Opinión
Todo comenzó el martes

La salida de Podemos al Grupo Mixto mete en un problema a Sumar. Tanto el proyecto de Yolanda Díaz como el de Ione Belarra quedan encasillados en una posición subalterna al PSOE.
Galería Investidura Pedro Sánchez 23-11-16 - 12
Yolanda Díaz y María Jesús Montero, en el debate de investidura de noviembre de 2023. David F. Sabadell
Pablo Elorduy
7 dic 2023 05:08

En su novela Feliz final, Isaac Rosa plantea una narración atípica. Para narrar la biografía compartida de una pareja comienza con la ruptura, después retrocede: las últimas broncas, los últimos malestares, los primeros silencios, los últimos momentos felices, los primeros buenos momentos, el encuentro… y toda la masa de circunstancias inclasificables que rodean y se infiltran en la vida de las parejas y de los individuos. El planteamiento es interesante no solo como ejercicio de estilo sino como reflexión acerca de la forma que tenemos de contarnos las cosas. La persona que lo lee agarra la narración al vuelo, sin apenas información. Solo después de retroceder en el tiempo / avanzar en el libro puede componer la historia tal y como ha sucedido.

Si se llevase a cabo el ejercicio de Feliz final, todo comenzó el martes, cuando Podemos anunció que se iba al Grupo Mixto y se desligaba del acuerdo que tenía con Sumar. El siguiente escalón hacia abajo sería el momento en el que Sumar ofreció un Ministerio a Nacho Álvarez en lugar de a Irene Montero o a Ione Belarra. Más atrás llegaría el veto a que Montero estuviese en las listas de las elecciones en el 23J, y antes, la negativa a que Podemos integrase las listas unitarias en las autonómicas de la Comunidad de Madrid y Valencia. Si seguimos retrocediendo, Magariños, en el que quedó perimetrado el terreno en el que se iba a jugar. Antes de Magariños habría que retroceder al esperpento que tuvo lugar en torno a las elecciones andaluzas de 2022, y antes de eso, al “encuentro de país” de 2021. Mirando más atrás, al momento en el que Ione Belarra dijo que el PSOE era “el partido de la guerra” y se produjo un choque con los socios del Gobierno y entre los integrantes de lo que fue Unidas Podemos. Y antes que eso tal vez llegaríamos a la decisión de Pablo Iglesias de nombrar a Díaz sin primarias. Si apretamos a fondo la marcha atrás, es posible encontrar motivos de este final en la escisión anunciada por Íñigo Errejón y Manuela Carmena a comienzos de 2019. La consulta a la militancia sobre la compra de una casa no favoreció las cosas a nivel interno y Vistalegre 2 fue un cierre en falso a una crisis. Quizá la manera de hacer la fusión fría con Izquierda Unida en 2016 fue la primera fase de lo que ha pasado. Retrocediendo en busca de los motivos de lo del martes, podemos llegar a Vistalegre 1 y la adopción de un modelo de partido vertical. Y, si nos ponemos nostálgicos, podemos llegar a la vieja querella entre el eurocomunismo y el comunismo invertebrado que no sobrevivió a la Transición.

Eligiendo un punto de partida determinado—aquí se han propuesto varios, pero cada quien puede coger el suyo en función de su propia biografía o sus recuerdos— se llega a conclusiones completamente opuestas. Como en las viejas querellas de aldea, recorriendo el pasado llegaremos a un viejo problema de lindes del que nadie se acuerda, a una torpeza en el bar o a un grave malentendido que hizo que estallara el drama. Un detonante que no es tan importante como las identidades que se van forjando cuando se toma partido en el conflicto. Lo que nos constituye como seres políticos hoy es estar en una burbuja u otra, emitir unos mensajes u otros, responder, bloquear, etc.

Eso, que antes pasaba en la “interna” de los partidos, ahora es un espectáculo público al que está invitado todo el mundo, también quienes no han organizado nada más en su vida que un partido de solteros contra casados. La llamada equidistancia está mal vista por lo que supone de renuncia a subsumir la identidad propia en una de esas posiciones. No se contempla que miles de personas votantes de esos espacios, quizá la mayoría, están tan hartas de los unos como de los otros, y no quieren formar su identidad en esos juegos dicotómicos porque, afortunadamente, “la vida de la gente” no transcurre en las redes sociales, ni en el periodismo, ni su futuro depende de la adscripción a una de las partes.

