Hip hop
El ‘breaking’ bailará por primera vez en los Juegos Olímpicos

Law García, la bicampeona de España granadina, participa este fin de semana en el Campeonato de Europa de Breaking en Sochi (Rusia). Laura sigue su fulgurante camino hacia los Juegos Olímpicos de París 2024, donde los ‘breakers’ prometen no dejar a nadie indiferente.
Law García breaking 01
Law García, durante una exhibición de ‘breaking’ para El Salto Andalucía Jaime Cinca

Nos encontramos en 1984, un viernes cualquiera de septiembre. Todavía quedaban muy lejos las multipantallas y plataformas en streaming, donde todo el universo parece encontrarse al alcance de un clic. Muchos aún no lo sabían, pero ese día cambiaría su vida para siempre: el programa Un, dos, tres… responda otra vez de Televisión Española, que dirigía Chicho Ibáñez Serrador, aglutinaba en aquel entonces la práctica totalidad de la cuota de pantalla, reuniendo en cada ocasión a millones de espectadores en torno a la caja tonta. La sorpresa llegó cuando en uno de sus ya clásicos interludios artísticos, un grupo de chavales de movimientos estridentes —a medio camino entre el baile funk, la acrobacia y las artes marciales con meneos futuristas— hizo su aparición en escena, hipnotizando familias enteras ante el televisor. Esta fue la presentación oficial del breaking en un país recién salido del oscurantismo, anhelante de nuevas vías de escape cultural. El afán por convertir la cultura estadounidense en estándar mainstream internacional añadía una nueva corriente a su inagotable lista, generando una suerte de fiebre juvenil en España. Varios años atrás, los chicos afroamericanos y latinos de barrios especialmente desfavorecidos como el Bronx o Brooklyn habían empezado a descargar sus frustraciones e inquietudes a través de este baile callejero —también con la música rap o el grafiti— que incluso sirvió para mediar en las disputas territoriales entre bandas que asolaban la ya de por sí difícil concordia vecinal en los guetos de Nueva York. 

Volviendo a España, los años posteriores a 1984 vivieron la gran eclosión mediática de este movimiento, con el estreno de largometrajes, programas, propagandas de cualquier índole o publicaciones específicas en torno a la incipiente cultura hip hop. El breaking se erigiría como la puerta de entrada de todo un universo creativo, que marcaría no solo el ritmo artístico de una época sino que representaría un nuevo estilo de vida en forma de moda o lenguaje con sus códigos concretos para jóvenes de todas partes. Estos se lanzaron a las plazas y parques de sus ciudades generando puntos de encuentro donde se ponían en común las nuevas piruetas, multiplicándose por horas los nuevos adeptos a esta disciplina. Con el paso de los años, y cuando el reclamo estético y publicitario televisivo había sido explotado hasta prácticamente la ridiculización, alguien decidió que la ‘moda’ de la ropa XXL ya estaba más que amortizada. Automáticamente, pasó al cajón de la subcultura, cediendo el testigo a la nueva corriente musical de vanguardia a monetizar, el sonido mákina a golpe de sintetizador de la música electrónica.

Paradojas del destino, meses después de la eclosión del breaking en España, en 1985, se celebraba la primera feria anual de la Infancia y la Juventud en Armilla (Granada), un hito imprescindible en la trayectoria vital de nuestra protagonista. Laura presenció allí la exhibición de unos chavales que impartían un taller de break dance. Esto le impactó de tal manera que a sus 13 años decidió cambiar espinilleras y botas de fútbol por esta amalgama de giros imposibles. Este primer encuentro involuntario fue secundado con la emisión del programa ‘Fama, ¡a bailar!’, cuya primera edición en 2008 comenzaría pocos días más tarde. Al instante, se lanzó a intentarlo de forma autodidacta: “Busqué todos los vídeos que pude por internet. Quería aprender, empaparme de todo. Empecé a hacer movimientos sueltos y cuando me di cuenta, ya no podía parar de practicar y pensar en esto todo el día”. Posteriormente se trasladó al Centro Cívico Beiro, donde encontró unas clases gratuitas: “Allí comenzó realmente todo, conocí a gente que bailaba desde hacía un tiempo y empecé a entrenar con ellos”. La mecha del ritmo hipnótico ya estaba prendida.

