Galicia
Dimite un tercio de los médicos de urgencia del mayor hospital concertado de Galicia aupado por Fraga y Feijóo

El centro privado, defendido y premiado también por el PSOE gallego, atiende a una población de al menos 120.000 pacientes derivados de la sanidad pública que denuncian “las peores condiciones sanitarias” que han visto en una sala de Urgencias.
Hospital Povisa Ribera Salud en Vigo - 3
Entrada de Urgencias del hospital Povisa en Vigo. Miguel Núñez

Un tercio de los médicos y médicas de urgencia del mayor hospital privado de Galicia, Ribera Povisa, agraciado con un concierto millonario con la sanidad pública gallega, ha dimitido en bloque por “las condiciones límite” a las que están sometidos tanto los facultativos como los más de 120.000 pacientes del área sanitaria de Vigo (Pontevedra) que están obligados a acudir a sus instalaciones. En las últimas semanas, se han consolidado las salidas más numerosas y abruptas. Solo desde enero de 2024, diez facultativos y facultativas han dejado su puesto de trabajo, algunos de ellos con décadas de experiencia en el mismo área del mismo hospital, pero que reconocen como “insostenible” la situación, precisamente, “por la falta de personal”. Pero no solo los más veteranos, muchos de los médicos MIR que iban llegando nuevos también están estudiando su situación sobre si salir de uno de los hospitales privados más grandes del Estado español, comprado hace poco más de un año por el gigante francés de las residencias para mayores Vivalto Santé, su segundo dueño en menos de tres años. Pero la desbandada viene de largo.

Según explican a El Salto algunos de los médicos que han tomado la decisión y otros de servicios en situaciones de presión laboral similar como enfermería, pero que prefieren mantener su identidad en el anonimato por potenciales represalias desde la gerencia, controlada hoy por Ángela Guerra, si se echa la vista hacia atrás, desde septiembre del año pasado hasta hoy, el total de médicos que han dejado su puesto de trabajo es de 17. Para hacerse una idea de la magnitud de la decisión, a 31 de diciembre, en el servicio de urgencias del Hospital Ribera Povisa había apenas 30 médicos en nómina, la práctica totalidade de ellos con contratos fijos. Como ha podido conocer este diario, gracias a algunos de los sindicatos con mayor presencia en el hospital, la gran mayoría de las vacantes que se han cubierto se han llenado con contratos puntuales y mercantiles no vinculantes a la empresa, casi todos no titulados: “Están favoreciendo la subcontratación del servicio”.

Las estrategias para abandonar sus puestos de trabajo han sido diversas, pero de algún modo coordinadas y “forzadas por la carga de trabajo” a la que llevan expuestos, dicen, desde al menos hace cuatro años. Algunas excedencias, otros cambios de servicio y otros, directamente, se han ido al principal hospital público —con gestión privada de los servicios no hospitalarios— de la zona, el Álvaro Cunqueiro. Pero esta situación no es algo que solo afecte directamente a la salud de trabajadores y trabajadoras, sino que supone “un peligro real para la calidad asistencial”, explican a esta redacción las personas afectadas. 

Tras conocer el abandono de un tercio de la plantilla de médicos de urgencias, este diario ha ido a hablar con pacientes que, desde hace semanas, sufren horas de espera extra tras el triaje si se comparan, dicen, a sus experiencias en el mismo servicio en los años anteriores: “No sabíamos que podría venir provocado por la falta de personal, pero es cierto que esta es de las peores condiciones sanitarias que hemos visto en un servicio de urgencias”, denuncia una pareja a las puertas del centro hospitalario. De hecho, otros testigos explican cómo han tratado en varias ocasiones de solicitar el traslado a otro hospital de titularidad pública: “Quiero cambiar a mi hijo para el [Hospital Público Álvaro] Cunqueiro, pero cada vez que trato de preguntar la forma en la que se hace, las personas de información responden de manera desagradable”, comenta a El Salto el padre de un adolescente que aguarda en silla de ruedas para ser atendido. Esta redacción ha solicitado a la Consellería de Sanidade (Sergas) la cantidad de solicitudes que se han recibido a este respecto, pero todavía no ha obtenido respuesta.

