País Vasco
Pinchar la burbuja de la educación concertada

Familias de Bilbao explican cómo viven su elección: haber elegido para sus hijos e hijas la red pública frente a la red concertada, donde estudia el 49% del alumnado del País Vasco. ¿Inercia o militancia?
Escuela Publica Euskal Herria - 1
Igone Bastida, Irati Lucas, Inés Egino y Iosu Balmaseda, de izquierda a derecha, en la puerta de la escuela pública Mugika. Gessamí Forner

“Somos blancos, somos clase media, somos el objetivo preferente de la educación concertada que impulsa el Gobierno vasco. Podemos pagarla y nuestros hijos estarían con otros niños como los nuestros. Pero tomamos otra decisión y les matriculamos en la educación pública, en la escuela de nuestro barrio”, explica Inés Egino, madre de dos críos que asisten al aula de 5 años y a tercero de primaria del colegio Mujika, situado en el Casco Viejo de Bilbao. 

Iosu Balmaseda es uno de los veteranos del centro, su hija ya está en quinto. Recuerda que cuando la niña empezó en el aula de dos años (en el País Vasco la educación infantil gratuita arranca a esta edad) el 95% de las familias no podía pagar la cuota del Ampa. Ahora la abonan el 50% de las familias. 

Mujika es una escuela preciosa: un edificio antiguo de varias plantas con sus techos altos y puertas de madera robusta. Pero la arquitectura que funcionó a principios del siglo XX no casa bien con el XXI: no tiene patio exterior, solo un área de recreo en la azotea con un frontón cubierto. El Ampa tuvo que pelearse con el Ayuntamiento para que dejara jugar a los niños en la calle y poder respetar así las medidas sanitarias exigidas por Educación durante la pandemia —grupos burbuja, distancia de seguridad—. La calle siempre ha sido peatonal, pero al Consistorio le costó ceder tras varias manifestaciones.

El Ampa de la escuela pública García Rivero de Bilbao abona anualmente 3.500 euros para que las extraescolares sean universales y reforzar la adquisición del euskera

Extraescolares universales

Saliendo del Casco Viejo, cruzando la calle que lo rodea, donde circulan coches, autobuses y el tranvía, se encuentra el centro García Rivero, más conocido como la escuela de Atxuri, por el nombre del barrio donde se ubica. La presidenta de su Ampa, Aitziber Sagarminaga, destaca que la administración “lo privatiza todo”. Existen subvenciones, sí, pero un Ampa no tiene tiempo ni medios suficientes para invertir en el submundo de la burocracia. “Es imposible, somos familias”, recuerda. Por lo que han acordado una medida revolucionaria que costean ellas mismas: han convertido en universales las extraescolares impartidas en el horario del comedor. Cualquier crío puede asistir a clases de magia, al taller de manualidades y a un refuerzo de euskera; no hay actividades de pago.

El Ampa había notado que solo los niños de ciertas familias —ingresos dignos, perfil lingüístico en euskera— asistían a extraescolares, por lo que una discriminación por motivos económicos derivaba también en una segregación idiomática. Euskera por un lado, castellano por otro.

Sin euskera, los niños difícilmente adquieren el resto de materias. La tasa de repetición en el modelo lingüístico D (todas las asignaturas se imparten en euskera) en los centros públicos se sitúa en el 19%, frente al 7% de la red concertada, según los datos del estudio PISA recogidos en la investigación Evolución sociodemográfica del alumnado en Euskadi

En total, el Ampa de Atxuri paga cada curso escolar 3.500 euros para fomentar la adquisición del euskera y su apego a través de un entorno de juegos y jolgorios compartidos entre niños que hablan euskera en casa y niños que lo aprenden en el cole.

