Huelga general
Detrás de las banderas de la huelga

Debemos mantener una posición combativa al margen de nacionalismos, donde no se utilicen luchas que son de todas, ni se quiera jugar a ver quién tiene la bandera mas grande.

18 feb 2020 06:30

Como militante de CGT en Bizkaia, veo positiva la movilización de las trabajadoras. Y por supuesto, el uso de la huelga como herramienta de lucha en la sociedad capitalista en la que vivimos. Existen motivos de sobra para el paro del trabajo, gobierne quien gobierne, pues los poderes que hay detrás siguen siendo los mismos. Está claro que los derechos se ganan peleando, y no esperando que se cumplan promesas del político de turno en el circo al que llaman democracia.

Dicho esto y matizando que muchos compañeros hicimos huelga el pasado 30 de enero, conviene mirar su origen y su resultado. La Carta por los Derechos Sociales de Euskal Herria convocó la huelga el 22 de octubre. Este fue el origen, sin una fecha determinada, con los sindicatos abertzales, mayoritarios, al frente. Guiados por fines soberanistas, crearon una huelga general a su medida, pasando por encima de un movimiento de base tan potente como el de los pensionistas. Hablaron en su nombre pero solo cogieron alguna de sus reivindicaciones y las mezclaron en una coctelera con otras, como el marco propio de relaciones laborales en Euskal Herria o el derecho a decidir.

“No marcharemos a toque de corneta de entes soberanistas. A pesar de sus legítimas ideas, su forma de ser y de funcionar no es la nuestra”

En ningún momento el movimiento de pensionistas de Bizkaia, que hasta ahora había sido unitario y no había exhibido bandera de ningún color, dada la variedad de personas y de ideologías que engloba, solicitó a CGT la convocatoria de huelga. El 13 de octubre celebramos una reunión, junto a CNT y representación de los pensionistas en la que se habló de una gran movilización. En CGT decidimos respetar los tiempos propios de un movimiento como este y apoyar la decisión que tomaran, que llegaría más tarde.

Por contra, la huelga es convocada oficialmente para el 30 de enero en una rueda de prensa de la Carta Social junto a CNT el día 25 de noviembre. El lema principal elegido fue “Soberanía para el cambio social”. Pero hasta el 4 de diciembre no se produce el apoyo del movimiento de pensionistas. Un movimiento que pasó de funcionar por el consenso habitual a imponerse la lógica de la votación, entre fuertes tensiones. El pasado 30 de enero nos encontramos con una jornada de huelga muy curiosa. Fue gestada por el nacionalismo, con ciertos tintes de hipocresía. Y es que defender las pensiones públicas y el movimiento de pensionistas, eclipsándolo entre banderas de ELA y LAB, con un acto final que fue protagonizado por los secretarios generales de ambos sindicatos, es francamente complicado.

“Sentarse en las juntas de gobierno de las EPSVs implica colaborar con el gran capital, que tiene gran interés en privatizar las pensiones”

Pero aún es más complicado de entender cuando los principales sindicatos, es decir, ELA y LAB, están presentes en juntas de gobierno de EPSVs, los fondos privados de pensiones propios del País Vasco. Estos fondos, que manejan miles de millones de euros, no tienen ánimo de lucro, en teoría. Pero las gestoras que los manejan pertenecen a grupos financieros que sí lo tienen. Todo esto provoca una discriminación para las personas precarias que no pueden acceder a ellos. Además implica colaborar con el gran capital contra el que pretendemos enfrentarnos y que tiene gran interés en privatizar o por lo menos en un sistema “mixto” de pensiones.

La huelga consiguió manifestaciones importantes pero que no llegó a afectar a esos poderes a los que nos enfrentamos. No buscó una continuidad en la movilización ni una unidad sindical que pudiera desencadenar en una huelga más potente en el futuro, salvo en el caso de la CNT y CGT navarras. Se perdió la oportunidad de trabajar por una huelga en la que se incluyeran otros territorios del estado español, donde se dieran unas condiciones más favorables para la misma, generalmente donde UGT y CCOO estén menos presentes. Parece que tras la huelga ya podemos volver a comprar en Amazon, aunque esto suponga abandonar el comercio de cercanía, que es el que paga impuestos. O seguir comiendo en Telepizza, aunque no pague el SMI a sus trabajadores, a pesar de que acabar con el trabajo precario fue una de las proclamas de la huelga.

El resultado es claro: bronca entre las personas que forman el colectivo de pensionistas, patrimonialización de este movimiento por parte del sector abertzale e hipocresía a granel. Una huelga sin consensuar, con el añadido de situar las voces críticas como contrarios a la lucha por las pensiones o amigos del gobierno de turno. Ante este panorama, CGT seguirá del lado del movimiento de las pensionistas, como no hemos dejado de hacer. También de los trabajadores y de las que pelean desde abajo, respetando los movimientos sociales que luchan por los derechos de todos. Y sobretodo, no marcharemos a toque de corneta de entes soberanistas. Aún reconociendo como legítimas sus ideas e incluso coincidiendo con algunas de ellas, su forma de ser y de funcionar, no es la nuestra.