El concierto de alrededor de 80 millones anuales que la Consellería de Sanidade del Gobierno gallego de Alfonso Rueda paga a Ribera Povisa “implica un agravio comparativo entre los pacientes del Sergas atendidos en la pública y los atendidos en este hospital”, desarrollan médicos del hospital en conversación con El Salto. ¿Por qué? Pues porque el Álvaro Cunqueiro tiene la obligación legal de contratar exclusivamente a especialistas, es decir, a gente que tenga una via MIR —la mayoría de médico de familia porque todavía no existe la especialidad de urgencias— “mientras que una cláusula del convenio con Povisa les deja libertad para poder contratar a médicos sin especialidad”.

¿El problema fundamental? La falta de una oferta económica competente con la sanidad pública, explican los especialistas, ha provocado una fuga de talento hacia los centros públicos “deteriorando poco a poco la calidad asistencial”. 

De Fraga a Feijóo: los hospitales como bien de mercado

Aunque ha pasado entre varias manos tratado como bien de mercado, el Hospital Ribera Povisa mantiene desde el Gobierno de Manuel Fraga en 1993 un concierto con la Xunta de Galicia a través del cual atiende a nunca menos de 120.000 pacientes y hasta 139.000. Recibe como contraprestación algo más de 80 millones de euros sin incluir el IVA. Lo que supone, según los cálculos del Bloque Nacionalista Galego y algunos sindicatos alrededor del 80% de lo que ingresa anualmente. Es decir, fundamenta su negocio en el concierto millonario.

Ribera Povisa y otros dos hospitales gallegos pasaron a manos del grupo sanitario francés Vivalto Santé en julio de 2022 tras llegar a un acuerdo con la multinacional Centene Corporation para adquirir todo el grupo Ribera, dueña del centro médico vigués desde 2019. El negocio se ha quedado entre multinacionales: de una estadounidense a otra francesa. Pero entonces prefirieron ocultar los detalles de la compra.

En aquel momento y todavía ahora, la sección de Salud de la Confederación Intersindical Galega (CIG) de Vigo advirtió de que la nueva venta del hospital Povisa de la ciudad comprometía el derecho a una asistencia sanitaria de calidad, algo que parece estar tocando tierra en las últimas semanas. En este sentido, la organización sindical mayoritaria en Galicia sigue mostrando su preocupación al entender que este nuevo movimiento empresarial compromete el derecho a una asistencia sanitaria de calidad para esas 120.000 personas en el área de Vigo: “Este tipo de operaciones evidencian el riesgo de convertir el cuidado de nuestra salud en un negocio privado, en el que compran y venden centros sanitarios en función de los intereses económicos de los accionistas de las compañías que los gestionan, con el objetivo de minimizar los costes y maximizar los beneficios”.

