redescubrirla y acercarnos con intuición a la cocina.
América Latina
Raúl Zibechi “Gaza es el fin de la humanidad. Hay un proyecto de exterminio de los pueblos molestos”
Raúl Zibechi es uno de los pensadores latinoamericanos que mejor ha explicado desde su labor como ensayista y periodista las transformaciones experimentadas en las últimas décadas y el papel de los movimientos en el pasado y futuro de la región.
Justicia
Problemas con la justicia Joaquín Urías: “La mayor campaña de desprestigio de la judicatura la están haciendo los propios jueces”
Desde 2017, una serie de jueces parecen haberse subido al monte. El jurista Joaquín Urías desgrana en su último libro las circunstancias de este destape y las consecuencias que esto puede tener para la democracia en su conjunto.
Personas refugiadas
Refugiados Una cafetería para ser libre en el campamento de refugiados palestinos de Beddawi
Hatem Mekdadi abrió Achefak, que significa ‘Lo que tú quieras’, ante la falta de espacios de encuentro en los campos donde desde hace décadas se hacinan los hijos de la Nakba.