Opinión
Pacto verde, minas negras

Un análisis del extractivismo minero en el suroeste de Europa, la responsabilidad del gran capital en el mismo y su relación con la reconversión “verde” del sector automovilístico.
Cáceres Mina no Globo
Imagen de la cadena humana contra la mina de litio de Valdeflores, al lado de la ciudad de Cáceres, que congregó a varios miles de personas. Fotografía: Miguel Barquilla Fernández

Jurista y eurodiputada

12 mar 2021 10:00

La Unión Europea ha comenzado su veloz y voraz carrera por la autosuficiencia energética. Su nuevo Plan de acción sobre materias primas fundamentales apuesta por fortalecer el abastecimiento interior y reactivar la minería dentro de sus fronteras. Las cadenas de suministro son vulnerables y nuestros recursos han estado infraexplotados porque las inversiones eran costosas, los estándares ambientales altos y las resistencias sociales estaban organizadas. La cuestión es que ahora todo eso tiene que cambiar: las minas a cielo abierto son más rentables y la urgencia por emplear los fondos de reconstrucción según criterios europeos nos dotará de la agilidad administrativa que antes nos faltaba. Quedará pendiente desactivar las resistencias ciudadanas y poner en jaque, si hace falta, a las autoridades locales, pero eso se solucionará con la tramitación exprés de los proyectos mineros, la financiación de la Unión Europea y la perenne promesa de puestos trabajos en un momento crítico.

Minería
Minería a cielo abierto en Extremadura Poderosos intereses tras el litio de Cañaveral, en Cáceres
A propósito de la mina de Cañaveral, una aproximación para conocer la red institucional, empresarial y de proyectos industriales tras el litio extremeño

La transición hacia la movilidad eléctrica y la digitalización se impone por exigencia del Pacto verde. La idea es cerrar minas de carbón en unas zonas y abrir minas de litio en otras, para reducir las emisiones de dióxido de carbono en tiempo récord y seguir jugando al crecimiento insostenible con el comodín de las baterías eléctricas. Europa no renuncia a la eterna cuadratura del círculo una vez asumido, tarde y mal, que el continuo expolio de recursos ajenos nos viene a pasar factura. La historia se repite, solo hay que determinar cuántas repeticiones nos quedan.

En fin, empecemos por el principio. Está claro que en la lucha contra el cambio climático las emisiones importan, pero sería absurdo negar que les importan más a unos que a otros. En los tiempos que corren, la geografía es un vector trascendental para hacer política, y la política consiste en pelear para que nuestras condiciones territoriales entren también en la agenda. Los Países Bajos, por ejemplo, están especialmente interesados en una visión estrecha y reducida del compromiso climático. Lo más importante para ellos, como para otros países del norte, es evitar su particular catástrofe ecológica, sin sacrificar, por supuesto, el modelo económico que lideran y tantos beneficios les reporta. Primero, gracias a la desindustrialización del sur europeo; ahora, según calculan, gracias a su profundización.

Europa no renuncia a la eterna cuadratura del círculo una vez asumido, tarde y mal, que el continuo expolio de recursos ajenos nos viene a pasar factura. La historia se repite, solo hay que determinar cuántas repeticiones nos quedan

De hecho, en la tensión que se produjo en el eje norte-este de Europa durante la negociación de los fondos de reconstrucción, y que tan bien escenificaron Países Bajos y Polonia, jugó un rol esencial el reparto de las cargas que acarreará la estrategia ecológica común. Y en esta coyuntura hay que preguntarse cuál es el papel que quiere desempeñar el suroeste europeo. Quienes vivimos en esas latitudes deberíamos situar nuestra propia óptica, coordinar esfuerzos y apostar por nuestro futuro en otros términos. De hecho, si no lo remediamos, en España pueden reproducirse las sempiternas disputas noreste-suroeste para retrotraernos a marcos estratégicos y discursivos felizmente superados. Ahí late la siempre bien hallada contienda Extremadura-Catalunya de la que tanto rédito han sacado algunos.

El suroeste europeo está gravemente amenazado por una desertificación creciente y nuestra lucha debería ser, ante todo, la de incorporar esta variable al Pacto Verde Europeo. La apertura de minas solo puede empeorar esta situación. En Extremadura sufrimos la amenaza de 230 proyectos mineros que, entre otras cosas, contaminarán nuestros recursos hídricos y acabarán con las escasas reservas de agua que tenemos. Nuestro primer objetivo tendría que ser el de debatir sobre emisiones y sequías, y empezar a defender el agua como bien común y no como bien de mercado.

