Palestina
Mustafa Barghouti: “Tiene que haber un embargo militar inmediato contra Israel”

El líder de Iniciativa Nacional Palestina saluda el reconocimiento del Estado por parte de tres países europeos pero exige que los gobiernos tomen nota de las demandas de los pueblos que piden medidas de boicot para aislar al régimen de Netanyahu.
Mustafa Barghouti 2
Mustafa Barghouti, en la Casa Árabe de Madrid. David F. Sabadell
31 may 2024 05:38

“Creo que estamos cambiando el mundo”, comenta Mustafa Barghouti (Jerusalén, 1954). Este médico y político cree que la lucha por Palestina es hoy una lucha global por la justicia, por la libertad y la paz. “La gente joven de todo el mundo siente que el mundo no está bien, se da cuenta de que el capitalismo feroz ha ido demasiado lejos; es consciente de que el complejo militar-industrial en Estados Unidos y en otros lugares está dañando a la humanidad de un modo terrible”, reflexiona. La causa palestina, en su opinión, es un catalizador de la lucha mundial contra las injusticias de los sistemas en los que vivimos.

Barghouti, que ha estado esta semana en Barcelona y Madrid invitado por la ONG Novact, se define con una expresión sencilla: “Soy una persona que lucha la justicia en todos los aspectos de la palabra; ya hablemos de justicia social, política, libertad, el derecho de las personas a elegir democráticamente a sus dirigentes, el derecho de las mujeres a ser tratadas con igualdad”. Desde hace más de dos décadas dirige la Iniciativa Nacional Palestina, considerada la tercera fuerza política del país, por detrás de Fatah y de Hamás. En una tierra en la que no se producen elecciones desde 2006 es difícil saber los apoyos reales de Iniciativa Nacional Palestina, pero queda claro que su líder está abierto a las negociaciones en el marco de un sistema político que unifique Gaza y Cisjordania. “Es la única manera”, comenta a lo largo de la corta entrevista que tiene con El Salto.

Su llegada ha coincidido con el reconocimiento por parte del Gobierno del Estado palestino, algo que se produce tarde, “pero mejor tarde que nunca”, señalaba Barghouti en el coloquio que este miércoles organizó Casa Árabe en Madrid. “El reconocimiento consolida el hecho de que Palestina es un Estado bajo ocupación”, valora. De este modo, “cualquier acción de Israel, de las que se han tomado o se tomarán, para ocupar ilegalmente Palestina o para anexionarse territorio, no van a tener ningún valor según el derecho internacional”, apunta rememorando los nulos efectos en términos de derecho que tuvo la ocupación de Francia por parte de Alemania durante la II Guerra Mundial.

Sin embargo, como explica, en la situación actual el reconocimiento no implica que Israel detenga la masacre que está llevando a cabo desde el 7 de octubre. “Ningún país debería comprar armas a Israel”, denuncia, “porque al hacerlo se hacen cómplices de sus crímenes de guerra”. En ese sentido, para este doctor, se está dando un cambio importante en la concepción que otras potencias tienen de Israel, no como un activo político sino como una carga. “El mundo está despertando al hecho de que los palestinos no son terroristas sino gente que lucha por sus derechos”, señala Barghouti.

En opinión de Barghouti, Israel está perdiendo la guerra: "El mismo país que creó esa sensación de superpotencia cuando en tres días derrotó a tres ejércitos árabes no ha sido capaz de aplastar un pequeño movimiento de resistencia en una zona tan reducida como la franja de Gaza“. Muchos mitos se están desvaneciendo, desde esa supremacía militar hasta la idea de que se trata de una democracia. Otro cambio fundamental, concluye, es que muchas personas judías a lo largo del mundo se están distanciando del sionismo y haciéndose antisionistas.

El 22 de septiembre de 2023, dos semanas antes del ataque de Hamás y de la brutal respuesta de Israel, Netanyahu compareció ante la Asamblea General de la ONU y mostró un mapa en el que, en verde, aparecían los países limítrofes a Israel. Quería probar el marco de normalización en la región, logrado con el apoyo de la administración de Donald Trump en Estados Unidos a través de los llamados Acuerdos de Abraham. En el mapa, en azul, todo lo que hoy es Palestina aparecía como parte de Israel. La bravata de Netanyahu en Naciones Unidas pasó desapercibida, “¿quién se quejó?”, recuerda Barghouti, "los Gobiernos se quedaron callados; pero solo dos semanas después, la misma causa palestina que Netanyahu pensaba que estaba liquidada volvió a ponerse en el centro del mundo entero”.