Sumar tendrá una oposición a su izquierda libre que apretará para presentar como suyos todos los beneficios que se puedan obtener en negociaciones como las de los Presupuestos Generales del Estado

La forma política de los tiempos de Twitter (o de X, como sea que se llame) se ha impuesto a la forma política “organización” desde el minuto uno. Tal vez ha sido, como comentaba un actor tan externo como el periodista Gregorio Morán, porque no había un fondo económico que sostuviese el partido Podemos. Puede que por la misión que se autoasignó el sistema para destruir lo que Podemos significaba. O quizá porque si se parte del supuesto de que la lealtad, o peor la amistad personal, es lo único que podía sostener el proyecto político, el proyecto había nacido muerto. 

A medida que se recurría más y más a la retórica del cuidado y de las cosas que importan “a la gente”, se llevaba a cabo el abandono del espacio que se había abierto tras la crisis de 2008 en pos de objetivos cada vez más minúsculos. Cuanto más se habla de un proyecto de país más claro queda que el plan es aguantar como muleta del PSOE mientras el cuerpo aguante. 

Lo evitable del cisma

Terminando por el principio: la salida de los cinco diputados de Podemos al Grupo Mixto es un golpe que Yolanda Díaz podía haber evitado. Pese a lo cuidado de su relato, el hecho es que los gestos para integrar a Podemos antes y después del 23 de julio han brillado por su ausencia. Se han limitado al nombramiento de una presidencia y alguna portavocía en determinadas comisiones parlamentarias, algo importante en el día a día del Congreso pero con poco efecto fuera de ese ámbito especializado. Sin oferta de ministerios, sin siquiera coportavocías. El medioambiente seguía gritando 24/7 que Podemos es material tóxico o, directamente, está muerto. Espoleada por ese relato, la líder de Sumar solo ha tenido que bajar su pulgar las veces suficientes para provocar una situación que la debilita.

Díaz puede encontrar justificación a esa manera de actuar. Recorriendo la línea temporal encontrará un momento, o muchos, que le sirvan para justificar esta decisión: una discusión por las lindes, una pelea de bar, un malentendido que se va de las manos, lo mal que me cae el tío ese del podcast. Pero ese recuento de afrentas destinado a encender a la platea y a que esta haga el trabajo de difundir el mensaje en redes no soluciona el problema que se ha creado. Sumar tendrá una oposición a su izquierda libre de compromisos con el Gobierno, que apretará para presentar como suyos todos los beneficios que se puedan obtener en negociaciones como las de los Presupuestos Generales del Estado. Ya que se trata de un partido con experiencia reciente de Gobierno, sabrá cuáles son los puntos donde puede obtener algo y lo hará con más énfasis cuando pueda restarle cartel a Sumar. El PSOE tendrá que hacerse la fotografía para amarrar esos cinco votos, que pasan a ser claves en la compleja aritmética del Parlamento. Es mejor estar en el Gobierno que no estarlo, pero el movimiento de Podemos le permitirá ganar la cuota de pantalla negada por la falta de portavocías y presentar un perfil propio, al menos hasta las elecciones europeas de junio de 2024. 

Lo que en junio de 2023 era un handicap de partida, se ha convertido en diciembre en un error grave. Forzar a Podemos a irse implica encasillarse en una posición de palmero del PSOE. Los primeros signos emitidos por Díaz van en esa dirección. Apelar al “lado bueno de la historia” es un llamamiento vacío para disciplinar a Podemos, que llevará su apuesta de no tragar sapos —no votar a favor de medidas prosistema— hasta el final, porque la necesidad le dirige a hacer exactamente eso. El objetivo de Podemos es minúsculo en comparación con la grandilocuencia de 2014, pero, como en todos los organismos vivos, no hay que subestimar lo que puede hacer para asegurar su propia supervivencia.

Díaz tiene dos formas de afrontar la crisis que ha generado. Una es limitarse a seguir la corriente de su burbuja política en Twitter (o X, como se llame). Le darán una visión favorecedora: los otros son muy malos, tú eres muy buena; los otros son sectarios, tú lo haces por la vida de la gente; los otros son perdedores, nosotros tenemos ministerios; en cuatro años habrán desaparecido y tú habrás sido vicepresidenta ocho. 