Escuela Publica Euskal Herria - 2
Katixa Agirre, Aitziber Sagarminaga y Amaia Bacigalupe, madres de la escuela García Rivero. Gessamí Forner
“El euskera es una excusa para justificar llevar al niño a la concertada, porque si tú eres euskaldun y la madre también, como es el caso de nuestra hija, el idioma lo va a tener”, Josu Balmaseda

El euskera vertebra sinergias

Hace diez años, la escuela Mujika estaba adscrita al modelo A (todas las asignaturas en castellano). Con la oleada migratoria de principios de los 2000, se afianzó como un centro con una elevada tasa de niños o madres nacidas fuera de Euskadi —primera o segunda generación de migrantes—. En los coletazos del modelo A en la red pública, Mujika fue la última escuela de Bilbao que se pasó al modelo D. 

A partir de entonces, familias euskaldunes que querían una educación en euskera para sus hijos y que creían en la educación pública matricularon a sus pichones en Mujika: “El euskera es una excusa para justificar llevar al niño a la concertada, porque si tú eres euskaldun y la madre también, como es el caso de nuestra hija, el idioma lo va a tener. Para nosotros, nuestro compromiso con el euskera es el contrario a lo que fomentan las escuelas privadas: si soy euskaldun, matriculo a la niña en la escuela que le toca porque, precisamente, pongo el foco en el euskera”, considera Iosu Balmaseda. Y remata: “Las sinergias en la escuela cambiaron cuando la mitad de la clase empezó a ser euskaldun”. Euskera y diversidad cultural en esta escuela es un camino de sentido único con dos carriles paralelos que se entrecruzan.

Ocho maestras distintas en un curso

La mayoría de las siete personas entrevistadas para este reportaje son muy críticas con la red concertada a la que asiste el 49% del alumnado de la Comunidad Autónoma del País Vasco. Una red que disfruta de dos cosas que no disponen las escuelas públicas: instalaciones y estabilidad del profesorado.

El pasado curso, la hija de Balmaseda tuvo ocho maestras distintas y el primer tutor no llegó hasta nueve días después del inicio de las clases. El nivel de interinidad del profesorado en la red pública del País Vasco se eleva al 40%, según Steilas, el sindicato mayoritario en la educación pública, quien forma parte de la plataforma Topagunea, que hoy ha convocado una manifestación en Bilbao para reivindicar la educación pública. Con estas cifras de interinidad resulta complicado desarrollar e implantar un proyecto educativo en cualquier centro. Por su parte, el profesorado de la concertada cobra un 10% menos que la pública, pero tiene una plantilla estable, contratada mediante entrevistas laborales, que acompaña un proyecto educativo atravesado, en cada caso, por un ideario concreto —religioso, pedagógico, cultural, social, idiomático, etc.—.

El debate de la propuesta de EH Bildu aparece en la conversación inevitablemente, así como la dicotomía público y concertado —“privado”, insisten varias personas—. En Mujika son especialmente beligerantes porque están dolidas: “Muchas familias usan el aula de 2 años para matricular a sus hijos para disfrutar de un año gratis de educación, en vez de pagar un año extra de guardería, y a los 3 años sacan a los niños de Mujika para llevarlos a una ikastola de Loiu u otros centros concertados”, explica Inés Egino. Este curso se han marchado de Mujika 8 de 22 niños, “dejando fuera a familias que sí hubieran continuado en la escuela”, añade. En escuelas concertadas no es extraño arrancar la escolarización a los 3 años.

Tribuna
Aulas diversas
Es incuestionable que el Pacto Educativo Vasco no puede permitirse ignorar la segregación si aspira a contribuir en la construcción de una sociedad cohesionada. Cuantos más agentes participen en su elaboración, más sólido será el acuerdo.
“Parece muy romántico que familias del Casco Viejo hayamos decidido matricular a nuestros hijos en Mujika por militancia, pero le matriculamos aquí porque para nosotros la mejor opción es la escuela de barrio, pública y diversa”, Irati Lucas

Niños de autobús o niños de barrio

El nombre de ciertos centros concertados sale a menudo en las conversaciones. Son los niños de autobús. Una hora de ida, otra de vuelta. “Cuando los adultos empezamos un nuevo trabajo valoramos que esté cerca de casa. Pero con los hijos estamos dispuestos a mandarlos a una hora de autobús para que se codeen con la élite”, concluye Igone Bastida —madre de un niño de cuatro años en Mujika, un bebé de tres meses en brazos y pareja de un hombre de otro país—. “Es muy importante mamar la diversidad cultural y el respeto hacia la heterogeneidad durante la infancia para que cuando los niños crezcan no arrastren prejuicios en la edad adulta”, advierte.

