Palestina
Estudiantes de Sevilla acampan contra el genocidio en Palestina a pesar de la represión denunciada

Las estudiantes de la US y la UPO han empezado durante la jornada del lunes dos acampadas en apoyo al pueblo palestino a pesar la represión de las instituciones educativas denunciada por las asambleas estudiantiles

Cientas de estudiantes han comenzado dos acampadas en la ciudad de Sevilla en apoyo al pueblo palestino frente al genocidio que Israel está cometiendo en el territorio. Desde la jornada del lunes, el estudiantado de la Universidad de Sevilla y de la Universidad Pablo Olavide se han unido al movimiento estudiantil internacional en apoyo a Palestina.

El comienzo de la acampada ha comenzado tras días de reticencias y desencuentros con el rectorado de la US. El pasado viernes 10 de mayo el Grupo de Solidaridad con Palestina de la Universidad de Sevilla, Palestinus, denunciaba “el intento deliberado de impedir el desarrollo de la resistencia organizada” al cerrar el patio de la fuente del Rectorado de la Universidad de Sevilla donde se iba a celebrar la asamblea de organización de la acampada. Sin embargo, desde la entidad educativa han excusado el cierre alegando que la causa era la celebración del I Encuentro Iberoamericano de Patrimonio Universitario en las instalaciones.

Las estudiantes además han denunciado “el envío injustificado de numerosos guardias de seguridad al Pabellón de Uruguay, donde el CADUS(Consejo de Alumnos de la Universidad de Sevilla) tiene su sede”. 

 “Todos hemos sentido la llamada desde lejos de movilizarnos”, reflexiona Estefano Acquasanta, estudiante de Biotecnología


Durante la Asamblea que daba comienzo a la acampada, durante la tarde del lunes, diversas entradas al edificio del rectorado se encontraban con gran presencia de personal de seguridad y valladas. En un comunicado emitido a los estudiantes, el rectorado ha señalado qué espacios deben ser usados y cuáles no para la acampada, “el sitio menos visible” han señalado las estudiantes. La Asamblea ha decidido finalmente contradecir la prohibición del rector e instalarse a las puertas del Rectorado, la puerta principal de la Universidad, para ello han tenido que flanquear las diversas vallas y personal de seguridad que impedían el acceso al espacio.

Acampada Sevilla - 9
La seguridad de la US intenta impedir el paso al estudiantado Rafa del Barrio

Además, desde durante la asamblea diversas estudiantes han señalado la actitud de la vicerrectora “que solo quiere reunirse a puerta cerrada para impedir que estos aquí”. En un comunicado emitido por Palestinus han señalado que es un deber “señalar la complicidad de nuestras universidades, el gobierno español y el conjunto de partidos parlamentarios” con el genocidio. La organización llaman a la “organización de la solidaridad de clase internacional contra el Estado sionista”, e invitan a la participación de la comunidad universitaria y el resto de la sociedad en la acampada.

“Estoy un poco acojonada porque nunca he hecho algo que pueda poner en peligro mi seguridad”, se sincera Vicky Fernández, estudiante de ingeniería de la salud en la Universidad de Sevilla, “pero bueno, pensé que podía impulsar a otros”. 

Hilaria y Yolanda, estudiantes de Derecho, creen que es necesario “que el pueblo universitario demuestre que está con Palestina”. Stefano Acquasanta, estudiante de Biotecnología, reflexiona: “Todos hemos sentido la llamada desde lejos de movilizarnos”.La Asociación de Jóvenes Saharauis ha instalado en ambas acampadas una gran jaima para apoyar al alumnado.

La Universidad de Sevilla, durante la noche del lunes, ha emitido un comunicado en el que exponía su “condena tajante la ocupación de su espacio universitario”. Las estudiantes acampadas han informado a El Salto que en la primera noche de acampada la seguridad de la Universidad ha intentado cerrar el acceso a los baños al estudiantado.

En otros puntos de Andalucía como Granada y Málaga siguen las acampadas. En esta última ciudad, la Asamblea de Acampada Málaga x Palestina han denunciado que la institución universitaria ha intentado echar a las estudiantes que se están acampando: “Hubo una confrontación con la UMA por habilitar más espacios, y han respondido con que nos quieren echar a la fuerza”.