La otra perspectiva es más complicada de afrontar: asumir que se ha puesto al frente de un grupo parlamentario que en 2016 tenía 71 diputados, hasta mayo de este año 35, y ahora dirige uno que tiene 26. Asumir que ni siquiera la desaparición de Podemos le beneficiará en unas futuras elecciones. Que la izquierda en su conjunto, y especialmente la de las circunscripciones con menor representación, ha retrocedido a una posición subsidiaria y ha aceptado a Sánchez como el líder de todo el espacio político. Porque lo dicen las encuestas y porque nadie en la calle está diciendo lo contrario. Para el proyecto en su conjunto es aun peor, si tiene en cuenta una perspectiva de largo plazo, el hecho de que ha creado un espacio vacío a su izquierda y, sobre todo, un espacio de revuelta popular latente que difícilmente van a poder representar los actores que ahora mismo están en la partida. Incluso aunque esa revuelta latente no llegase, eso tampoco sería buena noticia para los actores que hoy concurren en Sumar.

Crónica
Crónica El ganador se lo lleva todo
Tenso cara a cara entre Sánchez y Feijóo. El líder del PP no agita las calles ni llama a votantes tránsfugas del PSOE. Poca gente en las protestas convocadas alrededor del Congreso. Fuerte despliegue policial en Madrid.


Como ha experimentado Podemos casi desde su primera hora, el mayor riesgo para un partido es que el adversario consiga crear una imagen de ti que tú no controlas. El proyecto que hoy dirige Ione Belarra es objeto de burlas y críticas, de las más sofisticadas a las más repetitivas, sobre su cerrazón, sobre su falta de democracia interna, sobre su sectarismo y su mal humor. Para Sumar el riesgo es equivalente: el hecho de que se haya constituido desde el comienzo como un club privado de profesionales muy cualificados sitúa al proyecto de Díaz en una débil posición de salida, la de aspirantes a un cambio sin estridencias, sin tocar a los poderes reales del país ni molestar al socio alfa. Un vehículo sin apetencia por ningún proceso interno, es decir, sin democracia interna. Que solo se niega a negociar sus principios con los que considera por debajo. Un PSOE en miniatura, con buena prensa y cómodo en un papel secundario. Un partido chic con buenos discursos pero sin intención de provocar ningún desbordamiento democrático. Alejarse de la izquierda identitaria porque no suma podría tener cierto sentido, alejarse de las clases populares infrarrepresentadas para asumir un discurso aspiracional es una marcha sin frenos a la irrelevancia política: la experiencia europea está ahí para quien la quiera leer.

Porque, si volvemos a tomar la línea de tiempo, los problemas que dieron nacimiento a Podemos siguen golpeando la puerta. La militarización de la política mundial, la carestía de la vida, la emergencia climática y, como resumen de todo ello la desigualdad, no entendida como un fenómeno natural, sino como una consecuencia de las contradicciones del capital. Estos problemas no se solucionan con subidas de salarios y subsidios al transporte —aunque sean medidas que alivien— sino con una superación de la anomia, para lo que se requieren organizaciones y, más extensamente, comunidades y movimientos organizados para el conflicto. El error no es la propuesta de un cambio tranquilo y una política pública de las pequeñas cosas, sino que esa propuesta se da en un tiempo y un espacio geográfico determinado, amenazado por factores que pueden borrar cualquier logro en un periquete. Se llama austeridad, se llama recortes, se llama un corte limpio que saque a Sánchez de La Moncloa y a la izquierda tranquila de la ecuación. El Podemos de 2023 no va a ser la solución, pero tampoco es el problema. El Podemos de 2014 quizá no era la solución, pero es el síntoma de algo que en cualquier momento puede volver a empezar.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Opinión
Turistificación El turista 89.999.999
Si el optimismo de las autoridades y las patronales relacionadas con el sector turístico se confirma podríamos acabar el año 2024 con la cifra récord de 90 millones de visitantes extranjeros. A la rotundidad de ese dato le acompañarán otros igual de
Opinión
Tribuna El odio pasará y caerán los dictadores
Observando desde Chaplin y su Gran dictador el avance en Europa de los viejos monstruos que nunca se fueron.
Opinión
Opinión Una hipocresía sin límites
¿Cómo se logra instalar el discurso del genocida? ¿Cómo se puede creer en la falacia de que el colonizador se defiende del colonizado?
msandara
27/12/2023 18:39