Esperamos establecer alianzas más honestas y coherentes para llegar a propuestas compartidas. Seguiremos el ejemplo de Iruñea, donde CNT y CGT se han sabido entender y han mantenido una posición combativa al margen de nacionalismos, donde no se utilicen luchas que son de todas, ni se quiera jugar a ver quién tiene la bandera mas grande.

Huelga general
Voces después de la huelga

Dos semanas después de la huelga convocada en Euskal Herria abrimos un espacio para los análisis y el debate desde los movimientos. En lo próximos días publicaremos diversos textos de valoración.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Huelga general
Derechos Laborales El gremio del metal en Cádiz: precariedad, huelgas y represión
La huelga del metal en 2021 se saldó con ocho trabajadores imputados, a la espera de un nuevo juicio. Desde hace un mes, cientos de trabajadores de Acerinox, en Algeciras, están llevando a cabo una nueva huelga por sus derechos laborales.
Euskal Herria
Euskal Herria La huelga general feminista afianza sus redes y se prepara para profundizar en el Acuerdo Social
“Ayer no acabó nada, ahora nos toca mantener encendidos los fuegos creados en diferentes barrios y pueblos para seguir trabajando por el derecho colectivo al cuidado”, han recalcado en Gasteiz.
Euskal Herria
Euskal Herria La sociedad vasca lanza un ultimátum: basta de cuidados privatizados y familiaristas
El Movimiento Feminista solicita a los gobiernos vasco y navarro la apertura urgente de una mesa intersectorial para abordar la crisis de los cuidados tras el éxito de una jornada de huelga feminista general “histórica”.
#47595
17/2/2020 15:59

De cara a esta huelga-selfie la postura de cnt iruñea y cgt nafarroa me pareció digna y adecuada. A ver si aprendemos de una vez.

5
3
#47588
17/2/2020 13:05

No le falta razon en lo ke respekta a cierto uso utilitarista por parte de ela y lab de la huelga del dia 30 (un matiz la mayoria sindical vasca no la conforman solamente ell@s, lo que si esta claro es quien si conforma la minoria sindical y donde estuvieron el dia 30) pero no deja de ser la critica facil y para nada la autocritica ante la incapacidad de movilizacion de cierto sindicalismo. Tiene un tufo al posicionamiento comun del ciudadano (si,en masculino) de a pie cuando en el pataleo facil echa la culpa a l@s que estan en peor situacion que el (llamese migrantes, mujeres...) por que le roban el trabajo y okupan sus viviendas olvidandonos de quien es el verdader@ enemig@ de la clase trabajadora y de todos los colectivos explotados y expropiados. Viva el Sindicato Andaluz de Trabajador@s.

1
5
#47743
20/2/2020 10:45

La decada perdida
https://borrokagaraia.wordpress.com/2020/02/19/la-decada-perdida/

0
1
#47677
18/2/2020 16:50

Para mi el enemigo es el capital y el poder, tanto en el BBVA como en las juntas de gobierno de las EPSV,s. Lo mismo en el gobierno que en los intereses de cupulas sindicales.

1
0
#47724
19/2/2020 18:35

La verdad es k no he entendido nada de lo q pones, consultados alguno compas al respecto, estan en lo mismo. Lo unico claro es ese viva al SAT.

1
0
#47586
17/2/2020 12:25

Kaixo, una reflexion muy interesante y clarificadora, un punto de vista y de lucha propio de quien tiene muy claro cual es el camino y dónde está la meta. Solo un apunte al respecto de esa querida confluencia libertaria que tanto añoramos quienes nos hemos movido en este mundo desde el principio de los tiempos y es que esa confluencia en Iruña se está dando en casi todo el estado; parece que en Bizkaia se ha asentado el sector mas rancio de la excision y si la sangre nueva de la que se alimenta el movimiento libertario en Bizkaia no es capaz de ejercer la influencia necesaria para k ese acercamiento sea posible, nos esperan tiempos muy dificiles, hemos de conseguir disipar esas negras tormentas que nos amenazan constantemente

8
3
#47591
17/2/2020 15:20

Completamente de acuerdo.