A todos los bailarines de breaking se les conoce por b-boys o b-girls, coletilla que se suele añadir a sus alias como bailarines. Raw Law es el nombre artístico de Laura García Arroyave, natural del municipio granadino de Ogíjares. A sus 26 años, esta quiromasajista de profesión es bicampeona nacional de breaking, título que revalidó en marzo de 2021 en La Nucía (Alicante). Este fin de semana representará a España en el Campeonato de Europa que se celebra en Sochi (Rusia); una nueva oportunidad de demostrar su “arte”, competir, disfrutar y sumar en su carrera por adquirir un puesto en los próximos JJ.OO. de París en 2024, donde la disciplina va a estrenarse como olímpica. 

Determinación es un concepto que resume a la perfección el recorrido de Laura: la desprende por todos los poros de su piel, en su manera de estar, hablar, moverse, y cómo no, bailar. Directa y concisa, la entrevistamos en la Escuela Técnica de Imagen y Sonido Curva Polar en Granada. Con atuendo deportivo, joyas y tatuajes, responde a la estética break con un estilo propio. Nada de lo que lleva está fuera de lugar, el contraste entre lo llamativo y la sencillez está en perfecto equilibrio. Ella misma define su estilo como “crudo y muy directo”, y es que, con ella, no hay dobles sentidos, todo es fácil: “¿Quieres conseguir algo? Ponte y cúrratelo”.

Cuando le preguntamos qué es el breaking, lo define básicamente como un binomio perfecto entre deporte y arte: “Llevo 13 años preparándome como una atleta de élite. Al principio, incluso en la calle con las circunstancias meteorológicas más adversas. Para mí es un deporte, requiere una preparación y unas destrezas físicas muy exigentes, con reglas que cumplimos en las competiciones. Pero también es un arte, un baile donde junto a un acompañamiento musical tratas de emplear al máximo tu expresividad corporal”.

Law García 02
Law García, bicampeona de 'breaking' de España, natural de Granada Jaime Cinca

“Que el breaking esté en las olimpiadas es el subidón más grande que nos ha dado la vida”

Para ella, la inclusión del baile en los JJ.OO. de París’24 no fue una sorpresa, hace años que conocían la noticia, aunque su confirmación oficial supuso una tremenda emoción: “Tú ves las olimpiadas y no te acabas de creer que tengas cabida ahí, es muy fuerte, ¿no?, al final todos los deportes quieren estar en las olimpiadas”. Considera que todo esto les va a suponer una oportunidad increíble, “donde se abren un abanico entero de posibilidades: que el breaking esté en las olimpiadas es el subidón más grande que nos ha dado la vida”. Además, Law señala la gran influencia que esto va a generar en los más pequeños: “Vamos a conectar con mucha gente joven. Aportaremos nuestro granito de arena para que las nuevas generaciones vengan mucho más preparadas. Este paso era totalmente necesario”.

“El breaking requiere la misma destreza física y el sacrificio que se da en otras disciplinas, como por ejemplo la gimnasia rítmica”

Laura reconoce también haber sufrido bastante la controversia mediática que generó la inclusión del breaking, especialmente por la exclusión de otros deportes como el kárate o los 50 km marcha. No es difícil indagar mucho para encontrar toda una retahíla de burlas y prejuicios al respecto, a los que Laura responde con entereza: “Al principio me molestaba mucho, casi me echaba a llorar... ¡Nos han llegado incluso a llamar drogadictos! Es cierto que me quedé tocada, pero luego pensé que lo que decían no tenía fundamento crítico”. Laura defiende que el breaking “requiere la misma destreza física y el sacrificio que se da en otras disciplinas, como por ejemplo la gimnasia rítmica. Al final, estoy haciendo lo que más me gusta, e intentar vivir de ello no tiene nada de malo”. Y lanza un mensaje para los escépticos: “Antes de criticarlo, inténtalo tú mismo, a ver qué te parece”.

