Tribuna
Restaurar la naturaleza: por el mar corren las liebres, por el monte las sardinas

La derecha europea, contra la Ley de Restauración de la Naturaleza y en defensa de la agroindustria extractivista y la insostenibilidad ambiental.
En España el herbicida glifosato se utiliza en la agricultura convencional y para exterminar malas hierbas y arbustos en parques, plazas y aceras en las ciudades.
En España el herbicida glifosato se utiliza en la agricultura convencional y para exterminar malas hierbas y arbustos en parques, plazas y aceras. Foto: Ecologistas en Acción

Jurista y eurodiputada

1 mar 2024 07:00

El reglamento que acaba de aprobar el Parlamento Europeo, la denominada Ley de Restauración de la Naturaleza, es la primera legislación integral de la Unión Europea en materia de naturaleza en 30 años (desde la Directiva de Hábitats de 1992) y establece un marco jurídico comunitario para la biodiversidad que resulta clave para cumplir compromisos internacionales recientemente acordados. La ley contiene metas y objetivos para la restauración de ciertos hábitats y ecosistemas (ríos, zonas urbanas, polinizadores, bosques, zonas agrícolas) y su aplicación depende de Planes Nacionales cuya puesta en marcha podría requerir, al menos, dos años.

A lo largo de las negociaciones, el Partido Popular Europeo (EPP) llevó a cabo una intensa campaña de propaganda para acabar con esta iniciativa. Manfred Weber la convirtió en un arma arrojadiza contra la agenda verde de la Comisión, acercándose a los postulados de la extrema derecha para buscar el voto agrícola, en un momento en que cobraban fuerza las protestas en Países Bajos, Polonia o Austria. El caballo de batalla del EPP siempre fue acabar con el Pacto Verde antes de que pudiera ponerse en marcha, fundamentalmente, en su vertiente alimentaria.

La guerra de Ucrania sirvió como una coartada razonable para suspender buena parte las obligaciones ambientales que condicionaban la Política Agrícola Común

La guerra de Ucrania sirvió como una coartada razonable para suspender buena parte las obligaciones ambientales que condicionaban la Política Agrícola Común y las movilizaciones agrarias (espontáneas o no) combinadas con la proximidad de las elecciones europeas se han visto ahora como una oportunidad de oro para asestarle un golpe definitivo. La flexibilización de las medidas ambientales de la PAC es lo que las derechas esperan utilizar como munición política. Que con tal flexibilización digan favorecer a los agricultores mientras firman Tratados de Libre Comercio que hunden sus mercados solo resulta contradictorio si se piensa en pequeños y medianos productores. Pero es totalmente coherente si de lo que se trata es de convertir a la agricultura en una industria extractiva orientada a la exportación.

Green European Journal
Green European Journal ¿Luz roja al Pacto Verde?
Con las elecciones europeas de 2024 a la vista, los grupos de activistas medioambientales temen que el Pacto Verde se convierta en el blanco de cada vez más ataques.

Lo primero que sorprende es que se considere como una incontestable amenaza verde por la Europa que apuesta por el uso del glifosato o de organismos genéticamente modificados, que retira la Directiva de Uso Sostenible de Pesticidas, posterga la legislación sobre bienestar animal y la iniciativa sobre sistemas alimentarios sostenibles o elimina los controles de condicionalidad para las explotaciones de menos de 10 hectáreas. La misma que hoy debilita las medidas relativas al barbecho, la cobertura vegetal de los campos y la rotación de cultivos con las que se intentaba evitar la pérdida de suelo fértil, frenar la desertificación (que, en el caso español, podría alcanzar al 74% del territorio), aliviar la necesidad de fertilizantes y pesticidas, contener las plagas y contribuir a la proliferación de polinizadores a base de charcas, setos y arbustos.

No hay que olvidar que la pérdida de suelo puede aumentar entre un 13% y un 22.5% en la UE y el Reino Unido de aquí al 2050 (1/5 parte de la superficie total de la UE) y será un problema muy serio porque se perderán nutrientes y materia orgánica, aumentarán los niveles de gases de efecto invernadero, seremos más vulnerables a los desastres climáticos y tendremos menos capacidad para retener agua. De hecho, según la Comisión Europea, lo que ganamos restaurando la naturaleza es mucho más de lo que perdemos: los beneficios netos pueden ascender a unos 1.706 millones de euros.

