Sionismo
Disputar al sionismo la memoria del Holocausto

Desde finales del siglo XX el relato sobre los crímenes nazis ha sufrido una progresiva “sionización”
Ayuso Auschwitz
Isabel Díaz Ayuso durante su visita a Auschwitz
Diego Díaz
@DiegoDazAlonso1es historiador y redactor de Nortes.me
29 ene 2024 06:00

Isabel Díaz Ayuso visita Auschwitz y pide “no olvidar” el genocidio cometido por la Alemania nazi. La presidenta de la Comunidad de Madrid anuncia desde Polonia la creación del Museo Hispano Judío, al tiempo que la capital del Reino, gobernada por su partido, mantiene una calle Caídos de la División Azul, dedicada a honrar la memoria de los voluntarios españoles que lucharon junto a la Alemania nazi. Todo ello en mitad de una invasión por parte del Ejército de Israel a Gaza que ha costado ya la muerte a más de 25.000 palestinos, y con la que la derecha española ha cerrado filas de manera incondicional.

¿Cómo es posible todo a la vez? ¿Cómo la memoria de un genocidio puede ocultar otro? ¿Cómo el PP puede a la vez reconocer los crímenes de Hitler y tratar de borrar la memoria de los españoles que los sufrieron, como el socialista Largo Caballero, encarcelado por el nazismo, y al que el gobierno de Almeida trató de borrar hace no mucho del callejero madrileño?

La Sohá contra el Holocausto

Una respuesta a estas preguntas está en la progresiva “sionización” que ha ido experimentando desde finales del siglo XX el relato sobre los crímenes nazis. Ha sido el sionismo el que ha ido encapsulando el recuerdo de los seis millones de judíos asesinados por Hitler, y aislando su memoria de la de las otras cinco millones de víctimas de los campos de concentración del Tercer Reich: los gitanos, los eslavos, los homosexuales, los enemigos políticos, Testigos de Jehová o discapacitados.

La popularización del uso del término hebreo Sohá ha contribuido aún más a resaltar a unas víctimas sobre otras, convirtiendo al Holocausto en un episodio histórico relacionado ante todo con el judaísmo de las víctimas y con el antisemitismo de sus verdugos. Para el historiador Fernando Hernández Sánchez, el antisemitismo es un “componente estructural del Holocausto”, pero que no puede ocultar otros genocidios, como el del pueblo gitano, y otras persecuciones y exterminios relacionados con cuestiones sexuales o políticas. Para Hernández, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid, el odio del nazismo, los judíos, a los homosexuales, o a los socialistas y comunistas tenía un mismo hilo conductor: “consideraban a todos estos grupos enemigos del viejo orden, elementos disolventes de la sociedad tradicional, además con una fuerte carga de cosmopolitismo e internacionalismo”.

En opinión de este historiador, la izquierda no puede renunciar a “disputar” la memoria del Holocausto al sionismo, una ideología nacionalista que quiere convertir el asesinato de seis millones de judíos en un pretexto para legitimar a Israel y su política con respecto a los palestinos. Hernández recuerda que entre las víctimas judías del Holocausto hubo “sionistas y no sionistas, ateos y religiosos, personas muy vinculadas a la comunidad judía y otras que se sentían ciudadanos de sus países y para los que la identidad judía era un asunto muy secundario, cuando no olvidado, hasta que los nazis se lo recordaron”.

Ayuso Auschwitz 1
Memoria de las personas víctimas del genocidio en Auschwitz

La construcción de un relato

El Holocausto no siempre estuvo ahí. Aunque después de la Segunda Guerra Mundial los crímenes nazis fueron juzgados y se hicieron algunos esfuerzos pedagógicos por dar a conocer las atrocidades cometidas en los campos, su memoria fue languideciendo en los años siguientes, y muchos supervivientes se encontraron con bastante indiferencia cuando quisieron levantar monumentos o publicar sus memorias. El politólogo norteamericano Norman Finkelstein, hijo de dos judíos polacos, ambos supervivientes del Holocausto, publicó en 2000 el ensayo “La industria del Holocausto”. En él, Finkelstein afirmaba cosas tan inesperadas como que el Holocausto había jugado hasta 1967 un papel bastante discreto en el relato nacional de Israel.

