Menores migrantes
El Tribunal Supremo da la razón a las organizaciones que frenaron la devolución masiva de menores de Marlaska

Los colectivos que consiguieron detener la devolución masiva de menores a Marruecos en agosto de 2021 celebran la decisión del Tribunal Supremo y esperan que sirva de precedente para reforzar la garantía de los derechos humanos en la frontera sur.
Ceuta 18 de mayo - 3
Imagen de la playa de El Tarajal, 18 de mayo de 2021. Irina Samy /No Name Kitchen
23 ene 2024 11:13

“Dos abogadas paralizan las devoluciones ilegales de niños a Marruecos ordenadas por Marlaska”, así titulaba El Salto el 16 de agosto de 2021 la noticia en la que se informaba de que, tras tres intentos, las abogadas Patricia Fernández, de la Coordinadora de Barrios, y Paloma García de Viedma, de la Fundación Raíces, habían logrado detener una vulneración de los derechos de menores ordenada ni más ni menos que por el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Ayer, 22 de enero, el Tribunal Supremo les daba la razón: en las devoluciones de menores a Marruecos que se ejecutaron entre el 13 y el 15 de agosto de 2021, el gobierno incumplió tanto el marco normativo estatal como el europeo. La acción de las abogadas estuvo respaldada, además de por sus respectivas organizaciones, por una alianza de colectivos que incluía Andalucía Acoge, Elin, Ex Menas Madrid, Gentium, Maakum y No Name Kitchen. 

Ceuta
Ceuta Dos abogadas paralizan las devoluciones ilegales de niños a Marruecos ordenadas por Marlaska
El Juzgado número 1 de lo Contencioso-Administrativo de Ceuta ha emitido un auto que afirma que las expulsiones dirigidas por el Ministerio del Interior no cumplen “nada de lo ordenado [por la ley]”.

En una comunicación publicada en la tarde de ayer, el Tribunal Supremo negaba el principal argumento que Marlaska usó para justificar la devolución masiva de niños: el Acuerdo hispano-marroquí de vuelta concertada de menores no sería un marco legal válido para la decisión del Gobierno. Con su acción, el Ministerio de Interior no solo no cumplió con las garantías de la jurisdicción española sino que incurrió en una expulsión colectiva de extranjeros, algo que el Convenio Europeo de Derechos humanos prohíbe.

Y es que, ante las decisiones del juzgado de Ceuta y del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, favorables a la denuncia de las organizaciones sociales, la Abogacía del Estado y la Ciudad Autónoma de Ceuta presentaron recursos de casación. Dos años después, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha dado también la razón a las letradas: en su sentencia da cuenta de la “absoluta inobservancia” del marco de la Ley de Extranjería que exige “un procedimiento administrativo individual, información sobre la situación de cada afectado, audiencia del mismo si tiene madurez e intervención del Ministerio Fiscal”. Nada de esto sucedió aquel fin de semana de agosto de 2021. Asimismo, afirma la Fiscalía, la Sala confirma la vulneración de “los derechos a la integridad física y moral de los menores devueltos a Marruecos” al ser sometidos al riesgo de sufrimiento corporal o psíquico, situación generada como consecuencia de la no toma en consideración ni del interés superior del menor, ni de las circunstancias individuales de cada uno de ellos.

Desde las organizaciones que consiguieron poner freno a Marlaska han querido comunicar sus impresiones, recordando que la sentencia del Supremo desestima uno de los dos recursos interpuestos, pero todavía queda un segundo recurso por resolver. La Coordinadora de Barrios y la Fundación Raíces llevaron la representación de ocho y doce menores que llegaron solos a España y se vieron afectados por las repatriaciones, recuerdan los colectivos, quienes esperan que esa segunda resolución pendiente también les sea favorable. 

En su nota de prensa, las organizaciones recuerdan que fueron un total de 80 menores quienes designaron como abogadas a Fernández y García de Viedma, tratándose de menores que, tras atravesar solos la frontera en mayo de aquel año, se encontraban  “en situación de desamparo y acogidos por el área de infancia de la Ciudad Autónoma de Ceuta, hasta el comienzo de las repatriaciones sin garantías del 13 de agosto”. Si bien las medidas cautelarísimas fueron interpuestas por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 1 de Ceuta el mismo 16 de agosto, la sentencia llegó en febrero de 2022, apuntan, “declarando que la Administración al repatriar a estos menores había actuado sin amparo legal alguno y con vulneración del derecho a la integridad física y moral y a no ser sometido a tratos inhumanos y degradantes reconocido en el artículo 15 de la Constitución Española”.

En su pronunciamiento el Tribunal Supremo reconoce lo excepcional de la entrada de 12.000 personas, entre ellas 1.500 menores, los días 17 y 18 de mayo, y el reto que dicho suceso supuso para las administraciones, pero recuerda que el objeto de disputa es si el marco en el que el ministro Marlaska quiso emplazar la devolución masiva de menores meses después, el Acuerdo entre España y Marruecos de 6 de marzo de 2007, era válido en términos legales para proceder a la salida forzada de los niños, algo que ha quedado descartado.

