Opinión
Bienvenidas al Elías Ahúja

Bienvenidas a la violencia y el terror sexual del señorito. Bienvenidas a la mentira de la meritocracia. Bienvenidas a las cocinas del privilegio cañí.
Colegio Mayor Elias Ahuja -noche
Fotograma del video de los insultos y gritos machistas del Colegio Mayor Elías Ahúja.

Quizá este sea el enésimo artículo de opinión que leas hoy sobre lo ocurrido con el Colegio Mayor Elías Ahúja, en Madrid.  Y eso es bueno: significa que lo ocurrido no ha dejado indiferente a la opinión pública (sea lo que sea eso) y que la polémica ha trascendido de Twitter al Programa de Ana Rosa, y al Congreso de los Diputados, y a la Fiscalía. También a la boca de metro de Ciudad Universitaria, donde  se concentran hoy las feministas, y con un poco de suerte, trascienda también a algún buen chalet de esos que pueblan la A-6, donde hoy se les atragante la cena porque el heredero o la heredera se ha pasado de bocazas.

Los chicos del Ahúja, con su rito anual de iniciación universitaria, nos han hecho un gran favor, pues, sin quererlo, han abierto las ventanas, celebrando unos días de Puertas Abiertas allí donde la mayoría nunca pensábamos entrar. Bienvenidas seamos, pues, al Elías Ahúja. 

Universidad
Machismo El alumnado universitario se moviliza contra el machismo en el colegio mayor Elías Ahuja
La agrupación de mujeres Pan y Rosas y el Sindicato de Estudiantes convocan movilizaciones el próximo lunes en señal de rechazo a los cánticos machistas del centro Elías Ahuja, gestionado por la orden religiosa de Agustinos pero adscrito a la Universidad Complutense de Madrid (UCM).


Bienvenidas a las cocinas del privilegio cañí, ese que se cuece en capeas, bodas, bautizos y comuniones, cócteles y reservados donde jamás nos invitarán. Dicen que los del Ahúja se iban a las puertas de otro colegio mayor madrileño, el Chaminade, a gritar “mi abuelo mató a tu abuelo”, y sí, tienen razón. Sus abuelos desterraron, exiliaron y fusilaron a una generación, pero sobre todo, les despojaron de todo. El suelo público de la Complutense sobre el que descansa el Ahúja nos recuerda que la riqueza de sus niños se construye sobre el expolio y la represión franquista y su epílogo, atado y bien atado. Y hasta hoy.

Bienvenidas a la violencia y el terror sexual del señorito, el que violaba a las chicas del servicio, el que pagaba los vuelos a Londres para abortar a sus novias, el que cierra los contratos en puticlubs, el que —volviendo a los abuelos— aplaudía las arengas de Queipo de Llano cuando pedía violar a comunistas, anarquistas y maricones, “por mucho que forcejeen y pataleen: ahora por lo menos sabrán lo que es un hombre de verdad”. Que, bien pensado, tampoco es tan distinto a amenazar a las conejas con follárselas en la capea. Porque aunque la violencia machista no entiende de clases, sí lo hace de ideologías: y hay una que se sostiene directamente sobre ella.

Ahora que los niños del Ahuja, sin querer, nos han abierto su casa para recordarnos quiénes son, no sería un mal momento para asaltarla, para recordarles que no hay que dar por hecho la impunidad de la que presumen

Bienvenidas a la mentira de la meritocracia, a la orla inmaculada de esos jóvenes talentosos y sobradamente preparados, que han crecido pensando que merecen el mundo entero, que se lo debemos. Que de verdad creen que su suerte es merecida, y no la consecuencia de su agenda de contactos, su patrimonio y su privilegio, o de su Máster en la Universidad Europea —pinta y colorea—. Que la verdad no les manche un anuario inmaculado: ellos eran más guapos, más listas, mejores. Son los futuros CEO y emprendedores —alguno, seguro, lo hará en economías verdes, o en liderazgos femeninos, o en innovación social— las y los próximos diplomáticos y altos funcionarios, los mejores cuadros del Partido, —aunque a veces se les cuele algún muerto de hambre—, las influencers a las que admiran las pobres que sueñan vidas que jamás vivirán, restaurantes que nunca pisarán, y bronceados que jamás lucirán. 

Bienvenidas, también —y ¡ay! esta sí que duele— a la feminidad sumisa y orgullosa. Esa que se disfraza de empoderada, que se cree libre, aunque viva acatando todas y cada una de las normas. Las que aún creen que es bueno que le digan eso de que no son “como las demás”, las que reniegan de sus propios derechos, aunque luego, a escondidas, los ejerciten. Las torturadoras de la cárcel de Ventas. Las musas de Masterchef. Pero llámenme ingenua, aún me resigno a pensar que entre ellas, seguro, hay alguna que está apretando los dientes y saldrá de allí más pronto que tarde. Chicas, de todo —y especialmente de los Colegios Mayores—, también se sale.