6
3
Literatura
Pedro Feijoo “A crispación é a emoción na que máis se inviste. Aos medios interésalles que teñamos un inimigo”
O escritor gañou hai uns meses o Premio Xerais con 'Ninguén contará a verdade', unha ficción ancorada na historia recente do poder político e a corrupción na que calquera pode atopar referentes reais: de Feijóo a Rueda pasando polos seus fontaneiros.
Argentina
Extrema derecha Milei recibe dos medallas en Madrid en un nuevo viaje “no oficial” sufragado con dinero público
El presidente argentino vuelve a España entre acusaciones cruzadas con el Gobierno de Sánchez, medallas de Díaz Ayuso y la extrema derecha y una concentración para denunciar la crisis social que ha desencadenado su gestión ultraliberal.
Alquiler
Alquileres Barcelona anuncia que no renovará más de 10.000 licencias de pisos turísticos
Collboni ha explicado que antes de noviembre de 2028, fecha máxima en la que caducan las licencias turísticas, se convertirán en pisos residenciales.
Personas refugiadas
Personas refugiadas 120 millones de desplazadas: cada vez más gente debe irse de su tierra, la comunidad internacional no responde
Mientras crecen los factores de expulsión que empujan a la gente a dejar su hogar, los estados fallan a la hora de atender las necesidades de las personas refugiadas, dificultando el acceso a la protección internacional.
Pensamiento
Guy Standing “La izquierda debe reinventarse o tendremos otro periodo fascista”
Con una mirada aguda sobre las relaciones laborales o los mecanismos de acumulación del neoliberalismo, Standing llama a propuestas radicales que ofrezcan a las personas un futuro mejor, frente a las fallidas fórmulas de la socialdemocracia.

Últimas

Comunidad El Salto
Comunidad El Salto Las cuentas de El Salto 2023-2024: cada vez más, un gran medio financiado por la gente
El Salto supera el millón de euros anuales de ingresos y aumenta su plantilla hasta llegar a las 28 personas empleadas. Todo eso con criterios éticos de financiación, funcionamiento horizontal y una cooperativa de propiedad colectiva.
Comunidad de Madrid
Análisis La trampa de Ayuso en la Ley Mbappé: no obliga a los ricos a invertir en España
La deducción del IRPF por inversiones de nuevos contribuyentes procedentes del extranjero no asegura que se genere ni un sólo empleo ni se invierta ni un sólo euro en la Comunidad de Madrid ni en el país.
Comunidad de Madrid
Sierra de Madrid Vecinos de El Boalo, Cerceda y Mataelpino marchan contra el año de gobierno ‘de la motosierra’
Más de 300 vecinos de Bocema se manifestaron contra la cancelación de numerosos servicios a la ciudadanía, tras el año de gobierno de derechas.
Crisis climática
Análisis Jugando con el clima en Bonn
Aunque muchos gobiernos puedan creer que ganan algo con sus posiciones, la realidad es que están atrapados en una versión climática del dilema del prisionero.
Palestina
PALESTINA Petiscos para pedir o cese do apoio da USC a Israel
A Asemblea Internacionalista do Estudantado de Compostela organiza unha xornada de portas abertas na xerencia da USC para pedir que se aproben as demandas contra o xenocidio.
El Salto Radio
El Salto Radio Señales de Humo: recopilatorio de la temporada
Ofrecemos en este último programa de la temporada un recopilatorio y resumen de lo que ha dado de si la temporada de Señales de Humo, la primera que se difunde en El Salto Radio.
Ecología
Euskal Herria La expansión del Guggenheim a Urdaibai avanza con la demolición de la histórica fábrica Dalia
Las obras para el desmantelamiento de la histórica cubertera ya están en marcha. Vecinas y asociaciones siguen luchando para detener un proyecto que, antes de las elecciones, había quedado en stand by.
Gobierno vasco
Gobierno Vasco Imanol Pradales ya es Lehendakari
La legislatura del Parlamento Vasco echa a andar con un parlamento igualitario donde el Lehendakari será un hombre y el jefe de la oposición también.
Ocupación israelí
Universidad pública La UPV/EHU ante el genocidio de Israel en Palestina
La masacre 'high-tech' es posible por las complicidades políticas, académicas y empresariales de una gran parte de estados que se autoproclaman democráticos

Recomendadas

Grecia
Personas refugiadas Grecia, cuando las personas con estatuto de refugiadas no acceden a ninguna protección
Procedentes del Congo y Camerún, Rosario y Virginie fueron víctimas de matrimonio forzoso, de tortura, de trata de personas con fines de explotación sexual, de la guerra. Sus historias revelan la crueldad de las políticas europeas.
Renta básica
Ingreso Mínimo Vital Resultados limitados y mucho sufrimiento: España deberá responder por el IMV ante la UE
Colectivos y personas afectadas han presentado una reclamación colectiva contra la administración por infringir la Carta Social Europea por su gestión de una prestación que, denuncian múltiples actores, tiene un alcance muy inferior al prometido.
Unión Europea
Unión Europea El giro Von der Leyen en política de fronteras y el 'modelo Ruanda'
La actual estrategia de Bruselas se basa en pagar a terceros países en África y Asia para que contengan la llegada de migrantes sin garantizar que se respeten los derechos humanos.
Migración
Fronteras Libia-Creta, la nueva ruta migratoria del Mediterráneo Oriental
Recientemente, una nueva ruta migratoria se ha dibujado en los mapas del Mediterráneo Oriental, la que une Libia con las islas griegas de Creta y Gavdos, ajenas antes al trasiego migratorio.