Parece que se reparten certificados de quien está a la izquierda de otros, podemos llegar así al martirio y a la pureza. Por cierto la pureza no existe, solo existe el yo quiero más, así no me manchó las manos, no pactó porque no tengo un pasado sindical y nunca entendí aquello de "Pactar hasta con el diablo".Eso si en beneficio de la clase obrera. Cuando una confunde la realidad virtual con los problemas reales y se viste de un color determinado para reafirmarse, mal vamos aunque hagamos mucho ruido. El afán de protagonismo puede provocar la fuga de las que piensan más en lo colectivo. Les queda la palabra, pero no la razón es siempre el avance de la clase, no de la nueva casta dispuesta a todo por sus minutos de gloria. En fin que lejos están de lo que defendían al principio, aunque tengan que ayudar a romper lo que nos parecía que creían. Todo sea por el afán de protagonismo, eso si, caiga quien caiga, otra vez aquello de derrota en derrota hasta... Con otro color ahora

0
0
Acaido
9/12/2023 1:55

Para mí Sumar es el partido de los mandos resentidos y escindidos de Podemos y que han gozado de mayor simpatía de los medios por razones obvias, que tampoco hizo nada por condenar el affaire judicial sobre la ley del "solo el si es si", un agravio comparativo harto elocuente.

3
0
hormiga
8/12/2023 17:54

Irrelevantes ambos, sus quimeras de Camera Cafe no llegarán a nada más que a la convicción renovada de "Que no, que no, que no nos representan...)

Nada hay en esa institución llamada Parlamento que merezca la pena desde que TODOS se pusieron en pie a aplaudir a un nazi. Todos menos dos: Roser y Miguel Ángel.

Siempre tendremos que agradecerles a todos ellos el habernos enseñado, ya tan mayores, que votar no cambia nada.

0
5
hormiga
8/12/2023 17:41

El comunismo "invertebrado"... ¿cuál es...?¿el bueno...?

2
1
PacMar
8/12/2023 16:14

En el relato retrospectivo se ha omitido el papel jugado por Podemos en el Gobierno anterior, caracterizado por un afán de protagonismo capaz de anteponer las críticas sobre las medidas aprobadas en Consejo de Ministros a los avances que estas suponían. Sigo recordando declaraciones de Ione Belarra, después de haber estado en el Consejo de Ministros, criticando al Presidente del Gobierno ante la prensa.
El resultado de ese protagonismo lo pagó Podemos en las elecciones municipales. Ahora parece que en vez de querer asaltar el cielo, se conforman con alcanzar los escaños más altos del hemiciclo del Congreso.

1
13
marcelino.benitoro
8/12/2023 21:37

Nada tuvo que ver la persecucion y la falsedad de los medios de comunicacion, los jueces y la policia?. Eso solo es
pura demagogia.

6
0
xanferreiro
8/12/2023 10:31

Dejemonos de Sumar y vamos a mulpiplicar

6
1
IndignadaXXI
7/12/2023 19:26

Gracias Pablo muy buen artículo. Me has hecho llorar y todo.

4
0
Narfio
7/12/2023 18:16

"Pese a lo cuidado de su relato, el hecho es que los gestos para integrar a Podemos antes y después del 23 de julio han brillado por su ausencia."

A mí esto me parece la descripción más ajustada a la realidad que se puede decir.
Que los más recalcitrantes le quieran echar la culpa a un tipo que tiene un podcast? Pues vale.
Pero la que tiene el poder orgánico Y la responsabilidad es Yolanda Díaz (y Belarra, ya sé).

4
0
Luis M
7/12/2023 13:56

Si Montero, Díaz, Errejón y compañía están en política por sus egos, para aparecer en los libros de historia, para sentir que "mejoraron la vida de la gente", que son la encarnación del feminismo para decir: YO FUI ALGUIEN IMPORTANTE. No hay un proyecto de partido ni mucho menos de movimiento social, cuando las cosas no se hacen como yo digo rompo la baraja y me monto otro chiringo para ser yo el que quede en la posteridad. Ni Podemos, ni Sumar son nada fuera de sus dirigentes, no son estructuras políticas, no actúan conforme un proyecto colectivo sino que se mueve para la superviviencia y engrandecimiento de sus dirigentes.