¿Cómo se imagina el final inmediato de la situación que el pueblo palestino ha estado viviendo el 7 de octubre? ¿Qué factores internacionales e internos deben ocurrir para que ocurra este horror?
Israel está cometiendo tres crímenes de guerra al mismo tiempo: el crimen de guerra del genocidio, el crimen de guerra del castigo colectivo y el crimen de guerra de la limpieza étnica. Han hecho cosas horribles. Ya han matado a más de 46.000 personas, incluidas 10.000 que están bajo los escombros, descomponiéndose sin que sus familias puedan llegar a ellas y enterrarlas con dignidad. Han herido a 81.000. Eso representa casi el 5,5% de la población de Gaza. Si esto sucediera en España, estaríamos hablando de 2,2 millones de personas muertas o heridas en menos de ocho meses. Esto tiene que terminar. Destruyeron la mayoría de Gaza: las universidades, hospitales, escuelas, el 80% de los hogares han sido destruidos. Y tiene que haber un final. Y el final no vendrá solo con resoluciones. Ya teníamos una resolución internacional del Consejo de Seguridad de la ONU. Teníamos las acusaciones de la CPI. Tenemos la resolución de la CIJ que dice que Israel debe detenerse. Tenemos el reconocimiento del Estado palestino. Todos estos factores son importantes. Sin embargo, Israel no se detendrá sin sanciones. Tiene que haber un embargo militar inmediato contra Israel. Y todos los países deben declarar el boicot, la desinversión y las sanciones hasta que Israel se detenga. Lo único que detendrá a Israel ahora son las sanciones.

Los gobiernos europeos tienen el deber de detener el Acuerdo de Asociación hasta que Israel detenga esta atrocidad

El lunes, la cumbre de la Unión Europea anunció que convocará a Israel para revisar el acuerdo preferencial que mantienen los dos países ¿Está bien o llega demasiado tarde?
Sí, ayuda. El acuerdo de asociación entre Europa e Israel debe cancelarse o detenerse porque Israel ha violado todas las leyes internacionales. Y la Comisión Europea puede detenerlo. No necesita el acuerdo de todos los países. Creo que hay que suspenderlo. La gente ya está imponiendo sanciones por su cuenta. A nivel de base. A nivel popular.

¿De qué tipo?
Acabamos de celebrar en Sudáfrica la creación de un movimiento global contra el apartheid. Ahora, los académicos y académicos israelíes se quejan ante su gobierno de que están perdiendo muchos proyectos internacionales de investigación porque nadie quiere trabajar con ellos. Así pues, el boicot ha empezado. Los gobiernos europeos y europeos tienen el deber de detener el Acuerdo de Asociación hasta que Israel detenga esta atrocidad y estas masacres. Porque, como están viendo, lo que está en juego aquí no es solo el hecho de que los palestinos sean masacrados. Lo que está en juego aquí es si en este mundo existe el derecho internacional o no.

Netanyahu ha dejado claro que no quiere un estado con la participación democrática de los palestinos, y tampoco quiere dos Estados. Pero, incluso si Netanyahu pierde el poder o es condenado, etc. la mayoría de los israelíes están de acuerdo con eso, y en los últimos años se están convirtiendo en...
Fascistas.

...por el auge de la extrema derecha y las milicias de los colonos en el interior del país.
Ahora son liderados por un régimen fascista, sí. Y la única manera de cambiar eso es hacer que los israelíes entiendan que el costo de este sistema es mayor que los beneficios. Hasta ahora, durante 57 año de ocupación y 76 años de limpieza étnica de los palestinos, Israel solo ha obtenido beneficios. El pueblo israelí solo cambiará cuando se dé cuenta de que pierde más de lo que gana. Como cualquier otra dictadura o cualquier otro sistema opresivo y de apartheid en la historia de la humanidad. ¿Por qué cayó el sistema de apartheid en Sudáfrica? Porque quienes pusieron en pie el apartheid finalmente se dieron cuenta de que el costo de ese sistema de exclusión es mayor de lo que pueden lograr sin él. Y eso es lo que debería pasarle a Israel.

¿Cómo se consigue eso?
Pido sanciones y hago un llamamiento al boicot, la desinversión y las sanciones. Israel tiene que pagar un precio por lo que está haciendo. Lo más importante de la solicitud de órdenes de la Corte Penal Internacional es que envió un mensaje a Israel: “ya no estás por encima del derecho internacional; ya no tienes impunidad ante la comunidad internacional”. Por supuesto, podría haber un atajo si los Estados Unidos de América cambiaran sus posiciones. Si ocurre un milagro, y el pueblo estadounidense elige a Bernie Sanders como el primer presidente judío estadounidense, las cosas cambiarían. Pero aparte de eso, que no va a suceder, necesitamos el movimiento popular de base para boicotear, desinvertir y sancionar. Y necesitamos que gobiernos como el gobierno español declaren un embargo militar total contra Israel.