Irati Lucas tiene un niño en el aula de 4 años de Mujika y es maestra de la pública. “En los pueblos es otra cosa, pero en las ciudades tenemos un problema muy grave que no estamos abordando con la seriedad que requiere”, sostiene sobre la dicotomía de los sistemas educativos vascos. “Parece muy romántico que familias del Casco Viejo hayamos decidido matricular a nuestros hijos en Mujika por militancia, como si les quisiéramos menos que los que les llevan a otras opciones, pero le matriculamos aquí porque para nosotros la mejor opción es la escuela de barrio, pública y diversa. A todos nos gusta vivir en el Casco Viejo, pero parece que no gusta tanto la gente que lo habita, y eso es preocupante”, concluye.

“Estamos perpetrando dos modelos educativos que surgen en los 80 de una anomalía histórica y que permiten la libre elección del centro, cuando lo que consiguen es fracturar socialmente”, Amaia Bacigalupe

Recursos, recursos y recursos

Amaia Bacigalupe lleva a sus niños a Atxuri. Ella es profesora universitaria de sociología y tiene claro que parte de la solución es el dinero. Más inversión. “Cuando hablamos de diversidad, que es una gozada, lo que necesitamos es que los medios se multipliquen por tres. Estamos perpetuando dos modelos educativos que surgen en los 80 de una anomalía histórica y que permiten la libre elección del centro, cuando lo que consiguen es fracturar socialmente”, advierte. 

Katixa Agirre también lleva a sus dos niños a Atxuri. Como escritora, le gustan las metáforas: “Si año a año minas una red y privilegias la otra, el mensaje que cala es que tus hijos estarán mejor en la concertada, algo que no ocurre en la Sanidad. Lo que me preocupa es que en Educación se acepta y se abraza esa idea de que un sistema parasite al otro, en vez de publificarlo, absorberlo o corregirlo”.

“El sistema ha caducado hace décadas. Eso implica un debate que pasa por las concertadas, y eso crispa. Si hablamos de ikastolas, estas tienen un valor político para nuestro pueblo que debe estar encima de la mesa, porque a través de una titularidad cooperativa cumplieron una función determinante para que no se perdiera la lengua. Y hay que hablarlo ya y todas las propuestas son bienvenidas, porque esto va a la velocidad del rayo y lo que hoy es plural, mañana aún lo será más”, considera Aitziber. En 2019, el 27% de los partos en la Comunidad Autónoma del País Vasco fueron de madres nacidas fuera del Estado, según el Eustat. 

De momento, estas familias eligieron la educación pública para sus hijos e hijas. “Las burbujas también son un modelo de resistencia, pero no se sostienen a largo plazo ni modifican la sociedad”, concluye Katixa. Ella eligió romperla.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Catalunya
Sanidad y educación Catalunya afronta la jornada de huelgas en los servicios públicos más importante desde 2018
Mientras el Govern de Pere Aragonés (ERC) sigue sin firmar los presupuestos de 2023, sindicatos médicos, educativos y de clase han convocado diversas movilizaciones que confluyen hoy, a las que hay que sumar también el paro de los taxistas.
Educación
Educación Segregación educativa también en casa: las clases particulares son para quienes se las pueden permitir
Casi la mitad de los hogares con miembros en etapa escolar gastan en clases particulares, pero sobre todo aquellos matriculados en centros privados o concertados. Los idiomas encabezan el negocio de la docencia extraescolar, que se configura como un factor diferenciador fundamental para las clases pudientes.
Investigación
Investigación Investigar fóra da Universidade, unha tarefa imposíbel
Exalumnos e mestres sinalan a necesidade de emprender reformas para incentivar e apoiar a investigación noutros contextos, ademais do universitario.
albertocorera
27/1/2022 14:46

