Sáhara Occidental
SaharawisToday: contar el Sahara Occidental entre la información y la pedagogía

El pasado 14 de enero empezaba el Congreso Nacional del Frente Polisario. Desde allí, una joven plataforma de información tomaba el pulso de los principales debates y proponía una mirada novedosa de la política saharaui.
Frente Polisario 2023 - 4
El equipo de SaharawisToday durante el congreso nacional del Frente Polisario
28 ene 2023 09:14

Entre el 14 de enero y el viernes 20 de enero, cientos de personas se reunieron en el campamento saharaui de Dajla, en Tinduf, para el evento político de mayor importancia del Sahara Occidental: el Nongreso Nacional del Frente Polisario, en el que Brahim Gali renovó su liderazgo. Un acontecimiento especial por varias razones una —como apuntaron todos los medios— coyuntural, se trataba del primer congreso convocado en tiempos de guerra y tras la alineación de España con Marruecos. Pero la cita también tiene algo de estructuralmente único, se trata del momento político más importante de un pueblo sin territorio, la última colonia de África, que ha tenido que adaptar su forma de administración a un contexto de exilio y ocupación.

Mientras enviados y periodistas de diversos medios mandaban sus crónicas, un joven proyecto comunicativo nacido el pasado verano, SaharawisToday, realizaba una cobertura constante de lo que sucedía en Dajla. El medio, integrado principalmente por personas saharauis, persigue dar una mayor visibilidad a lo que sucede en el Sahara Occidental, pero también, contribuir al entendimiento de la compleja estructura política saharaui. 

Al frente de esta iniciativa de comunicación activista está la saharaui Tesh Sidi junto a Itziar Canales. La primera, que se encarga de la coordinación y la estrategia de la plataforma, es ingeniera especializada en Big Data, la segunda, ejerce de responsable de comunicación. Junto a ellas una decena de personas conforman la plataforma. “No somos periodistas, ni escritoras ni tampoco politólogas, hemos unido la ingeniería de los datos junto a nuestro entusiasmo por la geopolítica y la pasión de Itziar por escribir”, explica Sidi a El Salto.

Otras formas de informar

En conversación con esta saharaui, que llegó a Valencia con doce años y ahora reside en Madrid, abordamos los aprendizajes que desde la plataforma trae del congreso nacional del Frente Polisario, y en general de su corta pero intensa existencia como herramienta comunicativa dedicada a la investigación, información y divulgación de la realidad saharaui. Para hacerse una idea de lo vibrante de la cita política de enero, la activista de SaharawisToday relataba a El Salto que entre tanto correr para hacer entrevistas y asistir a todos los debates, habían ido perdiendo todo tipo de cosas. “No es como que se te caiga algo por la calle, es un desierto, si se te cae en la arena ya no lo ves”, lamentaba con humor. Fuera de la anécdota, la activista traslada la intensidad de un congreso en el que “se ha debatido de todo. El pueblo está muy despierto a nivel político y está siendo consciente de la situación en la que se encuentra. Por eso ha llevado tanto tiempo”, y es que la cita se alargó varios días más de lo esperado.

“Muchas veces se habla del Sahara Occidental desde una perspectiva externa e incluso a veces errónea, pocas veces son los propios saharauis los que tienen la oportunidad de expresarse y liderar medios de comunicación propios”

Fuera del momento de alta demanda informativa vivido hace unos días, la intención de SaharawisToday es ampliar la mirada sobre este pueblo del que, considera Sidi, siempre se habla “desde una perspectiva externa e incluso a veces errónea, pocas veces son los propios saharauis los que tienen la oportunidad de expresarse y liderar medios de comunicación propios”, algo que se agrava, considera Sidi, por el hecho de que en muchos casos los medios de comunicación no valoran la información que proviene de medios saharauis. “Nuestros escritos y nuestros relatos son puestos bajo lupa”, lamenta, aunque también hace autocrítica: “Esto no es solo culpa de los medios si no también de nuestro discurso estancado en el pasado y en el formalismo, incapaz de visibilizar la diversidad de un pueblo y democratizar la opinión”.