Ceuta
Infancia y juventud migrante El día que los chicos de la calle en Ceuta dijeron basta
Dos meses después de la emergencia migratoria en Ceuta, jóvenes y niños en tránsito que sobreviven en la calle denuncian la invisibilidad y el abandono institucional en el que viven.

“El pronunciamiento de la Justicia es claro, las devoluciones de los niños fueron expulsiones colectivas, prohibidas por el Convenio Europeo de Derechos Humanos , una gravísima violación que puso en grave riesgo a 55 niños”, expresaba ayer Patricia Fernández, en una declaración recogida por el comunicado conjunto de las organizaciones, en la que mostraba sus expectativas de que este pronunciamiento sirva para “poner coto a las violaciones de derechos en nuestras fronteras”. 

La sentencia del Tribunal Supremo también ratifica que las condiciones de excepcionalidad no son suficientes para una aplicación laxa de la ley, y menos meses después de la entrada de los menores. Por otro lado, recuerda que más allá de infringir la normativa estatal, el Ministerio de Interior vulneró el artículo 4 del Protocolo nº 4 del Convenio Europeo de Derechos Humanos que prohíbe terminantemente las expulsiones colectivas. El convenio, ratificado por España, integra por tanto su ordenamiento jurídico, destacan. Además, en la sentencia se desestima la alegación de que Marruecos no se opuso a la operación y comunicó a las autoridades de manera genérica que los menores se encontraban bien. Para la Sala, la postura de Marruecos es irrelevante a la hora de juzgar la decisión de las autoridades españolas, sujetas a la normativa estatal y europea. 

“Es importante que los jueces digan esto porque la policía de Ceuta nos dejó tirados en la Frontera y todos los niños llorábamos”

Paloma García de Viedma, abogada de Fundación Raíces, lo resume de la siguiente manera: “El Tribunal Supremo le recuerda al Gobierno y a la Ciudad de Ceuta que España es un Estado de Derecho, que no hay lugar para la arbitrariedad de los poderes públicos y que los derechos de los niños deben ser protegidos por encima de cualquier otro interés”. Las letradas, que intentaron repetidamente interponer la solicitud de medidas cautelarísima ante las devoluciones comenzadas en un viernes de agosto, obtuvieron finalmente la paralización de las mismas, al entender el juez que, al no existir expediente de repatriación de cada menor, no se había observado estrictamente la normativa.

La paralización de las devoluciones —cuando 48 niños ya habían sido devueltos a Marruecos, esperándose repatriar a un total de 700— fue una victoria de esta alianza de organizaciones, que lograron detener una decisión que entidades en defensa de la infancia como Save The Children y Unicef, denunciaron con contundencia. El propio Ministerio de Derechos Sociales, encabezado en ese momento por Ione Belarra, intentó frenar las deportaciones, mientras que el Área de Menores ante la Fiscalía general y el Comité del Derecho de los niños, que intentaron interceder mediante la petición de amparo a través del Defensor del Pueblo.

Las organizaciones han recogido el testimonio del joven Abdelhakim Zerrad, quien fuera devuelto a Marruecos durante esos días de mayo. Zerrad, que ahora tiene 19 años, volvió a cruzar la frontera tras su repatriación, y actualmente trabaja como ayudante de cocina a través de un programa de la Fundación Raíces declaraba: “Es importante que los jueces digan esto porque la policía de Ceuta nos dejó tirados en la frontera y todos los niños llorábamos”. Queda por saber qué pasará  con el segundo recurso, y, sobre todo, ver cómo se puede reparar a los menores cuyos derechos fueron vulnerados por el Estado español.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Frontera sur
Migración Violencia administrativa, la otra frontera que espera a las personas migrantes en Ceuta, Melilla y Canarias
Las organizaciones No Name Kitchen, Solidarity Wheels y el Taller Frontera-Sur presentan un informe que documenta las barreras burocráticas con las que se vulneran los derechos de las personas migrantes en los distintos puntos de la Frontera Sur
Ceuta
Ceuta El director de la TV Pública de Ceuta cobrará más que el presidente del Gobierno y que el de la ciudad
José Manuel González Navarro acumula varias polémicas desde que es gerente de RTVCE. Este año volverá a ver como aumenta su sueldo hasta llegar a más de 93.000 euros anuales.
El Tarajal
Diez años de El Tarajal Tarajal: Una década de hermanamiento en el dolor y búsqueda de justicia
A diez años de que 14 jóvenes murieran ahogados después de que la Guardia Civil usara material antidisturbios para evitar que llegaran a nado a Ceuta, las autoridades siguen sin reparar a las víctimas y sus familiares.
Minería
Mina de Touro A Xunta oculta desde xaneiro a solicitude dun novo megaproxecto mineiro en Touro
Cobre San Rafael solicita ademais que sexa considerado Proxecto Industrial Estratéxico para “facilitar a súa tramitación exprés e impedir a participación pública”, segundo indican máis dun cento de colectivos nun comunicado conxunto.
Aborto
Derecho al aborto El Constitucional tumba el recurso de Vox contra la reforma de la ley del aborto
La mayoría progresista de este tribunal asegura que la Ley 1/2023 de salud sexual y reproductiva es constitucional y avala, entre otros aspectos, que mujeres de 16 y 17 años puedan abortar sin la necesidad de consentimiento paterno.
Frontera sur
Masacre de Melilla Melilla-Nador, 24 de junio de 2022: anatomía de un crimen racista
Setenta personas permanecen desaparecidas dos años después de la masacre que tuvo lugar en el paso fronterizo que une Marruecos y España. Un informe aporta pruebas de que se trató de una trampa premeditada contra los migrantes.
Francia
Francia El Frente Popular se pone en manos de la movilización y el miedo a la ultraderecha
La coalición unitaria de las izquierdas confía en que una mayor participación, sobre todo de los jóvenes, contrarreste las tensiones internas y la demonización mediática en la campaña de las legislativas en Francia.
Genocidio
Genocidio Crece el boicot a empresas que trabajan con Israel: Barclays, excluido de los festivales británicos
La multinacional Intel anuncia que congela una inversión de 25.000 millones de dólares en Israel. Crecen los problemas financieros e internos para el régimen de Benjamin Netanyahu.
Biodiversidad
Consejo Europeo Luz verde a la Ley de la Restauración de la Naturaleza tras meses de bloqueo
El cambio de postura de la ministra de Medio Ambiente austriaca, que ha votado en contra de la opinión de su canciller, y la abstención de Bélgica han sido claves para acabar con el bloqueo de conservadores y ultras al paquete medioambiental.
Migración
Fronteras Libia-Creta, la nueva ruta migratoria del Mediterráneo Oriental
Recientemente, una nueva ruta migratoria se ha dibujado en los mapas del Mediterráneo Oriental, la que une Libia con las islas griegas de Creta y Gavdos, ajenas antes al trasiego migratorio.