El PSOE garantizó la continuidad de Povisa en las elecciones

Pero Povisa en Galicia juega con comodidad entre la derecha y el centro izquierda. Con el Partido Popular en la Xunta de Galicia y con la mayoría cortante del PSOE de Abel Caballero en la ciudad gallega más populosa. En las semanas previas a las elecciones gallegas del 18 de febrero, el alcalde de Vigo lo dejó claro subordinando al PSdeG-PSOE bajo sus propios intereses. Mientras que el equipo del candidato José Ramón Gómez Besteiro, aprovechando el fin del concierto con Povisa el 31 de agosto de 2024, planeaba su absorción a través de la Consellería de Sanidade, Caballero dijo que no y Besteiro y sus asesores acataron. Son hechos: mientras el PSdeG había incluido esta medida en un documento previo al lanzamiento del programa, desapareció una vez entró en campaña. No en balde, el alcalde y exministro de Felipe González fue uno de los protagonistas de la ceremonia del 50 aniversario del hospital, celebrada durante el 2023, donde anunció que le otorgaría al hospital privado la Medalla de Oro de la ciudad. El enésimo giro a la derecha de un partido que sigue en su suelo electoral desde 2016.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Junta de Andalucía
Sanidad Pública Andalucía a las puertas de un verano ardiente en sanidad: suspenso en calidad, una huelga y falta de previsión
Andalucía encara un verano con un 16% menos de plantilla sanitaria que el año pasado, con nuevos datos que la sitúan a la cola en cuanto a calidad del servicio público y con una huelga de sanitarios el próximo 26 de junio
Sanidad
Conciliación laboral Personal del Doce de Octubre, con sus hijos a las puertas del hospital: “Nos están impidiendo conciliar”
Una concentración a las puertas del gran hospital madrileño denuncia que desde recursos humanos se están dificultando las reducciones de jornada solicitadas para acumular horas y conseguir días para cuidar durante el verano.
senenoa
18/3/2024 15:27

Es un ejemplo paradigmático, pero no el único, del funcionamiento del PP. Fondos públicos y beneficio privado. Y, además, con normas de funcionamiento que permiten una competencia desleal con los hospitales públicos: No exigencia de especialidad a los médicos, servicios añadidos de ínfima calidad (comidas, servicios higiénicos, ratios y un largo etcétera). En Madrid este criterio llevó a la muerte de más de siete mil ancianos durante la pandemia. Las muertes que este sistema conlleva son más discretas, pero existen.
¡Bravo por los gallegos y su criterio a la hora de votar!

0
0
Palestina
PALESTINA Petiscos para pedir o cese do apoio da USC a Israel
A Asemblea Internacionalista do Estudantado de Compostela organiza unha xornada de portas abertas na xerencia da USC para pedir que se aproben as demandas contra o xenocidio.
Grecia
Personas refugiadas Grecia, cuando las personas con estatuto de refugiadas no acceden a ninguna protección
Procedentes del Congo y Camerún, Rosario y Virginie fueron víctimas de matrimonio forzoso, de tortura, de trata de personas con fines de explotación sexual, de la guerra. Sus historias revelan la crueldad de las políticas europeas.
Memoria histórica
Memoria Histórica Protestas dentro y fuera del Parlament balear por el arrebato autoritario de su presidente
El Gobierno estudia si toma medidas legales contra Gabriel Le Senne mientras los mallorquines salen a la calle para defender a las víctimas del franquismo.
Personas refugiadas
Personas refugiadas Aumenta el número de profesionales de la información que deben abandonar sus países en busca de refugio
Los conflictos armados, la persecución de la prensa, o las tensiones políticas son los principales motivos que empujan a cada vez más periodistas al exilio, considera la organización Reporteros Sin Fronteras.
Fútbol
Fondos de inversión y fútbol 777 Partners, ejemplo de los riesgos de la multipropiedad en el fútbol
Los clubes propiedad de 777 Partners deberán preparar la próxima temporada bajo un propietario con serios problemas de financiación y rodeado de problemas judiciales.