Francisco Reyes, profesor de la Universidad Complutense de Madrid y director del programa televisivo de La 2 de TVE Ritmo Urbano, pionero en la difusión de la cultura urbana en España, se mantiene en la misma línea positiva al valorar la inclusión del breaking en los Juegos: “Debemos darle la oportunidad que merecen. No se puede juzgar algo sin saber todavía cómo va a funcionar”. Con respecto también a las críticas, Reyes señala que “siempre hay un fuerte componente de envidia entre las personas que critican cualquier acercamiento de las culturas periféricas hacia el centro. Los reproches provienen siempre de aquellos que nunca han hecho nada y desconocen la dificultad que entraña poder sacar adelante cualquier proyecto”. Y concluye con el mismo mensaje que Laura: “Esto lo que va a hacer es sin duda beneficiar a la cultura hip hop en general y al break en particular, porque lo va a colocar en una exposición mediática que no tenía desde su aparición en los años 80. Va a generar una afluencia externa brutal: desde marcas, medios de comunicación, hasta por supuesto todo el público mundial”. 

Sistema de competición y valoración

Aprovechamos para preguntar a Laura sobre los aspectos tal vez más difusos para el espectador: cómo funciona la competición, y cómo y qué se valora en una oficial. Ella nos explica que el Comité Olímpico Internacional (COI), está abordando el proceso de normativizar las reglas y valoraciones a través de un sistema que ya se viene utilizando conocido como Trivium, una app que funciona en una tablet donde los jueces valoran los parámetros por porcentajes. Se conoce como Trivium porque suma los 3 factores principales requeridos para el baile: cuerpo (el físico, la técnica), mente (la creatividad) y alma (el espíritu, la performatividad). “En el Trivium se juzga la musicalidad, la originalidad, la personalidad del artista, la limpieza de sus movimientos, la variedad…”. En algunos certámenes, especialmente los no oficiales o privados, todavía no se ha puesto en práctica este sistema, el ganador se sigue decidiendo de forma más subjetiva: “en estos eventos todavía se valora a brazo, se alza en dirección al competidor que se considera vencedor”. Con respecto a los jueces de los JJ.OO., Laura cree que van a ser b-boys and b-girls auténticos, nada de árbitros ajenos al movimiento. Incluso nos comenta que parece asegurada la presencia de un español entre el jurado, Alberto Pardo, aka Extremo.

“El breaking es un ejercicio principalmente anaeróbico; centrar toda tu energía al máximo en ese minuto hace que sencillamente no puedas más al terminar, lo das todo”

El sistema de competición será de uno contra uno, está por ver si habrá también prueba de parejas mixtas; en “salidas” (bailes) que no duran más de 1 minuto, donde nunca se sabe qué música va a sonar, poniendo a prueba la capacidad de improvisación de los participantes. “El breaking es un ejercicio principalmente anaeróbico; centrar toda tu energía al máximo en ese minuto hace que sencillamente no puedas más al terminar, lo das todo”. Los cuatro elementos fundacionales del baile son: top rock, foot work, freeze y power moves. “Puedes combinarlos como quieras, tratando que sea completo y aunando movimientos de todas las modalidades: tu presentación, el trabajo en el suelo y con los pies, las posturas congeladas así como las acrobacias que requieren de diferentes apoyos e inercias, además de velocidad o elasticidad”.