Muy maniqueo y manipulador el artículo. En Euskadi y, particularmente en Ezkerraldea, zona minera y Bilbao hay cantidad de centros concertados integrados en los barrios, con presencia abundante de alumnado inmigrante, aulas de apoyo, cuotas asequibles (60-70 euros) y ningún ápice de elitismo. Se ve que quien ha escrito el artículo y las familias protagonistas del mismo no se han dado una vuelta por dichos centros: nada de supremacismo blanco ni de cuotas sobredimensionadas ni de élite de ningún tipo. Para quien quiera verlo no es lo mismo Salesianos de Burceña o de Barakaldo o Carmelitas de Santurtzi, la Salle de Sestao o Maristas de Zalla que los centros elitistas de Loiu, Leioa o Artxanda (centros del Opus, colegio Vizcaya, ikastola Lauro, Urdaneta...) Sabéis perfectamente que no es lo mismo la criba económica que llevan a cabo estos últimos en comparación con la apertura a la sociedad de los centros radicados en los barrios de la margen izquierda, zona minera y el entorno urbano de Bilbao. Hay que saber distinguir. Tampoco es lo mismo la escuela de Atxuri que el colegio público Andra Mari de Getxo, con fuerta presencia de alumnado procedente de un entorno socio-económico y cultural elevado. Lo dicho. Muy sesgado y carencia absoluta de objetividad en el artículo. Y ello en pleno período de matriculación. En fin.

0
0

Destacadas

Crisis climática
Crisis climática Las montañas que vienen: más áridas, con menos nieve y sin glaciares
El cero térmico aumentará de cota, gran parte del manto de nieve se perderá y los ecosistemas se verán significativamente transformados. Radiografía de unos entornos de montaña ibéricos que ya se están viendo seriamente afectados por la crisis climática.
Laboral
Laboral Nueva huelga de las dependientas de Inditex al considerar “humillante” la subida salarial del 3%
El 11 de febrero la CGT ha convocado una nueva huelga estatal en la que demandan una subida salarial como la de la provincia de A Coruña, será su tercera jornada de huelga de un conflicto que empezó en noviembre
Análisis
Propuestas para la reforma del mercado de la electricidad en la Unión Europea
La financiarización está detrás de los repuntes de inflación experimentados en los últimos meses y del mal funcionamiento del mercado eléctrico.
Catalunya
Presupuestos 2023 Más cemento, más aviones, más casinos y menos humoristas, Catalunya negocia sus presupuestos
El mismo día que ERC vota a favor de la moción socialista para construir un tramo del Cuarto Cinturón, en un intento de alcanzar un acuerdo presupuestario con Salvador Illa, TV3 despide al humorista Manel Vidal por un gag sobre el PSC.
Actualidad árabe
Actualidad árabe (y más) Sin derechos en el Mediterráneo
Palestina y Líbano continúan sufriendo a costa de regímenes que no rinden cuentas por sus crímenes contra la humanidad, mientras una investigación destapa las deportaciones ilegales que Italia ejerce desde hace años en los bajos de embarcaciones privadas.
Fútbol
Ignacio Pato “Los estadios son catedrales banales muy parecidas a los centros comerciales”
Asegura el periodista Ignacio Pato que firmaría ya que en su ciudad utópica no haya estadios de fútbol. Crítico con el estado actual del espectáculo deportivo, visitó varias ciudades europeas para encontrar brotes de resistencia y esperanza que detalla en su primer libro, ‘Grada popular’.
Opinión
VV.AA.
¿Qué medidas puede tomar EE UU para fomentar las conversaciones de paz en Ucrania?
No sólo Rusia y Ucrania deben considerar qué pueden aportar a la mesa para poner fin a la guerra. Estados Unidos también debe considerar qué medidas puede tomar para resolver el conflicto subyacente con Rusia.