El suroeste europeo está gravemente amenazado por una desertificación creciente y nuestra lucha debería ser, ante todo, la de incorporar esta variable al Pacto Verde Europeo. La apertura de minas solo puede empeorar esta situación

En segundo lugar, no deberíamos poner todos los huevos en la misma cesta, como sucedió en la crisis anterior con el sector de la construcción. Está claro lo que representa la industria del automóvil para España, pero lo cierto es que el coche eléctrico no va a solucionar todos sus problemas y puede ser, además, una apuesta insostenible. El coche eléctrico exige un considerable aumento de la potencia eléctrica y una reestructuración integral de toda la red, más puntos de enganche que gasolineras, grandes sistemas de almacenamiento de electricidad y un gasto energético brutal. Los vehículos eléctricos exigen, cuando menos, duplicar los recursos que se emplean en los de combustión y no suponen una gran reducción de emisiones. Por lo demás, el número de vehículos eléctricos siempre será menor que el del parque automovilístico actual, por lo que no podrá sostenerse en las mismas condiciones. Lo cierto es que, en una situación de emergencia climática, las posibilidades de reconversión del sector automovilístico son estructuralmente limitadas. De manera que apostarlo todo a esa carta puede ser engordar para morir o, en el mejor de los casos, y para unos pocos, volver al efímero nuevorriquismo del pelotazo.

Industria
Industria del automóvil postcovid-19

Si no rompemos con esa ligazón que condiciona los derechos sociales a la tenencia de un empleo, no podremos avanzar en la dirección que queremos. Desde ESK queremos poner el foco en la renta básica, como herramienta que nos permite desligar ingresos y derechos sociales del empleo, y por tanto puede ser un vector de avance hacia la transición ecológica.

Por lo demás, la minería es un contribuyente neto al cambio climático y la destrucción del medio ambiente. Hoy es la responsable del 23% de los gases de efecto invernadero en el mundo, según datos del Panel Internacional de los Recursos. De manera que esa economía “climáticamente neutra” no se va a alcanzar con políticas extractivistas. Está claro que no queremos ver el elefante en la habitación y que nos mata la prisa hasta para morirnos.

En tercer lugar, confiar en la bondad de las multinacionales es ponerle una vela a dios y otra al diablo, siendo generosa. Con los Tratados Bilaterales de Inversión (TBI), una multinacional puede arruinar por completo no ya a un gobierno, sino a todo un Estado. Los tribunales de arbitraje les ofrecen un marco idóneo para liderar avalanchas de denuncias judiciales en el momento en que se vean mínimamente mermados sus beneficios. Cubrir el lucro cesante es la gran bicoca de los bufetes de abogados que trabajan para estas empresas, como estamos viendo ya con las medidas sociales adoptadas a causa de la pandemia o ha sucedido recientemente en Alemania, con el cierre de las nucleares. No hay presupuesto estatal que pueda saciar la codicia de un capital privado difuso, sin arraigo y completamente descontrolado. Solo con mirar lo que está sucediendo en México y otras zonas de América Latina, deberían activarse todas las alarmas.

En una situación de emergencia climática, las posibilidades de reconversión del sector automovilístico son estructuralmente limitadas. De manera que apostarlo todo a esa carta puede ser engordar para morir

Para terminar, ¿cuál es el horizonte de esta política de transición verde? Las reservas de minerales se habrán agotado antes de acabar con las emisiones en 2050 y sus residuos quedarán enterrados en los mismos lugares en los que se encontraron, convertidos ahora en simples y apestados vertederos. Se calcula que las reservas mundiales de litio se agotarán en unos 20 años. El boom especulativo es siempre cortoplacista y deja tras de sí un cúmulo de basura que no sabemos gestionar. Hay quien piensa, inteligentemente, en reciclar las actuales baterías para producir energía y hay quien está obsesionado con fabricarlas cuando aún no sabe ni cómo reciclar una pila. El reciclaje del litio está por debajo del 1%… ¿Cómo es posible que nuestro primer pensamiento no se dirija a cultivar esta idea tan sencilla?