Law García 03

Ser una b-girl

En los futuros Juegos Olímpicos, la competición se dividirá en categoría masculina y femenina, sobre lo que Laura manifiesta cierta disconformidad. “Desde que se inició el hip hop, en el breaking no se ha diferenciado nunca entre chico y chica, en los corros bailábamos juntos. Yo he competido y batallado contra ambos, no considero que haya diferencias”. Al ser preguntada si ha sufrido discriminación, confiesa que ha sido objeto de comentarios machistas de algunos b-boys “a quienes les entra el ego masculino y me han llegado a decir que he pasado rondas solo por ser chica”. Laura intenta transformar esta discriminación en positivo, “los pilares básicos del hip hop son la unidad, el amor y el respeto. Yo he asimilado todos estos valores y creo que, sencillamente si alguien no los cumple, no es ni se merece pertenecer a esta cultura”. 

“El breaking no entiende de géneros, ¿por qué no puedo enfrentarme y vencer a un chico?”

Recuerda que cuando empezó en 2008 no había muchas chicas bailando en España, pero reconoce que se ha dado un gran avance en este sentido. “Cada vez somos y seremos más. En las olimpiadas se va a demostrar que esto no es solo de chicos, que hay muchas mujeres haciéndolo genial”. Su mensaje respecto a la igualdad en el breaking es contundente: “No te centres en ganarle a una chica porque es tu competición. El breaking no entiende de géneros, ¿por qué no puedo enfrentarme y vencer a un chico?” A este respecto, Laura también nos deja una reflexión interesante: “Si yo me preparo físicamente a muerte para competir contra quien sea, pero en competiciones sesgadas solo lo hago contra chicas, ¿estoy pasando por el aro? Porque para mí esto también es discriminación”.

El “vuelo de Law” y el breaking en Andalucía

Para las olimpiadas se clasificarán 16 países y, aunque todavía tienen que pasar por un proceso de clasificación, Law se atreve a “poner la mano en el fuego” por la participación española en los juegos. Señala a EE.UU., Francia, Japón o Rusia como principales potencias, puesto que “son países que ya cuentan con sus propias federaciones de breaking y están súper preparados”. Nos comenta que en Francia, muchos de sus deportistas llevan ya tiempo becados por el Gobierno y cuentan con unas instalaciones fascinantes. Sin embargo, en España el breaking se encuentra bajo la tutela de la Federación Española de Baile Deportivo (FEBD), aunque “ya se está trabajando en la formación de una federación de breaking autónoma”. Afirma que “hacen falta muchos más clubes deportivos y licencias federadas” —actualmente solo hay 400 en todo el país— y se necesita “unidad, juntarnos todos y ponernos manos a la obra para crear una federación propia”. 

“En Andalucía tenemos un nivelazo increíble y en Málaga, por ejemplo, hay un club super potente”

No es casualidad que los campeones nacionales absolutos sean andaluces, Law García en la categoría femenina y el cordobés, aunque granadino de adopción Juan de la Torre, Xak, en la masculina. Laura defiende que “aunque está un poco feo que yo lo diga, en Andalucía tenemos un nivelazo increíble y en Málaga, por ejemplo, hay un club super potente”. En las nuevas categorías para jóvenes y niños —conocidas como breaking junior, kids y minikids— todos los campeones de categorías absolutas también pertenecen a clubes andaluces. “Esto demuestra que estamos haciendo las cosas de una forma fantástica”. Si bien reconoce que en Madrid y Barcelona tendría muchas más facilidades y estuvo meditando un tiempo el hecho de mudarse allí, “aunque no cambiaría mi ciudad por nada”.

Laura pertenece actualmente al Club Deportivo de Granada, formado por unas quince personas, cuya sede está prevista en Churriana, “en una sala que nos va a ceder el Ayuntamiento”. Considera indispensable la predisposición por parte de las instituciones para colaborar en el desarrollo esta práctica, “a través de subvenciones para el club, la cesión de espacios, o lo que puedan aportar para que arrancar no nos sea más complicado de lo que ya es de por sí”.