¿Por qué? El académico norteamericano señala que las imágenes de los cuerpos famélicos de los judíos no encajaba con la imagen del pueblo judío guerrero que David Ben Gurion, padre del Estado de Israel, quería proyectar de la nueva nación, que nacía en guerra contra sus vecinos árabes. Por eso el sionismo preferiría echar mano del imaginario del heroico colono judío en Palestina, y en caso de hablar del Holocausto, de los resistentes del Gueto de Varsovia que se enfrentaron con las armas a sus carceleros.

No sería hasta la guerra árabe-israelí de 1967, según Finkelstein, cuando el sionismo, viéndose muy cuestionado internacionalmente por su política hacia el pueblo palestino, ponga en valor el genocidio cometido por los nazis como patente de corso para legitimar su colonización de Palestina. De ahí se daría el paso en las siguientes décadas a lo que Finkelstein ha denominado la “industria del Holocausto”, todo el aparato cultural construido para difundir el relato sionista sobre el genocidio judío – películas, libros, museos, fundaciones y proyectos educativos - así como para obtener y gestionar las millonarias indemnizaciones económicas de Alemania y otros países del Eje, así como de los bancos y empresas con responsabilidades en los crímenes del nazismo. El autor cuestiona el destino final de estas compensaciones, teóricamente destinadas a las víctimas, pero canalizadas y gestionadas por el movimiento sionista internacional a través de la Organización Judía Mundial para la Restitución.

¿El mal absoluto?

Esta semana en Oviedo/Uviéu, el Grupo Zivia Lubetkin, vinculado a la Asociación Asturiana de Amigos de Israel, impartía como cada año una sesión monográfica a 400 escolares de toda Asturies. La actividad lleva años organizándose en colaboración con el Principado y los centros de enseñanza. La novedad en esta edición era que se celebraba en pleno bombardeo y asedio a Gaza, retransmitido a diario en los medios de comunicación, y mientras Israel es juzgada por un posible delito de genocidio en el Tribunal de La Haya. No por casualidad, en el acto el presidente de la Asociación Asturiana de Amigos de Israel, advirtió a los alumnos de varios institutos que el término genocidio no se puede emplear a la ligera.

La idea de que el Holocausto supone un “mal absoluto” que no se puede comparar con ningún otro proceso de limpieza étnica o genocidio es una de las máximas del relato sionista. De alguna forma, cualquier analogía con otros procesos sería “banalizar” el Holocausto. Ciertamente, las magnitudes y sistematicidad del exterminio judío en Europa constituyen el grado máximo de violencia en la destrucción de una comunidad. Francisco Erice, profesor de la Universidad de Oviedo, recuerda, sin embargo, que los horrores del nazismo están directamente emparentados con los del colonialismo y el imperialismo. El campo de concentración no se inventó en la Segunda Guerra Mundial, sino en las guerras coloniales de Cuba y de los Boers, en Sudáfrica, para recluir a poblaciones civiles consideradas globalmente enemigas. La filósofa alemana Hannah Arendt, judía refugiada en los EE.UU. tras la victoria de Hitler, trazó en su obra posterior a la Segunda Guerra Mundial este origen del horror nazi en los horrores del colonialismo europeo. “Lo novedoso, además del carácter industrial del genocidio, es que la violencia se aplica sobre población europea” explica Erice, para el que si el Holocausto es “el mal absoluto”, como señalan algunos relatos sionistas, “lo que se quiere decir es que los judíos son las víctimas absolutas”.

Opinión
Genocidio Los herederos de Mandela hacen historia en La Haya
Cada día que avanza la limpieza étnica, Occidente queda más aislado en la defensa de su socio en Oriente Medio.