4
5
Luis M
7/12/2023 13:15

Si retrocedemos al Podemos de 2014, el OG, resulta que entre otros principios fundamentales estaban la negativa a pactar con el PSOE como socio menor, el impago de la deuda ilegítima o la limitación de cargos a dos legislaturas. Si resulta que el Podemos de 2023 ha fulminado todos esos y otros principios según conveniencia. ¿Quién se sigue creyendo que la diferencia entre Podemos y Sumar es que los primeros no se tragan sapos, que son transformadores, que son la izquierda de verdad? Es hasta insultante a la inteligencia escuchar el razonamiento de que las claudicaciones de Iglesias fueron por un bien superior y las de Díaz es venderse al capital ¿la razón? La persona que claudica.

Sumar y Podemos son lo mismo, con diferencias mucho menores que las que hay entre familias dentro de otros partidos políticos. Y lo que son será mucho o poco dependiendo de las aspiraciones de cada uno, pero sobre todo, lo que queda ridículo es decir que unos son más que los otros con argumentos de pandilla de chavales de 16 años: con acusaciones de lo que dijo o dejó de decir tal o cual persona, de que si me invitó o no a una fiesta, o que si yo soy más que tú, cuando todos llevan cociendo habas de tamaños descomunales si miramos las aspiraciones de ambos en 2014.

Porqué no están juntos se esboza como una nube difusa en el tiempo, pero lo que se avista es que un partido sin identidad política, cuya único pegamento es la amistad personal de sus dirigentes, va directo al vertedero de la historia.

5
4
fpg999
8/12/2023 10:51

Le recomiendo que vea y medite el episodio sobre falacias de “principios básicos”. Igual, si es un poco crítico consigo mismo, se ve retratado en más de una de ellas.
Que Podemos ha hecho cosas que dijo que no iba a hacer, es cierto, que ha cometido no pocos errores, alguno de gran tamaño, también, pero que las diferencias entre la antigua ICV, la IU posAnguita, Más País y Compromís con respecto a Podemos son pocas, es simplemente mentira. Y los hechos lo confirman.

6
3
RamonA
7/12/2023 11:26

Frente a un “PSOE en miniatura… El Podemos… (como) síntoma de algo que en cualquier momento puede volver a empezar”. Porque el bipartidismo del “PSOE, PP, la misma mierda es” vuelve, por muchas broncas que parezcan tener, con la posible y probable colaboración de Sumar. Momento para crear la alternativa al modelo de capitalismo salvaje o socioliberal, monta tanto tanto monta… Calle, organización, movimientos sociales y ruido, mucho ruido: SOCIALISMO, ECOLOGISMO y FEMINISMO.

12
1
Marc
7/12/2023 10:54

Excelente reflexión. Falta incorporar el hecho de que Sumar es en realidad una suma de partidos autonómicos como Más Madrid, Conpromís, Més, Chunta, o Catalunya en Comú, además de IU. Hasta ahora les ha unido ese enemigo común que era Podemos, ahora eso cambiará. A Compromís el veto a Podemos en las autonómicas les costó la Generalitat y el Ayuntamiento de València. Ahora tendrán que gestionar el tema de la financiación autonómica con Más Madrid y la Chunta en su contra.

14
0
scruky
7/12/2023 13:02

Si les une un enemigo común no habla bien de Podemos tampoco pero quizás lo que tienen en común son sus programas, vamos que los que han votado a Sumar han votado un programa y tal, pero hemos pasado del programa, programa, programa al yo,yo,yo...asco de hiperliderazgos pero es lo que funciona en los tiempos que corren

1
4
scruky
7/12/2023 10:46

Elorduy es alguien muy inteligente pero aquí obvia muchas cosas, se olvida de la campaña diaria contra Sumar de Canal Red, habla del "tío ese del podcast" como si no pintara nada cuando es la personificación del partido rodeado de un circulo muy íntimo (su mujer, la BFF de su mujer y quienes le han seguido sin cuestionarle nunca nada que no son precisamente los más válidos) y el resto son potenciales traidores.

Podemos era también Alejandra Jacinto y Nacho Álvarez (perfiles tecnócratas supongo, parece que si no gritas no haces política), ahora ya no porque la familia Iglesias se ha encargado de dinamitar cualquier puente entre Sumar y Podemos ante la perplejidad de buena parte de su aparato (las dimisiones están ahí¿Cuántos han dimitido de IU o Más Madrid o Compromis por esto?)