Señalar en el mapa las zonas de sacrificio que, como Extremadura, se quieren destinar a extraer recursos y excretar residuos, para favorecer espacios dedicados a la producción y el consumo, perpetúa la injusticia social y la espiral especulativa en la que llevamos años sumergidos. Bajo los ropajes del Pacto Verde podría esconderse el ‘nuevo’ diseño regional de Europa.

Informar de un error
Es necesario tener cuenta y acceder a ella para poder hacer envíos. Regístrate. Entra na túa conta.

Relacionadas

Neocolonialismo
Francia El níquel, la batería detrás del proyecto de recolonización de Macron en Nueva Caledonia
Las protestas de la población canaca se producen contra una reforma electoral que beneficiará aún más a los colonos asentados recientemente en la isla. De fondo están los beneficios de la minería de níquel, que la metrópolis quiere acaparar.
Minería
Minería en Extremadura Iberian Resources Spain quiere reabrir la mina de wolframio de La Parrilla mientras adeuda 4,7 millones
La compañía, pantalla de la minera W Resources y del fondo Black Rock, se declara incapaz de acometer sus deudas. Mientras tanto, asegura disponer de los recursos millonarios necesarios para reiniciar la extracción de wolframio en la polémica mina.
Ecología
Medio Ambiente Grupos ecologistas se movilizan contra la reapertura de la mina de Aználcollar 26 años después del desastre
Los colectivos ecologistas llaman a la movilización ciudadana 26 años después del desastre de Aznalcóllar ante la próxima reapertura de la mina y la aprobación del vertido de 85.520 millones de litros de agua contaminada al Guadalquivir.
manusenderista
14/3/2021 21:40

Excelente explicación de este embrollo minero en el que sin comerlo ni beberlo, nos han metido al pueblo extremeño. Gracias M. Eugenia por estar!!!!

1
0
#84895
14/3/2021 16:39

Gracias por participar en el encuentro de Cáceres, con la plataforma Salvemos la Montaña. Me emociona escucharte defendiendo nuestro medio ambiente y la vida de nuestros pueblos, de la barbarie de la minería. También sigo con atención a Irene de Miguel que también ha tratado este tema en la Asamblea de Extremadura ¿Podéis hacer algo para cambiar la LEY de MINAS de 1975 que sigue vigente en nuestro país? Los ciudadanos estamos indefensos ante las grandes empresas y todo el dinero que mueve la minería.

1
0
#84783
12/3/2021 23:20

Brillante, como siempre.

2
0
#84770
12/3/2021 17:57

Qué bueno, María Eugenia

2
0
#84728
12/3/2021 10:15

Excelente análisis

2
0
Laboral
Laboral El Consejo de Ministros aprueba la prevalencia de los convenios colectivos autonómicos y provinciales
La medida entrará en vigor el miércoles 22 de mayo cuando el BOE publique el decreto. Las patronales españolas, Comisiones Obreras y UGT apostaban por la estatalización de los convenios colectivos.
Genocidio
Genocidio Karim Khan: el tipo duro que ha puesto contra las cuerdas a Netanyahu y de los nervios a Biden
La decisión de la Fiscalía del Tribunal Penal Internacional de solicitar órdenes de detención contra los jerarcas israelíes responsables de la masacre de Gaza genera división entre los países europeos e indigna al gobierno de Estados Unidos.
Biodiversidad
Biodiversidad Natura 2000: una red de protección medioambiental amenazada por la agricultura
La pieza central de las políticas de protección medioambiental ha sido incapaz de frenar el avance de la agricultura intensiva en zonas sensibles. Visitamos tres ecosistemas protegidos en España, Portugal y Alemania para comprobar su impacto
Alemania
Extrema derecha “Es imposible confiar en el Estado alemán y su policía en la lucha contra los neonazis”
En Alemania, el movimiento antifascista se enfrenta a una oleada de represión, mientras que las elecciones de septiembre auguran la victoria del partido de extremaderecha Alternativa para Alemania en diferentes estados.
Contigo empezó todo
El Salto libros El Salto lanza su propia línea editorial con un libro sobre la otra historia de España
El Salto Libros se estrena con el volumen ‘Contigo empezó todo’, del periodista Eduardo Pérez, otra visión de la historia de España a través de 30 episodios olvidados. Suscríbete y te lo enviamos gratis.
Congreso de los Diputados
Congreso de los diputados Solo el voto en contra del PP evitaría que pasara su primer trámite la ley del PSOE contra el proxenetismo
Al primer partido del gobierno le bastaría una mayoría simple para comenzar el trámite de la propuesta del ley que presentó en solitario al Congreso de diputados. Aún y con ello grupo popular no les regalará el sí directamente en este primer pulso. Sumar hecho público su 'no' ya que considera que la propuesta del PSOE no aborda ninguna solución.
Análisis
Neoliberalismo Aquelarre fascista en Madrid: el auge de la aporofobia
El desaguisado argentino, VOX, Meloni, Le Pen, Trump, Bolsonaro, … son la consecuencia final lógica de un sistema de gobernanza que ya ha fracasado, el neoliberalismo.