El autor de “En defensa de la razón” considera que el sionismo ha construido la idea de “un pueblo judío constantemente asediado y que está legitimado a cualquier cosa para defenderse” porque en cualquier momento puede repetirse el Holocausto. El fundamentalismo islámico es ahora presentado como la nueva amenaza para la pervivencia del pueblo judío, y a la izquierda que cuestiona la política de Israel de “antisemitas” y “negacionista”.

Frente a la patrimonialización del sufrimiento, tocaría una explicación global y que sirva para establecer analogías con el presente. Para Fernando Hernández, el Holocausto es un episodio histórico que debe enseñarse y explicarse en su contexto y en su pluralidad: “es como una muñeca rusa que esconde dentro muchas muñecas”. Para este autor, frente al “particularismo” del relato sionista, toca levantar una “memoria universalista” que dé cuenta de todas las víctimas: Las “Stolpersteine”, “Piedras que hacen tropezar”, un proyecto memorialístico y artístico presente en muchas ciudades, y con el que se recuerda a las personas que pasaron por los campos de concentración o exterminio, sería para Hernández “una experiencia interesante que entrecruza las muchas memorias del Holocausto”.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Palestina
Palestina Sobre Ghassan Kanafani, los fedayines y los torturados en Gaza
El pasado 13 de julio se cumplían 52 años del asesinato de Ghassan Kanafani. Su memoria y enseñanzas siguen vivas.
Sidecar
Sidecar El mismo filo de la navaja: Starmer contra la izquierda
Desde el principio de su liderazgo, Starmer y su equipo decidieron confundir el apoyo acrítico a Israel con una postura ecuánime contra el antisemitismo para poder utilizar esta confusión como un arma con la que matar a la izquierda.
Ocupación israelí
Ocupación israelí Israel reduce en un 94% el suministro de agua de Gaza y aplica un “castigo colectivo” de sed y enfermedades
El Gobierno de Netanyahu utiliza el agua como “arma de guerra”, según un informe de Oxfam Intermón, agravando una crisis humanitaria que afecta a más de dos millones de personas.
Política
Xosé Manuel Beiras “A esquerda estatal á esquerda do PSOE leva ano e medio dando un recital de apoio ao PP”
O histórico líder nacionalista analiza devagar os erros das coalicións coa esquerda federal e acredita en que o futuro da transformación social está fóra das institucións.
Migración
Migracións Burocracia para os 'refuxiados de segunda': sete rapaces malianos ante o bloqueo do Estado ao pedir asilo
Presos da guerra, chegan a un novo territorio en procura de mellores oportunidades, pero son presos de temporalidades e trámites administrativos, minguando o seu estado anímico e deixándolles estancados nun limbo temporal que os anula como cidadáns.
Derecho a la vivienda
Derecho a la vivienda García Page se escuda en los ayuntamientos del PP para no aplicar la Ley de Vivienda en Castilla-La Mancha
La regulación del precio del alquiler no está ni se la espera en las zonas tensionadas de Castilla-La Mancha. El presidente regional Emiliano García Page (PSOE) aduce que los ayuntamiento del PP y Vox no se lo han pedido.
Caso Carioca
Caso Carioca O caso Carioca a través dunha migrante explotada sexualmente: indemnización mínima e complot policial
O garda civil Armando aliábase con proxenetas e abusaba sexualmente de mulleres prostituídas facendo uso da súa capacidade para regularizar a súa situación.
Galicia
Xosé Manuel Beiras “La izquierda estatal a la izquierda del PSOE lleva año y medio dando un recital de apoyo al PP”
El histórico líder nacionalista analiza con calma los errores de las coaliciones con la izquierda federal y confía en que el futuro de la transformación social está fuera de las instituciones.
Palestina
Genocidio España tratará a 15 niños y niñas palestinas mientras quedan 10.000 pacientes que necesitan evacuación
El director general de la OMS agradece el gesto mientras pide evacuaciones médicas ampliadas, ya que solo 5.000 palestinos y palestinas han sido trasladados desde que comenzara la ofensiva israelí el pasado 7 de octubre.
O Salto medra contigo
O Salto medra contigo Eles por diñeiro, nós por un futuro mellor: subscríbete ao Salto
Sempre que unha multinacional ou un goberno intentaron cometer un atentado medioambiental no noso territorio estivemos alí para contalo. Puidemos facelo porque a nós sostennos a nosa comunidade, pero queremos chegar máis lonxe e por iso precisámoste.
Ocupación israelí
Ocupación israelí Palestina y el derecho a la resistencia: tácticas de la resistencia armada palestina
Los ataques del 7 de octubre supusieron un punto de inflexión en el retorno del debate sobre la lucha armada en Palestina, una vía no cerrada de resistencia frente a la ocupación israelí que tiene más de medio siglo de historia.