Lo que sí es cierto es que entre Sumar (14 partidos, que siempre se olvida) y PSOE había un consenso en que Podemos era la pieza que explicaba el derrumbe de la izquierda en las autonómicas y locales y había que quitarles protagonismo, pueden estar equivocados pero hasta Monedero ha indicado que una izquierda destructiva y no propositiva no tiene futuro

Por último, el divorcio final ha sido entre la cúpula de Podemos y su militancia, la decisión más importante de su historia política y no la consultan a su militancia, no, mejor consultar lo del chalet o esas preguntas que siempre ocultan lo que realmente pasaba (el veto a Irene o esto) y podría seguir con reproches pero qué más da, si uno critica a Podemos se lleva negativos sin atender a la validez del argumento y esa bunkerizacion y falta de autocrítica es lo que lleva a la desaparición de los partidos. En las europeas se verá qué opina la gente de esto, mi opinión es sólo una más

3
10
Narfio
7/12/2023 18:26

"la decisión más importante de su historia política y no la consultan a su militancia, "

Eso de que es "la decisión más importante de su historia", lo dirás tú. (Supongo que "exagerado" o "hiperbólico" lo considerarás un insulto, así que no digo nada).
Yo no conozco a un militante de Podemos que no esté de acuerdo con esa decisión de salirse del grupo parlamentario de Sumar (en el que te han ninguneado como a nadie).
Lo sabía cualquiera que tuviera dos dedos de frente.
Que ya sé que no todo el mundo llega (a los dos dedos de frente), y por tanto estéis sorprendidos o pretendáis achacar una falta de democracia porque no lo hayan consultado? ... pues allá vosotros.
Era evidente que Yolanda Díaz y todos sus subalternos querían a Podemos fuera.
Es algo tan de cajón, que la consulta sería una pérdida de tiempo. (Tambien lo fue la consulta para apoyar la investidura de Pedro el Guapo. Qué salió? Pues que sí, con un 86%. ¿Qué ibamos a votar dadas las circunstancias? Pues ahora igual igual. Si hacen una consulta, sale 90% a favor).

9
0
Marc
7/12/2023 10:58

Siendo honestos, ni Sumar ni sus partidos han consultado a su militancia nada, ni siquiera el apoyo a Sánchez

12
1
scruky
7/12/2023 12:15

https://izquierdaunida.org/2023/11/03/las-bases-de-iu-votan-ya-de-forma-online-y-hasta-el-domingo-de-manera-presencial-la-consulta-aprobada-por-la-coordinadora-federal-para-decidir-como-participar-en-el-acuerdo-de-gobierno/

2
1
Jac
7/12/2023 5:29

Podemos siempre......seguimos......

13
2
Represión
Antifascismo Una manifestación exige la libertad de los seis de Zaragoza tras cumplirse dos meses en prisión
La plataforma convocante de la manifestación, habla de “presos políticos” porque el único hecho probado es la participación en una manifestación ante la extrema derecha.
CNT
Sindicalismo ‘Morala’: “Como las seis de La Suiza, fuimos condenados para dar escarmiento por unos hechos que no cometimos”
Miles de personas saldrán a la calle en Xixón para recordar que ´El sindicalismo no es delito. Tras el mitin de apoyo a las cinco sindicalistas de CNT y una trabajadora, actuarán Nacho Vegas y el Coru Antifascista Al Altu La Lleva.
Personas refugiadas
Refugiados Una cafetería para ser libre en el campamento de refugiados palestinos de Beddawi
Hatem Mekdadi abrió Achefak, que significa ‘Lo que tú quieras’, ante la falta de espacios de encuentro en los campos donde desde hace décadas se hacinan los hijos de la Nakba.
Catalunya
Catalunya La celebración de la Copa América de Vela desata el malestar en Barcelona
El 22 de agosto dará inicio la Copa América de Vela en la capital catalana; un evento de dos meses de duración e inversiones millonarias que destroza el tejido vecinal de los barrios de la costa.
Cine
VEINTE AÑOS DE PORNO FEMINISTA Erika Lust: “La pornografía es política”
Erika Lust es un referente del porno feminista y del porno ético, aunque ella hace algunas puntualizaciones sobre esas etiquetas. Celebra veinte años de carrera con la publicación de un libro que recoge su trabajo.
Racismo
Movimientos sociales Por un antirracismo que no dependa del gran capital 
La sostenibilidad de muchas organizaciones antirracistas de América Latina y el Caribe depende, en gran medida, de la ayuda al desarrollo de la cooperación internacional o del supuesto altruismo o filantropía de las élites económicas.
República
Manifestación Desafío republicano en el décimo aniversario de la coronación de Felipe de Borbón
Más de 130 organizaciones sociales y políticas convocan una marcha en Madrid el 16 de junio. El manifiesto 'Felipe VI: diez años bastan' ha sido firmado por cuatro mil personas.