Genocidio
Genocidio Karim Khan: el tipo duro que ha puesto contra las cuerdas a Netanyahu y de los nervios a Biden
La decisión de la Fiscalía del Tribunal Penal Internacional de solicitar órdenes de detención contra los jerarcas israelíes responsables de la masacre de Gaza genera división entre los países europeos e indigna al gobierno de Estados Unidos.

Incluso más que las medidas para reconocer al estado palestino.
El reconocimiento es útil, es positivo, lo apreciamos, pero no es suficiente.

¿Le preocupa la posibilidad de que Donald Trump gane en noviembre?
No, no estoy preocupado. Ya lo tuvimos durante cuatro años. No creo que consiga hacer demasiadas cosas. Ya conocemos su plan: su plan es consolidar el apartheid. Y él falló. Intentó utilizar la normalización [a través de los conocidos como Acuerdos de Abraham] como un instrumento para acabar con la causa palestina. Y fracasó. No creo que tenga más éxito en el futuro. Lo que es muy alentador es el hecho de que las generaciones jóvenes en Estados Unidos están cambiando. No hemos visto estas manifestaciones desde la guerra de Vietnam, y creo que esto va a marcar la diferencia.

Imaginando el futuro de las Fuerzas democráticas palestinas, ¿es posible la unificación de Gaza y Cisjordania bajo el mismo sistema político?
Sí. No solo es posible. No hay otra manera. Creo que la manera de lograr la unidad es la democracia y permitir que nuestro pueblo finalmente celebre sus elecciones, algo que no tenemos desde 2006. De hecho, si hubiéramos tenido elecciones en 2021 no habríamos tenido esta guerra. Pero fue Israel quien bloqueó las elecciones, Estados Unidos no las apoyó y la Autoridad Palestina cometió un enorme error al cancelar las elecciones en lugar de seguir nuestro consejo, que era celebrar elecciones incluso cuando Israel no estuviese de acuerdo y hacerlo en Jerusalén como un acto de resistencia no violenta.

¿Qué es Hamás hoy? ¿Qué papel debe desempeñar en ese sistema político palestino?
Como todos los demás, deben formar parte del sistema. Son parte del pueblo palestino. Se les debe permitir presentarse a las elecciones. Y sabemos que todas las encuestas muestran que ningún partido recibirá una presión absoluta. Ni Hamás, ni Fatah, ni nosotros. Por lo tanto, será un sistema democrático pluralista, que es muy saludable. Enseñará a los grupos políticos palestinos el arte de las coaliciones, y creará un sistema en el que ningún partido puede decidirlo todo.

¿De dónde sacas la esperanza de seguir luchando por una solución democrática para este horror?
Encuentro la esperanza en la generación más joven. Tengo esperanza en esta enorme transformación que se ha producido durante los últimos siete meses en todo el mundo. Tengo esperanza en el hecho de que en pocos días hayamos pasado de una situación en la que la cuestión palestina estaba completamente marginada a convertirnos de repente en la cuestión más importante del escenario central del mundo. Veo esperanza porque veo familias que perdieron a sus hijos, o familias que perdieron a sus padres y madres y aún no se dan por vencidas, dicen “si dios quiere”. Y veo esperanza cuando pregunto a una persona que ha perdido a su esposa e hijos “¿Cómo se siente?” y me responde: “bueno, mi situación sigue siendo mejor que la de muchos otros que sacrificaron su vida”. Es esta fantástica resiliencia del pueblo palestino, lo cual es muy doloroso y muy costoso. Pero aun así, la gente mantiene la esperanza. Me inspiran mucho otras personas.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Palestina
Palestina “Mi victoria sobre mi carcelero”: el legado del revolucionario Walid Daqqa
Daqqa enriqueció el campo de los estudios penitenciarios (en el que ahora se le considera una referencia) con novelas, artículos, cartas y dibujos que describen las realidades cotidianas de los presos palestinos en las cárceles sionistas.
Hodei Alcantara
Hodei Alcantara
31/5/2024 7:19

Los gobiernos capitalistas no van a poner así por así sanciones a su aliado colonial, por lo que somos los pueblos quienes debemos de comenzar ese boicot masivo a la economía y colaboradores de Israel.