Yo que ellos no dormiría demasiado tranquilo: abrieron las ventanas y las feministas, las zorras, las putas, las conejas, se les han colado hasta la cocina

Cuesta pensar que en la misma boca de Metro de Ciudad Universitaria convivan realidades tan diferentes. Que ahí, enfrente de Medicina, de camino al Paraninfo, mientras algunas pensaban en los exámenes, o en si le darían la beca el año que viene, o en parar la ley Bolonia —qué vieja soy— o, también, en la próxima calimochada, había otras persona, los que iban al Chaminade a gritar “tu madre me friega el suelo”, que tenían ya todo el camino hecho, y la vida universitaria era solo un trámite, un episodio feliz de novatadas, capeas, borracheras y tunas, en su camino hacia la cima.

Lo bueno de unas Jornadas de Puertas Abiertas es que una puede cotillear por los rincones, llevarse los canapés en el bolso, y hasta vandalizar alguna pared. Al fin y al cabo, como dicen ellos, ¿quién no ha sido joven y gamberra? Pero ahora que los niños del Ahúja, sin querer, nos han abierto su casa para recordarnos quiénes son, no sería un mal momento para asaltarla, para recordarles que no hay que dar por hecho la impunidad de la que presumen, el privilegio que no merecen, ni ese trozo de suelo que habitan. Porque cuando se les quita todo eso de encima, sólo devienen hombrecitos de masculinidad frágil, peinados ridículos y corbatas anudadas a la cabeza. Yo que ellos no dormiría demasiado tranquilo: abrieron las ventanas y las feministas, las zorras, las putas, las conejas, se les han colado hasta la cocina. 

Arquivado en: Opinión
Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Opinión
Turistificación El turista 89.999.999
Si el optimismo de las autoridades y las patronales relacionadas con el sector turístico se confirma podríamos acabar el año 2024 con la cifra récord de 90 millones de visitantes extranjeros. A la rotundidad de ese dato le acompañarán otros igual de
Opinión
Tribuna El odio pasará y caerán los dictadores
Observando desde Chaplin y su Gran dictador el avance en Europa de los viejos monstruos que nunca se fueron.
Opinión
Opinión Una hipocresía sin límites
¿Cómo se logra instalar el discurso del genocida? ¿Cómo se puede creer en la falacia de que el colonizador se defiende del colonizado?
Uno mas
10/10/2022 8:25

Totalmente de acuerdo, el lobo ha enseñado la patita, ¿pero que digo patita? una pezuña nos ha enseñado una pezuña, nos ha enseñado con que desprecio, dominación, altanería, soberbia, arrogancia, tratan a las mujeres sus mujeres, hacia sus madres y hermanas,
Y ellas que? la feminidad sumisa y orgullosa, esa que se disfraza de empoderada, que se cree libre, las que reniegan de sus propios derechos pero que los exigen y que se los consigan otros
Admiro profundamente a las MUJERES, MUJERES, esas que hoy están dando la vida para eliminar al lobo de su país, esas que tienen los guevos de plantarse ante esos tipejos que pretenden dominarlas poniéndoles unas telas en la cabeza, se hace necesario hacer una pira vamos una buena fogata con esa cohorte de lobos, con TODOS

1
0
Acaido
9/10/2022 18:53

Ahora que las mujeres, con las musulmanas iraníes a la cabeza, se plantan y dicen "hasta aquí hemos llegado", van las pijas españolas y se pronuncian."que va", "que siga la fiesta"....

2
0
CNT
Sindicalismo ‘Morala’: “Como las seis de La Suiza, fuimos condenados para dar escarmiento por unos hechos que no cometimos”
Miles de personas saldrán a la calle en Xixón para recordar que ´El sindicalismo no es delito. Tras el mitin de apoyo a las cinco sindicalistas de CNT y una trabajadora, actuarán Nacho Vegas y el Coru Antifascista Al Altu La Lleva.
Personas refugiadas
Refugiados Una cafetería para ser libre en el campamento de refugiados palestinos de Beddawi
Hatem Mekdadi abrió Achefak, que significa ‘Lo que tú quieras’, ante la falta de espacios de encuentro en los campos donde desde hace décadas se hacinan los hijos de la Nakba.
Catalunya
Catalunya La celebración de la Copa América de Vela desata el malestar en Barcelona
El 22 de agosto dará inicio la Copa América de Vela en la capital catalana; un evento de dos meses de duración e inversiones millonarias que destroza el tejido vecinal de los barrios de la costa.
Cine
VEINTE AÑOS DE PORNO FEMINISTA Erika Lust: “La pornografía es política”
Erika Lust es un referente del porno feminista y del porno ético, aunque ella hace algunas puntualizaciones sobre esas etiquetas. Celebra veinte años de carrera con la publicación de un libro que recoge su trabajo.
Racismo
Movimientos sociales Por un antirracismo que no dependa del gran capital 
La sostenibilidad de muchas organizaciones antirracistas de América Latina y el Caribe depende, en gran medida, de la ayuda al desarrollo de la cooperación internacional o del supuesto altruismo o filantropía de las élites económicas.
República
Manifestación Desafío republicano en el décimo aniversario de la coronación de Felipe de Borbón
Más de 130 organizaciones sociales y políticas convocan una marcha en Madrid el 16 de junio. El manifiesto 'Felipe VI: diez años bastan' ha sido firmado por cuatro mil personas.