Últimas

Comunidad El Salto
Comunidad El Salto Las cuentas de El Salto 2023-2024: cada vez más, un gran medio financiado por la gente
El Salto supera el millón de euros anuales de ingresos y aumenta su plantilla hasta llegar a las 28 personas empleadas. Todo eso con criterios éticos de financiación, funcionamiento horizontal y una cooperativa de propiedad colectiva.
Palestina
Palestina Desalojan el intento de acampada propalestina de Plaça Catalunya
La Guardia Urbana de Barcelona ha desalojado las tiendas de campaña y ha denunciado y multado a quince personas esta madrugada.
Laboral
Laboral Luxemburgo vuelve a dar la razón a los interinos: la fijeza sin oposiciones es una medida válida
La respuesta del Tribunal de Justicia de la Unión Europea supone un duro varapalo al Tribunal Supremo, quien en mayo sentenció que rechazaba la fijeza automática para los interinos en abuso de temporalidad.
Cine
Desigualdad en el cine En el cine español siguen mandando los hombres: dirigieron siete de cada diez películas en 2023
Aunque aprecia mejoras en la lucha contra la desigualdad, el informe de 2023 de la Asociación de Mujeres Cineastas (CIMA) pone de manifiesto que los hombres siguen acaparando los puestos de poder y mayores presupuestos en el cine español.
Más noticias
Migración
Regularización La ILP Regularización vence al primer asalto de la ultraderecha en el Congreso
Vox se queda solo en la votación de su enmienda a la totalidad de la Iniciativa Legislativa Popular por la regularización extraordinaria de al menos 500.000 personas migrantes.
Desahucios
Barcelona El caso de Joana: a juicio tras recibir una paliza de un mosso en un desahucio ilegal
La joven, activista del movimiento por la vivienda en el Raval, iba a visitar a una amiga cuando se encontró que la estaban echando de casa, aún con el procedimiento archivado. “Van a golpear a la gente organizada”, dice.
Ocupación israelí
Acampadas propalestinas A Policía desaloxa o alumnado acampado no Reitorado e na Facultade de Historia da USC
A primeira hora desta mañá, máis dunha decena de furgóns policiais chegaron ás instalacións universitarias para expulsar o alumnado que se manifestaba desde hai máis dun mes en protesta polo masacre israelí de Gaza
Lanaren Ekonomia
Lanaren Ekonomia Mecaner enpresan itxieratik harago, trantsizio ekosozialista da bidea
VV.AA.
Mecaner Urdulizeko metalgintza enpresak jarduera guztia eten du, greba mugagabe baten ostean sindikatuen porrota ekarriz

Recomendadas

Italia
Historia Cincuenta años de Piazza della Loggia: memoria de una masacre fascista, de Estado y de la OTAN
La masacre de Piazza della Loggia EN 28 de mayo de 1974 se convertirá en un episodio fundamental para entender los años de plomo de la democracia italiana.
Migración
Fronteras En pausa frente al Mediterráneo: cientos de personas migrantes esperan en un hotel de la Costa del Sol
El centro de estancia temporal extraordinario para personas migrantes de Torrox (Málaga), se ha convertido en un ejemplo positivo frente a los intentos fallidos propuestos en otros municipios.
Inteligencia artificial
Inteligencia Artificial y cine ¿Sueñan los cineastas con ovejas eléctricas?
El debate sobre la adopción de la Inteligencia Artificial por las principales disciplinas artísticas sigue candente. La irrupción de Sora vuelve a poner el foco sobre los beneficios y riesgos que conlleva su uso en la generación de imágenes.