Las derechas se han empeñado en plantear contradicciones entre el campo y la protección del campo, alimentando la fantasía terraplanista del crecimiento infinito y lineal

Sin embargo, las derechas se han empeñado en plantear contradicciones entre el campo y la protección del campo, alimentando la fantasía terraplanista del crecimiento infinito y lineal, el agua inagotable y el segundo planeta. Una fantasía funcional a su particular capitalismo del desastre, que consiste en convertir el expolio de la naturaleza en una fuente de beneficios o la escasez de recursos en un nicho especulativo. Cuanto peor, mejor: a menos suelo fértil, más posibilidades de negocio. Y si a eso se une la voracidad y la prisa, la sensación de ausencia del mañana, el negocio puede salir redondo: retener suelo, aumentar su fertilidad y ahorrar en fitosanitarios, es una pésima idea si tenemos que esperar para ver resultados.

La agroindustria y la agroquímica son las grandes beneficiadas de este relato y del estado de ánimo que lleva aparejado. También lo es el oligopolio eléctrico, deseoso de apropiarse de tierras para plantar solares y eólicas o abrir minas a cielo abierto, siempre en nombre de la transición ecológica. En la lista de curiosidades habría que apuntar, por cierto, la buena recepción que ha tenido la vertiente energética del muy denostado Pacto Verde.

Opinión
Opinión Pacto verde, minas negras
Un análisis del extractivismo en el suroeste de Europa, la responsabilidad del gran capital en el mismo y su relación con la reconversión del sector automovilístico.

En fin, a partir de aquí manipular y mentir resulta fácil y rentable. El problema es que haya pequeños y medianos productores que hayan entrado de lleno en semejante juego.

En estos días hemos visto en Extremadura cómo algunas organizaciones agrarias han dirigido duras críticas a la eliminación de diques y presas que se prevén en le Ley de Restauración de la Naturaleza omitiendo que solo se habla de eliminar las estructuras obsoletas e innecesarias (artículo 9); omitiendo que cualquier medida que se adopte al amparo de esta Ley ha de tener en cuenta las necesidades sociales y económicas de las zonas rurales y la producción agrícola (artículo 11) o que lo que se recoge en el Anexo VII, que tanto se ha difundido, son simples ejemplos de lo que podría hacerse siempre que se optimicen las funciones ecológicas, económicas y sociales de los ecosistemas y su contribución al desarrollo de las regiones y comunidades pertinentes (artículo 14.16).

La verdad es que lo que deberíamos estar destacando hoy es que la biodiversidad en la Unión Europea está en crisis; que sólo el 23% de las especies y el 16% de los hábitats contemplados en las Directivas sobre Naturaleza gozan de buena salud

Extraño es que se haya pasado por alto que para todo esto los Estados están obligados, además, a garantizar la participación de los propios agricultores y otras partes interesadas (artículo 14.16) y que para evaluar la situación de los ecosistemas agrícolas se debe tener en cuenta la proporción de superficie agraria con lo que se denominan elementos paisajísticos de gran diversidad (lindes, acequias, mojones, cercas de piedra, franjas de protección, setos o árboles). En fin, hay campañas de descrédito que se desacreditan a sí mismas y que, por ignorancia o mala fe, acaban resultando inútiles a quienes deberían ser más útiles. Algo parecido a lo que ha sucedido con la demonizada Agenda 2030.