Así, Sidi describe SaharawisToday como “una plataforma de comunicación digital multicanal que surge de la necesidad de crear un espacio donde cualquier persona pueda encontrar información objetiva, sencilla y clara sobre el Sáhara Occidental en diferentes idiomas”. En definitiva, la iniciativa supondría una respuesta a una falta de “estrategia comunicativa eficaz, no sólo para sensibilizar sobre el Sahara Occidental si no también para llegar a la juventud saharaui en la diáspora, juventud que vive muchas veces alejada de la realidad y que no encuentra un referente para informarse”, apunta. Para el joven medio resulta esencial reflejar la diversidad del pueblo saharaui, y las miradas críticas que existen, lejos de una idea de “una sociedad de discurso único”, una imagen que, considera, a veces responde a “la necesidad de unidad nacional, temor a mostrar debilidad y el miedo a que Marruecos utilice sus herramientas para manipular la información”.

Y es que las artes propagandísticas marroquíes están a pleno funcionamiento, explica, tras la llegada de Brahim Gali al poder, en 2016, momento en el que, señala, pudieron sentirse fuertes los tentáculos del majzen en los medios de comunicación españoles, entrando en el juego de la difamación. Frente a esto, SaharawisToday propone pedagogía para aclarar conceptos y entender mejor el funcionamiento institucional de un pueblo sin estado, que ha debido organizarse despojado de la soberanía sobre su territorio. Una confusión que impregna el entendimiento de los conceptos más básicos. “Se suele confundir el Frente Polisario (la gran mayoría del pueblo saharaui) con el Secretariado Nacional (la alta dirección del FP) y la RASD (La nación). Esta confusión se debe a que nadie ha perdido unos días en intentar entender estos tres conceptos. Es más fácil el periodismo sensacionalista y el bombardeo diario”. En sus pocos meses de actividad, la plataforma ya ha hecho un ejercicio didáctico para discernir estas estructuras. Leer libros, entrevistar expertos, navegar en otros textos, “lo hemos hecho también por nosotras, que también estábamos confusas. Estamos muy orgullosas por haber invertido tanto tiempo para explicar algo tan complejo. Ahora no hay excusa para manipular la opinión pública, sentimos que hemos hecho los deberes”.

Frente Polisario 2023 - 3
Brahim Gali durante la celebración del Congreso. Foto: SaharawisToday.

Una democracia particular

Para Sidi, la información de actualidad debe enmarcarse dentro de un contexto. En este sentido, procede a explicar la forma de voto en el congreso, en una suerte de democracia semidirecta a través de representantes elegidos por los distintos sectores de la población: “Debido a la situación actual, en la que parte del territorio saharaui se encuentra bajo ocupación, no es posible llevar a cabo unas elecciones totalmente libres, ya que parte de la población saharaui no puede ejercer su derecho a voto de manera directa y segura”. En este escenario el congreso del Frente Polisario operaría como una “solución intermedia”, desarrolla Sidi, para lo que se considera un momento de transición hasta la independencia.

Esta idea de democracia semi-directa, recuerda Sidi, a veces es motivo de crítica hacia el Secretariado Nacional, (“pero es que, bajo ocupación, ¿quién representa a los territorios ocupados?”, señala la activista) y sin embargo, defiende, encierra un fuerte sentimiento de implicación política. Refiere, para fundamentar esta mirada, a los cientos de congresistas presentes en el encuentro al que equipara, debido a la masividad, el nivel de implicación y a la atmósfera, con un partido de fútbol. Fueron 2.300 congresistas los que acudieron en esta ocasión a la cita, apunta, “2.300 personas que representan a todos los sectores del pueblo. ¿En qué proceso político has visto tú a 2300 congresistas? Es que es una locura”. Personas que representan “juventud, diáspora, territorios ocupados, ejército, administración”, enumera Sidi. Y que exponen sus propuestas y quejas ante el Secretariado Nacional. “Durante el congreso todos los congresistas y políticos tienen el mismo estatus y la libertad plena de expresar sus opiniones”, explica la activista.

A las personas que forman el Secretariado Nacional se les pide rendición de cuentas, los integrantes, cuando acaban su mandato, vuelven a ser uno más en la sociedad. Para Sidi, estar presente durante el congreso y ver estos procesos de participación ha sido un punto de inflexión pues ha puesto en cuestión sus propias ideas sobre los mecanismos de participación política en el Frente Polisario. “Yo soy muy crítica con ellos, pero cuando tú estás dentro y ves la asamblea popular… imagínate que cientos de miles de españoles vamos al congreso a decirle de todo a Pedro Sánchez. Más democrático que eso…”.