Hasta ahora y fruto de la pandemia, Law ha estado entrenando en un local propiedad de sus padres: la antigua imprenta de su abuelo, que han reacondicionado acorde a sus necesidades, con parqué, aislamiento acústico... “Lo hemos dejado muy bonito, pero por ejemplo no tenemos luz ni agua, es todo bastante underground” [ríe]. Antes de esto, dice haberse visto obligada en ocasiones a tener que entrenar en la calle, y cree que no es lo propio para una disciplina que ya es olímpica. “Mi cuerpo sufre una barbaridad cuando practico directamente en el asfalto, pero a partir de la semana que viene ya empezamos a entrenar en Churriana y estamos viendo la posibilidad de concentrarnos periódicamente en el CAR, Centro de Alto Rendimiento, de Sierra Nevada”. Como nota reivindicativa final, nos comenta que “cuando hablo con otros periodistas, se quedan alucinando cuando ven que deportistas de una modalidad olímpica entrenan así. Parece como si fuéramos deportistas olímpicos solo de etiqueta, porque apenas lo vemos reflejado de otra forma”. Sin embargo, no pierde la ilusión que la caracteriza y espera “que cuando nuestra escuela y el interés mediático por el breaking vayan creciendo, la disposición por parte de las instituciones también sea mayor”. Tras desearle la mejor de las suertes, se despide con una sonrisa.

Law García 04

Relacionadas

El Salvador
El Salvador Hip Hop en Femenino: “El rap es revolución”
En 2015, mujeres raperas de El Salvador se unieron para hacer una canción. Ahora, forman un colectivo que denuncia la violencia que se vive en este país.
El Salvador
Hip Hop Femenino El Salvador Hip Hop Femenino El Salvador: “O rap é revolución”
En 2015, mulleres rapeiras do Salvador uníronse para facer unha canción. Agora, forman un colectivo que denuncia a violencia que se vive neste país.
Música
Hazhe: tras la sombra del 'beat'
El productor musical, DJ y rapero lanza ‘Nucleares Hard Drive’, un disco con otro tótem del rap patrio: Miguel Ángel Soler, El Sicario.

Destacadas

Italia
Elecciones generales Los herederos del fascismo obtienen el 26,2% del voto y podrán gobernar en Italia
Giorgia Meloni, de Fratelli d'Italia, obtiene uno de cada cuatro votos y contará con el apoyo externo de la coalición que completan Matteo Salvini y Silvio Berlusconi.
Gas natural
Gas natural licuado, la solución energética para Europa que pone al mundo al límite
Casi el 70% del gas que se consume en la UE viene a través de gasoductos, y el resto viene del gas natural licuado. Ante el peligro del cierre del grifo desde Moscú, Europa lleva meses intentando incrementar el volumen de gas natural licuado que compra desde el extranjero.
Opinión
Los huevos de la serpiente
La victoria de Fratelli d'Italia supone una amenaza para todos los pueblos europeos.
Monarquía
La despedida de Isabel II, un show que refuerza a las monarquías
El funeral de la reina ofrece un balón de oxígeno al resto de monarquías occidentales, entre ellas la española. Un extremadamente largo velatorio para justificar y reforzar la anomalía histórica de su institución.
Opinión
En diálogo con el movimiento socialista: tesis para la organización que viene
Dentro del contexto del debate organizativo en curso —donde están entrando en diálogo posiciones autónomas y socialistas— este texto se busca ahondar en algunos puntos ya puestos sobre la mesa y rescatar otros tantos que quizás no se han tratado con la suficiente profundidad. Se enuncia desde lugares autónomos, mas no se toman estos como casillas inamovibles. El deseo es que circule y pueda abrir ventanas interesantes dentro de la actual y nutrida discusión.
Migración
Migraciones Marlaska, Melilla y la violencia en la frontera sur
La continuidad del ministro de Interior tras los hechos del pasado 24 de junio normaliza la impunidad ante las muertes en la frontera.