Últimas

Industria
Transición ecosocial El sindicato ELA se prepara para demandar a la multinacional Stellantis por el cierre de la fábrica Mecaner
Considera que Stellantis ha podido vulnerar derechos básicos como la tutela judicial efectiva y la libertad sindical al empujar a los trabajadores a elegir una indemnización que triplica el mínimo y que implica renunciar a una demanda colectiva.
Crisis climática
Overshoot Day España entra en déficit ecológico
Este 20 de mayo se cumple el Día de la Sobrecapacidad de la Tierra en España, lo que significa que el país ya ha consumido el límite de recursos naturales por año que permitiría al planeta regenerarse.
Más noticias
En saco roto (textos de ficción)
En saco roto Tamujas
Lo que ocurrió fue que nos limitamos a escribir sobre una página en blanco la fecha del día, el nombre de la asignatura y las palabras que el profesor había escrito en el encerado. Eso fue todo.
Laboral
Convenio colectivo UGT, LAB y CC OO aceptan formalizar el contrato fijo discontinuo parcial en los polideportivos de Bizkaia
El preacuerdo atiende la reivindicación de la semana de 35 horas, por lo que, junto con los incrementos salariales, el valor de la hora de trabajo aumenta en un 20,8%. ELA ha rechazado el preacuerdo y mantiene la huelga en al menos 18 centros.
Irán
Irán La muerte del presidente de Irán sacude un escenario internacional convulso
Teherán comunica la muerte de su jefe de Gobierno, Ebrahim Raisi, y su ministro de exteriores, Hossein Amirabdollahian, después de que su helicóptero se estrellara en la tarde del domingo.
Movimiento BDS
Palestina La Universidad Autónoma de Barcelona y la ciencia europea al servicio de Israel
Una investigación destapa los lazos entre la universidad catalana y el entramado universitario israelí, así como sus vínculos con tecnologías armamentísticas.
Medio ambiente
Contra la planta de biogás La Coronada vuelve a movilizarse contra la planta de biogás
La Coronada (Badajoz) alberga ya un macrovertedero y sería la principal perjudicada por la planta de biogás proyectada en la vecina localidad de Villanueva de la Serena.

Recomendadas

Literatura
Día das Letras Galegas As poetas queer ante Luísa Villalta: “A poesía é unha ferramenta para poder cambiar o espazo que habitamos”
Afra Torrado, Cinthia Romero e Lara Boubeta, tres poetas disidentes galegas, xúntanse para reflexionar sobre o seu vínculo coa poesía, a importancia de referentes na literatura e a implicación que ten o Día das Letras Galegas.
Feminismos
Feminismos Ana Requena y June Fernández: periodistas, feministas… e intensas
Estas dos comunicadoras comparten amistad, oficio y edad: cumplirán este año los temidos cuarenta. Por fortuna, en las presentaciones del último libro de Ana Requena, ‘Intensas’, las señoras suelen contar que una se libera con los años.
Migración
Migraciones Patera vacía: navegando en la necropolítica migratoria
Seguimos a un grupo de gente que se resiste a aceptar el designio de la suerte y del azar que hace que haya víctimas o supervivientes de manera injustamente aleatoria.
Periodismo
Jesús Cintora “Nunca había estado tanto tiempo fuera de la televisión o la radio... no sé por qué será”
El expresentador de Las mañanas de Cuatro publica ‘El precio de la verdad’ (Editorial B, 2024), un ensayo sobre el estado actual del periodismo español.