Últimas

Comunidad El Salto
Comunidad El Salto Las cuentas de El Salto 2023-2024: cada vez más, un gran medio financiado por la gente
El Salto supera el millón de euros anuales de ingresos y aumenta su plantilla hasta llegar a las 28 personas empleadas. Todo eso con criterios éticos de financiación, funcionamiento horizontal y una cooperativa de propiedad colectiva.
Palestina
Palestina Desalojan el intento de acampada propalestina de Plaça Catalunya
La Guardia Urbana de Barcelona ha desalojado las tiendas de campaña y ha denunciado y multado a quince personas esta madrugada.
Laboral
Laboral Luxemburgo vuelve a dar la razón a los interinos: la fijeza sin oposiciones es una medida válida
La respuesta del Tribunal de Justicia de la Unión Europea supone un duro varapalo al Tribunal Supremo, quien en mayo sentenció que rechazaba la fijeza automática para los interinos en abuso de temporalidad.
Cine
Desigualdad en el cine En el cine español siguen mandando los hombres: dirigieron siete de cada diez películas en 2023
Aunque aprecia mejoras en la lucha contra la desigualdad, el informe de 2023 de la Asociación de Mujeres Cineastas (CIMA) pone de manifiesto que los hombres siguen acaparando los puestos de poder y mayores presupuestos en el cine español.
Migración
Regularización La ILP Regularización vence al primer asalto de la ultraderecha en el Congreso
Vox se queda solo en la votación de su enmienda a la totalidad de la Iniciativa Legislativa Popular por la regularización extraordinaria de al menos 500.000 personas migrantes.
Más noticias
Desahucios
Barcelona El caso de Joana: a juicio tras recibir una paliza de un mosso en un desahucio ilegal
La joven, activista del movimiento por la vivienda en el Raval, iba a visitar a una amiga cuando se encontró que la estaban echando de casa, aún con el procedimiento archivado. “Van a golpear a la gente organizada”, dice.
Ocupación israelí
Acampadas propalestinas A Policía desaloxa o alumnado acampado no Reitorado e na Facultade de Historia da USC
A primeira hora desta mañá, máis dunha decena de furgóns policiais chegaron ás instalacións universitarias para expulsar o alumnado que se manifestaba desde hai máis dun mes en protesta polo masacre israelí de Gaza
Lanaren Ekonomia
Lanaren Ekonomia Mecaner enpresan itxieratik harago, trantsizio ekosozialista da bidea
VV.AA.
Mecaner Urdulizeko metalgintza enpresak jarduera guztia eten du, greba mugagabe baten ostean sindikatuen porrota ekarriz
Análisis
Análisis La resistencia amazigh en Melilla: Un capítulo olvidado de los años 80
El movimiento social de los “chapas de perro”, protagonizado por la población amazigh de la ciudad autónoma, enfrentó las consecuencias de la ley de extranjería aprobada en 1985 para la población autóctona.

Recomendadas

Italia
Historia Cincuenta años de Piazza della Loggia: memoria de una masacre fascista, de Estado y de la OTAN
La masacre de Piazza della Loggia EN 28 de mayo de 1974 se convertirá en un episodio fundamental para entender los años de plomo de la democracia italiana.
Migración
Fronteras En pausa frente al Mediterráneo: cientos de personas migrantes esperan en un hotel de la Costa del Sol
El centro de estancia temporal extraordinario para personas migrantes de Torrox (Málaga), se ha convertido en un ejemplo positivo frente a los intentos fallidos propuestos en otros municipios.
Inteligencia artificial
Inteligencia Artificial y cine ¿Sueñan los cineastas con ovejas eléctricas?
El debate sobre la adopción de la Inteligencia Artificial por las principales disciplinas artísticas sigue candente. La irrupción de Sora vuelve a poner el foco sobre los beneficios y riesgos que conlleva su uso en la generación de imágenes.