Sáhara Occidental
Sahara Occidental Llegó la guerra y todo continúa
El Frente Polisario celebra su XVI Congreso, el primero desde la vuelta a la lucha armada en 2020, con promesas de intensificar los combates ante la ausencia de visos de solución del conflicto saharaui. Es probable que Brahim Gali sea reelegido como Secretario General.

La apuesta decidida por la guerra

La reelección de Brahim Gali, viene de la mano de la decisión de incluir la experiencia de combate, entre los requisitos para ser secretario general, votados en un congreso donde la guerra ha estado muy presente. Tras su paso por el congreso, la joven analista considera que si ha habido un consenso total en el congreso, que refleja un clamor dentro del pueblo saharaui, es la apuesta decidida por la guerra, una postura que va mucha más allá del secretariado general y que ha podido valorar en los debates internos. “La gente quiere la guerra. Está frustrada con la diplomacia. Y quiere que se financie la guerra más que otra cosa”. La demanda, explica Sidi, es la de una situación como la de Ucrania, con todos los hombres llamados a la guerra, y todos los recursos enfocados a ese frente. 

Sidi considera que para la mayoría del pueblo Saharaui representado en el congreso, la guerra se presenta como “la única manera de presionar, lo único que va a traer la independencia”. La iniciativa bélica consigue además conectar con las generaciones más jóvenes, despolitizadas como las juventudes de muchos otros lugares, que desconectan cuando ven que la política no ha servido para acercar ninguna solución. Jóvenes que, explica Sidi, dicen, “ yo quiero vivir lo que ha vivido mi padre. Nuestros padres han estado 17 años en la guerra”. 

“La gente quiere la guerra. Está frustrada con la diplomacia”. La demanda, explica Sidi, es la de una situación como la de Ucrania, con todos los hombres llamados al frente, y todos los recursos enfocados al conflicto 

Destinar más recursos a la guerra también sería una apuesta de las mujeres, para Sidi las razones son claras. “Ellas son las primeras víctimas de la guerra. Envían al marido, al hijo dejando de recibir ingresos directos, pues los hombres podrían estar aquí en la diáspora enviándote dinero”. Justamente por lo que la guerra supone a las mujeres, requieren un mayor inversión que proteja la vida de quienes parten en combate, acerque la victoria, y apoye económicamente a aquellas que pierden a sus familiares luchando.

“Otra cosa que han resaltado muchísimo es una estrategia comunicativa de la guerra. La gente quiere que se hable de la guerra”, explica Sidi “también mostrar los cuerpos de las víctimas en el frente”. La demanda se enmarca en una comparación muy clara cuando se mira la manera en que la guerra de Ucrania ha saltado al centro del debate generando la solidaridad mundial. El pueblo saharaui tambien quiere esa solidaridad para sí, y son muchas las voces, explicaba Sidi, que exigen una estrategia comunicativa en el caso saharaui donde se suscite esa solidaridad, quizás mostrando de una manera explícita las consecuencias de la guerra. “Todo el mundo se ha solidarizado con Ucrania, por qué no se solidariza con nosotros cuando nosotros también recogemos los cadáveres de nuestros compañeros?”.

En el mismo marco, la activista recogió como también se ha llamado al secretariado nacional a recabar reconocimiento internacional por fuera de los aliados clásicos, como puede ser la izquierda, o los países africanos. Y trabajar por el reconocimiento de países europeos.

Lejos, cerca

Para cerrar el círculo, es en esta voluntad de llegar más allá, acercar a un público más amplio la realidad de la última colonia en África, que cobra sentido la propia SaharawisToday. “El Sahara Occidental es un conflicto olvidado y no interesa al ciudadano de a pie, y muchos menos en España donde la sociedad civil está anestesiada políticamente. Pero tenemos que reinventar la comunicación para adaptarnos a las circunstancias e ir ocupando espacios de debate nuevos”, apunta Sidi.