Últimas

Infancia
Infancia Un registro modifica la mención al sexo de un niño de 10 años por orden de la Dirección General
El cambio fue denegado por entender que no existía suficiente madurez y sin evaluar al niño. La Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública esgrime que el Constitucional insta a evaluar cada caso sin límite de edad y ordena rectificar el registro.
PNV
PNV Los vínculos del alcalde de Bilbao con la trama de corrupción en Alonsotegi
Pese a los intentos de Sabin Etxea, la acusación popular está intentando que Juan Mari Aburto testifique por haber firmado, cuando era diputado foral de Bizkaia, una subvención que terminó siendo desviada a la trama de prevaricación. El actual regidor también adjudicó tres contratos a José Luis Erezuma cuando estaba imputado.
Opinión
El capitalismo despiadado y la melodía de Mercadona
No es que sea muy de números ni de ciencias, pero no hace falta serlo para saber que nos toman por idiotas y que nos roban en nuestra cara.
Sanidad pública
Sanidad en precario La huelga en Atención Primaria de Madrid se extiende a otras categorías
Todas las categorías profesionales que trabajan en los centros de salud, así como las que ejercen en las urgencias extrahospitalarias, convocan un paro por horas el próximo 2 de febrero. Para acompañar esta huelga se hace un llamamiento a vecinas y vecinos para que se concentren en las puertas de los Centros de Salud a las 13:00 y a las 18:30 horas.
Minería
Extractivismo Cómo y por qué vuelve la amenaza de mina a cielo abierto en la comarca de Olivenza
Ante la pasividad connivente de diferentes Administraciones, Atalaya Minning PLC confirma el anunciado cierre en falso del proyecto extractivista y pone en marcha todos los recursos para materializarlo en el plazo más breve posible.
Lanaren Ekonomia
Lanaren Ekonomia Euskal oasiaren mitoa sutan
VV.AA.
Bilbo Hiria irratia, El Salto Radio, Hordago eta Argia elkarlanean, lanaren munduko analisia egiten

Recomendadas

Perú
América Latina La revuelta por la dimisión de Boluarte se expande y llega a Lima
Después de sufrir 50 muertos y 600 heridas por la represión de la fuerza pública a la población racializada de las regiones andinas, la movilización peruana se desplaza hacia la capital donde el Gobierno de Boluarte ha intensificado la criminalización de la protesta
Sanidad pública
El estallido del sector sanitario catalán
El cansancio y el hartazgo de las profesionales no es por falta de vocación o por situaciones individuales, es un agotamiento estructural de un modelo sanitario basado en la mercantilización de derechos y la competencia entre capitales.
Maltrato animal
Maltrato animal La reforma del Código Penal propone multas en vez de cárcel para delitos graves de maltrato animal
La reforma, que afronta su última fase en el Congreso, ha sido tachada por organizaciones de juristas como “el mayor retroceso” en la normativa desde su creación en 2003.
Inseguridad alimentaria
No vas a comer sano en tu puñetera vida
No se trata solamente de que la alimentación está totalmente en manos del sector privado, sino de que este opera en forma de oligopolio en todas y cada una de las fases de la cadena alimentaria.
Laboral
Críticas a la negociación sindical Descontento en las dependientas de Inditex tras la subida salarial del 3%
Pese a las movilizaciones por todo el Estado y reclamar una subida como la conseguida en A Coruña, las dependientas de Inditex apenas ven subido su sueldo 30 euros al mes tras el pacto con CCOO y UGT. La CiG y CGT, organizadoras de las manifestaciones lo critican.
Análisis
El diferencial de la muerte
La pandemia no ha hecho sino acelerar una tendencia inscrita en la evolución de nuestras sociedades.