Últimas

Comunidad El Salto
Comunidad El Salto Las cuentas de El Salto 2023-2024: cada vez más, un gran medio financiado por la gente
El Salto supera el millón de euros anuales de ingresos y aumenta su plantilla hasta llegar a las 28 personas empleadas. Todo eso con criterios éticos de financiación, funcionamiento horizontal y una cooperativa de propiedad colectiva.
Cine
Cine ‘Alumbramiento’, una ficción recupera la historia real de las madres de Peñagrande (y de los bebés robados)
La segunda película del director Pau Teixidor aborda el internamiento en centros de adolescentes embarazadas y el robo de recién nacidos en un Madrid que celebraba la victoria electoral del PSOE de Felipe González.
Análisis
Análisis La tortura: causar el mayor daño posible al pueblo palestino
Las imágenes de soldados de la ocupación israelíes humillando a hombres palestinos en calzoncillos, con las manos atadas a las espaldas y ojos vendados, nos recuerdan que la tortura persiste en nuestras sociedades. No solo eso, ya no se esconde.
Agricultura
Agricultura de próximidad València deniega el permiso a un mercado que denuncia los bajos precios agrícolas
El Ayuntamiento suprime la próxima edición del “Mercado de Precios Justos”, impulsada por Per L'Horta, amparándose en una ordenanza que no impidió realizar las dos ediciones anteriores.
Derecho a la vivienda
Derecho a la vivienda El Sindicato de Inquilinos cifra en 17.000 los pisos turísticos de Madrid
Este colectivo llama a identificar los pisos turísticos en los barrios de Madrid y presionar para que vuelvan al mercado residencial. Solo seis de cada 100 son legales.

Recomendadas

Alimentación
Claudia Polo “Nunca ha habido tanta información sobre el comer y nunca hemos estado tan desconectados de la alimentación”
En su nuevo libro, ‘Entorno’, la comunicadora gastronómica Claudia Polo invita a analizar la relación que tenemos con la comida, redescubrirla y acercarnos con intuición a la cocina.
América Latina
Raúl Zibechi “Gaza es el fin de la humanidad. Hay un proyecto de exterminio de los pueblos molestos”
Raúl Zibechi es uno de los pensadores latinoamericanos que mejor ha explicado desde su labor como ensayista y periodista las transformaciones experimentadas en las últimas décadas y el papel de los movimientos en el pasado y futuro de la región.
Justicia
Problemas con la justicia Joaquín Urías: “La mayor campaña de desprestigio de la judicatura la están haciendo los propios jueces”
Desde 2017, una serie de jueces parecen haberse subido al monte. El jurista Joaquín Urías desgrana en su último libro las circunstancias de este destape y las consecuencias que esto puede tener para la democracia en su conjunto.
Personas refugiadas
Refugiados Una cafetería para ser libre en el campamento de refugiados palestinos de Beddawi
Hatem Mekdadi abrió Achefak, que significa ‘Lo que tú quieras’, ante la falta de espacios de encuentro en los campos donde desde hace décadas se hacinan los hijos de la Nakba.