Últimas

Literatura
Juan Pinilla “La biografía de Saramago es la de los donnadies y los desheredados”
El investigador y cantaor Juan Pinilla publica con la editorial Atrapasueños el libro ‘Saramago. El Nobel de lo imposible’, un laborioso y profundo estudio sobre el escritor portugués que llega a las librerías en pleno centenario de su nacimiento.
Opinión
Vuelva usted mañana: la enfermedad crónica de la administración en la era digital
A la e-administración le queda mucho camino por recorrer: sigue siendo poco más que una fantasiosa quimera, una distante utopía con la que los usuarios más críticos no dejan de soñar.
Chile
A Fronteira Insistirmos, persistirmos, resistirmos
O rexeitamento en Chile exixe unha lectura que se afaste das antinomías tradicionais e atenda unha memoria americana común.
Migración
Migración València se manifiesta por tercera ocasión para exigir justicia por la Masacre de Melilla
El movimiento antirracista de València se concentra una vez más para exigir una investigación independiente y protección para las supervivientes en espera de juicio en Marruecos.
El Salto Radio
Que No Te Lo Cuenten De ecología y humanidad
VV.AA.
Nueva edición del noticiero quincenal de El Salto
Antifascismo
Antirracismo El mundialito que resiste a la metrópoli
El Mundialito mixto antirracista de Bilbao cumplió su sexta edición, mientras que en Iruñea preparan su estreno.

Recomendadas

Fascismo
Las elecciones en Italia como espejo en el que mirarse
Recordar los desmadres de Berlusconi o la base social del fascismo histórico puede parecer un ejercicio infructuoso, pero lo cierto es que permite abordar la cuestión aportando la perspectiva de la memoria. Y tal vez la memoria sea lo único que nos pueda salvar.
Extrema derecha
Italia, año cero
A las crisis cíclicas y de difícil explicación hasta para la propia ciudadanía italiana, se suman los formateos políticos que el sistema sufre en cada elección desde hace más de una década.
Elecciones
Elecciones 2023 Las municipales y Sumar, el nuevo órdago de Podemos
El partido a la izquierda del PSOE que cambió la historia de la política moderna de España sigue buscando su rumbo tras la era Iglesias. Las autonómicas y municipales de mayo próximo ya están sobre la mesa y está por verse cómo será la relación con IU y con los de Yolanda Díaz. La marca electoral de los morados, en el ojo del huracán.
La vida y ya
Principio de reciprocidad
¿Cuándo olvidamos el principio de reciprocidad, ese que dice que si cojo frutos devuelvo semillas?
Literatura
Literatura Alejandra Pizarnik, de la A a la Z
Hace 50 años que se echa de menos la voz de la poeta única, singularísima, que fue Alejandra Pizarnik. Nació en Buenos Aires, en 1936, en una familia de inmigrantes y desde muy niña sus pasiones fueron leer, escribir, escandalizar un poco... Comenzó estudios de Filosofía y Letras que no acabó, tomó clases de pintura, leyó desaforadamente, viajó, volvió… y siempre escribió poesía, narraciones y diarios de donde se han extraído la mayor parte de las entradas de este diccionario, que intenta recomponer algunos fragmentos de ese puzle llamado Alejandra Pizarnik.
Represión
Miles de personas se concentran en Madrid en apoyo a las sindicalistas de la Pastelería Suiza condenadas a prisión
La manifestación convocada por el sindicato CNT ha reunido en la capital a alrededor de 10.000 personas con el objetivo de “denunciar la criminalización de la acción sindical” y exigir la “inmediata absolución” de las seis sindicalistas condenadas a prisión en la Pastelería Suiza de Xixón.
Migración
Surge en València el Movimiento Fuerza Migrante para motivar el voto
El Movimiento Fuerza Migrante (MFM) se ha presentado recientemente en la ciudad de València con el objetivo claro de movilizar el voto migrante y organizarse de cara a los comicios del 2023.