Siguiendo esta línea, Sidi cierra con una autocrítica a la diáspora, en la que se incluye a sí misma, pues “se ha acomodado en el activismo de redes sociales por followers, pero no tiene ninguna implicación en la política, ni en las instituciones saharauis. No tienen una implicación en el Frente Polisario”. Un Frente Polisario al que critican, expresa, desde la distancia, aduciendo que se tratan de personas mayores, pero sin participar en los procesos y desconociendo cómo se toman las decisiones. Por ello como plataforma no quieren “criticar desde lejos” ni “ir solo a por el Frente Polisario”.

Más allá de eso, lo que se plantean desde SaharawisToday es tomar el pulso a la sociedad y abordar problemas sociales que pasan por fuera de la institucionalidad y los titulares, algo en lo que están trabajando. “Lo que hemos hecho en este congreso no fue entrevistar a diplomáticos, solo hemos preguntado al pueblo qué es lo que le preocupa. Al principio la gente estaba reacia a hablar, pero luego todo el mundo vino a contarnos sus problemas”, cuestiones que quizás no llegaron a expresarse en los espacios formales, pero que forman parte de las preocupaciones del pueblo saharaui.

Mientras planifican ofrecer análisis detallados con tiempo, sin sucumbir a la rapidez de la actualidad, Sidi sin embargo se felicita por lo lejos que ha llegado una plataforma tan joven en tan poco tiempo. “Somos los únicos que hemos informado sobre el congreso en tiempo real”, en lo que considera una campaña de comunicación exitosa, que ha funcionado sobre todo en hilos de Twitter y vídeos. Para seguir analizando, ya habrá tiempo.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Cárceles
Carabanchel Tele Prisión, memoria audiovisual de una cárcel
Además de varias películas que se han acercado a la cárcel de Carabanchel, Tele Prisión fue un canal de televisión interno en el que participaron numerosos reclusos y algunos educadores de esa prisión madrileña. Emitió de 1985 a 1987.
Isabel Díaz Ayuso
OkDiario Ayuso pagó a OkDiario 3.000 euros el minuto para que un consejero suyo participara en un evento promocional
Mediante un contrato a dedo, la Comunidad de Madrid pagó 17.545 euros para que el consejero de Medioambiente hablara menos de cinco minutos en el evento promocional de OkGreen, el diario medioambiental de Inda.
Palestina
Opinión Contra la revictimización periodística de las mujeres palestinas
El periodismo feminista es emancipador, si bien denuncia las injusticias, también muestra la capacidad de agencia de las mujeres.
Violencia policial
Violencia institucional Iridia consigue reabrir judicialmente el caso de una muerte por pistola taser policial
Es uno de los 56 casos en los que ha litigado la entidad de derechos humanos en 2023 y en los que hay un total de 156 agentes o funcionarios encausados.
Genocidio
Rumbo a Gaza La Flotilla de la Libertad se prepara para zarpar hacia Gaza
Un carguero con 5.500 toneladas de ayuda humanitaria y tres barcos más cargados con cientos de personas, entre ellas observadores de los derechos humanos, personal médico, periodistas y políticos —incluida Ada Colau—, integrarán la Flotilla.
Cárceles
Carabanchel Tele Prisión, memoria audiovisual de una cárcel
Además de varias películas que se han acercado a la cárcel de Carabanchel, Tele Prisión fue un canal de televisión interno en el que participaron numerosos reclusos y algunos educadores de esa prisión madrileña. Emitió de 1985 a 1987.
El Salto n.74
Revista 74 Cuando los algoritmos te explotan: no te pierdas el número de primavera de la revista de El Salto
De cómo los algoritmos y la IA gestionan el trabajo de cientos de millones de personas con ritmos y condiciones del siglo XIX, y de mucho más, hablamos en nuestro número de primavera. Ya disponible para socias y en los puntos de venta habituales.
Culturas
Culturas La FILMIG reflexiona sobre hacia dónde se dirige la producción cultural migrante en el Estado español
La primera edición de la Feria Itinerante del Libro Migrante convoca a Vivi Alfonsín, Moha Gerehou, Dagmary Olívar y Silvia Ramíres para dialogar sobre la creación y participación en la cultura de las personas migrantes y racializadas.
Ocupación israelí
Ocupación israelí Más de 80 ciudades saldrán a la calle el 20 y 21 de abril para denunciar el genocidio israelí en Gaza
El movimiento de solidaridad con el pueblo palestino denuncia la complicidad del Gobierno español con la masacre al seguir comprando y vendiendo armas a Israel.