La verdad es que lo que deberíamos estar destacando hoy es que la biodiversidad en la Unión Europea está en crisis; que sólo el 23% de las especies y el 16% de los hábitats contemplados en las Directivas sobre Naturaleza gozan de buena salud. Y que esa crisis tiene que ver con la intensificación de la agricultura que conduce a la acidificación de los suelos, la eutrofización de las aguas y la deposición de nitrógeno en el aire debido a la aplicación de fertilizantes químicos. Está claro que las soluciones deben idearse con los agricultores y no contra ellos, con financiación y acompañamiento, pero para eso es importante que no nos engañemos.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Comisión Europea
Altri Veciños, ecoloxistas e científicos dan o salto a Bruxelas para frear a celulosa que ameaza o corazón de Galiza
As plataformas de afectadas e ambientalistas puideron reunirse con altos funcionarios da Comisión especializados en normativa ambiental apoiados pola eurodeputada do BNG Ana Miranda para seguir defendéndose dos intereses empresariais de Altri.
Minería
Sierra de gata, amenazada Mientras la Junta concede los permisos solicitados por la minera, crece la oposición en Sierra de Gata
Con el plazo abierto para presentar alegaciones a los proyectos mineros, la oposición vecinal crece en intensidad y organización. Ayuntamientos y Mancomunidad se manifiestan en contra del proyecto extractivista.
Opinión
Análisis Dejemos de mirar (tanto) al cielo
Breve examen de nuestra relación con el cielo, realizado desde la tierra, ese suelo dolorido, maltratado y finito bajo nuestros pies.
juabmz
2/3/2024 18:13

Para liebre Mª Eugenia, que corre que se las pela por su mar...

0
1
Paco Caro
1/3/2024 13:35

Los agricultores y ganaderos serán los que nos maten de hambre. Sus exigencias son incompatibles con la vida humana. Nos extinguiremos sin remedio, tras horribles sufrimientos.

1
0
fllorentearrebola
1/3/2024 8:04

A ver si leen este artículo algunos de esos "izquierdistas" e incluso "agroecológicos" que se pusieron a apoyar las movilizaciones objetiva y subjetivamente reaccionarías (y en determinados casos algo peor) de los agricultores españoles y concretamente extremeños, porque siguen anclados en relatos anacrónicos y románticos. Las movilizaciones del campo han estado instrumentalizadas por la derecha ecocida, las cúpulas de Asaja, Upa Coag y La Unión son enemigas del pueblo, de la salud alimentaria y de los ecosistemas, en muchos casos (Luis Cortés condenado en firme por corrupción) son decididamente corruptas y hacen fraude con las ayudas, y se han posicionado objetivamente del lado del industria agroquímica multinacional, del lado de los grandes terratenientes y sirven a los intereses del oligopolio de las grandes distribuidoras de alimentos y grandes superficies. Su agenda de reivindicaciones era decididamente antiecologista, contra el bienestar animal y aceleracionista climática, lo que han conseguido se relata en este artículo: tumbar algunas de las muy tibias medidas de transición a un modelo agropecuario más sano, sostenible y bajo en venenos y emisiones. Una agenda ecófoba y criptofascista que lamentable y vergonzosamente ha sido indirectamente apoyada por gente que se dice de izquierdas y agroecológica, por urbanitas bienintencionados que se han dejado seducir por el victimismo y la demagogia de los "sacrificados campesinos", un error imperdonable por parte de algunos de "nuestros amigos" que en el fondo han caído en una especie de negacionismo climático blando (no lo niegan de plano, pero siguen pensando y actuando como si de hecho hubiera tiempo de sobra para postergar el cambio estructural de un sector clave en cuanto a emisiones y seguridad alimentaria de la población),

2
1
Investigación
Migracións Mulleres á fronte dende o sur global
Nace unha iniciativa de investigación, intervención e acción participativa na Galiza para potenciar o diálogo e intercambio de saberes entre as voces subalternizadas das mulleres do sur global.
Elecciones
Elecciones europea Las europeas agudizan las contradicciones de Sumar y el lugar de IU sigue en disputa
Fuentes de la coalición aseguran que el puesto de Izquierda Unida en la lista de europarlamentarios todavía no está claro. Yolanda Díaz sueña con recuperar a Palop, veta a Manu Pineda y tensa la cuerda al máximo con Más Madrid.
Ocupación israelí
Ocupación israelí Acusan a una agencia pública catalana de complicidad con el apartheid y el genocidio en Palestina
Un reciente informe denuncia a ACCIÓ, la agencia gubernamental para la competitividad de las empresas catalanas, por impulsar relaciones económicas con Israel a pesar del “riesgo plausible de complicidad con genocidio y crímenes contra la humanidad”.
Catalunya
Antirracismo Las muchas voces de Catalunya: identidades diversas, segregación y más de 300 idiomas
En las últimas décadas la sociedad catalana se ha transformado con la llegada de personas migrantes, que ya suponen un 21% de la población. Aunque la exclusión y el racismo siguen ahí, en el día a día lenguas, experiencias e identidades se mezclan.
Análisis
Polarización Una inflación de insultos y demagogia
En este clima de enfrentamiento que es ya el único referente de socialización política para algunas generaciones, el ciudadano parece tener que elegir entre qué mal es menos punible e inmoral.