Últimas

Venezuela
Elecciones presidenciales Venezuela hacia el 28J: unas elecciones en las que por primera vez en una década cualquier cosa puede pasar
La oposición de derechas concurre sin exclusiones, vetos ni llamadas a la abstención con un candidato de consenso, Edmundo González, que podría arrebatar el poder a Nicolás Maduro.
Sphera
Sphera Cómo ser trans en Grecia: existir, resistir
Las historias de Ari, Kassiope y Paola muestran la situación de las personas trans en Grecia. Un reportaje de El Salto Vídeo para Sphera Network.
Más noticias
El Salto Radio
El Salto Radio Roses amb espines: visionàries
Amb Irene Polo i Aurora Bertrana tanquem la sèrie radiofònica sobre les pioneres del periodisme escrit en català.
Agrotóxicos
Consumo Un informe revela el cóctel de pesticidas que acompaña a las ensaladas envasadas
Solo cinco de 26 muestras están libres de tóxicos, según un estudio de Justicia Alimentaria. A pesar de que cada pesticida hallado no supera el límite legal, no se tiene en cuenta “el efecto cóctel y acumulativo” de los diferentes tóxicos.
Gobierno de coalición
Transfobia y contratos irregulares El silencio en el PSOE y la presión de los colectivos precipitan el cese de Isabel García
La directora del Instituto de las Mujeres fue elegida en noviembre de 2023 por la ministra de Igualdad, Ana Redondo. Su nombramiento lanzó un mensaje de cambio de rumbo en el Ministerio por los posicionamientos transexcluyentes de García.

Recomendadas

Arte político
Soledad Urzúa “Utilizar un desecho agrícola para crear obras de arte permite transmitir un mensaje de amor”
Llega a Madrid “Metáfora Vegetal”, una exposición de la artista chilena Soledad Urzúa. Sus obras, creadas armónicamente con colores de óleo y materiales desechados como hojas de maíz, despiertan los sentidos.
Ocupación israelí
Ocupación israelí El teatro de la libertad de Yenín: resistencia a través del arte
Una iniciativa de teatro social en medio de la ocupación y las incursiones armadas israelíes en Cisjordania.
Personas con discapacidad
Itxi Guerra Itxi Guerra, activista anticapacitista: “Lo 'diska' muestra dónde falla el capitalismo y cómo dinamitarlo”
En 'Ruptura y reparación de la máquina', esta referente del anticapacitismo argumenta la potencialidad política de la discapacidad y da pautas para convivir en un sistema discapacitante: “Las redes entre personas nos permiten vivir con la máquina rota”
Arte
Arte Miguel Ángel, Crisanto Domínguez y la blanquitud
En julio se llevará a cabo la Biena de Esculturas en la ciudad de Resistencia. Como acto previo a la bienal, el 6 de marzo pasado se emplazó una replica del David de Miguel Ángel donde debía estar situada una estatua de los pueblos originarios.