Últimas

A Catapulta
A Catapulta A Catapulta recibe o presidente da AELG, Cesáreo Sánchez
O poeta e presidente da Asociación de Escritoras e Escritores en Lingua Galega conversa con Samuel L. París no episodio 12 do programa.
Palestina
Palestina El terror de gestar, parir y maternar en una tierra devastada
La violencia reproductiva sacude más que nunca Gaza, donde las ONG están reportando un incremento alarmante del número de abortos espontáneos causados por el estrés extremo que atraviesan las madres durante la gestación.
Acoso escolar
Acoso escolar Obligan a ir a clase a una niña que denuncia acoso en un colegio concertado de Aranjuez
La Concejala de Educación ha emitido una carta que da una semana a la menor para acudir a clase, pese a contar con un diagnóstico de ansiedad y depresión.
País Vasco
Los audios del PNV El modus operandi del PNV en Mundaka: “Invita a tres personas, el resultado va a ser uno”
Hordago revela grabaciones exclusivas en las que el presidente de la Junta Municipal de la localidad de Busturialdea pide al entonces alcalde, Mikel Bilbao, que favorezca la contratación como asesor externo de un barón del partido.
País Vasco
País Vasco “En Osakidetza nos la van a dejar morir, vámonos a la privada”
Las listas de espera que reconoce el Departamento de Salud en respuesta parlamentaria no se corresponde con las citas que ofrece. Tampoco hay coincidencia con el dato público del número de médicos que compatibiliza la sanidad pública con la privada.
Más noticias
Greenwashing
Greenwashing Repsol, denunciada ante Competencia y Consumo por publicidad engañosa
Ecologistas en Acción, la Federación de Consumidores y Usuarios CECU y Greenpeace denuncian ante la CNMC y ante la Dirección General de Consumo que la petrolera realiza “declaraciones ambientales engañosas” en su comunicación pública.
El Salto Twitch
El Salto TV Los empresarios engordan la inflación y se comen tu salario
En el programa en directo de Economía Cabreada del 16 de abril analizamos los márgenes empresariales de récord, sus efectos sobre la inflación y los salarios con Natalia Arias de CCOO y Dani Yebra de Eldiario.es
Sanidad privada
Privatización Defensa adjudica a Quirón el servicio de vigilancia de la salud de su plantilla
Tras el escándalo, el principal cliente del novio de Ayuso gana el concurso para realizar exámenes de salud a la plantilla del Ministerio de Defensa, que hasta 2020 se realizaban en el Hospital público Gómez Ulla.
Arte
Arte Guerra, crisis migratoria y Unión Europea: el arte crítico de Avelino Sala en la primera Bienal de Malta
El salón español de la Bienal de Arte de Malta está ocupado por cinco creaciones del artista gijonés Avelino Sala en las que representa las similitudes entre las guerras pasadas y presentes, los estallidos sociales o la hipocresía de la ONU.

Recomendadas

Culturas
Xirou Xiao “Mi mirada artística es constructiva y, por tanto, tiene en la educación su aliada”
La compañía de performers Cangrejo Pro; la exposición ‘Zhōngguó. El País del Centro’ o la película de Arantxa Echevarría ‘Chinas’ son algunos de los proyectos en relación a la comunidad china en Madrid con la impronta de Xirou Xiao.
Violencia sexual
Clara Serra “Legislar el sexo con arreglo al deseo es la vía directa al punitivismo”
En ‘El sentido de consentir’, Clara Serra defiende que el concepto de consentimiento es precario y ambiguo. Pese a su utilidad jurídica para hacer leyes, argumenta, no puede convertirse en la receta mágica.
África
Hakim Adi, historiador “Hay mucha desinformación sobre el comunismo y su conexión con África y la diáspora”
El historiador Hakim Adi explora las conexiones entre el panafricanismo y el comunismo en una investigación que ha desarrollado en los últimos diez años y que requirió la consulta de archivos en Rusia, EE UU, Gran Bretaña y varios países de África.
Genocidio
Mkhaimar Abusada “Israel quiere quedarse en Gaza”
En esta conversación el doctor gazatí de Ciencias Políticas, Mkhaimar Abusada aborda la popularidad de Hamás en Gaza, las probabilidades de éxito israelí en la lucha por extinguir la insurgencia palestina o el futuro político del enclave.