Últimas

Comunidad El Salto
Comunidad El Salto Las cuentas de El Salto 2023-2024: cada vez más, un gran medio financiado por la gente
El Salto supera el millón de euros anuales de ingresos y aumenta su plantilla hasta llegar a las 28 personas empleadas. Todo eso con criterios éticos de financiación, funcionamiento horizontal y una cooperativa de propiedad colectiva.
Urbanismo
Urbanismo Los pisos turísticos se disparan en Galicia: multiplican por 20 su presencia en las ciudades desde 2017
A Coruña y Vigo, ambas gobernadas por el PSOE, son las ciudades con mayor incremento en este tipo de negocios turísticos en la última década. La normativa más restrictiva, la de Santiago de Compostela, ha logrado mantener controlada su presencia.
Cuidados
PRIVATIZAR EL CUIDADO El pacto vasco para un nuevo modelo de cuidados: 50 millones a empresarios del PNV en dos años
Antes siquiera de firmar el acuerdo de Gobierno Vasco entre Imanol Pradales y Eneko Andueza, cuyo contenido aún es desconocido, las instituciones públicas habían externalizado la gestión de residencias, centros de día y servicios de ayuda a domicilio
Turismo
Derecho a la ciudad Cádiz Resiste: las vecinas se rebelan contra la turistificación y la falta de acceso a la vivienda
Las vecinas de Cádiz se rebelan contra la turisficación y el aumento del precio del alquiler mientras la regulación de las viviendas turísticas aprobadas con la pasada alcaldía no se cumple
Contaminación
Informe 'Calidad del Aire 2023' Dos tercios de la población de España respiraron aire demasiado contaminado en 2023
El informe ‘Calidad del aire 2023’, elaborado por Ecologistas en Acción, remarca que España incumple tanto los niveles máximos de contaminación atmosférica recomendados por la OMS como los nuevos límites aprobados por la UE.
Más noticias
Artes escénicas
Artes escénicas María San Miguel quiere hacer un teatro “que te pase por el cuerpo, hasta la arcada si es necesario”
La actriz, directora y productora afronta con su compañía Proyecto 43-2 un montaje documental que parte de Federico García Lorca y entra de lleno en la cuestión de la memoria histórica, las fosas comunes del franquismo y el teatro que se hace hoy.
El Salto Radio
El Salto Radio Roses amb espines: escriptores
Continuem amb la sèrie radiofònica sobre les pioneres del periodisme escrit en català amb la història de Rosa Maria Arquimbau, Mercè Rodoreda i Anna Murià.
Aborto
Derecho al aborto El Constitucional tumba el recurso de Vox contra la reforma de la ley del aborto
La mayoría progresista de este tribunal asegura que la Ley 1/2023 de salud sexual y reproductiva es constitucional y avala, entre otros aspectos, que mujeres de 16 y 17 años puedan abortar sin la necesidad de consentimiento paterno.
Sidecar
Sidecar Tras el euroescepticismo: la extrema derecha y la Unión Europea
Lo que se está produciendo en la Unión Europea, es un giro a la derecha en la composición del Parlamento, pero el euroescepticismo estridente ha sido sustituido por un reformismo tibio.
Frontera sur
Masacre de Melilla Melilla-Nador, 24 de junio de 2022: anatomía de un crimen racista
Setenta personas permanecen desaparecidas dos años después de la masacre que tuvo lugar en el paso fronterizo que une Marruecos y España. Un informe aporta pruebas de que se trató de una trampa premeditada contra los migrantes.

Recomendadas

Unión Europea
Unión Europea El giro von der Leyen en política de fronteras y el 'modelo Ruanda'
La actual estrategia de Bruselas se basa en pagar a terceros países en África y Asia para que contengan la llegada de migrantes sin garantizar que se respeten los derechos humanos.
Migración
Fronteras Libia-Creta, la nueva ruta migratoria del Mediterráneo Oriental
Recientemente, una nueva ruta migratoria se ha dibujado en los mapas del Mediterráneo Oriental, la que une Libia con las islas griegas de Creta y Gavdos, ajenas antes al trasiego migratorio.
Alimentación
Claudia Polo “Nunca ha habido tanta información sobre el comer y nunca hemos estado tan desconectados de la alimentación”
En su nuevo libro, ‘Entorno’, la comunicadora gastronómica Claudia Polo invita a analizar la relación que tenemos con la comida, redescubrirla y acercarnos con intuición a la cocina.
América Latina
Raúl Zibechi “Gaza es el fin de la humanidad. Hay un proyecto de exterminio de los pueblos molestos”
Raúl Zibechi es uno de los pensadores latinoamericanos que mejor ha explicado desde su labor como ensayista y periodista las transformaciones experimentadas en las últimas décadas y el papel de los movimientos en el pasado y futuro de la región.