2
0
RamonA
31/5/2024 16:09

Me niego a aceptar que el gobierno de mi país sea cómplice del genocidio del pueblo palestino y le exijo que tome las medidas efectivas para pararlo. No en mi nombre, ni en nombre de la mayoría de lxs ciudadanxs.

0
0
Urbanismo
Urbanismo salvaxe A Universidade de Vigo construíu sen licenza un centro de investigación na illa de Toralla
A institución, que gastou medio millón na obra, recoñece que non ten título habilitante, pero argumenta que “non o necesita”. Nin o Concello de Vigo nin Facenda teñen rexistro algún da construción malia tela empezado en 2017.
Política
Barómetro de julio El CIS relanza al PSOE a costa de Sumar mientras mantiene estables a las derechas
Podemos sigue en ascenso consiguiendo el 4% de los votos y el partido del agitador de extrema derecha Alvise llegaría ya al 2,7%.
Vox
Vox Vox rompe con el PP y abandona los gobiernos autonómicos
Los de Abascal cumplen con la amenaza y anuncian que “los acuerdos están rotos” con el partido de Núñez Feijóo.

Últimas

Machismo
Machismo institucional Catro concellos galegos esixen certificados de non embarazo ás mulleres que aspiran a brigadistas
O sindicato CIG recorre as bases de varios concursos públicos dos municipios do Irixo, Val do Dubra, Carballo e Santa Comba por discriminar ás mulleres que queren examinarse nas probas físicas das traballadoras contra incendios.
Palestina
Palestina “Mi victoria sobre mi carcelero”: el legado del revolucionario Walid Daqqa
Daqqa enriqueció el campo de los estudios penitenciarios (en el que ahora se le considera una referencia) con novelas, artículos, cartas y dibujos que describen las realidades cotidianas de los presos palestinos en las cárceles sionistas.
Violencia machista
Feminicidios Más allá de la denuncia: detectar la violencia de género en el sistema sanitario
Mientras la ministra de Igualdad plantea una coordinación con Sanidad para subsanar los fallos del sistema Viogen, profesionales de Atención Primaria demandan más recursos para poder acompañar a las víctimas.
Corrupción
Corrupción La ‘policía patriótica’ espió a los diputados de Podemos durante el Gobierno de Rajoy
Utilizando las bases de datos del Ministerio de Interior, la llamada “policía patriótica” rastreó sin aval judicial a los representantes del partido morado.
Galicia
Galicia El Supremo abre juicio contra Baltar por conducir a 215 kilómetros por hora
El expresidente de la Diputación de Ourense e integrante de la saga familiar que presidió dicha administración durante 36 años, renunció a ser reelegido para la misma el pasado junio.
Más noticias
Opinión
Soberanía Alimentaria Por una ley de protección pública para los sistemas alimentarios locales
Necesitamos un sistema alimentario más democrático dónde la ciudadanía tengamos derecho a definir nuestro modelo y no que lo decida un oligopolio de cinco grandes cadenas de distribución.
Música
Música y censura Hortaleza se queda sin su Luis Aragofest: “Al Ayuntamiento de Madrid no le gustan los punkis”
El colectivo Hortaleza Punks vio denegado su permiso apenas unos días antes del evento, que tuvo lugar en el CSO La Animosa. Consideran que tras el Ayuntamiento hay una motivación política que denosta la contracultura.
Memoria histórica
Memoria ‘El Delfín’, uno de los barcos del arroz
VV.AA.
‘Estás más perdido que el barco del arroz’ es una expresión que pertenece al acervo popular. Su origen es incierto, pero la historia de ‘El Delfín’, un barco de avituallamiento hundido por los fascistas en Málaga, puede estar detrás de esta frase.
Euskal Herria
Euskal Herria Bilbao gentrifica a las rentas altas del Casco Viejo y Ensanche para ofrecer el centro de la ciudad al turismo
Constan 937 pisos turísticos en la ciudad, el 67% concentrados en el centro. Ofertan 3.968 plazas, según el estudio de Ekologistak Martxan que ha mapeado la información registrada en los portales turísticos.

Recomendadas

Capitalismo
Juan Ponte “Si el socialismo va de restaurar una comunidad perdida, el socialismo es una mierda”
El autor nos invita a pensar la política no como algo armónico, sino como un ejercicio abierto y en disputa. “La revolución la hacen los seres humanos como son. El que quiera armonía celestial, que se vaya al cielo”, diría Manuel Sacristán.
Argentina
Pablo Semán “La popularidad de Milei se mantiene por el espanto que causa la oposición”
Este sociólogo profundiza en las razones que llevaron a Milei al Gobierno y que hacen que su popularidad no caiga pese a los ajustes y recortes.