Últimas

Ley de Memoria Histórica
Memoria democrática La ofensiva legislativa de PP y Vox contra la verdad, justicia y reparación
Las asociaciones memorialistas del estado hacen frente común en la Unión Europea y no descartan acudir a los tribunales para defender los derechos de las víctimas del franquismo.
Cine
Cine RTLM, la radio del odio que alentó el genocidio en Ruanda
Cuando se cumple el 30º aniversario de la tragedia en Ruanda, llega a las pantallas ‘Hate Songs’, que se estrena el viernes 19 de abril, una metaficción que transcurre en los estudios de la emisora controlada por los hutus.
Laboral
Laboral CC OO, UGT y USO rechazan firmar el convenio de Decathlon al no incluir la cláusula de garantía salarial
Decathlon ha firmado el acuerdo con el sindicato mayoritario, SGICD, auspiciado por la propia empresa. El convenio para 2024-26 incluye un incremento salarial del 15%, que recupera la pérdida del 12% de los dos anteriores.
País Vasco
Los audios del PNV Itxaso Atutxa, sobre adjudicar un contrato: “Deben ser tres empresas de confianza del partido"
Hordago publica audios exclusivos grabados en Sabin Etxea que muestran a la presidenta del Bizkai Buru Batzar domesticando al entonces alcalde de Mundaka para acatar la disciplina del partido en materia de contratación pública en el consistorio.
ETA
Opinión Mis relaciones con ETA
Hay quien sigue empeñado en utilizarlo como espantajo electoral, pero es un argumento que no durará. Eso no quiere decir que debamos olvidar lo que pasó, pero sí evitar utilizar la memoria como arma de guerra y confrontación
Más noticias
Italia
Italia El gobierno Meloni allana el camino a los antiabortistas
La Cámara de Diputados italiana ha aprobado por amplia mayoría una ley que permite a las organizaciones anti-elección entrar a los centros de asesoramiento público donde acuden mujeres que están pensando en interrumpir su embarazo.
Violencia policial
Violencia institucional Iridia consigue reabrir judicialmente el caso de una muerte por pistola taser policial
Es uno de los 56 casos en los que ha litigado la entidad de derechos humanos en 2023 y en los que hay un total de 156 agentes o funcionarios encausados.
Genocidio
Rumbo a Gaza La Flotilla de la Libertad se prepara para zarpar hacia Gaza
Un carguero con 5.500 toneladas de ayuda humanitaria y tres barcos más cargados con cientos de personas, entre ellas observadores de los derechos humanos, personal médico, periodistas y políticos —incluida Ada Colau—, integrarán la Flotilla.
Personas sin hogar
Personas sin hogar “Una noche por todas sus noches” en protesta por las personas sin hogar en Granada
El cierre de un centro de acogida nocturno en el centro de la ciudad, que acogía a más de 50 personas, ha agravado la ya precaria situación de acogida de las personas sin hogar

Recomendadas

Cuba
Proyectos artísticos en la isla El arte y la cultura como válvula de escape para resistir la crisis en Cuba
Entre todos los desafíos que enfrenta Cuba, el arte y la cultura se mantienen como refugios de creatividad y resiliencia.
Anticapitalistas
Miguel Urbán “En el inicio de Podemos dijimos que sin autoorganización nos iban a hacer mierda... y nos han hecho mierda”
El eurodiputado más longevo de la llamada política del cambio no repetirá en las elecciones de junio. Miguel Urbán repasa los asuntos más importantes del espacio de la izquierda institucional y las perspectivas de futuro de la Unión Europea.
Especulación urbanística
Turistificación Canarias dice basta: activistas organizan una movilización histórica en las islas frente a la turistificación
Precarización, pobreza, desigualdad y dificultad de acceso a la vivienda, así como la enorme contaminación de los espacios naturales causada por el modelo turístico, son algunas de las problemáticas por las que Canarias sale a la calle el próximo 20 de abril.